Mostrando entradas con la etiqueta ELECCIONES. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ELECCIONES. Mostrar todas las entradas

27 marzo 2012

EL PAPEL DE IZQUIERDA UNIDA EN UN HIPOTÉTICO GOBIERNO ANDALUZ






En la noche electoral del pasado domingo, los dirigentes socialistas andaluces se mostraban radiantes. Alguien despistado que no conociera los resultados, al ver esas imágenes de caras felices y sonrientes hubiera afirmado que el PSOE era el ganador absoluto de los comicios autonómicos. Pero nada más lejos de esa afirmación: el PSOE había perdido la estrepitosa cifra de nueve escaños, aunque no se había hundido por completo tal y como vaticinaban las encuestas. Sin duda, existe un fuerte voto cautivo en lo más profundo de Andalucía, cuya inercia sólo conocen los socialistas. Muchos años de políticas subvencionadas con dinero público suelen creer en el votante una conciencia electoral inmutable. Son las trampas de la democracia.
Pero habría que preguntarse a qué motivos respondía esa felicidad evidente de los dirigentes socialistas. El primer motivo respondía al hecho de conocer que el Partido Popular no había obtenido mayoría absoluta, tal y como vaticinaban la mayoría de las encuestas; el segundo, a que se daba por hecho que se gobernaría con Izquierda Unida, que dobla su fuerza electoral en Andalucía. 
Ese segundo motivo es el que interesa analizar aquí: ¿qué papel jugará IU en un hipotético gobierno andaluz? 
De la coalición de izquierdas conocemos que tiene luces y sombras y que tan capaz es de entrar en un gobierno estable -tipo tripartito catalán o Ayuntamiento de Sevilla- como de dejar gobernar a la lista más votada, aunque ésta sea la del PP, como es el caso de Extremadura. De todo, hay que deducir que la coalición se conduce por decisiones asamblearias, al contrario de lo que suele pasar en la mayoría de los partidos. Consultar a las bases es la esencia estatutaria de esta fuerza, que no siempre lleva a efecto de manera transparente. Va por barrios. 
Dentro de Izquierda Unida Andalucía, existen varias opiniones en cuanto a la posibilidad de pactar con el PSOE, tradicionalmente enemigo en el espacio electoral, siendo muy marcadas y apasionadas las diferencias en el ámbito municipal andaluz. 
Una corriente muy amplia, encabezada por el alcalde de Marinaleda José Manuel Sánchez Gordillo, siguiendo la estela de Julio Anguita, es contraria a todo pacto con el PSOE, considerándose a este partido tan enemigo político o más que el mismísimo PP. Esa corriente, con Valderas ya a la cabeza, se impuso en 1994 cuando la famosa pinza con el PP. El PSOE, al igual que ahora, no alcanzó la mayoría absoluta e Izquierda Unida se negó a entrar en el gobierno del PSOE, que era la lista más votada. Este debate fue muy intenso en Izquierda Unida y rodaron varias cabezas. Finalmente, Izquierda Unida hizo pinza con el PP y posibilitó que el actual líder, Diego Valderas, presidiera el Parlamento de Andalucía. De aquello el PSOE salió muy reforzado, adelantó elecciones y ganó por una mayoría aplastante. El electorado castigó severamente a Izquierda Unida.      
Ahora existe una tesitura muy similar, pero con matices. El PSOE no es en esta ocasión el partido más votado sino que se trata de desbancar al que lo es. Por tanto, la posibilidad de exigencia del PSOE a su vecino IU no es tan amplia como lo fue en aquella ocasión. Y de esa consideración es de la que hay que sacar las valoraciones y hacerse las preguntas más interesantes.
¿Pedirá IU determinadas Consejerías o, por el contrario, pondrá sobre la mesa su programa como requisito innegociable para formar un gobierno estable? 
En el primer caso la solución es fácil. Ya lo hizo el PA en su momento. Tan sólo basta que el PSOE entregue a IU determinadas Consejerías y que cada partido monte una Administración propia sin que nadie meta las narices en la Administración del otro. Es una opción no demasiado responsable, pero muy útil en democracia. Es lo que hicieron, por ejemplo, en el tripartito catalán: montaron tres Administraciones paralelas, se duplicaron órganos y el gasto se disparó, además de esfumarse la credibilidad en los tres partidos de gobierno. Eso posibilitó la victoria de CiU. 
La otra opción, la de poner sobre la mesa el programa de gobierno, tiene otros matices más delicados y debe ser más propia de la coalición de izquierdas por aquello del programa, programa, programa. Y si es esa la opción que se elige, la solución es muy compleja. Sencillamente porque los programas de ambos partidos poco se parecen y porque si existe coherencia en la coalición debería de defender todo aquello que ha ido denunciando a lo largo de tantos años: una Administración transparente, la eliminación del fraude, que es genérico en la Junta de Andalucía, la eliminación de cargos de confianza, la derogación de la Ley de Reordenación del Sector Público, que ha creado una Administración paralela ilegal tal y como sostiene el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y los propios funcionarios (es una promesa electoral que ha hecho Valderas a pesar de que se abstuvieron en el Parlamento), moción para exigir la Tercer República, la austeridad en los gastos, una política fiscal distinta a la actualmente llevada a cabo, y sobre todo una política expansiva del gasto social, totalmente contraria a la que marca la Unión Europea y el gobierno central. Con ese panorama difícilmente se podrán conciliar posturas. 
Lógicamente, Izquierda Unida, querrá "tabula rasa" en cuanto a las personas salpicadas por la corrupción que aún ocupan cargos en la Junta de Andalucía. Querrá que todos esos dirigentes directamente relacionados con los fondos de reptiles y los ERE's no vuelvan a ser nombrados. Y, sobre todo, querrá que se esclarezca la supuesta relación que ha tenido el propio Griñán con los fondos destinados a fines supuestamente ilícitos.
¿Se podrá conciliar todo eso? Lo veremos en los próximos meses y comprobaremos si aún siguen latentes las sonrisas en los rostros.        

26 marzo 2012

ELECCIONES AUTONÓMICAS EN ANDALUCÍA: UNA REFLEXIÓN URGENTE

(Lamentablemente he cometido un error técnico -una nueva opción en el blog que no conocía- y he borrado accidentalmente la entrada, que volveré a reproducir aquí usando la memoria, ya que no suelo hacer copia de lo que escribo. No será la misma entrada, pero intentaré que se parezca en lo esencial. Os pido disculpas.) 


************ 

El Partido Popular ha ganado las elecciones autonómicas andaluzas. Pero ha perdido. Porque no ganando por mayoría absoluta, su destino es no gobernar. 
Las causas que han podido provocar que el PP no haya podido obtener una mayoría holgada para gobernar son muchas, pero se pueden resumir básicamente en los duros ajustes y recortes que está llevando a cabo desde Madrid. 
Que la cúpula del PP de Madrid, tan poblado como está de madrileños, gallegos y pucelanos como está, no conozca Andalucía es grave, pero lo más grave es que el propio PP andaluz no conozca de que está confeccionado el tejido social andaluz, máxime cuando su lider, Javier Arenas, es un andaluz nacido en Olvera, en el corazón de los Pueblos Blancos, zonas de interior donde el PSOE suele pescar la mayoría de los votos. 
El PP en el gobierno central ha entrado con la tijera, pero esa tijera no deja títere con cabeza. Hace daño y cambia opiniones. No otra cosa es lo que ha podido ocurrir para que casi 500.000 votantes hayan decidido dar la espalda al PP entre el mes de noviembre pasado. Ni siquiera cuatro meses han sido necesarios para que muchas huestes populares, que prestan el voto al PP, desierten y decidan votar a otros o, sencillamente, abstenerse. Está claro que no han contado con ese efecto en la sede de la calle Génova. 
El PSOE en cambio, a pesar de caer estrepitosamente en campo propio no se ha hundido como se barruntaba y ha sabido sacar petróleo de los feudos en los que ha ido forzando la maquinaria a base de dinero público y subvenciones. Poco han importando los ERE's en lugares en los que se entienden que es una buena forma de salir de situaciones de crisis.    
Hay que entender que en determinados lugares de Andalucía, lo grave no es que un ERE sea fraudulento sino no poder estar inmerso en él de la forma que sea. Esa es la triste realidad de ciertas zonas de Andalucía, que a la postre sirven para aupar a un partido que ya debería de haber sido despedido de los palacios del poder.
Izquierda Unida, por su parte, ha jugado su baza. Ha ido pescando los residuos que el PSOE le ha ido dejando y obtiene votos también del descontento y la movilización ciudadana. Otra cosa muy distinta será ver hasta qué punto será capaz de gobernar con un partido salpicado de escándalos, denunciados mil veces por la misma coalición. 
Ese complicado papel, lo intentaremos analizar en la entrada siguiente.

24 marzo 2012

JORNADA DE REFLEXIÓN

Hoy clamo al cielo nublado y lluvioso porque he podido completar una ruta de casi 11 kilómetros sin ningún tipo de molestias. Un trote lento, pero no cochinero de 5'18'' el mil, por una Vega de luz plomiza y silenciosa como nunca, como si estuviera reflexionando para mañana. 
Y ese silencio y reflexión se ha colado en mi mente que, observando que no reaparecía dolor alguno en el gemelo derecho, me ha permitido derivarme por vericuetos de pensamiento en torno al voto de mañana mientras completaba con cierta facilidad kilómetros por caminos y veredas (finalmente he pisado por primera vez en tres meses el asfalto y éste me ha sentado bien). 
Una reflexión como jamás he hecho, ya que hubo un época en el que mi voto estaba claro y era coherente con mi adscripción política y otra etapa, aún más larga, en la que mi opción de voto era para partidos defensores de causas perdidas muy minoritarias o, sencillamente, forzaba el voto nulo o, incluso, en blanco, creo recordar.
Pero ahora nos la jugamos en Andalucía y la reflexión era fundamental. 
Mientras avanzaba por ese espacio natural que nos ha tocado en suerte a quienes nacimos y vivimos en la Vega de Granada, mi mente, sin forzar, en esas raras ocasiones en las que el pensamiento fluye espontáneo, mi mente, decía, ha ido despejando incógnitas. He reflexionado como funcionario de la Junta que soy y como ciudadano sobre la cantidad de mamarrachadas de esta gentuza, sobre el asunto de los ERE`s, sobre el nepotismo en la Administración Pública, sobre el fraude, sobre la coca, sobre los hijos de Chaves, sobre el "modus operandi" de esta especie de mafia que se ha apoderado de Andalucía, sobre la obsesión por lucrarse a toda costa.., he pensado sobre todo eso, al mismo tiempo que he ido poniendo caretos a todas estas tropelías de estos desarmados;he pensado en el Alcalde de mi pueblo y de tantos otros, que nada saben ni nada han hecho en la vida y viven de las tetas de su partido, de la cantidad de altos cargos que sin saber hacer la O con un canuto obtienen buenas nóminas, dietas, fondos de reptiles y todo lo que no se sabe. He pensado en lo que han hecho de Andalucía, de cómo han destruido la sociedad civil para apoderarse de lo magro; he pensado en la madre de todas las Ferias y en la vida alegre de muchos sevillanos, amamantados por la Junta, he pensado en la ruina de la industria andaluza mientras que ellos han derivado fondos a sus empresas amigas, he pensado tanto en todo eso, que cuando ya estaba en el Puente de Alitaje, a 400 metros de la llegada, ya tenía el voto decidido, que más que un voto dado, será un voto prestado, el cual pienso recuperar a la primera de cambio. 
Y es que como ocurre con James Franco, esa excelente de Danny Boyle, si quiero salvar mi vida, he de arrancarme el brazo. Sencillamente, porque no quiero que se vuelva a repetir en Andalucía lo que lleva ocurriendo en estos últimos 30 años, que esta gentuza desaparezca para siempre de la faz de esta bella tierra y que volvamos a respirar.               

22 marzo 2012

ANDALUCES, TENEMOS UN PROBLEMA


En Andalucía nos toca votar el domingo para constituir un nuevo Parlamento andaluz, del que se deducirá un nuevo gobierno autonómico. El factor principal que se baraja en estas elecciones es romper la hegemonía del PSOE en el poder desde siempre, siguiendo la impronta que ya se ha producido en Extramadura y Castilla la Mancha. Jamás ha habido otra opción política en el sur de España. Y desde hace ya tiempo asoma por todas partes ese olor nauseabundo a huevo podrido -que probablemente sea el peor olor del mundo-. Que se sepa y esté siendo investigado o esté siendo revisado por los tribunales: Fraude de ERE's, fraude en los fondos de empleo, fraude en subvenciones de empresas fantasmas o que no aplicaron la subvención, nepotismo en la Administración Pública, creación de una Administración paralela repleta de enchufados del partido y sindicatos afines y pretensión de convertirlos en empleados públicos por la cara, sin cumplir los requísitos constitucionales de igualdad, mérito y capacidad (protocolos de integración), incesante anulación por parte del Tribunal Supremo de decenas de puestos de libre designación (PLD), fondo de reptiles para compra de cocaína y copas en lupanares y otros asuntos que aquí sería muy difícil enumerar. Además existen los inquietantes -y aún no aclarados- casos de los hijos de Chaves, un ser mediocre obsesionado con el dinero y gran cacique con poderes omnímodos en esta ajada tierra. En ambos casos, los hijos presuntamente se han beneficiado de subvenciones y negocios relacionados directamente con la Junta de Andalucía, siendo su padre el Presidente de gobierno de la misma. Y está el caso incunable de Zarrías, implicado en todo pero alejado de todo -es esa su habilidad, similar a la mostrada para votar con los pies en el Senado-. 
Todo eso se podría considerar como "lo confesable", por llamarle de alguna manera. Pero hay mucho más asuntos que están en el subsuelo de los palacios del poder que se presume que existen pero que no se conoce (no sé porqué motivo me viene ahora el asunto del pírrico patrimonio declarado por Manuel Chaves). De hecho, ya hay diversos periodistas -e incluso la oposición política- tirando de hilos para ver si se trata del de Ariadna, que tan lejos llegaba y que posibilitó al joven Teseo salir de la laberintica cueva del Minotauro. 
Ese hilo en un sentido metafórico lo ha usado desde siempre la Junta de Andalucía y gracias a él muchos favorecidos por el régimen se han visto favorecidos por él y sin soltarlo ni un sólo segundo han salido indemnes de la cueva del Minotauro. Pero ahora el hilo se puede romper por primera vez y esa suerte de Teseo podría verse a solas y a oscuras en una cueva laberíntica a expensas del Minotauro, que bien podría ser simbolizado en esta metáfora por el poder judicial y jueces, como es el caso de Alaya que ya está enviando a gente a la cárcel. 
Ese es el panorama que los andaluces tenemos la ocasión de borrar del mapa este próximo domingo. Acabar con un régimen de perfiles mafiosos que ha provocado que esta región sea la más castigada por el paro de toda España en términos porcentuales y la que cuente con menor desarrollo y creación de riqueza, a pesar de tratarse, tal vez, del territorio más rico en recursos naturales de España y una de las regiones europeas que más fondos FEDER y de otro tipo ha recibido. 
 ****

Por tanto, la opción que se baraja es la llegada al gobierno del Partido Popular que con su peculiar color azul está cubriendo todo el territorio nacional. Pero el problema del PP es que se trata del PP, ¿y qué quiero decir con eso? Quiero decir que se trata del partido del caso Gürtel, del partido de Camps, del partido de Matas, del partido de Aznar, del partido del yerno de Aznar, del partido de la Mª Dolores Cóspedal, tan preocupada por su pecunio familiar, del partido de Ana Mato, a la que misteriosamente le prescribió el delito tras toparse por casualidad con un coche de alta gama en el garage de su casa, del partido cercano en algunos sectores al antiguo régimen, del partido de los pelotazos a través de amigos como Correa, del partido que ha dejado las arcas vacías en Valencia, Murcia y Baleares, gastando sin control  -es inconcebible que Valencia siga empleando dinero público para la Fórmula 1, que no olvidemos deja magros beneficios al emprendedor Agag-. Se trata de votar a este partido que también es líder en cuanto a casos de corrupción en España. 
Hay otras opciones pequeñas, siendo la más representativa la de Izquierda Unida. IU tiene luces y sombras, pero tal vez la sombra más alargada sea el seguidismo que demuestran en Andalucía hacia el PSOE. Desde que se fue -o echaron- Julio Anguita -feroz oponente del PSOE- no han sabido desligarse del partido socialista y esa es una idea que existe en el electorado andaluz que entiende que votar a IU sería hacerlo indirectamente al PSOE porque el pacto ya está más que anunciado.      
Por tanto, Andaluces, tenemos un grave problema el próximo domingo. No hay más remedio que seguir reflexionando.      

RELATO CORTO: UN DISTINGUIDO VIAJERO

“Luego la Reina mandó que fuese un alguacil de corte, por la posta, tras Cristóbal Colón, y de parte de su Alteza le dijese cómo lo mandaba ...