jueves, 31 de mayo de 2012

POR SI NUNCA LLEGARA A FORMAR PARTE DE LA SELECCIÓN ESPAÑOLA DE ATLETISMO



Por si eso ocurre....me he detenido a pensar solemnemente y llegado a la sesuda conclusión de que las posibilidades que tengo de vestir esta camiseta oficial de entreno de la Selección Nacional de Atletismo es, aproximadamente, de una sobre un trillón, así que para mitigar frustraciones, incomprensiones psiquícas, caídas libres de ánimo y otras sorpresas, que da la vida que se compone de un tejido construido de sueños y anhelos, he optado por comprarla por mi propia cuenta. Es decir, que con ella puesta me convertiré un un intruso entre la élite, a ver si algo se va pegando. 
Eso sí, advierto que esta camiseta oficial de entreno (la de competición es similar pero, ya sabéis, de tirantes, pero a mi me siguen aguantando en Caja Rural) no es nada barata -ya sabéis que las camisetas oficiales son una magra fuente de ingresos de la Federación de Atletismo-, pero ¿quién en su sano juicio podría negarse a adquirir esta preciosidad a un precio muy ventajoso por Internet? Lástima que no hayan inventado aún los blogs que dispongan de aplicaciones que posibiliten tocar y oler, porque esas sensaciones junto a las visuales hacen que esta camiseta sea una "eminencia técnica". 
Las fotos muestran la camiseta original adquirida, recién llegada esta misma mañana ¿Qué os parece?
Nota del autor: En un alarde de clara incoherencia, por esta vez, no se admiten discursos republicanos, que estos colores molan para correr y para pasear y en breve nuestra escuálida selección se batirá el cobre en los Juegos Olímpicos de Londres.
  

miércoles, 30 de mayo de 2012

LA ADMINISTRACIÓN PARALELA DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA: UNA REFLEXIÓN


El gobierno central, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera ha exigido a Andalucía una revisión de su objetivo presupuestario para 2012 en 2.696.800.000 € millones de euros. Es decir, que en lo que queda de 2012, no se podrá disponer de esa cifra, que está ya presupuestada. Por su parte, el coste presupuestario de la llamada Administración paralela de la Junta de Andalucía, compuesta por un complejo engranaje de empresas públicas, fundaciones y sociedades mercantiles, se calcula en torno a los 3.000.000.000 €. A priori son cifras muy coincidentes y con una lectura fácil se podría concluir que la eliminación de esa Administración paralela sería la solución para cumplir el plan de ajuste presentado por la Junta de Andalucía en la Comisión de Política Fiscal y Financiera. Sin embargo, en mi opinión, existen fuerzas centrípetas que aconsejan al gobierno andaluz no eliminar esa, vulgarmente denominada, Administración paralela, que es innecesaria en su gran mayoría, ya que está suplantando las funciones -y en muchas ocasiones, incluso las potestades, tal y como han dictaminado varias resoluciones de diversos órganos judiciales andaluces- que deberían de llevar a cabo los Empleados Públicos (en el caso de las potestades, los Funcionarios de carrera) de la Administración General de la Junta de Andalucía. Por tanto, llegados a este punto, lo que procede es preguntarnos el porqué de ese encono y perseverancia por parte del gobierno andaluz en mantener esta Administración paralela, a pesar de que les está causando numerosos problemas de tipo económico, político y judicial.
Las causas nos las conocemos certeramente, aunque sí los efectos. No obstante, a día de hoy, sí es posible deducir y suponer cuáles puedan ser las causas de tanto encono y perseverancia. En mi línea de pensamiento, opino que existen causas complejas y viciadas. Sabemos que esa Administración paralela está conformada, en su mayoría, -a pesar de que jamás la administración andaluza ha dado datos oficiales- por personas ajenas a la función pública, es decir, personas que han accedido a sus puestos sin pasar por ningún proceso selectivo y, por lo tanto, a pesar de la insistencia por parte del gobierno andaluz en denominarles empleados públicos y abonar sus remuneraciones desde el capítulo I del presupuesto, dedicado a gastos de personal, distintos órganos judiciales han anulado o suspendido sus respectivos protocolos de integración como empleados públicos en las distintas Agencias. Luego, hay que deducir con bastante dosis de certeza que el mismo material humano que constituye todo este conglomerado de empresas públicas, fundaciones y sociedades mercantiles, supuestamente, ejerce una fuerte presión al gobierno andaluz para no ver perjudicados sus puestos de trabajo en una hipotética eliminación de esa Administración paralela, que conllevaría la pérdida de empleo. En otras palabras, todo ese personal que, según fuentes fiables está compuesto en gran número por personas integrantes o cercanas al PSOE (antiguos alcaldes, antiguos concejales, antiguos altos cargos de distinta procedencia, militantes destacados y de base, familiares de afiliados, y un largo etcétera) -si bien, no todo el personal está en esa situación de cercanía o privilegio, pero sí la mayoría de la función directiva-, ejerce una especie de chantaje emocional contra el gobierno andaluz, probablemente -y es sólo una hipótesis-, basándose en la divulgación de supuestos asuntos inconfesables durante la época en la que tuvieron responsabilidades políticas e institucionales. Lógicamente, desvelar esa información, supuestamente oculta, podría producir problemas incalculables al gobierno andaluz, que ha danzado por estas tierras más de treinta años sin alternancia en el poder. Se trata tan sólo de una línea de pensamiento y, ya digo, una suposición, pero a la vista de ese encono y esa perseverancia por salvar a esta Administración paralela por parte del gobierno andaluz, es sostenible llegar a esa conclusión, ya que es difícil imaginarse otra. De hecho, muchos son los episodios de denuncia interna de supuestas actividades ilícitas en el mismo partido socialista que posteriormente han acabado en los tribunales o han tenido una sonada repercusión mediática (véase el caso de los ERE`S y la actuación del ExDirector General de Empleo, ahora en prisión). Seguramente si el gobierno andaluz estuviera libre de presión ya hubiera intentado al menos acabar con el problema, eliminando parte de ese conglomerado como han hecho otras Comunidades Autónomas o está en proceso de llevar a cabo en septiembre el propio Gobierno Central, porque no considero que sea suficientemente sólida la idea de mantener esa Administración paralela por el sólo hecho de que es gente cercana al partido. Sería un precio demasiado alto.
Otra línea de fuerte presión, en mi opinión, viene motivada, supuestamente, por los dos sindicatos más representativos, de acuerdo con los postulados de la Ley Orgánica de Libertad Sindical: CC.OO y UGT, si bien no lo son en el conjunto del sector público andaluz, de acuerdo con los últimos resultados de las elecciones sindicales sectoriales. Que existan, como se afirma, en esa Administración paralela afiliados y cuadros de estos sindicatos imposibilita funcionalmente también al gobierno andaluz a desprenderse de todo ese conglomerado. El precio, lógicamente, en el caso de eliminar esa Administración paralela sería el fin de la paz social, ya que no se puede obviar que estos dos sindicatos cuentan con una descomunal fuerza movilizadora y económica, dada su privilegiada situación jurídico-sindical. De ahí que el gobierno andaluz no se atreva a mover ficha. Pendiente quedaría conocer cuál sería el papel reciente de Izquierda Unida en este tablero tan complejo. Es pronto aún para saberlo, si bien quien esto firma, como exconcejal de Izquierda Unida, tengo confianza en las bases, pero no tanto en su clase dirigente, realmente, muy alejada del espíritu primigenio de Izquierda Unida, que representó Julio Anguita y otros dirigentes ya inexistentes o amortizados, totalmente contrarios a los intereses y forma de hacer política del partido socialista. Ese espíritu se demuestra más patente en Extremadura y Asturias. Ante esta situación tan compleja, la única posibilidad de acabar con ese círculo vicioso es la pérdida del poder del PSOE en Andalucía, pero se da la circunstancia que ese sistema clientelar cuenta mucho a la hora de obtener un voto profundo, principalmente, en determinadas zonas de Andalucía. Quizá sea esta la cuestión que no ha sabido entender el Partido Popular de Andalucía ni tampoco el Empleado Público de la Junta de Andalucía, cada cual con sus distintas motivaciones, objetivos e intereses. 


Por José Antonio Flores Vera

martes, 29 de mayo de 2012

CINE: UN MÉTODO PELIGROSO (UK, 2011)



He de reconocer que las amplias expectativas que deposité en esta película no se han correspondido con la realidad, aunque he de matizar que el gran culpable he sido yo mismo. Me explico.
Muchos años atrás leí un libro epistolar entre Karl Jung y Sigmund Freud y fue tanta la sustancia contenida en él que lo proyecté a la película. De hecho, si hay algo destacado y apasionante en la relación entre Freud y Jung es su abultada e interesante relación epistolar (lamentablemente este género literario se ha ido al traste con la irrupción del correo electrónico), pero en el film esa relación, aunque anotada y protagonista de varios fotogramas, no es lo intensa que me hubiera gustado. De ahí que sólo yo sea el responsable de esa pequeña desilusión.   
Probablemente esté hablando en términos muy subjetivos porque todo lo que sabía de la relación entre estos dos genios del psicoanálisis lo había leído en ese libro epistolar, además de otros artículos dedicados a ellos, porque hay que admitir que es casi imposible -aunque lo tengo- hincarle el diente a "La interpretación de los sueños", de Sigmund Freud o el ensayo sobre "Lo inconsciente"  de Kark Jung (que también lo tengo porque no puse ni el más mínimo interés en devolvérselo a aquella culta profesora del instituto cuando me prestó este libro creyendo ver en mí un apasionado del psicoanálisis de Jung. En realidad mi interés, por aquel entonces, consistía únicamente en hablar en clase sobre Jung o Freud para librarme del examen). 
Sin embargo, esta película encuentra su punto de inflexión en la relación entre la psique y el sexo, aspecto neutral en el que ambos genios coincidieron, si bien hubo un claro distanciamiento entre ambos por mor de la interpretación mucho más esotérica del psicoanálisis que mostraba Jung con respecto a Freud. 
Son destacables -porque de otra manera no estaríamos hablando, probablemente, de un buena película- las proverbiales interpretaciones de Viggo Mortensen, en el papel de Sigmund Freud y del camaleónico Michael Fassbender en el de Jung. Muy meritoria, por difícil, también, la interpretación de Keira Knightley, en el papel de Sabina Spielrein.
Una película que ha estado muy presente en premios y nominaciones de prestigiosos festivales de cine.
Muy interesante para interesados en esta materia.

lunes, 28 de mayo de 2012

LO DE BANKIA NO TIENE NOMBRE...



....O sí. Le podemos dar muchos si lo pensamos bien. 
A priori nos encontramos ante una especie de "todo queda en casa", que podría ser el nombre que le podría dar el ínclito ministro Luis de Guindos, a la postre, el mentor de Lehman Brothers para España y Portugal cuando ésta se dio el batacazo en Estados Unidos a costa de las hipotecas subprime y tocó de gravedad el ala de la economía mundial (¡Dios mío, ¿a quién se le ocurrió poner a este tipo como ministro del ramo? ¿Que queréis, tíos, hundir también este país más aún?); o bien podríamos dar el nombre de "la casa de los horrores" porque nadie sabe qué te puedes encontrar dentro en esa perla de la banca nacional, suma de cajas y cajillas de ahorros y que tuvo por misión tapar las vergüenzas de la caja más perversa y expoliada del panorama patrio: Bancaja y la desastrosa e interesada metida de mano de partidos políticos, sindicatos e instituciones en Cajamadrid.  
Pero le llamemos como le llamemos, Bankia va camino de arruinarnos a los españoles, a pesar de que la inmensa mayoría no tuviera ninguna responsabilidad en su gestión, como mucho una cuenta o una hipoteca, que tampoco tiene nada que ver con la responsabilidad. Sí la tuvo el infame Rato, especialista en abandonar naves cuando éstas tienen que tomar graves decisiones (Fondo Monetario Internacional) o están a punto de hundirse (Bankia/Cajamadrid) y especialista en sueldos equivalentes a futbolistas de otra galaxia y mejores jubilaciones (de hecho, es el puto amo de las jubilaciones millonarias ya que se lleva jubilando de todo casi desde que tiene uso de razón). O sea, el mejor Ministro de Hacienda de la democracia, según sus innumerables amigos, al servicio del mejor Presidente del Gobierno de la democracia, según, también, sus innumerables amigos. 
Y ahora sus amigos del alma, del gobierno y del partido, lógicamente, no van a tener con él ni una mala palabra, no digamos, pues, una exigencia de responsabilidad penal, que sería lo justo y deseable y estaría en buena tónica con lo que piensan la mayoría de los españoles sobre lo que habría que exigirle a ese gurú de nuestra economía y a su equipo directivo y a todos sus antecesores.
Pero vayamos al caso grave en sí y hagámoslo con una pregunta: ¿en qué concepto y cómo va a inyectar el gobierno en Bankia esos 23.500 millones de euros, que yo no sé traducir a pesetas? Para responder a esa respuesta, lógicamente, hay que tener información y conocimiento. Yo reconozco que no tengo ni una cosa ni la otra, pero el sentido común me dicta las siguientes opciones:  
a) Si Bankia ya es un banco público -cosa que no me creo- sostendrán en el gobierno que no se trata de una inyección sino de una inversión, que no es lo mismo.
b) Si Bankia no es un banco público -a pesar de que digan que sí lo es- se tratará de una inyección en toda regla de ese dinero público para sanearla.
c) Si Bankia no se sabe qué es, el gobierno podría dejarla caer y esperar a ve qué pasa con el sistema financiero español (yo marco esa casilla). 
d) Si Bankia no se sabe qué es, el FROB de la UE -ya que el FROB español está tieso- podría optar por inyectar fondos, cosa que Rajoy -no sabemos por qué- se niega rotundamente, tal vez, porque suena a intervención de nuestra economía en toda regla. 
e) Que Rajoy se niegue rotundamente a que el FROB de la UE inyecte fondos y que se opte por salir al mercado de deuda para buscar fondos para Bankia lo que tiene a su vez dos inconvenientes: 1. Que no se consigan esos fondos; 2. Que se consigan a un tipo de interés excesivo, lo que disparará la deuda española y, consiguientemente, la prima de riesgo. 
f) Que Bankia, efectivamente, se convierta en un banco público -que sigo sin creerme- y que una vez saneado se consiga vender y recuperar la inversión, cosa improbable, por falta de comprador, lo que significaría que todos los españoles tendríamos que pasar por caja para cubrir los latricinios y las vergüenzas de otros. Es decir, lo de siempre. 
Como vemos muchos interrogantes -habrá muchos más- y muchas opciones -habrá otras cuantas- para una semana trágica de la economía española. No obstante, lo miremos como lo miremos, la prima de riesgo española ya ha superado hoy los 500 puntos y Bankia está a punto de comerse más de la mitad de la cantidad de los recortes que está llevando a cabo el gobierno español a base de recortar servicios sociales, sueldos a funcionarios, inversiones en infraestructuras públicas, sanidad, educación, pensiones, investigación, en fin, en todos esos asuntos que tiene la obligación de hacer el gobierno para mejorar la calidad de vida de los españoles a costa de sus impuestos. Y eso sólo parece ser el principio, porque hoy hemos sabido que ya hay lista de espera de otros bancos y cajas de gestión desastrosa que también están esperando su turno para conseguir dinero público.
Y, claro, como los españoles de a pie no sabemos bien -porque no nos lo explican- lo que está pasando en el asunto Bankia y en el sistema financiero bancario español nos estamos poniendo negros de indignación y no sería extraño que provoquemos más pronto que tarde un estallido social en la calle para exigir responsabilidad penal y civil a tanto ladrón y a tanto chorizo, gane España la Eurocopa o no la gane. 

XXIV CARRERA DE FONDO "CIUDAD DE ÓRGIVA" (27/5/2012)

Cuando subía las primeras rampas, antes de llegar a Tablones, en la siempre dura prueba de fondo de Órgiva, sabía que mi concurso iba a ser mediocre, principalmente, con relación a participaciones pasadas. Cuando llevas un tiempo corriendo interpretas las sensaciones, que son como una especie de información sofisticada que la mente transmite al resto del cuerpo. En ocasiones, esa información nos anima a forzar porque existe margen de mejora en el ritmo; en otras, es todo lo contrario. Y hoy ha sido todo lo contrario. 
Demasiadas cosas en contra: poco rodaje (a pesar de estar casi en junio es la primera prueba dura que hago en 2012), el cansancio de las rampas en el entrenamiento de Tiena del pasado jueves (no he logrado recuperar bien) y el fuerte calor, que lo es para todos, pero a mí me afecta de modo especial.  Es uno de mis muchos defectos como corredor. Prefiero el frío, la lluvia, la nieve e, incluso, el viento. Debí nacer en Noruega. Porque mucho ha sido el calor en esta mañana oficiosamente veraniega en plena Alpujarra granadina. 
Por tanto, la mejor opción era dosificar y reservar mucho más de lo que exige la sensatez. De esa manera, la llegada estaba asegurada por debajo de la hora y media, pero forzando más, el sufrimiento podría haber sido muy alto; y arriesgando sin sensatez alguna, la pájara en la bajada hubiera estado asegurada. Eso ya ocurrió un año y os aseguro que se pasa muy mal. 
Lógicamente, tanta dosis de sensatez a veces se transforma en conformismo  y son muchas las ocasiones en las que piensas a lo largo de los dieciocho kilómetros y medio que podrías forzar algo más porque llevas margen de mejora. Podrías subir más rápido o podrías bajar con más intensidad, pero esta carrera podría encuadrarse dentro del grupo de las que traicionan y son muchos los corredores que sucumben en la bajada por no dosificar bien en la subida o, incluso, en la bajada misma. Además, ocurre que un corredor si presta atención a sus sensaciones sabe desde el primer kilómetro que no está corriendo bien, pero que con paciencia y más entrenamiento llegarán mejores sensaciones. Siempre llegan. 
La prueba de Órgiva, decía, son de las que traicionan. Puede llegar un momento en que te encuentras bien en la subida y decidas dilapidar toda la energía, pero lo sueles acabar pagando. De ahí, que sea una de las pruebas en las que más corredores desfallece, precisamente, en los últimos kilómetros. Y así se lo decía al responsable de la web del Ayuntamiento, cuando me invitó amablemente a que opinara sobre la prueba: "mucha gente piensa que en esta prueba la dureza está en la subida, pero no, está en la bajada", dije, y "también sería conveniente que comenzara una hora antes porque es una época de mucha calor", concluí. 
Pero no me gustaría dejar de destacar un factor fundamental en esta prueba, además, de la excelente organización y la posibilidad de contar con toda la carretera para nosotros, los corredores; me refiero a la bolsa del corredor. Una de las mejores. Probablemente, la mejor de todas las pruebas del circuito, lo que demuestra que cuando hay motivación en hacer bien las cosas, se hacen. Compuesta de -tomen nota-: camiseta técnica de excelente calidad (con relación a la camiseta, sugiero a la organización que para el próximo año lleve la inscripción de la prueba en la espalda, que es algo que nos gusta a los corredores), tarrina de riquísimos tomates de la modalidad cherry, frasquito de aceite de calidad, tarrina pequeña de miel de flores, un producto alpujarreño por excelencia. Incluso, han tenido el detalle de aportar unas tiritas, muy necesarias para los dedos del pie del corredor y una muestra de protección solar, que nos ha servido para recordar que hoy hubiera sido sensato haberla utilizado. Por no hablar de los excelentes regalos que se sortean, eso sí, excesivamente tarde, tras una entrega de trofeos demasiado ceremoniosa y autocomplaciente. 
Como también dije en esa invitación a hablar de la prueba: esta prueba va camino de convertirse en una de las mejores del circuito. Que tomen nota algunos ayuntamientos.  

sábado, 26 de mayo de 2012

UN ENTRENAMIENTO DE ALTURA

El viernes, 25 de mayo se me presentó como un día complicado, repleto de tareas que hube de ir organizando con la precisión de un cirujano para poder acomodar este entrenamiento en altura que ahora gráficamente os muestro. Lo positivo de estas fechas es que la luz alcanza hasta altas horas de la tarde-noche y eso te permite entrenar si te organizas adecuadamente.
Así que a eso de las 19,30 del viernes, 25 de mayo, dejé el coche en este lugar:  

El Cortijo de Enmedio, a mitad de camino entre Pinos Puente y Moclín.

y me dispuse a hacer la ruta en altura que a continuación os muestro gracias a las excelentes fotos de Google Earth, que a pesar de la crítica cierta por sus múltiples atentados contra la privaticidad de las personas, nos muestran las carreteras, calles y ciudades tal como son, gracias a su permanente actualización: 

Aquí comienza la ruta de 13 kilómetros -ida y vuelta- que me posibilitará subir rampas considerables, que es lo que necesito en este momento.

Lo positivo que tiene esta ruta es que te permite, progresivamente, subir cuestas sin que te topes con la sorpresa de encontrarte rampas enormes en el primer kilómetro cuando la musculatura del tren inferior no está aún preparada.

Esta zona tuvo mucho protagonismo en la Guerra Civil española, de ahí que aún sea posible encontrar alguna trinchera o puesto de guardia como el que vemos a la izquierda de la fotografía.

Casi a los dos kilómetros y medio nos encontramos con el cruce de Tiena-Olivares. Ya comenzamos a hablar de rampas en serio. 

Esta primera parte de rampas consta de un kilómetro y medio con desigual dificultad. Los primeros 600 metros son muy duros y posteriormente se suaviza el recorrido hasta llegar a Tiena.

Es a partir de este momento cuando se produce cierta suavización de la ruta. Ya podemos contemplar Tiena.

La entrada a Tiena es agradable. Encuentras un pueblo pequeño, de 1048 habitantes -según los datos del INE de 2010), situado a 27 kilómetros al noroeste de Granada, que viven plácidamente en la falda de Moclín a cuyo municipio pertenecen.

Justo en este punto se indica la dirección a Moclín. A la izquierda se encuentra el centro del pueblo y la posibilidad de conectar con la carretera de Córdoba.

Nada más dejar las últimas casas de Tiena y sin lugar a contemplaciones comienzan las duras rampas hacía Moclín.

En este terreno no hay más remedio que dosificar las fuerzas porque ya no habrá tregua.

Cuando llegan las pruebas de competición con fuertes subidas me convierto en un corredor muy concienzudo. No lo soy para el entrenamiento de calidad, pero sí para las rampas. No con la idea de mejorar tiempos sino con la de conectar física y psicológicamente con este terreno, ya que no soy un corredor que tenga unas características interesantes para las subidas y eso psicológicamente es un retroceso. Un elemento de la alta montaña son las antiguas inscripciones de paso de pruebas ciclistas con duros puertos. 

Al kilómetro de subida ya comienzan a contemplarse excelentes vistas. Tiena en un primer plano y en un segundo el Piorno -a cuya falda se encuentra Pinos Puente-. El calor de la tarde forma una especie de bruma muy curiosa en la Vega de Pinos Puente. 

El objeto de este entrenamiento no era otro que subir unos cinco kilómetros de fuertes rampas. Por tanto, este es el punto en el que me vuelvo. Hasta Moclín quedarán unos tres kilómetros que  conozco bien y que dejaré para otro día.
Lo realmente negativo de estas subidas es la obligación de bajar durante muchos kilómetros corriendo, algo muy pernicioso para rodillas y el esqueleto del corredor ya que se producen fuertes impactos en la zancada. Siempre lo advierto cuando acabo esta ruta y los últimos kilómetros que son llanos voy corriendo con esas malas sensaciones de la continúa bajada.

viernes, 25 de mayo de 2012

DE VUELTA AL TORREÓN DE ALBOLOTE




Lo he escrito en alguna ocasión: cuando llega el periodo de pruebas con múltiples subidas, siempre acudo al Torreón. Un momento temido y deseado a partes más o menos iguales. La perspectiva que uno tiene del Torreón de Albolote cambia con los años, principalmente si ya has subido al Veleta. Pero aún así, nunca deja de sorprenderme y estimularme porque a pesar de que no se trata de una subida de muchos kilómetros, éstos son intensos y te permiten comprobar en poco tiempo cuál es tu forma actual. Una subida que rompe el corazón. Además, cuenta con una serie de ingredientes muy originales. Corres con la sensación en la piel de que lo estás haciendo por ignotos lugares de monte y el premio que recibes cuando culminas la primera "pared" es el inigualable olor a pino silvestre, que junto al olor a tierra recién mojada forma parte de los aromas de nuestra vida. Sigues subiendo y van apareciendo las primeras hermosas vistas del Pantano del Cubillas, que desde allí se asemeja a una balsa grande, los pueblos de alrededor y finalmente la ciudad de Granada, coronada por Sierra Nevada aún con nieve en este mes. Miras al norte y compruebas que la ubicación que eligieron los árabes no es casual porque contemplas nítidamente el Castillo de Moclín -cuya subida haré en breve- y al sur la fortaleza de la Alhambra, además de unos cuántos torreones similares a éste, esparcidos por doquier. Todo eso lo contemplas en su plenitud como justa recompensa al final del trayecto, justo en el solar que ocupa el propio Torreón árabe. La bajada también es bella porque saboreas con mayor goce todo lo que has subido minutos antes. 
Y lo mejor de todo es que una vez has hecho el test y consideras que estás más o menos en forma, saboreas esa ruta durante varios días y quieres volver a repetirla.  Esa es la magia que tiene este lugar tan natural y con tanta historia.              

miércoles, 23 de mayo de 2012

UNA BODA DE MUERTE (AUSTRALIA, 2011)





Realmente decepcionante. Movido por el buen recuerdo de "Un funeral de muerte" (mismo guionista), opté por ver esta película australiana del año pasado, pero todo en ella es prescindible. Intenta seguir la mecánica de la anteriormente mencionada pero no consigue gran cosa. Llena de tópicos y gags absurdos, me costó bastante llegar hasta el final. 
Sé positivamente que la anterior, "Un funeral de muerte", no pasará a la historia del cine de comedia, pero a mi me gustó porque me descubrió una nueva forma de contar cosas absurdas con ocurrencias e ingenio novedoso, ese mismo que se agota una vez visto, y quizá sea esa la razón de que todo lo que se haga posteriormente imitando al primer producto se convierta en subproducto. 
Estoy convencido que este tipo de películas salen mucho mejor a los directores americanos -a pesar de las muchas paridas que introducen- y mucho mejor aún a directores británicos, muchos más sarcásticos e irónicos, pero quizá no tanto a australianos. De hecho, cuesta creer que su director, Stephan Elliott sea el mismo que dirigiera la original "Priscilla, reina del desierto (2003), si bien hay que decir en su descargo que de ésta, además de director, fue también su guionista.  
Ya digo, muy prescindible.

lunes, 21 de mayo de 2012

CRISIS GRIEGA, CRISIS ESPAÑOLA








Hace algo más de un año leí con interés un reportaje sobre los efectos de la crisis en la población griega. En ese reportaje la información se centraba, básicamente, en los ciudadanos, sus grandes víctimas. El periodista entrevistaba a personas normales para que de primera mano fueran explicando cómo les estaba afectando la crisis y los recortes. En aquel momento Grecia no había sido intervenida por segunda vez aún, pero estaba a punto de recibir una segunda suma millonaria de la Unión Europea a cambio, claro está, de un fuerte interés que redundaría en más sacrificios y más recortes y, por lo tanto, mayor emprobrecimiento.
Entre los ciudadanos entrevistados había de todo: obreros no especializados, maestros, estudiantes, funcionarios, catedráticos de universidad, médicos, comerciantes...en fin, gente del pueblo y uno leía con mucha inquietud cómo todos, de manera unánime, advertían de la difícil situación por la atravesaban y cómo les costaba acostumbrarse al cada vez más bajo nivel de vida que les imponían sus dirigentes (en realidad, los dirigentes alemanes, dijo alguno). De entre todas las entrevistas, una me impactó. Se trataba de una veterana maestra de escuela y al saber que el periodista era español le vino a decir más o menos: "ustedes no saben a qué están expuestos. Comienzan con pequeños recortes y un buen día comprueban que tienen que pagar una fuerte cantidad por aquel medicamento por el que apenas pagaban; que la cesta de la compra cada vez es más escasa y que a tu alrededor no ves más que despidos y caras de desesperación. Cuando te quieras dar cuenta, tu sueldo apenas llegará para atender más que las necesidades básicas si es que lo conservas...no sabe lo que les espera". Esa entrevista lleva tiempo danzando por mi cabeza y no deja de rebotar cada vez con más fuerza porque todo lo que dijo aquella maestra parecía un claro vaticinio de lo que estamos viviendo ahora en España: la bajada de sueldos, el copago de medicinas, el cierre de comercios, la pérdida de trabajo de amigos y familiares que creíamos sólidamente implantados en sus puestos de trabajo, el despido de empleados públicos. Todo un calco. 
Nuestros inútiles políticos nos tranquilizan, pero sabemos que se trata de una mentira más de las muchas que se inventan a diario para sobrevivir a sus altos privilegios, para escapar de la quema. Pero para colmo en España, las cosas pueden ser aún peores que en Grecia porque contamos con actores y elementos que se convierten en un problema añadido: contamos con unas autonomías que se comportan como mini Estados y gastan sin control, contamos con un sistema bancario con un valor real ficticio por mor de la fiebre del ladrillo y que de caer el desastre financiero sería casi apocalíptico ya que de este sistema penden muchas familias que tienen en él sus ahorros o inversiones, muchas empresas que se sostienen aún por sus créditos e, incluso, lo que es peor, la alta deuda que arrastran con él todas las administraciones públicas y partidos políticos (y de ahí la alta inyección de dinero público, a pesar de la falta de liquidez); contamos, además, con una de las deudas públicas más alta de la zona euro (en las estadística aparecen países con más deuda global que la nuestra, pero su deuda verdaderamente pública es menor o bien pagan intereses menores por ella) y lo que es peor, contamos con una clase dirigente que está dando claras muestras de no querer renunciar a sus privilegios y prebendas, hasta el punto que vamos camino de la degradación política acaecida en Italia y Grecia. En ese sentido, el periódico El Mundo publica hoy que los Alcaldes prefieren arreglar sus cuentas municipales subiendo impuestos y tasas antes que recortar en altos cargos y asesores ¿No es esa una clara muestra de no querer renunciar a sus privilegios? Otro escandaloso ejemplo es el del Congreso de los Diputados que lejos de eliminar prebendas de sus señorías acaba de pagar una factura de más de medio millón de euros para limpiar las alfombras de su palacio demostrando estar muy lejos de la realidad de este país, a pesar de que son nuestros legisladores (da miedo pensarlo); o el caso de la Junta de Andalucía, que acaba de anunciar la rebaja del sueldo de casi 250.000 empleados públicos (se calcula que una media de 3.000 € anuales) sin que toquen ni un céntimo de los emolumentos de sus diputados autonómicos. Es más, Izquierda Unida suspira por elevar el número de diputados autonómicos sin que exista una rebaja proporcional de sueldos y dietas ¿Más aborregados diputados autonómicos? ¿Para qué? 
El objeto de este despilfarro de todos los gobiernos de nuestro país no es otro que mantenerse a flote y salvar sus privilegios a sabiendas que el resto de la sociedad se hunde. En realidad, se sienten superiores y en su arrogancia están convencidos que son unos elegidos.
En ese sentido, los síntomas son evidentes y no es nada nuevo. Cuando un país penetra en una crisis estructural, siempre quedan a flote dos sectores: el sector dirigente y el gran capital. Los primeros, acentúan su protección con normas protectoras; los segundos, por razones obvias no perciben la crisis porque gozan de unos privilegios derivados de su propio capital y están al margen del sistema productivo y fiscal del país gracias a los paraísos fiscales y la proyección internacional de sus fortunas. Por tanto, siempre es la clase media la que acaba pagando la crisis porque se trata de la más numerosa y la más controlada fiscalmente a través de su sueldo y sus escasos beneficios empresariales o comerciales. Es lo que está ocurriendo ahora en España; o mejor dicho, lo que está comenzando a ocurrir, algo que ya se está empezando a hacer evidente con la brutal bajada de sueldo de empleados públicos y algunos despidos (en el asunto de los despidos, dedicaré otra entrada a analizar el cómo y el por qué se intenta confundir empleados contratados por las administraciones públicas con empleados públicos que acceden a su puesto de trabajo de acuerdo con las garantías constitucionales). Los síntomas son cada vez más parecidos a los que ya sufren los ciudadanos griegos y los ciudadanos portugueses. Esta escalada no ha hecho más que empezar y de ahí que las palabras de la maestra griega cada vez golpeen con más intensidad en mi cabeza porque el verdadero problema de España es que no encuentra ya liquidez en los mercados y la que encuentra la ha de pagar con unos intereses descomunales. Una bola de nieve que acabará aplastándonos. Y como no hay de donde sacar más liquidez, la única vía son los recortes que ahoga el crecimiento y posibilitan más y más drásticos recortes. Ese es el drama que ya tenemos encima de nuestra cabeza por muchas milongas y mentiras que nos cuenten a diario nuestros políticos y sus paniaguados medios de comunicación de masas.    


José Antonio Flores Vera

CINE: LOS DESCENDIENTES (USA, 2011)


Las buenas críticas que ha tenido "Los Descendientes", quizá, se deban a que ya no es tan fácil encontrar un cine que se aleje de artificios y se centre en las historias más viejas del mundo: las humanas. Y eso es algo que entiende y hace bien Alexander Payne, como ya demostró cuando nos sorprendió con "Entre copas" en 2004. 
Un cine alejado de efectismos y que no cuenta rocambolescas e increíbles historias, tal vez, sea más demandado de lo que piensa muchos productores, porque es vomitivo comprobar cómo cada año surgen películas que intentan mezclar todo y, finalmente, nada sale que merezca la pena. 
Siempre digo que cuando uno elige una película cuenta con un mínimo criterio. Busca una película histórica, de ciencia ficción, de terror, de aventuras..., pero lo que jamás un espectador normal busca es una película que mezcle todo eso sin sentido y, lo que es peor, sin una mínima calidad. 
De ahí que películas como "Los Descendientes" te permita volver a reencontrarte con el buen cine, un cine alejado de chillones sentimientos pero dotado de buenos sentimientos y que se apoya en una historia bien contada basada en una novela de un tal Kau Hart Hemmings. Ayuda y mucho la siempre veraz interpretación de George Clooney, un actor que tras su irrenunciable etiqueta de galán muestra una facilidad interpretativa al alcance de pocos. Por lo general, todas sus interpretaciones son creíbles y hay en él muchos registros que le convierten en un actor con un talento especial que demuestra, especialmente, en sus interpretaciones gestuales, habilidad que no es tan común y de la que carecen gran parte de las grandes estrellas del cine mundial. Ni que decir tiene que el actor norteamericano en esta película marca los tiempos y conduce este film, que aparenta sencillez pero que, en mi opinión, está dotado de cierta complejidad y que hace un esfuerzo enorme (eso es mérito de Payne) en no caer en el sensibilismo barato y los tópicos que tantas películas destrozan hoy día.
Una peli que hay que ver.
   

sábado, 19 de mayo de 2012

DEBERES PARA EL FIN DE SEMANA Y LOS PRÓXIMOS DÍAS

Se acercan las pruebas duras y lo hacen precisamente cuando llega el buen tiempo. Lógicamente no participaré en todas, pero es mareante lo que se viene encima si, más o menos, uno quiere correr lo que corrió el año pasado. 
Para abrir boca, las dos próximas semanas vienen cargadas por la celebración de la Prueba de Fondo de Órgiva y las Dos Colinas, ambas similares en cuanto a dificultad, si bien la primera cuenta con seis kilómetros más. No obstante, son muy distintas entre sí. En Órgiva se sube bastante durante cinco o seis kilómetros, pero a partir de ahí la dificultad no es tanta a pesar de que se sigue subiendo hasta Lanjarón. La bajada deja muchos cadáveres todos los años porque el terreno obliga a las piernas a ir a un ritmo aeróbico muy exigente; en la segunda, las cuestas se reparten a lo largo de los trece kilómetros con dos fases diferenciadas pero seguidas: subida a la Alhambra y subida a Albaicin, pasando antes por el Sacromonte. Como ya dije el año pasado, es un circuito exigente y no aconsejable para principiantes a pesar de ser muy pintoresco. 
Por tanto, para todo lo que me viene encima he de entrenar en consecuencia. No lo haré de forma muy intensa pero sí selectiva. Me reservo introducir calidad, pero no en introducir cuestas, terreno obligatorio si se quiere superar con holgura estas dos siguientes pruebas. 
Por lo tanto, hay deberes para el fin de semana y los días próximos. Hay que alternar la tirada larga -no olvidemos que la distancia de Órgiva es casi mediomaratoniana- y las subidas y hacer todo eso en poco margen de tiempo. Por tanto, hay que ser muy consecuente. 
Comenzaré esta misma tarde, a eso de las siete y aprovechando que las temperaturas han bajado algo, con una tirada de aproximadamente 18 kilómetros, en llano, por la zona más al norte de la Vega de Pinos Puente para aprovechar algo de subida aunque sea suave. Para tal fin, buscaré un ritmo suave de entre 5'10'' y 5'15''. Y continuaré mañana con un entrenamiento corto y suave de mantenimiento, para afrontar el próximo lunes con una subida al Torreón de Albolote, terreno éste que en pocos kilómetros hace que el esfuerzo sea alto dado el fuerte ascenso en poca distancia. Te pone fuerte. 
Los demás días habrá que dedicarlos a otra sesión en cuesta y a entrenamientos más suaves porque exigir más a la musculatura de los miembros inferiores en tan poco tiempo sería contrario a la prudencia. Y, por supuesto, no olvidar la elongación y la hidratación, muy necesaria en estas fechas. 
Sin embargo, iniciado este tipo de entrenamiento ya no habrá demasiada tregua, máxime si me planteo de nuevo subir al Veleta o hacer algún maratón en otoño que por una de esas dos cosas hay que optar.
No hay lugar para el aburrimiento.     

jueves, 17 de mayo de 2012

RAMMSTEIN

Rammstein es una veterana banda germana (sí, en el país de la Merkel también hay cosas buenas, además de los coches) que cultiva un tipo de metal muy particular y no demasiado extendido: el metal industrial, al que llaman también "metal bailable" suponiendo que el metal pudiera ser bailado (aunque sí es brincado y saltado). No obstante, a pesar de cultivar un metal no demasiado convencional -casi ningún metal lo es, desde luego- han vendido más de 12 millones de copias y son lo gurús de su género. 
Surgida en 1994, no cantan casi nunca en inglés como sí hacen otras bandas metálicas. Casi siempre lo hacen en alemán.
A mi particularmente no me gusta demasiado el concepto "industrial" ya sea aplicado al rock, al pop o al metal, pero he de reconocer que suenan muy bien y que su bajo es portentoso y he de reconocer que me deleitan cuando se ponen más metaleros, aunque para mi gusto son demasiado dados al exhibicionismo y cierta fama de provocadores tienen, pero bueno, es su estética y la cultivan.  Sus conciertos, además de ser un espectáculo de sonido, lo es de pirotecnia. 
Os dejo un concierto de gran calidad de sonido e imagen que grabaron en Berlin (Live aus Berlin), una ciudad muy heterogénea musicalmente hablando y que suele entregarse siempre a esta banda, aunque en toda Alemania y otras partes del mundo son todo un fenómeno sociológico. 


miércoles, 16 de mayo de 2012

UNA RUTA CON VENTAJAS ADICIONALES


Ésta ruta que vemos en la imagen es una ruta urbana -y por tanto no está entre mis predilectas- pero es muy aconsejable ya que tiene ventajas adicionales. La primera es que se convierte básicamente  en extraurbana, gracias, principalmente a que las aún no utilizadas vías del metropolitano -va para largo- ofrecen al corredor unas magníficas condiciones para correr sin obstáculos de personas, coches, cosas o animales. Además, se da la circunstancia que gran parte del trayecto se hace sobre césped artificial lo que conlleva un mimo extra para los miembros inferiores. Se pisa muy poca acera y muy poco asfalto. Por tanto, ni que decir tiene, se ha convertido en una improvisada pista de atletismo para decenas de corredores de Granada, Maracena, Albolote y urbanizaciones cercanas, ya que la ruta transcurre entre la zona de expansión noroeste de Granada, atravesando Maracena y llegando a Albolote, para volver a Granada. Las posibilidades de alterar y alargar esa ruta -si se conoce bien la zona- son diversas. Con cierta ambición, también sería posible llegar hasta el Pantano del Cubillas o subir al Torreón, pero esas distancias ya son casi para entrenamiento maratoniano. Todo se andará.
La presencia de muchos corredores en esta ruta, básicamente, se debe a que tanto Maracena como Albolote son dos municipios que cuentan con mucha tradición atlética representada en sus diversos clubes y, como sabemos, en el segundo se celebra cada año la segunda prueba del Circuito de Diputación.
Quien esto suscribe, dado a coger el coche y perderme por esos caminos de Dios, ha encontrado en esta ruta una posibilidad muy "economicista", en términos de tiempo ya que puedo salir desde casa y volver en menos de una hora. La ruta cuenta con 10 kilómetros aproximados y tiene la posibilidad de poder hacerla en la tarde noche ya que existe suficiente luz artificial, evitando así las calores de estos días. Por tanto, una bicoca para correr entre semana.
En otro orden de cosas, las próximas dos pruebas del calendario son en cuesta: Órgiva y Dos Colinas. Exigentes, además. Por tanto, hay que ir introduciendo entrenamiento en este terreno y abandonar por ahora el terreno llano. Los próximos entrenamientos de fin de semana serán una subida al Torreón de Albolote -al que temo y amo a partes más o menos iguales, como ocurre con los amores imposibles- y una subida a Tiena, y si es posible a Moclín, pero eso son ya palabras mayores, si bien todo tendrá su momento que es un buen momento de la temporada para hacer planes para el resto del año.     

martes, 15 de mayo de 2012

EN LA JUNTA SIGUEN SIN ENTEDER EL QUIJOTE

SANCHO COMO GOBERNADOR DE LA ÍNSULA BARATARIA

¿Qué tipo de pacto de sangre debieron de contraer los mentores de la Junta de Andalucía con sus acólitos de sector público instrumental y los sindicatos plenipotenciarios para que prefieran el desmoronamiento de la Administración oficial a la oficiosa? 
Gran pregunta amigo Sancho, podría ser la respuesta de nuestro D. Quijote a esa perspicaz pregunta, si ese Sancho menesteroso y dado al buen yantar hubiera tenido las suficientes entendederas para hacerla. E incluso, hasta el mismo Quijote, tan dado a las batallas épicas y las acciones honorables, podría haber obtenido otras motivaciones si su noble inclinación no hubiera creído palabra de aquel pendenciero Ginesillo de Pasamonte, tan dado a engañar como a salvar el culo, sin honor ni gloria. 
Buenos argumentos para entender qué ocurre en la Junta de Andalucía, engendro de poder compartido por un voluptuoso dúo de intereses que ha ido medrando por estas tierras como ya lo hizo aquel Ginesillo. En un acto de pensamiento noble y arriesgado, prometió D. Alonso Quijano a aquel Sancho, menesteroso y dado al buen yantar, la Ínsula Barataria y él no demasiado dado a la reflexión, pero sí a todo tipo de oportunidad arrabalera, lo creyó todo a pesar de que es posible que en su fuero interno se barruntara una mínima conciencia de incoherencia y farsa de lo prometido. Pero no importó porque las oportunidades las pintan calvas cuando la mediocridad cabalga sin saber ni cómo ni dónde. El primero hablaba de ideas, de nobles hechos imposibles, de ética y de moral, pero el segundo tan sólo miraba en su alforja si aún quedaba algún mendrugo de pan o un poco de queso rancio. 
Y me ha venido a la cabeza la sabia obra de Cervantes -que anduvo mucho por Andalucía y conoció bien esta tierra-, después de que hoy nos almorzáramos con esas cobardes medidas contra la función pública oficial de nuestros prohombres y promujeres de la Junta. Unas medidas cobardes porque meten la cuchara en el plato frío de la venganza, aniquilando así la capacidad legítima de respuesta de todas esa función pública legal que hizo templar los cimientos de la Junta y llegó hasta las puertas de San Telmo a avergonzar a quien estaba a punto de irse del poder y no lo hizo porque Andalucía, como el país que anduvo el Quijote, es así. 
Si diezmamos a esta caterva de parásitos públicos, se dijeron en los altos pasillos de los palacios de la Junta, los dejamos heridos del ala y de camino potenciamos a los nuestros ¡Ay, los nuestros! Aquellos que fueron de la mano durante treinta años para montar el mayor expolio de una región y que ahora se juran fidelidad eterna, una especie de amor imposible "austeniano", que acaba con la vida de cualquier persona de orden; es la democracia, idiota, es la democracia, diría alguien avezado en pactos e intrigas. 
Y ante tales medidas he visto los ojos lagrimosos de rabia o de incomprensión. Ojos desubicados de sus órbitas que giraban a izquierda y derecha buscando una explicación o algunas palabras sensatas, pero no las encontraban, porque pocas respuestas pueden encontrarse ante la estulticia, como pocas explicaciones pudo dar el bueno de Don Quijote a su escudero Sancho cuando éste comprendió por fin que la Ínsula Barataria fue una ilusión y que jamas existió a no ser  que lo hiciera en la mente idealista de un tipo noble que tuvo el valor de encararse con los molinos sin importar que no fueran gigantes.  
Pero no se trata de dinero, no; se trata de dignidad. El dinero se suple con ésta, pero si a ésta la secuestran no queda nada. Pero eso no pareció importar a Ginesillo de Pasamonte, como parece no importar a la coalición de partidos que ahora gobierna Andalucía. Ya vemos que pocas cosas han cambiado por estos lares.   

domingo, 13 de mayo de 2012

CINE: HOWL (USA, 2010)


"He visto a las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura". Con esta desesperada y poética frase comienza el poema "Aullido", el símbolo de la generación "beat", que tuvo en Ginsberg -autor del poema- a uno de sus máximos representantes, junto a Kerouac -On the road-. 
La historia de la composición de este poema, etapas creativas y juicio por obscenidad, nos la cuenta perfectamente esta película de 2010 protagonizada perfectamente por James Franco (Spiderman, 127 horas).
Particularmente, esta película me ha parecido soberbia. Será porque me interesa mucho la poesía, porque mucha poesía maldita, existencialista, hipercrítica, hipersincera y simbolista hay en el poema "Aullido" (Howl), sobre el que gira en esencia el film. 
Contada en tres ámbitos interpuestos: juicio, entrevista a Ginsberg y una excelente animación adaptada al poema tipo "El muro", de Pink Floyd, me ha parecido, vuelvo a insistir, soberbia. Pero eso no significa que esta película deba de gustar a todo el mundo. De hecho, no es una película familiar (por tanto, papis y mamis, absteneros de verla con vuestros retoños; hacedlo cuando éstos ya duerman), ni convencional porque nada hubo de convencional en el gran modernista norteamericano. Requisito fundamental para poder disfrutar de la peli: sin duda, que guste la poesía; que guste todo ese simbolismo de este enorme poema. 
Ginsberg se caracterizó en sus poemas por ser completamente sincero. Los escribía muy líricos pero a la vez descarnados de verdad y sinceridad. De hecho, la segunda parte de "Aullido" la llegó a escribir bajo la ingesta de peyote, ese alucinógeno que tanto adoraban los indios "yaquis" del desierto de Sonora y que tanto juego dio en la ingente obra de Carlos Castaneda y su mentor el indio yaki D. Juan. Imagínense lo que supone escribir una parte de un poema bajo los efectos del peyote cuando ya de por sí Ginsberg poseía una visión de la vida algo esquizoide y maldita y su visión de las cosas ya de por sí distorsionada (aunque eso sí, dotada de una distorsión genial). 
Por tanto, en conclusión, no diré -como digo con otras- que esta película es de obligado visionado, tan sólo digo que es una película interesante de la que gozarán quienes gusten de estos temas que he expuesto en la entrada.  

PRUEBA DE FONDO DEL ESPÁRRAGO (HUÉTOR TAJAR, 12/5/2012)


Cuando en el kilómetro cuatro  miré el Forer y comprobé que estaba por debajo de los 17 minutos casi me arrepentí de forma espontánea. Sabía que iba demasiado forzado para mis capacidades actuales. Una cosa es lo que te aconseje la mente y otra muy distinta la respuesta del físico, de los pulmones, de las piernas. Así que de forma voluntaria -y obligada- bajé el ritmo hasta acaba el último kilómetro en una media de 4'46''. No había más de donde sacar fuerzas y el intenso calor -mucho más intenso en una zona geográfica tan particular como es Huétor Tajar, donde el terreno es una especie de hoya, con inviernos muy fríos y veranos muy calurosos- tampoco contribuyó a que fuera de otra forma. Incluso, pensé en parar, influenciado por el fuerte impacto emocional que supone ser consciente de que vas bajando el ritmo de manera lamentable, pero fui positivo y comprendí que podía mantener ese 4'47'', eso sí, con mucho esfuerzo. Y de esa manera llegué a meta, consciente de que estaba siendo rebasado por una miríada importante de corredores que, habiendo reservado las fuerzas en los primeros kilómetros, ahora se encontraban con fuerzas para llegar por debajo de los 44 minutos. No fue mi caso, ya que casi llegué a los 45, 44'47'' para ser exactos, a una media de 4,29'' el mil, lejos aún de los 4'08'' el mil que atesoro en esta prueba.   
Casi tres meses de lesión, tiempo en que se pierde forma y ritmo de competición y una escasez de entrenamientos rápidos no dan para más que para esos apenas 4'30'' el mil, lejos, por ejemplo, de esos 4'24'' de la Media Maratón de Granada, por poner un ejemplo no demasiado lejano. Es evidente que somos lo que entrenamos, con independencia de las cualidades genéticas de cada uno, que también cuentan y mucho. 
También es importante en la competición la predisposición psicológica. Por ejemplo, en mi caso particular. Desde la mañana de la prueba no encontraba la convicción necesaria para correr por la tarde Huétor Tájar, e incluso, pensé en no ir, pero había quedado con Emilio -que ha hecho una magnífica carrera- y voy muy justo para completar las diez mínimas. Me apetecía mucho más un entrenamiento suave y algo más tarde por la Vega de Pinos Puente. Y eso influye de manera decisiva a la hora de afrontar una carrera. Demasiados elementos contrarios para encontrar para salir airoso. 
Por tanto, habrá que esperar a que vayan llegando las sensaciones, que asomaron de manera tímida tanto en Alhama como en Salobreña. Lo de hoy habrá que interpretarlo como un espejismo o como el precio pagado por ese alto ritmo de los primeros cinco kilómetros, que mi organismo aún no tolera.
En cuanto a la parte logística y organizativa de la prueba, hay que decir que la prueba de Fondo del Espárrago está bien organizada. Un año erraron en cuanto a la señalización de un punto (fui víctima junto a otros sesenta o setenta corredores), pero fue culpa en particular de la persona que estaba al cargo del cruce más que de la organización en sí. Existe un buen número de voluntarios en los avituallamientos -algo lentos en repartir el agua, eso sí- y cuenta con todos los niveles de autoridad: Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil. Pero erran como casi todos los pueblos y ciudades en cuanto a la entrega de la bolsa del corredor -compuesta por camiseta técnica y manojo de espárragos en esta ocasión-. Erran en varios sentidos: muy poco espacio para tal acumulación de corredores y nulo control de las tallas de las camisetas (no había posibilidad de elegir una talla. Remitían a un cambalache entre corredores, algo muy difícil, como todos sabemos). Además, se da la circunstancia que no siempre delegan en las personas más adecuadas. Sé que son voluntarios y que, por lo general, hacen un trabajo no remunerado, pero hay que tener cierta psicología para atender a corredores que vienen de hacer diez kilómetros bajo un calor infernal. En esta ocasión una chica gritaba a la multitud de corredores que si se apelotonaban no recibirían su camiseta, que es algo que se escucha a diario en cualquier guardería. Se lo reprendí diciéndole que se pusiera en el lugar de quien viene destrozado de correr diez kilómetros bajo este calor y que no había espacio para no apelotonarse; que no era la forma de decirlo. Otros corredores le advirtieron que estaba dando voces y utilizando un tono poco adecuando. Por tanto, una tarjeta amarilla -casi roja- a esta persona. Pero tampoco se lo podemos imputar a la organización que, ya digo, ha estado correcta y ha cumplido con lo esencial de la carrera: los cruces y el agua, básicamente.
Seguramente se me olvidará gente -les pido disculpas- pero saludo nuevamente a Ángel, que es seguidor de este blog y que lo fue de su hermano mayor, Diario de un Corredor, a Roberto, siempre fiel a la cita atlética, a Fernando Medina, a Manu y a Joaquín que vienen de correr el Maratón de Madrid, a Luis, también compañero del club como los otros tres anteriores, a Alberto, que me adelantó solvente faltando un par de kilómetros, a Francis Tovar, al que vi descalentando tras su prueba, delgadísimo como siempre, al triatleta Victor que llegó a Huétor Tájar a lomos de su estupenda bicicleta. En suma, saludos a todos quienes tenéis la paciencia de dedicar unos minutos para leer este blog.
Nos veremos en Órgiva, si los Dioses nos son propicios.     

En absoluto llegué tan fresco como en Salobreña. Sufrí mucho más.
  

viernes, 11 de mayo de 2012

EL FÚTBOL COMO TERAPIA (IDEAL 11/5/2012)



 Os dejo con este artículo que publico hoy en la edición en papel de Ideal. Una reflexión al hilo del fútbol como entretenimiento de masas y su relación directa con el beneficio que de él saca el propio Estado.  A ver qué os parece: 

EL FÚTBOL COMO TERAPIA

La misma mañana que la Encuesta de Población Activa (EPA) arrojaba el peor dato de desempleo del último decenio, el entrenador del F.C. Barcelona, Pep Guardiola, anunciaba que dejaba el club tras cuatro temporadas repletas de títulos y gloria. Aquí, ambas noticias se han puesto por ese orden, pero también podría ser a la inversa, lo que quizá fuera más acertado si consideramos la mayor repercusión mediática que tuvo la deportiva, pudiéndose hacer un chiste fácil y tópico de que ésta ganó por goleada.
            Que el ciudadano se traumatice por el desempleo voluntario de un mediático entrenador de fútbol muy bien remunerado antes de hacerlo por el desastre sociolaboral en el que está inmerso nuestro país podría parecer un mal presagio para la credibilidad de la condición humana, pero probablemente no lo verá así un atento observador de la realidad en la que nos movemos a diario, de la que parece desprenderse que lo realmente importante aparenta interesar menos que lo intranscendente ¿Podría significar eso que está todo perdido y que nos encontramos inmersos en una estólida decadencia humana? Sí y no.
            Es cierto que existe una galopante banalización de la sociedad y que el interés por la cultura está bajo mínimos, en proporción inversa a la que existe por el fútbol (excluyo expresamente otros deportes que por lo que sea apenas importan), pero resulta que éste cumple una labor de ensimismamiento que es algo más perceptible en épocas de crisis y desempleo. Una especie de mecanismo de defensa para alejar de la mente lo que la mente no deja de rumiar. Una suerte de opio del pueblo que adormece sin demasiados efectos secundarios, cumpliendo a su vez una función terapéutica que de no llevar a cabo el fútbol tendrían que asumir los poderes públicos, tan poco dados actualmente a asumir nada que reporte gasto. Quizá sea ese uno de los motivos que impide a éstos intervenir las desastrosas cuentas de la mayoría de los clubes, deudores a la Hacienda Pública  y a la Seguridad Social. Podría tratarse de una teoría extravagante, pero en esto del poder nada está exento de lógica.
            Si ya en la antigua Roma se intentaban tapar escándalos o decisiones polémicas con el famoso “panen et circenses”, ahora en plena época audiovisual y mediática, con todos los medios al alcance del poder no va a ser menos y cualquier posibilidad con que cuente éste para desviar escándalos o rebajar tensiones será explotado.
            Y si eso es así, en España nos quedan muchas pasiones futboleras por delante si cada viernes, como ya ha dicho el gobierno, se llevan a cabo una o más reformas, que es una manera como otra cualquiera de denominar a los recortes, aunque –eso sí- algunos sean lógicos y necesarios. 

jueves, 10 de mayo de 2012

LA SITUACIÓN DE BANKIA Y OTRAS HISTORIAS DE CAJAS DE AHORRO PARA NO DORMIR

Mapa Cajas de Ahorro españolas

No hace mucho tiempo, con el fichaje de Rodrigo Rato (un político) por Bankia, se nos vendía la burra que la mayor entidad española por volumen de negocio, resultado de la denominada fusión fría de CajaMadrid, Bancaja y otras pequeñas cajas (Caja de Canarias, Caja Laietana, Caja de la Rioja, Caja de Ávila y Caja Segovia), era el paradigma del saneamiento financiero, a pesar de que recibieron ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a un tipo de interés determinado. En julio de 2011 salieron a bolsa y captaron más de tres mil millones de euros, pero ahora estaban pensando en no repartir dividendos, dejando a pequeños accionistas con un mar de dudas a sus espaldas. Y, claro, se ha dado un batacazo mayúsculo en el mercado de bolsa, llegando a perder -estiman- más de 650 millones de euros. Su matriz, BFA ,al parecer, va a ser nacionalizada, lo que nos viene a indicar la gravedad de la situación que atraviesa. 
El asunto es que esta macro entidad financiera estaba aparentemente saneada porque no había destilado sus activos inmobiliarios que, como todos, son invendibles. Tienen un valor teórico pero no real. Si estos activos se vendieran, la mayoría de las cajas estarían más o menos saneadas, pero el problema es que han hecho una inversión fortísima y se los tienen que tragar. Y, claro, el gobierno del PP ha obligado a todas las cajas a sanear su sector del ladrillo para que las cuentas sean reales. Y de las que más inversión tenía en ese sector era Bankia. Es algo así como si yo tengo cinco pisos, dos locales y cuatro cocheras y las cuantifico en dinero efectivo en mi patrimonio, pero la realidad es que ese dinero no lo tengo. Lo tendré cuando venda, mientras tanto, pues no. Y si no vendo, estoy arruinado. 
Y, además, se da la circunstancia que en nuestro país, voraz como pocos, y en la que pululan miles de sirvengüenzas por metro cuadrado, las cajas no han sido otra cosa que el instrumento de políticos y sindicalistas, de comunidades autónomas y de ayuntamientos. Sus consejos de administración estaban integrados -y aún están, aunque en menor medida- por políticos y sindicalistas, controlados por sus respectivos partidos y sindicatos. Y con esa premisa ya nos podemos imaginar en qué y cómo invertían. Pensemos por ejemplo en el asunto del aeropuerto de Ciudad Real, que no conoce avión, financiado por la Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha, una caja al servicio de la Comunidad de Castilla-La Mancha, que ha estado desde siempre gobernada por el PSOE, hasta hace muy poco. 
Por su parte, no pensemos que sus directivos-políticos y sindicalistas se han jubilado con una mano atrás y otra adelante. Nada de eso. Todos hemos leído en prensa el bocado que han pillado cuando han cesado en sus funciones. Y sin embargo ahí están todavía, dando lecciones de ética y moral (algunos de ellos vuelven a ser candidatos a lo que sea) y sin pisar ni una mísera baldosa de cualquier cárcel.  
También ha habido algún banco con problemas, pero esos como están regidos por particulares, el asunto no ha sido tan delicado. Se han absorvido entre ellos y punto. Han tendido la ropa de puertas para adentro. En cambio las cajas es un problemas de todos los contribuyentes que veíamos esos fastos, esas construcciones, esas inversiones, esos sueldos, esos coches oficiales, esas comidas, esos actos patrocinados...e intuíamos (porque nada nos contaban) que no era normal. El resultado lo tenemos ahora sobre la mesa y con ese panorama hay que salir a los mercados o dar la cara ante Alemania, que cuando se les cuenta que hemos tenido una especie de bancos -las cajas- que han estado regentadas por políticos y sindicatos creen que les estamos contando un chiste. 
Me viene ahora la memoria la descabellada idea que tenía Chaves cuando presidía la Junta: fusionar todas las cajas andaluzas y hacer una caja única al servicio de la Comunidad Autónoma (es decir, al servicio suyo y de su partido). No pudo hacerlo porque hubo gente sensata que se le opuso, pero ¿se imaginan en que posición se encontraría ahora Andalucía si lo hubiera conseguido?    

miércoles, 9 de mayo de 2012

MÚSICA: " FALLING DEEPER (2011) DE ANATHEMA

El pasado sábado recibí un SMS de Javi en el que me aconsejaba urgentemente los dos últimos trabajos del grupo británico ANATHEMA: Falling Deeper (2011) y Weather Systems (2012). Y sé por experiencia propia que lo que recomienda Javi no cae en saco roto. De hecho, todo lo que me ha aconsejado lo he integrado en mi colección y, por lo general, me ha fascinado, como es el caso del grupo SENTENCED. 
Anathema es una banda de Liverpool fundada en 1990 que cultiva un rock progresivo, si bien comenzó con un "doom metal", rasgos que aún se perciben en sus últimos trabajos. Su instrumental Falling Deeper es algo impresionante, una caja de sonidos sin límites y unos coros arriesgados y breves. Una joya. Al igual que Weather Systems, que no es instrumental pero igualmente intimista. Ambos trabajos como escribió textualmente Javi en su mensaje "te van a llevar lejos, para escribir y relajarse". Mucha razón lleva. 
Del penúltimo trabajo, Falling Deeper, extraigo el último corte del mismo "Sunset of age" porque me parece un tema sublime que os aconsejo escuchéis hasta el final. Son unos músicos verdaderamente creativos.

  

martes, 8 de mayo de 2012

CINE: EL RETRATO DE DORIAN GRAY (UK, 2009)


Si hemos leído la más famosa novela de Oscar Wilde sabremos qué temática aborda esta película que dirige Oliver Parker, que igual dirige una comedia como es el caso  de "Jhonny English returns", ese imposible agente espía del MI7 británico interpretado por Rowan Atkinson (Mr. Bean) como esta versión de la obra del excelente novelista, poeta y dramaturgo. Nada que ver una con  la otra, aparte de que ambas son películas británicas, que es la nacionalidad del director. 
Pero en el Dorian Gray de Parker -ha habido más versiones- se destila una ambiente gótico muy conseguido que hará las delicias de quien gusta de este género. Lástima que no acompañe una excelsa banda sonora del mismo estilo, que hubiera ido de maravilla. 
Por lo demás, nos encontramos -en mi opinión- con una película más que aceptable y con unas interpretaciones sobresalientes como es la llevada a cabo por el cada vez más elevado Collin Firth, que demuestra que no sólo sabe ir detrás de rubias metidas en carnes o hacer de atormentado y homosexual hombre soltero. Sin embargo, un Dorian Gray casi adolescente me hizo desconfiar desde el principio, pero hay que decir que el "narniano" Ben Barnes salva bien la papeleta, aunque no era nada fácil. 
Oscar Wilde era un genio, que al margen de su azarosa vida privada contaba con una capacidad creativa muy adaptada a su propio ego homosexual, pero ese tipo de exhibición artística si no se crea con genialidad podría desembocar en la más triste banalidad. De ahí la importancia de la obra de escritor irlandés del siglo XIX. 
Por otra parte, hay que decir que el londinense Oliver Parker se arriesga con esta versión y consigue con nota establecer un ambiente oscuro muy propio de un Londres victoriano que tanto rédito ha dado a la cinematografía británica. 
No hay más remedio que aconsejar esta película por esos motivos y por muchos otros que se irán desvelando a lo largo de su visionado. Buen cine británico, sin lugar a dudas. 

lunes, 7 de mayo de 2012

III PREMIO DE FONDO "VILLA DE SALOBREÑA" (6/5/2012)

Antes que nada, esta crónica me gustaría dedicársela a mi amigo Roberto Gil por su enorme carrera en Salobreña (probablemente la mejor de su trayectoria como corredor) y por esa progresión metódica que está experimentando. Verlo a punto de coger la anticamiseta, cuando yo apenas si acababa de llegar fue toda una alegría, porque alegría se experimenta cuando alguien se esfuerza y obtiene sus frutos. Así de honesto y puro debería ser todo en la vida: esforzarte y obtener los frutos. Y Roberto en ese aspecto es un inmejorable ejemplo. No ignoro que una parte importante de su ánimo y progresión se debe a ese fiel acompañamiento de Paqui, siempre atenta con su objetivo en el punto de mira.
Roberto en la llegada, celebrando su merecida marca
Dicho esto intentaré enlazar algunas cuántas palabras sobre esa prueba de trazado llano que ayer nos llevó a la costa granadina, porque Salobreña, por si alguien no lo sabe es uno de los pueblos costeros con más proyección turística de Granada, pero que sabe obtener frutos de sus dos ambientes totalmente diferenciados: el costero y el cultural-arqueológico de ese racimo blanquísimo de casas andaluzas en torno a un castillo árabe bien conservado que tiene su origen en el Siglo X, anterior, incluso, a la Alhambra de Granada. Castillo que pudimos casi tocar gracias a la perfecta ubicación de la  extraordinaria casa de Colin, artista belga afincado casi toda su vida en Salobreña, a la que acudí acompañando a mi amigo y Alter, Jesús Lens, una vez ambos hicimos los deberes correteando por las calles de Salobreña. 

Podría hablar durante un buen rato sobre mi prueba, pero no creo que merezca el empeño, ya que ésta se puede resumir en muy poco: una actuación discretísima, más de trámite que de esfuerzo, mirando aún de reojo esa reciente recuperación de esa lesión que me ha postrado durante más de dos meses. 
Cabría un mayor esfuerzo e, incluso, una mayor ambición, pero nada de eso estaba en mi mente y he de decir que sentí satisfacción personal cuando cruce a linea de llegada. 
Satisfacción por poder haber completado mi segunda prueba del circuito este año y satisfacción porque observo margen de mejora ahora que la lesión -y su efecto psicológico- va alejándose en el tiempo. Lugar habrá de apretar los dientes y acabar las carreras con la sensación de haberlo entregado todo. Mientras tanto baste con seguir atrayendo las buenas sensaciones y sentirse partícipe de esa gran fiesta del atletismo en que se están convirtiendo las pruebas del circuito. 
Pero ocurre que uno se relaja corriendo y eso también puede ser negativo. Uno acaba saliendo dos metros antes que el coche escoba y eso también puede ser negativo, principalmente cuando en pruebas como ésta de Salobreña, lo angosto de las calles puede hacer que perdamos un tiempo basura y, lo que es peor, no encontrar el ritmo adecuado hasta que no se han corrido más de dos kilómetros. Es lo que tiene de negativo la alta participación en salidas diseñadas para no más de quinientos corredores. Lo decía mucha gente: salir muy atrás hace que ir adelantando sea oneroso e incluso cansino, algo que podría evitarse con los llamados cajones o globos de marca, eso sí, siempre que eso se respete. 
Recuerdo que en las pocas pruebas que he corrido con referencias, el recorrido ha sido plácido y no accidentado. En esas pocas ocasiones todo el mundo respetó su tiempo y el único enemigo para tu marca eras tú mismo. Será muy difícil que esa mejora se imponga en las pruebas del Circuito de Diputación, pero sería perfecto que así fuera. 
En el plano personal, en la prueba de ayer, como decía, tuve buenas sensaciones, incluso en los tramos de más viento. Es lo positivo que tiene el ir sin forzar demasiado: que llegan las buenas sensaciones. Pero para ello hay que tener muy claro qué tipo de carrera quieres hacer y más vale tenerlo claro desde el principio. 
"Es lo positivo que tiene el ir sin forzar demasiado: que llegan las buenas sensaciones"
Sabemos que estamos en crisis. Sabemos que lo están los Ayuntamientos, pero quizá éstos deberían de pensar en la ilusión de los corredores noveles. Lo digo por lo de las camisetas o a decir con más precisión, la falta de ellas. Es cierto que a todos nos gustan, principalmente las técnicas. En mi caso, me suele ilusionar entrenar cada día con una de ellas para recordarme que corrí en Baza, en Motril ,en Guadix, en Córdoba, en Málaga, en Sevilla, en Madrid... en varios puntos geográficos (y me pregunto: ¿no debería ser también motivo de orgullo para esas ciudades?). Sales a entrenar y rebuscas en tu infinito armario y el color de una camiseta concreta te atrapa; la coges, lees su inscripción, recuerdas por unos minutos esa carrera y sales a entrenar con ella. Eso es bonito. Lo es para quienes ya somos veteranos en esto del correr, pero para quien está comenzando a hacerlo más que bonito le es fundamental tener una camiseta que le recuerde sus primeras carreras. Es en ellos en quienes deberían de pensar los Ayuntamientos que de manera desafortunada les restan ese privilegio a quienes comienzan a correr con ilusión. No todo está justificado en esta pertinaz crisis. No todas las líneas rojas son traspasables.  

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...