Mostrando entradas con la etiqueta CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS. Mostrar todas las entradas

21 diciembre 2017

CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS EN PROMOCIÓN GRATUITA HASTA EL 25 DE DICIEMBRE.

Amigos fieles de esta bitácora. Quisiera comunicaros que desde hoy, 21 de diciembre, hasta el próximo 25, estará en promoción gratuita mi primer libro Conversación en la taberna y 41 relatos en Amazon y no me gustaría por nada del mundo que tuvierais la oportunidad de descargarlo, incluso, aunque lo tengáis en papel, ya que de esa manera lo podréis transportar a más lugares en vuestros dispositivos electrónicos. Lo recomiendo Ebrolis y yo os lo ofrezco. Podéis descargarlo en este enlace.


https://www.amazon.es/CONVERSACI%C3%93N-EN-TABERNA-41-RELATOS-ebook/dp/B0782Z5W96/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1513895447&sr=8-1&keywords=CONVERSACION+EN+LA+TABERNA+Y+41+RELATOS

Espero os parezca interesante si aún no lo habéis leído. 

10 diciembre 2017

UN LIBRO NACE Y CASI NUNCA MUERE

Un libro posee una intrahistoria propia, incluso, ajena a su creador; incluso, a su lector. Cuando escribes algo, ya sean relatos, novela, poesía o ensayo, es posible que no sepas que estás escribiendo un libro. Éste se exterioriza, adquiere forma mucho más tarde, si es que llega a adquirirla. Un relato o un poema no hacen un libro, pero sí pueden hacerlo un conjunto de ellos. Luego, el destino, el tesón del autor, el interés de un editor y la siempre necesaria apuesta de los lectores, harán que se convierta en un libro. De ahí que no crea demasiado en quienes dicen que están escribiendo un libro.
     Un poco de todo eso es lo que pasó con mi primer libro, éste del que hablo ahora. Llegó el día en el que, por casualidad, consideré que podía ser un buen momento para que ese puñado de relatos escritos a lo largo de meses y años se convirtiera en libro, pero llegué a esa conclusión por casualidad. Es una historia muy larga, por tanto nos os voy a aburrir con los detalles, tan solo decir que un relato fue plagiado y si bien no entré en pánico, sí consideré que la mejor manera de proteger ese relato u otros hipotéticos que pudieran tener el mismo destino, era incluyéndolo en un libro junto a otros que tenía escritos, algunos inéditos y otros publicados en prensa o en antologías de premios literarios. Consideré que ese sería el mejor camino. Un libro en el que el lector identificara sin fisuras quién era el autor de los relatos. Pero no porque yo creyera que se trataban de relatos maravillosos y únicos, no, nada de eso. Sencillamente, por respeto a mi propio trabajo. Esto que digo lo saben bien quienes estén inmersos en la aventura de escribir. Saben que el proceso creativo es duro, costoso y casi siempre incierto.
     De esa forma nació Conversación en la taberna y 41 relatos. Y ¿por qué os meto todo ese rollo? Tan solo para plasmar un poco los pasos que ha dado el libro desde que nació en 2015. 
     Fue editado, en un primer término, por Editorial LUHU de Alcoy (Alicante), con una tirada pequeña, que iba creciendo a medida que se compraban ejemplares, gracias sobre todo a las dos presentaciones que hubo del libro y su puesta en escena en las redes sociales (ya sabéis quienes escribís que sin éstas cuesta mucho más llegar al lector). Al cabo de dos años, se rescindió el contrato con esta editorial, una vez que se agotaron los ejemplares en papel (no penséis que muchos) y firmé un contrato con Editorial Estratega de Granada, para que ésta se encargara de su publicación, con nuevo diseño y portada. Todo un riesgo, porque reeditar puede ser sinónimo de no vender ningún ejemplar más, sobre todo si tenemos en cuenta que la distribución de esta editorial era corta. Aún así, se vendieron ejemplares, aprovechando que estaba de por medio la Feria del Libro de Granada y nuevos lectores que lo fueron conociendo, sobre todo, a través de las redes sociales.
     Paralelamente, por mi cuenta, edité la versión eBook en Amazon y otras plataformas. El éxito fue casi nulo (bueno, quitaría incluso el casi), sobre todo porque para moverse en este mundo hay que tener experiencia en marketing editorial, aunque sea básico, por lo que si el libro no lo sacas de la selva que hay ahí muere. Lo promocioné poniéndolo gratis durante unos días y, sí, fue muy descargado, pero claro, lo gratis no cuesta "venderlo".  Es un mundo muy complicado, casi tanto o más que el sector del libro físico. Además, el libro estaba deficientemente maquetado y no cumplía los requisitos mínimos de calidad. Eso no ayudaba. Así que lo retiré. Y tras retirarlo sabía que tenía una asignatura pendiente. La misma que he aprobado en este puente de primeros de diciembre. Una asignatura, como todas las que apruebas, que ha exigido dedicación y estudio. Por tanto, ya está de nuevo en Amazon la versión corregida y totalmente renovada de Conversación en la taberna y 41 relatos, muy bien maquetado y con una atractiva portada, también diseñada por mí, su autor. Porque no sé si lo he dicho ya por ahí o por aquí, hoy en día ser autor de libros no consiste solo en escribirlos. Los tiempos que corren exigen conocer diversas herramientas digitales y nociones básicas de marketíng. Y aún así, sigue siendo difícil. 
    Por tanto, con todos vosotros, la nueva versión en eBook: 


  

24 noviembre 2017

EL ATROPELLO (RELATO NAVIDEÑO INCLUIDO EN CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS.



Había pasado tan sólo un año. Pero la percepción del paso del tiempo y de las cambiantes circunstancias no era acorde con esos breves doce meses. Apenas le era ya familiar la suntuosidad que rodeaba su existencia hacía un año. En su momento, toda esa abundancia, ese tren de vida, ese derroche, iban cómodamente sentados en su turismo cuatro por cuatro, como algo totalmente natural. Siempre consideró que se lo merecía porque su ambición siempre había estado muy afilada y había trabajado duro. Pero debía admitir que su suerte había cambiado, y quienes le rodeaban ahora ya no pululaban a su alrededor como moscas ante una cucharada de miel, por lo que habría que colegir que el goce y disfrute de  su compañía, como aseguraban todos, no era  tan  turbador  como  él suponía. Además, todo aquel cambio le había dejado fuera de lugar. Avanzaba diciembre, y con él el inevitable frío propio de aquellas fechas, siempre atento a resurgir en la ciudad, de contrastes increíbles. Eso que era invariable, pero todo lo demás se había transformado. Sin embargo, tenía a su favor una cosa: cuando gozaba de poderío económico jamás consideró que aquella situación formara parte de un plan preestablecido por el destino, ni que gozara de la suerte innata de ser elegido por un dedo divino. Simplemente había  tenido  suerte. Había tocado varias teclas no siempre honestas y la suerte le había sonreído. Nada más. Por eso, encontrándose ahora en circunstancias diametralmente opuestas, lo lógico sería seguir manteniendo la misma línea de pensamiento.

Decididamente, su forma de ver la vida y su propia existencia había sido siempre muy pragmática, alejada de sentimentalismos y alteraciones del ánimo, ni siquiera en estos días de derrota y pérdida con el trasfondo de las luces navideñas, tan melancólicas siempre. Ahora bien, había cometido un error en el pasado, consistente en no advertir que las claves de su éxito social habían sido el dinero y las muchas corruptelas orquestadas. Si la vida no era más que un carrusel de vanidades, tal y como siempre había sostenido, ¿cómo no fue capaz de advertirlo en su momento? Se encontraba en el mismo bar, en el que hacía justo un año había sido homenajeado, mientras pensaba en todo esto. De hecho,  todo lo relatado le vino a la mente por encontrarse precisamente allí. Recordó que por una puerta situada a su derecha apareció su esposa, enfundada en un ostentoso abrigo de piel de zorro. Un regalo que le costó un riñón, una cifra que ahora prefería ni recordar en las circunstancias en las que se encontraba. Por su parte, su mejor amigo lo arrastraba hacia la calle y le mostraba una flamante moto scooter de un negro brillante increíble, dotada de un potente motor. Tenía varias motos, pero se  había encaprichado de ésa y su amigo se la regaló. Un buen regalo, sin duda, pero calderilla en comparación con los ingresos que él le había posibilitado a su amigo de toda la vida, gracias a la presión que hizo en el ayuntamiento para que recalificaran aquellos terrenos imposibles. Así que con aquel fastuoso comienzo se inició una velada de increíble lujo, anegada por el champán y los caros delicatesen. Casi cien personas que lo idolatraban y lo agasajaban como a un héroe.

Lógicamente, la borrachera de vanidad y etílica fue descomunal y, tal vez, por eso no fue consciente de que, tras acabar la fiesta, montó en su potente vehículo y, trastornado por la volatilidad del alcohol, activó la marcha atrás en vez de activar la marcha adelante, sin advertir en absoluto que en aquel momento pasaba junto a la parte trasera del vehículo aquella pobre anciana. A pesar de su estado ebrio, le pareció advertir un golpe pero no era fácil afirmarlo, considerando las dimensiones y la solidez del vehículo, de manera que no se molestó en hacer comprobación alguna sobre el terreno. Naturalmente, le causó extrañeza que aquellas sirenas de la policía se acercaran a él a toda velocidad, sin ser capaz de advertir apenas que le estaban dando el alto. En pocos días, todo se convirtió en papeleo, declaraciones, retirada del carné de conducir, dinero y más dinero para cubrir los gastos de sus abogados y una constante caída  en  picado  de  sus  ingresos.  Aquella  mujer  no    había fallecido pero se encontraba muy grave y se demostró en el juicio que el atropello se produjo como consecuencia de la enorme cantidad de alcohol ingerida, y para colmo no existió el más mínimo acto del deber de socorro debido. Por tanto, el sistema  jurídico  no  le  iba  a  soltar  hasta  limpiarlo, sin duda. Curiosamente esa noche, que pasó en el calabozo municipal, no apareció nadie con un vestido de zorro y no lograba recordar qué había pasado con la scooter negra. De hecho, no había ni rastro de uno sólo de los casi cien invitados. Pareciera que a todos se los hubiera tragado la tierra. La única compañía de la que disfrutó aquella fría noche de diciembre fue la de aquel policía orondo con cara de bonachón que lo miraba,   de   hito   en   hito,   con   cierto   gesto   de desprecio.


Lógicamente, aquel largo proceso lo desplumó y todos sus negocios, legales e ilegales, cayeron en un pozo profundo. La propietaria del vestido de zorro se separó de él y su amigo probablemente desapareció con ella en aquella reluciente moto negra de potente motor. Desde entonces, tras salir de la cárcel a los seis meses, había adquirido el hábito de visitar a diario a aquella anciana, alojada en un hospital — cercano a aquel bar— desde hacía un año. De hecho, era la única visita que la octogenaria tenía.

24 octubre 2017

LA DESPEDIDA (RELATO INCLUIDO EN EL LIBRO CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS)

LA DESPEDIDA 

     Cuando Roberto miró para atrás comprendió que no tenía que haberlo hecho. Fueron tantos los recuerdos que se agolparon de pronto en su mente que tendría que haber evitado que afloraran. Pero no pudo evitarlo. Se dijo que tan sólo lo haría una vez: echaría un pequeño vistazo y, luego, no volvería a mirar de nuevo. Pero bastó con esa sola mirada breve para que el torrente salvaje de los recuerdos se le agolpara de pronto en las sienes y las hicieran casi estallar. En ese momento no quiso mostrar ningún tipo de debilidad porque siempre había odiado mostrar sus sentimientos en público. No por el hecho de haber nacido hombre, nada de eso. Tan sólo se trataba de una simple convicción estética. Cuando era pequeño había visto a mucha gente exponer ridículamente sus emociones en público y siempre había visto todo eso con desagrado. Principalmente, siempre le había parecido poco estético mostrar esos sentimientos en los cementerios. Era comprensible llorar a lo que se marcha, a lo que se marchita, a lo que ya jamás se va a volver a ver, pero de ahí a montar un espectáculo delante de conocidos y desconocidos había un abismo. Y él, precisamente, se encontraba en ese momento en un cementerio; y fue en ese lugar, cuando ya salía hacia el exterior, en el que había osado mirar atrás,no pudiendo evitar soltar alguna lágrima. Habían sido tantas las horas juntos, tantas las aventuras y las desventuras,tantos los viajes realizados en su compañía,tantas las visitas al taller...,para acabar siendo desguazado en aquel triste cementerio de coches a la salida de la ciudad.

26 septiembre 2017

UNA REVELACIÓN INQUIETANTE



En una visita rutinaria a casa de mi madre, ésta me soltó dentro de una conversación circunstancial: «Yo nunca he sentido miedo de dormir aquí sola, en la casa en la que hemos vivido toda la familia. Dicen que los muertos a veces regresan, pero eso yo no lo he visto. Tan sólo en una ocasión, cuando estaba en la cama, vi unas sombras muy oscuras junto a las cortinas de la ventana que da al balcón».
Fue una revelación inquietante.
No me la esperaba y me quedé helado. No sé si por la forma tan casual en que lo dijo o por la revelación en sí.
—¿Unas sombras? —le pregunté.
—Sí, unas sombras muy negras, que se movían un poco.
—Madre, seguramente que lo que se movía eran las cortinas.
Sobre todo si estaba la ventana abierta.
—No, las cortinas no se movían porque era en invierno, uno de los días más fríos, y la ventana estaba cerrada.
—Es probable que fueran los claroscuros que forman los faros de los coches al pasar por la calle.
—Estoy acostumbrada a ver el reflejo de los faros de los coches que entran por las ranuras de las ventanas. Precisamente la luz que entra es clara y no oscura.
—Pero... ¿tenían alguna forma humana? —me atreví a preguntar.
—Sí. Al principio me pareció que sí, pero luego no se apreciaba forma alguna, como una especie de círculo. Les hablé.
—¿Cómo que le hablaste?
—Sí. Les pregunté que a qué venían.
—Madre, ¡por Dios! ¿Le hablaste a unas sombras?
—Sí. Podrían tratarse de espíritus de muertos. A veces nos visitan para comunicarnos algo.
Escruté el rostro de mi madre. Siempre había sido sensata. Era una persona ya mayor pero no padecía ninguno de los males que deprecian la mente de las personas mayores, tales como el Alzheimer o la demencia senil.
—¿Y qué paso? —me esforcé en no ser condescendiente.
—Les pregunté: «¿Qué queréis? ¿A qué venís?»
—¿Hubo alguna respuesta? ¿Alguna señal? ¿Algún movimiento?
—No, nada. Pero desde que les hablé no han vuelto a aparecer.

Posteriormente, seguimos hablando de cosas insustanciales, de ésas que se hablan con los padres o con algún miembro de la familia. Sin embargo, no he conseguido quitarme esa revelación de la mente.

RELATO INCLUIDO EN CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS, QUE PODRÁS ADQUIRIR EN VERSIÓN EBOOK EN AMAZON: https://www.amazon.es/CONVERSACI%C3%93N-TABERNA-RELATOS-Colecci%C3%B3n-tem%C3%A1tica-ebook/dp/B074FBQHZD

O EN PAPEL EN: 

https://www.librerias-picasso.com/libro/conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos_700064

http://www.babellibros.com/libro/conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos_LQYY0010007

28 marzo 2015

PRESENTACIÓN DE 'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS' (EDITORIAL LUHU). SALA CULTURAL NUEVA GALA (27 DE MARZO DE 2015)



Por primera vez en mucho tiempo no sé cómo comenzar una entrada del blog.
Porque no es fácil. Fueron dos horas largas más el tercer tiempo, en las que acontecieron muchas cosas que no son fáciles de procesar a la primera. Por eso espero que esta entrada ayude a hacerlo.
Y es que cuando creas algo, por fútil que sea, se generan muchas cosas alrededor. En este caso ha sido la creación de un libro, pero puede ser la creación de un cuadro, una fotografía artística, una escultura..Crear, crear, es lo importante, en un mundo en el que parece que ya está todo caducado y vencido.
La prueba de que no es así, está en las más de cincuenta personas que ayer me acompañaron en el acto de presentación de 'Conversación en la taberna y 41 relatos'. En una tarde en que no era fácil centrarse en una sóla cosa: el pistoletazo oficioso de comienzo de la Semana Santa, de tanto arraigo en esta parte del Estado, el partido de fútbol de la selección española, televisado en abierto, la buena tarde primaveral, las muchas obligaciones personales y  familiares de unos y otros..., pero se demuestra que es muy difícil derrumbar los principios sólidos y las ideas claras. 
Muchos dijeron que hubieran estado gustosos un par de horas más escuchando y charlando de libros y literatura. Razón no les falta. Y eso es así, porque confluyeron muchas cosas positivas para que la buena química recorriera la acogedora sala de cultural Nueva Gala: los tres escritores granadinos que me acompañaron -a los que ahora aludiré-, la asistencia del editor (Editorial LUHU), Xavier Pastor, venido desde Alcoy, la excelente predisposición de tantos amigos y amigas que asistieron, la seriedad organizativa de Ginés y Bernardino, las tablas en la grabación del vídeo del periodista  de Ideal, Antonio Arenas al que agradezco su presencia...fueron muchas las buenas conjunciones.
Y con todo ese material el autor -yo, en esta caso- ya tenía recorrido más de la mitad del camino. Muy poco hube de hacer para que todo saliera a pedir de boca. El camino ya estaba más que trillado. Como decía en Facebook, nada más terminar el acto: así da gusto escribir y editar. 
Y da gusto, sobre todo cuando hay respuesta tan unánime, tanto por los que estaban, como los que excusaron su inasistencia por motivos más que razonables y lógicos.  
Realmente, no sé qué ocurrirá si este esforzado autor sigue publicando libros, pero desde ya firmaría que todo fuera como ahora está yendo, aunque eso no es importante ahora. Hay que disfrutar el momento presente. 

MIS ACOMPAÑANTES EN LA MESA

Sabía el buen hacer y la experiencia de quienes me iban a acompañar, pero siendo las expectativas muy altas, la realidad fue superior. Los tres escritores granadinos con varias obras publicadas:
David López, ejerció como presentador, asumiendo su papel minutos antes. Pero le honra su carácter comprensivo y dispuesto siempre a hacer un favor. David es todo humanidad. Asumió el reto -que para él por sus tablas no lo era-, y rompió el hielo, que es siempre lo más difícil, con una maestría incompatible con su edad. Aludía a LUHU Editorial, como representante oficial en Granada, como autor, como amigo, como colega...Con ese inicio nada podía salir mal. Y es que David y yo hemos congeniado bien a pesar del poco tiempo que llevamos conociéndonos. Nos esperan proyectos futuros que espero que sean de calado. Ilusión no nos falta.
Qué decir de Pedro López Ávila. Un maestro. Un amigo. Un erudito literario. Habíamos hablado mucho por teléfono los días previos. Había alabado aspectos de mi obra y había hecho críticas constructivas, ésas que no te hunden, sino que te hacen crecer. Yo le escuchaba siempre como Kung-Fu escuchaba a su maestro. Porque sé que Pedro me aprecia. Desde hace muchos años. Y por que sé que quiere que escriba mejor (porque sabe que puedo, me comenta).
Su exposición fue magistral. Académica como es propio del buen profesor de literatura que es. Una clase magistral. Esa fue la opinión unánime de todos. Disecciono mi obra de una manera que creo no me merecía, mucho más propio de una obra de alguien con más recorrido. De ahí que el valor de su trabajo concienzudo sea impagable (¿cómo puede pagártelo Pedro?)
Mi Alter Jesús Lens, ¡qué tipo! Yo a Jesús lo aprecio mucho, le aprecio de veras. Es la verdad. Tanto por su trayectoria como en lo personal. No nos vemos las veces que quisiéramos (¿cómo seguirle en su frenética actividad?), pero a estas alturas de mi vida sé a quién merece la pena tener como amigo y a quién no.
Puede que ahora esté escribiendo con el matiz de la emoción de lo que está saliendo bien, pero me conozco a mí mismo y sé que estoy diciendo la verdad. Jesús Lens es todo humanidad. No conozco a persona alguna que envidie menos que Jesús, que hable mal de nadie menos que Jesús, que esté siempre dispuesto a echarte una mano más que Jesús.
Jesús con sus infinitas tablas le dio al acto en enfoque y el matiz que necesitaba. Sus anécdotas literarias y sobre la vida misma, su forma de ver la literatura y la vida, las alusiones a nuestra amistad...todo eso deleitó al público; lo predispuso para que mi actuación a continuación fuera un camino de rosas.
Y llegó mi turno. Hubo un momento en el que me pregunté y creo que lo dije en voz alta: que qué decía yo ahora. Bueno, como me decía Paco un día antes, tengo algunas tablas en actos públicos. Sí, es cierto, pero no presenta uno todos los días su propio libro.
Pero me lo pusieron muy fácil. Tanto mis acompañantes en la mesa como los muchos amigos y amigas que asistieron. De hecho, me fui sintiendo cada vez mejor hablando de anécdotas, compartiéndolas con Jesús, con Pedro, con David y con los asistentes. Se me hizo corto. Muy corto.  Incluso me aventuré a leer el comienzo de uno de mis relatos 'El barrendero que leía a Kant'. Y eso que a mi no me gusta leer en público.
Presentía que estábamos a gusto todos. Eso se nota en las caras. Uno sabe cuando hay caras de aburrimiento y cuando no. Posteriormente, tomando una cerveza o un vino con todos, se demostró que hubo diversión y amenidad.
He de decir que me lo pasé muy bien dedicando mi libros a tantos amigos y amigas. Siempre pensé, cuando veía a escritores dedicando su libro, sobre la dificultad de escribir una dedicatoria personal. Pero eso no me fue difícil. Básicamente, porque los libros dedicados era para gente que conocía en la mayoría de los casos. Otra cosa muy distinta es que entiendan mi endiablada letra, que a medida que se sucedían las dedicatorias iba de mal en peor. Por tanto, estoy abierto a traduciros -si no me pasa como al infame presidente del Gobierno, que no entiende sus propias notas-, si tenéis dificultad en leer lo que os dediqué. Seguramente, más de uno y una lo haréis. 
El peor error de la noche fue no poder despedirme de muchos de vosotros y vosotras (comprendedlo) y no haberme hecho una foto con mi mujer, Mati, que ejerció de sobresaliente anfitriona. Cachis. 

22 marzo 2015

ACTO DE PRESENTACIÓN DE MI LIBRO 'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS' (ED. LUHU). DÍA 27 DE MARZO A LAS 20 HORAS EN SALA CULTURA 'NUEVA-GALA'. C/ ALMONA DE S. JUAN DE DIOS, 15. GRANADA


ACTO DE PRESENTACION DEL LIBRO:

CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS (ED. LUHU)
AUTOR: 

JOSÉ ANTONIO FLORES VERA
LUGAR:

SALA CULTURAL'NUEVA-GALA'.C/ ALMONA DE S.JUAN DE DIOS,15.GRANADA.

FECHA: 


VIERNES, 27 DE MARZO DE 2015. 20 HORAS.

ESTARÁN CON EL AUTOR LOS ESCRITORES GRANADINOS:  


DAVID LÓPEZ RODRIGUEZ,PEDRO LÓPEZ ÁVILA,JESÚS LENS

                                                                                                          









04 febrero 2015

CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS, COMIENZA SU ANDADURA

'Conversación en la taberna y 41 relatos', ya ha comenzado su andadura, camino de su puesta de largo, el próximo día 27 de marzo. Ese será el día de la presentación en Granada (ya daré detalles más concretos, pero podéis apuntaros en la agenda ya este día!!), pero hemos comenzado ya su promoción con los buenos amigos que ya lo van teniendo en sus manos: 














28 enero 2015

'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS', YA ES UNA REALIDAD EN PAPEL.

Puedo afirmar que no soy nuevo en este de publicar, como muchos que seguís este blog sabéis. Artículo, relatos, microrrelatos, poesía, artículos doctrinales.., cosas publicadas en prensa, en obras colectiva, en revistas, en ediciones de concursos literarios...pero ninguna sensación tan especial como tener en tus manos tu primer libro propio impreso. Por fin ya ha llegado 'Conversación en la taberna y 41 relatos', publicado por la editorial LUHU de Alcoi, los cuales -desde corrector, hasta maquetador, pasando por todo el equipo que la integra- han hecho un excelente trabajo; serio y riguroso. Y puedo asegurar que es una excelente edición, bonita y cuidada. Una nueva criatura literaria que nace y que,  a partir de ese nacimiento, va abriéndose camino como puede. Obviamente se ha de ayudar y extender, pero ya tiene su vida propia y deberá recorrer su propio camino. Corto o largo. Eso nunca se sabe. Lo importante ya está hecho. Ahí plasmado. Muchas horas imaginando historias, muchas horas ante el ordenador. Borrando y reescribiendo. Muchas horas de corrección y vuelta a corregir. Hasta que por fin pones el punto final.  
Habrá presentación del libro en Granada. Ya lo anuncio. La fecha y el lugar está casi decidida -a principios de marzo probablemente-, pero no del todo. Habrá información detallada en su momento. 


 

27 enero 2015

ENTREVISTA EN RADIO CONIL (CÁDIZ)


El pasado doce de diciembre, los amigos de Radio Conil, verdaderamente interesados por la literatura tuvieron la gentileza de entrevistarme con ocasión de la publicación de mi libro, para su programa literario 'Todo está en los libros'. Fue una charla muy amena sobre mi libro y otros aspectos de la literatura. Incluso me invitaron a que leyera un relato. Lógicamente opté por el más corto, de nombre 'Onírico', incluido en el libro. 

Ahí va el clic de audio, si bien advierto que entro a partir del minuto quince y veintidós segundos y se corta unos minutos antes de la finalización de la entrevista (en total unos catorce minutos, calculo), justo en el momento en el que me invitan a aconsejar alguna obra literaria que me haya gustado de manera especial. Pero, bueno, no os perdéis nada. 
No demasiadas, pero algunas cosillas medio de interés digo, por si os apeteciera escucharla. Ahí va el clic: 

Entrevista en Radio Conil.

14 enero 2015

'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS' YA ES UNA REALIDAD

DE ESTA MANERA SE ANUNCIA EN LA WEB DE EDITORIAL LUHU MI LIBRO DE RELATOS: 

Conversación en la taberna y 41 relatos, primer libro de relatos de José Antonio Flores Vera, el lector encontrará cuarenta y dos relatos que tendrán entre sí un denominador común: comenzaron a escribirse con una idea argumental concreta, pero acabaron adueñándose de la misma para ir construyendo su propio camino. Ésa es la grandeza de las palabras. La grandeza de la premura que exige el relato corto. Cuando el escritor se enfrenta a una hoja en blanco, sea en papel o ante el ordenador, jamás sabe qué va a ocurrir. Como mucho, tiene una idea básica pero elemental de hacia dónde quiere llevar el relato, aunque enseguida se da cuenta —no es un tópico— de que es el relato el que conduce al escritor..., su trama, sus protagonistas, su propia impronta.
Esta selección de relatos comienza con «Conversación en la taberna» —que, además, es el que da título principal a este libro— por su singular recorrido tanto en las redes sociales como en los medios escritos, como se explica en las notas introductorias del mismo. Ocurre que, cuando un autor escribe un texto, éste puede acabar durmiendo en un cajón —físico o digital— o comenzar a crecer y a adquirir vida propia, que es algo que jamás se alcanza a predecir. Eso último es lo que ha ocurrido con «Conversación en la taberna».
Los relatos que componen este libro, también tienen en común su dinamismo y se ha optado por agruparlos en libros temáticos. Todos los relatos son cortos o breves. Unos lo son más que otros, lógicamente, pero no se ha introducido ningún microrrelato en sentido estricto, a pesar de que alguno de ellos es algo más extenso que alguno de los pertenecientes a este género tan novedoso y tan en boga. Ese género podría merecer otro libro independiente.
Todos los «libros» incluirán unas breves notas introductorias del autor, una somera explicación del porqué de los relatos de ese bloque, que de manera alguna desgranarán ningún nudo argumental, tan sólo se intentará ubicar al lector en el contexto en el que surge el relato o el grupo de relatos. Pero será el lector el soberano, el verdadero mentor, que los podrá ir leyendo con la tranquilidad y la independencia que se le antoje a la vez que irá averiguando, con mayor o menor esfuerzo, a qué temática se circunscribe cada libro, si bien es preciso indicar que el primer libro incluye dos relatos independientes y el último es una miscelánea de ellos.
Todos y cada uno de los relatos obedecen a sus propias reglas y tienen vida propia, procurando que todos y cada uno de ellos tengan un final imprevisto o sorprendente. Pero que se haya conseguido o no, es algo que tendrá que decidir el lector, al que le damos gracias sinceras por tener este libro en sus manos.


Acceder a la Web de EDITORIAL LUHU 


03 diciembre 2014

ENTREVISTA SOBRE 'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS' EN VALLECASDIGITAL.

Como comentaba en la anterior entrada, la selección de relatos cortos que he preparado será publicada por la editorial alicantina LUHU, que de entre todas las opciones que barajaba es la que más me ha convencido en este difícil mundo de la edición.
El libro se denominará 'Conversación en la taberna y 41 relatos' y aún no hay fecha exacta de publicación, pera será muy pronto.
No obstante, ya vamos calentando motores y aunque parezca extraño la primera entrevista sobre el libro me la hace un diario digital que no es de mi tierra, sino de Madrid.
Os dejo con la entrevista íntegra, la cual da claves de cómo será el libro, además, de otras muchos asuntos que se plantean en la misma.

  http://vallecasdigital.com/jose-antonio-flores-vega-autor-de-conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos-en-espana-cada-vez-se-aprecia-mas-el-relato-corto/

José Antonio Flores Vera, autor de ‘Conversación en la taberna y 41 relatos’: “En España cada vez se aprecia más el relato corto”


José Antonio Flores Vega por ‘Conversación en la taberna y 41 relatos’.
José Antonio Flores Vega por ‘Conversación en la taberna y 41 relatos’.
Vallecasdigital.com ha tenido el placer de entrevistar a José Antonio Flores Vera por ‘Conversación en la taberna y 41 relatos’.
En primer lugar, nos gustaría conocer mejor al autor, ¿cómo es la pluma de José Antonio Flores Vera?
Todos los escritores tenemos un estilo determinado que siempre subyace, y es bueno que así sea, porque ese estilo es el que nos identifica y hace que tengamos lectores interesados en nuestra obra. Ahora bien, no se puede escribir con el mismo estilo un artículo de opinión que un relato, toda vez que éste último conlleva mayor carga literaria. De todas formas, me interesa por encima de todo la literatura e intento escribir cualquiera de mis textos sin alejarme de esa premisa literaria.

“Intento escribir a diario porque sé positivamente que el hábito de escribir es el que con más facilidad se pierde”

¿Alguna manía a la hora de escribir?
 No sé si se trata de una manía o no, pero una cosa tengo clara: no soy capaz de sentarme ante una hoja en blanco si no tengo ya una idea determinada en la cabeza de lo que voy a escribir. Eso me ocurre, principalmente, con los artículos de opinión. También intento escribir a diario porque sé positivamente que el hábito de escribir es el que con más facilidad se pierde.
Granadino, colaboras en diversos medios de comunicación en los que has publicado relatos, ¿ha sido la prueba de fuego para decidirte a escribir tu primer libro de relatos?
Por supuesto que sí. Verte publicado en prensa, en revistas o en algún libro recopilatorio de relatos antes de publicar tu propio libro de relatos, te da cierta ventaja. Al menos, eliminas esa especie de ansiedad que tenemos los autores cuando nos preguntamos sobre qué opinarán los demás cuando lean tu relato publicado. A quienes nos gusta escribir, no deberíamos hacerlo sólo para que nos lean, pero está claro que si no publicas de alguna de las maneras posibles la acción creadora queda un poco coja. Se podría decir en cuanto a mi primer libro de relatos que era evidente que viera la luz, tal y como siempre han insistido algunos de mis lectores, tanto en prensa como en mi bitácora personal.
Para aquellos que no lo conozcan, ¿qué se van a encontrar en ‘Conversación en la taberna y 41 relatos’?
Se encontrarán un libro muy dinámico. Habrá en total siete bloques o libros -como los he denominado-, que agruparán los relatos por diversas temáticas. No ha sido una contextualización fácil, toda vez que muchos de los relatos podrían ubicarse perfectamente en varios bloques. Lo que sí he tenido claro desde el principio es dedicar un libro único para dos de los relatos más señeros por distintos motivos: ‘Conversación en la taberna’ y ‘El barrendero que leía a Kant’.  Los demás bloques o libros encierran relatos de temática muy diversa que van desde relatos que tienen relación con el correr, porque a ese deporte me dedico mucho tiempo y me inspira historias, como cuentos de Navidad, pasando por relatos góticos. Este tipo de literatura dinámica y variada cada vez encuentra más adeptos, lectores que buscan la brevedad al mismo tiempo que la diversidad. Cada bloque o libro llevará unas breves notas para introducir al lector.
‘Conversación en la taberna’ da título al libro y es muy reconocido a través de las redes sociales, ¿se podría decir que es con el que más has disfrutado?
Al primero que ha sorprendido lo que ha ocurrido con ‘Conversación en la taberna’ es a mí mismo. Nació como un relato para mi blog y en poco tiempo se convirtió en un relato muy seguido en las redes sociales. Había pocos foros sobre la corrupción -y de esos ha habido y hay muchos en España- en los que no se citara este relato. Fue reproducido en blog, prensa escrita, prensa digital,  Facebook, Twitter y demás redes sociales. En muchos casos lo citaban sin la autoría y eso sirvió para que lo plagiaran en dos ocasiones creándose un enorme revuelo con el primer plagio, toda vez que quien lo hizo es una persona muy conocida o que lo fue en el mundo del baloncesto. El segundo plagio costó el puesto al colaborador. En ambos casos hubo una disculpa personal.  Estos hechos no fueron agradables para mí y por eso no es el relato que más he disfrutado. Finalmente lo reconvertí un poco y lo presenté a un concurso siendo seleccionado como finalista y publicado en un libro conjunto, además de en el periódico.

“Quienes escribimos no deberíamos dejar de lado la publicación en papel, porque el libro físico es prestigio”

¿Son las redes sociales un aliado para los escritores 2.0?
Sí, pero con ciertos matices. En las redes sociales hay de todo, gente seria que está interesada por la literatura y gente que aparenta estarlo pero que no lo está. Esta última es la que puede hacer mucho daño a los escritores 2.0 que quieren hacer de las redes sociales su aliada. No obstante, quienes escribimos no deberíamos dejar de lado la publicación en papel, porque el libro físico es prestigio por mucho que se quiera decir que basta con publicar en formato digital. Dicho esto, qué duda cabe que las redes sociales, en muchos casos, son la única salida para los escritores noveles.
El público general conoce mejor la novela que el relato corto, ¿qué esconde este último? ¿Cómo es enfrentarse ante una hoja en blanco?
El relato corto en España, tradicionalmente, no ha tenido mucha demanda. Sin embargo, sí es muy apreciado en los países hispanoamericanos y en Estados Unidos, por no hablar de la tradición rusa del cuento y el relato que tan grandes escritores ha dado. No obstante, en España cada vez se está apreciando más este género, tal vez, porque queremos una literatura más breve, más acoplada a nuestro ritmo de vida actual.
El relato corto esconde una virtud, que no es otra que poder o saber contar una historia interesante en pocas palabras; de ahí que en el relato corto cada palabra cuente, no puedes desperdiciarlas.
Enfrentarse a una hoja en blanco es, quizá, lo más temido para el autor. Los hay quienes son capaces de crear una historia cuando se sientan ante una hoja en blanco y otros que para enfrentarse a esa hoja en blanco ya tienen que tener una idea mínima en su cabeza. Yo pertenezco a ese último grupo como antes indicaba.
¿Algún personaje se parece al autor?
Aunque lo neguemos, los escritores reflejamos en nuestras obras algo de nosotros mismos o como nos gustaría vernos o que nos vieran y yo no soy una excepción en eso. Ahora bien, una vez he creado un personaje éste va adquiriendo vida propia y va cogiendo tanto de mí como de los demás, hasta llegar al punto de no reconocerme ni a mí mismo ni a nadie en ese personaje. Otra cosa distinta es crear un personaje a imagen y semejanza de alguien en concreto, que es algo muy común en literatura, si bien a mí me interesa menos.
Finalmente, futuros proyectos.
Lo siguiente será una selección de entradas de mi blog (http://www.jantoniofloresvera.blogspot.com.es/) dedicadas al mundo del running. Sin embargo, será algo muy distinto a un libro técnico sobre este deporte, ya que estas entradas tienen un sustrato literario al contener sensaciones, narrar situaciones y paisajes y experiencias propias. Me he animado a ello porque son entradas que han sido tradicionalmente muy seguidas a lo largo de bastantes años. También habrá en ese futuro libro una sección sobre los artículos de opinión que he escrito en prensa sobre este deporte.
Además, tengo casi acabada una novela que partiendo de lo contemporáneo tendrá algún contenido histórico y otra que será más bien una novela corta y en la que estoy también trabajando actualmente. Además, seguiré publicando artículos de opinión en el diario Ideal y otros medios y por supuesto, ya va llenándose el disco duro del ordenador con nuevos relatos y microrrelatos, género que me interesa mucho y que cultivo siempre que puedo.
Alexandra Manzanares Pérez
@AlexandraManza/ @vallecasdigital
- See more at: http://vallecasdigital.com/jose-antonio-flores-vega-autor-de-conversacion-en-la-taberna-y-41-relatos-en-espana-cada-vez-se-aprecia-mas-el-relato-corto/#sthash.sE09ek8j.dpuf

LIBRO: CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS

En este vídeo comento brevemente sobre este libro de relatos. El primero que publiqué en papel.