lunes, 31 de mayo de 2010

ENFRASCADO EN LA LECTURA



Ando enfrascado en libros. En la lectura. Mis únicas carreras ahora consisten en acabar un libro e, inmediatamente, a la carrera, dirigirme a los anaqueles para elegir otro, que es uno de los ejercicios más placenteros que me gusta ejercer.
Tras sumergirme en una novela negra con parte de "thriller" judicial me lanzo a la carrera con "La noche de los tiempos", de Antonio Muñoz Molina.
"Al amparo de la ginebra", es una novela de José Luis Serrano -la primera del autor- que me ha gustado y me ha impresionado por algo que es probable que cuente en algún momento, y que es probable que le cuente algún día al autor.
Y sigo con otro "granadino". Ahora le toca el turno a la última novela de Antonio Muñoz Molina, que casi siempre comparto con un ensayo, siempre de digestión más lenta. En este caso "El libro de la escritura vital" de Manuel Pimentel.
De Muñoz Molina se dicen muchas cosas, literariamente hablando. Nadie niega su talento narrativo, pero quizá siempre le pierda la obsesión por la perfección y solemnidad literaria que quiere dar a sus creaciones. Le ocurre con sus artículos igualmente.
Pero es un animal literario.
Esta novela ha merecido ser la mejor novela del año española para una revista especializada en libros "Qué leer" y de ella han hablado maravillas.
Con una argumento personal e ideológico, está muy en la linea del pensamiento del autor y, al parecer, su hechura literaria está muy conseguida.
Poco más puedo decir de una novela que acabo de comenzar y que se acerca a las mil páginas. A ver.

jueves, 27 de mayo de 2010

RECORTES SALARIALES Y OTRAS CUESTIONES



En esta entrada me gustaría hablar de correr. Que es lo que suelo hacer cada equis entradas. Pero hay un problema: ahora no estoy corriendo. Nada. Ni un metro. Como ya conocéis me he instalado en la autosequía por voluntad propia en parte, pero también por la necesidad de dar descanso a un gemelo que ya había mostrado su opinión y el cuerpo lo había escuchado. Hasta el día 10 de junio. Un periodo autoimpuesto de 21 días que creo será más que suficiente para comenzar de nuevo.
Por tanto, a partir de estos días comenzaré a pedalear. Ahora la Specialized se encuentra en el taller, ajustando el mecanismo de las marchas. Poniéndola a punto.
Decía que me gustaría hablar de correr, pero quizá sea necesario hablar un poco de economía, algo mucho menos prosaico, pero que está en la actualidad. Y de qué manera.
ZP, como sabéis, amenazando a su grupo parlamentario y con la cobarde complicidad de CiU, UPN y CC, ha conseguido reunir por primera vez, tal vez, sus 169 Diputados (y Diputadas) para sacar adelante y convalidar el Decreto-Ley que entró en vigor el pasado martes. Con ello ha impuesto por ley la congelación de las pensiones -excepto las mínimas y las no contributivas- y la bajada del sueldo de los empleados públicos, entre otras medidas.
La bajada que vamos a sufrir los servidores públicos va a ser considerable en términos globales, mes a mes, pero la última carta y más sangrienta se ha reservado para la extra de diciembre que experimentará una bajada lineal en algunos casos de casi el cincuenta por ciento. Ahora estamos a la espera de la sangrienta reforma laboral que se llevará a cabo en el sector privado, y que nadie ha soltado prenda por dónde irá.
En mi opinión, es un terrible precedente usurpar derechos adquiridos a los trabajadores, ya que se conculca uno de sus derechos históricos.
Ocurre que en la función pública española las cosas se han hecho rematadamente mal desde la llegada al poder del PSOE, en primer lugar, y del PP, posteriormente, aunque quien realmente hizo el mayor daño fue el actual partido en el gobierno cuando en 1984 llevó a cabo esa urgente e inacabada reforma de la función pública a través de la Ley 30/84. Que además de inacabada - el Estatuto Básico del Empleado Público al que se refiere el artículo 103 de la Constitución- se ha aprobado casi a los 29 años desde la entrada de la Carta Magna-, la puso al servicio del poder político, en primer lugar por la inclusión del personal eventual -puestos de confianza y asesoramiento especial que de nuevo vuelve a introducirse en el EBEP dentro del concepto de empleado público- y un sistema de carrera profesional poco profesional. Además, bajó hasta niveles peligrosos la posibilidad de que determinados cargos de la Administración pudieran ser designados a dedo, es decir, entregados a gente del partido y del entorno, consiguiendo de esa manera dos cosas: mermar la carrera profesional de los funcionarios y entregar puestos importantes al control del poder político. La Junta de Andalucía copió ese esquema jurídico por medio de la Ley 6/1985, de Ordenación de la Función Pública de Andalucía, pero incidiendo aún más en la posibilidad de que el poder político aupara el mayor posible de cargos.
Luego llegó la regulación de las empresas públicas, que casi ha firmado el acta de defunción de la función pública profesional y de la que hablaré en otra entrada porque en ésta faltaría espacio.
Por todo esto, es triste que hoy la sociedad no esté lo suficientemente informada de todo esto y confunda funcionarios de carrera y personal laboral fijo -los que han tenido que hacer una oposición o superar un concurso-oposición para poder ocupar una plaza. Trabajadores como otros cualquiera- y el resto de empleados públicos.
En el ámbito de los entes que integran la Administración Local (principalmente Diputaciones) el abuso ha sido aún mayor y vergonzosos, hasta el punto de que en las inmensas plantillas locales no es fácil encontrar profesionales que hayan accedido a través de una oposición pública y libre.
Por tanto, el desbarajuste en las administraciones públicas ha sido tan dantesco que de aquellos barros hoy tenemos estos lodos.
Y, particularmente, creo la reforma laboral va a ir en términos parecidos. Pero de eso habrá tiempo de hablar.
Al mismo tiempo, los sindicatos han ido "institucionalizándose" y admitiendo poco a poco todo este desaguisado y el poder judicial, cada vez más politilizado, no ha puesto freno a todo esto, a pesar de las muchas denuncias y demandas que han recibido por parte de gente honesta para evitar todo esto.
Ya digo, es la lapidación de las clases medias, mientras que el gran capital, los paraísos fiscales, la secta política, los menesterosos, las mafias, los subvencionados y otras faunas siguen danzando a sus anchas.
Pero en fin, en breve comenzarán los mundiales de Sudáfrica, ya se cuece el fichaje de Mourihno y otros asuntos "impactantes e importantes" que el poder mediático se encargará de montar. Y ha olvidarse de todo y volver a permitir que nos la metan doblada.
De qué nos quejamos.

miércoles, 26 de mayo de 2010

UN CORREO SINCERO Y EXPRESIVO


Soy consciente que leéis con atención mis entradas, unas más acertadas, otras menos y algunas insufribles, lo sé, pero os pediría que leyerais con atención el texto que viene a continuación, que no es mío sino de una persona que no conozco y trabaja en el Aeropuerto Federico García Lorca, de Granada-Jaén.

A lo largo del día nos llegan muchos tipos de correo: ocurrentes, graciosos, groseros, pornográficos, de bellas fotografías paisajisticas y mucha leyenda urbana, sin embargo éste que nos ha llegado, a mis compañeros y a mí, esta mañana a nuestro correo corporativo se aleja de todo eso. Por su contenido y veracidad se ha convertido en especial.

Cuando lo leíamos no podíamos dar crédito a lo leído porque es real e incluso venía suscrito por una persona con nombre y apellidos -que omitiré para no perjudicarla, lógicamente-.

Es una muestra de la situación a la que estamos llegando en este país, donde la gente de la calle cada vez optamos por callar menos y denunciar todas las prebendas y golferías de nuestros representantes políticos. Pero en fin no diré más ya que el correo es claro y contundente. Para no distorsionar nada, incluso, lo dejaré tal y como ha llegado: con letras grandes a veces, con letras pequeñas en otras ocasiones y con muchas exclamaciones, probablemente, de indignación. Un texto que honra a la persona que lo ha escrito por su arrojo y valentía. Os dejo con el texto para vuestra valoración:


¡¡¡HAY QUE PARAR ESTO COMO SEA!!!

Buenos días a todos.


Hoy mi correo no es sino para comentaros lo que ha sucedido en el aeropuerto de Granada hoy (25 de mayo de 2010).
Hoy no se trabaja, la gente está con los pelos tiesos, indignada, cabreada, no solo los trabajadores, sino guardia civil, policia nacional, guardaespaldas, etc etc etc y las 500 personas que entre personal de aena y concesionarios, trabajamos en este aeropuerto y hemos visto lo que hemos visto.
Este correo me da igual si lo estáis leyendo gente que seáis del PSOE o de derechas o de en medio, porque me da exactamente igual porque esto es solo un grito de indignación y NO es mi deseo meterme con nadie ni de sus ideas políticas.
Esto lo estamos haciendo todos los trabajadores para que se corra la voz y si fuera posible saliese mañana en todos los periódicos del mundo.
Hoy cuando he llegado al aero a trabajar y he aparcado mi coche, un super perro pastor aleman me ha venido corriendo y yo enseguida le he dicho a quien fuese que por favor cogiera a su perro y lo detuviese que me daba miedo; el personaje me ha dicho que "tranquila este perro no hace nada" y yo le he contestado: "eso dícen todos los dueños" y me he largado.
Era un perro policia y estaba en nuestro aparcamiento para ver si llevábamos una bomba en el coche o yo que sé qué puñetas creerían que llevamos los trabajadores del aero.
Y por fin, me entero que viene la ministra Chacón.
Ha habido más despliegue de coches oficiales, guardaespaldas, policía, perros policía, guardia civil, etc etc etc que cuando vienen los reyes que vienen mucho por aquí.
Ha llegado la hija de la gran puta en avión privado y han salido del avión 15 personas (ninguna era tripulación), de las cuales los dos primeros que han bajado del avioncito de las narices eran un fotógrafo y uno con cámara de video que no era de televisión.
Ha venido el subdelegado de gobierno de Granada (máxima autoridad en Granada) que también el hijo de puta ha traido a otro séquito para recibir a pie de avión a la capulla que ha bajado de el.
QUIERO DECIR: LA ULTIMA VEZ QUE VINO LA REINA A GRANADA EL AÑO PASADO, ¡¡LA REINA SEÑORES!!,
¡¡¡¡¡VINO EN VUELO REGULAR DE IBERIA!!!!!! y por supuesto no pasa ningún perrito antes y se monta en su coche oficial e incluso siempre pasa por delante de nuestro edificio para saludarnos, que bajamos todas la marujas a saludar.
Vuelo regular, es decir, en el vuelo que la gente viaja normalmente.
¿es que la chacón es más que nuestra reina?, digo de una ministra como lo diría de un ministro o de uno de otro partido.
NECESITAN BAJARNOS EL SUELDO PARA SEGUIR PAGÁNDOSE ELLOS SUS DIETAS, SUS VIAJES, SUS GUARDAESPALDAS, Y SUS MIERDAS Y CON PERDÓN.
AHORA SEÑORES, LA CHACON ES MAS QUE NUESTRA REINA, ¡¡¡TOCATE LAS NARICES!!!
La gente está aquí indignada, justo en estos momentos va la tía guarra y da este despliegue de gastos.
¡¡ME ENCANTAN ESTOS ROJOS DE VISA ORO!!.
BESICOS PA TODOS Y A SEGUÍ PA ELLOS CURRANDO.


domingo, 23 de mayo de 2010

MURAKAMI EN LA ORILLA (IDEAL 23/5/2010)


Tras leer el libro de Murakami y hacer aquí una crítica, y a pesar de reconocer que el libro bajaba de nivel en su segunda mitad, es tan grata la publicación de este libro y tan común entre nosotros, los corredores, el lenguaje del novelista y corredor japonés, que no pude resistirme a escribir algo sobre la relación entre el correr y el escribir, según me inspiró la obra de Murakami.

Así que decidí enviar un artículo a Ideal, que ha salido publicado hoy domingo.

Si no habéis tenido oportunidad de leerlo, tal y como ha hecho y comunicado mi amigo y Álter, Jesús Lens, os lo pongo en esta entrada, esperando que disfrutéis con él, tanto como yo disfruté escribiéndolo.

El título, como habréis podido comprobar, parafrasea una de las obras más famosa del autor: "Kafka en la orilla".

Os dejo con el artículo:


MURAKAMI EN LA ORILLA


Sabíamos hasta ahora que el novelista japonés escribía de un mundo solitario, onírico y surrealista, algo parecido a lo que identificamos con un mundo interior, que más veces de las necesarias busca las fisuras que le permitan mirar y salir al exterior, por no decir que, en ocasiones, ese mundo interior se escapa sin permiso y busca a plena luz lo que imaginariamente intuye que existe.

Tal vez por eso el escritor japonés corre a diario y participa en maratones al menos una vez al año. Y así nos lo ha contado en su último libro, "De qué hablo cuando hablo de correr", parafraseando la obra de su admirado y traducido Raymond Carver ("De qué hablamos cuando hablamos de amor").

Y quienes gustamos de la obra de Murakami, e igualmente nos subyuga esa tarea física y mental que consiste en calzar unas zapatillas técnicas y acumular kilómetros sin más, esperábamos desde hace tiempo -porque desde hace tiempo lo sabíamos- que el escritor corredor -o viceversa- nos informara desde sus altos palacios literarios de el qué y el cómo del correr literario, que aunque jamás lo haya dicho de esa manera, es la forma de correr que concibe. De hecho, las grandes distancias para Haruki no son más que el ensayo mental y físico que le preparan para adentrarse en las grandes distancias literarias. No parece concebir el hecho de escribir como algo aislado del hecho de correr.

Pero ¿qué nos ha aportado Murakami sobre la literatura y su relación con el correr? Probablemente lo que ya intuíamos cuando leíamos sus obras: que escribir y correr pueden ser mundos ajenos en el mundo real, en el mundo exterior, pero quizá no tanto en el mundo irreal, en el mundo interior. Dos mundos que comparten muchas de esas cosas que se experimentan corriendo o se experimentan escribiendo: lo onírico, lo irreal, lo solitario, la incertidumbre, el miedo, el fracaso. Demasiadas cosas en común para no pensar que en algún momento debieron de partir de un mismo punto; demasiadas cosas para no pensar que son facetas que pueden ir cómodas de la mano aunque no siempre vayan ni parezcan necesitarse.

Está demostrado que un corredor de fondo se adentra en parajes solitarios, que corre en soledad, que se funde con el paisaje y que es probable que su mundo onírico e interior sea el que conduzca sus pasos y que en su trote diario esté escribiendo ya, en su interior, su obra.

El mérito de Murakami es haber captado el sentido de todo esto y haberlo relatado en una novela-ensayo que tenía en mente desde hacía diez años.

viernes, 21 de mayo de 2010

AHORA TOCA PARAR



Porque me he vuelto cada vez más prudente. En lo que se refiere a correr.
Esa prudencia significa que no trotaré hasta el 10 de junio. Uno aprende a escuchar su cuerpo, a escuchar su diezmado gemelo izquierdo, su tendinitis, en fin, uno pone el oído y escucha su cuerpo y sabe que tiene que detenerse para poder seguir corriendo.
Por tanto, no hay opción: ni estaré en Huétor Tájar el sábado 22, ni en Órgiva el 30 de mayo.
La opción es coger la bici, pero no sé cuando llegará ese día. Antes hay que ajustarla.
Por tanto, largos paseos, Compex a tope, abdominales, estiramientos, flexibilidad y, lo más importante, intentar no variar el peso.
Porque llega un momento en el que tienes que optar: o seguir corriendo con problemas musculares y tendinosos, o bien detenerse el tiempo necesario y seguir corriendo siempre. Es algo a lo que ya me he acostumbrado, porque todos los años se repite ese ciclo. Y cada año se cumple un año.
Unos meses excelentes, desde la anterior lesión, es decir, desde octubre de 2009. Meses en los que he entrenado bien, he competido a un nivel muy similar al de los mejores tiempos, buenas sensaciones, ningún dolor, excelentes pulsaciones tanto en reposo como en carrera....en fin, unos meses a tope, de disfrute total.
Y como no quiero dejar de percibir todas esas excelencias ni renunciar a correr, ¿ qué importancia tiene parar durante veinte días o un mes ?

jueves, 20 de mayo de 2010

REBELIÓN CONTRA LOS PODEROSOS



No se si estáis siguiendo en estos días las distintas opiniones y reacciones surgidas a raíz del ya llamado "zapatazo" a pensionistas, funcionarios, reducción de inversión pública, futura reforma laboral etc., etc.
Ciertamente, existe una especie de conjura hacia las clases medias de este país, que parece ha sido el sector de la sociedad elegido para pulgar la avaricia de los poderosos. Sin duda, el debate está siendo por momentos apasionante por varios motivos.
En primer lugar, se están comenzando a poner en entredicho cuestiones que el pueblo llano, por lo general, no abordaba. A la general animadversión contra bancos se suma ahora la especial animadversión hacia esa casta que integran todos los políticos y cargos públicos. Sus prebendas, sus coches oficiales, las subvenciones sospechosas, los ingresos no declarados, todas es cuestiones que parecían estar dormidas e parecían no preocupar al pueblo español han comenzado a brotar.
Desde los fondos destinados a la monarquía a los privilegios del último concejal del pueblo más remeto un amplio elenco de asuntos está siendo puesto sobre la mesa. Es más, pareciera que existiera una especie de rebelión de las clases medias, sabedoras ya de que todo lo que se le está arrebatando y lo que en el futuro les será arrebatado tienen una razón de culpabilidad clara: los privilegios y abusos por parte de la clase dirigente, ya sea política o económica.
¿Servirá esa reacción para algo o, por el contrario, seguiremos dormidos comprobando cómo nuestro equipo pierde o gana cada semana o si algún mayordomo de algún personaje de las vísceras por fin hace tal o cuál declaración? ¿ Qué pensáis ?

sábado, 15 de mayo de 2010

DE QUÉ HABLO CUANDO HABLO DE CORRER, de Haruki Murakami



Ayer, de madrugada, terminé el último libro de Haruki Murakami, "De qué hablo cuando hablo de correr".
Con independencia de otras cosas del libro a las que me referiré, hay que decir de manera contundente que es un libro que debería ser leído por todos los corredores, sin excepción.
El escritor japonés tiene la pluma y el talento necesario para transmitirnos a través de las suyas las mismas sensaciones que tarde o temprano experimentamos los corredores, hayamos corrido un maratón, una prueba de ultrafondo, un triatlón, o sencillamente seamos corredores de afición placentera y sin exigencias. Sin lugar a dudas el novelista japonés no exagera ni hace demagogia barata sobre algo que se vislumbra ha experimentado cada día de su vida.
Sin duda, hay que valorar ese empeño literario.
Ahora bien, sin caer en la traición que supondría desgranar el libro, principalmente para que quienes no lo hayan leído aún no me acaben odiando y eliminando de sus hábitos diarios esos minutos que dedican a este encuentro virtual, sin en caer en esa traición, decía, opino que el libro tiene dos partes (y en esa valoración opino exactamente igual que Alfredo y Vicente): una, que podría coincidir más o menos con la primera mitad física del libro, me parece brillante, consistente, emocionante en muchos aspectos y brillante en otros; otra: que podría coincidir más o menos con la segunda mitad física del libro, me parece algo más superflua, algo repetitiva y, por qué no: levemente prescindible e incluso algo repetitiva.
La relación entre el correr y la literatura -que era algo que me interesaba sobremanera de este libro-, en mi opinión, sale con aprobado alto, pero no mucho más. Demasiado interés del autor japonés por querer equiparar maratón a novela larga.
Dicho esto, que no es más que una inexperta y humilde opinión, he de valorar como muy positivo, la honestidad del autor, su lealtad a sus principios y a su forma de concebir el mundo, algo que ayuda a comprender mejor su literatura.
Sin embargo, nada de lo dicho aquí hasta el momento podrá igualar a la enorme satisfacción de comprobar cómo un individuo brillante y excelente escritor, desde el otro extremo del mundo, pareciera que nos hablara a nuestro interior de corredores convencidos, consiguiendo que se produzca una verdadero nexo de unión entre sus vivencias como corredor y nuestras vivencias como corredores.
Las dudas, las soledades, las incomprensiones que observamos en nuestro alrededor, las debilidades, el hastío, el nerviosismo ante la competición, el día a día del corredor, todo lo que experimentamos como corredores nos lo expone Murakami de manera tan humana y a la vez que literaria, que no parece ni real de tan real como es.

jueves, 13 de mayo de 2010

ESAS NO SON LAS MEDIDAS A TOMAR (O AL MENOS NO LAS MÁS IMPORTANTES)




Vaya follón que está liando Zapatero. Un día dice una cosa y al siguiente hace la contraria. Su última ocurrencia trae a medio país de cabeza, por unos motivo o por otros. Y parece que se está destapando la tapa de los truenos para que de una vez por todas la gente de este surrealista país comience a comprender algo de lo que está pasando. O, al menos, a comprender algo de que sabemos que está pasando, porque hay cosas que nunca sabremos.
Veamos. Se bajará una media del 5% el sueldo de los empleados públicos, decisión ésta histórica en España, y se congelarán las pensiones, excepto las mínimas y las no contributivas. Además, se elimina el cheque-bebé, entre otras medidas de mayor o menor calado.
No comentaré estas decisiones porque no considero que sean las realmente importantes. De hecho, estas medidas ocultan otras acciones que no se han tomado y se deberían tomar.
Y esas acciones que no se han tomado conllevaría un cambio radical en la mayoría de la mentalidad y estructura del gasto público, es decir, un cambio de mentalidad que mucho me temo nunca llegará a España porque entonces no estaríamos hablando de España.


Este es un país de mierda. Perdonad por el taco pero así lo creo. Un país de prebendas, de parásitos, de vividores, de vagos enganchados a la cosa pública (no, no me refiero a los empleados públicos, aunque algún que otro parásito sí que hay: casi todo el personal eventual). Y éstos van desde los miembros de la casa real hasta el último concejalillo. Y, lógicamente, de ese ejército de menesterosos se salvará quien objetivamente tenga méritos para salvarse, que no es casi nadie.
Vale, se recorta el sueldo a los empleados públicos, que no olvidemos son trabajadores. Un colectivo que en su gran mayoría (más del 80%) no alcanza los 1500 € netos al mes y no os podéis imaginar la cantidad de empleados públicos que apenas llegan a los 1000 € netos. . De acuerdo. En momentos de crisis como éstos en los que existe una gran porcentaje de personas parados el sentido solidario debe de existir. Pero habría que considerar que se entiende por empleado público (sé que es largo, pero os aconsejo mi artículo de Ideal sobre empleados públicos pinchando aquí), porque entre éstos se encuentra el personal eventual que en su mayoría son todos esos asesores vinculados a los partidos. A esos, ni agua, por supuesto. Los demás, en su mayoría son profesionales que han accedido a través de una oposición o concurso y se ganan la vida como pueden.
Sin embargo, esa no es la solución. O al menos no la única solución.



Por lo primero que habría que comenzar es por la eliminación de prebendas y privilegios en las Administraciones Públicas. Hay que bajar más de un 20% el sueldo de todos los altos cargos y eliminar todas las dietas que reciben, que es la partida más lucrativa y no contributiva; además, hay que eliminar todos los privilegios en cuanto a coches oficiales propios y exclusivos, viajes pagados, comidas gratis, regalos, entrada gratis a espectáculos y un largo etcétera. Hay que meter la tijera al presupuesto de la casa real y conocer de una vez por todas cuánto se les paga y en qué gastan ese dinero (estoy pensando en acogerme al derecho de petición constitucional - Artículo 29 de la Constitución- solicitando esa información que, por supuesto, no me darán). Hay que eliminar la mayoría de las subvenciones, patrocinios y otras estupideces por el estilo. Hay que meterle mano a las rentas de los directivos de bancos y empresas ¿Cómo? por ley. O incrementando el tipo del IRPF hasta el 45%. Hay que meterle mano y subir el tipo del IRPF a los deportistas de élite, principalmente a los extranjeros que juegan en España y que disponen de unos privilegios exorbitantes con respecto a los de aquí. Hay que eliminar ministerios y organismos públicos inútiles (por ejemplo, el de Igualdad, el de Vivienda, cuyas competencias las tienen las Comunidades Autónomas, el de Sanidad refundirlo con otros, ya que esas competencias también las tienen las Comunidades Autónomas; dos de las tres vicepresidencias). Hay que eliminar gran parte de los organismos autonómicos, que derrochan el dinero vilmente. Hay que controlar el gasto municipal, en particular, el de los ayuntamientos de grandes municipios. Y hay que eliminar de una vez por todas las empresas públicas que se han convertido en el coladero de politiquillos denostados de sus cargos, o bien politiquillos que no disponen de empleo cuando dejan el cargo.


Y lo más importante de todo, y esto es ya una tarea de ámbito internacional: hay que eliminar de una vez por todas los paraísos fiscales, aunque eso suponga dejar con el culo al aire a muchos políticos que tienen en éstos sus ganancias y por eso declaran que nada tienen en ese vergonzosos registro de bienes y retribuciones, ¿ Cómo lo veis ?

RECUPERACIÓN ACTIVA, MASAJE REGENERADOR, ETC., ETC.,



El domingo, 2 de mayo, tras haber hecho el día anterior trece duros kilómetros por la zona de Caparacena-Pantano del Cubillas, salí a dar un trote ligero por la Vega cuando en el kilómetro tres y medio del recorrido, nada más atravesar la aldea de Ánzola, sentí un pinchazo en la parte inferior del gemelo izquierdo, que por sus características pude identificar como una probable microrotura leve. Lógicamente di la vuelta y bajé el ritmo de manera notoria.
Por experiencias anteriores -demasiadas- sabía que esa pequeña lesión me tendría detenido un mínimo de quince días, así que encontré la primera ocasión para poner a trabajar el Compex Perfomance.
Comencé por un programa anti-dolor, en concreto, el subprograma de "descontracturante". Me centré tan sólo en el gemelo lesionado, no sin antes haberme aplicado crioterapia.
Volví a repetir ese subprograma al día anterior, y en los días posteriores me aplique el subprograma "masaje regenerador", a un nivel del 98-99 %.
Al día siguiente observé que desaparecieron las molestias cuando andaba o levantarme de la cama cada mañana y convencido de la recuperación, el jueves, me lancé a hacer un recorrido de 13 kilómetros por la Vega por un recorrido no exento de alguna dificultad. No aparecieron las molestias en el gemelo izquierdo, pero sí noté cargado el gemelo derecho, ajeno a la lesión. Así que al poco de llegar a casa, me apliqué en este último un subprograma de "recuperación activa", que hay que aplicar, preferentemente, antes de las tres horas de acabar la sesión de entrenamiento.
Sin embargo, por prudencia y por miedo, decidí no competir en la prueba de Salobreña del pasado domingo, 9 de mayo. Pero ese mismo domingo por la tarde experimenté unas ganas de correr tremendas y me fui al Pantano del Cubillas para hacer doce kilómetros, los cuales hice con una fuerza y determinación inusitada para alguien que acaba de salir de una lesión, aunque fuera leve.
El trabajo del electroestimulador fue decisivo ya que normalmente necesito dos semanas para recuperar estas pequeñas lesiones y a pesar de ello siempre comienzo algo renqueante.
Esa misma tarde me apliqué un subprograma de "recuperación activa" en ambos cuadriceps y al día siguiente otro subprograma de "masaje regenerador" en ambos gemelos.
Sin duda, el Compex ya se está convirtiendo en un imprescindible compañero de viaje.

martes, 11 de mayo de 2010

UN CONSEJO HETERODOXO




En esta entrada seré heterodoxo porque seguramente el asunto que trataré no interese a nadie o, tal vez, despertando alguna curiosidad no se considerará crucial ni relevante y no despertará interés alguno, excepto para los amantes del buen sonido.
Pero para mí sí es de interés porque está relacionado con la música. Y, además, porque tengo la fea costumbre de aconsejar cansinamente algo si considero que es algo interesante y aconsejable. Porque me gusta transmitir el poco conocimiento que atesoro sobre algo que, en mi opinión, puede merecer la pena.
Pero no, no se trata de uno de esos grupos extraños del heavy internacional que de vez en cuando dejo caer por este sitio virtual y que a pesar del esfuerzo que sé que hace a Abel no le dicen ni mú.
Se trata de algo que he adquirido recientemente, ideal para amantes de la buena música y del buen sonido: unos auriculares HI-FI de la marca norteamericana Grado, que pasa por ser para muchos especialistas una de las dos o tres marcas más prestigiosas del mundo. Uno de los pocos auriculares artesanales -se hacen a mano en New York- que cuentan con un diseño totalmente cutre y retro, que es inversamente proporcional a su calidad; un diseño que nos podría recordar a esos cascos de la II Guerra Mundial o, incluso, de la Primera, pero que suenan como los ángeles. No en vano, las mejores revistas especializadas internacionales, como son el caso de What HI-FI? Y OnOff, los premian con la máxima distinción al tiempo que lanzan críticas pasionales sobre su calidad.
Llevaba mucho tiempo husmeando por Internet, comparando esta marca con otras como Sennheiser -que ya conozco y poseeo-, Audio Téchnica, Beyerdinamic, AKG, Denon, Pioneer o la británica Goldring, pero finalmente las mejores críticas y calificaciones en cuanto a relación calidad-precio fueron para estos auriculares. Así que consultando en esas revistas que suelo comprar mensualmente -principalmente What HI-FI?- finalmente me decidí por uno de los más premiados, los Grado SR 80i, feos como ellos solos, pero ya digo dotados de un sonido maravilloso. Una delicia para el oído, geniales para escuchar tanto heavy metal como música clásica.



Unos auriculares que emocionan cuando se escuchan tal y como había leído en muchas ocasiones pero que me negaba a creer. Ahora me lo creo porque lo experimento y por eso los aconsejo.
Lógicamente, su rendimiento se podrá disfrutar plenamente con una cadena HI-FI "seria", si es posible con más de 30 watios reales por canal.
El inconveniente es que no posible encontrarlos en las tiendas de electrónica y sonido convencionales, sino que habrá que acudir a alguna muy especializada, o bien, a través de sitios especializados en sonido de la red.

lunes, 10 de mayo de 2010

LA SALANDER Y TODOS ESOS SUECOS QUE PARECEN NO HABER ROTO NUNCA UN PLATO





Pero gracias a un tipo grandullón, fumador, bebedor de café empedernido y sedentario que se llamaba Stieg Larsson hemos conocido que no todo es como nos lo pintan. Y una cosa sí hemos sabido tras leer estos voluminosos tres volúmenes de títulos casi coloquiales: que los suecos rompen platos, barajas y lo que se les tercie.
Que además extorsionan, infringen derechos constitucionales, son puteros y maltratan a las mujeres ¿Quién se lo iba a imaginar? Pero que disponen también de buenas "hacker" con un gran sentido de la ética y la moral, periodistas honrados y temerarios y algunos policías buenos.
Lógicamente hablamos de ficción, pero pregunto y me pregunto: ¿Existe alguna ficción que no hinque sus raíces en la médula de lo real?
Acabados esos tres volúmenes, he de decir que no sé si he leído gran literatura porque pocas cosas me lo parecen tras leer en su día "Crimen y castigo" y "Por el camino de Swann", a lo que luego siguieron "Juegos de la edad tardía" y todas las obras de Saramago; ahora bien, he encontrado a un narrador formidable, dotado de una gran capacidad de alimentar el género negro con un estilo sencillo pero con una estructura compleja. Y lo mejor de todo: me lo he pasado bomba leyendo sus libros, culpables en gran parte de mis amplias noches toledanas en el sillón preferido de mi casa. Y esos atributos son más que suficientes para hablar bien de los libros ¿ no creéis ?

RUTAS RECUPERADAS


Justo este vado por el que nos disponemos a pasar mi amigo Paco y yo suele estar inundado los meses de invierno y otoño.

Por fin, el sábado pude pasar por ese vado del río Velillos completamente inundado de agua durante la mayor parte de los meses de invierno y otoño. Las fuertes lluvias de finales de 2009 y principios de 2010 han traído mucha agua a los ríos y las obras del AVE también ha contribuido lo suyo.
No poder atravesar ese vado inundado por el río, significa ni más ni menos no poder completar dos de las rutas a las que les tengo particular apego. Una de quince kilómetros. La otra de trece.
Pero por fin el sábado la cosa ya volvía a su normalidad por completo, a pesar de que ya estaba mentalizado a atravesar el vado sumergiendo las zapatillas en el agua por completo. Agua limpia, exenta de barro, ya que se trata de un vado de cemento.
Por ello, cuando el sábado comenzaba a mentalizarme con ese refrescante baño (una de las virtudes que tiene la ropa y zapatillas técnicas es que se secan en seguida), no pude evitar una exclamación de alegría en medio del silencio de la Vega, en medio de la nada. Algo así como: "Coño, ya era hora", que de haber sido escuchado por algún agricultor de los pocos que acostumbran a estar por las hazas colindantes al río, hubiera podido interpretar sin lugar a dudas y con toda la razón del mundo que aquel tipo que iba corriendo había perdido el juicio. Y, en realidad, probablemente lo había perdido al comprobar que esas rutas, olvidadas durante los meses fríos y lluviosos, las volvía a recuperar.
En particular, la ruta de los trece kilómetros -que fue la que hice el sábado- me es especialmente grata y divertida. Penetra por los caminos más allá de Ánzola y regresa por la carretera local de Zujaira y Casanueva, de nuevo hasta Ánzola. Me gusta porque tiene los suficientes atributos que gustan al corredor: distancia adecuada, llano, algo de cuesta no demasiado dura y mucha naturaleza.
Es la que más frecuento en verano.

jueves, 6 de mayo de 2010

NUEVA HISTORIA DE X: LA CHICA DEL CAMPUS


En los capítulos anteriores:

X, es un tipo descuidado, con sobrepeso y unos hábitos poco saludables. Su mundo giran en torno al trabajo y la barra del bar, en compañía de su amigo Luis.

Pero un buen día -quizá aconsejado por el frutero del barrio- decide correr. Decide cambiar.

Lo que, en teoría, debiera haber sido motivo de gozo de su mujer, Conchi, se va convirtiendo poco a poco en un problema. La razón: ella no ve con buenos ojos que X corra. Tampoco está convencido de ello su amigo Luis, principalmente, porque no quiere perder al amigo de barra.

La obsesión de X por correr llega a su punto más alto, cuando sin avisar se ausenta de la celebración de la boda del sobrino preferido de Conchi, renuncia a una completa noche de fiesta: tenía su primera prueba a la mañana siguiente.

La situación con Conchi cada vez es más tensa, cuando de pronto su amigo Luis cambia de registro y decide apoyarle en su propósito de correr. Es más, se ofrece para hablar con Conchi. Tras momentos de discusión tensa, estando ya cerca la Navidad, contra todo pronóstico X, Conchi y Luis hacen las paces y deciden pasar la Nochebuena juntos como antaño.

Sin embargo, las cosas aún están lejos de ir bien porque pronto se descubre que la aversión de Conchi a correr tiene relación con circunstancias oscuras del pasado. Precisamente ella era una gran corredora hasta que un día, de forma tajante, dejo de correr.

La historia completa se encuentra en la pestaña llamada X, a la derecha del blog.

Este es el nuevo capítulo:



LA CHICA DEL CAMPUS


Como sabemos, en casa de X y Conchi la convivencia se encontraba mermada en los últimos tiempos. Y lo más sorprendente es que la causa desencadenante no parecía tan nociva como posteriormente se demostró.

Correr. Algo tan aparentemente sencillo e intrascendente había provocado una amplia fisura en las vidas de ese aparente normal matrimonio. Sencillamente, un buen día, X, había decidido comenzar a correr y por lo que luego hemos ido sabiendo, esa sencilla acción significaba para la vida ambos mucho más de lo que inicialmente se pensaba.

X ya había comprendido. Tarde, pero por fin había comprendido. Y recordado.

Había comprendido que la acción de correr en esa casa significaba algo más que una mera actividad física. Y había comprendido que era incomprensible que hubiese olvidado todo aquello. Ese pensamiento le resultaba insoportable y se avergonzaba por ello. Y había recordado que como ocurría en la vida de todas las personas hubo un pasado. Un pasado, que en el caso de Conchi, tenía un contenido complejo. Un contenido que, además, tenía el correr como trasfondo. Eso lo supo X posteriormente, mucho después de conocer a aquella chica espigada y delgada que corría todos los días por el campus y que ahora atesoraba bastantes más kilos.

Sí, Conchi tenía toda la razón. Cuando se conocieron –principalmente, gracias al tesón de X-, Conchi corría. Conchi era corredora. Correr era su pasión. Su vida. Hasta que ocurrió aquello.

Pero para comprenderlo todo hemos de remontarnos diez años atrás.



Una chica alta y delgada pasa todas las mañanas corriendo por el Campus universitario. Tiene unas piernas largas y afiladas y su forma de correr es jovial y atlética.

Lo primero que sorprendió a X el primer día que la vio fue su saludable delgadez y su halo de mujer independiente y sofisticada. Totalmente inaccesible para él.

Quiso la casualidad o el destino que X y su amigo Luis recibieran el encargo de reformar el “hall” de entrada de la Facultad de Derecho. Para ellos fue su primera y única incursión en la Universidad.

Cuando acababan su jornada de mañana, a eso de las dos de la tarde, aprovechaban los buenos precios de la cafetería de la facultad y almorzaban el menú que ofrecían cada día, el mismo que tomaban los estudiantes. Posteriormente, salían a la terraza de la facultad a tomar un café, minutos antes de reemprender su faena que les tendrían ocupados hasta las cinco de la tarde. A una hora muy intempestiva para correr, un poco antes de las tres de la tarde, pasaba corriendo todos los días aquella chica espigada ante las miradas atentas de X y Luis.

Esta escena se repetía cada día de manera invariable y le hizo recordar a X una película que había visto hacía tiempo en la que aparecía una marmota y cuyo nombre no recordaba.

A los diez días de participar pasivamente en aquella escena repetitiva X y Luis ya sentían que conocían a aquella chica como si de una amiga se tratara. Pero X jamás, en su fuero interno, sentía esa amistad a la que se refería Luis (ya parece nuestra amiga, dijo Luis): sentía algo más. Sin embargo, ese sentimiento formaría parte de un secreto que jamás saldría al exterior, que es el material del que están fabricados los secretos. Pero un día no pudo guardar por más tiempo el secreto y se lo contó a Luis, que era una forma de seguir manteniendo el secreto ya que se trataba de su mejor amigo y confidente.

Cuando Luis supo que el sentimiento de X hacia aquella chica era más profundo no hizo aspavientos de sorpresa: ya lo sabía. Cómo que lo sabias. No hacía falta más que ver tu cara cuando la miras. A ti también te agrada y no por eso tendría yo que imaginar que tu sentimiento era más profundo. Es cierto X, pero te conozco demasiado. Ajá. Ahora bien, te aconsejo que te olvides, esa chica no es para ti.

Desde ese día X se encontraba como ensimismado. Su aspecto era melancólico y no daba palo al agua. De hecho, el “hall” de la Facultad se pudo terminar gracias a Luis.

miércoles, 5 de mayo de 2010

PANTORRILLERA MEDILAST



Supe de las pantorrilleras Medilast Sport y no dudé en adquirirlas.
Realmente siempre me he sentido muy cómodo con el calcetín largo de esta marca y he corrido con él en las últimas competiciones largas, incluida la Maratón de Sevilla, pero en mi opinión era defectuoso en cuanto a la escasa protección del pie, algo que está asegurado con calcetines técnicos. Principalmente utilizo la gama Kalenji Run 800 de Decathlon, que considero uno de los mejores calcetines técnicos que he probado, por lo que con estas pantorrilleras soluciono el problema, ya que cumple su misión fundamental: proteger los gemelos, sóleos y todos los músculos peronéos y dejar libre el pie para poder llevar calcetines técnicos como de costumbre.
Hay varios colores, pero opté por el rojo con la zona de protección posterior blanca.
Su precio en una ortopedia de Granada es bastante inferior al oficial que indica la marca en la página web y en los grandes almacenes.

lunes, 3 de mayo de 2010

ELOGIO DE LA PRUDENCIA



No, no se trata de ningún libro de autoayuda filosófica debido a Baltasar Gracián, ni tan siquiera a Séneca. En absoluto. Se tata de mi propia prudencia como corredor.
Prudencia en los entrenamientos por unos claros síntomas de que algo no iba bien en algún lugar inclasificable entre el sóleo y los peronéos laterales. Nada de importancia, pero sí un claro aviso.
El primero fue hace dos domingos, en el kilómetro tres de un recorrido que pretendía ser de trece kilómetros. Me dí la vuelta con algo de dolor.
El segundo fue el pasado jueves, en el kilómetro tres y medio de un corrido que pretendía ser también de trece kilómetros -curiosamente el mismo recorrido-. Me dí la vuelta con algo de dolor.
Por tanto, he puesto a trabajar por primera ver al Compex con tres programas en días alternos: masaje, masaje regenerador y descontracturador.
El dolor por lo pronto ha desaparecido, incluso al tacto, pero aún no me arriesgo a dar un paso. No lo haré hasta el próximo jueves, para cuyo día ya habré completado dos masajes regeneradores con altas dosis de energía.
Probablemente no podré correr en la nueva prueba de Salobreña del próximo domingo, 9 de mayo, opción que barajaba como segura, pero eso no representará problema alguno.
Estoy seguro que las dos medias maratones, hechos en un intervalo de tres semanas, más alguno que otro entrenamiento con ciertas dosis de dureza han provocado esta pequeña lesión, que la atribuyo más al estrés muscular de esa zona muscular que a microrotura.
Pero me fastidia tener que haber roto la tradición de correr en el Día de la Cruz, fiesta de multitudinario golgorio en Granada.

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...