domingo, 8 de enero de 2012

HABLEMOS DE CORRER

Ya va siendo hora de hablar de correr, que nos dilapidamos entre cine, música, política, actualidad y un largo etcétera. Pero correr nos gusta y nos gusta leer, escribir y comentar sobre ello, porque normalmente corremos en soledad y nada viene mejor que asomarse a un blog y leer que en algún lugar también hay alguien compartiendo tu afición y destrozando zapas por esos caminos de Dios.. Y sí, en ese papel he estado durante todas las navidades, corriendo casi a diario, comenzando el nuevo año corriendo...hasta que me he tenido que detenerme unos días. 
Todo comenzó con unas molestias justo debajo del gemelo derecho, algo que venía "escuchando" los últimos días. Pero no fue hasta el pasado miércoles, 4 de enero, cuando debí de detenerme en los últimos kilómetros de la ruta de 14 que estaba llevando a cabo. Detenerme, estirar algo, masajear la zona un poco y continuar a duras penas. 
Pero no es nada preocupante ni creo que sea ninguna microrotura fribrilar. En todo caso, hay una carga en la zona que irá invirtiéndose con un poco de descanso y cambio de deporte -recuperaré la bicicleta la semana próxima-. 
Que este contratiempo pueda cambiar los planes de acercarme a los noventa minutos en Almería es muy probable. De todas formas tampoco ese dato me quita el sueño. Pensaré seriamente en ello cuando vuelva a correr, que espero sea al final de la semana próxima, sobre el día trece o catorce. Será entonces el momento de definir cómo plantear 2012 que, como sabéis, somos lo que entrenamos.               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...