Mostrando entradas con la etiqueta MICRORRELATOS-FÁBULA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta MICRORRELATOS-FÁBULA. Mostrar todas las entradas

23 septiembre 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (HIPOPÓTAMO): LA MALDITA DIETA.

Dan coloreado
De gaharu.subcultura.es
Desde que llegó a sus manos aquel folleto, Julio no podía quitarse el tema de la cabeza. Desde siempre había soñado con hacer dieta, por lo que encontró en aquella información la excusa perfecta para comenzar. Estaba totalmente convencido, ya que no soportaba verse en la edad adulta con el peso y la falta de forma de sus progenitores. 
Sin embargo, había un problema: aquella dieta mandaba comer sólo carne. ¿Carne? ¿No le habían dicho desde niño que la carne genera estrés nutricional en los de su especie, que los volvía violentos? Pero no había vuelta atrás, su decisión ya estaba tomada.
Al poco tiempo fue fruto de las miradas de sus vecinos y familia. Se le veía realmente estilizado, pero también le observaron un carácter cada vez más agrio y taciturno. Con el paso del tiempo, su delgadez fue a más, pero también su comportamiento fue empeorando y cuando quiso echar marcha atrás ya no pudo. Se había convertido en un violento ser delgado y atlético, que cada vez disfrutaba más de la compañía de los leones.   

07 julio 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (RATA COMÚN): LA PRIMA REMOTA

Alejandra no soportaba ver esa fotografía, la cual guardaba como paño en oro en su baúl de la esperanza, pero al mismo tiempo era tal la fascinación por ella que no podía evitar contemplarla un par de veces al día. 
En la misma aparecía su prima Indira, su prima hindú que ella no conocía en persona. Le fascinaba comprobar su suave y limpio peaje blanco, sus bigotes perfectamente alineados y armoniosos, sus finas uñas limpias y pulcramente tratadas con la más delicada manicura, su delicada cola, su mirada cándida y limpia..., pero lo que más admiraba de su remota prima era la ternura que se adivinaba en la fotografía. 
Sabía por sus padres que Indira había triunfado en la difícil y clásica sociedad de la India, donde la buena casta -si no se poseía- tenía por fuerza que ser suplida por la belleza. Y de ese último aspecto, Indira, estaba más que sobrada.
Sin embargo, la fascinación que sentía por su prima no hacía más que acrecentar su tristeza y desdicha, sobre todo cuando tras contemplar por enésima vez la fotografía, pasaba ante cualquier espejo y apreciaba cómo su triste y deslucido pelaje gris, sus tiesos y arrugados bigotes y su descarnada y rectilínea cola, le anunciaban con severidad y contundencia el lugar tan insignificante que ocupaba entre el común de los roedores.  



LEE LOS ANTERIORES MICRORRELATOS FÁBULA: 

CUCARACHA

HIENA

SERPIENTE

ELEFANTE

LORO

LOBO

BUITRE

LEÓN


02 junio 2014

MICRORRELATO-FÁBULA: (CUCARACHA): LA MISIÓN

Lo único cierto es que Ramona había desaparecido. Nadie sabía qué había podido pasar. Cuando se supo hubo mucho revuelo en la comunidad. Todos sabían del riesgo que suponía llevar a cabo esa misión. Era algo que se aceptaba con entereza. Salieron para la misma veinte, las más preparadas, pero volvieron sólo diez. Otras nueve habían sido aplastadas por un enorme zapato humano, con una escoba o, incluso, envenenadas con algún líquido frío y viscoso que salía de un bote a través de un minúsculo orificio. Nada que objetar. La misión en ese archivo de antiguos libros y legajos era muy arriesgada, todas lo sabían. No se podía luchar contra el destino. Se sumaron las bajas y se recuperaron los cuerpos -o partes de ellos- de las nueve malogradas para homenajearlas y honrarlas por los ritos ancestrales, pero nada se supo de Ramona. Es más, era la primera vez que no se había recuperado un cuerpo o parte de él. Todo el mundo estaba de los nervios, hasta que un buen día llegó una carta. Era de la desaparecida. Se miraron unas a otras sin comprender hasta que, finalmente, Gertrudis, su amiga de alma, se decidió a leerla: 
'¿Cómo va todo por ahí, chicas? Sé que habéis llorado mi desaparición, pero no sufráis por mí. Sigo donde me dejasteis. No sé cómo ocurrió, pero lo cierto es que comencé a leer uno de esos viejos libros del archivo. Trataba de un humano que por la mañana al levantarse se había convertido en uno de los nuestros, ¡uno de los nuestros! ¡No os parece impresionante!. No creeríais lo importante que fue esa historia y su autor para sus congéneres. Y tras ese viejo libro leí otro y después otro. Desde entonces no he podido parar de leer. ¡Nuestra historia entre los humanos es tan interesante....¡            

26 mayo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (HIENA): EL MANUAL

La máxima preocupación de Clotilde, la joven hiena del Serengeti, era ocultar el voluminoso manual que le había llegado esa mañana, enviado por Amazon USA. Lo importante era que no lo viera nadie; pero menos que nadie, su madre Ofelia, la hiena que pasaba por ser la más insigne entre las damas de la ladera sur del vasto territorio. Descendiente del gran maestre de las hienas africanas, hacedoras de todas las virtudes que el gran creador les había otorgado. Ofelia, la hiena más capaz, la más dotada de sabiduría y destreza, heredera de todos los rasgos que han de conformar el carácter de la hiena como especie.
Que Clotilde fuera su hija mayor no era otra cosa que una maldad del destino, según se decía la joven hiena. Un alarde que no quería para ella, pero que por mor de la cuidada cuna le había tocado representar. La descendiente destinada a ocupar el lugar de la madre cuando ésta desapareciera y con ello perpetuar los rasgos universales e innatos del clan. 
De ahí que fuera tan importante que aquel voluminoso manual no cayera en manos de nadie. Un manual de título: 'Cómo ser una verdadera hiena', que la iluminaría con letra y gráficos sobre el arte ancestral de cómo desempeñar el papel de verdadera hiena líder, virtud de la que carecía. Esa que dictaba el camino perfecto para no amedrentarse ante las dentelladas de buitres y demás carroñeros de enorme potencial y carisma.



Leer los microrrelatos-fábula anteriores: 

SERPIENTE

ELEFANTE

LORO

LOBO

BUITRE

LEÓN



23 abril 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (SERPIENTE): LA DUDA DE EVA

Para Eva fue muy sorprendente ver aquel grabado en su escuela. Había escuchado de sus ancestros aquella historia maldita y antiquísima acerca del paraíso y la manzana, pero jamás la había comprendido.
Y seguía sin hacerlo. Tampoco nadie supo explicarle por qué su familia y ella misma se arrastraban por el suelo mientras las demás especies poseían varios miembros que les posibilitaba andar separando la panza de la tierra. Tenía que averiguar qué pasó en el pasado para que eso fuera así.  
Casualmente esa misma tarde una amiga le propuso ir al cine. Emitían la película 'Noé', protagonizada por ese actor que tanto le gustaba, ¿cómo era su nombre? '¡El que protagonizó 'Gladiator'!', le comentó a su amiga que tampoco recordaba su nombre. 
Tras ver la película y comprobar que en la misma aparecían imágenes en las que las de su especie reptaban en dirección a esa gran arca huyendo del diluvio comprendió que no todo estaba perdido. Se lo tenía que contar a su familia. 


No os perdáis los anteriores: 

Elefante

Loro

Lobo

30 marzo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (ELEFANTE): TRAIDOR A LA ESPECIE



Dibujo de Javi Trelis

-¿Fue usted quien sacó el marfil del país?
-No, señor fiscal. Esa acción siempre corría a cargo de la banda a la que aludí en mi declaración ante la policía.
-¿Entonces, qué papel representaba usted en esta trama?
-Yo era quien suministraba el material.
-¿Suministraba el material?
-Sí. Era quien se encargaba de atraer a los poseedores de marfil.
-Es decir, ¿a los elefantes?
-Sí, señor. Así es.
-Pero, ¿no se da cuenta que esa acción, además de delictiva, le convierte en un traidor a los ojos de su propia especie?
-Lo sé, señor fiscal. Ahora comprendo que mi ambición ha ido demasiado lejos. Yo quería salir  a cualquier precio de aquella aldea perdida en algún lugar de África. Y ahora me encuentro con que me está vetado entrar. Ni tan siquiera para ver a mis ancianos padres que, además, me entregaron su marfil para que yo buscara un futuro mejor. Ahora sé que la he jodido.

23 marzo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (LORO): MI INVESTIDURA


Mi historia es muy curiosa. Me llamo Loro Sierra Morena, porque en una finca de ese lugar nací y es el lugar donde vivo, como ha hecho desde siempre mi familia, desde que aquel aventurero español trajera a mis bisabuelos desde el lejano Ecuador.  Yo vivía tranquilamente mis placenteros días, aprendiendo cada día un par de palabras, pero un día llegó esa carta. Nadie lo creyó al principio, ni tan siquiera el cartero, pero la carta era para mí. No cabía duda. Un sobre de tamaño atípico de grueso papel y color verde oliva, adornado por grandes letras inglesas rezaba: Destinatario: Mr. Loro Sierra M. Pero lo más incomprensible es que en el remite se leía: 'House of Lords'. The Palace of Wetsminster. London. UK'. En el interior, una breve tarjeta de papel estucado, que llevaba sobreimpresionado el símbolo de la Corona británica, decía en español y en inglés:'Mr. Loro Sierra M. se le comunica que la sesión constitutiva de la Cámara de los Lores tendrá lugar el próximo uno de abril. Rogamos su preclara presencia con el fin de investirlo oficialmente por orden de S.A.R. la Reina. Firmado: el Letrado Mayor del Reino'.  Lógicamente, se creó un fuerte revuelo entre mi familia y mis amigos. No se hablaba de otra cosa en tres kilómetros a la redonda. Pero el mensaje estaba claro.
               Ni la evidencia de una inocente confusión ortográfica, ni la constatación cierta de que el destinatario de la misiva fuera Mr. Lord Sierra Mackclemore, afincado en Gibraltar y que poseía una finca de recreo colindante a la nuestra, sirvieron para justificar la improcedencia de mi nombramiento como Lord de la Corona Británica, toda vez que la solemnidad del acto y la rigidez del derecho británico impedían sustraer el título de Lord a quien ya había sido investido como tal. 

17 marzo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (LOBO): EL ESTIGMA DE MI NOMBRE

Mi mayor estigma fue siempre ser lobo y llamarme Pedro. Ya desde lobezno, los demás compañeros de la escuela disfrutaban de lo lindo con la paradoja. '¡Que viene el lobo!' o '¡Que viene Pedro!' Porque en realidad es completamente antagónico pertenecer a esta especie y llamarse así. No echemos la culpa al cuento ni a la sinfonía de Prokófiev. Más bien echémosla a mis padres, que no tuvieron demasiado tacto al llamarme con ese nombre. Podrían haber elegido Isidro, que es el nombre de mi propio padre, o Alberto, que es el de mi abuelo, pero no, decidieron que mi nombre fuera Pedro y eso me ha marcado desde siempre. Me pregunto si no habría disfrute en la familia al decidir el dichoso nombre. 
Cuando me presentan a alguien, el chiste siempre está servido. Es más, soy yo mismo el que se anticipa contándolo. Qué remedio. Pero el colmo fue el recochineo en mi última entrevista de trabajo. Resulta que soy guardia de seguridad -para más abundancia- y el gerente de la empresa, ahogándose  de risa, no dudó en preguntarme: ¿Si das una señal de alarma, a quién debemos de creer: a Pedro o al lobo?    

09 marzo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (BUITRE): LA DESHONRA DEL CLAN

Nunca comprendió el oficio a que se dedicaba su familia desde la noche de los tiempos. Ni el por qué de esos ceños fruncidos cuando él -según parecer de todos- iba contracorriente. 
No regir la funeraria familiar y negarse a esperar paciente a que manaran clientes de la nada sin mover una uña, siempre había sido mal visto por todos. Como era mal visto ayudar a alargar la vida de esos futuros clientes, mientras el resto de los miembros de su clan aguardaban pacientemente a que ese hipotético cliente se convirtiera en una una realidad. 
¿Por qué era tan impopular por querer salvar vidas?, se preguntaba en la soledad de la aldea africana en la noche oscura. Recordaba las palabras represoras de su madre: 'Tu no has venido al mundo para salvar vidas, sino para aguardar a que éstas desaparezcan de la faz de la tierra. Esa es nuestra misión en la tierra'.  Ni las de su padre, mucho más duras si cabe: 'Eres la deshonra de la familia, la deshonra de todo nuestro clan. Eres como en anticristo a nuestros ojos'. 
La voz de la enfermera negra lo sacó de sus cavilaciones. 'Dr. Buitre, su última operación ha sido todo un éxito. Enhorabuena'.            

02 marzo 2014

MICRORRELATO-FÁBULA (LEÓN): EL DÍSCOLO DE LA MANADA

Con este primer microrrelato-fábula inicio un nuevo -quién sabe- subgenero de microrrelato, que seguramente no es nada nuevo, pero sí novedoso aquí. Hay muchas opciones, tantas como animales nos rodean y el microrrelato es un género divertido y corto -pero exigente, ya que no puedes desperdiciar ni una mínima palabra- que disfruto escribiendo. Tengo ya unos cuantos previstos. A ver hasta dónde llegamos. Empezamos con el león, como rey que dicen que es -esperemos que no como el Borbón-.  




Cuando padre león llegó a la cueva, sabía que su vida ya había dado un vuelco.
Siempre había sido respetado por la comunidad de leones, como ejemplar preeminente. Había defendido con éxito a su leona del cortejo de los demás leones e, incluso, de los más jóvenes  y había educado lo mejor que supo a su cuantiosa manada. Pero aquello último era insostenible. Una situación imprevista que, últimamente, le había convertido en el individuo menos respetado del grupo y en el hazmerreir de todos. El motivo de toda su desgracia y  desvelo era uno de sus hijos de la última manada, un joven león de tres años, el cual le había salido díscolo e irreverente. Había hablado con él con todo el tacto del mundo; había evitado, como represalia, que se emparejada con leona alguna e, incluso, como última medida radical lo había amenazado con el ostracismo y el destierro. Pero todo resultó infructuoso. Su hijo seguía en sus trece: había decidido, de manera irreversible, ser vegetariano.

RELATO CORTO: UN DISTINGUIDO VIAJERO

“Luego la Reina mandó que fuese un alguacil de corte, por la posta, tras Cristóbal Colón, y de parte de su Alteza le dijese cómo lo mandaba ...