Mostrando entradas con la etiqueta EDICIÓN LIBROS. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EDICIÓN LIBROS. Mostrar todas las entradas

15 mayo 2018

LA MADUREZ DEL ESCRITOR INDIE

Imagen relacionada
Es común que quienes dedicamos gran parte de nuestro tiempo libre a escribir (porque no somos profesionales y hay que compartirlo con un trabajo remunerado que nos posibilite pagar las facturas) vayamos atravesando etapas, muy necesarias para hacernos como escritores. Es algo que lo solemos comentar entre nosotros, bien cuando hablamos en el plano físico como en el virtual, mucho más común en la actualidad. Esas etapas han de darse de manera progresiva y sería inútil forzarlas o tergiversarlas. Son etapas de madurez, de autocrítica, de perfeccionamiento, de solidez... Etapas que son, en ocasiones, inacabables e inabarcables, dado que la literatura es un arte -como todo arte- que no deja de exigir perfección. Una de éstas es el perfeccionamiento, mejoramiento y corrección de tus propios textos, al tiempo que la necesaria autocrítica, que siempre será positiva porque ayuda a crecer.
Cuando comenzamos a escribir y a publicar somos ingenuos. Nos vence la ilusión y falta de paciencia por publicar; porque hoy día ya no es necesario hacerlo con una editorial que acepte nuestra obra. Sin embargo, ahí radica el principal problema y la trampa más temible. Hemos de partir de la base que tampoco se asegura la perfección en la expresión lingüística, semántica, ortotipográfica y de estilo publicando con una editorial tradicional potente y prestigiosa, pero sí es seguro que el producto final será mejor o, al menos, más cuidado. A sensu contrario, publicar por tu cuenta, gracias a las múltiples posibilidades que ofrece hoy día la era digital y editorial, tiene sus riesgos. De ahí que no sea igual autopublicarse que autoeditarse. Es completamente comprensible que la mayoría de quienes publicamos optemos por estas dos vías, pero para evitar esos riesgos y problemas a los que me refería, cada vez es más necesario acercarse a la autoedición cuidada y profesional y apartarse de la autopublicación que casi nunca cuenta con las garantías y profesionalidad exigida a un producto decente, que en este caso será tu propio libro y por ende, tu propia carrera como escritor. En la parte intermedia, existen gran cantidad de pretendidas editoriales que ofrecen sus servicios de autopublicación, pero pocas apuestas por servicios de autoedición de calidad. A todo este proceso se ha dado en llamar autor indie, que es un autor que se convierte en dueño de todo el proceso creativo y editorial, radicando en varias o todas esas fases de ese proceso su principal problema y error. 
Si una editorial solvente, una vez entregado el manuscrito del escritor al que desea publicar, necesitar atravesar todas esas fases desde que se entrega el manuscrito al editor, ¿por qué un autor indie no ha de asumirlas todas de igual manera? Efectivamente, en ambos casos hay que asumirlas todas y cada una de ellas, la única diferencia está en que en el primer caso será la propia editorial la que las asumirá, aunque no todas las editoriales las cumplen todas a rajatabla, y en el segundo, en el caso del autor autoeditado, deberá de asumirlas él mismo, para lo cual se aconseja que lo haga contratando los servicios de profesionales adecuados que le corrijan la obra, la diseñen la portada, le maqueten el texto y le impriman los libros. Luego, llegará la labor más correosa y, tal vez, difícil, como es la promoción de sus propios libros, aspecto éste que bien llevado y trabajado da resultados excelentes, según vemos en muchos casos, gracias, sobre todo, a la innovación actual de las plataformas digitales como Amazon, que se ha convertido en la librería virtual más grande del planeta. Sobre esto habría mucho de qué hablar y exigiría nuevos artículos, que poco a poco irán llegando. Baste plasmar en éste esos elementos básicos que establecen de manera diferenciada la forma de edición. Y que sirva también lo aquí explicado como argumento válido de lo que apuntaba al principio sobre esa etapa de madurez a la que vamos llegando los que ya tenemos más de un libro publicado, una etapa de madurez que hace que te conviertas en un autor indie serio autoeditado en vez de un autor desorientado autopublicado. Porque el problema hoy día no es que que el mercado editorial profesional tradicional no desee publicar a escritores no conocidos o nada mediáticos, sino que muchos de los conocidos y mediáticos cada vez tienen menos cabida en ese sector editorial tradicional, mientras que otros prefieren seguir siendo indies porque les va mejor que siendo publicados por esas prestigiosas editoriales, que exigen muchos sacrificios y ofrecen por lo general, pocos emolumentos y satisfacciones.                 

02 mayo 2018

UN PROYECTO CURIOSO: REFLEXIONES Y POEMAS NOCTURNOS DE UN CORREDOR

Yo escribo cosas, elaboro proyectos y los suelo acabar. Luego los dejo dormir un tiempo, a veces más largo, otras más corto. Pero no todo nace con la vocación de publicarse, aunque, sí, ese debería ser el fin último. Pero ocurre que no todo lo que se proyecta acaba alcanzando una forma concreta y sin ella no es posible hacer un libro. Sin embargo, he de admitir que cuando un proyecto me ronda por la cabeza, visualizo  el libro, que bien podría ser en papel o en digital. Es de esa forma cómo he publicado ya seis libros, entre papel y eBooks.

El origen de Reflexiones y poemas nocturnos de un corredor
   
Un buen día, de manera inopinada, cayó en mis manos un librito de no más de sesenta páginas. Quien me lo hizo llegar también envió un mensaje: cuídalo, es un libro de cabecera. Era sobre el corredor y lo componían textos, prosa más que poesía, y fotografías. No era gran cosa lo que contaba, he de admitir, pero tenía su atractivo. Así que me dispuse a leerlo y lo acabé en apenas una hora. Luego, me quedé reflexionando y vi una especie de luz. Es esa especie de luz que solemos ver quienes escribimos y estamos en todo momento a la busca de un proyecto nuevo. Vi claro lo que quería escribir. Nada tendría que ver con lo que había leído en ese librito, pero sí había posibilitado que visualizara el proyecto. Al principio, un poco difuso, sin esquema previo, pero poco a poco fue tomando forma. La idea no era otra que, aprovechando que me encontraba lesionado y no podía correr, elaborar cada noche una reflexión sobre correr de pocas palabras y a esa reflexión acompañarle una fotografía, ambas cosas motivadoras para quienes gustan correr y leer sobre correr, pero también para quien no siendo corredor le guste leer prosa y poesía, porque también incluiría poesía. Resulta que había acabado de escribir el manuscrito del poemario 'Me iré con el primer viento', y había decidido excluir los poemas dedicados a correr, que conformaban un capítulo independiente. Abrazaba la idea de escribir algún día un poemario dedicado en exclusiva a este deporte. Así que la idea ya iba cogiendo forma, de hecho la tenía ante mí: incluir en ese libro de reflexiones los poemas. Al poco, consideré como muy razonable y lógico que fueran cuarenta y dos las reflexiones, iguales kilómetros que tiene la distancia mítica del maratón. Luego, ya estaba diseñado el proyecto. Ya solo faltaba corregir, reescribir, dar orden a lo escrito y buscar las fotografías muchas, de las cuales serían mías, pero otras las buscaría en banco de fotos gratis o de pago.
¿Será publicado algún día? No lo sé, en verdad, aunque sí tengo ya claro que de publicarse tendría que ser en papel, porque hay libros para papel y libros para digital.               

14 abril 2018

¿QUÉ PASARÁ O NO PASARÁ CON MI POEMARIO 'ME IRÉ CON EL PRIMER VIENTO'?

Cuando acabas un libro, sueles quedarte mirando el borrador y te preguntas: ¿qué hago ahora? Es una pregunta que a medida que más experiencia tienes en la publicación de libros, más te haces. 
Desde fuera, sobre todo para gente que esté al margen de la edición y publicación de libros, la cosa puede ser tan fácil como meter el borrador en un sobre y enviarlo a una editorial importante para que ese borrador se convierta en libro. Tú, autor de la obra, crees en ella (¿quién va a creer más que tú?), entre otras cosas porque has estado muchos meses, quizá años, escribiéndola. Pero ocurre en esto de la creación que, el verdadero camino comienza cuando la obra ya está acabada. Es muy distinto a otras obras y construcciones menos prosaicas. Por ejemplo, tú necesitas reformar tu cuarto de baño y llamas a una empresa o a un albañil. Le cuentas a éste qué es lo que quieres hacer y los materiales que quieres instalar. Éste te ajusta un presupuesto, lo admites y ya está. Desde el punto de vista del albañil, basta con hacer su trabajo de acuerdo con lo encargado y punto. Sin embargo, cuando acabas un libro, una composición musical o un cuadro (a no ser que se trate de algo por encargo, que entonces no decides tú qué  y cómo crear), el verdadero camino comienza cuando has puesto el punto y final en el borrador. Así de perra es la creatividad, aunque es esa también su mayor virtud. Me explico.
Cuando te sientas a escribir un libro, nada ni nadie te impide qué y cómo escribir; es más, nadie te fija un plazo ni tan siquiera las horas que has de dedicarle cada día. Esa es la verdadera virtud de la creatividad libre. Su contrapeso es que publicarlo no es un camino de rosas. Por suerte, cada día está más en alza la autopublicación seria y consecuente (no la chapucera e inconsecuente). La otra opción es la tradicional. Por supuesto que a todos nos gustaría que nuestras obras las publicara una editorial grande, pero no a cualquier precio (al menos, esa es mi opinión). Porque hay un precio. No un precio material, pero sí en cuanto a aspectos que sesgan mucho tanto al autor como a su trabajo. Las editoriales tradicionales son empresas que quieren vender y si no lo hacen con tu libro, te olvidan. De hecho, cada día son más los autores que así lo reconocen y que, por eso, han decidido optar por la autopublicación. A eso hay que añadir los eternos plazos de estas editoriales para contestarte (para decirte que no, en la mayoría de las ocasiones, o ni siquiera contestar), para editar el libro, una vez admitido, para corregirlo, para sugerirte o imponerte cambios, para exigirte que te muevas en la promoción yendo en aquí a allá, para que vendas tu libro porque ellos solos no lo conseguirán, para, al final, dejar tu libro arrinconado en un frío almacén o en el anaquel más apartado de cualquier librería, con el añadido de que no dispones de los derechos de él hasta que pasen cinco años. Y en cuanto a tus derechos de autor, olvídate de enriquecerte, aunque se venda razonablemente bien. Todo lo que cuento se basa en alguna experiencia mía, que no he publicado con grandes editoriales pero sí en edición tradicional, y de lo que le he escuchado a autores que han tenido la decencia de contar la verdad de sus experiencias con editoriales grandes y prestigiosas.
Dicho esto (que es un rollo de mucho cuidado), mi decisión personal es que mi poemario 'Me iré con el primer viento' no será enviado a editorial alguna (lo hice a un par de ellas y lo valoraron muy bien, pero sus propuestas no me convencieron), sino que será autoeditado, muy probablemente en la mayor editorial y librería del mundo, la que está desafiando a todas las demás: Amazon.
¿Para cuando? No lo sé. Supongo que para después del verano.      

31 marzo 2018

LOS NUEVOS SUPERVENTAS LITERARIOS

   En ocasiones, si me coge de paso, acudo a un conocido centro comercial a ojear libros, sección que ha ascendido desde la primera la cuarta planta, tal vez, porque en la primera ocupaban un espacio importante y, total, para lo que se venden; o, quizá, porque de esa manera el cliente potencial rastrea todas las plantas y acaba comprando cosas innecesarias. Cuando se trata de genios del marketing nunca se sabe, pero yo me inclino por la primera solución. En fin, fuere lo que fuere, el lugar donde están ubicados los libros en este centro comercial no es el asunto al que me quiero referir en esta nueva entrada, sino a la lista de los más vendidos en la modalidad ficción que, reconozco, también suelo mirar de vez en cuando. Y, en esta ocasión, miré e hice la fotografía del listado que, apreciados amigos y lectores, podéis ver aquí debajo.

No hay texto alternativo automático disponible.
Ya casi nunca me sorprende el susodicho listado. No, desde que entraron en él libros que no sería muy exacto adscribirlos a la literatura pura, tal y como algunos la concebimos, si bien, sobre gustos literarios cada cual es muy dueño de tener sus preferencias, por supuesto. Sin embargo, en esta ocasión sí me sorprendí. No estoy diciendo que mi sorpresa sea sinónimo de indignación, contrariedad, disgusto o nada por el estilo, nada de eso, sobre todo porque siempre he considerado que estar en la lista de los más vendidos tiene su mérito y su trabajo, ya sea literario, de prestigio o, exclusivamente de marketing.

Como decía, útimamente, estas listas han estado ocupadas por libros que derivan de otros géneros o subgéneros, tales como histórica comercial (muy distinta a la narrativa histórica más seria), romántica, literatura para jóvenes adultos y cosas por el estilo. Por tanto, los títulos de literatos consagrados y que escriben género literario más puro, sobre todo novela a secas, ya costaba verlos en estas listas y si lo estaban, apenas lo hacían unas cuantas semanas. La sorpresa en esta ocasión ha sido ver la irrupción con fuerza de nuevos literatos que derivan de Internet, en concreto de las plataformas de autopublicación, sobre todo de la de Amazon, en la que yo suelo publicar también pero sin el éxito de éstos (espero tenerlo algún día cuando publique novela romántica o negra). En la susodicha lista hay un autor, Javier Castillo, que ocupa la primera y la tercera posición con dos novelas de similar título y, según he leído, de similar temática. Mucho se comenta sobre el éxito de este joven malagueño, ajeno por completo al mundo literario, si es que éste aún existe, y hay opiniones para todos los gustos, pero lo que sí parece unánime es que su éxito se ha basado en un canal de YouTube y en las redes sociales. No sé cómo escribe y nada diré hasta que lo lea, si es que lo leo algún día, pero en Amazon cuenta con cientos de opiniones y yo siempre me suelo fijar en las más bajas. Sé que todos los libros con muchas opiniones siempre tienen malas, eso es una fatalidad a la que no escapa nadie pero, en este caso, me ha sorprendido sobremanera la enorme cantidad de opiniones contrarias a la calidad de las novelas de este escritor, muchas de las cuales, he de decir, porque me gusta la buena educación y las formas, me parecen venenosamente desproporcionadas, porque también aquí juega la envidia, que no olvidemos es el deporte nacional de este país, no el fútbol. El caso es que gracias a que ha vendido miles de eBooks, una editorial atenta -quizá una de las que le rechazó sus novelas cuando no lo conocía nadie- ha decidido ficharle y está vendiendo por miles. Dicho esto, tampoco era eso de lo que quería hablar o no al menos en exclusiva, sino de la desaparición en estas listas de gente importante y consagrada de nuestras letras o de las foráneas. En la lista que vi y fotografié, además del ya perenne, Fernando Aramburu con su exitosa novela Patria, solo se asoma y casí tímidamente el bueno de Juan José Millás, consagrado literato que aún cuenta con su público,  a pesar de que sus obras últimas ya no tienen la calidad de las primeras, en mi opinión, pero ni atisbo de lo último de mi admirado e imprescindible Antonio Muñoz Molina, Un andar solitario entre la gente u obras recientemente publicadas de gente como Paul Auster, 4,3,2,1 que ha desaparecido pronto, por no hablar de la última novela de Javier Marías, Berta Isla o la aún reciente de Almudena Grandes, Los pacientes del Doctor García, por poner tan solo ejemplos célebres de escritores que siempre han estado ahí. Luego, ¿qué está ocurriendo? En mi opinión, lo que está ocurriendo es que sí, que se lee aún bastante en este país, a pesar de que las estadísticas digan lo contrario, pero que hay una desviación en cuanto a gustos literarios, influenciada sobre todo por la irrupción de Internet, las RRSS y las plataformas de autopublicación en la que cualquier autor con habilidad, si no para escribir, sí para moverse bien por este mundo cibernético puede triunfar. Y si escribe bien, hablaríamos de un triunfo doble. 

22 marzo 2018

EL BLOG, LA CASA LITERARIA DEL ESCRITOR.

Resultado de imagen de BLOG LITERARIO    La base de mi producción literaria siempre ha sido el blog. Es algo que intuía como fundamental, más que saberlo con certeza. Comencé a administrar el primer blog (Diario de un corredor) allá por el año dos mil cinco, si no recuerdo mal, una época en la que los más puristas, los más contrarios a todo lo que fuera digital, lo calificaban como algo parecido a la seudoescritura (por cierto, también lo decían cuando irrumpieron los procesadores de texto). Una época en la que no existían las redes sociales tales como Facebook o Twitter, y ni mucho menos LinkedIn, Pinterest o Instagram. 
    Aquel primer blog, que partía de un planteamiento lo más literario posible relacionado con las sensaciones que yo experimentaba cuando corría -y que después se convirtió en la génesis de mi libro Corriendo Entre Líneas-, fue introduciendo poco a poco todo lo que me gustaba, ya fuera cine, música,  libros y series (apenas había series por entonces, pero las pocas que habían eran extraordinarias, por ejemplo, Dr. en Alaska), pero también escribía mucho sobre política. No en vano yo fui concejal hasta dos mil tres y aún la tenía en el mi torrente sanguíneo. Eran otros tiempos. Poco a poco fui escribiendo ahí relatos, poesía, artículos y otras cosas que luego he aprovechado y sigo aprovechando para mis libros. 
    Y hago esta reflexión porque últimamente estoy muy en contacto con comunidades de escritores y escritoras interesados en muchos aspectos del marketing digital y los más especializados, algunos de ellos con plataformas profesionales de formación, aluden a la importancia de que el escritor tenga un blog propio (si es posible con un dominio exclusivo), que es la base de su creación, su plataforma de autor, su casa literaria, lo denomino yo. Y lo dicen, precisamente, en una época en la que las redes sociales ya parecen haberse comido por completo al blog, algo que no es cierto en absoluto, todo lo contrario, está saliendo cada vez más reforzado, sobre todo gracias a la especialización y a la extensión con la que se puede escribir en él. Digamos que en un plano real imaginario, las redes sociales son el bar a donde vas a tomar unas cañas y hablas de todo sin apenas profundidad ni compromiso, mientras que el blog es la biblioteca, la librería, el lugar donde se presentan libros, la sala de exposiciones...Todos esos sitios a los que acudes de manera voluntaria y porque te interesa lo que allí se cuece. Así de fácil. 
     La reflexión también viene a cuento de la extraña y perversa vorágine que se está produciendo en torno al autobombo en las redes sociales de los cientos de escritores que se autopublican o no, hoy en día. Lo puedo entender porque yo soy uno de ellos y también las utilizo (cada vez con más cautela y seriedad, eso sí), pero gracias a que soy un tipo que intenta reflexionar y recular, he caído en la cuenta que ese autobombo es cansino y rechazado (¡compra mi libro, compra mi libro!) si no viene acompañado de contenidos de calidad y propuestas literarias y editoriales serias e interesantes, lo que ya no sería en sí autobombo sino toda una muestra del trabajo que tiene que exponer todo escritor (o todo el que se dedique a la creación) que se precie. Una herramienta muy valiosa, perfectamente adaptada a los nuevos tiempos, que está acabando con el elitismo literario propio de publicaciones especializadas en las que solamente tenían cabida los escritores y críticos vinculados a la editoriales más potentes, casi siempre con un interés comercial concreto. Digamos que con el blog se ha logrado que pueda escribir más gente, que realmente le interese escribir y lo haga de forma habitual, y que de otra forma no hubiera podido mostrar su trabajo. También es extensivo a otras facetas creativas. Ahora bien, otra cosa distinta es trasladar todo ese trabajo literario a un libro exitoso o, al menos, publicable. No todo aquel que administra un blog acaba publicando un libro, pero sí todo aquel que acaba publicando un libro tiene -o debería- administrar un blog. Es un asunto muy importante. De hecho, ya he estructurado un futuro libro breve sobre el tránsito o traspaso del contenido del blog al libro, basándome en mi propia experiencia.             

19 marzo 2018

UN REPASO A MI PROCESO CREATIVO ACTUAL

   
Mi proceso creativo es diario y no lo impide las musas. Esas malvadas las dejo para la poesía y mis reflexiones nocturnas de corredor, un sano ejercicio estilístico que estoy iniciando como ahora os contaré, si tenéis paciencia suficiente para leer esta entrada hasta el final. 

   Decía que mi proceso creativo es diario y, por lo general, solo lo impide los elementos devoradores del tiempo que pueblan la vida de todos nosotros. De ahí que me convierta en egoísta y me encierre en mi escritorio, a hurtadillas a veces (sobre todo para escamotear otras obligaciones). 
   Y en ese proceso creativo diario hay varias cosas, antiguas y nuevas. De entre las antiguas están las novelas, últimamente abandonadas porque me he encerrado en la publicación digital, sin caer en la cuenta que la opción del marketing digital es vital en ese mundo y eso es otro proceso independiente. Que sí, que se va vendiendo algo, pero que para vender mucho, además de contenidos atractivos para el lector (ya sabéis romántica, novela negra, histórica, coaching, psicología positiva, los cuales no suelen formar parte de mi 'oficio' literario) es necesario saber vender, además de saber construir tu propia marca como escritor. A ello se une que muchos de mis lectores no suelen entrar en el ámbito digital. No obstante, como lo que me gusta es escribir y el hábito ya lo tengo adquirido desde hace tiempo, sigo férreo con mis proyectos, que enumero a la vez que comento por encima el proceso creativo básico. Comenzaré por lo que espero sea de publicación más próxima: 

POEMARIO DE TÍTULO PROVISIONAL 'ME IRÉ CON EL PRIMER VIENTO' 

Le he dado muchas vueltas. No solo puliéndolo sino buscando la mejor opción para él. No me considero poeta y por tanto un poeta, tal vez, no debería de publicar los poemas que escribe en su intimidad (es un decir, porque los suelo publicar en Facebook como sabéis) pero, al mismo tiempo considero que suelen tener aceptación y mucho me apetecería que vieran alguna luz. O sea, una enorme contradicción. El enviado el poemario a un par de editoriales y se interesaron en publicarlo en coedición, una de ellas, específica en poesía, con una tirada amplia. Lógico, pensé, ¿quién va a apostar por alguien que no tiene ni un mínimo nombre en este submundo de la poesía? Luego, ¿qué ocurrirá con él? No lo sé. Por lo pronto, está ya casi preparado para lo que sea, incluso una posible publicación personal. 





NOVELA CORTA: EQUIS QUERÍA CORRER

Digamos que está al cincuenta por ciento. Y luego quedará reescribirla. Sin embargo, sí es un proyecto que veo viable y publicable en papel. El proceso creativo con esta novela es divertido y me cunde darle el desarrollo que más o menos tengo diseñado. Confío mucho en ese proyecto. Se trata de un tipo que es la antítesis de corredor, pero un buen decide que quiere comenzar a correr. Ese es el móvil de la novela, sobre el que girará la trama y el argumento. Humor, drama, enorme psicología de los personajes, acción....  







NOVELA CORTA: UN MENSAJE DESCONOCIDO 

Totalmente abandonada, por lo pronto. Lo que no quiere decir que no va a ser retomada. Se trata de la continuación del relato del mismo título incluido en Conversación en la taberna y 41 relatos. Mundos paralelos, espacio, tiempo, misterio...Ahora está en el, digamos, cincuenta por ciento de elaboración. Necesito mucha documentación y tiempo, nunca mejor dicho.


NOVELA LARGA: DONDE LOS HOMBRES ÍNTEGROS

Se podría decir que es mi gran proyecto y también el más antiguo. No la he terminado aún porque lo respeto demasiado, pero, curiosamente, es el más avanzado. Solo falta una conclusión, que ya está más o menos diseñada y la tormentosa y terrible reescritura. Saldrá algún día, no me cabe duda.    


REFLEXIONES NOCTURNAS DE UN CORREDOR 

Es éste el nuevo proyecto ilusionante que os comentaba al principio. Ese que sí necesita de algunas musas. La regla es: cada noche una reflexión breve de entre cuarenta y cien palabras. Una reflexión sugestiva sobre un mundo que conozco, sobre sensaciones de las que siempre he escrito (el ejemplo de las 303 páginas de Corriendo Entre Líneas en un ejemplo de ello) como corredor aficionado, pero dedicado. La idea es que sea una publicación breve, del tamaño de un poemario, de no más de cien páginas. Cada reflexión (o cada grupo temático de reflexiones) llevará una foto propia o ajena. Esa es la idea. Por supuesto, de publicarse lo será en papel. Me ilusiona ese proyecto.



NUEVOS EBOOK EN EL HORIZONTE PARA AMAZON

Como antes he comentado, estoy trabajando casi en exclusiva en este sector, tremendamente difícil, pero muy satisfactorio, sobre todo cuando compruebas que alguien descarga tus libros (pocos, eh¡) al otro lado del charco. 
A los cuatro ya publicados (la versión digital de Conversación en la taberna y 41 relatos, Tú Puedes Correr, Relatos y Artículos de Viajes y, el último, Yo, opino, se sumaran este mismo año, tal vez dos o tres más: Uno dedicado a los comentarios de cine no espoileados que escribo en mi blog como muchos sabéis, otro dedicado a escritos y artículos exclusivamente literarios, otro que explicará el proceso creativo 'del blog a los libros' y otro sobre qué hice para correr mi primer maratón, que es como una especie de continuación de Tú Puedes correr





¿Salda todo eso en un espacio más o menos breve de tiempo? No lo sé, pero me esfuerzo cada día porque así sea. Que se lo digan a las musas.         
         

15 marzo 2018

NUEVO EBOOK: YO, OPINO (AMAZON, 2018)


'Yo, opino' es el título de mi nuevo e-Book. Y la mejor forma de explicar en qué consiste es adjuntando el Prefacio y el índice del mismo. Está subido a la mayor librería virtual del mundo: Amazon a un precio muy bajo (el más bajo que permite la plataforma), porque la idea es que sea leído por el mayor número de lectores posibles.

Por si os pudiera parecer de interés, éste es el enlace: 

YO, OPINO (Clickear en el título).

 

PREFACIO



          Cuando mi libro Opiniones Intempestivas recuperó los derechos editoriales, me dije que podía ser una magnífica oportunidad para publicar parte de los artículos que lo integraban y añadirle algunos otros que se han ido publicando tanto en prensa como en mi bitácora personal. Además, me pareció buena idea extraer todo artículo que no estuviera relacionado con la opinión en el sentido más cercano al término, tal y como solemos leer en prensa y en la red. Así que extraje artículos de índole literario o relacionados con aspectos que, por su temática, pudieran formar parte de un bloque independiente amplio y, quién sabe, si de un nuevo libro.
          El resultado final, no obstante, ha dado para un libro amplio, para un e-Book amplio, conformado por siete bloques y un total de sesenta y ocho artículos de opinión que abordan desde la corrupción devastadora que ha sufrido este país hasta un nutrido —el más nutrido— bloque de artículos de diversa índole relacionados con la sociedad, el cual me ha costado clasificar. Por tanto, la idea central queda dibujada —no sé si conseguida— en torno a artículos y opiniones que invitan a la reflexión y al debate, por lo que espero que sirvan como material de consulta o, simplemente, para atisbar la sociedad en la que vivimos.
          Esa es la funcionalidad, en mi opinión, que debe tener el artículo publicado en prensa o en Internet.





ÍNDICE

PREFACIO

Prólogo del autor

I.   La CORRUPCIÓN es una hiedra favorecida por el mecanismo intrínseco del poder en España

Una genealogía de la corrupción
El arduo camino de la corrupción
Las vías de la corrupción
Hacia la muerte terminal de nuestra democracia
Vida después del cargo
Disparar con pólvora de rey
¿Quién pilota el cambio?
Hacia una necesaria regeneración política
Vigilar y castigar
¡Qué putrefacción!
Ahuyentad a la bestia

II.“Lo justo o injusto, quizá, pertenece más a la esfera del sentido común, mientras que lo jurídico o no es más propio de un artificio, un consenso POLÍTICO”

La forma política del Estado
La democracia también era esto
¿Justicia fiscal o ánimo recaudador?
El dilema de votar
Celebración del Ramadán en los Jardines del Triunfo de Granada: una reflexión
Es hora de que Europa y Occidente despierten

III. Y llegó el tiempo en el que las vacas gordas se volvieron famélicas o, sencillamente, desaparecieron

Se acabó el aguinaldo
Pedir austeridad
Una triste historia de un país
Capitalismo herido
Y esto, ¿quién lo paga?
Ya no volveremos a ser ricos
La crisis produce monstruos
Crisis griega versus crisis española
El asunto griego, la eurozona y la máquina alemana: una reflexión personal
Crisis, ¿qué crisis?

IV. Los Borbones, esos advenedizos que un buen día fueron llamados a ocupar la silla real española ante la ausencia de dinastías monárquicas en España

La monarquía española, en un estado en fase terminal
Un Jefe de Estado cazador y una monarquía disparatada
Seguimos ciegos ante la monarquía española
Pellízquenme: ¡la infanta imputada!
Hacienda ya no somos todos
Un bonito cuento infantil
Hallada la explicación de la continuidad de las monarquías

V. El MUNDO como lo vemos (o creemos verlo)

¿Qué es progreso?
Atrapados en las redes
El loro de Scarponi
El nesting
Manual del buen jefe y del buen subordinado
Contradicción
Dos formas de ver una ciudad
La decadencia de los mitos
Creatividad
Los símbolos de la historia
Sobre tontos y malos
Conducción delictiva
Asignaturas pendientes
Un debate en el Zaidín
Lugares de culto en el estío
Las uniones homosexuales
Los individuos colectivizados
Con la china cerramos el círculo
El auge de los productos chinos
Steve Jobs
Marcas
El amanecer de la ciudad
Granada, una ciudad que llora
Usted puede ser propietario y lo sabe
Somos pícaros
Espíritu navideño
Artificial Navidad
Comidas navideñas
Un propósito es un despropósito
Las uvas de la ida

VI. FUTBOL: Del deporte al negocio sin escrúpulos

Fútbol y elecciones
Si algo huele mal, podría estar podrido
El fútbol como catarsis*
El dinero del fútbol y la selección

VII. Un maltrecho país llamado ESPAÑA

Concepto de España
Supresión de las Diputaciones Provinciales
Estado, nacionalismo y marca España
La Hispanidad: una visión en la actualidad


11 febrero 2018

NUEVO EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES (2018)


     La literatura de viajes se caracteriza por un elemento fundamental: el autor convierte en literatura lo que observa. Por eso, resulta tan atractiva. En este libro, el autor nos acerca a distintas ciudades y lugares de España y Europa, y nos cuenta en tercera persona, a modo de relato, sus impresiones, anécdotas, vicisitudes, reflexiones..., todo aquello que jamás podremos leer en una guía o página de viajes de Internet. Se trata de la visión del viajero que busca convertir su experiencia en literatura. Por tanto, el lector, podrá disfrutar a través de sus relatos de todo aquello que ofrecen las ciudades y lugares que solo es posible ver a través de la observación y las palabras. Es por ello por lo que el relato de viaje como género literario gana cada vez más adeptos y resulta tan interesante. Además, cuenta con la particularidad de poder guiar al futuro viajero por lugares que no conoce, complementado de manera literaria lo que ya tiene previsto visitar; o bien, descubrir cosas nuevas de lugares que ya ha visitado, pero que es posible que no haya advertido. O incluso, viajar con la imaginación a través de los relatos mismos. Esa es la magia de la palabra escrita, la cual vinculada al viaje en sí, se convierte en algo único. 

     Circunscribiéndonos al contenido del libro, el lector podrá encontrar en él relatos de lo más variopinto, contenido y extensión. Y eso es así, porque no hay dos lugares ni dos viajes iguales. Cada cual tendrá su propia personalidad. Es por eso, por lo que el autor de este libro está convencido de que es el lugar o la ciudad que se visita lo que determina si se ha de escribir sobre ello o no. Viajará a La Mancha quijotesca, pero después lo hará al desierto de Tabernas o a la Cádiz milenaria; o bien visitará a través del texto la mágica Irlanda o penetrará en las atiborradas pero correctas calles londinenses, o bien se perderá en la Roma eterna para después visitar cuatro ciudades de la Baviera alemana. Pero no serán solo esos lugares los que visitará, serán muchos más.

     El libro se complementa con artículos relacionados con viajes que el autor ha publicado en prensa y en revistas. Asimismo, el lector podrá leer un relato de un viaje muy especial relacionado con la figura de Colón, un viaje iniciático desde Santa Fé a través de la Vega de Granada, tras exponer su proyecto del Nuevo Mundo a los Reyes Católicos, los cuales se encuentran a la espera de tomar Granada al último reino nazarí de la península ibérica. Este relato pertenece a su libro "Conversación en la taberna y 41 relatos".


INDICE DEL LIBRO: 



*PRÓLOGO 

*LIBRO I: ALGUNOS VIAJES POR ESPAÑA 
UN LUGAR DE LA MANCHA 
LAS NOCHES TOLEDANAS 
TABERNAS, UN DESIERTO EN ANDALUCÍA 
ALMUÑECAR, UNA VISITA 
CÁDIZ, TIERRA MILENARIA 
MADRID, NO BASTA CON UNA VEZ 
BARCELONA ES LITERATURA 

*LIBRO II: LA VIEJA Y JOVEN EUROPA VIAJE A PORTUGAL 
LONDRES, UNA VISIÓN 
CUATRO CIUDADES BÁVARAS 
IRISH, EL PAÍS DE LOS CELTAS 
BOLONIA Y FLORENCIA: EL ARTE Y LA ELEGANCIA ITALIANA 
ROMA: LA CIUDAD ETERNA 
BERLÍN, LA CIUDAD DIVIDIDA 

*LIBRO III: ARTÍCULOS DE VIAJES PUBLICADOS EN PRENSA 
LITERATURA DE VIAJES 
LA MELANCOLÍA DEL OTOÑO 
IMAGINARIO HOMÉRICO 
DOS CUADROS, DOS MOMENTOS DE PINOS PUENTE 
DOS FORMAS DE VER UNA CIUDAD 
EL LUGAR DE LA MANCHA 

*ADENDA-OBSEQUIO: RELATO DEL PRIMER LIBRO DEL AUTOR: CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS (Editorial LUHU -1ª Edición-; Editorial Estratega 2-ª Edición. 

UN DISTINGUIDO VIAJERO 




eBook disponible en Amazon. Aceeder:

10 diciembre 2017

UN LIBRO NACE Y CASI NUNCA MUERE

Un libro posee una intrahistoria propia, incluso, ajena a su creador; incluso, a su lector. Cuando escribes algo, ya sean relatos, novela, poesía o ensayo, es posible que no sepas que estás escribiendo un libro. Éste se exterioriza, adquiere forma mucho más tarde, si es que llega a adquirirla. Un relato o un poema no hacen un libro, pero sí pueden hacerlo un conjunto de ellos. Luego, el destino, el tesón del autor, el interés de un editor y la siempre necesaria apuesta de los lectores, harán que se convierta en un libro. De ahí que no crea demasiado en quienes dicen que están escribiendo un libro.
     Un poco de todo eso es lo que pasó con mi primer libro, éste del que hablo ahora. Llegó el día en el que, por casualidad, consideré que podía ser un buen momento para que ese puñado de relatos escritos a lo largo de meses y años se convirtiera en libro, pero llegué a esa conclusión por casualidad. Es una historia muy larga, por tanto nos os voy a aburrir con los detalles, tan solo decir que un relato fue plagiado y si bien no entré en pánico, sí consideré que la mejor manera de proteger ese relato u otros hipotéticos que pudieran tener el mismo destino, era incluyéndolo en un libro junto a otros que tenía escritos, algunos inéditos y otros publicados en prensa o en antologías de premios literarios. Consideré que ese sería el mejor camino. Un libro en el que el lector identificara sin fisuras quién era el autor de los relatos. Pero no porque yo creyera que se trataban de relatos maravillosos y únicos, no, nada de eso. Sencillamente, por respeto a mi propio trabajo. Esto que digo lo saben bien quienes estén inmersos en la aventura de escribir. Saben que el proceso creativo es duro, costoso y casi siempre incierto.
     De esa forma nació Conversación en la taberna y 41 relatos. Y ¿por qué os meto todo ese rollo? Tan solo para plasmar un poco los pasos que ha dado el libro desde que nació en 2015. 
     Fue editado, en un primer término, por Editorial LUHU de Alcoy (Alicante), con una tirada pequeña, que iba creciendo a medida que se compraban ejemplares, gracias sobre todo a las dos presentaciones que hubo del libro y su puesta en escena en las redes sociales (ya sabéis quienes escribís que sin éstas cuesta mucho más llegar al lector). Al cabo de dos años, se rescindió el contrato con esta editorial, una vez que se agotaron los ejemplares en papel (no penséis que muchos) y firmé un contrato con Editorial Estratega de Granada, para que ésta se encargara de su publicación, con nuevo diseño y portada. Todo un riesgo, porque reeditar puede ser sinónimo de no vender ningún ejemplar más, sobre todo si tenemos en cuenta que la distribución de esta editorial era corta. Aún así, se vendieron ejemplares, aprovechando que estaba de por medio la Feria del Libro de Granada y nuevos lectores que lo fueron conociendo, sobre todo, a través de las redes sociales.
     Paralelamente, por mi cuenta, edité la versión eBook en Amazon y otras plataformas. El éxito fue casi nulo (bueno, quitaría incluso el casi), sobre todo porque para moverse en este mundo hay que tener experiencia en marketing editorial, aunque sea básico, por lo que si el libro no lo sacas de la selva que hay ahí muere. Lo promocioné poniéndolo gratis durante unos días y, sí, fue muy descargado, pero claro, lo gratis no cuesta "venderlo".  Es un mundo muy complicado, casi tanto o más que el sector del libro físico. Además, el libro estaba deficientemente maquetado y no cumplía los requisitos mínimos de calidad. Eso no ayudaba. Así que lo retiré. Y tras retirarlo sabía que tenía una asignatura pendiente. La misma que he aprobado en este puente de primeros de diciembre. Una asignatura, como todas las que apruebas, que ha exigido dedicación y estudio. Por tanto, ya está de nuevo en Amazon la versión corregida y totalmente renovada de Conversación en la taberna y 41 relatos, muy bien maquetado y con una atractiva portada, también diseñada por mí, su autor. Porque no sé si lo he dicho ya por ahí o por aquí, hoy en día ser autor de libros no consiste solo en escribirlos. Los tiempos que corren exigen conocer diversas herramientas digitales y nociones básicas de marketíng. Y aún así, sigue siendo difícil. 
    Por tanto, con todos vosotros, la nueva versión en eBook: 


  

15 octubre 2017

CAPÍTULO I: ¿DESEAS CORRER? DE MI EBOOK "TÚ PUEDES CORRER. COMIENZA A CORRER DESDE CERO"

CAPÍTULO I: ¿DESEAS CORRER?

1.    ¿Te ha picado la curiosidad o, tal vez, quieres mejorar tu forma física?

Sea por el motivo que sea, lo importante es que te has interesando por correr. Es posible que hayas visto a cada vez más gente corriendo por la calle y por los caminos de las afueras de tu ciudad o pueblo. O, incluso, que alguien de tus amigos o familia ya corra de manera habitual. Te han hablado de la bondad de este deporte y quieres probar por ti mismo esa bondad. Es probable que tu decisión haya sido para bajar de peso y elevar tu forma física o porque estás harto de postergar una decisión que hace tiempo ya casi habías tomado. Fuere por el motivo que fuere, lo importante es que en tu pensamiento ya existe esa opción. Ya está sembrada la semilla. Por tanto, no la dejes escapar porque estás en el buen camino.
Si algún día llegas a ser corredor o corredora —ese es mi propósito—, seguramente no recordarás con exactitud cuál fue el motivo que te lanzó a correr. Eso será lo de menos. Lo importante es que ya habrás desarrollado el hábito y correr será ya una de las cosas más importantes de tu vida, dando gracias a los dioses cada día por haberte convertido en corredor. Todo esto que te cuento, lo he experimentado. Es más, he lamentado muchas veces no haber comenzado antes, es decir, no haber comenzado antes a correr de manera habitual. Pero, como siempre digo a quien me pide consejo, nunca es tarde; no existe la edad ni la condición física. Solo existe la determinación de dar el primer paso, todo lo demás llegará poco a poco.  

2.    Vas a dar un paso importante: piénsalo bien, ¡que los sueños, suelen cumplirse!

Será por aquello de que los sueños hay que dosificarlos porque suelen cumplirse, es muy importante que tengas muy claro que quieres dar el paso. Porque una vez dado, cambiarán muchas cosas en tu vida. Sencillamente, por el cambio de hábitos y por el tiempo necesario que deberás dedicar a esta tu nueva faceta deportiva. Te advierto que es adictiva. Sobre todo, al principio. Con el tiempo esa adicción se atempera y se integra en tu vida de una manera natural. Es un proceso necesario.
También cambiarán tus relaciones personales en mayor o menor medida. Mucha de la gente que te rodea, ya sean familia o amigos, no comprenderán inicialmente tu cambio de hábito —y de vida— y eso, en ocasiones, ha creado algunas tensiones en corredores que he conocido. Incluso, puedo hablar en primera persona de esos desajustes. Piensa, por ejemplo, que, si tienes el hábito de tomar unas cañas con tus compañeros de trabajo tras la jornada laboral y eso lo has hecho a lo largo de los últimos años, es probable que debas desistir de algunas de esas agradables reuniones de amigos y compañeros porque tengas que entrenar esa tarde. No todo el mundo tiene el mismo nivel de comprensión. O bien, ya no te interese o no te venga bien trasnochar si lo hacías habitualmente. Por eso es muy importante que una vez hayas decidido dedicarte a esto de manera habitual lo hables con tus seres queridos y amigos más cercanos. Lo comprenderán, sin lugar a duda, si te respetan y quieren lo mejor para ti. Los más interesados, egoístas, desleales y demás adjetivos, no te entenderán o no querrán entenderte. Les mueve más perder al amigo de cañas (hábito que tampoco es necesario perder, sino moderar y organizar) que ganar al amigo que se preocupa por su salud y su estado físico y mental. Pues bien, esos probablemente no sean los amigos que necesitas. Da el paso sin miedo.  
Posteriormente encontrarás otros obstáculos, pero los irás superando si ya has tomado una decisión y ésta es firme. Por tanto, si ya estás decidido, comienza ya.   
Has de tener en cuenta, no obstante, que lo que se cuece en la mente necesita ser refrendado con la actividad, sobre todo si se trata de una actividad que requiere un hábito. Porque si hay alguna acción que esté relacionada directamente con el hábito esa es la de correr. Y como todos los hábitos, cuesta al principio, pero con el paso del tiempo, si porfiamos, cada vez será más fácil. Por tanto, si ya estás decidido…. ¡Adelante!     
Todo lo que te cuento acerca de los amigos y familia y su comprensión o incomprensión lo he vivido de manera directa, pero siempre lo tuve muy claro. Es más, no tuve reparo alguno en cortar una seudoamistad si ésta me imponía unos límites, porque la amistad verdadera no debe imponerlos. Te diré que comencé historias independientes pero conexas sobre un personaje que un buen día decide correr, tras haberse pasado su vida encorsetado en un trabajo aburrido y mecánico y un tiempo perdido con colegas, que solo tenían la ambición de beber hasta derrumbarse y trasnochar cada día. A esa historia le denominé “X quería correr”, la cual publicaba en mi blog. Tuvo sus buenos seguidores y es posible que algún día la retome y se llegue a publicar como novela.





23 septiembre 2017

EBOOK "TÚ PUEDES CORRER": INTRODUCCIÓN

INTRODUCCIÓN

¿Por qué este libro?

Siempre suelo preguntarme por qué este libro en cada uno de los libros que he publicado. Y lo hago, porque al tiempo que me lo pregunto a mí mismo os lo acabo explicando a vosotros, apreciados lectores.
            Éste que tienes en tus manos surge a partir de la publicación de mi anterior libro ‘Corriendo entre líneas’ (Editorial Leibros, 2017), del cual conoceréis un capítulo completo como adenda regalo al final de éste. ‘Corriendo entre líneas’ es un libro complejo, en el sentido de que aborda la actividad de correr desde una perspectiva muy amplia. El correr como actividad vital que va más allá del mero ejercicio de correr. De ahí que denominara su estilo como realidad ficcionada, ya que cuenta a lo largo de sus más de setenta historias, repartidas a lo largo de trece capítulos, el mundo del corredor o el corredor y su mundo, como se le quiera denominar, basado en mi propia experiencia vital como corredor habitual.
Pero no es un libro que tenga como fin servir de guía para comenzar a correr, aunque pudiera serlo para algunos lectores.  Así que cuando estaba a punto de editarse, me dije que sería buena idea ayudar a todo aquel que, como yo, un buen día decide ponerse a correr, pero necesita que alguien le guie de primera mano. Por tanto, me dije de nuevo, escribiré un libro que pueda servir de guía para el aspirante a corredor que pretenda correr desde cero; un libro destinado a toda aquella persona que desea comenzar a correr desde ya sus primeros kilómetros, sabedor de que tan sólo lo ha hecho ocasionalmente para coger el autobús o para huir de algún peligro, y que quiera comenzar a correr con independencia de su motivación, la cual puede ser diversa: bajar de peso, sentirse activo y vivo, eliminar el colesterol y los triglicéridos, que siempre salen altos en la revisión médica de la empresa o particular, comenzar una nueva actividad, cambiar hábitos insalubres (comida basura, tabaco, alcohol) por otros más salubres… Los motivos pueden ser tantos como tantas las personas que deciden a dar ese primer paso.
Luego, me dije también, yo tengo la experiencia tras muchos años corriendo y, de alguna manera, también comencé a correr desde cero. Pensé en mis comienzos y concluí que me hubiera sido muy útil que alguien me explicara de manera ordenada cómo comenzar a correr.
Como decía, el libro que ahora comienzas a leer está basado en mi propia experiencia personal, la cual me ha llevado a correr miles de kilómetros a lo largo de varios maratones, decenas de medios maratones, infinidad de carreras más cortas y todo el entrenamiento que eso conlleva, por no hablar de la participación en alguna prueba de ultrafondo en altura, como es la Subida al Pico del Veleta de Granada, que dicen que es de las más duras del mundo, y varias de montaña, además de todos esos miles de kilómetros de entrenamiento para asumir todos esos retos, que para mí han sido divertidos, a pesar de la dureza de muchos de ellos.
En definitiva, lo que me ha movido a escribir este libro es la intención de que tú también corras. Y me mueve ese afán porque siempre he considerado que cualquier persona puede hacerlo. Es más, te diré también que cualquier persona que se lo proponga puede correr un maratón. No, no miento ni exagero. De hecho, tengo proyectado también un libro que intente convencer acerca de la posibilidad real que puede tener cualquier persona de correr un maratón, comenzando desde cero.
Por tanto, aquí cuentas con mi experiencia condensada a lo largo de los años. No tendrás ante ti un farragoso manual técnico, que es materia propia de correros avanzados, ni una terminología que te hagan desistir del libro, nada de eso. Todo ese tecnicismo lo he evitado de manera voluntaria. Tendrás lo que a mí me sirvió y creo firmemente que también te servirá a ti. Ahora bien, como cualquier disciplina, exige tiempo, motivación y muchas ganas de comenzar a cambiar un aspecto en tu vida que, con el paso del tiempo —y lo digo por mi propia experiencia—, se convertirá en algo muy importante en tu existencia. Si te enganchas a correr —no digo a competir como un obseso ni a intentar batir marcas, que no sean las personales que te motiven—, te aseguro que se abrirá ante ti todo un mundo, el cual levitará sobre todos tus mundos: sobre el trabajo, sobre la amistad, sobre la familia, sobre tu concepción del mundo, en definitiva.      Te hará mejor persona y disfrutarás más de ti mismo. Y te acabarás preguntando, por qué tanto por tan poco. Yo también me lo preguntaba, pero ahora sé la respuesta. Y ésta no es otra de que se trata de una actividad física que transmite las buenas sensaciones a la mente de una manera directa y proverbial. Porque no es tan solo correr, sino que esos kilómetros recorridos los tienes todo el día en mente y los días posteriores, de manera que acabas viendo el mundo que te rodea de otra manera. En algunos casos esa actividad a la que dedicarás una o dos horas acabará por ser la más importante del día y conseguirás verlo todo bajo el prisma de ésta. Y cuando llegue la noche y toque descansar te encantará pensar en el camino recorrido, en esa cuesta en la que sufriste, en esa puesta de sol que veías mientras corrías plácidamente entre los ocres campos otoñales, en esa carretera y solitaria que has recorrido y que la ves en lontananza cuando miras atrás, en ese grupo de pájaros que en manada, sobre tu cabeza, buscan un territorio más cálido cuando llega el invierno, en ese crepitar de las hojas secas de otoño cuando las pisas, en esa acequia que corre paralela a ti con su agradable rumor, en esa lluvia suave que te sorprendió cuando corrías en soledad…Son tantos los estímulos que acabarás comprendiendo que no se trata tan solo de una actividad física, sino que es mucho más que todo eso. Por tanto, comencemos el camino con un primer paso. Si lo continuas al ritmo que está descrito en el libro, conseguirás ser un corredor al que se le abrirán todas esas maravillas que acabo de exponerte. Adelante, pues.         


14 julio 2017

"TÚ PUEDES CORRER: COMIENZA A CORRER DESDE CERO", MI ÚLTIMO LIBRO, EN FORMATO SOLO DIGITAL Y EN EXCLUSIVA EN AMAZON


"Tú puedes correr" es un libro que está basado en la experiencia personal del autor como corredor. Según sus palabras, es el libro que le hubiera gustado leer cuando comenzó a correr. Está escrito de manera amena y es de fácil comprensión, apartándose de tediosos tecnicismos. La idea es que cualquier persona que quiera comenzar a correr pueda hacerlo siguiendo los consejos que se dan en este libro. Por tanto, el autor ha decidido escribir no un manual repleto de planes de entrenamiento, que con el paso del tiempo se acaban abandonando, sino un libro que se lee con facilidad y que aporta consejos basados en su propia experiencia acerca de cómo dar los primeros pasos, para lo cual es muy importante ir creando un hábito y alternar en una primera fase andar y correr. Aborda entre otros aspectos básicos de nutrición sin que pretenda ser un manual en este campo, la pérdida de peso y el equipamiento técnico básico necesario para comenzar a correr tanto con un clima cálido como frío. 

Tal vez, lo más importante de este libro es que no hay ni una sola palabra, frase o idea que no ha sido experimentada por el propio autor como corredor veterano con varias maratones a su espalda, así como diversas pruebas de ultrafondo, montaña y decenas de medios maratones y pruebas de todo tipo de distancias. Además, se da la circunstancia que es autor de un libro (Corriendo entre líneas. Editorial Leibros, 2017) que refleja diversos aspectos sobre el corredor y su mundo, elaborado con historias, reflexiones y anécdota vividas por el propio autor a lo largo de sus muchos años como corredor, cuyo primer capítulo se regala al lector de este eBook. Además, el autor ha escrito dos libros más: Conversación en la taberna y 41 relatos (Editorial LUHU, 2015 y Editorial Estratega, 2017) que incluye entre otros muchos, algunos relatos breves relacionados con correr; asimismo, es autor de un libro titulado Opiniones Intempestivas (Editorial Estratega, 2016), que es una recopilación de artículos escritos en prensa. Algunos de esos artículos relacionados con el correr están incluidos en el anterior libro, Corriendo Entre lineas.
Por tanto, el lector de este eBook va a encontrar en este libro un fiel aliado para comenzar a dar los primeros pasos como corredor. Un libro que siguiendo sus postulados le convertirá en un corredor que desde la nada le posibilitará terminar pruebas de diez kilómetros; es decir, un libro que, en definitiva, le convertirá en corredor.


Este es el enlace de descarga de Amazon:  

https://www.amazon.es/dp/B073WMT2NG/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1500053098&sr=8-1&keywords=tu+puedes+correr

19 junio 2017

EDITA QUE ALGO QUEDA. ¿O NO?

Resultado de imagen de la edicion de libros   Hace unos días leía un artículo muy brillante sobre el cambio que se ha dado en la sociedad en cuanto a la edición de libros. Venía a decir el autor -escritor indie- que la irrupción de las nuevas formas de editar ha hecho que la antigua, la tradicional, se haya resentido; venía a decir también que muchos de los autores llamados consagrados habían perdido espacio por la irrupción de autores desconocidos que editan de acuerdo con las nuevas modas y que muchos ya los superaban en ventas. Y que eso molestaba a estos consagrados, que ahora se quejan de tener que firmar en las ferias del libro al lado de gente desconocida (youtuber, escritores para adolescentes, modelos, presentadores, deportistas, autoeditados) y que ni tan siquiera son "escritores" (como ellos), olvidando que ellos llegaron al primer plano desbancando a los anteriores que ocupaban ese lugar sagrado de las letras y que, entonces, no se quejaron. Sostenía también el autor que muchos de esos consagrados no son demasiado buenos, pero que estan apoyados por grandes editoriales, las cuales copan los medios, la distribución y las librerías. Venden mucho gracias a ello. Era un artículo mucho más largo que lo que expongo -que es un resumen-, pero me pareció muy certero en algunas cuestiones.
   Al poco leía una especie de decálogo de una editorial de autoedición que en un ejercicio de honestidad advertía al autor que se autoeditaba que no esperara estar en las librerías como esos autores consagrados, ni que su libro llegara al gran público y que sin eso su obra no iba a ir más allá, a no ser que te conviertas en una especie de SEO o especialista en marketing digital y tu lista de contactos esté repleta. Se trataban de posturas contrarias o casi. De por medio, están las pequeñas editoriales que editan de manera tradicional, pero muchas de ellas basándose en la demanda, que es casi como editar a la manera de autoedición, porque tu libro no está ni en los escaparates ni accede a los grandes medios ni grandes distribuidoras. Lo que sí está claro es que es muy difícil llegar a los grandes sellos si no eres conocido o no has salido en Master Chef o Supervivientes (me lo estoy planteando), o bien, si no dispones de un agente con influencia, al que tampoco llegarás si no eres conocido. Pero hay casos de gente desconocida que sí ha llegado a esos grandes sellos o esos agentes influyentes, bien porque su obra sea de una calidad extraordinaria o aborde una temática muy atractiva y en boga, pero son casos muy aislados.     
     De estas tres posturas, que son en puridad las que existen en la actualidad, con sus más o menos variantes, adopto una posición ecléctica, quedándome con algo de cada. Es cierto que hay casos muy célebres y sonados de escritores indie que venden libros como churros, pero ocurre más en la opción digital que en la de papel, donde el autor autoeditado no llegará a vender muchos ejemplares, toda vez que su libro no será conocido más allá de su círculo al no estar por un gran sello ni tener visión en las librerías físicas ni las grandes distribuidoras, así como no aparecer en los medios con influencia en el mundo del libro. Ha habido algunos casos de autoeditados que al vender mucho en la red, acaban por ser captados por las grandes editoriales, que no buscan calidad, sino que sean muy vendidos, que es ese su negocio, aunque suele ser gente con calidad contrastada. Por tanto, puede haber escritores autoeditados con muy buena calidad que no vendan nada, pero también autores consagrados de calidad media o baja, que vendan como churros, sin que debamos olvidar que grandes autores de la literatura clásica como Lorca, Poe, Virginia Woolf y otros muchos más, comenzaron a autoeditarse, pero se trataba de una época distinta en la que no se veía con tan malos ojos hacerlo, no existía la era digital y los procesos de edición eran muy costosos.  Así está el mercado editorial. Porque un libro para que se venda, tiene que contar con dos requisitos básicos: que esté presente físicamente en todas las librerías, que sea visible, por tanto, que sea bien distribuido y que aparezca en algún medio importante, mediante reseña o publicidad; y que sea escrito por alguien conocido, si bien, en mi opinión, no es lo más importante, aunque sí ayuda. De lo contrario pasa desapercibido, con independencia de su calidad. De nada vale que esté en lugares como Casa del Libro o El Corte Inglés, para ser comprado bajo demanda, toda vez que la red es una selva y también será invisible si no cumple con los dos requisitos arriba anotados. Otra opción y también refugio de éstos es Amazon, el gran vendedor de libros digitales del mundo -y cada vez más también en papel-, lugar en el que muchos autores indies venden como churros, gracias a su buena labor de marketing, a los comentarios y a que el libro está a un precio pírrico, mucho más económico que la versión digital de cualquier libro de cualquier autor consagrado. 
     La ventaja de ser escritor indie -modalidad muy de moda en el mundo anglosajón, pero no tanto en España- es que el autor es dueño de todo el proceso y sus royalties son altos, a pesar del bajo precio del libro digital. Otra ventaja es no depender de una editorial, grande o pequeña, porque eso supone no ser en absoluto dueño del proceso y los royalties son paupérrimos. Conozco de casos, además, en los que la editorial ofrece al autor un adelanto, a cuenta de los derechos de autor, y con ese mínima cantidad has de presentar el libro en un pueblo del Bierzo si se diera la ocasión, corriendo tú con los gastos. Es muy importante pensarlo bien antes de firmar, desde luego. No obstante, la ventaja es que publicar de manera tradicional es lo que da prestigio y respeto a tu obra por perro que sea o lo mal que te traten. 
     La tercera opción, es la de las editoriales pequeñas que editan a la manera tradicional. Pero hay mucha diferencia entre la que lo hace bajo demanda y la que lo hace con tiradas pequeña, pero con un buen número de libros y una buena distribución. Las primeras no distribuyen, sino que están en catálogos de librerías, que es como no estar; las segundas si distribuyen, si bien no tendrán la presencia de los grandes sellos. En el primer caso, sencillamente, apenas hay libros y si los hubiera no está visible, por lo que debe ser al autor el que se mueva (como si fuera indie), ya que este tipo de editoriales no disponen de apenas medios ni pueden penetrar en las grandes distribuidoras, dado el alto porcentaje que se llevan, ni por supuesto acceder a los grandes medios. En el segundo viene a ser parecido, no obstante sí suelen ser bien distribuidos y, en todo caso, acceden más a medios locales que otra cosa. Todo dependerá de la calidad del autor y de cómo sea recibida su obra. En ocasiones, publicar en estas editoriales pequeñas es un trampolín para las grandes y en otras, el sello en sí mismo, por pequeño que sea, cuenta con un gran prestigio, aún a sabiendas que sus autores no van a ser mayoritariamente vendidos ni habrá múltiples ediciones. 
     Lo que si saco en conclusión que cualquier método puede ser idóneo si el libro es bueno. Otra cosa es -y eso si es un drama- es que siéndolo no sea visible; o bien, que siendo muy visible -y por tanto, se venda mucho-, no sea bueno.      
     En otra entrada comentaré cómo tratan los medios a los grandes y a los pequeños autores.                

MATADEROS DE CRISTAL

                                                              Por José Antonio Flores Vera Hasta hace bien poco no solían programar en telev...