jueves, 13 de mayo de 2010

RECUPERACIÓN ACTIVA, MASAJE REGENERADOR, ETC., ETC.,



El domingo, 2 de mayo, tras haber hecho el día anterior trece duros kilómetros por la zona de Caparacena-Pantano del Cubillas, salí a dar un trote ligero por la Vega cuando en el kilómetro tres y medio del recorrido, nada más atravesar la aldea de Ánzola, sentí un pinchazo en la parte inferior del gemelo izquierdo, que por sus características pude identificar como una probable microrotura leve. Lógicamente di la vuelta y bajé el ritmo de manera notoria.
Por experiencias anteriores -demasiadas- sabía que esa pequeña lesión me tendría detenido un mínimo de quince días, así que encontré la primera ocasión para poner a trabajar el Compex Perfomance.
Comencé por un programa anti-dolor, en concreto, el subprograma de "descontracturante". Me centré tan sólo en el gemelo lesionado, no sin antes haberme aplicado crioterapia.
Volví a repetir ese subprograma al día anterior, y en los días posteriores me aplique el subprograma "masaje regenerador", a un nivel del 98-99 %.
Al día siguiente observé que desaparecieron las molestias cuando andaba o levantarme de la cama cada mañana y convencido de la recuperación, el jueves, me lancé a hacer un recorrido de 13 kilómetros por la Vega por un recorrido no exento de alguna dificultad. No aparecieron las molestias en el gemelo izquierdo, pero sí noté cargado el gemelo derecho, ajeno a la lesión. Así que al poco de llegar a casa, me apliqué en este último un subprograma de "recuperación activa", que hay que aplicar, preferentemente, antes de las tres horas de acabar la sesión de entrenamiento.
Sin embargo, por prudencia y por miedo, decidí no competir en la prueba de Salobreña del pasado domingo, 9 de mayo. Pero ese mismo domingo por la tarde experimenté unas ganas de correr tremendas y me fui al Pantano del Cubillas para hacer doce kilómetros, los cuales hice con una fuerza y determinación inusitada para alguien que acaba de salir de una lesión, aunque fuera leve.
El trabajo del electroestimulador fue decisivo ya que normalmente necesito dos semanas para recuperar estas pequeñas lesiones y a pesar de ello siempre comienzo algo renqueante.
Esa misma tarde me apliqué un subprograma de "recuperación activa" en ambos cuadriceps y al día siguiente otro subprograma de "masaje regenerador" en ambos gemelos.
Sin duda, el Compex ya se está convirtiendo en un imprescindible compañero de viaje.

3 comentarios:

  1. Buenas José Antonio:

    Hace tiempo que no nos vemos, sobre todo porque estamos un poco disgregados en el Grupo de Las Verdes. El domingo pasado volví a las carreras, tras la maratón de Sevilla del año pasado no había vuelto a correr ninguna y la verdad es que me apetecía y después de Salobreña espero haber vuelto a la brecha.
    Espero verte pronto. Yo seguramente vaya a Órgiva así que si vas, allí nos veremos.

    P.D.: Las maquinitas esas van bien sobre todo para recuperar y pequeñas lesiones.

    ResponderEliminar
  2. Saludos Javi. Ya ha llovido desde el maratón de Sevilla. Me alegro de tu vuelta a la competición. Nos vemos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...