Mostrando entradas con la etiqueta AUTORES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta AUTORES. Mostrar todas las entradas

08 junio 2018

LIBROS: LA TIENDA. AUTOR: PEDRO RUIZ-CABELLO FERNÁNDEZ


Autor: ISBN: 978-84-948785-4-1Categoría: Editorial: Atlantis

15,00

SINOPSIS:



JOSÉ, UN MODESTO TENDERO DE UN PUEBLO PEQUEÑO, CONOCE EN SU EDAD ADULTA A ENCARNITA, UNA JOVEN DE DIECINUEVE AÑOS, DE LA QUE SE ENAMORA PERDIDAMENTE. LA PASIÓN QUE SIENTE POR ELLA LO ARREBATA, LO LLEVA A SOÑAR Y A PADECER TERRIBLES DESENGAÑOS CUANDO LA REALIDAD LO DECEPCIONA. ES UN AMOR IMPOSIBLE QUE LO ATRAPA Y QUE ACABA CONVIRTIÉNDOSE EN UNA OBSESIÓN. POR LA TIENDA PASAN MUCHAS PERSONAS: ES UN LUGAR DE ENCUENTRO. JOSÉ SE VE PRESIONADO POR LA SOCIEDAD EN LA QUE VIVE, REGIDA POR ANTIGUAS CONVENCIONES. SUS SALIDAS POR LOS ALREDEDORES LE PERMITEN DESAHOGAR SU ESPÍRITU, HASTA EL PUNTO DE QUE LOS PAISAJES COBRAN UNA GRAN IMPORTANCIA EN LA HISTORIA. HAY MOMENTOS DRAMÁTICOS EN LOS QUE JOSÉ SE DESESPERA; INSTANTES EN LOS QUE, IMPULSADO POR EL AMOR, EXPERIMENTA UN PROFUNDO GOZO. LA NOVELA PODÍA ACABAR DE DIFERENTES MANERAS, PERO AL FINAL DA UN GIRO QUE CONFIERE UN NUEVO SENTIDO A TODO LO QUE HA OCURRIDO EN ELLA.


COMENTARIO: 

   Acabo de leer esta novela corta de Pedro Ruiz-Cabello Fernández. Siempre intento atrapar la sensación primaria que experimento cuando acabo de leer un libro, con independencia de qué tipo de libro se trate. Obviamente, si se trata de un libro de ficción, como es el caso que comento, esa sensación primaria pasa por tener una idea de enriquecimiento, de satisfacción, que no siempre se consigue; una sensación que buscamos cuando acabamos de ver una buena película, observado una obra de arte pictórico o escultórico o, como en el caso, la lectura de un libro. En el caso de La tienda, la última novela del escritor de Atarfe (Granada), la sensación ha sido de fresco enriquecimiento y, sobre todo, de haber experimentado el viaje lector de asistir a la construcción de una historia sencilla pero compleja al mismo tiempo, como complejo es siempre el amor y, sobre todo, el proceso de enamoramiento. 
   En la presentación de esta novela, hace tan poco unas pocas semanas, se aludió con bastante énfasis al amor, al proceso de enamoramiento, el cual está presente a lo largo de la novela. Y es así porque el autor disecciona con la precisión de un cirujano todo ese proceso en la persona ficticia del personaje principal de la novela, José, un modesto tendero de pueblo, que como se puede leer en la sinopsis, el amor hacia una joven lo arrebata hasta el punto de convertirse en el centro de su vida. No obstante, el autor, que posee un lenguaje poético muy identificable y que vuelca en sus novelas, no elabora un único mosaico en el que la figura del amor sea el único componente, sino que también centra su trama en enriquecedoras conversaciones con clientes, vecinos y amigos que visitan su tienda de manera habitual, aludiendo en esas ricas conversaciones a otros temas importantes de la existencia y vida del ser humano, que visto desde la óptica local de un pueblo pequeño consigue plasmar algunos de los grandes temas que han interesado desde siempre a la humanidad a través de esas meras conversaciones tan frecuentes en las antiguas tiendas y tabernas de barrio y de las que hemos sido testigos muchos de nosotros, entre ellos, quien suscribe al haberse criado en una taberna de pueblo y haber tenido la ocasión de escuchar discursos y conversaciones de toda índole, a pesar de ser pronunciados por personas que, en muchas ocasiones, no sabían ni leer ni escribir. 
   Otro aspecto importante en la literatura de Pedro Ruiz-Cabello es la descripción literaria del paisaje, algo que él mismo ha destacado en más de una ocasión cuando le ha tocado hablar de sus libros, cuya inspiración siempre ha dicho le llega de uno de sus escritores predilectos, Gabriel Miró, un gran paisajista literario.
   La novela se lee con emoción y enorme interés. Cuenta además con una estructura sólida y bien definida a través de un pequeño elenco de personajes secundarios corales que acompañan al lector en toda la historia y con los que éste acaba conviviendo a través de esas breves pero exhaustivas conversaciones. Personajes como D. Ángel, Alfonso, Andrés o el propio Antoñito, sobrino de José, que asiste con interés a algunas de las conversaciones que allí se refieren. 
   Como ya se ha aludido de pasada, una virtud de la literatura de Pedro Ruiz-Cabello es saber trasladar al lenguaje literario universal el lenguaje y trama local del pueblo que a él le inspira, que no es otro que el suyo propio, en el que ha nacido y reside a pesar de que él jamás hace alusión al nombre del mismo, aspecto que quien este comenta valora como algo muy acertado, porque de esa forma el lector podrá trasladar a su propio terreno todos esos elementos comunes que forman parte de las novelas del autor.
   Por tanto, opino sin andamiajes que La tienda es una novela mayor, una novela que cuenta con los ingredientes necesarios para serlo y llegar a un amplio público lector, sobre todo a aquel que se mueve con soltura en los grandes temas de la literatura universal. 

16 noviembre 2017

KEPLER, EL GENIO INTUITIVO

Resultado de imagen de kepler     Johannes Kepler el genio intuitivo. Cuando leí la excelente biografía que escribió Koestler sobre este gran personaje nacido en Alemania el 27 de diciembre de 1571, en cada página mi admiración se multiplicaba. Su impresionante e intuitiva teoría sobre los movimientos elípticos de los planetas alrededor del sol, cuyo esfuerzo intelectual hubo que compartir con la constante inventiva para alejar a su madre de la hoguera, dada la mujer a nigromancias y pócimas, al parecer, en una época muy turbulenta de la historia de la vieja Europa. Que Poe reparara en él y su obra en Eureka no es más que una construcción perfecta de esos anillos intuitivos. Y leo en estos días que también compartió su afanoso tiempo con la escritura de una novela "Somnium", a la que dedicó parte de su vida.
Resultado de imagen de kepler de koestler     Kepler, como intelectual y como científico siempre me ha impresionado. Escapa en buen grado al típico científico encerrado permanentemente en su estudio o lugar de observación. Como persona con enorme intuición se dejó arrastrar por otros aspectos ajenos a la ciencia, por ejemplo, la literatura y la religión. Todo eso me quedó muy patente cuando leí esta magnífica biografía literaria, pero sobre todo la constatación del genio que intuye e imagina previamente lo que otros años más tarde confirman. Esa, en mi opinión, es el verdadero hecho diferencial de este astrónomo y matemático con otros genios contemporáneos suyos o no. Y gracias a esa intuición, hoy día una estrella -en realidad una Supernova- recibe su nombre, la cual pudo ser vista a simple vista durante mucho tiempo en su época, gracias a su aportación. Fundamental también es su capacidad de predecir el tránsito del planeta Venus.
     Pero como decía, hubo de enfrentarse en varios tribunales a través de varios alegatos, para defender a su madre acusada de brujería, en una época en la que la radicalización religiosa en Europa era sobresaliente. Uno puede imaginar al genio encerrado en su interior mental observando el universo cada noche, mientras que de día debía de reservar fuerzas para convencer a varios tribunales de que su madre no era la bruja que éstos afirmaban que era.
     Toda esa trayectoria vital está perfectamente explicada en este libro del escritor húngaro. Una de las mejores biografías literarias que he leído y que aconsejo.          

25 octubre 2017

LIBRO: NOVELA DE AJEDREZ (1941). AUTOR: STEFAN ZWEIG.

novela de ajedrez-stefan zweig-9788495359452
     Stefan Zweig (Viena, 28 de noviembre de 1981- Petrópolis -Brasil-, 22 de febrero de 1942) fue un escritor e intelectual judío nacido en Austria. En la Austria que ocuparon las tropas nazis de Hitler. Por tanto, ni que decir tiene que hubo de salir por piernas, dado que ya es conocido que los regímenes dictatoriales procuran atenazar en primer término a intelectuales, escritores, artístas y otras personas de alma y expresión libre, las cuales -como es lógico- son las más críticas y contrarias al régimen opresor. Por tanto, nuestro buen escritor hubo de coger las maletas, por su doble condición de intelectual y judío. Por aquel entonces ya contaba con un enorme prestigio en Europa y el continente americano, que  fue donde acabó, curiosamente en Brasil, lugar en el que se suicidó, al parecer, al comprender que no había salida para Europa tras la invasión nazi, aunque sí la hubo, como todos sabemos. 

    Su obra es amplia, no ingente, pero sí amplia, dado que como buen intelectual no solo se dedicó a escribir sino también a arengar con conferencias e intervenciones públicas. Una de sus novelas más famosas es la que vengo a glosar aquí "Novela de ajedrez", una novela corta de no más de cien páginas que escribió un año antes de fallecer, que he devorado en un par de tardes y que en consonancia con la crítica es merecedora de elogios por mi parte. Una técnica narrativa muy depurada y un asunto, con el ajedrez de fondo, que engarzar con dos mundos opuestos: el del un campeón mundial en la ficción llamado Mirko Czentovicz, negado para toda actividad intelectual que no sea el ajedrez, y el misterioso Señor B., un tipo curioso, perteneciente a una alta estirpe familiar austriaca perseguida por la GESTAPO y que arrastra una relación con el ajedrez neurótica harto curiosa. Relación que el buen escritor austriaco desarrolla muy pormenorizadamente en esta breve novela que responde a la máxima que la calidad literaria nada tiene que ver con la extensión. Por tanto, si estáis interesados en la literatura europea de la primera mitad del siglo XX, no debe faltar entre vuestras lecturas esta novela, que a mí a nivel personal me ha parecido muy interesante, además de ilustrativa sobre un periodo histórico concreto que hay que superar, pero no olvidar.  

08 octubre 2017

J.J. BENITEZ. UN AUTOR CONTROVERTIDO PERO VALIENTE.

Resultado de imagen de jj benitez
J.J. Benitez en su estudio. Sigue escribiendo sus libros a máquina, al
parecer.
En nuestro país contamos con un escritor muy peculiar que todos conocemos como J.J. Benitez, un personaje controvertido pero valiente, conocido por sus investigaciones sobre el asunto OVNI y temas paranormales en general. Arrinconado por el "stablishment" literario que no permite que entre en su exclusivo círculo nadie que ose escribir sobre asuntos que no sean "puramente literarios", pero adorado por millones de lectores -sobre todo gracias a su saga Caballo de Troya- en España e Hispanoamérica principalmente (sobre todo en esta región), así como por el sector literario o investigador de este tipo de temas. De ahí que sus apariciones en medios más o menos oficiales no sea muy prolija y el otro día comprendí o creí comprender por qué. Fue invitado a un programa de TV1 (lo vi en Youtube, porque no veo televisión apenas) en el que las entrevistadoras -porque eran todas mujeres, qué curioso, así como las personas del público también lo eran- con motivo de la promoción de su último libro sobre el "Ché" Guevara, titulado "Tenemos a papá", en el que el autor navarro ha investigado durante seis años sobre las últimas horas del guerrillero argentino que fue miembro activo de la Revolución cubana. Me pregunté qué hacía este autor -que es serio y reflexivo, con independencia de que no todo el mundo lo respete- en este tipo de programas. Y esta última pregunta engarza con lo que decía antes con relación a por qué no acude de manera asidua a programas, digamos, de la televisión oficial, aunque sí es posible verlo con mucha frecuencia en canales específicos de YouTube dedicados al misterio y programas de radio muy específicos sobre estas materias. El caso es que la presentadora y el resto de las acompañantes a la mesa -que debían ser, al menos, siete- no hacían más que referirse al mito sexual del guerrillero, pero él no dejaba de referirse a los falsos mitos en torno a sus virtudes y cualidades, de acuerdo con lo que deduce de la investigación emprendida. Así que, a ciertas alturas de la entrevista, en la que no era fácil mantener una línea argumental sostenida (ya sabemos cómo son este tipo de programas), los temas se desvían de un punto a otro y el bueno de J.J. Benitez comienza a sacar su mejor artillería pesada, que consiste en esencia en llevar  la contraria a posturas oficiales; así que dice: "Es que ustedes creen que el 11-M fue cometido por los yihaiddistas". Ante tal afirmación-pregunta, la presentadora le corta radicalmente y cambia de tema. Todo el mundo parece sentirse incómodo ante ello. Él sonríe, quizá acostumbrado a que esto le ocurra con frecuencia, y dice sonriendo, algo así como "¿No me dejas decirlo? Y nada, toda la conversación vuelve de nuevo al libro del "Ché". Y comprendí entonces lo que antes decía acerca de ver a este autor con tan poca frecuencia en televisión, al parecer, por decisión propia casi siempre. 
    Ocurre que estamos en una sociedad mediática muy controlada y carente de libertades. Solo es posible asistir a programas y entrevistas que ya hayan pasado por algún filtro y, a veces, ni así, a no ser que se trate de una bazofia de casar a hijos con fulanas y menesterosas. Nos hemos alejado del espíritu de la libertad de expresión en los medios, por lo que cada vez será más frecuente encontrar masas de espectadores cada vez menos informados y/o manipulados. Por tanto, apaguen la televisión, o bien, seleccionen los muy pocos programas en los que no exista esa censura si es que los encuentran.
    Yo ya lo hice hace mucho tiempo y tan solo acudo a programas, entrevistas y espacios que busco por la red (YouTube, aún, es un medio magnífico), en los que pueda escuchar con total libertad entrevistas puras y sin tapujos hechas a J.J. Benitez u a otros del estilo. Prueben y ya verán cómo cada vez comprenderán con más claridad la enorme manipulación televisiva. 
    Bien, volviendo a este autor, diré que es muy importante que -con independencia de que se sigan o no los temas sobre los que escribe- sigan existiendo existiendo este tipo de autores, los cuales basan sus libros en investigaciones de años. Se podrá estar o no de acuerdo con ellos y hasta es posible que existan kilos de manipulación en sus escritos e investigaciones, pero cuentan con una ventaja para los lectores: hay años de investigación y creen en lo que escriben, entre otras cosas porque han hecho investigaciones de campo. Además, existe una razón de peso para seguir el trabajo de éstos: nos sacan de la oficialidad, de lo establecido, de lo que hay que ver, leer o escuchar. En ese sentido, nadie le podrá negar a este veterano autor -del cual he leído algunos libros y me parece que escribe bastante bien- su ingente trabajo de más de cincuenta libros publicados y los millones de kilómetros recorridos por todo el mundo para escribirlos. Demos algún margen a la imaginación y a lo que parece irreal y descabellado. De lo contrario, la misma realidad acabará por devorarnos.                     

28 septiembre 2017

JUAN GARCIA ATIENZA, UN GRAN AUTOR CASI OLVIDADO

Que vivimos en una sociedad que desprecia el talento es algo que sabemos. Además, a ese desprecio se suma el olvido o lo que es aún peor, el desconocimiento. Y viene a colación esta frase como antesala al autor al que voy a referirme en esta nueva -y breve- entrada de este blog, dedicada en exclusiva al escritor Juan García Atienza ((Valencia, 18 de julio de 1930 - Madrid, 16 de junio de 2011).  Del escritor valenciano que reseño poseo varios libros (es ingente la cantidad de títulos que posee que ahora indicaré), pero de todos siempre me fascinó "Monjes y monasterios españoles en la Edad Media"(Ediciones Temas de Hoy), una obra que he consultado en varias ocasiones cuando en mis viajes por España me he dispuesto a visitar alguno, que figure como visitable y continúe abierto. Un libro muy documentado y riguroso que penetra en este misterioso, apasionante y desconocido mundo de los monasterios medievales en España, un país muy prolijo en ellos.
Casualmente, este libro y autor me lo ha refrescado otro libro que estoy leyendo -del cual hablaré en su día, dada su singular temática-, en el que aparece una carta de Juan García Atienza dirigida al autor del mismo. Se trata de una carta en el que se aborda un asunto muy apasionante y bastante irreal, que es en esencia el argumento del libro; una carta dirigida de un intimo amigo a otro y que dará suficiente material para un artículo que enviaré al diario Ideal. Ese dato ha hecho que rebusque en mi biblioteca y me vuelva a documentar sobre este autor valenciano, que dedicó casi toda su vida a investigar asuntos desconocidos de nuestra historia, muchos de ellos relacionados con la naturaleza, los lugares sagrados, el misterio y las costumbres ancestrales. Incluso fue protagonista de varios documentales sobre estos asuntos que se emitieron en los años setenta y ochenta en Televisión Española. Sin embargo, es bastante desconocido para el gran público, pero adorado en los ámbitos y círculos cerrados dedicados a los asuntos sobre los que él investigó a lo largo de su vida, terreno en el que es toda una autoridad y es admirado hasta el infinito. Copiaré de la Wikipedia su amplia obra para que nos hagamos una idea aproximada de su inquietud intelectual, comenzando por la última, dos años antes de fallecer y acabando por la primera publicada:    



  • La forja de un linaje (2009)
  • El legado templario (2007)
  • La historia no contada (2007)
  • La mística solar de los templarios (2005)
  • Isabel II La reina caprichosa (2005)
  • Los enclaves templarios (2002)
  • Regina Beatissima. La leyenda negra de Isabel la Católica (2002)
  • El cáliz de la discordia (2001)
  • Diccionario Espasa de la alquimia (2001)
  • Leyendas insólitas (2001)
  • El misterio de los templarios (2000)
  • El compromiso (2000)
  • Leyendas históricas de España y América (1999)
  • Caballeros Teutónicos (1999)
  • Leyendas del camino de Santiago (1998)
  • La cara oculta de Felipe II (1998)
  • Fiestas populares e insólitas (1997)
  • Caminos de Sefarad (1994)
  • Los peregrinos del Camino de Santiago (1993)
  • El libro de los dioses (1992)
  • La ruta sagrada (1992)
  • Monjes y monasterios españoles en la edad media. De la heterodoxia al integrismo (1992)
  • Guía de la España griálica (1988)
  • Guía de la inquisición en España (1988)
  • Guía de la España templaria (1987)
  • Claves mágicas de la historia (1987)
  • Guía de las brujas en España (1986)
  • Guía de los recintos sagrados españoles (1986)
  • Guía de leyendas españolas (1985)
  • Guía de los heterodoxos españoles (1985)
  • Guía de los pueblos malditos españoles (1985)
  • En busca de la historia perdida (1983 )
  • Guía de la España mágica (1983)
  • La gran manipulación cósmica (1981)
  • La meta secreta de los templarios (1979)
  • Guía judía de España (1978)
  • Los supervivientes de La Atlántida (1978)
  • Crónica sin tiempo del Rey Conquistador
  • La máquina de matar
  • Los viajeros de las gafas azules. 

   Si se observa bien, es una obra ingente, tan solo en el papel escrito, porque también dirigió una película en 1962 titulada "Los dinamiteros", que pasó desapercibida, si bien para muchos críticos contaba con mucha calidad. Además, fue guionista, además de documentalista en televisión e, incluso, llegó a presentar un programa informativo en la recién estrenada segunda cadena de Televisión Española, que duró tan solo dos meses. Hay un sinfín de datos más sobre Juan García Atienza que podéis buscar en la Wikipedia y páginas especializadas. 
Tan solo quería significar a la vez que rescatar una voz y una pluma muy valiosa de la intelectualidad española, la cual cada vez está cayendo cada día más en el olvido.  

15 marzo 2012

UN DESCUIDO IMPERDONABLE

El miércoles por la tarde, casualmente, cuando me dirigía a mi última sesión de rehabilitación comprobaba por casualidad que firmaba ejemplares en el Corte Inglés de Granada, el novelista Jesús Sánchez Adalid, un sacerdote extremeño, que es uno de los mayores representantes españoles de la novela histórica.
Estaba firmando ejemplares de su última novela “Alcazaba”, ambientada en la Mérida del siglo IX de nuestra era y que ha ganado la undécima edición del premio de novela histórica Alfonso X, el Sabio. 
De Sánchez Adalid, tan sólo he leído una novela “El Caballero de Alcántara”, que cuenta las curiosas vivencias de un aspirante a caballero templario, natural de una zona templaría por excelencia, Jerez de los Caballeros, en la provincia de Badajoz. Nada más he leído, pero entre mis anaqueles también se encuentra otra de sus numerosas novelas históricas: El Mozárabe. Lo leído me pareció muy interesante y desde entonces considero al autor extremeño como un referente de la novela histórica española, junto a Corral, Chufo Llórens, Eslava Galán o Santiago Postiguillo, entre otros.
Dicho esto, lo que venía a decir es que vi al autor sentado en su mesa y nadie más alrededor. En este centro comercial es normal que el autor sea acompañado por uno o varios responsables del establecimiento y en esta ocasión había tres de ellos, sí, pero hablando entre ellos y no en la mesa del autor. Por tanto, éste se encontraba totalmente sólo y pensé que son malos momentos para la lírica, o para la literatura, igual da. No sé si con anterioridad hubo lectores buscando la firma del autor, pero mucho me temo que la escena había sido desoladora todo el rato. 


También intenté imaginar que en vez de Sánchez Adalid, un intelectual y escritor bastante conocido -aunque no para el gran público- hubiera sido uno de estos artistas adolescentes o para adolescentes. Que hubiera sido, por ejemplo, un David Bisbal o un Bustamente, que con todo el respecto a su trabajo, poco o nada de calidad comunican ni rigurosas o aprovechables son sus mensajes, nada aportan; si hubiera sido alguno de este tipo de artistas, la cola de adolescentes y adolescentas (y también madres cuarentonas, excusándose llevar a sus hijas)  hubiera rodeado el enorme edificio de El Corte Inglés, sin lugar a dudas. Pero no, se trataba de un escritor que intenta que se conozca la historia de nuestro país a través de la opción de la novela. Pero eso no importa demasiado me temo y pocos adolescentes leen en esta parte del país, un lugar en el que tampoco la población adulta lee demasiado. 
Y fue entonces cuando se produjo ese descuido imperdonable: decidí ir a la clínica y al volver adquirir Alcazaba y obtener la firma del autor. Pero a la salida –a eso de las 20 horas-, me encontré la mesa desmontada y el autor ya ausente. Una vendedora me aclaró que la firma era hasta las 19,30 horas. Lo lamenté por la soledad de Jesús Sánchez Adalid y por mí, que debí haberme interesado por la hora de finalización del acto de firma de libros aunque eso hubiera supuesto llegar algo más tarde a la sesión de rehabilitación; de hecho ya tenía una pregunta preparada: ¿Cuál es el proceso de creación de tus novelas? 
No sé porqué pero me sentí también como un indiferente más que mira para otra parte cuando firma libros un autor del que, en mi caso, admiro su trabajo. Han pasado más de veinticuatro horas y aún me sigo lamentando por ese imperdonable descuido. Lógicamente repararé la "ofensa" adquiriendo el libro e intentaré comunicarle al autor mi desazón, aunque ya no pueda obtener la firma. O a lo mejor sí, quién sabe.