Mostrando entradas con la etiqueta CONVERSACION EN LA TABERNA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CONVERSACION EN LA TABERNA. Mostrar todas las entradas

26 marzo 2015

TEXTO DE JESÚS LENS ACERCA DE 'CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS¡

Reproduzco íntegramente el texto escrito en su blog Pateando el mundo, mi amigo y Alter, Jesús Lens. No tiene desperdicio:

Iba yo a empezar mi reseña de la colección de cuentos que acaba de publicar José Antonio Flores Vera en la editorial Luhu Alcoi contando una anécdota que le ocurrió a un amigo y que tiene mucho que ver con la génesis de “Conversación en la taberna y 41 relatos”, pero me van a permitir que me la guarde para la presentación del libro, que haremos el viernes 27 de marzo, en la Librería Nueva Gala, a las 20 horas.
 conversacion en la taberna
José Antonio Flores.
Mi Álter.
Ustedes le conocen.
Porque hemos hablado muchas veces de él y con él. Porque pusimos en marcha aquel Proyecto Florens, porque es colaborador de IDEAL, porque es corredor, porque, porque, porque… ¡por qué es mi Alter Ego!
No sé desde cuándo nos conocemos, pero cada vez que coincidimos, es como si no hubiera pasado el tiempo, como si tuviéramos conversaciones abiertas y pendientes de la noche anterior.
Y esa misma sensación he tenido leyendo los relatos que componen esta antología. Algunos, releyéndolos. Porque ya los conocía del periódico, del Blog de José Antonio, de algunos certámenes literarios…
 José Antonio Flores
No es fácil hacer una buena selección de cuentos. Es complicado agruparlos, decidir cuáles deben entrar y cuáles no y, sobre todo, darles una hilazón. Porque “Conversación en la taberna y 41 relatos” no es, sencillamente, una sucesión de relatos, sino que las diferentes narraciones están agrupadas por temas y, cada uno de ellos, lleva una introducción de su autor, explicado el cuándo, el cómo y el porqué de dicha selección.
Hablar de los cuentos seleccionados por José Antonio es hablar de esos temas que tanto nos interesan y nos apasionan: los diálogos protagonizados o escuchados en las barras de los bares, acompañados de unas buenas Alhambras Especiales; la sensación de libertad que produce correr y, unos por los que siento predilección: los cuentos imposibles.
Los cuentos imposibles son esas ucronías que solo pueden ocurrir en la ficción (¿o no?) y surgir de la fértil imaginación de un autor con personalidad, imaginación y una destacada capacidad de fabulación. Porque las ucronías, para funcionar, aun siendo imposibles, tienen que ser creíbles y verosímiles.
 Conversación en la taberna Lens y Cuate
¿Os imagináis un partido de la NBA en el pabellón de un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera de nuestro país? ¿Y la playa más populosa de la Costa granadina, en pleno verano, completamente vacía?
Pues de todo ello hay en  “Conversación en la taberna y 41 relatos”. De todo ello y más aún. Porque cada cuento, cuenta. No hay relleno. Cada cuento narra una historia. Y todas ellas se leen con pasión. Y se disfrutan. Y se recuerdan.
Mi consejo es leer los cuentos despacio. Por temas o aleatoriamente, pero dejando pasar tiempo entre la lectura de unos y de otros. Porque la buena literatura, hay que paladearla. Despacio. Con delectación. Y en la obra de José Antonio Flores hay mucha y buena LITERATURA. ¡Con mayúsculas!
 Conversación en la taberna relatos
Y, ahora, si quieres conocer la anécdota que iba a contar al principio de esta reseña, te recomiendo que nos acompañes el viernes, en Nueva Gala. Que además de hablar de literatura, podremos brindar con los amigos.
¡No faltes!

18 marzo 2013

TODO SOBRE MI PLAGIO

Transcurridos ya varios días desde que saltó a las redes sociales y a Internet, a raíz de mi denuncia, el asunto del plagio de mi relato-ficción 'Conversación en la taberna', por parte del articulista y otrora entrenador profesional de baloncesto -actualmente Director de Deportes del Ayuntamiento de Málaga-, Javier Imbroda, es el momento de recrear de alguna forma, en una especie de 'road movie', lo que generó este breve, pero volcánico asunto que, lógicamente, ya se ha ido enfriando, si bien siempre es posible que se vuelva a recrudecer, nunca se sabe. La película de los hechos fue como sigue, o al menos como yo la he captado, porque seguramente me he perdido enlaces, comentarios, tuiteos y demás elementos que pululan por la red. 

1. La tarde-noche del 6 de marzo -una de esas en las que te relajas navegando tras un día repleto de actividad- descubrí casualmente que mi relato-ficción estaba vinculado en un enlace a un tal Javier Imbroda; pinché e inmediatamente y descubrí que se trataba del susodicho y conocido. Se le había ocurrido transcribir mi entrada de este blog escrita el 22 de octubre de 2012. No pude leer mucho porque 'su artículo' estaba escrito en el on-line del periódico 'Melilla Hoy' y tan sólo dejaba ver unas líneas porque el resto era de pago (¿ánimo de lucro?, me pregunté por un momento). Finalmente lo pude ver en su página personal, lugar del que ya ha desaparecido tras la tormenta montada. En ambos lugares, tan sólo había cambiado el texto final y algo del título; lo demás era totalmente literal, incluso de las Alhambras especiales (otros muchos fueron imaginativos y en su lugar aludieron a Cruzcampo, Heineken, Mahou e, incluso, cervezas locales, riquísimas todas ellas). 

Mis reflexiones

Por Javier Imbroda

ltima actualizacin 18/02/2013@00:32:30 GMT+1


Javier Imbroda Ortiz
  • ¿Qué vas a tomar?
  • Una Alhambra especial
  • Por favor, dos Alhambras especiales
  • Oye, ¡cuánto tiempo sin vernos!
  • Sí, ya era hora que echáramos unas cervezas y charláramos.







2. Me había acostumbrado a ver -inicialmente con asombro y luego con curiosidad- que 'Conversación en la taberna' estaba en un número infinito de blogs, foros, comentarios y demás familias interneteras; incluso en algún confidencial de cierto nombre. Nada que objetar. Tan sólo lamentar que en muchos lugares no apareciera el nombre del autor, es decir, mi nombre, pero hay que decir en descargo de la mayoría que ha sido un texto que se transmitió por correo electrónico y que en éste, seguramente, no incluía al autor. Posteriormente, sí comenzó a aparecer, no sé por qué motivo.  No obstante, la blogsfera, por lo general, es prudente y sensata y la mayoría mantuvo que no era un texto suyo; tan sólo unos pocos omitían ese dato e incluso hacían su propia versión. Sin embargo, que apareciera en un periódico impreso y digital bajo la firma de un articulista, era el colmo. 

3. Por tanto, no dudé en descolgar el teléfono y comunicarme con 'Melilla Hoy'. Inmediatamente pude hablar con un redactor que sorprendido y considerando que era un asunto de calado me dijo que le enviará un correo y que, inmediatamente, se lo iba a redirigir al director del periódico. Y así lo hice. Este fue el texto exacto con el que mi dirigí al director: 

SR. Director del Diario Melilla Hoy:  

De acuerdo con la conversación telefónica mantenida con ustedes, les informo que el artículo firmado por Javier Imbroda 'Conversaciones'  publicado en la edición digital digital (no conozco el día de su publicación en la edición impresa) cuyo enlace es:  http://www.melillahoy.es/noticia/15900/Opinion/Conversaciones.html, es un artículo de mi autoría, existiendo un completo plagio del mismo,  cambiando tan sólo el título ya que el original por mí firmado se denomina 'Conversaciones en la taberna'. Por tanto, exijo una rectificación pública en su medio en estos términos. 

El enlace de mi artículo escrito en mi bitácora personal es el siguiente: 

http://opinionesintempestivas.blogspot.com.es/2012/10/conversacion-en-la-taberna.htmlRuego, me hagan llegar dicha rectificación por cualquier medio. 

4. A los pocos minutos, el director de 'Melilla Hoy', me envió un correo, comunicándome que se iba a poner en contacto con el autor, para ver qué había podido pasar. 

5. Lógicamente, denuncié en una entrada de mi blog este asunto, explicando sucintamente los hechos. 

6. Al día siguiente Javier Imbroda, me envía un correcto correo electrónico admitiendo que lo había transcrito tal y como le había llegado por correo porque lo había considerado muy interesante y de mucho interés  y qué en ese momento no sabía quién era el autor; que de saberlo lo hubiera indicado en el artículo y que en la próxima columna indicaría mi nombre. Por tanto, admitía tácitamente el plagio.  Temeroso, seguramente, de que yo considerara que se lucraba con su columna -y por tanto, modestamente con el plagio- me indica que no cobra por sus artículos.
En mi respuesta, educadamente, con más tripas que corazón le admito las disculpas pero le arengo diciéndole que uno valora lo mucho o poco que escribe y verse plagiado no es algo agradable como podrá comprender, sobre todo cuando uno hace de la literatura y del escribir su afición personal, que no profesional y que como podrá comprender, los artículos que publico en prensa y en mi blog conllevan un esfuerzo. También le exijo que me envíe el enlace de la rectificación, pero sabía desde el primer momento que no lo haría. Y no lo hizo.
Ganas me quedaron de decirle también que en muchas ocasiones no he tenido nada que escribir o contar y no lo he hecho, que es el camino más decente. Pero me abstuve de envenenar el correo con dardos directos. 
  
7. Al día siguiente, para mi asombro, el asunto empezó a desbordarse. Comenzó con un comentario escrito en este blog por el estudiante de periodismo en la Universidad de Málaga y bloguero comprometido, Javier  García Angosto, que comentó lo siguiente: 

Me acaban de avisar por Twitter de esto. Te he dedicado unas líneas en mi blog:httpe://estoesdepelicula.blogspot.com.es/2013/03/acusan-javier-imbroda-de-plagio-en-una-html 

¿Has recibido contestación del Melilla Hoy? 
¡Saludos! 

8. A los pocos minutos abro una de mis cuentas de correo y me encuentro con uno de un periodista de la revista El Observador de Málaga, que me traslada su interés por contactar conmigo para hablar sobre este asunto. 
La noticia sale en la revista antes de que contacte con él, pero posteriormente tuve la oportunidad de hablar con Juan Area, el periodista.  

9. Al poco recibo otro correo de Javier García Angosto, que me comunica que la noticia ha subido a la plataforma meneame, lugar en el que está copando portada. Realmente, en muy poco tiempo, obtiene casi 3000 'cliqueos' y casi 800 'meneos', además de 36 aguerridos comentarios, casi todos de indignación hacia el plagio y el plagiador. 

10. Y como las redes sociales son como son, en poco tiempo Facebook y Twitter, blogs y foros se hacen eco, hasta el punto de que algunos tuiteros arremeten duramente contra Imbroda en su propia cuenta, el cual se defiende diciendo que ya ha hecho la rectificación oportuna en su columna del lunes, 11 de marzo.

11. No tengo acceso a esa columna, pero muy amablemente Javier García Angosto me la brinda. Es una rectificación muy pobre, pobrísima, en la que viene a decir, en el contexto de un artículo denominado Autogestión, que la columna era mía y acaba dedicándome algunas flores -pero no me hacen falta porque ese es mi apellido-. En absoluto, se trata de una rectificación en toda regla. Dudo si ser más contundente o dejar que el asunto se apague.


Lógicamente, el asunto -al margen que algún que otro tuiteo-, ya se ha congelado porque en la red los asuntos se detienen con mucha rapidez, incluso los muy importantes. Pero el plagio, en mi opinión, es un asunto importante, que en España se tolera menos que otros. 
Considero que con independencia de que se conozca o no a un autor, copiar un texto es plagiar. El articulista hubiera obrado correctamente si hubiera indicado que reproducía un texto del que no conocía su autoría, pero no lo hizo. Prefirió que todo el mundo pensara que estaba escrito de su puño y letra y eso me parece que dice muy poco de quien pretende juntar cuatro palabras y luego publicarlas. Porque -insisto- en España -que es un país en el que el concepto del honor siempre se ha considerado intocable-, quizá desde los tiempos del Siglo de Oro español, el plagio se considera un asunto insoportable y se tolera mucho menos que la corrupción, por ejemplo. Pero aún así, no tanto como en otros países de nuestro entorno europeo, en los que un alto cargo de un gobierno nacional dimite si se descubre que ha plagiado algún texto, aunque lo haya hecho veinte años antes en una tesis doctoral o a través de otro medio.   

Haber hecho aquí este ejercicio de explicación de los hechos reales acontecidos no tiene otra intención que plasmar públicamente algo que jamás debería repetirse, pero hay que decir una vez más que en esta imperfecta sociedad en la que vivimos siempre habrá quien se aproveche del esfuerzo de los demás y que, además, le vaya bien por ello. Tan sólo la decencia personal se erigirá en juez de la inmoral acción, pero no sé si eso es pedir peras al olmo en los tiempos en los que estamos. Una reflexión que ayer pude corroborar viendo la película 'El ladrón de palabras'. 

ACTUALIZACIÓN A 18 DE MARZO (Programa de ELVIGIATV de Melilla, aludiendo al asunto del plagio - partir del mínuto 24 del programa, gentileza de Javíer García Angosto.)   

ACTUALIZACIÓN A 19 DE MARZO

La revista de Málaga 'El Observador', publica esta entrada en su edición de hoy




06 marzo 2013

CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y EL PLAGIO

Seguramente que quienes os pasáis por aquí de forma habitual os acordáis de aquel relato-conversación que transcurría en una TABERNA
Pues bien, por lo que sea, ha tenido una enorme repercusión en las redes sociales; tal vez, por ser un asunto que toca la corrupción desde una óptica particular. Ante tal repercusión -incluso me ha llegado a mi correo en varias ocasiones- al igual que a algunos amigos y compañeros de trabajo; ante tal repercusión decía, le hice un seguimiento en Google, descubriendo que algún que otro periódico on-line de cierto prestigio lo ha reproducido. Uno siempre busca que aparezca la autoría de lo que escribe, pero en este caso la reproducción ha sido por lo general anónima, si bien hay que reconocer que en algunos lugares sí han citado mi nombre (curiosamente siempre lo citan en foros de periódicos del País Vasco, por ejemplo). Nada que objetar porque en todo ello hay acciones particulares o colectivas sin ánimo de lucro. Sin embargo, el colmo ha sido lo descubierto en estos días. Se trata que mi artículo ha sido completamente plagiado por un articulista en Melilla Hoy; además, se trata de un articulista no conocido por sus artículos pero sí por su trayectoria en el baloncesto profesional, como entrenador principalmente. Su nombre es Javier Imbroda, que llegó a ser seleccionador nacional si no recuerdo mal. 
Lógicamente, en este caso concreto me he puesto en contacto con el periódico y le he exigido una rectificación ante tan vil plagio. Aquí está el enlace del artículo en el diario, que también ha subido a su página personal:   http://www.melillahoy.es/noticia/15900/Opinion/Conversaciones.html
No tenía previsto registrarlo, porque pocas cosas he registrado en www.safecreative.org, como autor, pero ante como se la gastan algunos he optado por hacerlo en este sitio de Internet. Al menos ahora podré reivindicar mi autoría al tiempo que permitir que se reproduzca las veces que se quiera pero, eso sí, ya citando al autor.



02 diciembre 2012

LA CERVEZA COMO IDENTIDAD

Que la cerveza guarda una estrecha relación con la identidad y el lugar de nacimiento o residencia, no cabe duda. 
La cerveza, más alimento que bebida alcohólica, siempre ha estado ligada al lugar en un sentido amplio. 
En Europa -principalmente, en el centro del continente- la cerveza ha estado y está tan enraizada en las tradiciones nacionales y locales, que hay  pocas ciudades que no sean poseedores de una marca o al menos una factoría de este manjar líquido. Y muchos son los restaurantes y bares de la República Checa, de Alemania, de Bélgica y de otros países del entorno que cuentan con su propio proceso de fabricación de cerveza, una tradición que se remonta más allá de la Edad Media, siendo muchos los monasterios y abadías, de clausura o no, que poseían fórmulas magistrales para la fabricación de este 'zumo' exquisito de cebada  y/o malta. De  hecho, las mejores cervezas son las denominadas 'cervezas de abadía', cuya formula magistral utilizan actualmente varias marcas reconocidas de Europa. De hecho, una marca como 'Legado de Yuste' utiliza como reclamo que el mismísimo Emperador Carlos V, en su retiro en el monasterio cacereño del mismo nombre, reclamó a los maestros cerveceros para que siguieran fabricando para él esta cerveza de abadía. 
En España la tradición no es tan profunda -quizá, porque somos un país vinícola-, pero cada vez existe mayor interés por ésta. 
Viene a cuento esta reflexión -y de ahí deriva- de la sorpresa que me he llevado cuando he descubierto en Internet ese sentido localista de la cerveza a raíz de las múltiples versiones cerveceras de mi entrada 'Conversación en la taberna'
Como sabemos, la conversación que inician esos dos desaprensivos individuos en la taberna tiene como testigo un par de Alhambras especiales. Sin embargo, en la red ya he leído que esa conversación se inicia con estas marcas de cerveza, que se sepa: Cruzcampo, Mahou 5 estrellas y Estrella Galicia. No descarto que haya otras marcas utilizadas, lo que demuestra que en la cerveza se contiene un sentimiento 'nacionalista' o 'localista'. Un rasgo de identidad.         

RELATO CORTO: UN DISTINGUIDO VIAJERO

“Luego la Reina mandó que fuese un alguacil de corte, por la posta, tras Cristóbal Colón, y de parte de su Alteza le dijese cómo lo mandaba ...