jueves, 9 de junio de 2011

ZAPATILLAS SALOMON RELAX



En cuanto las vi en Internet comprendí que era la zapatilla de relax que andaba buscando tras varios intentos fallidos. Y, por fin, la marca británica especializada en trail, pero también con muchos productos para running, saca al mercado algo que necesitamos los corredores para antes y después del entrenamiento o la competición, que en ambos casos es necesario tener los pies bien protegidos y relajados. No obstante, cuando más agradecen los sufridos pies su protección es después de devorar kilómetros por esos caminos y carreteras de Dios.
Desde que las uso -y no es convencimiento de comprador satisfecho del producto comprado- mi pies hablan otro idioma.
Y eso se debe a su perfecto diseño, completamente pensado para proteger y relajar el pie tras la realización de un duro deporte. Poseen una sólida suela -muy similar a la que poseen las zapatillas técnicas- que protegen la planta del pie cuando es más necesaria su protección, ya que tras cientos y miles de pisadas la zona plantar se encuentra agotada y dolorida. De ahí que esta zapatilla de relax posea una suela tan elevada del suelo. Al mismo tiempo, en Salomon han pensado que al contrario que la planta del pie, el resto del mismo necesita la mayor suavidad posible; de ahí que el resto de la zapatilla sea una suavísima malla amorfa que permite que el pie y los dedos del mismo adquieran la forma que deseen sin que existan durezas, costuras y otros elementos que perjudican tanto a un pie ya de por sí castigado.
En mi caso, las calzo nada más acabar el entrenamiento o la competición y estiro con ellas. A partir de ahí ya las llevo puestas hasta llegar a casa, apreciándose la comodidad a medida que más tiempo permanecen puestas. Pareciera que andaras descalzo.
Otro aspecto bien pensado es la inexistencia de cordones -aunque hay un modelo que sí las lleva- y la facilidad de calzarlas.
El modelo que he adquirido es idéntico -incluso en color- al de la fotografía, aunque he de advertir que no son unas zapatillas baratas. No llegan al precio de unas técnicas, pero no andan muy lejos. Sin embargo, es un precio que compensa ya que poseen un I+D muy avanzado y no hay que escamotear en proteger los miembros inferiores, que son los que, en definitiva, nos van a permitir que sigamos corriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...