Mostrando entradas con la etiqueta CULTURA. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta CULTURA. Mostrar todas las entradas

12 octubre 2012

MOMENTOS QUE PERMANECEN EN EL RECUERDO


La tarde-noche, víspera de este fin de semana largo y festivo de octubre, se compuso de esos momentos que permanecen muy gratamente en el recuerdo, en una Granada aderezada ya con los primeros indicios del otoño que llega retozón este año, si bien desplegará todo su encanto sin fisuras ni aviso en breve, como suele ocurrir siempre en esta ciudad, tan acostumbrada a suprimir por el arte del birlibirloque estaciones meteorológicas.        
De esa guisa y con ese cuadro de fondo, asistí a la esperada presentación de la novela negra ambientada en la Granada de finales de los sesenta -ganadora del  VI  premio Internacional de Novela Negra de la Ciudad de Carmona-, que se celebró en el Teatro de CajaGranada -o lo que sea ya esta vieja institución financiera granadina-. Con el autor, mi buen amigo César Girón, varios conocidos, escritores y periodistas granadinos, y el editor, el siempre polifacético y activo exministro de Trabajo Manuel Pimentel.  
La presentación de un libro siempre tiene varias lecturas y en él hay lugares comunes. Lógicamente, mucho agradecimiento, muchos panegírico, pero también elementos de calidad y verdadero interés. Y de estos últimos hubo muchos en la presentación de 'Caso Cerrado', porque el autor, enorme conocedor de la historia de Granada, así como de cada uno de sus miles de rincones (doy fe que andar con César Girón por las calles de Granada y es mirar la ciudad con otros ojos), nos supo desgranar con maestría esa especie de 'Making of' de la novela, mitad realidad, mitad ficción, como suelen ser las cosas en esta curiosa y misteriosa ciudad, de la que Pimentel afirmó que es la menos provinciana de las ciudades provincianas. A lo mejor tiene razón.
Y de todo eso, y de todo lo divino y de todo lo humano, tuvimos mucho tiempo de hablar mi buen amigo y Alter, Jesús Lens y yo, sentados ambos frente a frente en torno al calor de un buen bar, acabando una tras otra Alhambras especiales fresquísimas, hasta casi llegada la medianoche. Pudimos estar la madrugada entera, porque ha habido demasiada dilatación en nuestros encuentros -cosa que hay que remediar-,  pero comprobamos que las persianas del bar ya comenzaban a bajarse y tocaba retirada. 
Mucha conversación sobre proyectos, sobre literatura, sobre correr, sobre la difícil época que estamos pasando en este país, sobre escribir....Son momentos éstos en los que te reencuentras con lo verdaderamente esencial en la vida, que no son otra cosa que dos atributos en principio simples pero a la vez complejos: la buena conversación y la amistad, aderezado todo con un excepcional tapiz de libros y cultura de fondo.   

27 septiembre 2010

MICHEL HOUELLEBECQ


Houellebecq. Tal vez sea el escritor maldito francés actual. El más contemporáneo, que recoge el testigo de innumerables escritores malditos franceses, tal vez la patria que más autores de este pelaje ha producido, desde que Baudelaire ya dejara su impronta con sus "Flores del mal" así como el agobio y sobrecogimiento que nos produjo en su momento leer "La nausea" de Jean-Paul Sartre.
Pero quizá Michel Houllebecq sea otra cosa. Podríamos pensar que estamos ante el Martin Amis francés, pero no es exactamente cierto. Particularmente, la literatura de Martin Amis no me atrae tanto como la de Houllebecq, ya que el británico busca purgar de manera exagerada sus frustraciones y su visión de la vida en su narrativa, mientras que Houllebecq, aún buscando algo similar, no se obsesiona en buscar a toda costa la complicidad del lector como sí ocurre con Martin Amis. Le interesa describir todo lo que rodea a sus malditos personajes, pero no los restriega en la cara del lector como, en mi opinión, hace el británico.
La literatura de Houllebecq no está hecha para complacer a nadie. No está hecha para mojigatos ya que apuesta por ideas y formas de ver la sociedad duras y tajantes, recordándonos muchos de sus personajes a seres autodestructivos -por brillantes, tal vez, en el caso del escritor francés- que ya hemos contemplado en el cine (caso de Taxi Driver) y en la literatura misma (me ha recordado en algunos casos a Rodión Románovich Raskólnikov, el personaje de Crimen y Castigo).
Pero a pesar de ello, insisto, Houllebecq, aunque que nos pondrá entre la espada y la pared en cuanto a sus descarnado análisis de la realidad hipócrita en la que vivimos, no nos involucrará en sus cuitas, algo que siempre me ha parecido pernicioso cuando lo he detectado en otros autores literarios o cinéfilos. Por eso dejé de ver las películas de Bigas Luna, tan obsesionado con que nos obsesionemos con sus obsesiones (que es sólo una: el sexo); o las primeras películas de Almodóvar (luego maduró), tan dado a que participásemos de su hortera forma de ver la modernidad.
Ahí está el mérito de la literatura de Houllebecq. Porque la brillantez no ha de necesitar apoyos para que lo sea. Es más, si busca apoyos ya no hay tal brillantez.

07 septiembre 2010

VIAJANDO Y VIENDO ROSAS DE PIEDRA



Muchos de los viajes que narra literariamente Julio Llamazares en "Las rosas de piedra" están produciendo en mi una recreación de viajes ya realizados y, entre otras cosas, siempre coN el emocionante motivo de ver esas rosas de piedra como llama el escritor leonés a las catedrales. Además está sirviendo su lectura para descubrir nuevas rosas de piedra que quien esto escribe no ha visto y, es más, ni tan siquiera ha sospechado que pudieran existir, tales como las catedrales de Ciudad Rodrigo o El Burgo de Osma -la quinta en importancia de todo el país-.
Coincido con Julio Llamazares en dos cosas: me gustan las catedrales, pero no la iglesia católica, a la que se le supone patrocinadora o mecenas de estas enormes grandes obras de arte (la mayoría gótico, pero también con presencia románica, barroca, plateresca y renacentista e incluso -las más modernas- neoclásica. Y es que -pienso yo- nada tiene que ver el ser religioso con el ser artístico. El arte es arte, con independencia de donde proceda, produciéndose en este punto un inacabado debate sobre si el arte justifica todos los fines. Probablemente todos no, pero sí una gran parte de ellos.
Soy consciente que estas grandes obras hechas entre los siglos XII y XIX -las más importantes- se hicieron a costa de ignorar la enormes carencias del pueblo llano, pero también es cierto que no por ello hay que destruirlas. Y ahí entroncamos con otro gran debate: la quema de iglesias y templos religiosos por grupos izquierdosos, algo que, desde mi punto de vista, siempre ha sido un error y que sin esa acción mejor hubiera ido a la Segunda República española, por poner un sólo ejemplo, aunque no sé si se reconoce ya a estas alturas que no fue el poder dirigente de esta etapa histórica española la causante de este estropicio sino grupos radicales no demasiado amigos de una república burguesa, como ellos solían denominar...pero en fin, eso es otra historia, que nada tiene que ver con esta entrada.
Hablaba de este magnífico libro de Julio Llamazares, con el estoy disfrutando y viajando y expectante que pronto esté publicado el segundo tomo, en el que se completará ese largo viaje por todas las catedrales españolas.
Un libro que recomiendo.

10 junio 2010

IRVING VERSUS MURAKAMI



Cuando Haruki Murakami se afanó en traducir al japones las obras del prestigioso novelista John Irving, insistió en conocerle en persona y mantener una entrevista con él, algo lógico entre autor y traductor.
Pero probablemente lo que no esperaba el autor nipón es que Irving lo citara en Central Park para intercambiar unas palabras mientras hacían unos kilómetros. Seguramente aquel encuentro debió ser estelar, casi un choque cósmico. Unos kilómetros - no sabemos a qué ritmo- recorridos por dos de los más imaginativos y excéntricos novelistas contemporáneos, que además comparten una misma afición deportiva.
Esa cita la refiere el propio Murakami en su último libro dedicado al correr y también he podido leerla en un amplio reportaje sobre el autor de "Una mujer difícil", demostrándose una vez más que la creación literaria y nuestro deporte favorito deben de originarse en un mismo territorio común, a pesar de que en apariencia recorren senderos opuestos.

31 mayo 2010

ENFRASCADO EN LA LECTURA



Ando enfrascado en libros. En la lectura. Mis únicas carreras ahora consisten en acabar un libro e, inmediatamente, a la carrera, dirigirme a los anaqueles para elegir otro, que es uno de los ejercicios más placenteros que me gusta ejercer.
Tras sumergirme en una novela negra con parte de "thriller" judicial me lanzo a la carrera con "La noche de los tiempos", de Antonio Muñoz Molina.
"Al amparo de la ginebra", es una novela de José Luis Serrano -la primera del autor- que me ha gustado y me ha impresionado por algo que es probable que cuente en algún momento, y que es probable que le cuente algún día al autor.
Y sigo con otro "granadino". Ahora le toca el turno a la última novela de Antonio Muñoz Molina, que casi siempre comparto con un ensayo, siempre de digestión más lenta. En este caso "El libro de la escritura vital" de Manuel Pimentel.
De Muñoz Molina se dicen muchas cosas, literariamente hablando. Nadie niega su talento narrativo, pero quizá siempre le pierda la obsesión por la perfección y solemnidad literaria que quiere dar a sus creaciones. Le ocurre con sus artículos igualmente.
Pero es un animal literario.
Esta novela ha merecido ser la mejor novela del año española para una revista especializada en libros "Qué leer" y de ella han hablado maravillas.
Con una argumento personal e ideológico, está muy en la linea del pensamiento del autor y, al parecer, su hechura literaria está muy conseguida.
Poco más puedo decir de una novela que acabo de comenzar y que se acerca a las mil páginas. A ver.

08 julio 2009

UN ARTÍCULO CON UN PAR



No sé si habéis -permitidme que os tutee, porque aunque a muchos os conozco, a quienes no, tengo la sensación que también- leído el último artículo de Arturo Pérez Reverte en el El Semanal, que es donde habitualmente escribe. Porque no tiene desperdicio.
Os voy a poner el enlace, pero antes me gustaría comentarlo y que vosotros-as lo hagáis después de leerlo.
Ya conocemos la labia y la pluma que gasta el amigo cartaginés. Que no tiene pelos en la lengua y que dispara con la misma pólvora que utiliza su personaje Alatriste.
Yo no lo había leído, pero me lo fotocopió un compañero de trabajo y lo deveré de un tirón en el autobús urbano cuando regresaba a casa.
Resulta que escribe -muy bien, por cierto- lo que pensamos muchos -yo diría que casi todos- sobre esa gentuza -ese es su título- que despilfarra el dinero público, que utiliza coches oficiales, que comen y viajan como nuevos ricos a costa del erario público. Una clase dirigente que se ha procurado un estatus, con independencia del color que defiendan y que para colmo pertenecen a una generación más que mediocre -excepto raras excepciones- de dirigentes muy alejados de la verdadera vocación pública y totalmente apegados a privilegios y favores materiales, esos que ellos mismos se han dado. Pero no diré más. Mucho mejor leer el artículo de Pérez Reverte pinchando en este enlace y luego comentáis:


23 junio 2009

DE LITERATURA Y VIAJES


No se salten esta excelente cita que tendremos a partir del miércoles 24 de junio en el Teatro Isidoro Máiquez del Centro Cultural de CajaGRANADA.
Una cita en la que tendremos oportunidad de enfrascarnos en la mejor literatura de viajes, que contará con la presencia de nuestro amigo y Álter de un servidor, Jesús Lens. Eso será mañana miércoles.
También, mañana miércoles, tendremos oportunidad de escuchar las palabras de los novelistas Antonio Lozano y Javier Reverte.
El primero me ha deleitado con su novela "El caso Sankara", que recrea de forma magistral, la vida, obra y muerte del que probablemente haya sido uno de los pocos gobernantes íntegros del castigado continente africano.
El segundo novelista, muy conocido por su literatura de viajes y que me deleitó en su día con su libro "Vagabundo en África".
Además, tendremos la ocasión de escuchar la voz polémica de Fernando Sánchez Dragó, el próximo viernes 26. Un escritor polifacético y enfermizamente viajero.
Pero, además, habrá mas figuras literarias, y una actuación musical procedente de Sudán.
Ya les digo, no falten a estas citas, rebozantes de multiculturalidad, literatura y viajes, que además son totalmente gratis.




c

EL CÍNICO APARATO INFORMATIVO DE RUSIA EN LA INVASIÓN DE UCRANIA

"El asesinato de Daria Dugina desata una ola de indignación en Rusia El asesinato de Daria Dúguina, hija del líder del movimiento neoeu...