Mostrando entradas con la etiqueta PP. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PP. Mostrar todas las entradas

05 septiembre 2012

LOS PEPEROS VUELVEN A SUS TOROS


Estos peperos no tienen remedio. Les sale la raza. 
Pensábamos que este país ya estaba avanzando y ellos mismos se autoproclamaban adalides de la libertad y el progreso -cosa que uno nunca se cree cuando gobierna la derecha. Aunque tampoco cuando gobierna la izquierda.-, pero no han podido evitarlo y le ha salido lo de ancestral que hay en ellos: han vuelto a programar corridas de toros por televisión, una de las pocas iniciativas valientes y correctas del infame Zapatero. Quizá la única.
Y, claro, eso me revuelve las tripas, tan antitaurino como soy y tan antifiesta como me declaro. Y me revuelve las tripas porque, además, sabemos que ese gasto lo asumen con el dinero público, es decir, con nuestros impuestos, dinero tan escaso para otras tareas básicas como es la sanidad, por poner un sólo ejemplo. 
Pero no nos debemos extrañar. Esta gente es así. En cuanto tienen un resquicio retroceden a lo más ancestral de nuestra vieja política y de nuestra más rudimentaria condición humana, porque, de qué otra manera hay que interpretar en los tiempos actuales que tengamos que volver a ver en las cada vez más definidas pantallas de televisión cómo desangran a un animal inocente ante la grotesca y grosera aquiescencia de miles de personas. 
Esta gentuza ha suprimido, amparándose en los recortes, series y programas de calidad de la televisión pública, pero no se ha cortado un pelo en reinstaurar la fiesta nacional, les ha faltado tiempo. Espero que no sigan retrocediendo en el tiempo.
Es en estos momentos cuando uno, no demasiado orgulloso de ser español, se avergüenza de serlo. Sin embargo, al menos, esta gente es maliciosamente coherente y siempre dijeron que volverían a poner corridas de toros en televisión. Mucho más cinismo y aberración existe, por ejemplo, en Andalucía, una región gobernada despóticamente por los socialistas desde siempre que, mientras que sus compas del gobierno central suprimían las corridas de toros, ellos las seguían programando en Canal Sur. Lo hacían y lo siguen haciendo, a pesar de que su socio de gobierno es un partido declarado formalmente como antitaurino: Izquierda Unida. 
Pero qué debemos de esperar ya a estas alturas de nuestros políticos. Pues nada. Absolutamente nada.
Al menos debe de estar contento el Borbón -declarado taurino, eso sí, sin que eso le cueste un euro de su bolsillo- tan dado a dañar a animales de todos los géneros y especies.
PD: si alguien sabe dónde está la lista para borrarse de este país, por favor, que me escriba.   

18 julio 2012

EL PP, EL PARTIDO DE LA AUSTERIDAD




Cuando el pasado lunes un compañero indignado me envío la resolución del BOE en el que se publicaba la resolución  que aprobaba las exageradas cantidades con que se financia por parte del Estado a los partidos políticos con representación parlamentaria en el primer trimestre de 2012, lógicamente, me costó salir del estupor normal que te causan estos abusos de la partitocracia en la que está sumida este país, un contrasentido en periodo de no crisis y una obscenidad en periodo de crisis. La cifra aprobada superaba los 16 millones de €. Sin embargo, un diario digital, ese mismo día, acabó completando la faena y afirmó que en el primer semestre de 2012 sólo entre el PP y el PSOE se habían repartido la obscena cantidad de 26 millones de € (4.326.036.000 de las antiguas pesetas). La cantidad, lógicamente, es superior, ya que en ese pastel todos los partidos han metido la mano, en proporción a los votos obtenidos. Dicho de otra forma: los ciudadanos somos sobornados y engañados doblemente: en primer lugar por depositar un voto confiando en un programa político que jamás se cumple; en segundo lugar, ayudando con nuestro  voto a que el partido político que nos soborna y engaña, se financie a nuestra costa (se da a los partidos una cantidad determinada por voto, escaño, etc.) 
Ese mismo día -o el anterior- también accedimos a la información sobre el Jet privado, de nombre Falcon, que el PP le alquiló a su líder y a la postre Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy -por el se suele abonar una cantidad aproximada de 10.000 € la hora-, para que pudiera venir a la clausura de su partido en el congreso regional de Andalucía (espero que no se lo hayan cargado al Estado, que en España es posible). Lo suyo hubiera sido que viajara en vuelo regular el sábado para regresar el domingo, pero hubo acojono general en la huestes peperas por la fuerte protesta de empleados públicos que se estaba preparando el domingo por la mañana a las puertas del Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada y se adelantó la clausura, algo así como huir como las ratas, en términos más claros.  
Lógicamente, el PP puede costearse ese alquiler -3 horas por 10.000 €= 30.000 €- gracias a los magros ingresos que recibe del Estado que, no olvidemos, sostenemos todos con nuestros impuestos. Luego, el PP pudo costear un avión de lujo para su líder, para que éste pudiera eludir las protestas de aquellos a quienes está asfixiando, gracias a que estos asfixiados dejarán de percibir la extra de Navidad, entre otras cosas, para que el PP se gaste parte de ese dinero en sufragar a su propio partido, con el objeto de, entre otras cosas, igualmente, poder pagar el alquiler de ese avión. Y luego dirán que son razones de Estado, seguridad, compromiso y un largo etcétera de patrañas que en boca de los políticos suenan a cosas muy solemnes pero totalmente farsas y cínicas. Y menos mal que era el partido de la austeridad. 
Desde luego con estas medidas nuestros próceres aceleran a marchas forzadas la mecha en las calles. Allá ellos.  

08 diciembre 2011

¿HACIA DÓNDE NOS LLEVA RAJOY?



Al parecer Rajoy está contando en la Cumbre de Bruselas ante sus socios comunitarios lo que aún no ha contado en España para acabar con el déficit y seguir la estela poderosa de Alemania y Francia.
Está contando en Europa lo que aún no está contando aquí, que es donde debe, ya que ha salido elegido por los votos de casi once millones de españoles. Por tanto, estamos asistiendo a una nueva forma de manifestación democrática -digámoslo con todo el sarcasmo que las palabras escritas no saben recoger-, que consiste en dirigir un país con el beneplácito de otras potencias europeas.
O sea, que eso era la Unión Europea, algo que nos ha costado veinticinco años entender, desde la entrada de España en 1986.
Ante el silencio de Rajoy acerca de hacía donde van a ir sus recortes podríamos barruntar dos opciones: Una: que estos serán muy drásticos y no conviene ir anunciándolo así tan de golpe; Dos: que no se tenga ni idea de cómo están las cuentas públicas y, por tanto, no se tenga ni idea hacía donde habrá que recortar, hasta que no nos marque la senda la señora Merkel, guardiana de sus poderosos bancos teutones.
Seguramente que el engaño de la moneda única, prolongado desde el año 2000, ya sea un clamor y nadie sepa cómo salir de este feo asunto, a no se que hagamos lo que ya hizo Argentina al FMI -obviar parte de su deuda-, una formula que le hizo salir de la crisis y que le está haciendo crecer actualmente.
He de admitir que me daba miedo Zapatero y mucho más su inútil equipo de paniaguados y aficionados; pero también debo de admitir que también me da mucho miedo Rajoy y su equipo de tecnócratas sabelotodo. Ambas opciones son para temblar.
Y lo son porque ambas opciones tienen ciega fe en el euro y consideran que es la única opción que existe, sin llegar a valorar otras, como podría ser volver a la moneda nacional (de hecho, países de la UE que optaron seguir con su moneda como son los casos de Dinamarca e Inglaterra no no tienen tan crudo). Pero la realidad de los mercados está demostrando cada día que el euro es un presa fácil, un gran chollo para los especuladores -muchos de los cuales operan desde paraísos fiscales-. Mucho más chollo que el dólar americano, la libra esterlina inglesa y el yens japonés.
Por tanto, tener fe ciega en el euro puede ser la ruina de países como España que, además, no tiene el potencial industrial de Alemania o Francia; ni tan siquiera, de Italia. Y para colmo nuestra destrucción de empleo es aún superior a Grecia y Portugal.
De ahí que lo vea todo negro y comience a sospechar que como con los impuestos no se llegará ni tan siquiera a pagar la deuda, éstos seguirán subiendo, habrá recortes a empleados públicos -otro día hablaré de este asunto- y el estado de bienestar se quedará hecho unos zorros. Sin embargo, no quiero hablar de recortes en un sentido general porque seguramente muchos de éstos habrá que llevarlos a cabo, -sobre todo los gastos abusivos que acarreamos, comenzando por la clase política y es monarquía que se cae a trozos-; seguramente habrá que comprender que se prepara un sinpar cambio de ciclo. Un cambio de ciclo que nos costará asimilar pero que está al llegar. Ya nada será igual. Se acabaron las vacas gordas e incluso cada vez será más difícil ni tan siquiera ver vacas o que éstas se vuelvan sagradas, como en la India. Así de dramático resulta todo esto porque no olvidemos que España es una máquina de gastar gracias a sus 17 Autonomías y a sus muchos Ayuntamientos estrella.
Yo lo veo así y opino desde la ignorancia y desde falta de preparación económica: el euro ha sido un fiasco. Hecho a la imagen y semejanza de la Europa de los mercaderes como ya vaticinó el bueno de Anguita. Unos mercaderes que ya nos atisban desde todos los rincones del mundo. La carroña nos amenaza.

MATADEROS DE CRISTAL

                                                              Por José Antonio Flores Vera Hasta hace bien poco no solían programar en telev...