Mostrando entradas con la etiqueta HUELGA GENERAL. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta HUELGA GENERAL. Mostrar todas las entradas

14 noviembre 2012

EXTRAÑA JORNADA DE HUELGA Y OTRAS CUESTIONES

EXTRAÑA JORNADA DE HUELGA 

La jornada de huelga general ha sido extraña. Desde luego, no se ha desarrollado como antaño. Nuevos elementos afloran en este momento histórico que hacen que lo que entendíamos como total inactividad laboral, ahora se transforma en descontento social. Nuevos perfiles que los sindicatos torpemente descuidan y que provocan el descontento general hacia ellos. Está claro que el ciudadano necesita reivindicarse, mostrar al poder su enorme descontento, porque hay motivos, pero a esas nuevas reivindicaciones hay que denominarlas de otra forma. El concepto de huelga general, ya no encaja. 

LA CIUDAD ACTIVA 

Particularmente, he comprobado que la ciudad latía de una manera más o menos normal desde primerísimas horas de la mañana. Tan sólo el efecto contundente de los piquetes -cada vez más violentos, por cierto- ha hecho posible que muchos titulares de pequeños comercios jugaran toda la mañana al gato y al ratón. Probablemente sea el día que más veces han desplegado sus cierres y persianas. Hay que decirlo claro: no había ni el más mínimo interés por seguir la huelga y tan sólo el efecto de esos piquetes posibilitaron que esos pequeños comercios cerraran sus puertas. Algo similar ha ocurrido desde primeras horas de la mañana en las grandes zonas industriales. 

SE FUERON LOS PIQUETES Y LLEGARON LOS ANTISISTEMA 

Los piquete informativos con los que me he cruzado esta mañana dejaban mucho que desear, tanto en su configuración como en su acción. Formaban parte de ellos personas que no sabían bien el propósito de su labor. Lo que en su día consistió en informar hoy  día se ha convertido en algo ridículo, he tenido la ocasión de comprobarlo. Provocaban, amenazaban, proferían insultos.  No es ese el fin. Es algo que los sindicatos deberían controlar. por su propio bien.  
Algo más tarde llegaron grupos antisistemas y perroflautas, más o menos los mismos que arrojaron al cubo de la basura la excelente idea 15-M. He contemplado el  dantesco espectáculo que se ha armado en la Plaza de la Trinidad de Granada. Por todo lo visto, hoy estaba totalmente claro que mucho antisistema estaba por armarla. Esperaban que saltara una chispa para enfrentarse a los antidisturbios, que en esta ocasión -probablemente no en otras- hay que decirlo, han sido pacientes y comedidos. 
Intentaban cerrar un bar e increpaban a sus clientes, algunos de ellos turistas. Deberían saber que el derecho a la huelga implica tanto la opción de seguirla como de no seguirla, nada de forzar la voluntad. Ellos intentaron forzarla y, finalmente, la batalla campal se consumió. Nada edificante sin duda para las fuerzas sindicales. Un amigo, afiliado a la CNT, al ver que muchos de éstos  portaban banderas de este histórico y luchador sindicato, se avergonzó.

RIADAS DE MANIFESTANTES EN LAS CALLES 

Lo que se ha visto por la tarde en las calles de las principales ciudades del país es otra cosa. Pero poco tiene que ver con la huelga. Más bien, la convocatoria de ésta se ha utilizado para canalizar el descontento social. Es totalmente lógico.
Nos enfrentamos a otros retos que la mera convocatoria de próximas huelgas generales que nada van a solucionar. Lo más sensato sería que la ciudadanía, al margen de sindicatos y partidos políticos, se organizara, aunque fuera de forma espontánea, para detener este desaguisado en que se ha convertido España. Hay que  hacer frente a la casta política y sindical y decirles dónde está su sitio. Pero eso lo tenemos que hacer los ciudadanos, al margen de banderas y reivindicaciones interesadas y maniqueas.  

13 noviembre 2012

SOBRE LA HUELGA Y OTRAS CUESTIONES BÁSICAS

UNIDOS EN EL OSCURO DESIGNIO 

Nuestro escenario social y económico cada vez se va pareciendo más al de Grecia. Sin duda, vamos directos a una 'helenización' de nuestra sociedad que no de nuestra cultura.
Grecia -y también Portugal- comenzaron su declive de esta manera: primera una huelga y al poco tiempo otra. Así hasta nueve, que son las que lleva ya el país heleno desde que comenzaron los recortes. 
En alguna ocasión he escrito aquí acerca del paralelismo que está habiendo entre nuestro país y Grecia -y también Portugal-; comenzaron las reducciones de sueldos a empleados públicos, continuaron las congelaciones de las pensiones, el aumento de la edad de jubilación,  comenzaron los suicidios, los despidos indiscriminados en las empresas y sobrevolando sobre todo las duros a ajustes exigidos por la troika en su conjunto o por la UE. Y aún así Grecia -y también Portugal- siguen sin levantar cabeza; todo lo contrario. He añadido de forma deliberada: y también Portugal, porque ese 'también' ya debe de estar precedido de España. De hecho, ambos países mañana comparten aún más sus oscuros designios: una huelga general. El otro país que acompaña a éstos es, nuevamente, Grecia ¿No forma parte todo esto de un oscuro designio?  

EL MENSAJE DEL 'WhatsApp'

Esta tarde me ha llegado un 'WhatsApp' de origen desconocido -seguramente de alguien que tenía mi teléfono en su agenda-, en el que se me animaba a seguir la huelga y de camino no consumir un céntimo y no he podido más que preguntarme si lo más sensato es detener la actividad productiva y de camino no consumir ¿No deberíamos hacer todo lo contrario los pocos que aún podemos hacerlo?

¿QUE ES HOY DÍA UNA HUELGA GENERAL? 

Hasta no hace muchos años hemos sabido más o menos lo que era una huelga general. A groso modo, todo funcionaba más o menos con cierta coherencia: la mayoría de la gente trabajaba, los sindicatos no formaban parte del sistema con el mismo descaro que lo hacen ahora, la economía funcionaba más o menos bien..., luego, siempre era un placer darle al gobierno donde más le dolía, es decir, arruinarle el día y detenerle la actividad. 
Pero estamos casi en 2013, España técnicamente intervenida por la UE - y es posible que hasta vigilada desde hace tiempo por la troika-, las CCAA más grandes y mas derrochadoras, totalmente intervenidas por el Estado por mor de los préstamos recibidos y alguna de ellas pidiendo la independencia, el conjunto de las Administraciones Públicas secas como la mojama, un desempleo estructural que va camino del 30% de la población activa -en algunas CCAA como Andalucía, camino del 40%- y, en suma, un país en descomposición, con una clase política que está esperando a que esto se hunda para sacar sus botes salvavidas y escaparse del naufragio, como viene a decir García Trevijano; luego, si a lo que estamos asistiendo es a la 'africanización' de España, ¿qué sentido puede tener una huelga general, que además hace tiempo se ha convertido en política al dirigirse tan sólo contra un determinado partido que asume en estos momentos el Gobierno Central y no contra el conjuntos de los Gobiernos que pululan en este país, culpables todos de esta dramática situación. El cinismo más repugnante en todo esto ha venido de parte de los dirigentes de la Junta de Andalucía, que lejos de reconocer su fracaso económico y parte de culpa de este desastre, encabezarán algunas pancartas y piquetes y detendrán la actividad institucional. Como si fuera con ellos.    

¿HACIA DÓNDE VAMOS? 

No se sabe, pero todo el mundo podría coincidir que hacia ningún sitio agradable. Detrás de esta huelga vendrá otra; y después  otra, pero el país se seguirá empobreciendo aún más, porque España ha entrado en un proceso de destrucción económica y cada vez veo más claro que la Europa rica piensa que su velocidad no es la nuestra; por tanto, como si de un maratón se tratara, los favoritos y fuertes tirarán a un ritmo imposible de seguir, cobrando cada vez más ventaja y quienes no han entrenado y, además, jamás tendrán la genética de aquellos, se irán rezagando cada vez más hasta que se tengan que detener. En argot maratoniano los africanos siempre ganan, pero en el económico siempre pierden. Y España cada vez pierde más y cada vez se parece más a África. Y lo digo sin ánimo peyorativo alguno. 
Por tanto, yo propongo que si no podemos ser cola de león y no podemos estar con nuestros socios poderosos, seamos cabeza de ratón y encabecemos una cruzada y de camino lideremos a esa África que tenemos al sur. Total, muchos de sus habitantes ya viven entre nosotros. Medio camino ya está recorrido.      
  

RELATO CORTO: UN DISTINGUIDO VIAJERO

“Luego la Reina mandó que fuese un alguacil de corte, por la posta, tras Cristóbal Colón, y de parte de su Alteza le dijese cómo lo mandaba ...