lunes, 30 de enero de 2012

EL PANTANO DEL CUBILLAS



Estos son los primeros metros de la ruta más cercana al Pantano en sí.

El Pantano cuando llega el atardecer parece una bandeja de plata.

Se echan de menos estas vistas, estas imágenes. Se trata de la cara este del Pantano del Río Cubillas lugar que he suelo frecuentar para hacer un recorrido de 10300 metros que es la distancia de esta ruta. Sin duda, como demuestran las fotografías tomadas al atardecer del pasado sábado, es una zona peculiar, distante y algo misteriosa. A medio camino de la Vega y la zona de los Montes Orientales es siempre gratificante y espectacular a la vista contemplar este magno pantano construido para labores de regadío, que cuenta con 2300 metros de largo y 800 de ancho, y que tras 56 años de vida ha creado en su entorno una riqueza ecológica importante. De hecho, entre sus árboles es posible ver a la Urraca y sus Barbos son famosos por su gran tamaño. Además, su entorno cuenta con una riqueza arqueológica importante; de hecho, se han descubiertos villas romanas a su alrededor y existen también vestigios del Paleoítico Superior. Muy destacable también es la presencia de las trincheras de la Guerra Civil española y de ahí que exista una ruta cultural-natural denominada "Ruta de las trincheras". Algunas son visibles desde el mismo camino.  
Cuando corres por este circuito no ves en todo momento el pantano en sí, ya que la ruta también transcurre por la antigua carretera de Jaén, que hoy día da acceso a pueblos y urbanizaciones del propio Pantano y de los alrededores. Esa ruta, decía, gira junto al pantano durante unos cuatro kilómetros, en los cuáles es posible apreciar las vistas que se ven en las imágenes. Ese camino, -que está bien asfaltado durante un buen trecho pero muy mal asfaltado durante otro- está junto a la orilla y es muy gratificante correr por ahí por ese motivo; el resto de la ruta -algo más de seis kilómetros- transcurre por al arcén de la carretera, pero no existe peligro ya que éste es ancho. 
Esta ruta la recuerdo con cariño porque la frecuenté mucho en la preparación del Maratón de Sevilla de 2009 en fechas idénticas a éstas y en algunas ocasiones la hice con nieve, lluvia y frío, mucho frío, pero las sensaciones fueron magníficas. Con el fin de completar un total de 27 o 28 kilómetros hacía la ruta dos veces y luego añadía 6 o 7 kilómetros más dirigiéndome a la zona de Caparacena, que está a tan sólo 4 kilómetros de allí.
También es una ruta muy frecuente para MTB y bicis de carretera; de hecho, en alguna ocasión he encontrado por allí a nuestro amigo Aleandro, últimamente algo perdido por estos foros. 
Conocer esta ruta fue gracias a Paco; de hecho, existe mucha vinculación entre los habitantes de Pinos Puente y el Pantano. Podríamos decir que ha sido durante años la playa de aquel pueblo y de otros de alrededor, tales como Albolote -a cuyo término pertenece-, Atarfe, Peligros, Maracena e incluso Granada. 
También hay que decir que sus aguas, por desgracia, han segado muchas vidas porque sus recodos y ramaje bajo las aguas es abundante. No hay que olvidar que se construyó inundando cortijos, árboles, tajos y otros accidentes artificiales y eso confiere a su profundidad de hasta 20 metros un fondo muy poco uniforme y peligroso. 

ANTICRÓNICA DE LA MEDIA MARATÓN DE ALMERÍA DE 2012

Como suele ocurre cada último domingo de enero de cada año, en la parte más oriental de Andalucía, el viento y el frío se clava en la piel como puñales. Por tanto, se supone que te lo piensas antes de despojarte del cálido chándal, porque sabes que si lo haces te quedas con el más mínimo de los ropajes, el adecuado para correr 21 kilómetros. Está claro que durante los primeros kilómetros echas en falta ese chándal del que te despojaste minutos antes, pero enseguida te congratulas de la decisión tomada. Quizá unos guantes técnicos de poliéster fino podrían venir bien..., es probable que hasta el kilómetro 10 de carrera, pero será a partir de ese kilómetro cuando también querrás despojarte de ellos y ya no tendrás opciones de dejarlos en lugar alguno.
Es más o menos la misma reflexión de cada año desde que vienes a competir aquí, porque curiosamente nunca recuerdas haber corrido sin frío en las otras cuantas ocasiones en que aquí corriste. Hoy no hay lluvia-nieve, como sí hubo hace unas cuantas ediciones, ni el día es tan desaliñado y frío como en otras; ni tan siquiera están cayendo esas gotas como barruntaban los agoreros –o mal agoreros- del tiempo, pero sí hace frío, bastante frío. Se supone.
Te dices a ti mismo que corriste un año lesionado. Fue a partir del kilómetro cinco cuando yendo junto a Javi de Las Verdes, advertiste que aquello no iba bien, así que le dijiste a tu compañero de ruta que siguiera él. A partir de ahí, ya sabías lo que ocurriría: sufrimiento y dolor durante los siguientes dieciséis kilómetros, pero no te detuviste, te dices con cierta afrenta.
Pero aquella absurda gesta –debiste parar como en Los Palacios- te mantuvo lesionado otro mes más. La microrotura fibrilar que iba camino de cerrarse si no hubieras corrido aquella Media Maratón de Almería de 2008 acabo por expandirse más. Algo muy parecido a lo que ocurriría hoy, sin duda alguna.
El año pasado a la altura de Sorbas, ya cerca de Almería, te detuviste en la única estación de servicio de la autovía y tomaste una infusión de manzanilla porque el cuerpo no estaba bien. Tal vez habías dormido poco y algo andaba mal en el interior del estómago. Sin embargo, las sensaciones en la prueba fueron buenas y el tiempo también. Tres minutos y pico por encima de los noventa minutos aunque te desfondaste en la amplía avenida que conduce al Estadio de los Juegos del Mediterráneo donde el fuerte viento no ayuda, pero desde hace días barruntas que este año sería peor toda vez que las molestias en la parte del gemelo derecho, contraídas el día 4 de enero, persisten. Y esas molestias probablemente harán que vayas mucho más lento y te podrías ir a la hora cuarenta o incluso cuarenta y dos, algo con lo que no contabas hace un mes, porque sería en Almería donde intentarías acercarte a los noventa minutos tras las buenas expectativas de la Media de Granada.
Cuando llegas a meta se supone que cruzas la línea del Estadio con un sabor agridulce: por fortuna llegas sin cojear –no cómo aquel año-, pero sin poder cumplir el reto planteado.
Otro año será.


No hay duda que con la imaginación también se puede correr.

jueves, 26 de enero de 2012

CINE: PAUL (USA, 2011)

Una de las películas que mejor sabor de boca me ha dejado en los últimos meses es Paul, la película de Greg Mottola que es todo un homenaje a todo friki que cuando ve que algo se ilumina en el cielo inmediatamente piensa que es un OVNI; un homenaje a todos aquellos -entre los que me cuento- que cuando emitían un capítulo de Expediente X desconectaban hasta el teléfono para no ser interrumpidos. 
Nos aseguramos en esta película con la genial interpretación de Simon Pegg -que ya demostró su vena histriónica en Corredor de Fondo -2007- y Nick Frost -que junto a Simon Pegg protagonizaron la, quizá, película zombi más desternillante de la historia del cine: Zombi party (una noche...de muerte), cuyo increíble final aún lo retengo en mi mente porque es inolvidable -UK, 2004-. Para mí se trata de una película de culto. Curiosamente estos dos actores británicos son almas gemelas en el cine y, probablemente, en la vida. Existe una interesante química entre ellos que hace que sus interpretaciones sean excelentes como ya demostraron en Zomby party y ahora en Paul.  
Este película que comentamos es un homenaje irónico, inteligente y divertido, sobre todo muy divertido que va camino -a pesar de ser de 2011- de convertirse en película de culto.  
La aventura de dos frikis ingleses que hacen el viaje de su vida visitando el Comic Con de San Diego y dirigiéndose a la mítica Área 51 supone para el espectador dado a este tipo de asuntos un goce sin par, que no dejará de sorprenderse por la serie de personajes que van apareciendo en escena y las vicisitudes que sufren estos apasionados por la vida extraterrestre. 
Pero quizá lo más curioso sea contemplar al ser extraterrestre, que podría pasar por ser el más friki de todos. En definitiva, una delicia de película que no hay que dejar de ver bajo ningún concepto por muchos motivos, pero quizá el principal sea por el guión tan peculiar, algo que se agradece. 

miércoles, 25 de enero de 2012

CORRUPCIÓN: MARCA ESPAÑA



Hay días –los más- que te desayunas con asuntos tan intragables que, como diría Pérez-Reverte, dan ganas de echar la pota. Porque de que otra forma se puede interpretar lo que está pasando en este país en todos los estamentos del poder, sin excepción alguna. Y para colmo se cierne sobre tu cabeza de ciudadano una permanente amenaza de bajarte el sueldo, subirte los impuestos y, en definitiva, casi pedir perdón por tener un trabajo el cual has conseguido por oposición después de dejarte las cejas ante un flexo en algunos casos y en otros tras años y horas de trabajo en una empresa privada en condiciones lacerantes y con la amenaza permanente de irte a la puta calle. Y todo eso, en el mejor de los casos.
            Por contra, abres cualquier página de un periódico, real o virtual, o escuchas cualquier noticia y  compruebas que todo son golferías ejecutadas por representantes de las más altas instituciones del Estado, llegando a la conclusión de que todo está podrido y que, además, estamos siendo estafados por esa clase política y dirigente que sólo vive para cubrir sus intereses y los de los suyos. Esa ha sido la historia de este país en los últimos lustros. Lo han tenido tan fácil que causaba risa.
            Te desayunas, por ejemplo, con el asunto Urdangarín, que lejos de ser un asunto particular como lo quiere hacer ver la propia Casa Real y los partidos mayoritarios, en mi opinión, no es más que la cabeza visible de algo de mucho más calado que se está ocultando a marchas forzadas porque ya se comienza a sospechar que ese tipejo no podía estar sólo ante la magnitud de lo que ha montado. Y, al mismo tiempo, te desayunas con la aseveración de que su mujer la Infanta Cristina no se  le imputa porque nada sabía pero sí se lucraba y te cuentan que nada tiene que ver que sea la hija del Rey.
            Por su parte, cuando llevas dadas tres bocados a la tostada con aceite de oliva te cuentan lo de los ERES, las ayudas al empleo y toda esa corrupción institucional generalizada en la que está inmersa la Junta de Andalucía, que va camino en convertirse en una especie de organización al servicio de la delincuencia organizada. Te cuentan lo de la coca del chofer del ex Director General de Empleo  y lo de las comisiones del hijo de Chaves, ese prohombre de la causa andaluza que ha hecho de la autonomía y  la democracia su gran negocio y te sientes gobernado por presuntos delincuentes, por una casta política que es capaz de matar antes de perder privilegios.
            Luego te cuentan lo del caso Gürtel y el asunto de los trajes de Camps y Costa y te preguntas que cómo es posible que exista gente tan dispuesta a sufrir el más espantoso ridículo en un juicio mediático a cambio de unos trajes, pero acabas cayendo en la cuenta que seguramente no se trate de unos tristes trajes y estemos hablando de cosas de más calado, por lo que ese cáliz del ridículo en la sala de juicios con las cámaras de televisión reflejándolo todo no es más que el alto precio que hay que pagar por unos supuestos suculentos negocios de los que no conocemos las ramificaciones profundas que tendrán.
            Pero abundando más, te detienes a pensar sobre qué estará también pasando en la justicia cuando miles de ciudadanos salen a la calle porque el sentido común no admite que el proceso de una chica asesinada en Sevilla acabe tan sólo con una pena cuando eran varios los implicados; o que el juez Garzón, con todos sus errores, carencias, megalomanías y todo lo que se quiera acabe juzgado antes que los miembros de esa red de delincuencia organizada que investigaba y que está en el entorno del actual partido en el gobierno.
            Y sí, antes de acabar la tostada con ese rico aceite de los Montes Orientales sientes unas nauseas que van invadiendo tu estómago, acumulándose toda esa pota que estás a punto de echar si no apagas la radio a tiempo. Te acabas sintiendo sodomizado ciudadano de una país que sólo ha sabido subsistir a base de corrupción, privilegios y prebendas, un país en el que la pretendida prensa libre ha ocultado o ha plasmado lo que sus intereses empresariales le han dictado, un país en el que las leyes, el poder y la influencia han dado alas a esos turbulentos vientos de la corrupción y la podredumbre.  



martes, 24 de enero de 2012

CINE: EL ARRECIFE (Australia, 2010)




Hay quien ha dicho que El Arrecife es lo más emocionante que se ha visto después del Tiburón de Spielberg, pero no estoy totalmente de acuerdo. 
Vale, nos encontramos ante una nueva película de temática tiburón, pero no creo que tenga nada que ver con aquella que tanto nos asustó y nos sigue asustando. 
En mi humilde opinión lo que hizo Spielberg es aterrorizarnos magistralmente con toda una exhibición de buen cine. Pero lo hizo exagerando, qué duda cabe, desde la ficción. 
Ni probablemente un tiburón blanco sea una máquina perfecta de matar, ni creo que lo haga gratuitamente como lo hacían aquellos de las películas del gran cineasta. Lo de Spielberg era cine, aunque no podemos negar que El Arrecife también es cine, pero tiene otros matices.
En primer lugar, hay que decir que no se trata de cine de Hollywood, sino que se trata de una película australiana; en segundo, está basada en hechos reales  en aquellas costas acaecidos y aquí no veremos una exhibición portentosa de efectos especiales ni entiendo que se refleje al tiburón como una máquina de matar perfecta, que lo hace por hacerlo (seguramente mata porque quiere comer, algo muy común en los animales e, incluso, en los humanos), no, se trata de otra cosa. 
Cuando vi hace algunos años OpenWater (USA 2003), y que desde aquí aconsejo, quedé marcado. Y ahora, me ha venido a la mente cuando he visto El Arrecife, por su similitud. 
En ambas hay nexos comunes: son películas de bajo presupuesto y ambas están basadas en hechos reales. Queda por saber el grado de efectismo, la invención que sus respectivo guionistas y directores hayan utilizado a la hora de rodarlas, pero en ambas queda muy creíble lo que se nos pretende transmitir. 
Si en Open Water el desenlace marca para siempre y te hace estar en la piel de los protagonistas, en El Arrecife también se consigue que el espectador asista a la tragedia por venir y es destacable en ambas que no haya sido necesario buscar el tremendismo y los efectos especiales abusivos para que sear creíble la historia. Porque hacer creíble una historia que ha sucedido en la realidad debe ser la mayor obsesión de un director que acepta dirigir este tipo de películas. 
Seguramente El Arrecife hubiera soportado muy bien el diseño documental, seguramente mucho más que "Monstruoso" y Troll Hunter, pero el diseño película tampoco le va nada mal.     

lunes, 23 de enero de 2012

NUNCA DIGAS NUNCA JAMÁS

No, no se trata de la conocida película del ciclo James Bond. Hablamos de material técnico runners. Por tanto, en exclusiva primicia, he ahí mi nueva adquisición.
Sí, es lo que parece: se trata de unas zapas Joma, y de ahí que pusiera ese título a la entrada: jamás hay que negar que compraré tal o cual marca. Porque éstas evolucionan, porque hay que apostar por las casas que vienen pegando fuerte -aunque sean españoles, o a lo mejor por eso-, porque es muy difícil no caer en la tentación de una oferta de casi el 75% de descuento, de esas que en ocasiones uno se topa en Internet.
En mi caso, hay un principio básico: nunca compró material técnico inapropiado por muy barato que esté, pero como todos nosotros, siempre busco las mejores ofertas, dentro de los parámetros de compra adecuado, claro está. No olvidemos que estamos en crisis y el PP nos tiene acojonaos con los recortes. 
La marca toledana Joma está apostando fuerte por nuestro mundo, cada vez haciendo productos para el corredor de más calidad. De hecho, está vistiendo y calzando a toda una selección española de atletismo. Y con esas premisas hay que pensar en esta marca como una alternativa. ¿Más barata? Sí, algo más barata que las vacas sagradas del "running shoes", pero cada vez con precios más elevados en la medida que van profundizando en I+D e incorporando material técnico de más calidad. Sin embargo, está claro que no es posible aún compararla a las Asics, las Saucony, las NB, las Brooks...., no, por lo pronto.
Esta zapatilla es la Hispalis IX, pensada para corredores neutros de 75 a 110 Kgrs., una zapatilla muy reforzada tanto en el talón como en el antepié y con un sistema de amortiguación propio de Joma denominado Pulsor. Además cuenta con algo que difícilmente encuentras en marcas consagradas: el sistema S.A.C., se trata de un caucho antideslizante, que favorecerá perder algo de miedo a ese asfalto mojado que cuando llueve -o se inunda todo de agua de avituallamiento, en competición- nos encontramos, principalmente, en las ciudades. Cuenta igualmente con una tecnología -STABILIS-, que consiste en una "pieza de PVC muy ligera situada en el mediopié -estoy copiando las características en las etiquetas adjuntas a las zapas-, que permite el movimiento independiente entre el antepié y el retropié consiguiendo una mayor estabilidad y adaptación al suelo. Cuenta además con una tecnología bautizada por Joma como T.C.G, que consiste en una unión central entre el corte y la palmilla que, en definitiva, ofrece una sensación de guante en el pie (es algo muy apreciable cuando te las calzas).  Su sistema de transpiración -muy necesario en este tipo de zapatillas- es el N.S.T., que consiste en un tejido de nylon altamente transpirable y resistente. Tiene el efecto de reducir el calor y la eliminación de la humedad creada por el sudor que favorece que el pie se mantenga fresco durante más tiempo. Es además una zapatilla concebida para entrenamientos con mucha carga de kilómetros y para pruebas largas como el maratón.
He de confesar que no hubiera desembolsado el precio de 95 y pico €, - 110 € en algunas tiendas- que es el precio que tiene en la página oficial de la marca española, porque por ese precio se puede optar en rebajas por unas Asics, unas NB, unas Saucony...  pero ese enorme descuento le otorga una relación calidad-precio insuperable.
Calzarlas por primera vez ofrece sensación de protección y comodidad, pero aún no sé cómo se comportará en ruta; y no lo sabré hasta pasado algún tiempo porque el destino ha querido que aparezca cuando estoy inmerso en un parón.
Pero, en principio, tiene buena pinta ¿verdad?



DOS SEMANAS MÁS DE PARÓN

Cuando el pasado cuatro de enero sentí los primeros "pinchazos" en el gemelo derecho, presumía que existía una carga muscular debida, probablemente, a la acumulación de kilómetros de todo un año en el que, además, no había tenido lesión alguna en esta zona -que es mi franco débil-, a pesar de haber sido un año intenso con Veleta de por medio. 
Pero esa carga muscular debería de haber cedido tras casi tres semanas de parón, pero no lo ha hecho por completo. Por tanto, debo de pensar en una pequeña microrotura fibrilar que debe de estar muy profunda porque apenas siento dolor cuando palpo la zona. Espero que el Compex se encargue de solucionar esto.
Fuere lo que fuere, la realidad es que las molestias -que no dolor en sí- han vuelto a aparecer este fin de semana en los treinta minutos que he estado corriendo, si bien esas pocas molestias indican a las claras que el camino de la recuperación total está cerca.Por tanto, serán unos catorce días más de parón, lo que inevitablemente supondrá la no participación en la Media de Almería y casi con toda seguridad en la primera prueba del Circuito de Diputación. 
Ya estará avanzado febrero cuando vuelva a coger el ritmo. Más oportunidad para rodar en MBT, que como ya sabemos me place.
   

sábado, 21 de enero de 2012

CONTINUO CON LA MTB

Últimamente me está enganchando este deporte. A dosis pequeñas, pero hay enganche. Y lo percibes porque disfrutas en lo alto de la bici, buscando nuevas rutas, metiéndote por lugares que normalmente no frecuentarías por otros medios y terminando con buenas sensaciones, sin apenas cansancio y con ganas de inmiscuirme por nuevos lugares y descubrir nuevas rutas.
La de hoy sábado, 21 de enero, ha sido corta pero intensa. Para la cual me ha servido en gran medida una de las rutas que suelo hacer corriendo, si bien con ciertas variaciones que sólo sería posible ejecutarlas con una bicicleta de montaña: definitivamente me "he perdido" entre olivos, alejándome de caminos y servidumbres de paso. Y tan sólo he vuelto al redil del camino cuando he encontrado las huellas de algún tractor o oruga, que son frecuentes en esta época de recolección. Sabía por dónde estaba pero no exactamente dónde.
En definitiva ésta ha sido la ruta llevada cabo: saliendo desde la parte alta de Pinos Puente, me he dirigido a Caparacena y desde allí hacía el Pantano del Cubillas, si bien mucho antes de llegar a este gran embalse he doblado hacía un viejo conocido camino de olivos, que es la zona por la que he decidido "perderme". Desde allí he vuelto a Pinos Puente y he completado la ruta dirigiéndome hacía Búcor, ya en los Montes Orientales, volviendo de nuevo a la estación base, en Pinos Puente. 

Aquí está la ruta marcada por el Forer y alguna que otra foto ilustrativa:
Visto así este camino entre olivos da cierto vértigo, pero no, se trata de un buen terreno para rodar.
Este terreno ya no es tan bueno. Por su orografía y su subida se convierte en duro. De esa manera inicié la ruta al margen de caminos señalados. Fue una experiencia impresionante, sin patrón previo.

Cuando corro o cuando voy en bici esta vista del Peñón de la Mata siempre me ha parecido bellísima.

La fusión entre la bici y este ajado olivo es perfecta. Pareciera que hayan estado siempre unidos.
La Ermita de Búcor -que pudimos ver en la distancia en la anterior ruta- tiene un porte neogótico muy bello.

jueves, 19 de enero de 2012

UN IMPORTANTE DILEMA EN LA FUNCIÓN PÚBLICA ANDALUZA



Os cuento.
Varios compañeros que trabajamos como empleados públicos en la Junta de Andalucía tenemos en estas fechas grandes dudas y un importante dilema que pronto hemos de resolver, toda vez que el 25 de marzo se celebrarán las elecciones al Parlamento de Andalucía -del que saldrá el gobierno para los próximos cuatro años- y hemos de inclinarnos por una opción política que no nos perjudique como ciudadanos ni tampoco como profesionales de la  Administración autonómica.
Todos esos compañeros ostentadores de tales dudas y ese importante dilema que corre por las oficinas públicas somos, mayoritariamente, funcionarios de carrera y algún personal laboral fijo con muchos trienios de experiencia a sus espaldas. Además, particularmente, estamos demostrando mucha sensibilidad y crítica feroz hacia ese desaguisado que ha montado el gobierno andaluz del PSOE en torno a esa pretendida reordenación del sector público, que no obedece a otro fin que intentar introducir en la Administración General de la Junta de Andalucía a un buen número de personas pertenecientes al partido en el poder y a su entorno, todo ello sin necesidad de pasar sistema selectivo alguno. Además, desde el principio están contando con la ayuda de los dos sindicatos más importantes del Estado, CCOO y UGT, algo que ha desalmado las entendederas de propios y extraños. Es decir que la Administración -y el partido que la sustenta- actúa de espaldas a la legalidad alejándose de los intereses generales para centrarse en los particulares. Todo lo contrario al cometido que le otorga a la Administración Pública el artículo 103 de la Constitución de 1978, si es que ésta tiene predicamento alguno en los tiempos que corren.     
Para llevar a cabo ese malvado y torticero fin, los prohombres -no utilizo el término promujeres porque jamás he escuchado tal término y la Pajín ya no se encuentra en los altos palacios públicos- de la Administración Autonómica, han montado todo un entramado seudojurídico consistente en empresas públicas, sociedades instrumentales y otras seudoformas que engarzándose en unas denominadas agencias se confundan con el follaje de los empleados públicos verdaderos, que son los que entraron en la Administración por la vías legales de acceso a la función pública. Se trata de una vía basada en hechos consumados muy frecuentada en países bananeros, qué al parecer por esos lares funciona muy bien. Y, claro, todo ese intento al ser seudojurídico está deteniéndose en los altos palacios del Poder Judicial, gracias a la iniciativa onerosa y demandante de los empleados públicos y de sindicatos contrarios a esa reordenación.
Por lo que ahora, casi llegada la fecha de decidir en las urnas, nos encontramos ante ese gran dilema. Principalmente lo tienen compañeros y compañeras que jamás han votado a la derecha en elección alguna. Lo han hecho a opciones de izquierdas e, incluso, muchos de ellos al mismo PSOE. Pero ahora perciben que se la están jugando. Como ciudadanos y como profesionales. 
Y saben que de seguir gobernando el PSOE podría darse el tiro de gracia a su carrera profesional e, incluso, a su profesión en sí, por no hablar ya de la paulatina eliminación de los servicios públicos. Por su parte, hay quienes están contemplando con inquietud la forma de hacer del PP en el Gobierno Central y desconfían de los severos recortes que está llevando a cabo Rajoy y su gobierno. Hay otras opciones políticas, pero no parecen convencer, bien porque son seguidistas del partido en el poder o bien porque, a pesar de sus buenas intenciones con los empleados públicos, no tendrán la suficiente fuerza para desbancar al actual partido en el poder y acabarán restando opciones al que parece comulgar con la desazón de los empleados públicos y que, según las encuestas, está destinado a gobernar en Andalucía. De hecho, ya lo está haciendo en casi todo el Estado. 
Por tanto, existe cierto clima de desasosiego, el dilema es mayúsculo y las dudas asfixiantes. 
Un poco lo que debió sentir el personaje que interpreta James Franco en la película 127 horas: o perder el brazo derecho o perder sencillamente la vida.      




martes, 17 de enero de 2012

¡QUÉ PAÍS!

¡Vaya de esperpento de país! Si una hipotética nave extraterrestre nos visitara por sorpresa y pretendieran elaborar un informe que resumiera lo que ha sido España en los últimos lustros, se podría considerar un buen título para ese hipotético informe: país de mangantes. Y no irían muy descaminados. 
Como ahora resulta que con la crisis, muchos de nuestros dirigentes parecieran estar sufriendo una mutación hacia la honestidad, no paran de parir los medios de comunicación noticias con datos del saqueo que ha sufrido este país. 
Desde la construcción megalómana de aeropuertos inútiles hasta yernos coronados que se forran ilegalmente gracias a su influencia, pasando por hijos comisionistas de políticos nefastos y nefandos, dirigentes que obtienen una jubilación dorada como premio a la ruina a que han llevado a las cajas, por no hablar de las miles de prebendas, desviación de fondos y miles de tretas más que ha fulminado a este país, probablemente ya de forma inevitable. De las muchas cosas que sabemos y de las muchísimas que jamás llegaremos a conocer.  
Seguramente que ese hipotético extraterrestre, estaría aquí el tiempo preciso para elaborar ese informe, entregárselo raudo a sus superiores e irse con la menor dilación posible. 
Yo en su pellejo es lo que haría.

CINE: KILL BILL Volumen 1 y Volumen 2

En estas últimas fechas, prolijas de regalos, me cayeron entre libros y cine, un BD -en realidad dos- de esos que merecen estar en un lugar preferente de deuvedéteca o bedéteca. Se trata de los dos volúmenes de Kill Bill, en mi opinión lo mejor que ha escrito y dirijido Quentin Tarantino, ese extraño director con cara entre atontada y esquizofrénica que también hace excéntricos y extraños cameos de vez en cuando en sus propias películas o papeles con más caché en otras dirigidas por colegas suyos, como es el caso de "Abierto hasta el amanecer", de Robert Rodriguez. 
Y es que Kill Bill es otra cosa. Es otro cine. Bebe tanto del gran cine clásico, y muchos son sus guiños hacia él, como de las películas b de bajísimo presupuesto del buen cine japonés, así como del mundo del Manga -que decir cómic Manga es una redundancia- y todo ello mezclado en un explosivo cóctel hecho a la forma de un director que más que dirigir ve el cine de otra manera. Pareciera que este hombre sólo ha mamado cine desde su nacimiento. 
De Kill Bill me gusta todo y no sabría con cuál volumen de los dos quedarme, porque el volumen I no es nada sin el II y viceversa.
En el cine de Tarantino hay que destacar sobremanera sus diálogos. Muy trabajados y sin desperdicio, pero también hay que intentar digerir la violencia que imprime en sus películas. Lógicamente, no es una violencia gratuita, como ocurre en el mal cine sino necesaria, muy acomodada a las temáticas que suele manejar. Sus mundos son violentos y sus personajes no son precisamente monjas de clausura. De ahí, que el desenvolvimiento general sea la violencia sin mesura. 
En esta edición de BD que me ha sido regalada hay detalles de verdadero lujo. Unido a la alta definición propia de este formato, la versión española viene con un sonido de lujo, quizá uno de los mejores formatos de audio del mercado: DTS-HD algo no muy común en películas dobladas y que se disfrutará doblemente dado que es una cinta que permite un buen juego de sonidos. Además, como ya es habitual en Tarantino, contamos con una banda sonora muy variada, bien elaborada y muy divertida, en la que igual mezcla corridos mejicanos con flamenco a la vez que utiliza estridentes sonidos sesenteros.  
En fin, podría estar escribiendo sobre esta excelente película -rodada en dos partes- horas porque todo en ella me parece destacado, pero quizá la mejor opción es poder tener una buena edición como ésta y volver a visionarla con la frecuencia que el interés marque. 

Y es que resulta cierto lo que se dice de los obras maestras del cine: puedes verlas infinidad de veces y siempre tendrás la sensación que estarás viendo una película distinta.

domingo, 15 de enero de 2012

CUANDO EL DEPORTE ES, TAMBIÉN, UN REGALO PARA LA VISTA

Como todo en la vida, en el deporte, lo importante es la acción, la constancia, la aseveración, ponerse en marcha, en definitiva. 
Si en la anterior entrada escribía que había sido cuestión de justicia poética volver a la MTB, nada podía más corroborar esa afirmación que pedalear de nuevo al día siguiente y volver a montar a lomos de ese vehículo de fina estructura que te lleva lejos, por lugares recónditos y, a veces, inaccesibles. 
Interesante esto de la bicicleta. Me lo pareció hace ya lustros cuando mi deporte -compartido con el fútbol- era el ciclismo de carretera. Con este tuve mis mejores sensaciones que tan sólo he recuperado, en ocasiones, con la carrera a pie. Y, seguramente, que en algún lugar de la mente ahí se conservan a pesar de los muchos años sin pedalear. Si no fuera así, no hubiera recuperado esas buenas sensaciones en esta ruta que gráficamente os dejo; una ruta que no es demasiado larga, pero sí intensa y original ya que transcurre gran parte de ella entre olivos y se adentra en cortijos y pequeñas poblaciones como es el caso de Los Olivares -cuyo nombre no podía ser otro-, pedanía de Moclín, no lejos de Pinos Puente. Así que me pareció tan bella, a pesar del día gris y frío que opté por fotografiar con el móvil algunos detalles de la misma. 
Y una idea que repetidamente me aborda: percibo que la bici podría quitarle terreno a correr en este 2012 que recién empieza. De hecho, ya comienzo a mirar en algunas páginas web la posibilidad de mejorar algunas piezas de la Specialized. El tiempo, que como sabemos es gran escultor, lo dirá.


PREPARADO Y "PREPARADA" PARA INICIAR LA RUTA. EL DÍA ES ALGO FRÍO POR LO QUE HAY QUE IR BIEN ABRIGADO.
ESTE SERÁ EL CAMINO QUE VERÉ EN LOS PRIMEROS DIEZ KILÓMETROS. SIEMPRE ME HA GUSTADO RODAR -EN BICI O CORRIENDO- ENTRE OLIVOS. EL CAMINO ES DURO Y ROTO, PERO TIENE MUCHOS ENCANTOS. ADEMÁS, NOS ENCONTRAMOS EN ÉPOCA DE RECOLECTA, POR LO QUE PARECIERA QUE LOS OLIVOS ESTÉN PLETÓRICOS DE FELICIDAD.  

REALMENTE NO SABÍA CON EXACTITUD DÓNDE ME ENCONTRABA, ASÍ QUE TUVE QUE HACER UNA LLAMADA A QUIEN YO SABÍA QUE LO SABÍA. ESTE CORTIJO PERTENECE AL TÉRMINO DE COLOMERA Y SU DUEÑO ME DIJO QUE ESTABA A UNOS CINCO KILÓMETROS DEL PUEBLO Y A UNOS DOS O TRES DE OLIVARES. OPTÉ SEGUIR HASTA OLIVARES.
LAS VISTAS DESDE EL CORTIJO "BERBE BAJO" SON EXCELENTES. SE CONTEMPLA TODO ESE MAR DE OLIVOS QUE MINUTOS ANTES HUBE DE ATRAVESAR.


LOS OLIVARES ES UN PEQUEÑO PUEBLO ENCANTADOR. HUNDIDO EN LA FALDA DE LA SIERRA DE MOCLÍN Y ATRAVESADO POR EL RÍO VELILLOS -TAMBIÉN LLAMADO COLOMERA- ES UN REMANSO DE PAZ Y NATURALEZA. 
UNOS SIETE KILÓMETROS PARA ACABAR ESTA BONITA RUTA.

LA CARRETERA QUE UNE OLIVARES -Y TIENA- CON PINOS PUENTE ES VIEJA CONOCIDA PORQUE POR ELLA SUELO CORRER DE VEZ EN CUANDO. AL FONDO SE DIVISA EL PIORNO Y SIERRA ELVIRA. EN LA FALDA ESTÁ PINOS PUENTE.  

LA ALDEA DE BÚCOR SIEMPRE ES UN REGALO PARA LA VISTA. SU CAPILLA DEMUESTRA QUE EN SU ÉPOCA FUE BASTANTE POBLADA Y ACTIVA. MORADA DE MIS ASCENDIENTES DURANTE BASTANTES AÑOS.  ES LUGAR DE HISTORIA PORQUE ES COLINDANTE AL CERRO DE LOS INFANTES, SOLAR QUE FUERA MORADA DE LA CIUDAD IBERO-ROMANA DE ILURCO.  UN PASADO GLORIOSO DEL QUE POCO SE CONOCE A PESAR DE LOS MUCHOS RESTOS ARQUEOLÓGICOS ALLÍ ENCONTRADOS.

miércoles, 11 de enero de 2012

VOLVER A LA BICI (UNA CUESTIÓN DE JUSTICIA POÉTICA)


Causa estupor comprobar cómo la vida te puede apartar, incluso, de hasta lo más sagrado para ti. Podrías dedicarte -por ejemplo- a correr dos mil kilómetros al año, confundirte con el paisaje que sueles frecuentar cuando corres, lavar miles de veces la ropa técnica como consecuencia de las muchas salidas a los caminos, sostener que si no corres, en tu vida hay ausencia de  algo, pero basta que pares unos días o unas semanas, para que la vorágine del tiempo, que es siempre olvidadizo y algo cínico, reconvenga contigo y casi te convenza que jamás has dado un paso ni te has calzado unas zapas. 
Pareciera que existiera en nuestra psique una especie de agujero negro que atrapara todo lo bueno y positivo que el correr te concede. 
En cambio, bastará con una pequeña lesión para el cuerpo la memorice casi eternamente y amenace con reproducirla. Es decir, que cualquiera diría que tenemos el enemigo dentro de nosotros mismos. 
Algo similar a lo narrado me ha ocurrido en infinidad de ocasiones cuando me he lesionado. Pero en esta ocasión, esas sensaciones las he tenido con otra otrora pasión: la bicicleta, que ha quedado algo más postergada desde que corro de manera habitual, si bien yo memoricé las buenas sensaciones, la cuestión épica del sufrimiento placentero, subiendo puertos de montaña con una bicicleta de carretera, de competición. Pero esas sensaciones han vuelto con el correr, y no precisamente con la bicicleta, si bien ahora ésta es de montaña. 
Pero sí, tenía en alguna parte de la mente cierto malestar por algo inacabado. Soy muy enemigo a no acabar las cosas y sentía que lo de la bici no lo tenía totalmente culminado, más que por otra cosa, por honestidad, por ser fiel a aquellas sensaciones tan extraordinarias que en su tiempo me otorgó este deporte. Así, que siempre que pasaba por el cuarto en el que ésta está inerte, ya con las ruedas desinfladas por el paso del tiempo, sentía desazón por no poder enfundarme la ropa técnica -de ciclismo, en esta ocasión- y hacer kilómetros, sentía que traicionaba mi padado. Pero hoy, por fin, en una mañana algo fría, pero magnífica para el ciclismo, me he quitado de golpe esa desazón y alegremente me he perdido por caminos, veredas y carreteras locales con la MTB, sintiendo que ésta también participaba de ese ajuste de cuentas, que estaba pendiente. Una cuestión de justicia poética.
No han sido mucho los kilómetros, unos treinta, pero suficientes para congraciarme con un deporte que siempre ha estado ahí en algún rincón de mi ser interior.  Sé que volverá a transcurrir tiempo de nuevo para que vuelva a montar en esa máquina agradecida y perfecta, pero por ahora ese desazón ya ha culminado.                     

martes, 10 de enero de 2012

LIBRO: NO VUELVAS A DECIR QUE ES IMPOSIBLE, de Fernando Valverde

En estas últimas fechas recibí de regalo un libro cuyo título es: "No vuelvas a decir que es imposible" y que contiene una especie de segundo título o, tal vez, subtitulo que reza: Tragedia y milagro del Granada Club de Fútbol. Lógicamente, pensé, títulos tan sugestivos sólo se le puede ocurrir a un poeta. Y, efectivamente, su autor lo es. Se trata de un joven poeta granadino, de nombre Fernando Valverde y que ha sabido plasmar con un lenguaje poético, precisamente eso que rezaba el segundo título: la tragedia y el milagro de un club, tributario de una ciudad también un tanto trágica y milagrosa. 
El libro está muy bien prologado por otro poeta granadino ya consolidado y que no es otro que el conocido Luis García Montero, del que conservo en la memoria su trato afable y su afán por escuchar más que por hablar. 
Quien me regala el libro es de mi circulo familiar pero probablemente no sepa que ese libro refleja de alguna manera mi infancia, cuando algunos domingos era llevado por mi padre o los amigos de mi padre al antiguo Estadio de Los Cármenes y podía soñar, bajo aquel inconfundible olor de la hierba del estado, con los ídolos que defendían los colores del equipo de tu tierra. También como Fernando Varlverde, éste años después; o como Luis García Montero, éste años antes, también decía, entrecrucé mis dedos entre la fina alambrada que separaban las gradas del terreno de juego y soñaba al tiempo que me enaltecía de aquéllos héroes que entre el barro o bajo el sol defendían una causa, que también era la mía. Fijaba mi mirada en el portero y comprendí que esa soledad también quería yo sufrirla en el arco, que es lo que hice años más tarde.
Por eso la lectura de este libro ha sido como un homenaje al recuerdo, porque evoca poéticamente algo que el lenguaje deportivo por sí sólo no podría. 
Da la casualidad que comencé este libro justo después de la injusta goleada del Granada (porque no mereció salir de allí con tantos goles) en el Santiago Bernabéu y durante los días siguientes no pude dejar de impresionarme ante las repetidas imágenes que escupía el tubo catódico al ver al Granada con sus camiseta de rayas blancas y rojas horizontales en uno de los Olimpos del fútbol, cuando unos cuantos años antes se había arrastrado por pastizales de la Segunda División B e incluso pocos años antes, incluso, por verdaderos patatales de la Tercera División enfrentándose a equipos de pueblos de no más de 5000 habitantes en muchos casos, todo debido a la nefasta gestión de gente ajena al fútbol. 
En esos campos el histórico Granada fue ultrajado e incluso perdió partidos, pero de todo supo reponerse y de ahí la impresión de verlo jugar en todo un Santiago Bernabéu. Sin duda, eso marca.


De ahí que este libro lo haya recibido como un bálsamo porque su autor ha sabido contar con sentimiento y emoción la intrahistoria de un club que como la ciudad que representa tiene una vocación trágica y a la vez milagrosa, aspectos que si se trasladan al fútbol desembocan en algo épico.  

lunes, 9 de enero de 2012

CINE: TROLL HUNTER (Noruega, 2010)

Troll Hunter es una película curiosa. En primer lugar, porque no es muy  habitual encontrar por estos lares una película noruega; en segundo, porque aborda el mito de la existencia de los Troll desde una perspectiva poco habitual, si bien cada vez más utilizada en el cine. Una perspectiva basada en el "falso documental", que tiene una vida propia demasiado corta, una vez que ya hemos visto fórmulas iniciáticas en las dos partes de la española "Rec" o la muy meritoria norteamericana "Monstruoso", que en mi opinión está en lo alto del pódium de este tipo de cine.
Pero Troll Hunter merece la pena, a pesar de contener un acartonado falso documental, que no era tan evidente en "Monstruoso", principalmente porque no existía ese ánimo documentalista sino otra razón para grabar de forma "espontánea" lo que estaba a punto de suceder y los ojos del espectador van descubriendo "a la par" que la cámara. 
De todas formas, en Troll Hunter hay que valorar que presumiblemente no estemos ante una película de gran presupuesto y pese a ello consigue elementos muy efectistas y aceptable calidad, y aunque sólo fuera por eso y por su excelente fotografía, merece la pena ver.    

domingo, 8 de enero de 2012

HABLEMOS DE CORRER

Ya va siendo hora de hablar de correr, que nos dilapidamos entre cine, música, política, actualidad y un largo etcétera. Pero correr nos gusta y nos gusta leer, escribir y comentar sobre ello, porque normalmente corremos en soledad y nada viene mejor que asomarse a un blog y leer que en algún lugar también hay alguien compartiendo tu afición y destrozando zapas por esos caminos de Dios.. Y sí, en ese papel he estado durante todas las navidades, corriendo casi a diario, comenzando el nuevo año corriendo...hasta que me he tenido que detenerme unos días. 
Todo comenzó con unas molestias justo debajo del gemelo derecho, algo que venía "escuchando" los últimos días. Pero no fue hasta el pasado miércoles, 4 de enero, cuando debí de detenerme en los últimos kilómetros de la ruta de 14 que estaba llevando a cabo. Detenerme, estirar algo, masajear la zona un poco y continuar a duras penas. 
Pero no es nada preocupante ni creo que sea ninguna microrotura fribrilar. En todo caso, hay una carga en la zona que irá invirtiéndose con un poco de descanso y cambio de deporte -recuperaré la bicicleta la semana próxima-. 
Que este contratiempo pueda cambiar los planes de acercarme a los noventa minutos en Almería es muy probable. De todas formas tampoco ese dato me quita el sueño. Pensaré seriamente en ello cuando vuelva a correr, que espero sea al final de la semana próxima, sobre el día trece o catorce. Será entonces el momento de definir cómo plantear 2012 que, como sabéis, somos lo que entrenamos.               

viernes, 6 de enero de 2012

EL MUNDO DE LAS MARCAS


Alguna vez he escrito por aquí acerca de mi fascinación por las marcas, pero no tanto por el nombre en sí, sino porque detrás de cada marca existe un largo recorrido de investigación, de marketing, de trabajo, de esfuerzo, de personas, de una determinada forma de entender la vida, el negocio o las relaciones. Además, se de la circunstancia que las marcas van unidas de manera indeleble a un país o época concreta y muchas de ellas están tan presentes en nuestra vida que no escapan a la influencia del cine, la literatura o el arte. Es más, algunos productos suelen ser denominados con el nombre de la marca más que por el nombre propio del género, asunto éste que seguramente capte el interés también de de sociólogos. Y, pensando en ello, se me ocurrió hacer una lista de las marcas de bienes duraderos que me rodean y, realmente, me ha dejado sorprendido, ya que acostumbrados como estamos a estar rodeados de todo tipo de artilugios y objetos, no nos paramos a pensar que cada cosa que atesoramos, por lo general, tiene su marca concreta.
          Os aconsejo que hagáis ese ejercicio y comprobaréis con sorpresa la cantidad de marcas que os rodean y que obviamente aunque no queramos nos convierte en consumistas. Seguramente de muchos de esos objetos podríamos prescindir, pero es probable que de otros no. Lo que si está claro es que todos contribuyen a aumentar nuestro nivel de vida y bienestar.
            La clasificación se puede hacer de distinta forma: por objetos, por grupos, por zonas o por grupos funcionales, que es la opción que yo he elegido, aunque siempre centrado en los productos duraderos:        


ELECTRODOMÉSTICOS GRANDES:

Bosch, Zanussi, Fagor. Cata, Philips

ELECTRODOMÉSTICOS PEQUEÑOS:
 
Bosch, Fagor, Jata, Ufesa, Philips, Princess, Braun

AIRE- CALOR:

Daikin, Garza, Rowenta, Ferroli, Jata, Orbegozo.

IMAGEN Y SONIDO.

Sony, Sennheiser, Yamaha, Denon, Piooner, Koss, Grado, Panasonic, Quad, Zenith, Apple.

INFORMÁTICA-GADGETS:

HP, Apple, Compaq, Creative

GPS, RELOJES, ELECTRÓNICA CONSUMO: 

Garmin, Sigma, Calypso, Lotus, Philips, Sanitas, Exacta.       

TELEFONIA –Fija, Móvil-

 Siemens, Philips, Nokia, Samsung  

VEHÍCULOS A MOTOR

 Toyota, Kymco,

MARCAS DE DEPORTE

La mayoría no son bienes duraderos como es el caso de todo lo que utilizamos los corredores para entrenar, pero aún así enumero: Specialized –MTB-, Asics, Saucony, New Balance, Brooks, Adidas, Mizuno, Nike, Joluvi, Joma, Boomerang.    

martes, 3 de enero de 2012

CINE: CISNE NEGRO (2010)

Una película excesiva, psicológicamente salvaje, terrorífica en ocasiones, claustrofóbica en otras, pero con una marcada vocación hacia la cinefilia. Seguramente una de esas películas en la que los actores y actrices pueden acabar marcados para siempre. 
Portentosa Natalie Portman y portentoso como ya nos demostró en "El pacto de los lobos", el francés Vincent Cassel, uno de esos camaleónicos actores que es capaz de entrar con tanta pasión en su personaje como para acabar sumido en la locura. Y portentoso el joven director norteamericano Darren Aronofsky por poner tanta carne en el asador y arriesgar tanto. 
Desde luego, todo este grupo de buenos actores y el citado director han conseguido varias cosas en este aficionado al cine que suscribe: por una parte, ver el mundo de la danza desde otro punto de vista, algo que ya consiguió -desde otro punto de vista- la excelente Billy Eliot; y por otra, comprender que a la perfección se puede llegar fácilmente por el camino de la locura. De hecho, suele ser el camino más corto, pero al mismo tiempo el más peligroso. 
En este película casi todo es perfecto: la plasticidad de las escenas, los efectos especiales, el sonido (oh!! el perfecto sonido del aleteo de las alas del cisne negro en las últimas escenas), la trama psicológica, las escenas de terror... 
He de reconocer que me resistía a ver este filme, por aquello que no es la danza uno de mis desvelos, pero ahora que he visto la película me pregunto por qué no solucioné verla antes. Pero no importa, porque las obras maestras se caracterizan por poder acudir a ellas en todo momento, en todo tiempo y espacio, sin que pierda un ápice de frescura.
Una película que hay que ver, pero no apta para almas demasiado sensibles.  

lunes, 2 de enero de 2012

SE ACABÓ EL AGUINALDO (IDEAL 2/1/2012)

Bueno, estrenamos año con artículo nuevo. Una breve reflexión sobre la relación entre el consumo y la navidad. 
Si no ha sido posible que lo leáis en papel os lo dejo a vuestra consideración:    

SE ACABÓ EL AGUINALDO


No hace muchos años que la interpretación de estas fechas, que dejan el espíritu a flor de piel, sólo era posible hacerla con la economía como trasfondo. Ser feliz y consumir en abundancia formaban una parentela de difícil erradicación y pocas cosas ponían la cara más alegre que un nuevo coche por Navidad, el último artilugio electrónico o la última casa, que había quien las coleccionaba más que habitaba.
               Pero llegó la crisis. Y la crisis no era advertida porque, como suele ser común en las grandes plagas, sólo presentó su tarjeta de visita cuando ya estaba asentada plenamente entre nosotros y desterrarla es tarea titánica, como si se tratara de alguno de esos organismos alienígenas de las buenas películas de los ochenta.
               Porque nuestra crisis ya no es tal crisis, es un cambio de ciclo y deberían ser los sociológicos más que los economistas quienes a estas alturas diagnosticaran este nuevo inquilino para identificarlo. Pero vayamos por partes antes de que el contenido de este pretendido artículo confunda a propios y a extraños, que no tenía más cometido que preguntarse sobre qué relación ha de tener la crisis con la Navidad, hilo argumental, en definitiva, de este texto. Y existe mucha relación, sin duda.
               En cierta ocasión escribí en esta sección acerca de cómo podría imaginarse una Nochebuena en mi pueblo, en cualquier pueblo. Pues bien, hablaba de Misa del Gallo, de noches frías y bufandas que cubrían cuellos de personas dispuestas a beberse la noche, de una iluminada plaza de la Iglesia, como la que hay en cada pueblo de cualquier rincón de España, de villancicos espontáneos en las calles, en las casas, en las plazas, de aguardiente, de polvorones, de belenes, de árboles navideños y de muérdago, elementos todos que siempre han estado al alcance de cualquier pobre de solemnidad ya que hay cosas que valen pero no cuestan; y hablaba también, creo, de otras navidades que llegaron más tarde, en las que los protagonistas principales eran los grandes almacenes, los escaparates de lujosas tiendas, los cotillones de precio surrealista... todo eso que vivimos en los buenos años de vacas gordas en este imprevisible país, es decir, cosas que probablemente poco valen pero que cuestan.
               Y llegó el tiempo en el que las vacas gordas se volvieron famélicas o, sencillamente, desaparecieron pero por contra no regresaron aquellos elementos que conformaban esas navidades más pobres pero con sentido. Y eso debe ser así porque ese organismo poderoso del consumismo ya forma parte para siempre de nuestras vidas y ha transformado nuestra sensibilidad en endémica.  
               Porque de sensibilidad y espíritu hablamos cuando se aproximan los últimos días del año y seguramente la opción de sustituir lo material por lo espiritual no es más que un mecanismo de defensa que los humanos nos hemos fabricado para obviar lo que verdaderamente importa en fechas entrañables como pocas. Y ahora que ese aguinaldo excesivo de los últimos años ni existe ni se le espera volver a mirarnos desde dentro parece tarea difícil. 
               Sin duda, debe ser por culpa de ese organismo alienígena. 

domingo, 1 de enero de 2012

¡VAYA AÑO!


Nos deja 2011. E igual que los dos anteriores marcado por la crisis. Un año extraño. Un año atípico. Un año marcado por muchos cambios estructurales en España y en el mundo. Las insurgencias árabes, la "spanish revolution", la caída de dictadores y de presidente electos, el año del cambio político en España, los escándalos y corruptelas de personalidades relevantes en España y en el mundo, el cuestionamiento y primeras señales de transparencia de la monarquía española tras los problemas judiciales de uno de sus miembros. Un año magnífico en lo deportivo para nuestro país: campeones del mundo en fútbol y nueva reválida europea en baloncesto, así como los éxitos individuales de muchos de nuestros deportistas... Pero, a pesar de las luces, un año extraño, ya digo, con muchas sombras y en el que ya nada se muestra intocable ni eterno. Un año indiciario, quizá, de grandes cambios, de nuevos planteamientos en la economía, en la política, en la sociedad. Un año en el que las redes sociales, los foros, Internet en definitiva, han ido por delante de los medios de comunicación de masas, denunciando los abusos, las corruptelas, los sobornos, todo lo nefasto que ofrece el poder...
Pero también un año fructífero en cuanto a la literatura, haciendo justicia en la concesión del Nobel de esta rama a Vargas Llosa, el escribidor por excelencia. Y también fructífero en el cine -no tanto el nacional como el internacional-, quedándome con el gran año creativo de Woody Allen, en particular.
¿Cómo será 2012? Nadie lo sabe, pero ya se vaticinan algunas cosas. Por ejemplo, seguirá instalada la crisis y esperemos que baje el número de parados, que es la mayor lacra y más lacerante afrenta a un ser humano. También esperamos que la corrupción -que se aprecia casi generalizada- vaya desapareciendo de las instituciones y que se acaben los paraísos físcales y las cajas b, que casi siempre son la causa de tanta corrupción y despropósito y, en ultima instancia, refugio de esos especuladores que conforman en gran parte lo conocido como mercados que tanto atenazan a los países, provocando que baje el nivel de vida de los ciudadanos. Que se acaben, por supuesto, los privilegios de los políticos, de la monarquía, de las altas instancias mandatarias y que la democracia se vaya pareciendo cada vez más a ese concepto creado por la antigua civilización griega ¿Es mucho pedir?

Particularmente este blog también ha tenido bastante movimiento. Ha intentado tocar nuevos temas y jamás ha olvidado nuestro mundo de corredores esforzados y voluntariosos. Pero como mejor se entiende lo que ha dado de sí un año hay que acudir a las cifras. Decir que en el plano personal han sido 2000 aproximádamente los kilómetros corridos durante 2011, lo que supone una media de casi cinco y medio cada día, lo que ha supuesto correr en torno a las 165 horas, utilizando para ese fin, alternativamente, cinco pares de zapatillas y una buena cantidad de ropa y otros complementos técnicos para llevar a cabo todos esos kilómetros. El año más flojo en cuanto a kilómetros fue febrero y el mes más activo, diciembre y, por suerte, las lesiones este año han pasado casi de largo. 
También ha sido el año de la primera subida al Veleta, que dicen consagra a un corredor, pero no ha habido maratón alguno, aunque sí un total de cinco medio maratones, llegando este año a conseguir mi mejor marca en esta modalidad. Un año que cierro con menos peso que el anterior -alrededor de 82 kgrs., para 186 cms., que según el Centro de Medicina Deportiva me mantiene en el peso adecuado-, lo que puede venir motivado por la realización de más kilómetros que en 2010 y un mayor control de la nutrición. 
Por lo que respecta a este blog, 170 han sido las entradas escritas lo que supone casi una entrada cada dos días que, creédme, no es fácil, repartidas éstas en muy variados temas, desde correr hasta cine, pasando por política, libros, música, actualidad, reflexiones y artículos y relatos publicados en prensa escrita y virtual, lo que ha supuesto algo más de 32.000 visitas y muchos comentarios, aunque menos de lo que uno quisiera, por supuesto (a los autores de blogs no agradan sobremanera los comentarios, qué duda cabe). 
¿Y cómo se planteará 2012 para este blog? Pues seguramente que seguiremos escribiendo por que es nuestra pasión, con el mayor empuje creativo posible. Y, particularmente, cómo no, seguiremos corriendo, que es nuestra otra pasión, algo que se reafirma con los años. 
Pero, en fin, son sólo propuestas, pues el mundo se ha vuelto muy cambiante.   

TODO UN AÑO LLENO DE CARRERAS....  
PRUEBA FONDO LA INDUSTRIAL. ARMILLA. YA CON LA
 MIRADA PUESTA EN LA LLEGADA

CARRERA ESPÁRRAGO.HUÉTOR TAJAR. EN ESTA OCASIÓN
 NO NOS CONFUNDIERON EN LA RUTA
MEDIA MARATÓN DE GRANADA. PASO POR EL PARQUE
ALMUNIA, KM. 12 
SUBIDA AL VELETA. A APENAS "CINCO KMS" DE LA META.
PRUEBA DE FONDO SALOBREÑA. SIN PIZCA
 AÚN DE SUFRIMIENTO
SALIDA MEDIA MARATÓN DE GUADIX.
UNA DURA PRUEBA NOS ESPERABA

MEDIA MARATÓN DE ALMERÍA.
EL GESTO LO DICE TODO.
PADRE MARCELINO.GRANADA. 10 KM.POR DEBAJO
DE 44', NO ESTUVO MAL.

PRUEBA DE FONDO DE ÓRGIVA. FRESCO A PESAR
DE LA DUREZA.
MEDIA MARATÓN DE MOTRIL. EN MOTRIL TUVE DE LAS
 MEJORES SENSACIONES DE TODO EL AÑO.
MEDIA MARATÓN DE BAZA. LLEGANDO A META.
ES UNA PRUEBA QUE ME GUSTA.
PRUEBA FONDO LECRÍN. DÚRCAL. UNA PRUEBA QUE SE
CARACTERIZA POR LA IRREGULARIDAD KILOMÉTRICA.  
LAS DOS COLINAS. GRANADA. EN ESTA
PRUEBA SE SUFRE MUCHO.
PRUEBA DE FONDO DE ALMUÑECAR.
ES UNA PRUEBA LLANA Y VAS A TOPE; LUEGO, SUFRES.
CON JAVI Y JESÚS. ALMUÑECAR.
 ROSTROS SONRIENTES ANTES DE COMENZAR.
CON LUIS Y JESÚS. VELETA. NO ÉRAMOS CONSCIENTES
 DE LO QUE NOS ESPERABA.




CON JOSE MANUEL, RAFA BOOTELLO Y OTROS HABITUALES
 DEL CIRCUITO, EN ÓRGIVA. ESPERABAN UNAS DURAS RAMPAS

PRUEBA FONDO RÍO DÍLAR. OGÍJARES.
AL CONCLUIR ESTA PRUEBA DECIDÍ CORRER
EL VELETA. SEGURAMENTE PORQUE TUVE
MUY BUENAS SENSACIONES. 

MEDIA MARATÓN DE ALMERÍA.
 LOS ÚLTIMOS KILÓMETROS
SE ME ATRAGANTARON.  
CON MARIO. MEDIA MARATÓN GUADIX.
 MARIO LLEVA UNOS AÑOS HACIENDO MUY
BUENA MARCA EN GUADIX. YO, REGULAR. 

SALIDA. MEDIA MARATÓN DE MOTRIL.
 YA SE NOTABA EL CALOR.

ECUADOR DE LA CARRERA. MEDIA MARATÓN DE MOTRIL.
 FUE NECESARIA MUCHA AGUA PARA COMBATIR
 EL FUERTE CALOR DE LA COSTA.

¡Que los mejores deseos se os cumplan en el 2012 y que la crisis os pase la menor factura posible!   

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...