lunes, 18 de octubre de 2010

VOLVAMOS AL NEPOTISMO DE LA JUNTA DE ANDALUCIA

La oposición al asunto que se trae entre manos la Junta de Andalucía cada día se calienta más. E incluso los medios no afines (porque los afines están vergonzosamente callados) ya están comenzando a denunciar duramente este nepotismo del gobierno andaluz, que ya parece están comenzando a abandonar el barco como ratas ante el temor real de perder las próximas elecciones y comienzan ya a situarse en sabrosos puestos fijos, que ahora ocupan eventualmente en empresas públicas gratuitamente e interesadamente creadas a lo largo de los últimos años para que les sirva de retiro como sirvió la Isla de Santa Elena a Napoleón.

El asunto, al margen de tecnicismos es muy sencillo de explicar: el gobierno andaluz pretende hacer empleados públicos fijos -y darles la prerrogativa de funcionarios a muchos de ellos- de un plumazo a veinte mil trabajadores que tiene contratados en sus enésimas empresas públicas, las cuales no cumple otra función básica que la de dar cobijo a miles y miles de contratados a dedo como antes decía. Es decir, que hay dos Administraciones Públicas simultáneas: una es la real, la profesional, la integrada por empleados públicos -funcionarios de carrera y personal labora-, que accedieron al puesto a través de un sistema selectivo constitucional; la otra, es una administración pública fantasma, solapada. Creada por medio de contrataciones ajenas a los principios legales de igualdad, mérito, capacidad y publicidad.

Y como resulta que ambas es imposible mantenerlas, se pretende utilizar una nueva química administrativa, que consiste en fusionarlas y deducir de esta fusión un bodrio al que denominan Agencias -que las hay de diversos tipos-. En esa fusión ilógica ya nada será igual y será imposible reconocer a los propios de los extraños como a continuación se explicará.

Entre esos contratados a dedo hay muchos ex-cargos de la Junta de Andalucía, ex-alcaldes-, ex-concejales y muchos ex de diversa procedencia partidista. Además, se sabe que también se han contratado alegremente familiares, amigos, miembros del PSOE y otros elementos afines. Sabemos que de ese personal están integradas las relaciones de puestos de estas empresas públicas, pero lo ideal sería que el gobierno andaluz tuviera la valentía de ofrecer esos listados a la opinión pública para que se pueda comprobar la procedencia y filiación de cada uno de sus trabajadores y directivos.

Conozco a mucha gente que ha entrado en la función pública por la cara, sin cumplir los requisitos del artículo 103 de la Constitución, basados en los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad. Esos casos que conozco -básicamente en la Diputación de Granada-, y que todos conocemos en otras instituciones, hasta ahora, estaban mezclados con el personal profesional que sí ha cumplido esos requisitos antes aludidos. Pero lo que ahora se pretende es dar cobertura legal y constitucional a esos más de veinte mil empleados que no han superado oposición ni concurso-oposición alguna.

Hay dos casos sintomáticos que conozco (y todos son parecidos a estos dos): Uno. Un alcalde de un pueblo de área metropolitana de Granada, de profesión empleado de correos (cartero o clasificador, no sé exactamente), que cuando cesa de alcalde y de diputado provincial, que también lo era, no volvió a su humilde puesto sino que acabó siendo contratado en una empresa pública con un sueldo astronómico. Dos: un joven de pueblo sin estudios universitarios algunos -creo que tampoco de enseñanza media- pertenece desde casi niño a las Juventudes Socialistas, por lo que acaba trabajando como administrativo del PSOE -a lo que no hay nada que objetar, porque como entidad no pública puede contratar a quien quiera-. Sin embargo, poco a poco, ese joven crece y necesita una estabilidad. No ha hecho oposiciones ni piensa hacerlas, así que pasa a ser secretario del grupo socialista en un órgano provincial y desde ahí obtiene la plaza de personal laboral, temporal en primer lugar y fijo posteriormente. Sigue sin hacer oposición ni nada por el estilo pero ya es fijo. Ahora ocupa un alto cargo en un órgano provincial porque además es Concejal de un pueblo del área metropolitana de Granada. Casos similares a ese serán los que obtengan por la cara la condición de empleados públicos fijos, en la mayoría de los casos, como directivos, con un sueldo bruto al año de más de 50.000 €, al margen de dietas, coche, secretaria, etc.

A su servicio estarán funcionarios de carrera y personal laboral, ambos profesionales de la función pública, que han cumplido los requisitos que contempla el artículo 103, es decir, que han aprobado como mínimo una oposición o un concurso-oposición. Todos ellos tienen la formación académica que las normas de función pública exigen para su puesto y la mayoría de ellos aportan, además, formación universitaria. Todos esos méritos no le servirán para hacer carrera administrativa y su esfuerzo estará al servicio del nepotismo andaluz.

Además, se produce otra circunstancia cínica que también está denunciada: pocos ciudadanos -o tal vez ninguno- podrán ya acceder a una plaza pública a través de la Oferta de Empleo Público, porque ésta ya está desapareciendo.

Todo eso hay que pararlo como sea. De hecho el PP ya va a presentar una recurso de inconstitucionalidad contra el Decreto Ley 5/2010, que es el que posibilita legalmente esta barrabasada y existen muchas iniciativas jurídicas para detener esta lacra.

Para más información hay que decir, por si hay alguien que aún no lo sepa, que el personal laboral fijo pasará a depender de forma obligatoria de una Agencia en los próximos años, saliendo de la cobertura legal que le ofrece el Convenio Colectivo del personal laboral de la Junta de Andalucía y al personal funcionario se le dará la opción de entrar en una Agencia como personal - no fijo - y se le reservará su plaza en la Delegación Provincial, Consejería u cualquier órgano de la Administración General de la que dependa. Pero hay una trampa mortal: cuando decida volver a su plaza no la encontrará, ya que estará desdotada y habrá de estar a la espera -probablemente pasará a la situación administrativa de expectativa de destino- de que surja una plaza similar a la suya. Pero esta no surgirá porque las Relaciones de Puestos de Trabajo de las Delegaciones y otros órganos de la Consejería dependerá de la Agencia X. Por tanto, se verá abocado a seguir en la plaza de laboral y el siguiente paso puede ser la calle, ya que dependerá de ese alcalde empleado de correos, que será su jefe y el convenio de la Agencia le permitirá largarlo a la calle cuando a él le dé la gana.

Aquí no existe exageración alguna. Es más, todo lo que aquí cuento puede ser superado por la realidad. Incluso ya hay gente que considera un gasto innecesario dar a sus hijos una formación honesta y cara. Bastaría con apuntarlo al PSOE -o a cualquier otro partido que tenga similares principios-.

Es esto lo que quiere hacer el PSOE de Zapatero, Chaves y Griñán.

7 comentarios:

  1. Estos políticos de mal en peor, es vergonzoso.
    Yo ya tomé la decisión de no votar más.

    ResponderEliminar
  2. Aunque no este relacionado con la cacicada que están realizando en la Junta, me quedo estupefacto al leer que:
    "Sólo a Zapatero se le podía ocurrir la genial idea de condecorar con la Gran Cruz de Carlos III al responsable que ordenó la ocupación militar de la isla de Perejil".
    En manos de que personaje estamos?
    Nos va a salir caro al pueblo español la bombacracia que puso en el poder a este desquiciado.
    SaludoSS.

    ResponderEliminar
  3. ¿¿A esto se le puede llamar Dictadura???, con este tipo de maniobras se aseguran estómagos agradecidos que harán imposible el gobierno por políticas y partidos distintos a los establecidos por el PSOE.
    Más claro, si gana el PP, no llegará nada, naufragará, porque esta gente, puesta por gracia del socialismo, desde dentro torpedeara, siguiendo instrucciones socialistas, toda la gestión política de los populares. Consecuencias, Andalucia irá a peor, y en aparicencia por culpa del PP, y volverán a gobernar el psoe que se asentará más todavía en su caciquismo.
    Solución: El PP debe impedir esto, y lo saben. Si no lo consiguen deberán aplicar puño de hierro contra esta situación. Este acciones de "limpieza" serán muy mal vista y muy bien vendidas por el socialismo....
    Total que al PP le queda por delante reestructurar y reinventar casi toda la Administración Pública Andaluza y evitar que estos "puestos a dedos" impidan que gente que se haya esforzado y sacrificado no puedan optar a un puesto de trabajo público.
    Aleandro.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo con tu entrada sobre la cacicada que intenta llevar a cabo la Junta de Andalucía. Tratan a los ciudadanos y a la Administración como si fueran un cortijo, y ellos su dueño. Cuando ven que está en peligro el gobierno, pretender funcionarizar todo el personal contratado (la mayoría enchufados)sin ningún tipo de oposición e ignorando los principios que regulan el acceso a la función pública.

    Confío en que los jueces paren este despropósito, y se ponga fina a todos los abusos de los políticos socialistas al frente de la Junta.

    Jose Antonio, gracias por continuar con la denuncia que significa la reestructuración.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. espero que este tu ricón sirva para hacer ruido y sobre todo conocimiento de lo que el psoe, nada que ver con quien cree en unos ideales de izquierdas, le esta haciendo al lugar de donde somos y vivimos.
    La última, condecoran con la orden de Carlos III al ministro marroqui que fue último responsable de lo del pedrusco de peregil

    ResponderEliminar
  6. Estimado José Antonio:

    Tan de acuerdo, tan de acuerdo, que es imposible decirlo más alto (sin voz virtual) y por supuesto, más claro.

    Conozco a unos cuantos enchufados que han caído en la "gracia" del dedo corrupto y cubierto de mierda (con perdón) de la J.A.

    Espero que éstos mismos sinvergüenzas, sean tan ecuánimes tanto al denunciar a los corruptos del caso Gürtel, como a los cargos "de mal olor" que ellos ocupan; y de forma "cuasi-gürteliana".

    Hay que denunciar todo esto. Cómo tú muy bien, y valientemente haces.
    Me da igual que sea IU, el PP, o incluso los próximos al PSOE. Lo que no se puede permitir es que casi cinco millones de parados, miren a la pared, calladitos y sin respuesta, y ésta (la pared) los mire, les sonría, y si acaso, les dé un cabezazo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sí, amigos. Decido dar ese paso porque llega un momento en el que callando te puedes convertir en cómplice sin darte cuenta, sobre todo si se trata de la Administración en la que desempeñas tu labor profesional y a la que has accedido honestamente a través de unas oposiciones.
    Y es que ya te hartas de ver tanto sinvergüenza y estómago agradecido. Y lo que más molesta es la monumental mentira que están montando con su socialismo de caviar -sobre lo que habrá de hablar algún día-.
    Puestos a dedo en la Administración andaluza -en realidad en todas las que gobiernan-, grandes sueldos, coches oficiales, grandes comidas, sonrojantes dietas, grandes viajes y veinte mil prebendas más que dan asco.
    Habrá excepciones -tengo amigos en el PSOE y en casi todos los partidos- pero esas excepciones si son honestas acaban denunciando y por tanto abandonando. No interesa la gente honrada.
    Gracias por vuestras aportaciones, seguiremos en esa línea de denuncia.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...