Mostrando entradas con la etiqueta CORRUPTOS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CORRUPTOS. Mostrar todas las entradas

20 septiembre 2012

¡QUÉ LES ZURZAN CON SUS CUITAS Y ENREDOS!


Yo, como toda persona que guste estar informada, he seguido con interés, desde siempre, la actualidad política. Hubo un tiempo en el que la política, a pesar de estar siempre en el filo de la corruptela, por su propia naturaleza, era una rama más del conocimiento humano y podías leer la actualidad política del país en cualquier periódico sin necesidad de echar la pota, pero ese tiempo ya ha pasado. 
Y ha pasado, desde que la política cada vez está más contaminada por los intereses materiales -por los intereses siempre lo ha estado- más ridículos y nauseabundos. Inclusos sus actores ahora son otros. Hubo políticos de raza, con los que podías estar de acuerdo o no estarlo (dos recientemente fallecidos, Fraga y Carrillo, por poner dos casos extremos, eran ejemplo de políticos de raza -aunque personalmente jamás he comulgado con la ideología de ninguno-), pero sus argumentos, por lo general, estaban totalmente alejados de intereses materiales. Eran políticos profesionales, es cierto, pero jamás se les ha descubierto una corrupción económica que les empañara su larga carrera política. Han vivido siempre en el mismo sitio y no se les ha conocido grandes fortunas, al margen de lo que hayan podido atesorar con su buen sueldo de ministros o diputados, según el caso. Pero ese tipo de políticos ya están falleciendo o bien se han retirado de la vida pública. 
No hace mucho vi un programa de Jordi Évole, 'el follonero', dedicado a conocer las opciones de gente -muchos de ellos políticos- que han hecho de su función un ejemplo de transparencia. De entre los entrevistados me llamó la atención un señor mayor, fundador del PP y con aspecto muy pepero -si es que ese aspecto está catalogado de alguna manera-, que por voluntad propia se había retirado cuando comenzó a comprender a qué se dedicaban sus antiguos compañeros de partido, que acababan de alcanzar la mayoría absoluta del gobierno de España, en el año 2000. Precisamente se apartó de la política cuando comprendió que ese poder no iba a ser bien digerido. Y no se equivocó. Es más, este antiguo político del PP considera que hoy que hoy día estar en un partido es igual a podredumbre y corrupción. Era diputado en ese momento y demostró coherencia y  coraje. Un caso único, sin duda.
Por tanto, visto lo visto, yo he decidido voluntariamente no leer intencionadamente ninguna noticia política ni perder el tiempo en esta pantomima en que se ha convertido la vida pública. Sencillamente, renuncio. No me interesa. Lo mismo que ya he decidido no votar más a opciones políticas de este tipo. 
Y sería sano que así lo hiciéramos muchos porque el sistema político actual y sus medios de comunicación palmeros se alimentan de esas audiencias. Sin ellas, no serían nada. Que les zurzan. 
Por el contrario, es completamente insano perder el tiempo con toda esta gentuza. Un tiempo precioso que  podemos dedicar a cosas que precisamente ellos no quieren que hagamos. Por ejemplo: ser más cultos, leer buena literatura e historia, ver buen cine, escuchar música culta, reflexionar, escribir. En fin, miles de cosas de ámbito intelectual que al sistema no le interesa que hagamos, porque ellos, como grandes ególatras que son, lo que les interesa es que estemos ensimismados con sus cuitas y enredos y nos olvidemos de crecer como seres pensantes y sintientes. Quieren masa, no personas. Que no cuenten conmigo.Lógicamente, seguiré leyendo la prensa y escribiendo en ella, mientras pueda y me dejen, pero hay muchas formas de acercarse a los medios de comunicación, muchas formas de leer y de escribir y yo tengo claro qué me interesa. Me ha ocurrido tarde, pero al final he visto la luz.  
Lo que ocurre es que cada vez tardo menos en leer la prensa y los telediarios no los aguanto ni dos minutos. Por tanto, al parecer, lo estoy consiguiendo.
  

05 septiembre 2012

LOS PEPEROS VUELVEN A SUS TOROS


Estos peperos no tienen remedio. Les sale la raza. 
Pensábamos que este país ya estaba avanzando y ellos mismos se autoproclamaban adalides de la libertad y el progreso -cosa que uno nunca se cree cuando gobierna la derecha. Aunque tampoco cuando gobierna la izquierda.-, pero no han podido evitarlo y le ha salido lo de ancestral que hay en ellos: han vuelto a programar corridas de toros por televisión, una de las pocas iniciativas valientes y correctas del infame Zapatero. Quizá la única.
Y, claro, eso me revuelve las tripas, tan antitaurino como soy y tan antifiesta como me declaro. Y me revuelve las tripas porque, además, sabemos que ese gasto lo asumen con el dinero público, es decir, con nuestros impuestos, dinero tan escaso para otras tareas básicas como es la sanidad, por poner un sólo ejemplo. 
Pero no nos debemos extrañar. Esta gente es así. En cuanto tienen un resquicio retroceden a lo más ancestral de nuestra vieja política y de nuestra más rudimentaria condición humana, porque, de qué otra manera hay que interpretar en los tiempos actuales que tengamos que volver a ver en las cada vez más definidas pantallas de televisión cómo desangran a un animal inocente ante la grotesca y grosera aquiescencia de miles de personas. 
Esta gentuza ha suprimido, amparándose en los recortes, series y programas de calidad de la televisión pública, pero no se ha cortado un pelo en reinstaurar la fiesta nacional, les ha faltado tiempo. Espero que no sigan retrocediendo en el tiempo.
Es en estos momentos cuando uno, no demasiado orgulloso de ser español, se avergüenza de serlo. Sin embargo, al menos, esta gente es maliciosamente coherente y siempre dijeron que volverían a poner corridas de toros en televisión. Mucho más cinismo y aberración existe, por ejemplo, en Andalucía, una región gobernada despóticamente por los socialistas desde siempre que, mientras que sus compas del gobierno central suprimían las corridas de toros, ellos las seguían programando en Canal Sur. Lo hacían y lo siguen haciendo, a pesar de que su socio de gobierno es un partido declarado formalmente como antitaurino: Izquierda Unida. 
Pero qué debemos de esperar ya a estas alturas de nuestros políticos. Pues nada. Absolutamente nada.
Al menos debe de estar contento el Borbón -declarado taurino, eso sí, sin que eso le cueste un euro de su bolsillo- tan dado a dañar a animales de todos los géneros y especies.
PD: si alguien sabe dónde está la lista para borrarse de este país, por favor, que me escriba.   

21 junio 2012

SIGUEN MONTADOS EN SU ARROGANCIA

Seguramente pensaréis -permitidme que os tutee, que llevamos ya tiempo comunicándonos-, que todos estos artistas de la poltrona ya han tomado nota y que están haciendo un ejercicio de reflexión y contrición en el gasto y sus prebendas, pero no, nada de eso. Si pensáis que es así es porque determinados medios de comunicación palmeros nos hacen creer que sí, que están bajando sus dietas, sus coches oficiales, sus indemnizaciones, sus cesantías, su buenas y gratuitas comida, pero no, nada de eso. Estos cabrones siguen montados en su arrogancia y parece darles igual todo ese asunto de la intervención económica por parte de la UE, recortes a la ciudadanía y demás monsergas por el estilo; es cierto, dicen una cosa en los telediarios, en cualquier lugar y momento en el que exista una cámara, pero todo es mentira porque hacen justo lo contrario. De hecho, si tuvieran la más mínima dignidad  e hicieran una seria reflexión de lo que han hecho con el país, la comunidad o el ayuntamiento, ya se hubieran ido con la cara roja de vergüenza, pero no, nada de eso, porque no la tienen. Para muestra un botón. Esta mañana algunos compañeros de oficina, totalmente indignados como estamos con los brutales recortes que nos hará la Junta de Andalucía a partir del 1 de julio, estos compañeros, decía, llegaron con la cara indignada y descompuesta porque habían tenido la ocasión de toparse en la puerta del Consejo Consultivo en Granada con todos los artistas del engaño que mandan en la Junta. Al parecer, llegó un número incalculable de elegantes Audis-8, uno tras otro, hasta el punto que la policía, en vista de que no cabían, comenzó a desplazar a repartidores de varios productos que estaban allí llevando cosas a comercios y bares, es decir, estaban currando, para variar. Llegaron al Consejo Consultivo para asistir a a una de esas estupideces que se inventan para salir en la tele, viajar y comer gratis y, de camino, recordarse unos a otros que son los amos, los putos amos. Posteriormente, me dijo uno de los compañeros, al que se le había puesto cara de minero asturiano, se iban a ir todos a comer al cercano Hotel Melía, sin el más mínimo resentimiento ni preocupación por las cuentas hispanas. Con dos cojones. Y, lo peor, es que no había allí ningún grupo ciudadano con porras, tomates, lanzagrandas asturianas ni nada por el estilo. Que les sale todo gratis a estos energúmenos.  
Al poco me llamaba otro compañero y amigo indignado también, y por la voz reconocí que se le había puesto un tono de minero asturiano también, y me dijo que mientras que están aplicando la poda a derechos adquiridos por los empleados públicos, entre ellos, una mínima cantidad que se daba a quien se jubilaba, ellos no han tenido ni la más mínima dignidad de quitarse un estipendio que se otorgan cuando cesan de delegados, directores generales, secretarios generales, viceconsejeros, consejeros y otros muchos cargos que nos están arruinando a los ciudadanos. Se embolsan por el arte del birlibirloque una suma mínima de 5000 € y, claro, como eso no lo sabe casi nadie pues ni han tenido ni la más mínima tentación de suprimirlo. 
Hay que dejarse ya de tonterías y de cancioncillas en las manis. Hay que pasar ya a la acción, que es lo que entiende esta gentuza, acabó diciendo mi compañero antes de colgar el teléfono. Y razón no le falta. De hecho es lo que yo decía el otro día.  

12 junio 2012

LOS CARGOS Y LA FALSEDAD

De todos los vicios de los que adolece la condición humana, la falsedad es uno de los más miserables. Y cuando se trata de la falsedad en el mérito, la abominación es nauseabunda. Viene a cuento esta introducción por las testimonios directos que te van llegando sobre personajes o personajillos de esta mísera Administración en que se ha convertido la Junta de Andalucía, en la que existe gente honrada y trabajadora a grandes dosis, pero también a grandes dosis, gente farsa y pretenciosa. Me explico. 
Todos hemos asistidos a leer curruculum de consejeros, directores generales, delegados provinciales y otros cargos elegidos a dedo -es decir, cargos políticos o seudoadministrtivos- provistos de una pompa y unos méritos muy dudosos, confundiendo la ocupación de cargos políticos dados a dedo y por motivos partidistas con méritos que quieren hacernos creer entroncan con laureles académicos de todo tipo. 
Hubo una Consejera de la Junta de Andalucía que la retrataban en un curriculum como gran jurista porque había sido no sé que del Consejo General del Poder Judicial y Letrada de una Diputación Provincial, pero nada de eso era cierto. Simplemente que había acabado la carrera de Derecho, como tantos otros y otras y el partido se había encargado de colocarla en órganos en los que los partidos le corresponde nombrar a un representante. Lo de Letrada de una Diputación no era más que una farsa aún más ridícula ya que pude obtener información sobre esa supuesta oposición libre y jamás existió. Lo que suele existir en estos casos no es otra cosa que un contrato a dedo y un posterior concurso-oposición a la medida y ya está conseguida la plaza de por vida. Es muy común en esta triste tierra ese tipo de cosas. Es decir, que se entienden como méritos cosas que no son más que intereses y prebendas de partidos políticos. Esa persona ahora ocupa un puesto de envidia que no diré porque de decirlo ya no es necesario ni dar el nombre. En fin. 
Lo realmente meritorio es la oposición libre que gana una persona, aunque sea de celador de necropsias, cuerpo que consta de unos cuantos temas que hay que estudiar a fondo y competir con un buen puñado de otros aspirantes, no los méritos que esa caterva de vagos y facendosos se dan o les dan. En sentido, siento verdadera tristeza por la cantidad de gente joven o no tan joven que con esfuerzo personal económico suyo y de su familia y estando realmente preparados ven cómo van denegando sus exámenes una vez y otra porque hay políticos imbéciles y corruptos de nuestra región que prefieren meter por la cara a sus amigos, familias o colegas del partido. Dan ganas de hacerse minero de Asturias o al menos actuar como ellos en las manifestaciones. De veras. 
Otro caso similar ha llegado a mi oído porque uno está en contacto -por su pasado, por su presente, por su futuro- con muchas personas en esta ciudad; pues bien, decía que me ha llegado al oído el caso de un concejal electo de un pueblo del cinturón de Granada que fue nombrado Jefe de Servicio de una Delegación Provincial. Ese individuo es agasajado en su pequeño pueblo como gran funcionario por aquello del país de los ciegos y el tuerto amo y tal; pero la realidad es la siguiente: ha sido nombrado Jefe de Servicio porque es un puesto de libre designación, pudiendo ser elegido por ser empleado público superior de otra Administración Pública, que es una opción que permite la libre designación en la Junta de Andalucía; y es empleado público superior de otra Administración Pública porque en esa Administración Pública el partido te introduce como personal eventual o contratado y luego te hace, igualmente, un concurso-oposición a la medida. Por tanto, una nueva farsa de esas que te indignan. Pero no son los únicos casos. Hay tantos en esta Andalucía, que sangra por todos los poros, que dan ganas de echar la pota. Como el caso del ni-ni que ocupa un importante cargo en la Junta de Andalucía, por el mero hecho de que su papi ha sido y es un dirigente destacado del partido. Existen trescientos mil jóvenes más preparados que este pollo pero ninguno cuenta con esos soportes políticos. O sea, que ya existen como en las mejores dictaduras o monarquías autoritarias, o no, puestos hereditarios. Sin duda, la democracia ha sido un buen negocio para gente vivaz y sin alma al mismo tiempo que mal negocio para gente honrada.  
Por suerte, uno convive y comparte trabajo con miles de compañeros que un buen día se encerraron en la soledad de su habitación y rodeados de fantasmas, inquietudes e incomprensiones de familia y amigos, dedicaron horas y horas a aprobar unas oposiciones y buscarse un porvenir a pesar de que sabían que una vez conseguido el puesto de trabajo no se iban a enriquecer. Lo que nunca barruntaban es que por la puta envidia de este mísero país y por pertenecer a un Estado repleto de vagos, sinvergüenzas, ladrones y aves de rapiña, ahora iban a sufrir un bestial recorte en sus remuneraciones porque hay que cubrir el agujero que han dejado políticos, banqueros, monarcas, alcaldes y urdangarines. Y luego nos quejamos que nuestra prima de riesgo esté ya rozando las nubes.       

AQUÍ UNO QUE DECIDE ABANDONAR LAS REDES SOCIALES

  Yo siempre he entendido que las redes sociales son Facebook, Twitter e Instagram, por citar las más conocidas y usadas por todo el mundo, ...