Mostrando entradas con la etiqueta PROYECTOS.. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta PROYECTOS.. Mostrar todas las entradas

11 junio 2018

'ME IRÉ CON EL PRIMER VIENTO', 'REFLEXIONES Y POEMAS NOCTURNOS DE UN CORREDOR', 'EQUIS QUERÍA CORRER'...

He titulado así esta entrada porque hablaré de estos tres proyectos acabados o muy cerca de estarlo. Y de camino, reflexionaré sobre la relación entre acabar proyectos y publicarlos. Que nada tiene que ver una cosa con la otra. Veamos. 


Me iré con el primer viento (poemario) 

Es una obra ya acabada -suponiendo que eso sea posible en el mundo de la literatura-. Se trata de un poemario que se compone de un total de entre setenta y ochenta poemas, no demasiado largos la mayoría. Algunos de ellos están publicados en redes sociales, pero muchos otros no. De este libro siempre he obtenido buenas opiniones del sector de editorial, pero, ojo, hay que tener mucho cuidado y distinguir si se trata de opiniones buenas reales o cantos de sirenas para animarte a publicar, porque la poesía no te la publica ninguna editorial a no ser que seas el mismísimo García Lorca y hayas regresado a la vida. No obstante, jamás había obtenido un informe de lectura y mucho menos de un poemario y este libro lo ha obtenido con una calificación altísima, según la editorial el mejor informe que han obtenido de un poemario. Eso no será decisivo a la hora de publicarlo. No por ahora. 




Reflexiones y poemas nocturnos de un corredor (verso y prosa) 

Este proyecto comenzó hace unos meses estando lesionado. No podía correr, así que por la noche rememoraba sensaciones y comencé a escribirlas en la tablet, influido por un pequeño libro que me prestaron (habrá que dar la razón a J.J. Benitez y pensar que no existen las casualidades) y que abordaba el correr en forma de prosa y con fotos. Así que decidí escribir 42, que son los kilómetros que tiene un maratón, que no contarán con más de 200 palabras cada una, calculo. Unos meses antes había acabado el poemario y extraje los poemas relacionados con correr (siete en total; unos 200 versos) que conformaban un capítulo independiente, con la idea de algún día escribir un libro de poemas integrado tan solo por versos sobre correr, que aunque parezca una frikada, a veces me salen. Así que vi la oportunidad perfecta de integrar esas reflexiones y los poemas y de ahí el título; y como quería que hubiera fotos en blanco y negro con temática sobre correr, comencé a seleccionar algunas que tenía tomadas y comencé, también, a tomar otras. El resultado final es un libro de unas 100 páginas, que me gustaría se tratara de una pequeña joya que pueda leer tanto el corredor como el no corredor. Este libro, al igual que el anterior, no admite tan solo versión digital, así que habrá que buscar la ocasión para publicarlo en papel, a pesar de que es un producto por el que pocas editoriales apuestan. 

Equis quería correr (novela corta)   

Hablo de esta novela porque, contra todo pronóstico, de las tres comenzadas y un esbozo de una cuarta, es la que está más cerca de concluirse. No será una novela larga. En fase de borrador está en unas 40 000 palabras, por lo que es posible que acabe en ésas o, tal vez, en unas tres o cuatro mil más, depende mucho del desarrollo que le dé a la historia. En un libro estandar 15x21 podría estar en torno a las 200 páginas. No estoy muy seguro cómo se publicará. Es probable que tan solo en Amazon, con versión digital y papel, porque no merece la pena enviarla a una editorial grande para que la evalúen -que no lo harán si eres desconocido- y apostar por las editoriales pequeñas es una temeridad porque no la distribuyen, no la promocionan y cuesta un mundo recuperar los derechos, es decir que se muere, como ya me ha ocurrido con algún que otro libro. Lo que no está claro es que el título final de la novela sea éste ni que el personaje acabe por llamarse Equis, que es el nombre provisional que ahora tiene. Haría una encuesta.        


15 mayo 2018

LA MADUREZ DEL ESCRITOR INDIE

Imagen relacionada
Es común que quienes dedicamos gran parte de nuestro tiempo libre a escribir (porque no somos profesionales y hay que compartirlo con un trabajo remunerado que nos posibilite pagar las facturas) vayamos atravesando etapas, muy necesarias para hacernos como escritores. Es algo que lo solemos comentar entre nosotros, bien cuando hablamos en el plano físico como en el virtual, mucho más común en la actualidad. Esas etapas han de darse de manera progresiva y sería inútil forzarlas o tergiversarlas. Son etapas de madurez, de autocrítica, de perfeccionamiento, de solidez... Etapas que son, en ocasiones, inacabables e inabarcables, dado que la literatura es un arte -como todo arte- que no deja de exigir perfección. Una de éstas es el perfeccionamiento, mejoramiento y corrección de tus propios textos, al tiempo que la necesaria autocrítica, que siempre será positiva porque ayuda a crecer.
Cuando comenzamos a escribir y a publicar somos ingenuos. Nos vence la ilusión y falta de paciencia por publicar; porque hoy día ya no es necesario hacerlo con una editorial que acepte nuestra obra. Sin embargo, ahí radica el principal problema y la trampa más temible. Hemos de partir de la base que tampoco se asegura la perfección en la expresión lingüística, semántica, ortotipográfica y de estilo publicando con una editorial tradicional potente y prestigiosa, pero sí es seguro que el producto final será mejor o, al menos, más cuidado. A sensu contrario, publicar por tu cuenta, gracias a las múltiples posibilidades que ofrece hoy día la era digital y editorial, tiene sus riesgos. De ahí que no sea igual autopublicarse que autoeditarse. Es completamente comprensible que la mayoría de quienes publicamos optemos por estas dos vías, pero para evitar esos riesgos y problemas a los que me refería, cada vez es más necesario acercarse a la autoedición cuidada y profesional y apartarse de la autopublicación que casi nunca cuenta con las garantías y profesionalidad exigida a un producto decente, que en este caso será tu propio libro y por ende, tu propia carrera como escritor. En la parte intermedia, existen gran cantidad de pretendidas editoriales que ofrecen sus servicios de autopublicación, pero pocas apuestas por servicios de autoedición de calidad. A todo este proceso se ha dado en llamar autor indie, que es un autor que se convierte en dueño de todo el proceso creativo y editorial, radicando en varias o todas esas fases de ese proceso su principal problema y error. 
Si una editorial solvente, una vez entregado el manuscrito del escritor al que desea publicar, necesitar atravesar todas esas fases desde que se entrega el manuscrito al editor, ¿por qué un autor indie no ha de asumirlas todas de igual manera? Efectivamente, en ambos casos hay que asumirlas todas y cada una de ellas, la única diferencia está en que en el primer caso será la propia editorial la que las asumirá, aunque no todas las editoriales las cumplen todas a rajatabla, y en el segundo, en el caso del autor autoeditado, deberá de asumirlas él mismo, para lo cual se aconseja que lo haga contratando los servicios de profesionales adecuados que le corrijan la obra, la diseñen la portada, le maqueten el texto y le impriman los libros. Luego, llegará la labor más correosa y, tal vez, difícil, como es la promoción de sus propios libros, aspecto éste que bien llevado y trabajado da resultados excelentes, según vemos en muchos casos, gracias, sobre todo, a la innovación actual de las plataformas digitales como Amazon, que se ha convertido en la librería virtual más grande del planeta. Sobre esto habría mucho de qué hablar y exigiría nuevos artículos, que poco a poco irán llegando. Baste plasmar en éste esos elementos básicos que establecen de manera diferenciada la forma de edición. Y que sirva también lo aquí explicado como argumento válido de lo que apuntaba al principio sobre esa etapa de madurez a la que vamos llegando los que ya tenemos más de un libro publicado, una etapa de madurez que hace que te conviertas en un autor indie serio autoeditado en vez de un autor desorientado autopublicado. Porque el problema hoy día no es que que el mercado editorial profesional tradicional no desee publicar a escritores no conocidos o nada mediáticos, sino que muchos de los conocidos y mediáticos cada vez tienen menos cabida en ese sector editorial tradicional, mientras que otros prefieren seguir siendo indies porque les va mejor que siendo publicados por esas prestigiosas editoriales, que exigen muchos sacrificios y ofrecen por lo general, pocos emolumentos y satisfacciones.                 

07 mayo 2018

EQUIS QUERÍA CORRER: LA HISTORIA DE UN PROYECTO QUE ACABA EN NOVELA CORTA

Corrían los últimos años de la primera década de este siglo y yo administraba un blog dedicado, en esencia, a todos los aspectos relacionados con el correr, cuando surgió una historia que fui 'entregando' por capítulos y a la que denominé Equis quería correr. Se trató de un título de los denominados espontáneos, pero que tenía mucho que ver con lo que quería contar. Comenzaba así: 'Equis era un tipo gordo, pero sus amigos  y su familia apostarían su hacienda para desmentir que lo era. Y quería correr. No podía hacerlo ahora, pero eso no importaba demasiado. ¿Por qué no podía correr ahora? Por su volumen, por sus pulmones encharcados de humo, por su hígado rehogado en alcohol, por sus desastrosos hábitos alimenticios. Pero correría. Lo sabía.'  Ése era el principio de la historia y posiblemente lo sea. Luego continuó con una trama, que resultó interesante y emocionante para los lectores del blog de entonces, que eran numerosos he de decir (no existían las redes sociales, aún). Pero aquella historia no continúo como no continúo el blog -que se reconvirtió en éste-, a pesar de que ya tenía contenido para un relato medio. Hasta que un buen día tirando de blog (que como siempre digo es la verdadera casa del escritor de estos tiempos), me reencontré con la historia y me dije: ¿por qué no continuarla? Así que la releí con atención para sopesar las posibilidades que podría tener como novela corta (no quería que fuera larga) y a medida que la leía comenzaban a aflorar ideas, situaciones, personajes.. Una historia de encuentros y desencuentros que es la frase de gancho que he introducido en esta portada de reclamo. El caso que la he estado escribiendo casi a diario desde entonces y ya ha alcanzado las 26.000 palabras en versión borrador. O sea, que está a unas 14.000 palabras de concluirla y luego quedará todo ese proceso de relectura, corrección ortotipográfica profesional y, finalmente, su edición, que no tengo ni idea de cómo será, si bien me inclino por ambos formatos: papel y papel. No será nada inmediato, por supuesto; de hecho, le quedan muchas horas de trabajo, pero ya he conseguido crear una sinopsis más que aceptable y construir una estructura y una trama. Por tanto, ya sé lo que ocurrirá y -casi- cómo acabará. Queda terminarla y concluir todos esos laboriosos y complicados procesos posteriores que he comentado hasta que llegue a tus manos, hipotético lector, que, espero que me acompañes en este proceso.       


02 mayo 2018

UN PROYECTO CURIOSO: REFLEXIONES Y POEMAS NOCTURNOS DE UN CORREDOR

Yo escribo cosas, elaboro proyectos y los suelo acabar. Luego los dejo dormir un tiempo, a veces más largo, otras más corto. Pero no todo nace con la vocación de publicarse, aunque, sí, ese debería ser el fin último. Pero ocurre que no todo lo que se proyecta acaba alcanzando una forma concreta y sin ella no es posible hacer un libro. Sin embargo, he de admitir que cuando un proyecto me ronda por la cabeza, visualizo  el libro, que bien podría ser en papel o en digital. Es de esa forma cómo he publicado ya seis libros, entre papel y eBooks.

El origen de Reflexiones y poemas nocturnos de un corredor
   
Un buen día, de manera inopinada, cayó en mis manos un librito de no más de sesenta páginas. Quien me lo hizo llegar también envió un mensaje: cuídalo, es un libro de cabecera. Era sobre el corredor y lo componían textos, prosa más que poesía, y fotografías. No era gran cosa lo que contaba, he de admitir, pero tenía su atractivo. Así que me dispuse a leerlo y lo acabé en apenas una hora. Luego, me quedé reflexionando y vi una especie de luz. Es esa especie de luz que solemos ver quienes escribimos y estamos en todo momento a la busca de un proyecto nuevo. Vi claro lo que quería escribir. Nada tendría que ver con lo que había leído en ese librito, pero sí había posibilitado que visualizara el proyecto. Al principio, un poco difuso, sin esquema previo, pero poco a poco fue tomando forma. La idea no era otra que, aprovechando que me encontraba lesionado y no podía correr, elaborar cada noche una reflexión sobre correr de pocas palabras y a esa reflexión acompañarle una fotografía, ambas cosas motivadoras para quienes gustan correr y leer sobre correr, pero también para quien no siendo corredor le guste leer prosa y poesía, porque también incluiría poesía. Resulta que había acabado de escribir el manuscrito del poemario 'Me iré con el primer viento', y había decidido excluir los poemas dedicados a correr, que conformaban un capítulo independiente. Abrazaba la idea de escribir algún día un poemario dedicado en exclusiva a este deporte. Así que la idea ya iba cogiendo forma, de hecho la tenía ante mí: incluir en ese libro de reflexiones los poemas. Al poco, consideré como muy razonable y lógico que fueran cuarenta y dos las reflexiones, iguales kilómetros que tiene la distancia mítica del maratón. Luego, ya estaba diseñado el proyecto. Ya solo faltaba corregir, reescribir, dar orden a lo escrito y buscar las fotografías muchas, de las cuales serían mías, pero otras las buscaría en banco de fotos gratis o de pago.
¿Será publicado algún día? No lo sé, en verdad, aunque sí tengo ya claro que de publicarse tendría que ser en papel, porque hay libros para papel y libros para digital.               

30 abril 2018

RECAPITULANDO PROYECTOS

Esta será una foto típica que irá en el breve libro
 'Reflexiones nocturnas de un corredor",
si bien en blanco y negro
Hola amigos. Actualizo un poco còmo configuraré los próximos meses en cuanto a publicaciones editables. Hay varios proyectos como sabéis, pero totalmente terminado tan solo el poemario 'Me iré con el primer viento', el cual quisiera que viera la luz sobre otoño. Mientras tanto, está ya bastante avanzado otro proyecto singular: 'Reflexiones nocturnas de un corredor' (título provisional). Son ya 33 las reflexiones hechas, por lo que ya solo quedan nueve. Además, incorpora varios poemas dedicados a correr y un total de veinte a treinta imágenes relacionadas con las reflexiones y los poemas, por lo que será una obra breve, de no más de 80 o 90 páginas y que quisiera se interprete como libro de consulta motivadora, sobre todo para corredores, pero también -en ello me esfuerzo- para no corredores. Es probable que esa pequeña obra también esté en la calle este mismo año en una edición con pocos ejemplares.
Por su parte, la novela corta, va a buen ritmo y es posible que esté acabada este mismo año, pero no será probable que vea la luz aún. Los demás proyectos deberán esperar porque son de más largo recorrido, como es el caso de la novela larga 'Donde los hombres íntegros' o esa publicación sobre cuestiones animales que podría integrar relatos, microrrelatos, poemas y reflexiones, que aún no tiene forma ni título. Algunas de estas publicaciones serán tan solo en versión digital, con opción de que pudieran salir en papel a través del servicio de CreateSpace; sin embargo, otras si tendrán su sello editorial, descartando casi por completo enviarlas a editorial alguna tradicional, toda vez que la tardanza es eterna y, casi nunca positiva. Y no lo lo digo porque tenga mala experiencia en ello. Lo poco que he enviado -Corriendo Entre Líneas- ha obtenido respuesta favorable pero hay que valorar bien si merece la pena o no.   


30 diciembre 2017

UN MAR DE PROYECTOS (UN POCO DE ORDEN, ¡POR FAVOR!)



Sí, es necesario ese orden porque, en definitiva, son solo proyectos, por muy avanzados o acabados que estén algunos de ellos. Sin embargo existen, pujando por salir al exterior, que es con diferencia lo más difícil ya que no es fácil encontrar editoriales que deseen publicarlos a la primera a no ser que sean coeditados o autoeditados. Pero el camino del guerrero es el que es y se desdibuja fácilmente si no se anda o se corre (mucho mejor en mi caso). Por tanto, expondré los proyectos que están esperando y los que cuentan con más posibilidades de ver la luz en 2018. Desde 2015, no han dejado de ver la luz, a razón de un proyecto por año -dos, algún año-, así que el año que acaba de llegar, necesariamente, vendrá con alguno bajo el brazo. De más posibilidades a menos de ver la luz:


ME IRÉ CON EL PRIMER VIENTO (POEMARIO)

     Proyecto acabado por completo, a la espera de contar con esas fotografías de Roberto Torices para acabar de darle forma. Será una edición personal PUBLICADO EN PAPEL Y EN FORMATO EBOOK. La poesía es el pariente pobre de la literatura. 








RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES

   Un proyecto que debía haber sido concluido en Navidad, pero que no lo ha hecho por diversas circunstancias, siendo una de ellas la inclusión de un capítulo dedicado a Portugal, que he debido redactar nuevamente desde las cenizas. SERÁ SOLO EBOOK PARA AMAZON (por lo pronto). 





TÚ PUEDES CORRER TU PRIMER MARATON 

     Es un libro guía al estilo del ya publicado Tú puedes correr, que saldría SOLO EN EBOOK PARA AMAZON y que ya está comenzado. Supongo que estará publicado en unos tres meses.









X QUERÍA CORRER


    Se trata de una novela corta que está muy avanzada y que, por ahora, ha dejado paso a otros proyectos. Es una obra que me ilusiona mucho y que concluiré con toda probabilidad en los primeros meses del año que llega. SERÁ SÓLO EBOOK PARA AMAZON, con bastantes posibilidades de que salga en papel.









DONDE LOS HOMBRES ÍNTEGROS

      Es mi gran novela. Es decir, la que está comenzada desde hace muchos años y que falta por darle un final adecuado y una reescritura a conciencia. Es un género que respeto mucho porque hoy se escribe demasiada pretendida novela y se abusa del género. Es probable que esté acabada a final de año, pero con casi toda posibilidad no será publicada hasta 2019 y SERÍA EN PAPEL Y EBOOK. 

UN MENSAJE DESCONOCIDO

      Se trata de una novela corta que se extendió a raíz del relato de igual título incluido en Conversación en la taberna y 41 relatos. Particularmente lo paso muy bien escribiéndola, pero quiero darle un contenido ambicioso y eso está retrasando su conclusión. Si se publica algún día no será antes de 2019 y SERIA EN PAPEL Y EBBOK.


MICRORRELATOS-FÁBULA

    Es un proyecto al que le tengo mucho cariño, pero necesito trabajar mucho en él. De hecho, algunos ya están publicados en mi blog. Para conseguir una colección de este género se necesitarían muchos, de ahí que es posible que se integre en una obra conjunta con otros micorrrelatos que tengo escritos (algunos incluidos en antologías importantes) y relatos cortos, también escritos y otros que iré escribiendo. No verá la luz antes de dos años. Y si lo hace antes, será SOLO EN FORMATO EBOOK. 



    Estos serían los proyectos más sólidos. El primero de ellos, el más sólido; el último, el menos. Hay otros que no verán la luz quizá nunca o tal vez en muchos años, como es el ilusionante comienzo de esa novela histórica que transcurrre en la zona de Pinos Puente- Caparacena- Atarfe y en la que adquiere protagonismo las II Guerras Púnicas, Ilurco, la construcción del Puente de Pinos e Iliberris. El comienzo que le he dado me convence y es una buena piedra de toque para continuar. 

Hay algunos más, pero apenas relevantes por lo que no serán mencionados por lo pronto. 

23 agosto 2017

NUEVO PROYECTO LITERARIO A LA VISTA: EQUÍS QUERÍA CORRER

     Os presento este nuevo proyecto futuro, que espero pueda estar acabado en un par de meses. Pero comenzaré por comentaros, brevemente, algo de su historia.
     Equis quería correr comenzó en un blog similar a éste que estuve administrando durante bastante tiempo y que se denominaba "Diario de un corredor" que, como el título indica, estaba dedicado en su mayor parte al corredor popular y su mundo, que es el deporte que practicaba y sigo practicando. Se trataban de historias cortas e independientes. Aquello tuvo un seguimiento interesante entre los lectores del blog, que hay que decir eran muchos (eran los años dorados de los blogs). Pero no tuvo continuidad. Se quedó en unas 12.000 palabras, que no está nada mal. Así que no hace mucho tiempo valoré la posibilidad de convertir aquel proyecto inacabado en proyecto con continuidad y recuperé esas historias, porque siempre me parecieron que podían dar para una novela corta. Por tanto, tras repasar lo escrito años atrás y retomar la historia, decidí darle esa continuidad que anhelaba hacer hace algún tiempo. Esa continuidad, hasta ahora, está siendo satisfactoria, después de buscar una solución a la continuidad misma y al desenlace final, que será muy distinto al que inicialmente tenía planeado. No obstante, será un desenlace sorprendente, o al menos, distinto a lo que se pudiera pensar al leer los primeros capítulos.
Pero ¿por qué el título de Equís quería correr? El título es el mismo que le dí a esas historias por entregas y me parece adecuado que lo siga siendo porque Equis, o X, puede ser cualquier persona al ser la letra que se utiliza para sustituir en ecuaciones y otras formulaciones matemáticas. La idea es que el lector se pueda reflejar en él, o bien, que podamos pensar que ese Equis puede ser cualquiera. La idea es que la psicología del personaje pueda ser reconocida de manera diáfana y clara y que ésta pueda conectar con la de cualquiera de nosotros.
    He de decir que la novela corta cuenta con un trasfondo evidente, que es el deporte de la carrera a pie, algo que quiero dejar claro desde el principio, tanto por el título, portada y contenido. No obstante, hay varias subtramas en torno a ese hecho que los pocos personajes intervinientes irán protagonizando. Y eso es así porque cuando una persona integra correr en su vida -lo sé por propia experiencia- todo lo demás parece verse bajo ese prisma. Por tanto, se puede considerar como una novela de redescubrimiento personal. 
     El proceso de escritura está siendo ágil, llegando ya casi a las 17.000 palabras. Por tanto, se podría suponer que está en torno al sesenta y cinco por ciento, a pesar de que el trabajo estará acabado cuando se culmine el necesario proceso de reescritura, corrección, portada, maquetación y demás, como cualquier libro físico o digital.  
     En cuanto a la publicación en sí, comunicaros que está previsto que sea en versión eBook, en principio, y estará disponible exclusivamente en la tienda Kindle de Amazon, como ya lo están tres de mis libros (Opiniones Intempestivas. Conversación en la Taberna y 41 relatos y Tú puedes correr) y a punto de estarlo el cuarto: Corriendo entre líneas. El tiempo dirá si será aconsejable sacarlo en papel, pero eso no lo sabremos hasta pasado un tiempo. No obstante, no es una decisión completamente cerrada, porque dependiendo de la extensión -que estimo será de unas 27.000 a 28.000 palabras-, podría acabar como título en papel si encuentro la editorial que pueda publicarlo, o bien, optar por un proceso de edición personal. 
      

LIBRO: CONVERSACIÓN EN LA TABERNA Y 41 RELATOS

En este vídeo comento brevemente sobre este libro de relatos. El primero que publiqué en papel.