lunes, 30 de julio de 2012

VOLVER Y NO PARECERSE AL DE LA FOTO

Hay una cosa que me parece muy gratificante: volver de un viaje en el que has holgazaneado, comido y bebido más de lo normal, en el que no has calzado ni por asomo una zapa, en el que has trasnochado, en el que has visto a alguien corriendo y has mirado para otro lado, en el que has pasado por una tienda de artículos de running y has preferido irte al bar de al lado, en el que has debilitado tu musculatura, en el que probablemente has aumentado de peso, en fin, en el que has hecho todo lo contrario a las sagradas reglas necesarias para el buen correr y al volver, decía, salir a correr y comprobar que no has perdido un ápice de forma, que avanzas sin dificultad y hasta con ligereza y que los diez kilómetros que has hecho para desintoxicar y elevar el tono de la musculatura, te han sabido a poco. 
Porque siempre queda la duda de que eso no sea así y te veas arrastrándote por esos caminos de Dios, arrepintiéndote como un vulgar Judas Iscariote de todos esos excesos y alegrías que te das, exclusivamente, cuando viajas.  
Es decir, que te vanaglorias de volver y no parecerte a éste: 


domingo, 29 de julio de 2012

¿ESTA INVOLUCIONANDO NUESTRA SOCIEDAD?

Acabo de llegar de un largo viaje por nuestra piel de toro y sigo sin comprender el por qué de la razón que han llevado a ciudades y pueblos con un pasado histórico glorioso a acabar sucumbiendo ante tradiciones ancestrales, animalesca y abominables. 
En Toro pude comprobar cómo el mítico Palacio de las Leyes de Toro no era más que una mísera fachada abandonada y  sucia junto a un bareto pestilente y una clientela ruidosa y beoda y en Tordesillas, ya sabemos todos lo que significa el toro de cuerda. Y hoy mismo he contemplado que en otro pueblo, de pasado glorioso y una de las cunas de la civilización ibérica se da este contraste....: 

No se trata ni más ni menos que la tortura psicológica y física que someten cuatro cazurros y cazurras a unos asustados toros. Sencillamente el que no sigue el curso que quieren los caballistas cazurros y cazurras acaba siendo picado con ese terrible pico de hierro acabado en punta. Una actividad ilegal, según me reconocieron en la oficina de turismo, cuando pregunté sobre la idoneidad de esta salvajada.


...contra este otro contraste a muy pocos metros de allí: 

File:Sagunt. Teatre. Orchaestra.JPG
  

El majestuoso teatro romano -reformado ahora- de esta misma población -de pasado íbero, romano y árabe y testigo de las II Guerras Púnicas entre la antigua Cartago y Roma-, es escenario de un impresionante dinamismo cultural que abarca desde la música al teatro de alto nivel, pasando por la danza. 

Lógicamente, como ya hice en el caso de Tordesillas, lo pienso denunciar -aunque de poco servirá- a las autoridades del lugar y ponerlo en conocimiento de PACMA (Partido Contra el Maltrato Animal).

¿DE QUÉ CIUDAD O PUEBLO SE TRATA? 

viernes, 27 de julio de 2012

ES TODO MUY RELATIVO...



Fotos de El Confidencial

...Y si quedan dudas de que lo es, nada mas que acudir a la imaginación e intentar ver las cosas con otros ojos y comprobaremos que la relatividad de las cosas es más un asunto de la perspectiva que tengamos de las mismas desde un punto de vista cultural, social, económico, político. 
Cuando contemplamos esta brillante idea del diseñador gráfico parisino Alexis Persani y del fotógrafo Léo Caillard, llegamos a comprender que la imagen es la exteriorización de nuestros prejuicios. Cuando acudimos a algún museo y contemplamos esta estatuas de mitos griegos -filósofos y dioses- y las admiramos en su misterio e inmortalidad escultórica, pero cambiará sin duda nuestra perspectiva si las vemos como la han visto, vestido y retocado estos dos artistas franceses, vestidas con un look causal. Podrían pasar por ser un tipo cualquiera con el nos cruzamos a diario por la calle. Pero no, ya digo, son estatuas de filósofos sagrados y dioses del Olimpo.
Si aplicamos de forma más habitual esa filosofía, esa perspectiva, a todo lo que nos rodea, seguramente, caerían muchas máscaras, sobre todo las del poder, del dinero y la de la gloria, que son los ámbitos que mayormente viven de esa farsa de la imagen y del marketing.        

miércoles, 25 de julio de 2012

CINE: HABEMUS PAPAM (IT, 2011)


Siempre espero con interés la última película de Nanni Moretti, al que yo considero como el Woody Allen europeo por su particular mordacidad a la hora elegir la temática para sus películas. 
Particularmente, me quedé enganchado a las películas del director y actor italiano a raíz de la sorprendente 'Caro diario', una inteligente crítica a valores contemporáneos tan antagónicos con la reflexión, la contemplación y el arte. Con 'La habitación del hijo'  demuestra, como buen comediante, su buenas dotes hacía el cine dramático. En 'Caos calmo', otra reflexión interesante sobre las contradicciones de nuestro tiempo y la forma de vivirlas. Y, ahora, nos sorprende con su última película 'Habemus Papam' una interesante sátira sobre la elegibilidad del Papa católico, que cuenta con un buen hilo argumental, aunque con alguna mala hechura o contrasentido, que es algo también característico de sus películas y que podría ser totalmente inducido.  
Obtuvo Nanni Moretti duras críticas sobre esta película, porque hay que reconocer que es un atrevimiento en la faz del reino de los cielos en la tierra rodar una película que satiriza y ridiculiza un acto que es esperado con pasión por millones de creyentes. Pero considero que quien critica este tipo de películas, probablemente jamás ha pensado que lo de la infalibilidad del entorno del Papa no es más que un acto de corte político y ceremonial que nada tiene que ver con la venida de Jesucristo a la tierra y hay que decir en defensa del buen director y actor italiano que para nada la película pone en entredicho el sentimiento hacia esa infalibilidad sino que se acerca a esta cuestión desde una óptica humana crítica, divertida, pero al mismo tiempo reflexiva, como ya se hizo, de forma parecida, pero en distinto contexto en la excelente 'Las sandalias del pescador' protagonizada por el irrepetible Anthony Quinn, a cuya película, a mi entender, homenajea sin paliativos en ese destierro voluntario del candidato a Papa por las calles de Roma en su faceta totalmente anónima. 
Me ha gustado, definitivamente, esta película porque vuelve a palparse el universo "morettiano" y eso siempre es algo para mí muy esperado.              

lunes, 23 de julio de 2012

EL ESTADO, UN ENFERMO EN FASE TERMINAL (I): LA MONARQUÍA

Tan terminal como esa sanidad que nos comenta Ramón, tanto en la Comunidad valenciana como en el resto de España. Dos comentaristas más de la entrada anterior denotaban desesperanza y cabreo, M. D. Guardia y Roberto; y muchos más que no han comentado, pero que estoy seguro se habrán alarmado por lo que decía. Así está la situación.   
Y lo que decía es alarmante por la crudeza de lo que se exponía, intentando apartarme de todo barroquismo o tecnicismo, que es la vía que utilizan los supuestos expertos para ocultar la verdad. Es esa la función de lo blogs y de las redes sociales: decir con palabras gruesas lo que el gobierno no se atreve a decir.  De hecho, a estos medios personales, los gobiernos les suelen prestar atención y contratan caros servicios para rastrearlos. Así que ya que intentamos documentarnos por otras fuentes no oficiales, vamos a seguir dando datos y opiniones veraces y personales. Lo haremos en esta entrada  y en otras sucesivas. Una especie de folletín dieciochesco por entregas ambicioso que intentará opinar sobre las instituciones del Estado que entiendo personalmente necesitan ser reformadas constitucionalmente. Reconozco que se trata de un arduo y probo ejercicio, pero diré en mi descargo que no pretendo que tenga rigor científico. Tan sólo análisis personal y opinión. Pero aprovechando que existe un movimiento que proclama la reforma de la Constitución y el cambio institucional del Estado abordaremos este asunto.
Comenzaremos por la Monarquía o Corona, igual da, que como sabemos, ,también es la Jefatura del Estado. 



Para muchos españoles -por suerte, cada vez menos- no es un asunto prioritario su reforma o desaparición. Siempre ha sido "la niña mimada" del sistema democrático y su estatus, aunque generalmente desaprobado por la población en general, siempre se ha admitido como mal menor. Principalmente, porque se ha tratado con indulgencia a la figura de Juan Carlos I; su campechanía le ha precedido. Además, salió muy reforzada la institución por el supuesto papel salvador que jugó el Jefe del Estado, papel que después de documentarme y leer mucho sobre ello, personalmente, no me convence demasiado, como no convence a un buen número de historiadores e, incluso, literatos, que han escrito sobre este asunto (aconsejo leer la magnífica novela de Javier Cercas, ' Anatomía de un instante', novela de la que hablamos aquí en su día). Es más, yo creo que fue una operación de maquillaje que contribuyó a reforzar el papel de la Corona, pero no tengo datos para demostrarlo, tan sólo lo intuyo. La irrupción de la Monarquía en la Constitución de 1978 fue un jarro de agua fría para muchos republicanos que fueron los perdedores del conflicto de 1936 y que vieron cómo la forma de Estado negada por la fuerza, no volvía a restituirse en el sistema democrático. Sobre todo este asunto habría mucho que decir, lógicamente, y no será motivo de más análisis aquí. Es un asunto muy complejo. 
Pero no es menos cierto que antes de la aprobación de la Constitución de 1978, debió haberse sometido a referéndum qué forma de Estado querían los españoles: Monarquía Parlamentaria o República Parlamentaria. Ambas formas ya estaban consolidadas en la Europa democrática de nuestro entorno, si bien, teniendo en cuenta la suspicacia que causaba una forma u otra en España dada la experiencia no lejana de la Guerra Civil, en la transición, todos los partidos -incluso el PCE de Santiago Carrillo, a cambio de su legalización por parte del Gobierno Suárez- optaron por una Monarquía Parlamentaria, en la que el Jefe del Estado -el Rey- no tuviera poderes ejecutivos. Se pasó por alto, no obstante, que ese Jefe del Estado consagrado en la Constitución de 1978, ya había sido nombrado sucesor por el Generalísimo Franco. 
El papel del monarca, en cuanto a mediación en el funcionamiento de la instituciones ha sido bastante desigual, desde mi punto de vista, entre otras porque a mí nunca me ha parecido un hombre demasiado preocupado por el Estado, pero lo que realmente puede precipitar la caída de la institución son los perversos efectos que ha tenido la manga ancha que ha habido por parte del 'poder establecido' y los medios de comunicación con esta institución. Esa manga ancha ha derivado en una protección que choca con los principios democráticos de un Estado de Derecho y ha culminado en una opacidad que, finalmente, se está volviendo contra la institución misma. Acostumbrados sus miembros a no tener que dar cuentas de sus sueldos, gastos, negocios u otros asuntos delicados a pesar de que se trata de una institución que como las demás ha de justificar su presupuesto, todo ese oscurantismo del pasado ahora les pasa factura, dejando a las claras que es una institución que le cuesta adaptarse a la democracia, a pesar de los ejemplos de transparencia que tiene esta institución en las demás Monarquías Parlamentarias europeas (Suecia, Dinamarca, Holanda, Noruega, Liechtenstein, Mónaco, Luxemburgo,  Bélgica y Gran Bretaña). Por tanto, la necesaria regeneración del Estado ha de pasar por su Jefatura a la par de otras instituciones, de las que iremos dando opinión.    
A día de hoy, existen aún extraños resortes que impiden que se juzgue a la Monarquía como al resto de las instituciones, gobierno incluido. Los consabidos casos de los negocios del Rey y el oscurantismo de sus actividades y el reciente asunto Urdangarin y de su esposa, la Princesa Cristina pone a las claras la total desmesura y falta de escrúpulos con el se guían los miembros de la institución, hasta el punto que cada vez produce más rechazo a la ciudadanía el tren de vida de esta familia, mayormente, en este periodo histórico de crisis. Hasta no hace mucho todos estos asuntos no eran conocidos por el pueblo, pero la irrupción de las redes sociales, los confidenciales y la presencia de partidos de ideología republicana en las Cortes Generales están denunciando los excesos y la opacidad de la institución, hasta el punto que su prestigio en el Estado está cayendo enteros.
Me mojo y digo que, desde mi punto de vista, el Título II de la Constitución ha de ser modificado en el sentido de la supresión de la Monarquía y la instauración de un Estado Federal, en el que tenga cabida todas las sensibilidades nacionalistas españolas dentro del Estado. Un modelo ideal desde mi punto de vista es el alemán. Lógicamente, para tal fin, también tiene que ser modificado el Título VIII de la Constitución, que es el consagra el sistema autonómico que es ya totalmente insostenible.      

sábado, 21 de julio de 2012

SIENTO DECIRLO, PERO ESTO SE HUNDE


Yo sé que por estas fechas, esto lo estamos leyendo cuatro gatos, pero no encuentro mejor forma que ahuyentar algo mis temores por la situación económica que atravesamos que escribiéndolo. Amigos y amigas, siento decirlo, pero el batacazo que nos vamos a dar como país y como ciudadanos va a ser tremendo. Mucho mayor que el que ya se dieron los ciudadanos griegos, irlandeses y portugueses; sencillamente por unos cuantos motivos: 1. No son países tan grandes y, por tanto, sus economías es menos compleja y, además, no tienen tanto desempleo; 2. No tuvieron esas cosas al servicio de los políticos y sindicalistas llamadas cajas en la que se refugiaban Alí Babá y sus cuarenta ladrones y que ahora se ha demostrado que en absoluto era una cueva; 3. Aunque España ya lleva tiempo necesitando un rescate, al ser una economía tan enorme -la cuarta de Europa y la duodécima del mundo-, no hay dinero para rescatarla completamente, ya que se estima que podría necesitar entre doscientos mil millones de euros y quinientos mil millones -lo escribo en letra, porque en número no sé hacerlo-. Pensemos que España tiene una deuda de novecientos y pico mil millones de euros, como principal, cantidad que ya ha generado una cifra de treinta mil millones de euros (es decir, los intereses ya superan con creces al presupuesto anual del Estado), que sigue aumentando en la misma medida que cada vez los mercados exigen más intereses para comprar nuestra deuda; 4. Está el asunto de las autonomías, fuertemente endeudadas, en una proporción mayor al propio Gobierno Central. Una de ellas -Valencia- ya ha pedido formalmente el rescate y otra -Cataluña- ya lo ha anunciado. Imaginemos la cara que pondrán los mercados cuando sepan -que ya lo saben- que nuestro Estado, que ha de ser rescatado, tiene a su vez que rescatar a autonomías, sin contar el asunto de los Ayuntamientos, que técnicamente ya han sido rescatado con el fondo de pago a proveedores.  Y, hablando de ayuntamientos, no olvidemos el fuerte endeudamiento de estos. Nada más que Jérez de la Frontera, que cuenta con algo más de 200.000 habitantes, debe mil millones de euros y ya ha despedido a más de 300 EEPP; 5. España no genera empleo; todo lo contrario, lo destruye a marchas forzadas. Además, en el conjunto de las AAPP sobran aproximadamente 500.000 personas. La gran mayoría son empleados "intrusos" (sugiero leer mi artículo publicado en Ideal hace unos días "El intrusismo en la función pública"), contratados por el poder de los partidos como sistema clientelar y para evitar los controles administrativos y financieros que sí se garantizan con los funcionarios de oposición.
En fin que la situación es tan alarmante, que las palabras ya dificilmente pueden plasmar una situación tan dramática. Es más, en mi opinión inexperta, España tiene los días contados en la Unión Monetaria (y si no ha sido expulsada ya es porque no interesa a la economía alemana). Y, realmente, no sé que es peor, ya que volver a nuestra añorada peseta, podría ser una solución romántica o sentimental, vale, y dependeríamos de nuestro Banco de España, que tampoco es ninguna garantía visto lo visto, pero económicamente sería un desastre aún mayor, ya que toda nuestra deuda tendríamos que devolverla en euros, como ya se ha apresurado a decir la madrina europea. 
El problema es que este país ha estado -y está- lleno de golfos y golfas -siempre hay excepciones, claro-, que han gobernado los gobiernos, las instituciones, los bancos y cajas y las grandes corporaciones con el culo; que han gobernado esos miniestados en que se han convertido las CCAA como les ha dado realmente la gana (hablaremos de eso en otra entrada) y que han gobernado los ayuntamientos de manera megalómana más que responsable. En definitiva, que los padres y madres de la patria han hundido el país y que, para colmo, nunca se debió entrar en el euro porque el sistema de moneda única era el dictado por los mercados como ahora se demuestra; además, a ello se une que en España, por lo general, somos una ciudadanía dormida y complaciente y que durante muchos años nos han hecho creer que eramos los amos del universo, como aquel Sherman Mcoy de mítica novela de Tom Wolfe. 
En definitiva, que estamos en el fango y nadie nos echa una cuerda. Y quien puede hacerlo -el Banco Central Europeo- lleva ya tiempo mirando hacia otro lado ¿Que esperábamos de una institución económica que dirige el italiano, Mario Draghi, uno de los responsables de la crisis mundial? 
Sólo espero que nos confirmen que hay vida en Marte.   

jueves, 19 de julio de 2012

UNA HISTORIA SOBRENATURAL

En Cuento de Navidad, de Charles Dickens, Marley estaba muerto...de eso estaba seguro Ebenezer Scrooge, tanto como yo lo estaba de ese amigo metafórico al que despedí. Lógicamente, me refiero al Forerunner 305. Pero como en el mítico cuento o como si se tratara de una especie de Lázaro bíblico, ha vuelto a la vida. Y, claro, como todas las historias sobrenaturales, aquí también hay historia. 


Perjuré y me quedé a un milímetro de pulsar la tecla de "comprar" el Forerunner 910, como ya dije, influenciado por opiniones en foros y los consejos de Alfredo, que razón no le faltaba: el 910 es el único que muestra los dígitos de igual tamaño que el 305 o 310. Así que había que descartar toda la familia intermedia: 405, 410, 610, por pequeñines. Estaba claro que yo necesito números grandes para ver los datos mientras corro. En primer lugar, porque en la vida ordinaria para ver esos datos -o para escribir ésto- necesito gafas; en segundo lugar, porque para correr no uso gafas. Así que estaba claro que el único tamaño posible, además del 305 y el 310 era el 910. Descartado todo lo demás. 
Decidido al cambio, incluso, puse un anuncio en un portal de anuncios gratuitos -que debe de estar por ahí dando vueltas- y generó expectación. De hecho, me llamó un corredor muy interesado por el aparato. Tanto interés me puso en guardia y comencé a esbozar la idea de que a lo mejor no era buena idea desprenderme de este aparato sin batería por unos cuántos euros. Me llamó Antonio (del grupo de Las Verdes) y se ofreció a "operarlo", que ya tenía alguna experiencia con un 405 de Víctor. Le dije que si no encontraba otra opción así lo haríamos. Mientras tanto, Garmin, me había dado presupuesto para ponerle la batería. Y, entonces, descubrí casi por casualidad un comentario cualificado de alguien que afirmaba que lo que hacía Garmin era darte uno nuevo aunque no te lo dijeran expresamente. Volví a pedir nuevo presupuesto a Garmin y el RMA y me dieron un precio algo menor -será por la crisis, pensé-; así que se lo envíe por paquetería urgente. Cuanto tardarán en arreglarlo -les pregunte-. Unos quince días -me dijo un empleado con un acento catalán muy marcado (Garmin está en Badalona)-. Mi sorpresa fue mayúscula cuando al día siguiente me llega un paquete de Garmin, comprobando que no lo habían arreglado: me habían enviado otro 305 totalmente nuevo, con factura incluida. Era cierto, por tanto, ese comentario que leí en algún lugar de la red. 
Y, ahora, estoy satisfecho por la decisión tomada. Un 305 nuevo, idéntico al otro, pero más rápido en captar los satélites y a un precio más que razonable, además ya no es fácil encontrarlo porque está descatalogado. Al menos, tengo aparato para los dos próximos dos años y medio. Para entonces, el mercado nos dirá que nuevos aparatos habrá y se podrá optar por el 910 a un precio mucho más barato. O, sencillamente, al ritmo que va España, ya no habrá mercado y volveremos a ser ese país pobre que fuimos, en el que nadie tenía este tipo de gadgets y los conocíamos porque existían en otros países más desarrollados.       

miércoles, 18 de julio de 2012

EL PP, EL PARTIDO DE LA AUSTERIDAD




Cuando el pasado lunes un compañero indignado me envío la resolución del BOE en el que se publicaba la resolución  que aprobaba las exageradas cantidades con que se financia por parte del Estado a los partidos políticos con representación parlamentaria en el primer trimestre de 2012, lógicamente, me costó salir del estupor normal que te causan estos abusos de la partitocracia en la que está sumida este país, un contrasentido en periodo de no crisis y una obscenidad en periodo de crisis. La cifra aprobada superaba los 16 millones de €. Sin embargo, un diario digital, ese mismo día, acabó completando la faena y afirmó que en el primer semestre de 2012 sólo entre el PP y el PSOE se habían repartido la obscena cantidad de 26 millones de € (4.326.036.000 de las antiguas pesetas). La cantidad, lógicamente, es superior, ya que en ese pastel todos los partidos han metido la mano, en proporción a los votos obtenidos. Dicho de otra forma: los ciudadanos somos sobornados y engañados doblemente: en primer lugar por depositar un voto confiando en un programa político que jamás se cumple; en segundo lugar, ayudando con nuestro  voto a que el partido político que nos soborna y engaña, se financie a nuestra costa (se da a los partidos una cantidad determinada por voto, escaño, etc.) 
Ese mismo día -o el anterior- también accedimos a la información sobre el Jet privado, de nombre Falcon, que el PP le alquiló a su líder y a la postre Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy -por el se suele abonar una cantidad aproximada de 10.000 € la hora-, para que pudiera venir a la clausura de su partido en el congreso regional de Andalucía (espero que no se lo hayan cargado al Estado, que en España es posible). Lo suyo hubiera sido que viajara en vuelo regular el sábado para regresar el domingo, pero hubo acojono general en la huestes peperas por la fuerte protesta de empleados públicos que se estaba preparando el domingo por la mañana a las puertas del Palacio de Exposiciones y Congresos de Granada y se adelantó la clausura, algo así como huir como las ratas, en términos más claros.  
Lógicamente, el PP puede costearse ese alquiler -3 horas por 10.000 €= 30.000 €- gracias a los magros ingresos que recibe del Estado que, no olvidemos, sostenemos todos con nuestros impuestos. Luego, el PP pudo costear un avión de lujo para su líder, para que éste pudiera eludir las protestas de aquellos a quienes está asfixiando, gracias a que estos asfixiados dejarán de percibir la extra de Navidad, entre otras cosas, para que el PP se gaste parte de ese dinero en sufragar a su propio partido, con el objeto de, entre otras cosas, igualmente, poder pagar el alquiler de ese avión. Y luego dirán que son razones de Estado, seguridad, compromiso y un largo etcétera de patrañas que en boca de los políticos suenan a cosas muy solemnes pero totalmente farsas y cínicas. Y menos mal que era el partido de la austeridad. 
Desde luego con estas medidas nuestros próceres aceleran a marchas forzadas la mecha en las calles. Allá ellos.  

lunes, 16 de julio de 2012

MÁS DATOS SOBRE EL ENIGMA MIURA

Me preguntaba inquieto en la anterior entrada acerca del enigma de ese "miura" que parecía dispuesto a empitonarme, como si de un encierro de un día de S. Fermín se tratara, tal y como acertó a comentar mi amigo Paco. Pero el enigma se resolvió a media mañana porque el verbo se hizo carne y apareció el susodicho, que no era otro que nuestro buen amigo Rafa Bootello, al que adelanté casi cadáver en la subida a Dílar pero, como una suerte de "Ave Fénix" resurgió de sus cenizas y se lanzó a tumba abierta por esa larga y calurosa carretera que nos conduciría a Otura, mientras que yo -con fuerzas he de reconocer-, no gustándome en demasía las bajadas y teniendo tendencia a frenarme en ellas, me dediqué a disfrutar de las buenas sensaciones de la subida y a contemplar las amapolas ya casi secas del arcén de la carretera, totalmente ajeno a lo que se estaba fraguando detrás de mí; ausente a ese resoplido tauromaquio que surgía de un excelente y abnegado corredor, el cual me pasó -como ya adelantaba en la entrada anterior- unos metros antes de la meta como alma que huye del diablo, como una especie de ciclón humano que sólo había contemplado en algunas películas de cómics de superhéroes; como una especie de minero asturiano ante la oposición de las fuerzas antidisturbios; como una fiera salvaje que pareciera acabará de abrírsele su jaula y no quisiera ni perder un segundo para recuperar su libertad. 
Rafa Bootello. Un gran tipo, siempre dispuesto a entablar una conversación amena de cualquier asunto o crítica con el poder establecido. Granadino  de raza del Zaidín, granadinista hasta la médula, en proporción similar a su vocación de corredor. Presente en todas las pruebas de fondo y ajado en maratones y subidas al Veleta. Estoy convencido que si a algún aficionado a esto del correr hubiera que darle el título de la profesionalidad y la dedicación, el candidato principal sería Rafa Bootello. 
Pero volviendo a su grandiosa entrada en la meta de Otura. Pruebas gráficas hay del estupor que causó su puesta en escena en meta, su energía, su decisión, su sprint final, algo que ya se barruntaba en las fotos anteriores, gentilmente hechas por Paqui. Pero qué mejor unas imágenes que mil palabras. Vean, vean: 

Rafa Bootello, acaba de rebasarme unos metros antes de llegar a meta. Obsérvese el estupor del corredor de la izquierda y mi asombro propio, tratando de interpretar qué ha sido eso que me ha superado como un rayo. Al final, en el margen derecho del marcador, si se observa con atención, se aprecia, igualmente el estupor de dos espectadores, atentos a la evolución de ese fenómeno sobrenatural que está sucediéndose en la meta.   



Pasados esos segundos de estupor, temor y duda ante el fenómeno acaecido, logro recomponerme y  al comprender de que se trata de Rafa Bootello  no puedo más que sonreír y admirar su últimos kilómetros de esta dura y correosa prueba ¿De dónde habrá sacado las fuerzas?, creo recordar que me pregunté.  


  

domingo, 15 de julio de 2012

XIV PRUEBA DE FONDO RÍO DÍLAR (15/7/2012)



Sin duda, hay hambre por correr, por competir. Porque no de otra forma se puede explicar que llegaran a meta 597 corredores y corredoras, siendo 15 de julio y no estando ante una de las pruebas más asequibles. Una prueba que te arrastra por terrenos malencarados y que te regala una subida verdaderamente dura hasta el bonito pueblo de Dílar. Pero mucho es poco si se trata de practicar un deporte que tiene mucho de adicción y que cuenta con la virtud de dejar el disco duro del sufrimiento a cero, una vez acabada la prueba. Es más, es probable que esa adicción se deba al sufrimiento y que los corredores acabemos aullando por las esquinas cuando no tenemos una prueba de este estilo que echarnos a la boca. Es todo un misterio: las endorfinas, la constancia física, la preparación psicológica...muchos ingredientes necesarios para saber que para la gran mayoría, tras madrugar un domingo, acabarás subiendo cuestas de caballo bajo un sol africano y que para colmo nada ganarás, tan sólo -si hay suerte- una camiseta técnica y algún refrigerio. Pero no es eso lo nos mueve, luego ¿que es lo que nos mueve? 

Pero ¿que pasó en lo personal? Una cosa que pudo ser decisiva: haciendo una ruta rutinaria -valga la casi cacofonía-, el pasado viernes, el gemelo derecho se contrajo como suele hacer cuando está a punto de anunciar una pequeña microrotura fibrilar. Eso me asustó, y casi aconsejó, no intentar heroicidades. Pero había un problema: quería hacer esta prueba; y quería hacerla en estas fechas que, para mí, son buenas para correr, a pesar del fuerte calor. 
El gemelo, finalmente, no dolió corriendo, aunque sí la tarde anterior cuando andaba. Misterios de la fisiología. Pero aunque no doliera, está claro que eso condiciona. Y lo hizo durante los primeros cuatro kilómetros, que fueron tranquilos y lentos, en la cola del pelotón, mirando de reojo el coche escoba o la ambulancia por si tenía que servirme de él o de ella, más atento al gemelo que a la carrera. Por suerte, nada de eso sucedió.
Pero, ¿qué sucedió? Un poco lo que nos sucedió a todos: sufrimiento, principalmente, en la fuerte subida a Dílar. Un sufrimiento que, en mi caso, no fue excesivo he de decir, probablemente, fortalecido por esos cuatro primeros kilómetros sosegados. Pero hay que decir que sí vi a mucha gente sufrir en exceso y andar por la zona de subida, porque, lógicamente, este mes no nos coge a todos en la misma forma. Hay gente que por estas fechas se relaja aprovechando las vacaciones y las piernas y los pulmones se tornan vagos. Ya digo, no es una prueba propia para estas fechas, aunque sí lo será para quien afronte en menos de tres semanas la subida al Veleta, prueba a la que decidí apuntarme el año anterior justo tras finalizar esta prueba, si bien este año, los objetivos son muy otros. 
En cuanto a la logística de la prueba, hay que decirlo alto: mal en organización en lineas generales, como es habitual cuando sale o pasa por Otura. Está claro que este municipio no tiene mucha fe en este deporte. Sigue persistiendo la afluencia de coches por las zonas de paso, a pesar del buen hacer de Guardia Civil de Tráfico y Protección Civil. No vi excesiva Policía Local. Seguramente que los recortes en muchos ayuntamientos está haciendo estragos.  
El avituallamiento fue pobre y con pocos voluntarios -no es culpa de ellos, claro está- y el agua parecía no haber visto un frigorífico en su vida. Desconozco si faltó como en alguna otra ocasión; al menos no, cuando me tocó pasar por éstos. No obstante, hay que celebrar que la camiseta haya sido técnica. Bastante repetida ya, pero técnica al fin y al cabo.  

¿POR CIERTO, QUIÉN ES ESTE INDIVIDUO DE VERDE, QUE APROXIMÁNDOSE COMO UN TORO MIURA PARECE DISPUESTO A ENMPITONARME LLEGANDO A META?  

Foto debida a  Paqui

Foto debida a Paqui 

Foto debida a Paqui


      

viernes, 13 de julio de 2012

AHUYENTAD A LA BESTIA


A lo largo de esta mañana, con ocasión de los diversos comentarios y debate en el mundillo de la función pública, en torno a mi artículo ' El Intrusismo en la función pública' publicado en Ideal, pero al mismo reproducido en diversos blogs -entre ellos el mio propio- del sector; esta mañana, decía, comentaba a varios compañeros y a un par de dirigentes de un sindicato sectorial de la función pública, que los recortes que estamos sufriendo los empleados públicos no es más que una excusa para buscar nuestra lapidación, como testigos incómodos que somos y que, por tanto, lo que hay que iniciar ya en España -principalmente, por parte de los garantes de la función pública, es decir, los funcionarios de carrera repartidos en los diversos sectores de actividad pública- no es otra cosa que una lucha frontal contra la casta política, que desde que comenzó la crisis está virando hacía el corporativismo y la autoprotección de sus intereses y prebendas. Hay que defender el Estado de Derecho porque los políticos ya no lo harán. Siempre las han tenido -las prebendas y los intereses-, pero en esta etapa de bestial crisis -principalmente provocada por ellos mismos- están siendo denunciadas y puestas al descubierto, lo que está provocando que la casta se haga un ovillo -como hacen los escarabajos peloteros ante la amenaza y el peligro- para no perder su estatus. De ahí que castiguen a los empleados públicos, ya que éstos se transforman en sus mayores enemigos al compartir un espacio público común, a pesar de que cada uno ocupe su lugar: los políticos, la dirección política; los empleados públicos: la gestión profesional de la administración. Si comprendemos ésto, también comprenderemos el por qué de la creación de las enormes administraciones paralelas al servicio de su clientelismo político, que es lo que que vengo a explicar en este artículo, si bien de manera más diplomática y técnica. Por tanto, si el sector privado económico y la ciudadanía misma sigue picando el anzuelo y cayendo en la red que éstos están diseñando para demonizar a la función pública, es porque no están informados, o bien, no les interesa estarlo. 
Hay que decirlo claro: la casta política está movida por unos hilos que nada tienen que ver con los intereses del pueblo -algún día me extenderé en esto- y su profesión consiste en mantenerse en el poder a toda costa y, lógicamente, a costa de los impuestos sumisamente pagados por el ciudadano, principalmente las clases medias, al que le venden la burra que todo es por su bien. Es una antigua mentira que, normalmente, es menos nociva en determinados países de mayor impronta democrática y sentido público, pero en España eso es una burda mentira, como lo es en Italia u otros países alejados del modelo de bienestar social puro de los prósperos países de la Europa del norte, donde esa mentira, ya digo, no es tan nociva. A ver, ¿que alguien me diga que sector de poder en España -desde monarquía hasta Poder Judicial- no está corrupto y podrido? ¿No ha sido esa corrupción la que ha llevado a Italia a ser dirigida por tecnócratas y no por políticos? Eso confirma mi tesis.  
Por su parte los globos sonda lanzados por la patronal hacia la función pública es diáfana: hay que acabar con la función pública, que es una estrategia muy bien diseñada para que los servicios públicos se conviertan en privados y ellos acaben haciendo caja y explotando al personal con jornadas maratonianas y sueldos míseros. De hecho, ya le han hecho a su medida una magnífica reforma laboral.   
Decía también a varios compañeros que ahora ocurre algo similar a lo que siempre ocurrió en la Edad Media: los señores feudales estaban todo el tiempo a garrotazo limpio entre ellos, pero se unían cuando el pueblo, los simples, la gleba, se alzaba contra su injusto poder. El derecho de pernada o  "la prima notte" un buen día dejó de ejercerse porque alguien se alzó en armas y, seguramente, perdió su vida por ello; de lo contrario, aún seguiría estando vigente y la monarquía absoluta acabó cediendo porque surgió la Revolución Francesa y antes de ésta las escaramuzas revolucionarias inglesas, de lo contrario los actuales monarcas -los borbones más que ningunos- seguirían usando sus privilegios sin cargo de conciencia o pudor. Siempre ha sido así. 
Por tanto, es necesario que los empleados públicos, como garantes del Estado de Derecho que somos, alcemos la voz y encendamos las antorchas metafóricas, esas que conseguían ahuyentar a la bestia en aquellas excelentes películas de terror en blanco y negro de los años 30 y 40. Pero es necesario el apoyo de la sociedad civil, esa que paga impuestos y no participa de decisión alguna (porque votar ya no es un ejercicio democrático como nos cuentan, sino  apoyar a quien te acabará liquidando. Una especie de medida higiénica que se da el propio sistema pretendidamente llamado democrático).
Soy consciente que estoy hablando de una especie de nueva revolución pero -creedme- sé de lo que hablo y sé lo que se nos viene encima porque está claro que estamos al final de un ciclo económico y social en el cual los Estados ya no se sostienen con los tributos al tiempo que se siguen favoreciendo los paraísos físcales y el negocio turbio y mafioso porque supone sobre un 25% del PIB mundial, según algunos expertos. Eso es una mezcla explosiva, inconciliable. Al mismo tiempo, los países llamados ricos ya no pueden detener la invasión de los países del tercer mundo porque los habitantes de estos países consideran que esa prosperidad también les pertenece y ya no pueden esperar más represión y pobreza y, lógicamente, todo se hace insostenible. Ante esta situación sumamente compleja y peligrosa, la casta política -élite dirigente mundial, monarquías y grandes corporaciones comerciales y económicas- buscan su refugio y dejan a la ciudadanía a su pairo hasta que se concrete un nuevo orden mundial. Ese nuevo orden mundial hasta el siglo XX lo establecían las guerras mundiales, pero ahora en plena etapa nuclear eso no es posible. Por tanto, las armas que se utilizan son las económicas. De hecho, ¿cómo se explica que el Presidente del Banco Central Europeo, sea Mario Draghi, Vicepresidente de Golmand Sachs en Europa entre los años 2002 y 2006 -años en que se estaba gestando el batacazo financiero- cuarto banco financiero y uno de los artífices de la crisis mundial de 2008; que el Secretario del Tesoro norteamericano en ese año fuera Henry Merritt Paulson  el Presidente de Golmand Sachs un año antes (dicen que se retiró con cincuenta y tantos millones de dólares) del estallido financiero; o el que el mismísimo Ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, fuera poco tiempo antes, Presidente Ejecutivo de Lehman Brothers -una de las Corporaciones que tuvieron una responsabilidad activa en la crisis financiera mundial- para España y Portugal. Muchas casualidades ¿no?.    
¿Una teoría de la conspiración? ¿Una simple y modesta opinión? Es probable, pero tendríamos que detenernos a reflexionar sobre ello antes de que comiencen las Olimpiadas de Londres y la Liga Española de Fútbol.            

jueves, 12 de julio de 2012

UNOS CUANTOS DATOS ECONÓMICOS QUE HABITUALMENTE NO NOS CUENTAN

Hoy, que hemos conocido oficialmente que los empleados públicos dejaremos de percibir la extra de Navidad este año y los siguientes años, pudiéndose reactivarse la misma a partir de 2015, si la economía fuera sobre raíles, me he dedicado a estudiar los sueldos que cobran las altas personalidades del Estado que no disponen -¡qué tragedia!- de pagas extras. Es decir, los altos cargos de órganos constitucionales, sin entrar en otros miles de altos cargos, que cobran cantidades similares, pero que al tener pagas extraordinarias, en teoría, también se verán recortados, como son los casos, por ejemplo, de los Secretarios de Estado. Sólo cito los órganos estatales, pero muchos de éstos se reproducen en las 17 CCAA y algunos de ellos también en las ciudades autónomas de Ceuta y Melila. Lógicamente, no abordo la Administración Local, en cuyo seno hay muchos altos cargos que no serán recortados al contar con tan "sólo" 12 mensualidades, principalmente Alcaldes de grandes municipios, Presidentes de Diputaciones, etc.     
Y traigo aquí estos casos porque sobre ellos nada se ha dicho de recortar al no disponer de pagas extras.  Está calculado en nómina mensual, excepto en el caso de la Casa Real y el Defensor del Pueblo Estatal. Estas cantidades eran las previstas para 2011 y que son exactamente iguales para 2012 ya que se congelaron las retribuciones.Son cantidades brutas, claro: Veamos: 

GOBIERNO DE LA NACIÓN 

Presidente del Gobierno: 6.515,42 €
Vicepresidente del Gobierno: 6.123,86 € 
Ministros: 5.748,49 € 

CONSEJO DE ESTADO 

Presidente: 6.484, 08 € 

CONSEJO ECONÓMICO Y SOCIAL 

Presidente: 7.083,69 €

PODER JUDICIAL 

Presidente del CGPJ -que es a su vez del Tribunal Supremo-: 10.531,19 €(es el mejor pagado del Estado a excepción de algunos Alcaldes y del Rey) 
Vocal (hay 20 vocales): 9020,72  € 
Secretario General: 8.819,15 

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL 

Presidente: 10.279,43 €
Vicepresidente: 9.662,29 € 
Presidente Sección -hay varios: 9.189,81 € 
Magistrados -hay un pequeño ejército-: 8.716,81 €
Secretario General: 7.641,49 € 

TRIBUNAL DE CUENTAS (cuentan con 14 remuneraciones, pero no se especifican si son doce mensualidades más dos pagas extras) 

Presidente: 8.041,31 €
Presidente Sección -hay varios-: 8.041,31 € 
Consejero de Cuentas- hay varios-: 8041,49 € 
Secretario General: 6.922,98 € 

DEFENSOR DEL PUEBLO ESTATAL

No he podido obtener los datos de lo cobra éste y sus adjuntos, pero la cantidad que tenía asignada esta institución inútil y prescindible en el Presupuesto de 2012 es de 14.492.000 €.

CASA REAL 

Decir que el Presupuesto que aparece en la página de la Casa Real parece hecho para colegiales de párvulos, por su trivialidad, pero de él se puede deducir más o menos lo que cobra el Rey y el Príncipe: 

Jefe del Estado -Rey-: se le asigna una cantidad anual de 140.519 + 152.233 de gastos de representación. 
Príncipe Heredero: se le asigna la mitad que a su padre. 
Lógicamente, estas cantidades, principalmente la primera, es en concepto de sueldo, pero en realidad, no tienen ningún tipo de gasto, ya que todos los gastos de la Casa, tanto a nivel de personal como manutención se paga con cargo a los 8.260.000 € que tiene asignados este año. Pero todo en esta institución es oscuro porque se esbozan unas cifras de representación de los demás miembros de la Casa -¡incluido el Urga¡ que a pesar de que tiene un pie en la cárcel, si fuéramos un país serio, sigue chupando de la raquítica teta estatal- y, al parecer, también el Rey remunera a las Infantas con cargo a esos ocho millones de euros largos.  
Incluso, la oscuridad es mayor, ya que los miembros de la Casa Real son costeados por las partidas de los distintos ministerios en sus actividades, sin que sepamos cuando son públicas o cuando privadas. Por ejemplo, si el Príncipe acude a ver la final de la Eurocopa, se le pone la etiqueta de actividad oficial, lo publican en la agenda de la Casa y ya es suficiente para que no abone un euro de su bolsillo porque va con carácter oficial a cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores. 

Todo lo que aquí anotado, corresponde a cifras oficiales de 2011 -igual cantidad para 2012-, excepto la de la Casa Real y Defensor del Pueblo Estatal, que es de 2012. 
Si sacamos la calculadora y sumamos todo este dinero más todo lo que perciben los altos cargos de las CCAA autónomas que en teoría no perciben pagas extras, en cuyo ámbito respectivo se repiten muchos de estos órganos (Gobierno, Cámara de Cuentas, Defensor del Pueblo, Tribunal Superior de Justicia de la CCAA, Consejo Consultivo, entre otros) la cantidad más que mareante es insultante. Pero, claro, son los arrogantes padres de la patria y hay que sostenerlos por imperativo legal.

Queda fuera la remuneración de Diputados, Senadores y Parlamentarios Autónomos, pero esta oscila entre 4.000 y los 6.000 € mensuales entre sueldos, dietas y, en función, de que presidan alguna comisión o el órgano mismo. 
Como sabemos, muchos de estos órganos constitucionales no sirven absolutamente para nada.

Hasta día de hoy, que se sepa oficialmente, estas remuneraciones no se tocan porque no poseen pagas extras. Saquen ustedes sus propias impresiones, que habrá para todos los gustos. 
Lógicamente, como es de suponer, estas cantidades -excepto en el caso de la Casa Real, que no tenemos ni idea de cómo las emplean- sólo son en concepto de nómina, quedando excluidas las cuantiosas dietas, gastos de representación, coches oficiales y retribución en especie, ya que a la mayoría de estas autoridades se les costea la vivienda, los gastos de energía, la manutención, los gastos corrientes, etc. Es decir, en igual medida, que a cualquier empleado público que destinan a 500 kilómetros de su domicilio, al que le dan su sueldo neto y no tiene que preocuparse por vivienda y manutención de la misma. Y luego dicen que esto es una democracia igualitaria.   
Luego dirán, que la crisis financiera de España nada tiene que ver con estas cantidades, pero no dicen que estamos costeando una casta de privilegiados, unos mercaderes de la democracia, que en lógica, debería de llevar al estallido social.              



martes, 10 de julio de 2012

EL INTRUSISMO EN LA FUNCIÓN PÚBLICA (IDEAL, 12/7/2013)

                                                   
La batalla informativa por conocer con rigor cómo y de qué está configurada la función pública en España está completamente perdida. Ha habido tanta contaminación informativa por parte de determinados sectores sociales y políticos influyentes de nuestra sociedad que a estas alturas el concepto genérico de funcionario –utilizado de manera indiscriminada- se ha convertido en abominable. Ese concepto ya desintegrado y casi peyorativo forma ya parte del imaginario colectivo y está provisto de una carga negativa que convierte el malentendido en conocimiento general, que es lo que ocurre cuando no hay interés o voluntad en abordar los asuntos con seriedad y rigor.
            Desde la irrupción de la democracia en España y a medida que tras la promulgación de la Constitución de 1978 se fueron constituyendo las diecisiete Comunidades Autónomas y las dos Ciudades Autónomas de Ceuta y  Melilla años después, la función pública ha ido incrementando su número de efectivos como resultado lógico de la diversificación administrativa. En distinta medida, la Ley de Bases del Régimen Local, aprobada en 1985, permitió a las entidades locales asumir más competencias, lo que supuso un incremento de su propia función pública y, asimismo, la creación de nuevas Universidades y el crecimiento de las ya existentes conllevó el reclutamiento de más empleados públicos. Ahora bien, por secuencia lógica, esa descentralización administrativa del Estado en favor de las Comunidades Autónomas conllevó un importante vaciamiento del sector público estatal, a pesar de que las Comunidades Autónomas no se conformaron con ese trasvase estatal y continuaron con una política de recursos humanos expansiva en los años siguientes, en parte, gracias a que la propia LOFAGE años más tarde introdujo la figura de las Entidades Públicas Empresariales como norma básica que podría trasladarse al resto de las Administraciones Públicas. Probablemente, es a partir de ese momento cuando se produce el punto de inflexión que posibilita la contratación de personal laboral al servicio de estas nuevas formas organizativas, que se rigen en su gestión, generalmente, por el derecho privado. Este personal contratado, por su naturaleza jurídica no puede ser considerado empleado público ya que no pertenece en puridad a la Administración Pública sino a sus Sociedades Instrumentales circundantes.
            El problema a día de hoy es que desde 1997 hasta nuestros días todas las Administraciones Públicas, en mayor o menor medida, han abusado, sin justificación la mayoría de las veces, de la creación de estas auténticas administraciones paralelas que han ido engordando su nómina de manera exorbitante e injustificada hasta el punto que ha sido el mecanismo más directo que han utilizado los partidos políticos en el poder para hacer uso de la figura del clientelismo político, que debió quedar desterrado tras la reforma de la función pública de 1984, a pesar de que ya contaban con la regulación de la figura del personal eventual, encuadrado dentro de la categoría de empleado público –incluso en el vigente EBEP-, y de la que han abusado hasta límites casi obscenos.
A día de hoy a todo ese ingente colectivo que presta sus servicios en las administraciones paralelas los distintos gobiernos les suelen poner el epíteto de funcionarios en igualdad jurídica a los que sí lo son en realidad, lo que supone una escandalosa tergiversación al tiempo que provoca un rechazo unánime de los tribunales. De hecho, es así como la propia Junta de Andalucía llama a ese personal externo que ocupa esa extensa administración paralela, tan costosa para los andaluces.
            Por tanto, la reforma del sector público que pretende llevar a cabo el gobierno central no puede ser ajena a este fenómeno y tendrá que conllevar, necesariamente, medidas legislativas básicas que permitan la eliminación de gran parte esas administraciones paralelas en que se han convertido toda esa miríada de Sociedades Instrumentales ya innecesarias, y la consiguiente eliminación de los puestos de trabajos a cargo del capítulo I de los distintos presupuestos de las Administraciones Públicas que son, en realidad, ajenos a la función pública. De hecho, gran parte de esos puestos a cargo de las arcas públicas podrán ser absorbidos perfectamente por el sector privado, tan necesitado de estímulo profesional.
            Nadie discute que la función pública en España necesita una enorme reestructuración, pero ésta no podrá llevarse a cabo sin que se produzca la necesaria eliminación de ese intrusismo citado y la restitución progresiva a esa verdadera función pública que jamás debió ser adulterada y que, con sus defectos y sus carencias, es un símbolo desde los albores de la Revolución Francesa de cualquier Estado de Derecho que pretenda serlo.  

Por José Antonio Flores Vera

PINCHAD AQUÍ SI LO QUERÉIS LEER DIRECTAMENTE EN IDEAL


lunes, 9 de julio de 2012

CINE: TOO BIG TO FAIL (USA, 2011)

Este fin de semana he visto varias películas, como siempre, pero una me ha llamado especialmente la atención dado que tiene un carácter pedagógico para entender con mejores argumentos qué ha pasado para que la economía de los países occidentales -los ricos del globo- esté como está; una muestra totalmente aplicable a la actual situación de España ya que en su origen la crisis económica de 2008 tuvo su origen en las hipotecas "subprime" que provocó la caída del gigante norteamericano -el cuarto banco de inversiones de EEUU- JP Morgan. El nombre de la película en su nombre original inglés es "Too big to fail", traducida al español como "Malas noticias". Una película que nació concebida como serie para televisión y que está basada en un best-seller del escritor norteamericano Andrew Ross Sorkin. Cuenta con diversos premios. 
Se da la circunstancia que además de su carácter pedagógico, cuenta con un excelente elenco de actores, con el siempre impecable William Hurt en el papel del 74º Secretario de Tesoro de Estados Unidos Henry Merritt Paulson y mi admirado Paul Giamatti en el papel de presidente de la Reserva Federal Estadounidense (admirables esos diálogos en los desayunos semanales de trabajo entre ambos). 
En Estados Unidos, como ya está ocurriendo en Europa, los gobiernos electos suelen "tirar" de grandes nombres de la banca de inversiones y este Henry Merritt, había sido hasta un año antes de ser elegido Secretario del Tesoro, Presidente Ejecutivo de Golman Sachs, uno de los bancos de inversión y valores más grande del mundo y que estuvo involucrado en la crisis griega, ya que ayudó a esconder el déficit de las cuentas de este país, siendo su vicepresidente para Europa -lo que son las cosas- el actual Presidente del Banco Central Europeo, el italiano Mario Draghi. Realmente, es terrible ni tan siquiera imaginarse cómo juegan estos pájaros con nuestro dinero y con nuestro futuro. Es terrible comprobar cómo acaban dirigiendo las instituciones económicas quienes contribuyeron a hundir la economía. Le encomiendan a los zorros guardar las gallinas. En España, para no ser menos, también tiramos de ejecutivos de la gran banca de inversión causante de la crisis. El actual Ministro de Economía y Competitividad español, Luis de Guindos, fue presidente ejecutivo para España y Portugal de Lehman Brothers, otro banco de inversión, que se dio el castañazo por la crisis de 2008 gracias a los créditos subprime. 
Pero, en fin, volvamos a la película. Decía que explica de manera bastante clara todo lo que ocurrió y toda esa ascendente tensión de Henrry Merritt Paulson con los diez grandes bancos de EEUU y su esfuerzo para que los contribuyentes no tuvieran que sufragar a la banca hundida (¿nos suena esto a algo relacionado con Bankia y otras cajas y bancos españoles?). Todo ese esfuerzo titánico por parte de uno de los directivos mejores remunerados de EEUU y, por tanto, del mundo, luego reconvertido en político es un elemento destacable en esta película, ya que todo el mundo consideraba que un banquero de la élite de Wall Street no iba a dejar tirada a JP Morgan. He de reconocer que a pesar de que se trate del centro neurálgico de la crisis, un mundo plagado de multibillonarios, ajenos totalmente al pueblo llano, el esfuerzo de este banquero reconvertido en político tiene algo de conmovedor y no estaría de más una figura similar en la política española en ese tira y afloja por ofrecer el dinero de los contribuyentes a algunas de las nefastas cajas españolas -y de camino aceptar un rescate de la Unión Europea por culpa de éstas- que se han hundido víctimas de su ambición y de sus nefastas inversiones, pero principalmente por estar dirigidas por políticos y sindicalistas aficionados y cínicos.

sábado, 7 de julio de 2012

PROBANDO MEDIAS COMPRESORAS


Este producto tuvo hace años una introducción tímida entre los corredores. Todo lo que se apartara de la ortodoxia de los calcetines técnicos bajos era temerario y mal visto en un mundo que, inicialmente, es cerrado a cambios. Y digo inicialmente porque la práctica, la comodidad, la posibilidad de evitar lesiones y otras cualidades diversas hacen que los corredores vayamos comprometiéndonos con nuevos productos y si el color es chillón y destemplado mucho mejor. 
Decía, que las medias de compresión tuvieron una entrada lenta -pero favorecida por la irrupción del triatlón y del trail- y fueron marcas como Medilast y otras poco conocidas y no dedicadas al running en exclusiva las que fueron proponiendo productos y haciéndolas probar a atletas de élite; y, queda claro, que la opinión de éstos fue determinante para los populares. 
Acabo de adquirir las famosas, valoradas y de moda medias de compresión de la marca Compressport y haciendo recuento, es la quinta marca que adquiero. Pero no todo lo que he tenido, en puridad, se puede calificar como "media de compresión" en sentido técnico porque la media de compresión aceptada unánimemente por los corredores suele ser la que no tiene calcetín. 
Me compré hace años unas medias Nike de compresión con calcetín, pero las abandoné casi inmediatamente -aunque aún las conservo, porque soy un nostálgico del material técnico que he tenido- por varios motivos: porque no calculé bien la talla, porque el calcetín era una birria, porque costaba un mundo ponértela y quitártela y porque se me ocurrió estrenarlas un día lluvioso y se llenaron de lodo y barro imborrable; posteriormente me compré la media compresora de calcetín de la marca Medilast de color blanco, porque era casi lo único que existía en el mercado, y a pesar de que comprime muy bien el gemelo y el soleo, el calcetín era manifiestamente mejorable e, igualmente, costaba un mundo ponerla y quitarla. La conservo y la usé, creo recordar en la última prueba de Alhama y siempre ha sido necesario sobreponer un calcetín técnico. Al poco compre la auténtica media de compresión de esta misma marca en color rojo y blanco y es otra historia. Es la que he estado utilizando de manera más continúa y ya se está haciendo trizas. Es excelente; la tercera media de compresión que compré fue la famosa media de neopreno de la marca 2XU, pero como a la mayoría de los corredores les ocurre, no me ofrece buenas sensaciones y se me suele quedar señalada la cintilla de cierre junto a la rodilla. Las utilizo y las utilizaré, pero me temo que cada vez menos. Sin embargo, he de decir que tiene calidad y comprime bien; no hace mucho compré unas medias de compresión con calcetín de Saucony en color negro, que pedí a una tienda inglesa especializada en running junto a las Saucony Rider 3. Pensé que volvía a caer en el error de comprar una media con calcetín, pero la respuesta de este producto es fantástico, tanto en el rendimiento como en la facilidad de poner y quitar. Además, el calcetín está reforzado y es técnico. Un acierto; y finalmente, hace unos días compré las medias de compresión de la marca más valorada actualmente: Compressport, aconsejado por varios corredores amigos (Javi, Alfredo..) y por infinidad de opiniones en foros especializados. Opté por el color azul. La  primera experiencia con ellas en el entrenamiento del pasado viernes fue muy buena ya que cumple con la función que ha de tener este producto: sujeción y compresión de gemelos y soleo y que al mismo tiempo no impidan correr; es decir, que la sensación sea no tenerlas puestas. 
No hay que esperar otra cosa de estas medias o de otras que no sea la ayuda a evitar lesiones indeseadas en gemelo y soleo y que favorezca la circulación y el retorno venoso sin que sea necesario estrangular tendones y venas. De hecho, su material técnico evita ese estrangulamiento. Es muy importante elegir muy bien la talla, pero no es difícil elegirla, principalmente, en cuanto al grosor del gemelo ya que el largo, siendo importante, es por lo general adaptable a cualquier pantorrilla. Un talla de menos puede provocar estrangulamiento y una de más evitaría cumplir con su función de compresión y sujeción. 
Yo que parezco muchos problemas de gemelos y soleo -sobre todo microrroturas- ya no suelo rodar sin medias de compresión, ni tan siquiera para rodajes cortos y suaves. 

martes, 3 de julio de 2012

A VUELTAS CON LA GESTA DE LA SELECCIÓN, LA SITUACIÓN DEL PAÍS Y OTRAS CUITAS


No quiero aguar la fiesta a nadie ni mucho menos restar importancia a lo que ha hecho la selección de fútbol. Lo conseguido por este grupo de talentosos jugadores, englobados en un par de generaciones irrepetibles, es de un mérito mucho más elevado de lo que ahora se aprecia. Nada de eso cuestiono. Pero sí todo lo demás. Como vino a decir el incisivo Jorge Valdano, el fútbol es lo más importante de las cosas que no tienen importancia.
Que yo decidiera de manera unilateral -como ya escribí- no ver el partido y en su lugar hacer 12 inolvidables kilómetros (por las sensaciones, por la soledad), mitad trail, mitad running, es una opción personal, como respuesta hacia un estado español caduco, trasnochado, corrupto -en todas las instituciones y seguramente en una gran parte de la sociedad-. Lo que ahora me gustaría es contar con la sapiencia, la habilidad lingüística suficiente y la mínima claridad de ideas para exponerlo. Veamos.
Yo pienso que es un todo. Que nada que represente a España está concebido en comportamientos estancos. Que la selección española de fútbol representa al fútbol español, pero que también representa al Estado y es esa la versión que considero tóxica, principalmente, por lo que representa el Estado en sí, en estos momentos, es decir, lo que representa la marca España, tan plagada de corruptelas y deterioro institucional, paro y deuda económica. Al mismo tiempo, igualmente, me parece totalmente erróneo nuestro concepto de las cosas. Con mucha razón hay quién dirá que nada tiene que ver una cosa con la otra; que nada tiene que ver el fútbol con lo que está ocurriendo en nuestro país, y es posible que no le falte razón, o al menos, no le falta razón en un sentido estricto, pero sí en un sentido amplio porque, insisto, nada que represente a España puede ser ajeno al concepto global de Estado. De hecho, ¿por qué, si no, se rompen el culo políticos y miembros de la monarquía por estar presentes en estos eventos? Ese es el argumento principal para defender que el deporte a nivel de selección y el Estado van de la mano. Y eso es lo que me parece nocivo. 
El pasado domingo, 1 de julio, fue un día histórico para España, como lo fue el verano de hace dos años (mundial de Sudáfrica) o el de hace cuatro (Europeo de fútbol de 2008) y en un sentido estricto es motivo de celebración, pero me pregunto ¿hay algo que celebrar?; seré más preciso: ¿hay algo que celebrar estando el país como está y lo que nos está cayendo a los ciudadanos y lo que espera que nos caiga en los próximos meses o años? Curiosamente - y eso me parece triste-, el grueso de los celebradores es gente joven que apenas tienen futuro y ahí estaban desgañitándose, dando gritos de "soy español, español, español" y adorando a unos jóvenes, como ellos, que son multimillonarios -aunque no les culpo: tienen un talento y lo explotan- y viven en una gran burbuja económica y social, favorecidos por un amplio espectro de especuladores y corruptos a su alrededor -y eso es lo podrido, lo criticable-, que así se puede denominar el mundo del fútbol y el dinero que mueve que, además, por las últimas noticias conocidas, no es cumplidor ni con Hacienda ni con la Seguridad Social. Para colmo, los padres de la patria - y lo digo de forma peyorativa - apoyan con su presencia -a cargo de los presupuestos del Estado, eso sí y para su beneficio personal, claro está- este mundo, en vez de estar haciendo los deberes para evitar lo que se nos viene encima, que para eso los elegimos o los colocó la mano sagrada y hereditaria de la institución monárquica. Disculpadme, pero todo eso me parece muy pestilente. Y en respuesta a eso yo, que he sido futbolista muchos años y amante del deporte, decidí no apuntarme a este circo y jurar en arameo para que este país se hunda de una puñetera vez y caiga todo el aparato -metafóricamente hablando, claro, que me empapelan- sobre esta monarquía, cubierta de escándalos financieros y toda esa clase política, judicial e institucional que con sus privilegios y prebendas está hundiendo y pudriendo a este país. Pero, he de admitir que, a excepción de alguna columna de opinión u opinión sin más, mis consideraciones no tuvieron ni tendrán el más mínimo éxito aunque, eso sí, por higiene mental, fuí coherente conmigo mismo -tan incoherente en otras cosas- que es lo que perseguía realmente. 
Por tanto, pasados ya los fastos, que han tenido a este país anestesiado -igual le hacía falta- durante casi un mes, como venía a escribir hoy Lorenzo Silva, pongámonos a ello. Que vienen muchas curvas en el camino por andar y  muchas son mortales, añadiría yo.     

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...