28 febrero 2018

BOLONIA (EBOOK RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES)


Bolonia



           El viajero decidió acudir a Bolonia en una fecha poco convencional y turística, como poco turística es en sí esta ciudad del norte de Italia (como aquella mítica abadía a la que se dirigía Guillermo de Baskerville en El nombre de la Rosa), capital de la provincia de Emilia-Romaña, que lleva a gala ser una de las ciudades europeas con el casco histórico de trazado medieval más extenso y mejor conservado, algo que comprobará fehacientemente el viajero.
            Decía que acudió en fecha poco convencional porque se trataba de principios del siempre frío enero, mucho más si consideramos que Bolonia está cerca de los Apeninos. Por tanto, no sabía qué podía encontrarse allí. No contaba con demasiadas referencias y tampoco —como ya ha dicho— aparece en las mejores guías como ciudad turística, si bien cualquier rincón de Italia merece ser visitado.
            Cuando llegó, aún se encontró en todo su esplendor la decoración y luces navideñas que alegraban las atiborradas y angostas calles repletas de comercios. Eso fue del gusto del viajero ya que, no sabe bien por qué, tiene querencia por las luces y el ambiente navideño, por mucho que pueda despotricar sobre esa fecha consumista y artificiosa hoy en día. Pero veamos la impresión que tuvo de Bolonia.
            Se trata de una ciudad no demasiado grande, es decir, una ciudad que es fácil contemplar paseando, sobre todo porque todo lo importante se encuentra en su centro histórico medieval. Por tanto, ni que decir tiene, es una ciudad idónea para olvidar el transporte público, que se reduce a las siempre presentes líneas de autobús. Ese dato es idóneo para que se pueda visitar en pocos días, que era los que tenía el viajero, toda vez que debería compartir su estancia con Florencia, no demasiado lejos de allí.
            Sin embargo, a pesar de que manifestara que no es una ciudad de las más turísticas de Italia, el lector no debe interpretar de que se trate de una ciudad carente de encantos, monumentos y obras de arte. Todo lo contrario. Además, para el viajero que esté vinculado con la educación universitaria encontrará en esta ciudad un referente mundial sin precedentes ya que, se afirma, cuenta con la universidad más antigua del mundo occidental, fundada en el año 1088 y que ha tenido el prestigioso honor de tener entre sus alumnos a intelectuales de la talla de Dante Alighieri, Erasmo, Copérnico o Petrarca, por poner tan solo unos pocos ejemplos, además de ser la sede del prestigioso Real Colegio de España que abrió sus puertas en 1369 y que ha contado con alumnos de la talla de Antonio de Lebrija, por poner un solo ejemplo conocido. Por tanto, el viajero se encuentra en la cuna de la intelectualidad occidental, elemento éste que estará presente a lo largo de su estancia breve en la ciudad y que a tenor de su diseño y trazado tiene la sensación de que aún podría encontrarse por sus bellas calles y plazas con alguno de estos intelectuales. No negará el viajero que tiene querencia por este tipo de ciudades tan conectadas con el ámbito intelectual, al tiempo que tan poco agobiadas por el turismo de masas. Con esas premisas, la visita a Bolonia se iba a quedar grabada para siempre en su mente y la recordará como una de las más agradables, placenteras y aprovechadas que ha hecho.
            Bolonia, al poco de entrar en su casco histórico, recibe al viajero de manera abierta gracias a la magnitud de su Piazza Maggiore que le recuerda en todo momento a un remoto medievo italiano que ha podido ver en películas históricas sobre este país. Y a poco que el viajero observe contemplará en la misma plaza una iglesia enorme con hechuras de catedral. Se trata de San Petronio erigida a lo largo de los siglos XV, XVI y XVII. Justo enfrente de esta magna iglesia se encuentra el precioso Palacio de la Podestá, sede del Ayuntamiento de Bolonia, y que data del siglo XIII. Pero si algo le resultará curioso es la portentosa irrupción en el centro de la ciudad de Due Torri (Dos Torres) de distinto tamaño y fecha de construcción. La más alta, la Torre de los Asinelli tiene una altura de casi noventa y ocho metros, mientras que su compañera, más baja, cuenta con cuarenta y ocho. Sin embargo, esta última se construyó un siglo antes, en el XI. Le cuentan al viajero, minutos antes de subir a la más alta, la de los Asinelli, que las grandes familias adineradas pugnaban por construir la torre más alta de la ciudad. No sabe el viajero si será verdad o leyenda, pero tiene claro que la subida hasta arriba es angosta y difícil, pero las vistas de Bolonia, así como los verdes campos de alrededor, son realmente estupendas.
            Allí en todo lo alto, contemplando esos viejos y oscuros tejados de una de las ciudades más antiguas de Italia, el viajero se dice que haber tomado la decisión de visitar Bolonia no ha sido en absoluto desacertada, admitiendo que es uno de esos breves viajes que siempre dejan poso en la memoria.





24 febrero 2018

CINE: ADICTO (EEUU, 2011)

Adicto     La apariencia de leyenda urbana del egoísmo y control de la industria farmacéutica norteamericana no es tal. O, al menos, no lo es en esta película que comento, por una sencilla razón: es fidedigna a lo que verdaderamente ocurrió. En este caso, de finales de los noventa, una enorme corporación farmacéutica tenía el monopolio de la distribución de jeringuillas reutilizables en los hospitales de Estados Unidos y eso provocaba cada año que miles de trabajadores de la sanidad se pincharan y acabaran contagiándose de Hepatitis C, Sida y demás enfermedades contagiosas, muchas de ellas mortales. Pero nadie movía un dedo, hasta que lo hizo una enfermera y un amigo de ésta que era ingeniero, que acabó patentando unas jeringuillas con un sofisticado sistema que evitaba el pinchazo al manipularla. Además no reutilizable. Como era de esperar en las buenas causas, no las quería comprar nadie. Las primeras, además, provocaban cada vez más casos de contagio de Sida y Hepatitis C en África, sobre todo, por su reutilización. Hasta ahí la sinopsis que podría servir para ver esta película. Todo lo demás en ella tienen como base un trhiller judicial de esos que enganchan a tanta gente, desde que Atticus Finch nos deleitara con su ética y honestidad, si bien no hay demasiados planos de vistas ante los solemnes y honorables jueces norteamericanos. Pero un trhiller judicial con elementos distintos, sobre todo el principal que, además, se deduce del título de la película: Adicto. Como adicto es uno de los abogados defensores, ese que lucha desde un pequeño despacho contra la gran corporación y su propia adicción a las drogas.
       En suma, gente idealista contra gente corrupta y ambiciosa. Un poco la historia de siempre. Una historia que no es solo cine, sino una realidad muy palpable en un mundo capitalista sin piedad y en el que como postuló Hobbes "Homo homini lupus". Porque la industria farmacéutica, más allá, de lo que cuente la película no es más que un negocio. Empresas que investigan y obtienen unos resultados que venden al mejor postor, siendo ese mejor casi siempre algún gobierno que pueda pagarlo, quedándose los que no con los residuos o lo que realmente no sirve. Y es ahí cuando uno se pregunta si no sería justo que existiera una norma que obligara a esa industria a ceder su producto a los gobiernos a cambio de un precio justo; o mejor, que fueran los propios gobiernos los que se hicieran cargo de esa industria. Son dudas que surgen cuando se ven películas como Adicto y que me temo no tienen respuesta.   
       Aconsejable su visionado.
        

22 febrero 2018

EL CUENTO DE LA CRIADA (NOVELA Y SERIE)

Margaret Atwood Eden Mills Writers Festival 2006.jpg
Hay un mar de series. Todas distintas y algunas de ellas de calidad, de mucha calidad. Desde que Hollywood decidió no pagar bien a los guionistas más brillantes, éstos buscaron su nicho en las series y fue ahí donde se encontraron a gusto y creativos. Los hay muchos y magníficos. En ocasiones son ideas originales, pero en otras son guiones de libros con temática diferenciada. Uno de esos libros diferenciados y distintos es el que ha generado esta inquietante serie de la que ahora esbozaré algunas líneas asépticas y alejadas de espoileo malvado. 
    Se trata de la novela The Handmaid's Tale de la autora canadiense Margaret Atwood, que no es ninguna desconocida; de hecho, es Príncipe de Asturias de las Letras. Un libro que fue escrito en 1985 y que ha servido para hacer una de las mejores series actuales. Como decía, una serie inquietante que, como el libro, retrata una sociedad distópica que gira en torno al tratamiento cruel hacia la mujer por parte de un grupo de fanáticos políticos y religiosos que consiguen impone su credo en Estados Unidos tras acabar con el poder constituyente. 

El cuento de la criada (The Handmaid's Tale) (Serie de TV)
     Cuando comencé a ver esta serie, me dije que era posible que no pasara del primer capítulo. No lograría creer lo que me contaban, pero siempre -por experiencia y hábito- doy margen para ver uno o dos capítulos más. Y, sí, ahí estaba la clave y el enganche; el mecanismo por el cual una serie es distinta a otras. Me ocurrió algo parecido con Lost, la famosa serie de los perdidos en una isla remota e incomunicada. No podía creer a priori que eso pudiera ocurrir en los tiempos actuales, en los cuáles es casi imposible que nadie se pueda perder, a no ser que desee perderse o no deseen encontrarlo. Pero en seguida comprendí que esa incomunicación y esa isla robinsoncrusoeiana no era más que una excusa para poner en escena cosas muchas más hondas que tenían que ver con la psicología, la sociología, la antropología, las relaciones personales y de poder, y un largo etcétera. Al final, la serie la cagó en sus últimas temporadas y el polémico final fue horrible a mi entender, pero eso ya es otra historia. 

Y aludo a Lost porque con El cuento de la criada ha estado a punto de ocurrirme lo mismo. Por suerte di margen a ese segundo capítulo y luego al tercero, cuarto...y en poco devoré toda la primera temporada que es la que se ha emitido en España a la espera de una segunda. Comprendí que toda esa parafernalia distópica en la que la se retrata a la mujer con menos derechos que en la época de las cavernas nos estaba comunicando algo más hondo y preocupante: el fundamentalismo ideológico y religioso al que se puede llegar si la mujer deja de procrear o, bien, tan solo unas pocas pueden y esa teórica virtud se convierte en su propia tumba. O bien, que nos descuidemos todos y acaben arrebatándonos los derechos que tanto ha costado conseguir, camino que ya se ha iniciado hace tiempo. El telón de fondo de la serie es tremendo. Sin embargo, ese argumento, por muy hondo, distópico y preocupante que sea no queda ahí ya que hay toda ingeniería argumental detrás, utilizándose la técnica del desarrollo parcial de los principales personajes con un atrás y adelante verdaderamente meritorio. El resultado final de toda esa técnica por la que transita el argumento de manera rigurosa convierten a la serie en magnífica, a lo que ayuda sobremanera las enormes interpretaciones, con Elisabeth Moss a la cabeza, como protagonista principal, y que tanto prometía ya en su papel de secretaria y después publicista en la muy machista Mad Men, otra de las mejores series que servidor ha visto en los últimos años junto a la intocable Breaking Bad. 
         

14 febrero 2018

LA ABERRACIÓN DE MATAR ANIMALES PARA EL CONSUMO HUMANO.

  No cabe ninguna duda de que el programa de Jordi Évole "Salvados" ha clavado una pica en Flandes en lo referente al maltrato continuado de animales destinados al consumo humano en mataderos y granjas. Sobre todo porque se trata de un asunto que todo el mundo sospecha, pero que poca gente quiere ver. Ver la carne en un plato bien cocinado o, incluso, en la carnicería, no es sinónimo a ver el sufrimiento del animal en esos grises mataderos industriales, por no hablar de su desdichada vida desde que nacen. Por tanto, podríamos hablar de un hito jamás visto en televisión, al menos en la televisión española, siempre tan dada a esconder lo políticamente incorrecto, a no ser que venda. Pero esto no vende. Todo lo contrario. 
 
      Los gobiernos, como es sabido, intentan que este tipo de cosas no se vean en televisión y sería ovbio decir que tampoco lo quiere la industria cárnica. Pero, es más, la mayoría de los consumidores tampoco lo desean, por aquello que es más fácil seguir ignorando que conocer la realidad. Porque de realidad -incluso hiperrrealidad- se trata. Una realidad que por muy escondida esté en la sociedad en esas cuatro frías paredes de los mataderos y las granjas no significa que no exista. Y ningún medio mejor que la televisión para evidenciar que existe y de qué manera. Porque no se ha denunciado tan solo el estado en el que están los cerdos como los de la foto sino la triste realidad de sus días y sus triste final.
       Muchos no hemos necesitado ver estas imágenes para ganar conciencia, de hecho, la mayoría de la gente que es sensible con los animales, vegetariana, vegana o, de alguna manera, muy empática con ellos, no ha querido ver estas terribles imágenes porque suponen un sufrimiento excesivo para ellos, que están concienzados con esa realidad y desean que acabe cuanto antes, pero sí ha habido mucha gente que, tal vez, con menor sensibilidad hacia los animales y empatía, la ha conocido de primera mano. Por tanto, es a esa gente a la que, en realidad, iba dirigido el programa.
        En un mundo cínico y con grandes dosis de monstruosidad como el nuestro no es extraño que exista esta realidad, la cual está muy bien maquillada tanto por la industria cárnica como por la terrible publicad engañosa y los gobiernos. Se trata de un tema económico y solo la economía hará que acabe todo esto. Por su parte, a muchos nos interesa que acabe no por cuestiones económicas sino por cuestiones éticas y morales, porque no es admisible que en un mundo pretendidamente civilizado sigan existiendo estos atentados contra los animales, que deberían ser nuestros compañeros en este viaje que es la vida y no nuestra comida. 
      Años atrás, la nutrición sostenía que la carne era imprescindible para el humano, que sin ella no era posible mantener los órganos vitales ni la vida misma, pero eso siempre ha sido una entelequia que hoy ya está superada. De hecho, muchos que ya somos vegetarianos o veganos seguimos vivos y coleando en este y con los órganos vitales en perfecto estado, a pesar de que nuestra alimentación no se base en productos de origen animal. Lo importante es estar bien informado y saber que todos los nutrientes que necesitamos están en la alimentación de origen vegetal; es más, mucho mejor proporcionada, mejor contenida y de mayor calidad, lo que redundará en una salud más saludable. De todas formas, los tiempos están cambiando y cada vez es menos sostenible el mantenimiento de las granjas industriales, tanto por los perversos efectos para el medio ambiente como por la inviabilidad económica. 
      La solución no sabemos cuándo ni cómo llegará, pero ya está en marcha la llamada carne limpia, elaborada en laboratorios a partir de células madre de los animales que hasta ahora se utilizan como alimento. Es decir, carne de mejor calidad y producción controlada sin necesidad de pasar por la aberración de maltratar de manera continúa y, finalmente, matar de la manera más vomitiva posible a los animales que, no olvidemos, sufren y sienten como nosotros aunque no lo puedan manifestar. 

11 febrero 2018

NUEVO EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES (2018)


     La literatura de viajes se caracteriza por un elemento fundamental: el autor convierte en literatura lo que observa. Por eso, resulta tan atractiva. En este libro, el autor nos acerca a distintas ciudades y lugares de España y Europa, y nos cuenta en tercera persona, a modo de relato, sus impresiones, anécdotas, vicisitudes, reflexiones..., todo aquello que jamás podremos leer en una guía o página de viajes de Internet. Se trata de la visión del viajero que busca convertir su experiencia en literatura. Por tanto, el lector, podrá disfrutar a través de sus relatos de todo aquello que ofrecen las ciudades y lugares que solo es posible ver a través de la observación y las palabras. Es por ello por lo que el relato de viaje como género literario gana cada vez más adeptos y resulta tan interesante. Además, cuenta con la particularidad de poder guiar al futuro viajero por lugares que no conoce, complementado de manera literaria lo que ya tiene previsto visitar; o bien, descubrir cosas nuevas de lugares que ya ha visitado, pero que es posible que no haya advertido. O incluso, viajar con la imaginación a través de los relatos mismos. Esa es la magia de la palabra escrita, la cual vinculada al viaje en sí, se convierte en algo único. 

     Circunscribiéndonos al contenido del libro, el lector podrá encontrar en él relatos de lo más variopinto, contenido y extensión. Y eso es así, porque no hay dos lugares ni dos viajes iguales. Cada cual tendrá su propia personalidad. Es por eso, por lo que el autor de este libro está convencido de que es el lugar o la ciudad que se visita lo que determina si se ha de escribir sobre ello o no. Viajará a La Mancha quijotesca, pero después lo hará al desierto de Tabernas o a la Cádiz milenaria; o bien visitará a través del texto la mágica Irlanda o penetrará en las atiborradas pero correctas calles londinenses, o bien se perderá en la Roma eterna para después visitar cuatro ciudades de la Baviera alemana. Pero no serán solo esos lugares los que visitará, serán muchos más.

     El libro se complementa con artículos relacionados con viajes que el autor ha publicado en prensa y en revistas. Asimismo, el lector podrá leer un relato de un viaje muy especial relacionado con la figura de Colón, un viaje iniciático desde Santa Fé a través de la Vega de Granada, tras exponer su proyecto del Nuevo Mundo a los Reyes Católicos, los cuales se encuentran a la espera de tomar Granada al último reino nazarí de la península ibérica. Este relato pertenece a su libro "Conversación en la taberna y 41 relatos".


INDICE DEL LIBRO: 



*PRÓLOGO 

*LIBRO I: ALGUNOS VIAJES POR ESPAÑA 
UN LUGAR DE LA MANCHA 
LAS NOCHES TOLEDANAS 
TABERNAS, UN DESIERTO EN ANDALUCÍA 
ALMUÑECAR, UNA VISITA 
CÁDIZ, TIERRA MILENARIA 
MADRID, NO BASTA CON UNA VEZ 
BARCELONA ES LITERATURA 

*LIBRO II: LA VIEJA Y JOVEN EUROPA VIAJE A PORTUGAL 
LONDRES, UNA VISIÓN 
CUATRO CIUDADES BÁVARAS 
IRISH, EL PAÍS DE LOS CELTAS 
BOLONIA Y FLORENCIA: EL ARTE Y LA ELEGANCIA ITALIANA 
ROMA: LA CIUDAD ETERNA 
BERLÍN, LA CIUDAD DIVIDIDA 

*LIBRO III: ARTÍCULOS DE VIAJES PUBLICADOS EN PRENSA 
LITERATURA DE VIAJES 
LA MELANCOLÍA DEL OTOÑO 
IMAGINARIO HOMÉRICO 
DOS CUADROS, DOS MOMENTOS DE PINOS PUENTE 
DOS FORMAS DE VER UNA CIUDAD 
EL LUGAR DE LA MANCHA 

*ADENDA-OBSEQUIO: RELATO DEL PRIMER LIBRO DEL AUTOR: CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS (Editorial LUHU -1ª Edición-; Editorial Estratega 2-ª Edición. 

UN DISTINGUIDO VIAJERO 




eBook disponible en Amazon. Aceeder: