domingo, 28 de abril de 2013

CINE: EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO (USA, 2012)

Con 'El Hobbit' continúa la magia. Me resistí a verla en 3D porque no quería que variara un ápice esa magia que ya me transmitió la trilogía de 'El Señor de los Anillos' y, por suerte, no me ha defraudado en absoluto, si bien hay que decir que, inevitablemente, se ha perdido frescura. Cuando la novedad dejar de serla, la impresión inicial ya no puede ser la misma. Pero aún así lo prefiero. 
Me explico. Prefiero que se pierda frescura a que se opte por un cambio de épica, de imagen, de diálogos, de escenarios. Me sinceraré: yo deseaba que la precuela de 'El Señor de los Anillos' contuviera la misma magia; lo mismo de todo. 
Lógicamente, el bueno de Jackson y su equipo se la han visto y se las han deseado para hacer de un libro mínimo una película de dos horas y media, pero -en mi opinión- ha salido airoso del empeño, porque no era fácil. 
No sé si existen dos equipos totalmente contrapuestos a la hora de apreciar o despreciar las películas de Jackson sobre Tolkien. Si los hubiera, seguramente que cada cual defenderá o criticara lo que se muestra en escena y habrá múltiples interpretaciones sobre la forma de adaptar los libros del autor británico al cine. Particularmente yo pertenezco al equipo de los que aprecian y valoran el tratamiento y adaptación que da el autor neozelandés a las obras de Tolkien. Es más, me autonombro seguidor incondicional, porque ya lo he dicho en más de una ocasión: ningún director de cine podría entender mejor que él el espíritu tolkienano; nadie como él sabee aprecia la poesía y la épica que destilan estos libros; nadie como él sabe trasladar esa poesía y esa épica a la pantalla. Por tanto, hay que considerar una suerte que los productores decidieran en su día encargar a él la dirección de estas películas tan complejas y tan visuales. 

sábado, 27 de abril de 2013

CONTRADICCIÓN (IDEAL 27/4/2013)

¿Quién no se ha sentido alguna vez contradictorio? ¿Quién no ha considerado en alguna ocasión que lo que piensa o siente es contradictorio? Curiosamente, determinados pensadores marxistas aludieron a la contradicción como concepto a la hora de abordar sus planteamientos teóricos. 
De todo eso escribo hoy en Ideal ¿Os lo vais a perder? Podéis leerlo en papel o aquí, vuestro blog:  





CONTRADICCIÓN


'El movimiento mismo es una contradicción' afirmó Engels. Y qué duda cabe que esta frase del pensador alemán encierra mucha verdad. La vida es movimiento y el movimiento es contradicción.
               Las fuerzas del bien y del mal. El yin y el yang, la dualidad de lo existente. Mal iría todo si se dirigiera en una sola dirección. Un mundo unívoco, plano. Un mundo sin perfiles, sin aristas, donde todo es coherente y nada es ambiguo. Sí, la contradicción está muy presente en nuestras vidas; es más, la contradicción conforma nuestra propia existencia.
               Cada día nos movemos en páramos de contradicción donde el caos reina a su antojo, haciendo que la existencia se convierta en una mera brizna de paja a merced del viento. Pero aún así, luchamos a diario contra las fuerzas contradictorias; hacemos de esa lucha un intento de perfección que, en realidad, no existe. Nos gusta cómo escribe alguien, pero odiamos su personalidad; nos embelesa la música de determinados grupos o autores pero excavamos en sus personalidades y sentimos rechazo; no nos gusta el careto del vecino, pero reconocemos que es educado y nada ruidoso; odiamos la caza, pero nuestro mejor amigo es cazador; odiamos los toros, pero miembros de nuestra familia son taurinos confesos; nos gusta el azúcar pero también la sal; el güisqui pero también la leche. Todo es un cúmulo de contradicciones sin remedio.
               La contradicción es como una hiedra que lo va cubriendo todo. Se intenta extirpar, pero eso tan sólo consigue que la fuerza de sus ramas acaben cubriéndolo todo. No hay remedio porque 'el movimiento mismo es una contradicción'. Una especie de contrapeso que rige en las fuerzas naturales, algo así como el día y la noche que son, tal vez, los ejemplos más claros de contradicción que se conocen. Pero difícilmente se podría explicar el día sin noche ni la noche sin día.           
               Si trasladamos esa misma contradicción al ser y sus circunstancias, comprobamos que nada podría resultar tan contradictorio como el ser mismo. Existen contradicciones vanas y contradicciones vitales. Las primeras no implican riesgo ni son nocivas (dudar acerca de qué coche comprar, qué camisa ponerse), pero, curiosamente, se nos va la vida en ellas. Están tan presentes en nuestra existencia que consideramos que son importantes, pero no lo son. Sin embargo, las contradicciones vitales -que son las importantes- se suelen postergar. Están ahí tan recónditas que ni siquiera son percibidas, a pesar de que nos permiten caminar cada día y nos sacuden el alma; forman parte del movimiento y sin éste nada somos. En la inmovilidad, por su propia naturaleza, no cabe la contradicción. De ahí que los grandes pensadores como el citado Engels y el mismo Karl Marx, entre otros, a la hora de abordar sus teorías, que pretendían sentar las bases del cambio social y económico del mundo, tuvieran muy presente en sus obras el concepto de la contradicción como antídoto contra el inmovilismo.  


(PERO, NO DEJÉIS DE VISITAR LA ENTRADA ANTERIOR SOBRE LA PRUEBA DEL PADRE MARCELINO)


viernes, 26 de abril de 2013

Voy flojo para la prueba del 'Padre Marcelino' del próximo domingo. Pero no pensaba fuera a ir más fuerte. En absoluto. 
Cuando sales de una lesión, suele ocurrir. Luego, llega el día a día y algunos problemas para encontrar espacio temporal o ganas para entrenar. El resultado es poquísimo entrenamiento y alguna lucha contra la báscula, que son conceptos que van mu unidos para los corredores. Aún así, la prueba en sí es un excelente ejercicio de calidad porque te dejas llevar por las circunstancias, por la marea humana y por las calles de la ciudad. Vas fuerte. Mucho más que en un entrenamiento rutinario. 
No obstante, rodaré el sábado por la mañana, no más de nueve o diez kilómetros para adecuar un poco el tono muscular e intentaré disfrutar de la prueba, que es de lo que se trata. 
No corrí la edición del año pasado -no recuerdo por qué- pero sí la del 2011, por lo que dejo aquí el enlace de la crónica de aquel año, que siempre podrá venir bien a alguien.  Aconsejo leerla; porque a mí mismo me ha venido bien hacerlo. Suerte a todos y nos vemos en las calles de Granada.

PRUEBA PADRE MARCELINO 2011 

miércoles, 24 de abril de 2013

SAUCONY POWERGRID TRIUMPH 9: PRIMER TEST


Doce kilómetros han bastado para poder emitir un breve veredicto sobre el comportamiento de la que es, probablemente, una de las mejoras zapatillas del mercado: Saucony PowerGrid Triumph -la versión 9, en este caso-, tope de gama de la firma norteamericana. Pero no voy a referirme aquí a conceptos técnicos; esos son muy fácil de consultar en cualquier página especializada de Internet. Me referiré a mi primera experiencia con ella, que es lo que cuenta.
A primera vista -como indicaba en la entrada anterior- sorprende su perfil de talón 'bajo'. Esperas encontrar un talón más alto, ya que se trata de una zapatilla de horma neutra fuertemente amortiguada, pensada para corredores de peso medio y alto. Pero inmediatamente compruebas el motivo que ha llevado a Saucony a esa solución. Se trata de una solución sencilla pero muy ocurrente. Con la idea de que el corredor talonee lo menos posible y sea más eficaz su zancada, se ha dispuesto una buena parte de la amortiguación del talón 'incrustada' en la parte superior del mismo, en la parte no visible. De esa manera la parte del talón visible es más pequeña -para evitar el taloneo excesivo-, siendo la amortiguación igual de eficiente. Para imaginar gráficamente esta solución, pensemos en un iceberg, pero a la inversa. 
Esa solución técnica viene de perlas, no sólo para talonear mucho menos, sino para evitar ese molesto e ineficaz taloneo en las subidas, que provoca en el corredor un esfuerzo mayor al usar el talón como impulso, cuando tendría que ser la zona del antepié la que impulsara la zancada y poder subir de manera más efectiva. Lo comentábamos Juan Carlos y yo en la pronunciada subida de la zona de 'Los Cortijos' en dirección a Caparacena. Hemos detectado que la subida era mucho más técnica al no existir apenas taloneo, así como más solvente.
Otro aspecto que es muy apreciable es el poco peso -tan sólo 309 gramos- de la zapatilla para la enorme amortiguación que tiene. Realmente se experimenta una sensación muy agradable al apreciar tan fuerte amortiguación a pesar de sentirla tan ligera. La amortiguación es también fabulosa en la zona del antepié.
Otro aspecto a destacar es la transición perfecta entre el antepié y el talón. No ocurre así en otras zapatillas, en las que observas una mayor torpeza en esa transición, provocando a veces algún desagradable doblez en la zona de los cordones. No es así en esta zapatilla. 
Por cierto, es fenomenal el cordonaje que trae esta zapatilla. Su cordón plano da la sensación que jamás se va a desatar. 
Por tanto, he de decir que su adquisición ha merecido la pena y a un precio más que competitivo.

martes, 23 de abril de 2013

ERAN NECESARIAS

Si de lo que se trata es de hacer un buen número de kilómetros en primavera y en verano eran necesarias. Son de sobra conocidas por cualquier corredor de fondo que se precie y no necesitan apenas presentación; pero aún así las presento: 




Se trata de la versión 9 de las ya míticas Saucony PowerGrid Triumph, la gama alta de la firma americana, probablemente una de las zapas que menos defraude a propios y a extraños. Recién llegadas de la Pérfida Albión. 
Tuve hace unos años la Triumph 4, y después la versión 7, de idéntico color a las que ahora he adquirido, si bien Saucony ha ido versionándola y mejorándola (ahora acaba de salir la versión 10)  hasta conseguir hacer una zapatilla neutra prácticamente perfecta. Y gracias a que con éstas me fue muy bien, he vuelto a confiar en este modelo.
Se comenta que Saucony se ha inspirado en la que se dice fue su mejor versión -la 4- y a partir de ella ha construido la 9, apreciándose a primera vista -aún no he corrido con ella- su talón más estilizado y algo más bajo para evitar un taloneo excesivo, al tiempo que asegura una mejor amortiguación porque como es propio en la alta gama de todas las marcas, la amortiguación está muy cuidada. 
También se han esmerado mucho en la amortiguación del antepié y han mostrado mucho  interés en los corredores que suelan utilizar plantillas para correr, al ofrecer una horma generosa y lo suficientemente amplia para que entre cualquier tipo de plantilla. Todo en ella inspira confianza y una depurada técnica, no se deja nada a la improvisación.
Al parecer -ya digo, aún no las he probado- su amortiguación no es tan dura como la de las versiones anteriores, sin que eso significa que pierda un ápice de efectividad,  lo que hace de esta zapatilla un modelo idóneo para corredores neutros y supinadores leves que pesen entre 70 y 100 kilogramos de peso. En mi caso, que estoy en torno al peso medio, se convierte en una zapatilla ideal para rodar en los entrenos a ritmos inferiores a los 5' el mil o, incluso, a ritmos inferiores de 4'30'' el mil en competición. Rodar por encima de los 5' el mil tampoco se convierte en un problema para esta zapatilla.
Dudé entre ésta y la nueva versión de la Ride. Poseo la Ride 3, que es una zapatilla excelente; ideal para series, competición hasta media maratón y rodajes rápidos. Sin embargo, hay que decir que cuando se superan los 50 kilómetros a la semana, el cuerpo y las piernas piden algo más amortiguado. Tengo, recién entrenadas la Supernova Glide 3, algo más idónea para altos kilometrajes que la Ride 3, pero aún así, para una mayor carga de kilómetros es mucho más efectiva y fiable la recién adquirida.
Insisto siempre a quien me pregunta y me pide opinión que opten siempre por una buena amortiguación. Al menos una amortiguación idónea para su peso corporal y que no se dejen impresionar por las voladoras que es un concepto de zapatilla para corredores muy concretos: gente con muy poco peso y que rueden a ritmos por debajo de los 4 el mil en competición. Además, es muy importante también que siempre posean varios pares de zapatillas, porque sólo de esa forma se puede optar por zapatillas algo más ligeras para entrenamientos de calidad o competición, por la sencilla razón de que en ambos casos se trata de sesiones aisladas  -no diarias- y por lo general con poca carga de kilómetros. En cambio para el trabajo más rutinario y más o menos diario, nada como una buena amortiguación que nos proteja de las temidas lesiones.

También ha sido 'agraciado' con otro par de Triumph 9 Juan Carlos, mi último compañero de 'correrías'. Él, fanático de las Nimbus, confió en mi criterio y creo que no le voy a defraudar. Mañana o pasado lo veremos.           

lunes, 22 de abril de 2013

UNA VISITA A LOS RESTOS ARQUEOLÓGICOS DE 'EL CERRO DE LOS INFANTES' -PINOS PUENTE-


La visita a las muy escasas ruinas de lo que se documenta como  necrópois y -posteriormente- municipium 'ibero-romano' de Ilurco se ha hecho esperar, pero al final se ha producido. 
Era una 'excursión' que le tenía prometida al profesor y escritor granadino José Luis Serrano -autor de Zawí- y que por fin tras diversos aplazamientos hemos podido llevar a cabo este domingo pasado. 
Poca gente que haya nacido en Pinos Puente no conoce, física o a través de testimonio indirecto, lo que guarda el conocido como 'Cerro de los Infantes' (ver mi entrada sobre esta zona), y son muchas las personas que han encontrado monedas, restos de cerámica e incluso algún exvoto íbero que otro. Pero era necesario visitar la zona con cierto conocimiento de lo que podríamos encontrarnos allí, de acuerdo con las prospecciones arqueológicas -pocas e incompletas- que han llevado a cabo arqueólogos en épocas pasadas. 
Probablemente no era la mejor época, porque ha llovido mucho este pasado invierno y en el comienzo de la primavera, de manera que el follaje era inmenso, pero aún así, ambos hemos conseguido ascender a lo conocido como 'corona', lugar en el que se estima podía estar construida la fortaleza militar, el 'oppidum' ibérico, el cual pudo servir para que Roma pusiera allí su impronta en forma de fortaleza  y posteriormente la civilización islámica en forma de alcazaba. Que se sepa, nunca fue fortaleza cristiana. 



Hemos podido ver tenues restos de murallas y unos escalones bien construidos sobre los restos en roca de la misma, que según las inscripciones (1937) debieron ser utilizados por los soldados de la zona republicana durante la Guerra Civil española.



Ya en la meseta que conforma la 'corona' -con unas impresionantes vistas a la Vega y a los Montes Orientales- hemos podido ver lo que se estima una poza grande utilizada para tintar tejidos de posible estructura fenicia, según los expertos. 
En la zona de bajada, en una especie de valle pequeño es posible ver restos de muralla (de posible procedencia íbera), la cual ha sido prácticamente destruida por una antigua construcción vulgar de una vivienda de una sola planta. 


Como comentábamos José Luis y yo, seguramente habría mucho por descubrir si existiera la voluntad de iniciar nuevas prospecciones arqueológicas, algo que es factible que se haga en cualquier momento gracias a que la zona está legalmente protegida y reconocida. 


Desde lo alto de la 'corona' es fácil otear todo el horizonte en un ángulo de 360 grados sin problema alguno, que es el fin que se pretendía cuando se construyó el 'oppidum'. Incluso, sería posible visualizar la probable fortaleza en alto que seguramente presidía la probable antigua ciudad de Ilibiris, junto a la población de Atarfe, dato que podría ser nada relevante para los poblados íberos, ya que éstos extendían su 'soberanía' tan sólo a su población. No había concepto de Estado. 
En los momentos en el que follaje nos llegaba hasta la cintura, no pude evitar pensar en la presencia de la víbora hocicuda, comunes en esta zona (en toda España, excepto en el norte) según los testimonios que siempre he escuchado y que ambos hemos comentado. Además, en primavera comienzan su ciclo de celo y es cuando se ciernen más peligrosas, a pesar de que su veneno, al parecer, no es tan tóxico como el del resto de las víboras. Por suerte no nos hemos topado con ninguna. He preferido alejar ese pensamiento y centrarme en los restos, como es fácil deducir.    

domingo, 21 de abril de 2013

BUSCANDO LA FORMA

Son ya más de 70 kilómetros los recorridos desde que comencé a correr tras la lesión, pero aún no está olvidada. Mal haríamos si ninguneáramos las lesiones, si las olvidáramos para siempre. Tampoco se trata de vivir obsesionados con la última lesión, pero es inevitable que cualquier escaramuza en la zona lesionada, cualquier tenue dolor, cualquier leve pinchazo provoca alarma. 
Ando buscando la forma a paso firme. Por lo pronto, la prudencia conlleva la progresividad en los entrenos, tanto en kilómetros como en ritmos. Nada de calidad -por supuesto-, ni rodajes rápidos, procurando mezclar terrenos asfaltados con otros terrenosos. Además, procuro calzarme las zapas menos gastadas por los kilómetros, para asegurar la mayor amortiguación posible (por supuesto, no creo en el run free o como se llame esa nueva tendencia, pero sí es muy beneficiosos andar descalzo por la playa o por el césped). 

Esta semana pasada ha sido escasa en rodajes. No más de 35 kilómetros repartidos en tres salidas, pero éstas han sido buenas en sensaciones y en progresividad. 
Comencé el pasado miércoles con un rodaje urbano de 10 kilómetros a un ritmo medio de 5'07'' el mil. Las sensaciones no fueron las mejores, porque aún encontraba las piernas algo cansadas por las rampas de Alhama, pero el objetivo era rodar y no otro.
El jueves con fuerte calor, Juan Carlos Álvarez -asiduo del Circuito provincial también- y yo llevamos a cabo un bonito rodaje, sumergiéndonos por la Vega más auténtica, pasando por terrenos de los municipios de Pinos Puente, Santa Fé y Fuente Vaqueros. Fue un rodaje tranquilo de 13,5 kilómetros y medio a un ritmo de 5'33'' el mil; y el sábado salí a rodar sólo 10,5 kilómetros a un ritmo algo más exigente -5' el mil- encontrando en este último rodaje mejores sensaciones que los dos rodajes anteriores. Por tanto, esa planificación progresiva va funcionando perfectamente. 
El próximo domingo habrá una prueba rápida: la del Padre Marcelino. Se trata de un circuito totalmente urbano de 10 kilómetros homologados y su perfil es llano. Por tanto, si consigo entrenar bien durante la semana y continuo con esa progresividad podría atreverme a rodar a 4'30'' el mil, aunque será la carrera la que me ponga -nos ponga- en nuestro sitio. Para tal fin tendría que rodar en alguno de los entrenos a 4'50'' el mil durante 12 kilómetros. Si lo consigo, no creo que tenga problemas para rodar el domingo al ritmo indicado.       
Y pensar que ese domingo tendrá que estar en el Maratón de Madrid, de acuerdo con mis planes de principios de año.

viernes, 19 de abril de 2013

MÚSICA: DREAM THEATER (USA)

¿Quién no ha disfrutado con el metal progresivo de Dream Theater, una banda estadounidense que muchos consideramos de culto. Son unos intérpretes excelentes. Es más, yo diría que geniales. Porque pocas veces surge una banda con esa conjunción de talento en todos sus miembros (tanto los presentes como los antiguos). Llevar casi 30 años de forma ininterrumpida en la música ya de por sí es algo encomiable, pero seguir siendo fieles a su exquisito estilo es ya algo único. Un estilo que en algunos trabajos se ha decantado por el metal progresivo, pero en otros ha habido irrupciones de rock progresivo, existiendo entre ambos una tenue frontera, en ocasiones, imperceptible en estos virtuosos de la música.
Suelen utilizar guitarra eléctrica, bajo eléctrico, un portentoso teclado y una portentosa batería. Su actual vocalista, el canadiense James LaBrie, sólo se dedica en exclusiva a la voz y su estilo hace que se identifique inmediatamente a la banda. También hacen coros algunos de sus miembros. Es muy identificable la guitarra eléctrica y el bajo; pero es baldío aquí hablar de identificaciones porque todos y cada uno de los miembros de la banda aportan su estilo propio, que a la vez, en suma, generan ese inconfundible sonido de Dream Theater. Lamenté mucho no poder verles en directo cuando hace algunos años actuaron en Atarfe (Granada).
Hay que escucharles porque de hacerlo de manera frecuente -a mí me ocurrió- se convertirán en imprescindibles en tu discoteca. Aquí les vemos en un directo en 2006.

       
  

miércoles, 17 de abril de 2013

EL MUSEO DE CERA ACABARÁ CERRANDO

Acabará sucumbiendo a un ERE (que no se entere Griñán) a este ritmo. O eso o crear una sala de corrupción que puede ser algo muy molón y con mucho futuro. Imaginénse a los abueletes del Imserso de la provincia de Albacete en fila india dirigirse a ver al Urdanga, al otro yernísimo (el del patinete -¿cómo se llamaba?-) a la Pantoja, después de visitar a su paisano Iniesta, expectantes por ver al yerno listorro y a la tonadillera. 
No sería mala idea. Un amigo decía que hay que hacer negocio de lo que se tenga. Proponía cosas tan pintorescas como crear escenas ficticias de bandoleros en Andalucía -como con los western en Tabernas-, pero que los protagonistas fueran los políticos de la Junta. Algo así podría hacerse en el Museo de Cera, propongo. 
Porque no cabe duda que alguna sombra de preocupación ya estará rondando entre los trabajadores del mediático museo madrileño, que observan con inquietud cómo cada día hay más huecos en las salas, siendo lo preocupante que no se trata de huecos que pasen desapercibidos, todo lo contrario. 
También sería buena idea - si no prospera la sala de la corrupción, que así la vamos a bautizar-, crear una especie de sala de los sablazos al dinero público, con explicaciones muy precisas y documentadas acerca de la pericia de la versión humana de los muñecos de cera a la hora de extorsionar, blanquear, robar, mangonear o enviar fondos a paraísos fiscales. Eso quedaría la mar de didáctico. 
Por tanto, trabajadores del Museo de Cera, si por un casual leéis ésto, haced el favor de plagiarme la idea e ir pensando en lo que escribo, que a este ritmo quedará Iniesta, Casillas y pocos más. Y gracias a que a los futbolistas se les deja en paz, que para eso son nuestros héroes campeones del mundo mundial.   

martes, 16 de abril de 2013

SOBRE REDES SOCIALES Y LA AFICIÓN DE ESCRIBIR

Dicen las afiladas lenguas cibernéticas que a quienes nos gusta escribir creamos un blog; y al que le gusta menos, se conforma con tuitear. Sin embargo, mucha gente -entre los que me incluyo- posee un blog y una cuenta de Twitter. Pero para quien esto susbribe no hay color: prefiero el blog. 
A pesar de que escribir en esta pantalla en blanco (vosotros veis un texto más o menos largo; más o menos coñazo; más o menos interesante, pero quienes escribimos un blog nos enfrentamos a una pantalla en blanco casi a diario) y en ocasiones no tenemos ni idea qué contar; es más, hay que hacer filigranas para no repetirse. Pero nos gusta escribir, me gusta escribir. A pesar de que en ocasiones no tenga ni idea de quién hay al otro lado; es más, escribir con la casi seguridad de que al otro lado, en muchas ocasiones, no hay nadie. Pero escribir -qué duda cabe- es un ejercicio individual y siempre es mejor escribir sin considerar quién te pueda estar leyendo. Esa es la humildad inherente a este ejercicio, algo muy similar a lo que supone correr. Cuando escribes cabe la posibilidad que nadie te lea; y cuando corres existe la casi absoluta certeza que no ganarás nada y, sin embargo, subes rampas, bajas cuestas,  atraviesas caminos y carreteras, a pesar de tener la certeza de tu mismidad y el cierto onanismo que comporta devorar kilómetros en soledad.  
Pero volviendo a lo de las redes sociales. Hace no mucho creé una cuenta de Twitter (básicamente para comunicar lo que escribo en el blog) y enseguida comprendí que este tipo de cuentas son almas de doble filo. Por lo pronto, son grandes devoradoras del tiempo si no utilizas bien la cabeza. Y eso ocurre, porque la obsesión de tener seguidores puede conllevar que tu sigas a gente que jamás vas a leer. E, igualmente, ellos te siguen a pesar de que jamás te van a leer. En cambio, hay gente muy mediática -futbolistas, cantantes, famosos en general-, que les cuesta escribir los 140 caracteres que creo te ofrecen y, sin embargo, tienen millones de seguidores. No por lo que digan sino por lo que representan, por su imagen catódica y mediática. Por tanto, Twitter, Facebook o tras redes sociales similares, simbolizan muy bien lo frívola que es y lo enferma que está nuestra sociedad: no interesa leer ni la calidad o interés de lo que se diga, sino quién lo diga (estoy seguro que si Sergio Ramos -uno de los peloteros más activos y con más seguidores- cuenta que acaba de salir del baño, eso se convierte en un fenómeno social; así somos). Por tanto, cada cual tiene que utilizar estas herramientas de acuerdo con sus intereses y su personalidad. A mí me interesa de Twitter -por ejemplo-, no que me sigan (que seguramente lo harían y la mayoría no me leerán) o yo seguir a otros (a los que no leeré), sino descubrir páginas, blog y gente que escribe y hace cosas interesantes. Por ejemplo, me interesa mucho la tecnología de las comunicaciones y sigo blogs y páginas sobre estos asuntos; e, igualmente, me interesa la cultura y los libros, el sonido y la música, las cosas relacionadas con el correr, la nutrición, y un largo etcétera  y hago lo propio. Porque resulta que Twitter es muy útil como herramienta para descubrir cosas interesantes, que no es posible hacerlo meramente navegando, porque te pierdes.  
Por su parte, escribir un blog es otra cosa muy distinta. Insisto en que escribes porque te gusta hacerlo pero, en ocasiones -las que más- te sientes atravesando el desierto y la soledad es absoluta. Escribes entradas y el contador de comentarios se queda a cero y le salen telarañas; sabes que alguien te lee por ahí, pero tampoco estás completamente seguro, a pesar de que el contador de visitas insista en que sí.  Pero aún así es algo interesante porque conlleva la misma  soledad a escribir un relato, una novela o un artículo periodístico, cosas que publicas y que, realmente, no sabes el número de lectores que tendrán. Y suerte que Granada no es una ciudad excesivamente grande y siempre obtienes un reflejo de lo que has escrito, por una vía o por otra. Porque no hay que negar que toda persona que escribe, a pesar de que lo haga en soledad y sea una tarea solitaria, necesita saber que tiene lectores ¿Algo de vanidad? Sí, sin duda.     

domingo, 14 de abril de 2013

XXIV PREMIO DE FONDO 'COMARCA DE ALHAMA' (14/4/2013)

Alhama de Granada, es un pueblo alto. Está a 895 metros sobre el nivel del mar; es decir, que es 157 metros más elevada que Granada. Y alta es su iglesia mayor, de estilo renacentista con decoración barroca, del siglo XVI. Pero aún así, la serpiente multicolor -que es un argot prestado del ciclismo- en que se han convertido las carreras populares, puede ver el tejado de esa iglesia. No me estoy refiriendo en estas primeras líneas a latitudes ni alturas, ni tampoco a monumentos, estoy intentando situar al lector -sobre todo al ajeno- sobre las fuertes subidas a las que se enfrenta el corredor en este histórico y vistoso pueblo del Temple granadino. 
Además, Alhama está lejos; a nadie le coge cerca. Es un pueblo estratégicamente situado por las distintas civilizaciones que lo han ido poblando y, aún hoy, en pleno siglo XXI, los accesos son malos. No me estoy refiriendo a su situación histórica y geográfica sino al importante esfuerzo que ha de hacer cada corredor para acudir allí, con independencia del rincón de Granada de donde proceda (o de la provincia de Málaga, porque a muchos de por allí he visto, ya que es tierra fronteriza con esta provincia; de otras provincias ya ni hablamos). 
Esfuerzo para acudir y esfuerzo para subir. Es el precio por enfriar esta pasión desenfrenada por correr y participar en pruebas de competición. 
Recuerdo que hubo años en los que acudíamos a Alhama unos muy pocos cientos, ahora son muchos los cientos. En esos años, se contemplaba un delgadísima línea que subía a paso continuo por esas rampas; ahora es una serpiente multicolor, como antes decía. Es la victoria del cuerpo sobre la materia; el ejercicio versus colesterol; el triunfo de las masas sobre la minoría. No obstante, jamás he visto tanta gente andando por esas rampas. Es lo que tiene: el deporte popular llega a todos -debe llegar a todos-, pero también se paga.

Y yo también he vuelto. Siempre vuelvo en esta carrera.
La cosa viene funcionando más o menos así: corro la primera de Armilla, me lesiono y ya no vuelvo hasta Alhama. Es un estricto código que últimamente está llevando a cabo mi organismo, que ya no suele volver a llamar la atención hasta comienzos del siguiente año. Si así lo quiere él, así lo admito yo. 
Pero reconozco que correr con prevención tiene sus ventajas. Te pones en el furgón de cola y no te preocupas de nada más que de seguir la estela de la serpiente. Si tus piernas te lo piden, las estiras y las alzas más; si no te lo piden te dejas llevar. Así de fácil.
Ese correr con prevención te impide sufrir menos también, porque en dos meses de parón se gana en prevención pero no se pierde mucha forma anaeróbica. Y no niego que así da gusto correr. Sufres lo justo; y lo justo es sufrir poco cuando estás recién recuperado. 
Además, es la mejor forma de reconciliarte con la carretera y con las pruebas populares. La mejor forma de saborear el suave elixir del deporte popular. Poder decir cuando has acabado tu prueba: he estado ahí y he disfrutado. La mejor forma de encontrar las sensaciones y las ganas para la próxima. 
Por cierto, feliz ocurrencia de ofrecer una camiseta técnica (excelente, por cierto). Si no me equivoco es la primera ocasión en que se desechan aquellas ásperas camisetas de algodón. Lo siento por el polvo de los muebles.

ACTUALIZACIÓN

http://paper.li/donzurreon/1355067670#!sports

sábado, 13 de abril de 2013

ALHAMA, DE NUEVO


El año pasado la prueba de Alhama se celebró en idénticas fechas a las de este año, pero hizo un frío bestial y había llovido profusamente los días anteriores -no recuerdo si lo hizo durante el recorrido; creo que no-. Sin embargo, en la edición de este año, si el tiempo no lo remedia, las temibles rampas habrán de ser subidas con calor. Para muchos corredores es mejor así, pero yo lo tengo claro: prefiero el frío y la lluvia, aunque no el viento.

Y el destino ha querido que vuelva a recomenzar de nuevo en esta prueba. El año pasado fue exactamente igual: corrí la primera prueba de Armilla y ya no me reincorporé hasta la prueba de Alhama. Como ocurría en 'Atrapado en el tiempo', se vuelve a repetir la historia. 
Lo importante, sin embargo, es poder concluir la prueba con buenas sensaciones y sin problemas musculares a un ritmo lo más suave posible, saliendo en el furgón de cola, como es apreciable en la fotografía que el año pasado tuvo a bien hacernos Paqui a Roberto y a un servidor.
Pues nada, si alguien quiere 'torturarse' con la película de la carrera del año anterior, no tiene más que pinchar aquí 
Por lo demás, suerte a quien vaya a correr en tan bonita tierra. Nos vemos en la ruta.

jueves, 11 de abril de 2013

REGRESO A LOS CAMINOS (OTRA VEZ)


Regresar a los caminos y retirarse. Dos caras de una misma moneda. El Yin y el Yang. Una parte importante de la 'Biblia' del corredor. 
Casi dos meses refugiado, esperando a que cierre la microrotura fibrilar en el gemelo interno izquierdo. Dos meses de paciencia hagiográfica, alternando las largas caminatas, con la MTB, las sesiones de elongamiento, las sesiones de abdominales, las sesiones de fisio. O sea, nada ocioso. Porque de lo que se trata es de hacer todo lo posible para comenzar a correr de nuevo. Y sí, ya estoy corriendo de nuevo. Cuatro sesiones suaves ya cumplidas, con un total de 36 kilómetros -el último con mi compañero de trabajo Juan Carlos Alvarez, por la zona del Pantano del Cubillas-. Y todo bien. Bastante bien. 
Y de cada sesión saco consecuencias positivas y nuevas experiencias; de cada lesión aprendo. Principalmente, intento aprender a no lesionarme de la misma manera; a afinar una vez más el oído para escuchar al cuerpo, a no forzar cuando se enciende alguna luz roja, a aprender a entrenar descansando, a admitir que el cuerpo -como las máquinas- se desgasta por el mero paso del tiempo y la actividad. Y un largo etcétera. Hay que cuidarse al máximo, hay que prevenir.
De esta nueva etapa, además, me he interesado por las nuevas tecnologías que la industria de la fisioterapia pone a nuestra disposición. Información que adquieres cuando acudes a las sesiones de fisioterapia, aparatos que ves, por los que preguntas y sobre los que descubres que también el mercado dispone de ellos para el ámbito doméstico.

A lo ya adquirido hace tiempo -electroestimulador Compex- como ya anuncié aquí, se une una lámpara infrarrojos, que debería de estar en la casa de todo corredor. La luz de infrarrojos ayuda a la recuperación; una vez aplicada la crioterapia inicial, el efecto calor de este tipo de foco, ayuda a acelerar la recuperación, toda vez que la alta temperatura provoca una penetración a través del tejido de la piel produciendo, entre otros muchos, un efecto anticontracturante y ayudando a bajar la inflamación si la hay; además produce un mayor y mejor crecimiento celular. 
Lógicamente, hay que tomar medidas en la aplicación local, pero todas las lámparas -que además son económicas- vienen con las instrucciones precisas para su uso, que es fácil y cómodo. 

También he adquirido algo más sofisticado y que está comenzando a penetrar en el ámbito doméstico. Se trata de un aparato de ultrasonidos portátil. Lo suelen usar mucho los fisios en las lesiones y es muy efectivo para una enorme cantidad de dolencias y lesiones, que van desde la ciática hasta las contracturas, pasando por la tendinitis, epicondolitis, lumbalgia, artrosis y un largo etcétera. También tiene programas relacionados con la estética y el cuidado de la piel, pertenecientes al moderno campo de la cavitación. Es un producto, aún, algo caro. Lógicamente bajará de precio cuando forme parte de la electrónica de consumo, pero eso no es probable que ocurra en mucho tiempo, como no está ocurriendo con los electroestimuladores de calidad.        
Lógicamente, no pretendo montar en mi domicilio una consultar de fisioterapia, entre otras cosas porque no poseo esa titulación y tengo otra profesión muy distinta; ni tan siquiera una de quiromasaje. Además, hay excelentes fisios que hacen su trabajo muy bien (¡qué haríamos sin ellos!). 
Tampoco sustituir las seguras sesiones de fisio que tendré que asumir en el futuro, nada de eso, pero sí procurar una prevención y una más pronta recuperación si vuelvo a lesionarme, que seguramente ocurrirá tarde o temprano. 
La tecnología doméstica al servicio del corredor aficionado. Y eso suena bien.    

martes, 9 de abril de 2013

SEGUIMOS CIEGOS ANTE LA MONARQUÍA ESPAÑOLA.

Cuando yo comencé a escribir -en otros lugares donde publico o he publicado no lo he tenido tan fácil- aquí críticamente sobre la Casa Real española, muchos entendieron que estaba obsesionado o que imaginaba cosas o, incluso, que era un republicano convencido. Años después se comienzan a cumplir esas cosas que sólo unos pocos sospechábamos que pasarían. Cosas que estaban ahí a la vista de todos, pero que nadie quería ver. Unos porque no estaban los suficientemente informados o no querían informarse; otros porque le habían inyectado litros de glucemia a base de ver programas del corazón;  otros porque consideraban que la Monarquía representaba la estabilidad sin saber bien lo que decían; otros porque habían vivido la guerra y consideraban que habría que olvidar todo lo que sonara a República; y los que más, porque no han tenido el suficientemente sentido crítico ante esta familia que ha hecho lo que le ha dado en gana, auspiciados por el vergonzoso pacto de silencio de los medios de comunicación, el compadreo político, los silenciosos y discretos y los complacientes, muchos de los cuáles vivían, o creían vivir del prestigio de la Corona en España y fuera de nuestras fronteras. En suma, unos en menor medida que otros, todos somos responsables. Todos hemos alimentado al monstruo y ahora muchos salen con antorchas incendiarias en la noche oscura.
Hemos mirado hacia otro lado y ahora nos rasgamos las vestiduras y aludimos a crisis institucional, crisis de Estado o cosas por el estilo. Hubiera bastado con más seriedad, más denuncia, más crítica, más transparencia institucional y económica; y sobre todo más democracia. Pero hubiera sido mucho mejor que con anterioridad a la aprobación de la Constitución de 1978 hubiéramos podido decidir sobre qué forma política de Estado queríamos y no que la monarquía entrara en el paquete institucional sabiendo, como sabíamos, que había sido la decisión de Franco y no la del pueblo español que pretendía ser democrático. 
Pero nada de eso ha habido en este decadente y podrido país porque es costumbre nacional, desde siempre, que las cosas lleguen hasta niveles insostenibles y, finalmente, darnos el batacazo para comenzar de nuevo. 
Sin embargo, seguimos sin escarmentar. Hay más datos que nunca sobre a qué juego han estado jugando los Borbones desde siempre y seguimos dando palos de ciegos. Hemos tenido que soportar los múltiples devaneos del Rey a todos los niveles, los negocios de su yerno -que supuestamente podrían apuntar a la misma Casa Real, al tiempo-, la imputación de la Infanta, el parasitismo de la familia del Rey y de la Reina y, últimamente, el patrimonio del monarca. Pero nada de eso nos saca de nuestra ceguera. 
El país se desangra económicamente, el futuro de jóvenes y no tan jóvenes se escapa y aún soportamos que toda esta gente siga siendo mantenida con nuestros impuestos, apoyados por los políticos y sin dar muestras de la menor autocrítica, austeridad o transparencia. Eso sólo pasa en nuestro país y, en verdad, es probable que nos lo merezcamos por crédulos y sumisos.          
   

lunes, 8 de abril de 2013

MANUAL DEL BUEN JEFE Y DEL BUEN SUBORDINADO (IDEAL 8/4/2013)


¿Quien no ha sufrido o ha odiado la relación laboral en la que se encuentra? Un mundo complejo. Turbio a veces, en realidad, como bien dice mi Alter, Jesús Lens, en un tuiter: 'Cuando el ámbito laboral se convierte en una jungla..'. De todo eso y de mucho más escribo en este artículo que me publica hoy el diario Ideal de Granada, con edición en la Costa, Almería y Jaén. Aquí lo tenéis reproducido, por si no habéis podido leerlo en formato papel.  

Y lo mejor de todo es que este artículo me lo ha inspirado un mal jefe del que me han hablado o vivido, nunca se sabe. 

MANUAL DEL BUEN JEFE Y DEL BUEN SUBORDINADO

   El mundo laboral está lleno de malos jefes y malos subordinados. De malos profesionales en definitiva. Pero el mundo es imperfecto y en ocasiones los papeles están invertidos: donde dice jefe debería decir subordinado y viceversa. O Sencillamente no debe decir nada.
    El manual del buen jefe y del buen subordinado aún no está escrito,  pero para mí tengo que jamás se escribirá porque es complejo, cambiante y, en ocasiones, inasible. Ni siquiera con pinzas.
   Busquemos en el interior de nuestras experiencias y en las de otros y tan sólo encontraremos despropósitos. Jefes que pierden los papeles y transportan al despacho sus fobias, frustraciones, carencias sexuales, miedos e inseguridades personales, convirtiendo el ambiente laboral en una torticera consulta psiquiátrica experimental. O sea, poder mal entendido. En el otro extremo, subordinados aterrados ante el cotidiano espectáculo del juego de sombras y conspiraciones en que se ha convertido la oficina o el centro de trabajo. O sea, sumisión enfermiza.
            Luego, ¿de qué cualidades carecen ambas partes para que se produzca tanto despropósito? Si lo supiera, comenzaría a escribir mañana mismo ese manual pendiente, pero mucho me temo que existe una grave carencia de cualidades innatas y adquiridas porque no todo el mundo vale para las mismas cosas, aunque no lo sepa. Y en la historia de la humanidad, como en la Ley de Murphy, todo suele salir justo al revés de lo previsto, si es que algo positivo brota de ese cúmulo de interacciones fallidas que siempre han sido las relaciones sociales, y no digamos las laborales.
            Ocurre que en la amplia amalgama de las relaciones laborales han de encajar muchas piezas para que, en un espacio de tiempo amplio y en un ámbito físico concreto, todo salga a pedir de boca. Que las frustraciones de los sujetos no se confundan con el rendimiento laboral, que la libido de ambos sexos no enturbie el trato profesional, que las ambiciones legítimas no se mezclen con la ilegítimas, que la jerarquía no se equipare con el respeto humano, que la valoración de la pericia y el rendimiento que posee el jefe sobre el subordinado -o viceversa- no se inmiscuya en la valoración personal del otro, que las limitaciones de unos no se conviertan en el tormento de otros. Muchos requisitos necesarios, me temo, para que el engranaje de las relaciones laborales ruede por vías no chirriantes. Casi como hablar de la hipótesis de la existencia de un mundo perfecto.
            Y qué duda cabe que detrás de todas esas disfunciones se encuentran las bases de más de una teoría que sirva para explicar todas las clases de acoso laboral y sus derivaciones, algo tan atávico como la existencia de la humanidad misma.      

@jafloresvera

domingo, 7 de abril de 2013

CINE: LA VIDA DE PI (USA, 2012)

'La vida de Pi', es de ese tipo de películas que enamoran. Lo onírico y lo fantástico, bien tejidos, a la fuerza tienen que hacerlo. Muchas de sus imágenes nacieron para el 3D -quien la ha visto en ese formato habla maravillas-, pero en 2D la grandeza visual también es enorme. 
'La vida de Pi' pertenece a ese tipo de películas mágicas, tipo 'Big Fish' o 'Fotografiando Hadas' -excelentes ambas-, si bien la suave y sutil mano de Ange Lee hace de ésta algo distinto. De hecho nadie ha tratado la homosexualidad con tanto estilo e inteligencia que él (Brokeback Mountain), y cuenta con la experiencia de adaptar al cine la que es, probablemente, la mejor novela de Jane Austen (Sentido y Sensibilidad).  
Y es que en 'La vida de Pi' todo es mágico pero nada pertenece a otro mundo. No se puede negar que las situaciones que narra la película no pertenecen a la normalidad ordinaria, pero no son en absoluto paranormales ni de otro mundo. Situaciones que sólo la imaginación puede imaginar, pero perfectamente posibles, en realidad. Y esa labor imaginativa se debe a la novela de Yann Martel, el escritor canadiense, aunque nacido -por gajes del destino- en Salamanca. 
En la última película de Lee hay mucho efecto visual, pero en absoluto es empalagoso. Sin duda, que a los productores la influencia del 3D les ha influido mucho. No obstante, por lo que expresa y cuenta la película, necesariamente ha de haber una buena fotografía, pero no, no es buena: es excelente. Algunas escenas pertenecen a otra dimensión visual. De ahí que se aconseje verla en alta definición con la imagen y el sonido en su mejor vertiente. Que a nadie se le ocurra verla en una de esas copias chusqueras que venden o se bajan de Internet; y por supuesto, mucho menos en esa formula horrible y dantesca de visión on-line en la red. 
No, esta película merece ser vista con los mejores medios técnicos que nos ofrezca la tecnología visual y sonora. Entonces, sólo de esa forma, nadie se arrepentirá de haberla visto porque es magnífica.   

sábado, 6 de abril de 2013

MÚSICA: DRACONIAN (SUECIA)

Draconian es veterana banda sueca, que surge en 1994 al calor de la rama metálica Gótica y que a lo largo de su carrera han penetrado en el Death y en el Doom, utilizando voces masculinas y femeninas. Su estética y estilo -en ocasiones, no siempre- es similar a sus paisanos Therion, pero también existen en ambas bandas muchas diferencias y como  suele ser habitual en casi todas las bandas suecas ha cambiado de miembros en más de una ocasión. 
Utilizan por lo general dos guitarras, bajo, batería, teclados y lo consabida voz femenina  y voces guturales masculinas; su proyección ha ido en aumento desde su nacimiento, hace ya casi 20 años.  
Les descubrí hace poco y desde el principio me ha parecido una banda excelente, portentosa. Poseen un dinamismo musical proverbial. Si os gusta Therion os puede gustar Draconian, sin que olvidemos su estilo más duro, su Death y, por tanto, sus voces guturales masculinas frecuentes, aspectos éstos que le conectan más con 'Theatre  of Tragedy', vecinos noruegos. Aquí les vemos en un concierto en Rivne -Ucrania-, antes de que su anterior voz femenina, Lisa Johansson, dejara la banda.


miércoles, 3 de abril de 2013

PELLIZQUENME: ¡LA INFANTA IMPUTADA!

PORTADA DE LA REVISTA 'EL JUEVES'

Una lectura atenta del auto del Juez José Castro Aragón, titular del Juzgado de Instrucción nº 3 de Palma de Mallorca, nos documenta de primera mano sobre las dudas razonables que han llevado a este osado Juez -digo osado, porque no es habitual que juez alguno  en España tenga el valor jurídico necesario para imputar a un miembro de la Familia Real- a  imputar y citar para declarar a Doña Cristina Federica (que sorpresa lo de Federica) de Borbón y Grecia. Esa lectura causa estupor y en ocasiones uno tiene la sensación que esas dudas razonables que expone el juez sobre la actuación de la Infanta en  la 'Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada'  y la sociedad mercantil 'Aizoon S.L.' resumen muy bien el atentado a la inteligencia que supone para el español de a pie la actuación de esta avispada pareja en el juego de sombras en que se ha convertido el entorno de la Monarquía en España. 
No obstante, advierte el juez que la imputación puede suponer tanto el sobreseimiento como la posibilidad de abrir el cauce para posibilitar al Ministerio Fiscal y acusaciones Particular y Popular para que formulen sus reproches penales y a los Actores Civiles sus pretensiones civiles. Todo eso puede ocurrir a raíz de lo que esta señora declare el próximo día 27 de abril a las 10 de la mañana en la sede del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma de Mallorca.
No debemos olvidar que ser imputado penal en este país, de acuerdo con nuestro sistema jurídico-penal, puede significar nada o mucho. Es decir, que no es lo mismo estar imputado que acabar con responsabilidad penal. Y es ahí donde está el punto de inflexión fundamental. Además, hay que tener en cuenta que el Juez José Castro Aragón no juzga sino que instruye; y que la instrucción proviene de una primera instancia judicial del Poder Judicial ¿Qué quiero destacar con esto? Ni más ni menos que el Poder Judicial a medida que va subiendo escalones jerárquicos va adquiriendo más hábitos políticos y menos judiciales. Por tanto, debe estar muy vigilado este juez por los órganos judiciales superiores en jerarquía, a pesar de que en un plano teórico y con las Constitución en la mano tan independiente es la actuación judicial de este juez que la de cualquier magistrado de instancias superiores. 
Dicho esto, hay que considerar que dar el paso de imputar a un miembro - o miembra- de la Familia Real tiene su trascendencia política. Es como si el duro cascarón del núcleo intocable de la Monarquía ya se pudiera tocar; y que eso ocurra en este país podrido supone mucho. 
Claro, ha tenido que tocarse fondo para llegar a estas composturas, pero se ha llegado, que es lo importante. 
Las monarquías como la iglesia -cualquier iglesia- son instituciones camaleónicas, porque no de otra forma pueden seguir subsistiendo en los siglos de los siglos. Esa capacidad de transformación, sin lugar a dudas, tiene su mérito. Por ejemplo, fijémonos en la supervivencia de las monarquías para que nos hagamos una idea de su capacidad de resistencia: han sido guillotinadas (Revolución Francesa y/o periodo republicano de Cromwell en Inglaterra), asesinadas (en la revolución bolchevique contra la Rusia zarista por ejemplo),  expulsadas (caso de los Borbones en España en varias ocasiones), pero ahí siguen, perpetuándose sine die. Siempre vuelven. Por tanto, que ningún republicano de corazón o de ideas considere que nuestra actual monarquía no va a tener la suficiente pericia para seguir aferrada al poder. Un poder que ya no es político sino económico e influyente. Una especie de franquicia que busca situarse allí donde le dejen. Como el Macdonald.               

UNA SEMANA SANTA DE CINE

Mi Semana Santa de cine ha sido de verdadera pasión, con 'via crucis' incluida. Definitivamente, no ha sido una Semana Santa demasiado acertada en lo que se refiere a selección de películas. De las ocho visionadas, dos de ellas las abandoné a los pocos minutos; una no ha respondido a lo que esperaba de ella; y otra me ha dejado indiferente y me ha costado llegar al final. 
En  casillero positivo, una de ellas me ha parecido muy divertida y ha respondido a lo que esperaba de ella; y tan sólo tres me han parecido muy interesantes,  divertido sobremanera o han superado las expectativas que sobre ellas tenía depositadas. Menos mal que finalmente no me atreví a ver 'El Discípulo' de Barrachina, que de ser ciertas las críticas, hubiera entrado en una depresión total. Para colmo no he podido correr, y tan sólo la bicicleta ha salvado el aspecto deportivo de estos días en los que, tradicionalmente, tanto me dedico al deporte. Por suerte, mi nula pasión por las procesiones sigue inquebrantable. 

Pero hablemos de cine y vayamos por partes.
Decía que hube de abandonar dos películas. He abandonado libros sin pudor, si he considerado que nada me aportaban o aburrían, pero no recuerdo haber muchas películas. Vale, es cierto que en ocasiones me he dormido del sopor, pero he logrado, por lo general, llegar hasta el final. Pero dejémonos ya de prefacios más o menos acertados. Las dos películas abandonadas han sido: la nueva versión de Cumbres Borrascosas (USA, 2011) y Submarine (UK, 2010). La primera posee aceptables críticas en general pero, en mi opinión, nada tiene que ver en calidad con las versiones de 1939 y 1992 y no he llegado a comprender el movimiento de cámara de la directora británica Andrea Arnold. La segunda -Submarine-, además de premios, posee muy buenas críticas. Pero no las comparto ni las entiendo. El joven atolondrado protagonista me sacó de mis casillas desde casi los primeros minutos y algunas imágenes surrealistas y sin calor me superaron; y a pesar de contar con elementos propios del cine británico, que tanto valoro, no logró pegarme al sillón. Sobre opiniones no hay nada escrito.
No obstante, lo más sorprendente es que la muy avalada película francesa 'En la casa', con tantas nominaciones y premios prestigiosos a sus espaldas no ha logrado cumplir con las expectativas que tenía sobre ella. Buen cine, sin duda. Pero, quizá, más de lo mismo. Otro mozalbete atolondrado y con un lado oscuro que su profe pretende se convierta en buen escritor. Ahora bien, se deja ver.
Otra me ha dejado indiferente: 'Las Chicas de la 6ª Planta'. Una película francesa plagada de actrices españolas repleta de tópicos referidos a chicas humildes españolas que acuden a trabajar de sirvientas a casas acomodadas francesas. Al menos, he de decir que el remake 'Infiltrados en clase', con el bueno de Jonall Hill al frente me hizo pasar una buena madrugada, digamos, de americana friki -eso sí, con cierta calidad-.
Celebremos al menos que de las ocho, tres han cumplido o han superado mis expectativas: '7 Días en La Habana', una película compuesta de 7 cortos -uno por cada día de la semana-, dirigidos por distintos directores -entre ellos Benicio del Toro y el español Julio Meden- y con sorpresivas interpretaciones -excelentes además- del gran director serbio Emir Kusturica, de Jorge Perugorría y del hispano-germano Daniel Brüll, entre los más conocidos. Una excelente fresco de La Habana profunda que no hay que perderse. 
Como excelente me ha parecido también la película de animación 'Brave', otro enorme producto de la factoría Pixar. Tal vez, de lo mejor que he visto en animación, sin lugar a dudas; repleta de efectos y magia. 
En otro plano muy distinto se encuentra, por último, la última película protagonizada por Adrian Brody 'El profesor', en mi opinión, una joya del cine independiente USA, una cruenta historia sobre el ámbito educativo y una excelente actuación del protagonista de 'El pianista', que demuestra que si es bien dirigido brota de él un gran actor.           

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...