Mostrando entradas con la etiqueta CÉSAR GIRÓN. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CÉSAR GIRÓN. Mostrar todas las entradas

07 enero 2013

LIBROS: CASO CERRADO, DE CÉSAR GIRÓN

En estos días navideños pasados, donde el tiempo se dilata, he acabado varias lecturas iniciadas en el mes anterior. Una de ellas ha sido "Caso Cerrado", la novela del granadino César Girón, último premio Internacional de Novela Negra 'Ciudad de Carmona', y a cuya presentación acudí a mediados de octubre. Avalada como estaba por Jesús Lens, miembro del jurado que otorgó el premio, le hinqué el diente casi en cuanto me hice de ella; y ciertamente, estamos ante una enorme novela de género negro, una 'Granada de Trhiller', como bien escribió César en mi ejemplar cuando le pedí la dedicatoria del libro. 
Una novela de estructura compleja y muy imaginativa. Partiendo de un suceso real acaecido en la Granada franquísta de 1969, un homicidio -es probable que asesinato- perpetrado en las proximidades de Río Darro -lugar en el que apareció el cadáver-, en las faldas de la Alhambra y muy cerca del Paseo de los Tristes, ha servido como argumento para que el escritor granadino desarrolle una novela de 400 páginas, muy copiosa en datos jurídicos -se observa bien la profesión del autor- y lugares imprescindibles de la geografía de la ciudad de Granada, campo en el que el autor es experto y autor de varios libros sobre calles, monumentos, lugares históricos y la propia historia de esta ciudad milenaria. 
El ejercicio llevado a cabo por César Girón conlleva un esfuerzo literario titánico, tanto por el buen número de personajes como por los minuciosos datos y estructura milimétrica que la novela soporta. Además, como buena novela negra, nada es lo que parece y cada página es una nueva oportunidad para sorprenderse de los vericuetos y la complejidad que esconde el alma humana. 
Seres dispares que pululan por la ciudad de la Alhambra henchidos de secretos y pasiones. Y de fondo una Granada imbuida en pleno franquísmo, en el que la justicia no aflora de forma automática y donde la ley, la moral y esa misma justicia casi nunca van van de la mano. 
Pero como también ocurre en toda buena novela negra, existen seres idealistas, personas inasequibles al desaliento que intentan no detenerse ante nada ni ante nadie si creen que de esa forma se consiguen algunos gramos de dignidad, sensatez y justicia. 
Y todo lo encontraremos bien repartido y estructurado en esta novela de copiosa documentación y enormes y bien trabajados diálogos, contada en primera persona la mayor parte de ella por su principal personaje, el abogado Celso Costa. 
Por tanto, si andáis buscando algo emocionante para leer y que además sea de género negro, no tenéis elección. Os la aconsejo.

12 octubre 2012

MOMENTOS QUE PERMANECEN EN EL RECUERDO


La tarde-noche, víspera de este fin de semana largo y festivo de octubre, se compuso de esos momentos que permanecen muy gratamente en el recuerdo, en una Granada aderezada ya con los primeros indicios del otoño que llega retozón este año, si bien desplegará todo su encanto sin fisuras ni aviso en breve, como suele ocurrir siempre en esta ciudad, tan acostumbrada a suprimir por el arte del birlibirloque estaciones meteorológicas.        
De esa guisa y con ese cuadro de fondo, asistí a la esperada presentación de la novela negra ambientada en la Granada de finales de los sesenta -ganadora del  VI  premio Internacional de Novela Negra de la Ciudad de Carmona-, que se celebró en el Teatro de CajaGranada -o lo que sea ya esta vieja institución financiera granadina-. Con el autor, mi buen amigo César Girón, varios conocidos, escritores y periodistas granadinos, y el editor, el siempre polifacético y activo exministro de Trabajo Manuel Pimentel.  
La presentación de un libro siempre tiene varias lecturas y en él hay lugares comunes. Lógicamente, mucho agradecimiento, muchos panegírico, pero también elementos de calidad y verdadero interés. Y de estos últimos hubo muchos en la presentación de 'Caso Cerrado', porque el autor, enorme conocedor de la historia de Granada, así como de cada uno de sus miles de rincones (doy fe que andar con César Girón por las calles de Granada y es mirar la ciudad con otros ojos), nos supo desgranar con maestría esa especie de 'Making of' de la novela, mitad realidad, mitad ficción, como suelen ser las cosas en esta curiosa y misteriosa ciudad, de la que Pimentel afirmó que es la menos provinciana de las ciudades provincianas. A lo mejor tiene razón.
Y de todo eso, y de todo lo divino y de todo lo humano, tuvimos mucho tiempo de hablar mi buen amigo y Alter, Jesús Lens y yo, sentados ambos frente a frente en torno al calor de un buen bar, acabando una tras otra Alhambras especiales fresquísimas, hasta casi llegada la medianoche. Pudimos estar la madrugada entera, porque ha habido demasiada dilatación en nuestros encuentros -cosa que hay que remediar-,  pero comprobamos que las persianas del bar ya comenzaban a bajarse y tocaba retirada. 
Mucha conversación sobre proyectos, sobre literatura, sobre correr, sobre la difícil época que estamos pasando en este país, sobre escribir....Son momentos éstos en los que te reencuentras con lo verdaderamente esencial en la vida, que no son otra cosa que dos atributos en principio simples pero a la vez complejos: la buena conversación y la amistad, aderezado todo con un excepcional tapiz de libros y cultura de fondo.   

AQUÍ UNO QUE DECIDE ABANDONAR LAS REDES SOCIALES

  Yo siempre he entendido que las redes sociales son Facebook, Twitter e Instagram, por citar las más conocidas y usadas por todo el mundo, ...