lunes, 11 de mayo de 2009

UNA VEGA SIN PARQUE


No sé si ustedes han oído hablar del Parque del Milenio. Supongo que unos más y otros menos, y probablemente lo que menos, quienes no viváis en Granada. Bueno, pues os cuento un poco, antes de dejaros con el artículo sobre el asunto, por mí firmado, que hoy ha publicado Ideal
El Milenio en sí, es una parida de la Junta, que intenta convencer al granadino medio que la Junta se va a volcar con Granada en estos próximos años, a pesar de que no lo haya hecho casi nunca.
Pues bien, dentro de esta parida a algún gerifalte propio o extraño se le ha ocurrido hacer un Parque en la Vega Sur, que es algo parecido a hacer un cráter en la Luna. Y, claro, existe una enorme contestación social y vecinal  para que la Junta -ni nadie- no ponga sus manos en ese vergel natural que es la Vega granadina. 
Espero que esa pequeña introducción sea válida si nada conocíais sobre el asunto. Ahora os dejo con el artículo transcrito, toda vez que si no se lee directamente en el periódico ya no es posible hacerlo en la edición on-line de Ideal. Recordaros que sigue totalmente vigente, a continuación, la reflexión sobre la prueba de Santa Fé que -os aseguro- tiene un enorme significado en la vida de este corredor.


            UNA VEGA SIN PARQUE

 

            Una de las noticias más desternillante que uno ha podido escuchar en los últimos meses es ese proyecto que postula la Junta de Andalucía de hacer un parque en la Vega, que es algo similar a hacer un cráter en la luna. Y, claro, si el asunto sólo se quedara en desternillante bien podríamos esbozar una ligera sonrisa y a continuación seguir pensando en cosas serias.

            Pero no, el asunto parece que quiere ir más allá. Es más, ya está integrado en una parida llamado Milenio, que pareciera consistir en una serie de actuaciones que se llevarán a cabo en Granada cada mil años a tenor del abandono de esta provincia por parte del gobierno andaluz, ante el silencio escandaloso de sus correligionarios provinciales.

            Sin embargo, no tratará este artículo de otra cosa que no sea la defensa a ultranza de la Vega granadina. Es decir, tratará de intentar convencer a quien corresponda que la Vega de Granada no se toca porque es un vergel natural, que ya estaba aquí desde la noche de los tiempos. Y porque tocándola ya no sería Vega, sino el parque de la Vega. Y es lo que hay que intentar detener. A toda costa.

            Las planificaciones que se llevan a cabo en los despachos se pueden hacer, en el peor de los casos, amparándose en el desconocimiento o en la arrogancia, que pueden llegar a ser la misma cosa si no se remedia. Y quiero creer que proscrita la arrogancia en los tiempos actuales, sólo queda el desconocimiento, enfermedad de fácil curación si existe la predisposición para ello. Así que hay que buscar con rapidez esa medicina para evitar lo, aún, evitable.

            En Granada están surgiendo cada vez más voces en contra de ese engendro de proyecto y me produce desasosiego que una vez más no se escuche la palabra ciudadana.

            Este asunto lo valorarán algunos como mesianismo. Y otros aludirán a la siempre recurrente fórmula del provincianismo. Pero nada de esos atributos existen en la negación de ese proyecto, como tampoco existirían negando el embovedado del Guadalquivir a su paso por la capital andaluza, ni convertir en centro comercial las ruinas romanas de Baelio Claudia.

            Hablé antes del desconocimiento. Que efectivamente podría ser curado si existiera el más mínimo interés en sumergirse en este singular entorno. Visitar el entorno de Granada, sumergirse en las alamedas de los términos de Fuente Vaqueros, Santa Fé y Pinos Puente; dejarse atrapar por el rumor de las acequias o por el frescor de las noches de verano; o pasear por los caminos y veredas naturales rebosantes de naturaleza viva; escuchar el croar de las ranas junto a las hazas recién regadas, o acompañar con la vista el vuelo de un pájaro que acaba de asistir a un banquete en los fértiles campos. Nada de eso debería ser ignorado.

            Soy conocedor que el proyecto – por suerte – no se alargará a estos lugares idílicos que cito, pero acometiendo un parque en la Vega Sur que rodea la capital granadina se diezma todo aquello que menciono, ya que este espacio natural es un todo indivisible.

            La Vega, junto a la Alhambra y la Sierra, son la esencia de Granada. Elementos sin los cuales la provincia no se comprendería, y si no se entiende eso es que nada se entiende de esta tierra.

            Como miles de granadinos he nacido en la Vega. Desde siempre he considerado que aquello que veía cada mañana nada más amanecer no era otra cosa que el orden natural de las cosas. Algo que ha estado ahí como consecuencia de un don natural, casi sagrado, como un dogma de fe inexpugnable protegido cada día por los agricultores y vecinos. Es más, en algunas localidades – no todas, por desgracia- de este entorno natural no ha sido necesario dictar medidas legales protectoras de este espacio verde, porque su conservación estaba más en la conciencia de las personas que en las leyes, más en el derecho natural que en el positivo, si bien llegaron tiempos en los que determinados responsables públicos no supieron leer ese sentido conservacionista en los ojos de sus vecinos.

            Esperemos por tanto que el gobierno andaluz se impregne de un mayor espíritu proteccionista y asuma que entre las carencias infraestructurales de Granada no se encuentra la Vega. 

             



13 comentarios:

  1. Pero ¡Vamos a ver ! Si la vega YA ES UN PARQUE natural y está (o debiera estar) protegido, ¿ qué tipo de "parque" quieren hacer ?
    ¡ Como no sea a base de ladrillos ! (la medida anti-crisis que nos predica ese individuo con bigote)

    ¿ Por qué no plantan (o replantan) buenos maizales, perales, melocotoneros, habas, etc. etc. ?

    Todavía recuerdo que hace poco querían poner el ferial en plena vega. Aparacamientos incluídos.

    ¡ Qué desvergüenza !

    Saludos republicanos. Toni Sagrel.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico artículo, amigo. Además, sabes que a pesar de no ser granadino, me identifico plenamente con esa Vega amplia y límpida, que tantas sensaciones me transmite. Ese desfile de alamedas que tanto sosiego y calma me aporta... y sobre todo esa misteriosa bruma que emerge de entre lo árboles en invierno. Esperemos que esos planes se queden en el despacho y no aportemos otro tachón en el sentido común del orden del mundo.

    Me han entrado muchas ganas de correr por allí de nuevo. A ver cuándo quedamos de nuevo

    ResponderEliminar
  3. Hay que mantener la Vega a toda costa. Pero tambien hay que hacerla más "pública", más práctica, más viable, más accesible que los agricultores vendieran sus productos diractemente al público "in situ". Algo parecido a la fuente de la bicha.
    Una vez más la Junta de Andalucia tomandonos el pelo a los granaínos. Ese el verdadero proyecto de un tio sin bigote.
    ¿¿Cuando lucharemos los graníanos por lo nuestro??.
    Aleandro.

    ResponderEliminar
  4. Si era granadina la cosa, pero da igual, siempre gusta leerte.

    Y no venía en el Ideal que estoy obligado a comprarlo por una colección fotográfica.

    Gracias por el aviso.

    ResponderEliminar
  5. ¡Ay Amigo! Cada vez que un Iluminado tiene una idea, en estas tierras, echémonos a temblar. Yo no conozco mucho la vega y lo que queda de ella por la zona de Cullar, Churriana y Armilla es nada. A mí me da que parte de esos movimientos vecinales solo buscan que les den permiso para macizar, llegado un nuevo anillo de la Circunvalaciçón. Pero vamos, que el Parque del Milenio no se lo cree ni el gato.

    PD.- ¿Qué tal vas con Sankara?

    ResponderEliminar
  6. Estos politicos siempre en su linea...para que hablar mas....
    respectoa Santa Fe, tu cronica lo relata perfectamente.En los 1oooo cuesta la vida bajar, porque hay que correr rápido, y a menudo nos preparamos para distancias mas largas. Ademas segun esos entrenos quizas fuiste "cansaillo"...hay que descansar mas! saludos

    ResponderEliminar
  7. Toni, es justo lo que pensé cuando me puse a redactar el artículo. Era necesario darle duro. Tú lo has dicho ¡ Qué desvergüenza !.
    Parece que la Leti se mosqueó por lo de su culo. Saludos repuplicanos.

    Gracias Javi. Sé que amas la Vega, por lo que has interpretado perfectamente el artículo. ¿Correr por allí? Ya sabes que siempre estoy dispuesto. Tú mañana no podrás porque estás en Almería, pero yo me soplo 12 kilómetros por allí, fijo.

    Aleandro: Tenemos lo que nos merecemos ¿ no crees ? Lástima que no vengas a la Ragua. Una idea: invita a tu abuelo en La Calahorra a pierna de cordero..

    Jesús, gracias amigo. Sospechaba que este no entraría en la edición de Jaén al ser muy "granadino". A ver si los siguientes sí. Te avisaré.
    Me gusta el halo literario que va adquiriendo tu blog. Ya me contarás lo de la revista argentina.

    ¡ Dios mío, Jesús! Que ayer me acojonaste con tu correo. Ya nos contarás lo del aciago viaje.
    Estoy satisfecho que Ideal se haya hecho eco de mi cabreo en torno al parque de la Vega. Eso hay que pararlo...

    Paco, llegué hecho mierda a Santa Fé. No planifiqué bien la semana de entrenamiento. Pero ya sabes que correr también se compone de eso. Saludos y espero que vayan mejor esos gemelos.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto Alter, me está gustando mucho el Caso Sankara de Antonio Lozano. La nación retrospectiva la domina a la perfección.

    ResponderEliminar
  9. No conozco la Vega Granadina, aunque si por tus entradas como corredor. Pero como dice Toni Sagrel, si ya es un parque natural ¿para que tocarlo?
    Estos politiquillos....Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. http://plataformaparqueenrenfe.blogspot.com/

    Jose Antonio, ¿es éste el parque al que haces referencia? o ¿hay 2 parques del milenio?...porque éste parece que no se ubica en la vega.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Paco, estoy convencido a que no se atreverán a tocar la Vega, ya que está muy arraigada en el ideario colectivo de Granada. Saludos.

    Abel, efectivamente es el mismo parque. El blog que citas pugna porque se haga ese parque en los actuales terrenos de la estación de Renfe, que como bien sabes es una zona horrible que necesita más que un arreglo. Además se aprovecharía todo el terreno ya que el Ave llegará soterrado.
    Ese mismo parque del Milenio lo quieren hacer los listos de la Junta en la Vega. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Gracias por la aclaración José Antonio.
    Como siempre, ausencia de ideas interesantes y constructivas en el ámbito de la política, y por contra, propuestas catastróficas un día sí y otro tambien.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LA VIDA BOHEMIA (Finlandia, 1992)

Si hablamos de cine finlandés, es probable que muchos no tengamos nada qué decir, pero distinto es hablar del cine finlandés de Kaurismäki...