lunes, 24 de abril de 2017

ARTÍCULO IDEAL: 'EL NESTING' 23/4/2017

Las nuevas tendencias, las más de las veces, no son más que refritos de algo que siempre ha existido. Por ejemplo, el ‘nesting’, tendencia a la que se refería el otro día la versión digital de este periódico consistente en las virtudes que supone para la mente y el cuerpo quedarse en casa el fin de semana. Muchos ya lo sabíamos, pero no está nada mal que lo sepan también todos aquellos que ven en el fin de semana la excusa perfecta para huir del hogar, algo que es también loable si lo que se va a encontrar fuera de él es mejor y más placentero, pero no tanto si resulta al contrario. Ocurre que la mayoría de nuestras actividades que nos ofrecen paz interior y cultivan el espíritu y la mente se producen dentro del hogar. Por ejemplo, la lectura o ver una película clásica. Nada como las cuatro paredes del hogar propio y el rincón preferido para hincar las fauces hambrientas de letras a un libro o volver a emocionarse con ese siempre nos quedará París. Precisamente, leía esta noticia del ‘nesting’ mientras me encontraba en mi biblioteca rememorando los títulos leídos y no leídos, acusándome cada minuto de no haber leído tal o cual libro. Mientras tanto, advertía el contraste que me producía ver a través de la ventana una terraza de un bar repleta de gente, ajena a los placeres del hogar y de nada que tuviera que ver con el recogimiento. Parecían a gusto entre el ruido de los coches y los niños de un parque anexo y me dije que con ellos no iba esa nueva tendencia. Pero, claro, es cuestión de gustos. O de intereses.
            El ocio, las formas de vida de las ciudades modernas, el turismo y los espectáculos y la más que aceptable economía de la gran mayoría —a pesar de que las estadísticas y encuestas digan lo contrario—, las están haciendo casi inhabitables. Se están convirtiendo en parques temáticos con visitas masivas y proliferación de establecimientos hosteleros, lo cual hace casi imposible el disfrute de ellas, sobre todo para sus habitantes. Y es precisamente en los fines de semana y festivos cuando más se da esa masificación, que no suele mirarse con malos ojos por casi nadie, al contrario, es celebrada por políticos y empresarios del sector y hay bastante unanimidad por parte de vecinos en que es positivo que su ciudad esté masificada. La economía, la maldita economía. No obstante, me pregunto —y no quiero ser la voz de la discordia en absoluto—, si no habría que diseñar todo esto de otra manera y adoptar medidas que eviten esa pérdida de calidad de vida de algunas de las ciudades más mediáticas, por mor de esa proliferación de personas buscando emociones turísticas. Sin ir más lejos, hace unos días, también en este periódico, se anunciaba la retirada de mesas y sillas de distintas calles y plazas céntricas granadinas por parte del ayuntamiento ante la proliferación de terrazas de bares y restaurantes (pero no olvidemos los barrios, donde las terrazas también campan a sus anchas). Terrazas que invaden, taponan o roban el espacio público de los viandantes y crean diversos problemas que van más allá del espacio, como son la higiene y el ruido que imposibilita el descanso de los vecinos. Toda esta masificación, casi siempre derivada del boom mediático de algunas ciudades, como es el caso de Granada, necesita de nuevas medidas, toda vez que no es posible una autorregulación de corte ultraliberal. De ahí que movimientos como el “nesting” pudieran ser, si no una solución, sí una buena arma para paliar en parte esa masiva presencia en las calles en fines de semana o fiestas de guardar (o no).             

jueves, 20 de abril de 2017

CORRIENDO ENTRE LÍNEAS: PRIMEROS PUNTOS DE VENTA

Apreciados amigo@s, para dar respuestas a quienes me estáis preguntando (gracias sinceras) dónde encontrar Corriendo entre líneas, indicaros que poco a poco se van incrementando los puntos de venta. Actualmente encontraréis ejemplares en Granada en las siguientes librerías:
Nueva Gala, C/ Almena de S. Juan de Dios, 15
Babel, C/ S. Juan De Dios, 25 y Gran Capitán, S/n
Picasso, C/ Obispo Hurtado, 5

Y del 21 al 30 de abril también en las casetas de estas librerías en la Feria del Libro de Granada, en la que firmo ejemplares el sábado, 29, por la tarde. 
En Málaga se puede adquirir en la librería Luces. Poco a poco iré anunciando más lugares físicos y on-line.

viernes, 14 de abril de 2017

CINE: EL EDITOR DE LIBROS (TÍTULO ORIGINAL: GENIUS). -UK., 2016-

El editor de libros (título original, Genius) ha sido una sorpresa cinematográfica para mí. Basada en hechos reales, no me esperaba que una producción británica -tan retroalimentados ellos- plasmara algo inédito en cine un documento tan sabroso sobre una parte de la historia literaria más importante de Estados Unidos. Una historia que me ha instruido sobre aspectos artísticos y editoriales de autores que admiro. Bueno, me explico. No es exactamente así. Me ha instruido sobre un autor que siempre he admirado y me bastó con leer tan solo su obra más conocida, me refiero al autor de El Gran Gastby. Por supuesto, me estoy refiriendo al gran Scott Fitzgerald. Y me ha instruido sobre un enorme escritor, que es sobre el que gira la trama, el mastodóntico Thomas Wolfe -muy bien interpretado por Jude Law-, un tipo que solía escribir novelas de cinco mil páginas y que solía necesitar ochenta páginas para describir una escena en un andén de un tren. El tercer escritor en discordia es Ernest Hemingway que aparece muy poco, un escritor que jamás me ha interesado ni en lo personal ni en literario, por mucho Nobel que posea.
Y sobre ellos levitando un editor, magistralmente protagonizado por Colin Firth, que pareciera haber nacido para interpretar al influyente editor de Charles Scribner's Sons, Max Perkins.  
La película no pierde ritmo, a pesar de que posee un comienzo fascinante, de los mejores que he visto en los últimos años. Siempre me ha interesado la intrahistoria de los escritores -a lo mejor uno escribe por eso- y toda esa tortuosa relación con sus obras y la edición de las mismas. Y todo eso queda bastante bien reflejado en esta película, que a decir verdad no es una joya del séptimo arte, pero sí muy especial en cuanto a temática, instrucción y atmósfera literaria. A tener muy en cuenta por quienes gusten de la literatura y, por supuesto, el cine.   

domingo, 9 de abril de 2017

CINE: PATERSON (USA, 2016)

Resultado de imagen de pelicula paterson
Aún están retenidas en mi mente las magníficas secuencias de esta enorme película. Aún conservo esa poesía explícita y visual, toda esa impronta zen de sus diálogos e imágenes, todos esos personajes entrañables. Paterson ha sido un gran descubrimiento, una película que ya consideraré de culto y me acompañará allá donde vaya, todo un rosal de sensaciones magníficas y a la vez extrañas y estimulantes. Paterson es el nombre del protagonista, un gris conductor de autobús con una enorme inclinación hacia la poesía y Paterson es la ciudad de New Jersey, conocida por su seda y las magníficas cataratas del río Passaic, de enorme presencia en el film. Es más, se diría que su vida es soportable gracias a la poesía. Al otro lado, su ilusa mujer, sumergida en un mundo de sueños y proyectos, y de testigo su perro, un bulldog inglés, que conoce como nadie el exterior de ese delicioso y singular bar al que Paterson acude cada noche a tomar unas cervezas y que es su escape, donde convive durante un rato con sus estrafalarios personajes. Y de fondo toda esa poesía. Me pregunto si el poeta, representante de la Generación Beat, Allen Ginsberg, nacido en esta ciudad, no estará presente, aunque sea en el fondo, en la idea inicial del director y guionista Jim Jarmusch (el poema 'El aullido' es de una belleza atroz inclasificable)
Hay algo cautivador e inexplicable en la película Paterson, algo que te atrapa. Todo ese ambiente poético que se eleva sobre el ambiente casi decadente de la ciudad y que a quien guste de la poesía, como es mi caso, valorará exponencialmente. Toda esa materia de la que está hecha la poesía, que puede surgir en los momentos y en las situaciones más insospechadas, y eso es porque la poesía tiene la capacidad de estar en todas partes. 
Magnífico ese final de esperanza y señales poéticas evidentes dirigidas hacia ese joven conductor de autobús, al que su compañera no hace más que insistir que muestre su poesía al mundo. 
Película magnífica, ya digo, en todos los sentidos.   

miércoles, 5 de abril de 2017

NUEVO LIBRO: CORRIENDO ENTRE LÍNEAS (EDITORIAL LEIBROS).

 El libro Corriendo Entre Líneas, ya es una realidad. Han sido años de duro trabajo recopilado y muchos meses de revisiones, tijeretazos, relecturas, revisiones...Por no hablar de toda esa sesión de dibujos concertados con el autor de cómics Andrés Ortega Illescas. Pero hoy, como decía, ya es una realidad. Una realidad que será presentada el próximo 7 de abril en Granada (a partir de las 19,30 horas en el Cuarto Real de Santo Domingo. Plaza de los Campos, 6). A partir de ahí, el libro -todos los libros- irá abriéndose camino en la selva de hojas e irá buscando a sus lectores. Porque un libro siempre busca a sus lectores y no al contrario. No es posible hablar de sueños cuando hay tanto trabajo por detrás, pero si los sueños tuvieran un día para celebrar, ese sería uno muy similar al 1 de mayo.
Corriendo entre líneas, un libro que tenía que escribir de alguna manera y que por fín desde hoy  estará en las librerías.        







EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...