Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS EN MBT. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta RUTAS EN MBT. Mostrar todas las entradas

25 marzo 2013

RUTA POÉTICA EN MTB

Me gusta la lluvia, en bici, 
Me gusta la lluvia, corriendo,
Me gusta la lluvia, andando,
Me gusta la lluvia, 
Sencillamente: me gusta la lluvia, 
Porque su sola presencia hace soñar, 
sin más requisitos que su mera contemplación.    



Es curioso que te surjan estos versos justo después de haber atravesado un diluvio con la BTM, perdido en mitad de la nada, en algún lugar de los Montes Orientales, de cuyo nombre puedo acordarme: en un punto entre Los Olivares y Colomera. 
No me atreví a detenerme para hacer unas cuantas fotos en plena lluvia por temor a entumecerme, pero sí lo hice nada más escampar, porque la quietud y belleza del paisaje a los pocos minutos de cesar un fuerte aguacero es algo digno de vivirse y fotografiarse: 

Poco hacia presagiar que pasada esta tranquila carretera que conduce a la población de Colomera, el cielo se rajaría.  Foto de José A. Flores 

El Castillo de Colomera, a día de hoy tan sólo son unos cuantos restos, pero cuentan las crónicas que su fundación es anterior a la Alhambra, siendo toda Andalucía solaz del Califato Omeya.  Foto de José A. Flores 

Así es la belleza de los campos minutos después del torrencial aguacero. Todo se queda mudo y en silencio, siendo los únicos sonidos los que producen algún que otro pájaro y el clic del cambio de mi bicicleta. El Berbe Alto a la derecha y el majestuoso Castillo de Moclín al fondo, en lo alto de una pequeña loma. Foto de José A. Flores 

A la izquierda, al Sureste, el macizo de Sierra Elvira se erige majestuoso. Pinos Puente, a su falda le debe sumisión y eterno agradecimiento por su desinteresado resguardo. Foto de José A. Flores 



08 septiembre 2012

FOTOS DESDE LA MTB

Al día siguiente de hacer el Medio Maratón 1 de Septiembre, decidí 'refrescar' las piernas haciendo una ruta suave en MBT. Fueron apenas 25 kilómetros, pero dieron para mucho. Al menos en imágenes: 

Aunque pudiera parecer increíble, la Vega por la que suelo correr y pedalear tiene rincones para mí, inéditos. Esta fresca y  breve carretera nos adentrará en el anejo de Fuente Vaqueros, denominado La Paz. Jamás había estado allí.
La acequia acompaña a la carretera y va bañando los fértiles campos de la Vega. Probablemente esté aún inalterable desde la época Nazarí.

Llego al anejo de la 'Paz'. Y sí, paz hay. A raudales. Una pequeña aldea con un racimo de viviendas y una tasca, cuya pequeña terraza vemos al fondo. La población cuenta con una capilla del Siglo XVII.

Este paisaje es muy típico de la Vega que transcurre entre los municipios de Fuente Vaqueros y Pinos Puente, entre otros: la presencia repentina grandes arboledas, las siempre presentes acequias, un secadero de tabaco y el lugareño, que casi siempre suele ser un hombre mayor a lomos de su bicicleta. Una imagen natural y pura en un mundo totalmente digitalizado. 

Ya no es tan común encontrar grandes plantaciones de tabaco, dado el cambio de estrategia en la producción de este producto. Pero las que hay tienen un encanto especial, bañadas por el sol y también resguardadas por la amplia arboleda.

El Geníl -que veremos en la siguiente imagen- está vigilado en sus dos márgenes por unos frescos caminos, que son una delicia para correr y pedalear en MBT. Accedí a este lugar por este camino, a la altura de Pedro Ruíz, pero es posible seguirlo, siguiendo el curso del Genil, desde Granada hasta -al menos- el municipio de Láchar. Son muchos kilómetros de vía verde natural. 

El río Geníl tiene un cauce enorme, lo que nos hace pensar que otrora fue un río poderoso. Hoy día, este afluente del Guadalquivir lleva poca agua. No obstante, a la salida de 'La Paz' su caudal es más generoso que en otros tramos. Os puedo asegurar que es un remanso de paz y frescor.

Volvemos ya para Pinos Puente. Este cuadro junto a la MBT indica unas rutas por la zona que se pueden hacer andando, corriendo o en bicicleta. 

El Camino Real siempre me ha parecido muy sugestivo para correr. Esa larga recta ha sido testigo de lluvia, nieve, frío y sol. Correr por ahí me estimula.  

Una especie de oasis en el Camino Real. A esta altura aproximada confluyen los municipios de Pinos Puente y Fuente Vaqueros 

A pesar de que el verano aún no se ha ido, es impresionante el verdor de las alamedas. En breve todas esas hojas se tornarán amarillentas para desembocar en un marrón claro y serán testigo de mis pisadas. El otoño, que se aproxima raudo, también es una época muy sugestiva para correr. Las hojas en el suelo y los álamos desnudos.

La Vega tiene la virtud de la fertilidad de su tierra; de ahí que en poco espacio confluyan cultivos de tabaco, frutales y alta arboleda.

18 agosto 2012

UNA AMENA RUTA EN MBT, QUE YA ERA NECESARIA

Extasiado aún por la entrada anterior y por el necesario debate, ya casi en la campana introduzco la entrada de hoy, para la que qué mejor argumento que la fenomenal y placentera ruta en MBT que he llevado a cabo en esa inusual mañana fresca del sábado, 18 de agosto. Y la ilustraré de una manera original e inédita hasta ahora: introduciendo una fotografía de algún lugar señero o panorámica de las poblaciones (fotos "prestadas" de Internet, que no mías) por las que ha que transcurrido la ruta de 32 kilómetros, totalmente llana, a excepción de alguna cuesta corta por el camino. Ahí va: 

Qué mejor que comenzar la ilustración con el monumento más señero de Pinos Puente, para indicar que es aquí donde comienza la ruta. Se trata del puente de origen romano, con pasado, también, visigodo y árabe (cada civilización le añadió su impronta). Su estrategíca ubicación también contribuyó a que entrara en la historia por haber sido testigo del mensaje del emisario de los Reyes Católicos -que acampaban a pocos kilómetros, en Santa Fé-, a Cristobal Colón, por el cual reconsideraban su inicial negativa a sufragar los gastos para la conquista de un "nuevo mundo". También fue testigo de un episodio de la Guerra de la Independencia contra el ejército gabacho. 

Dejado Pinos Puente, el siguiente pueblo de la ruta es Fuente Vaqueros y la mejor forma de ilustrarlo es con la estatua dedicada al poeta universal, natural de la localidad, que preside el Paseo de la población, que es su centro neurálgico, a pocos metros de la Casa Museo, que es en la que nació Federico García Lorca.  

Sin apenas darnos cuenta, casi cuando acaban las últimas casas de Fuente Vaqueros y una vez atravesado el Río Genil, llegamos a la población de Chauchina, famosa por su Banda de Música, una de las más importantes de la provincia. De ahí esta foto. 
Atravesamos Chauchina y a los pocos kilómetros nos encontramos con esta torre, pérdida en la Vega: la Torre de Romilla, de construcción nazarí y, bien conservada. Romilla, anejo de Chauchina, también es conocida por la irrupción del personaje Pepe "el romano", en la obra dramática de García Lorca, "La Casa de Bernarda Alba".   

A través de una fresca y frondosa carretera local, llegamos a la población de Cijuela, que es municipio. Este pequeño municipio se ha beneficiado económicamente de su ubicación junto a la A-92, dirección Málaga y Sevilla y de la presencia de grandes multinacionales en los polígonos industriales existentes entre esta autovía y la población.

Siguiendo por la vía de servicio, anexa a la A-92, en muy pocos kilómetros llegamos al municipio de Láchar, que posee este Castillo como su monumento más simbólico. Un castillo de origen cristiano, ya que fue construido tras la reconquista y que cuenta con algún episodio regio importante. Se conserva en muy buen estado porque es usado en la actualidad.
El siguiente pueblo es Valderrubio. Para ilustrar el paso por esta Entidad Local Autónoma, dependiente del municipio de Pinos Puente, había una infinidad de fotografías en la red, pero ésta me parece muy significativa ya que ilustra el pozo del patio de la casa de los padres de García Lorca, una enorme casa solariega en la que el poeta pasó algunos veranos de su adolescencia y que marcó parte de su obra. Actualmente es la Casa Museo y recinto de diversas actividades culturales ya que cuenta con un patio impresionante en el que se representan desde actuaciones musicales hasta teatro.

El siguiente pueblo de la ruta es Zujaira, también perteneciente al municipio de Pinos Puente. He buscado con mucho interés en la red para encontrar esta foto, ya que refleja muy bien lo que García Lorca denominaba Vega de Zujaira, que es parte de lo que vemos en la foto, con la población al fondo. Es, verdaderamente, un vergel natural, como ya el poeta pudo observar con su especial sensibilidad.

Prácticamente unida a Zujaira se encuentra la población de Casanueva, también perteneciente al municipio de Pinos Puente. Ambas poblaciones se dan la mano y, a excepción de los lugareños, no se sabe dónde empieza una y acaba la otra. Existe una sana rivalidad en ese aspecto. Ilustramos esta población con esta casa, que da nombre a lo localidad. Se trata de parte de un antiguo monasterio, creo que de la Orden de los Agustinos, y que, al parecer, fue hospital. Data de finales del siglo XVII y, aunque se conserva en irregular estado, se mantiene en píe.   
Y volvemos a Pinos Puente. Otro de los símbolos de esta localidad es la Casa de los Duques de Abrantes, que preside la Plaza de la Iglesia y que data del Siglo XVII. Hoy día, bastante reformada y habitada.

25 febrero 2012

UNA RUTA EN MTB ASEQUIBLE Y AGRADABLE

A continuación os mostraré una amena ruta hecha en MTB en la excelente mañana del sábado. Para quienes frecuentéis los pedales deciros que es una ruta corta de 20 kms., que transcurre entre Pinos Puente y Tiena, para volver a la primera localidad. 
Esta ruta es muy frecuentada por ciclistas de toda clase ya que se trata de una carretera provincial, recién arreglada, además y el tráfico es bajo. No tiene una dificultad muy alta, a excepción de la subida a Tiena de un kilómetro y medio aproximadamente. De hecho, es también fenomenal para ponerse "fino" corriendo y yo la he frecuentado cuando he estado preparando pruebas duras como es la prueba del Veleta. En aquella ocasión la dureza fue mayor porque llegué hasta el Castillo de Moclín, que es otra historia. 
Por tanto, os dejo este reportaje fotográfico, que recoge  algunos motivos de esta bonita ruta que es una transición entre dos comarcas granadinas muy diferentes entre sí: la Vega y los Montes Orientales. 

Estamos al comienzo de la ruta, segundos después de pasar las instalaciones deportivas de Pinos Puente. Al fondo a la izquierda hayamos el Cerro de los Infantes, lugar en el que se hallaron las ruinas de lo que fue la antigua ciudad íberoromana de Ilurco, que también fue escenario de encuentros bélicos entre castellanos y árabes, años antes de la Toma de Granada.
  
Estamos en el lugar más próximo al río Velillos, junto a la antigua ciudad íbero-romana de Ilurco, que está en el otro margen del río. 

Esta fotografía refleja la muy conocida Media Luna de Búcor, una obra civil muy antigua, que data de la etapa musulmana, si bien fue reconstruida posteriormente.   

Este el cruce de caminos que nos conducirá -en función de la dirección que elijamos- a Olivares -que se ve al fondo- Tiena -que es de donde vengo- y Pinos Puente a la izquierda -hacia donde me dirijo-. 

Justo en el cruce que antes señalaba se encuentra el panel informativo de la Ruta del Califato, dentro de "El Legado Andalusí", que indica las direcciones de las localidades integrantes de esta ruta.  

Ya me encuentro en la Fuente de Tiena, donde hay que reponer fuerzas tras subir el duro repecho que conduce a esta localidad. El agua es cristalina y está fresquísima. Realmente Tiena es un remanso de paz y tranquilidad.


Es muy importante tener amigos en todas partes, que te reciban con hospitalidad.

El Cortijo de Enmedio está justo en el límite entre el municipio de Pinos Puente y Moclín, si bien pertenece a este último. Fue muy mediático en su día por ser un paradigma de la fallida reforma agraria de la Junta de Andalucía. De hecho, aún existen algunos programas públicos agrarios que se anuncian a la entrada del Cortijo. 

Tras pasar Búcor en dirección a Pinos Puente, nos encontramos el Cortijo de las Tres Hermanas, que es un recinto bucólico. Al fondo se yergue el Cerro de los Infantes, de pasado tan glorioso.

Se trata del Cortijo de las Tres Hermanas al que me refería en la fotografía anterior.

MATADEROS DE CRISTAL

                                                              Por José Antonio Flores Vera Hasta hace bien poco no solían programar en telev...