Mostrando entradas con la etiqueta EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO. Mostrar todas las entradas

28 abril 2013

CINE: EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO (USA, 2012)

Con 'El Hobbit' continúa la magia. Me resistí a verla en 3D porque no quería que variara un ápice esa magia que ya me transmitió la trilogía de 'El Señor de los Anillos' y, por suerte, no me ha defraudado en absoluto, si bien hay que decir que, inevitablemente, se ha perdido frescura. Cuando la novedad dejar de serla, la impresión inicial ya no puede ser la misma. Pero aún así lo prefiero. 
Me explico. Prefiero que se pierda frescura a que se opte por un cambio de épica, de imagen, de diálogos, de escenarios. Me sinceraré: yo deseaba que la precuela de 'El Señor de los Anillos' contuviera la misma magia; lo mismo de todo. 
Lógicamente, el bueno de Jackson y su equipo se la han visto y se las han deseado para hacer de un libro mínimo una película de dos horas y media, pero -en mi opinión- ha salido airoso del empeño, porque no era fácil. 
No sé si existen dos equipos totalmente contrapuestos a la hora de apreciar o despreciar las películas de Jackson sobre Tolkien. Si los hubiera, seguramente que cada cual defenderá o criticara lo que se muestra en escena y habrá múltiples interpretaciones sobre la forma de adaptar los libros del autor británico al cine. Particularmente yo pertenezco al equipo de los que aprecian y valoran el tratamiento y adaptación que da el autor neozelandés a las obras de Tolkien. Es más, me autonombro seguidor incondicional, porque ya lo he dicho en más de una ocasión: ningún director de cine podría entender mejor que él el espíritu tolkienano; nadie como él sabee aprecia la poesía y la épica que destilan estos libros; nadie como él sabe trasladar esa poesía y esa épica a la pantalla. Por tanto, hay que considerar una suerte que los productores decidieran en su día encargar a él la dirección de estas películas tan complejas y tan visuales.