lunes, 31 de diciembre de 2012

UN AÑO DA PARA MUCHO.

Un año da para mucho. O para poco. Depende de nuestra actitud y de las circunstancias personales. Puede ser un año fatídico y puede ser un año redondo, pero no estaría mal que fuera un año normal, sin más. 
Los que corremos habitualmente, podemos perfectamente resumir el año por kilómetros y por carreras. Es una buena referencia. Pero lógicamente, el año no se nutre solo de eso, aunque 'eso' sea lo que quizá hagamos con más constancia, al menos, en lo que se refiere a práctica deportiva. Una práctica deportiva que está presente, haya frío, lluvia, nieve o calor. Siempre está ahí; como lo está esa extraña estatua en mitad de la calle por la que pasamos cada día o ese árbol, que con hojas o no, floreciendo o no, con fruto o sin él, siempre está ahí, inmóvil, constante, presente... 
Un año, que en sus doce meses y sus trescientos sesenta y cinco días, sus ocho mil setecientos sesenta horas y sus doscientos diez mil doscientos cuarenta minutos, se despide dejándonos algo más pobres y mucho más desesperanzados con las instituciones, las leyes y la clase política de un país que cada día va más a la deriva y que permite que su clase pudiente siga aferrada a sus privilegios mientras que liquida progresivamente el estado de bienestar y la ciudadanía se desangra postrada en el desempleo, la carestía de la vida y la fuerte carga impositiva; y que observa cómo son cada vez más los jóvenes preparados que optan por traspasar las fronteras, mientras que recibimos una cada vez más preocupante inmigración social, que no funciona ya como contingente de mano de obra. 

Pero a pesar de todo seguimos haciendo kilómetros y compitiendo, completando este año menos kilómetros que el anterior, por la lesión de principios de año, y un total de 11 competiciones, de las cuales cinco han sido en la distancia de media maratón. Y, también, escribiendo. Han sido 247 las entradas escritas y varios cientos vuestros comentarios. Entradas en las que ha habido reflexión, correr, deporte, literatura, relatos, cuentos, artículos en prensa, cine, libros, vídeos musicales, viajes, fotografía música...y una lista interminable de asuntos. Ese es el sustrato que mueve este blog, que no es más que la plasmación del espíritu de su autor. 
Esperamos, por tanto, para el nuevo año que las circunstancias y las actitudes no sean muy cambiantes y podamos seguir compartiendo kilómetros y este espacio virtual. Pero eso nunca se sabe. 

Un venturoso y buen 2013 para todos y todas.  

PRUEBA DE ALHAMA


PRUEBA DE SALOBREÑA
PRUEBA DE HUÉTOR TÁJAR



PRUEBA DE ÓRGIVA

PRUEBA DE VALLE DE LECRÍN 

PRUEBA DE OTURA


MEMA DE GUADIX


MEMA DE MOTRIL
MEMA DE GRANADA

MEMA DE JAÉN





MEMA DE CÓRDOBA




domingo, 30 de diciembre de 2012

RELATOS BREVES DE INVIERNO

LA COLA DEL INEM

En una rutinaria mañana, a eso de las 12 horas y en plenas Navidades, el antiguo empresario de la construcción Fernando Colmenerejo se encuentra en la cola del INEM de su localidad. Justo tres personas detrás, se encuentra el que fuera su oficial jefe de albañilería, Rafael García, que fue durante diez años su encargado y persona de mayor confianza. 
Fernando Colmenerejo mira para atrás de manera distraída mientras espera su turno para que le sellen la revisión para seguir poder cobrando el desempleo y reconoce enseguida el rostro de su antiguo oficial de albañilería, el cual hojea o parece que hojea un periódico gratuito que le acaban de entregar en la entrada de las oficinas. 
Es una situación violenta, porque parece que ambos se han visto, pero aquellos que durante tantos años compartieron tantas cosas, tanto profesional como personalmente, no parecen tener el más mínimo interés en saludarse, después de cómo acabaron las cosas entre ellos. Uno se refugia en la lectura del periódico y al otro le basta con no volver a mirar atrás, ya que al no poseer la nuca ojos, no existe peligro de ver.  
Sin embargo, de pronto, se produce una situación violenta. Ninguno dos la esperaba, pero en un pis pas, las dos personas de la cola, que se interponían entre ambos, se retiran de la misma y se dirigen a otra ventanilla. De esta manera, entre ambos ya no hay nadie y aunque la nuca del antiguo empresario de la construcción sigue sin tener ojos, la situación del antiguo oficial jefe de albañilería, es mucho más complicada: ya no es posible mantener los ojos clavados en el escuálido periódico, imitando leer por enésima vez la efímera prensa gratuita.
Así que violentado, el antiguo oficial jefe decide retirarse de la cola y de esa manera, perder el derecho a cobrar el desempleo ese mes, toda vez que es el último día para la revisión y la ventanilla está a punto de cerrar.
Sale de la cola con enérgico enfado, diciéndose para sí mismo que ese tipejo le iba a estar puteando toda su vida.

jueves, 27 de diciembre de 2012

RELATOS BREVES DE INVIERNO (EN DOS ACTOS)


¡QUÉ BELLO ES VIVIR! (O CENA DE NOCHEBUENA EN DOS ACTOS BREVES)

Primer Acto

           Nada más asomar la cabeza en el hall de la casa, ya se apreciaba ese agradable olor que vaticina una cocina a pleno rendimiento; incluso, la temperatura es alta en toda la vivienda debido a los elevados grados de los fogones. El calor va en aumento por la cada vez mayor presencia de miembros de la familia que  para celebrar la Nochebuena se reunirán,  al menos, una vez al año. Curiosamente muchos de los hermanos, cuñados, sobrinos y primos no se han visto apenas a lo largo de los trescientos sesenta y cinco días y, lógicamente, tienen pocas cosas en común, pero la tradición es la tradición. Al menos, mientras vivan los progenitores.  Lo haremos por ellos, es la frase más utilizada por todos.
        Preparadas las viandas, comienza la cena para aproximadamente 13 personas, entre adultos y niños; y con ella comienzan las primeras conversaciones, que parecieran forzadas, según observaría un testigo imparcial. 

  Segundo Acto

        Rompe el hielo la madre y abuela; la progenitora y dueña de la casa. Mujer de bastante edad, la experiencia le ha enseñado que es ante una buena mesa cuando pueden ocurrir las mejores y las peores cosas. Consciente de ello comienza a hablar nada más sentarse todos a la mesa:
        -Bueno, ¿qué tal vuestras vacaciones? -hace la pregunta genéricamente a grandes y pequeños-
      Los niños son los primeros en contestar: ¡ya no tenemos cole hasta enero! es la frase más utilizada; pero los adultos siguen guardando silencio. Así que la madre y abuela cambia la estrategia, consciente de que muchos de sus descendientes y parejas apenas se han saludado.
       -¿Y qué tal el trabajo? -pregunta dirigiéndose en concreto a los adultos?
      -¿Qué trabajo mamá? ¿No sabes que lo perdí hace nueve meses? -contesta secamente el hijo mayor ante la inquisitiva mirada de su esposa-.
     -Pero los demás sí lo conservamos. Siempre piensas que las preguntas solo van dirigidas a ti -le reprende con dureza el segundo de los hermanos-.
     -Sí, claro que lo conservas. No todos pudimos disfrutar de tus privilegios -se defiende el hermano mayor-.
      -¿A qué privilegios te refieres? -le pregunta molesta a la esposa del segundo de los hermanos-.
     -Nadie ignora en esta casa que mientras yo me tuve que quedar cuidando el pequeño negocio familiar al enfermar mi padre, tu esposo querido pudo acabar la carrera de Veterinaria en Córdoba -contraataca el mayor de los hermanos-.
     -Sí, claro. Yo no tuve que joderme, quedándome en casa a cuidar de papá cuando tuvo la trombosis cerebral -intervino la hermana pequeña-. Por si no os acordáis tuve que dejar la carrera de Derecho en segundo, ya que el hermanito cerebro tenía que acabar Veterinaria.
   -Que yo tenga más inteligencia que vosotros dos juntos, no es culpa mía -dijo con malicia y mordacidad el veterinario-.Jamás pudisteis aceptar eso. 
    -Siempre has sido un miserable, un creído y un mal educado -terció el hermano mayor-.
  -No te permito ese tono....-dijo el segundo de los hermanos, haciendo ademán de levantarse de la silla-.
    -¿Vas a agredirle, en vez de estarle agradecido? -le preguntó amenazante la esposa del hermano mayor-.
     -Te dije que era mejor que no viniéramos a comer esta noche -le reprendió el joven esposo a su esposa, la hermana menor de la familia-.
     -No hubiera sido mala idea, de todas formas nadie te hubiera echado en falta -dijo con intencionada maldad la esposa del segundo hermano, que jamás tragó al joven esposo de su cuñada-.     
    El padre que no podía articular palabra desde la trombosis cerebral, comenzó a hacer grandes aspavientos con las manos, hasta el punto de tirar la sopera. Tal era su enfado ante el espectáculo que estaba presenciando, impotente y dolido. Mientras tanto, la madre, que con tanta ilusión había preparado la cena para la reunión familiar de Nochebuena, no pudo evitar dejar la mesa llorando, dejando caer la silla al suelo al levantarse enérgicamente.
    Mientras tanto, en la Primera, el aspirante a ángel de primera clase, Clarence, saltaba desde el nevado puente a las frías y turbulentas aguas del río, emulándole inmediatamente un atormentado George Bailey.
     No ajenos a la situación, los niños perdieron progresivamente el interés por el juego y la sopa dejó de elevar al aire sus anárquicos hilos de vapor que presagiaban un sabroso y cremoso sabor.    


(ESTE RELATO ES PURA FICCIÓN, PERO QUIÉN SABE SI, EN OCASIONES, LA FICCIÓN NO ES MÁS QUE UNA TORPE IMITACIÓN DE LA REALIDAD).  

Por José Antonio Flores Vera

miércoles, 26 de diciembre de 2012

MÁS TOLKIEN QUE NUNCA (IDEAL, 26/12/2012)


Como lo prometido suele ser deuda, lanzamos hoy lo que había prometido escribir sobre Tolkien, ese extraño genio que creo un mundo onírico y fantástico desde la comodidad de su sedentario sillón de Oxford. Un artículo que he publicado hoy en Ideal y que abunda en aspectos que van más allá de la literatura y el cine tolkiano.
Pero no nos olvidemos del anterior relato y el próximo que vendrá, que ya está en el horno, porque estamos creativos en esta Navidad.   



MÁS TOLKIEN QUE NUNCA
Por José Antonio Flores Vera

  Que el director de cine neozelandés, Peter Jackson, tras el éxito de la trilogía cinematográfica basada en el "El Señor de los Anillos" haya decidido dirigir la trilogía de su precuela basada, asimismo, en "El Hobbit" es una magnífica noticia que casi completará el universo literario de Tolkien llevado al cine; además, conociendo "El Hobbit", será mucho más preciso el entendimiento de "El Señor de los Anillos".
  Y en verdad, celebro que la haya dirigido también el mismo director porque pocos podrían ver con los ojos que él ve la literatura de Tolkien, como demostró hace unos años. Sin embargo, para mí tengo que será difícil que se decida por llevar a cabo la adaptación de 'El Silmarillion' -que es, probablemente, el origen de todo ese universo literario- dada su enrevesada complejidad narrativa, tanto que ni el propio escritor ya consagrado consiguió publicar en vida esta obra que reescribió durante la mayor parte de su existencia. Lo fue, póstumamente, gracias a su hijo Christopher.
   Si el buen director de cine consigue con la trilogía de 'El Hobbit' la identidad literaria que consiguió con la anterior trilogía ya habrá triunfado, con independencia del mayor o menor éxito de las nueva adaptación, cuya primera parte, 'Un viaje inesperado', acaba de ser estrenada en España. Le bastaría con seguir mostrando esa poesía visual que ya nos mostró.
   Qué duda cabe que acierta adaptando al cine la obra más señera del autor nacido en el territorio que hoy ocupa Sudáfrica. Una obra que escribió sin demasiadas pretensiones de publicación sino como un cuento fantástico para beneficio y diversión de su prole. Sin embargo, una vez publicada no sólo captó la atención de niños sino también la de adultos. El éxito fue absoluto y su reconocimiento internacional inmediato.
   No obstante dicho esto, lo que realmente está faltando en nuestro cine actual es una película referida a la fascinante vida creativa de Tolkien, que no estaría mal que también estuviera dirigida por Peter Jackson. Es fundamental saber de la vida de Tolkien para llegar a conocer y comprender bien su obra.
   Pero no porque nuestro autor fantástico fuera el aventurero y viajero arriesgado que forma parte de la épica de sus más famosos personajes, como es el caso de los más célebres, Bilbo Bolsón y Gandalf, nada de eso, sino para admirarnos de su universo creativo extraído básicamente de su amor por la filología y las lenguas muertas, principalmente, las de origen nórdico y germánico. Las enigmáticas palabras que conformaban esas lenguas remotas y perdidas eran el principal vehículo que le transportaba a mundos fantásticos y oníricos sin moverse de sus cómodos sillones de sus casas de la ciudad de Oxford -de cuya universidad fue profesor-, en la que vivió parte de su vida y donde creó lo más significativo de su obra literaria.
   Qué duda cabe que la amistad con C.S. Lewis, escritor de enorme talento fantástico también, produjo una conexión literaria muy fructífera para ambos. En ese sentido, mucho habría que decir del paralelismo -fantástico, principalmente- de los distintos libros que forman parte de 'Las Crónicas de Narnia' con 'El Señor de los Anillos' o con 'El 'Hobbit' mismo. Existen claras diferencias entre estas obras, pero también enormes influencias de fondo a mi modo de ver. De  hecho, ninguno de los dos amigos guardaban en un cajón sus escritos; todo lo contrario: aprovechaban sus tertulias en una céntrica taberna de Oxford para tomar el pulso a sus creaciones literarias y mucho tendría que decirse de la importancia de aquel club 'The Inklings' en el que ambos creadores junto a otros se arengaban. Existía, por tanto, una interacción absoluta en la vida y obra de ambos escritores y todo ese universo creativo concede a sus obras un valor añadido que marca toda una época y toda una forma de imaginar y escribir.
                

martes, 25 de diciembre de 2012

RELATOS BREVES DE INVIERNO

Bueno, pues a pesar de que el día se ha levantado levantisco -valga la redundancia- por el sur, no hay que olvidar que seguimos en Navidad, y nada mejor que un pequeño relativo que funcione como Cuento de Navidad.  



LAS LUCES DE LA CIUDAD



Cuando llegó el día anunciado y el mayor y más conocido centro comercial de la ciudad no encendió sus luces navideñas, casi todo el mundo sintió indiferencia. No hubiera sido así en años anteriores, pero ese año que ya se iba evaporando no había sido en absoluto el mejor de todos. De hecho, la mayoría de la gente, una vez diagnosticada su situación, la de su familia y mejores amigos, prefería que las cosas que le rodeaban no tuvieran un brillo especial y mucho menos que ese centro comercial se dedicara a repartir destellos a lo largo y ancho de su enorme y bien situado edificio en el centro de la ciudad. Mucho mejor así, se dijeron unos a otros.
  Sin embargo, un grupo más pequeño de ciudadanos aguardaron gran parte de la tarde para convencerse que el tardío y anunciado encendido de las luces navideñas no se había llegado a cumplir por mor de alguna avería sin importancia. Eso produjo expectación y bromas, creando en el ambiente cierta algarabía y cierto aire festivo a mitad de camino entre la incredulidad y el desconcierto. Todo el mundo en esos momentos apostaría todo lo que llevara en sus bolsillos a que en un par de horas todo estaría solucionado y ese centro comercial, el más famoso de la ciudad, acabaría por conectar toda su luminaria. Pero eso no ocurrió, ni esa tarde ni en las siguientes.
  Por su parte los munícipes, encerrados en sus despachos hacían comentarios entre jocosos y nerviosos, toda vez que la iluminación de ese centro comercial significaba la única esperanza de que hubiera algún alumbrado navideño en la ciudad, ya que el presupuesto no había permitido ni tan siquiera poner una mínima bombilla.
  El grupo de los escépticos, los que habían mostrado total indiferencia ante la falta de iluminación del establecimiento comercial, casi se regocijaban y consideraban justo que no hubiera más iluminación que la de ordinario hay el resto del año. Sin duda, su pensamiento estaba amordazado por su estado de ánimo, el cual se había ido ennegreciendo a medida que iba transcurriendo aquel año horrible. Se asomaban curiosos y divertidos a las puertas del centro comercial y disfrutaban que éste siguiera sin dar señales de luz alguna.
  Entonces, los periódicos de la ciudad centraron sus críticas en el ayuntamiento, acusando a los munícipes de irresponsabilidad ante la falta de luces festivas en la ciudad en fechas tan señaladas. Ese asunto provocó un agrio debate entre los que consideraban que no habría que gastar dinero en algo tan fatuo y los que consideraban que era necesario gastar dinero para significar esas fechas tan señaladas.
  Pasaron los días y la ciudad seguía sin contar con una bombilla festiva, así que una comitiva de ciudadanos celebérrimos se dirigieron a la dirección del centro comercial amenazando con no hacer gasto alguno si no encendían las luces como todos los años. La dirección alegó que por solidaridad y ante el oscuro estado de ánimo de gran parte de los ciudadanos de la ciudad habían decidido ser consecuentes, pero esa argumento no convenció a nadie. Ni tan siquiera a los escépticos que a esas alturas, comprobando que ya pasaban demasiados días y que su frustración no era tampoco de tan largo alcance -y mucho menos en fechas tan señaladas- comenzaron a echar de menos esas luces navideñas, muchos de ellos presionados por sus propia familia y amigos.
  Ante la sorpresa de todos, tanto un grupo como el otro -el de los celebérrimos y el de los escépticos- decidieron unir sus fuerzas y organizarse; unos irían a visitar a la dirección del centro comercial y otros al ayuntamiento. Ante esa tesitura ni el centro comercial ni el ayuntamiento supieron que contestar, confundidos por esa reacción unívoca.
  -Mucho tiempo llevo en la vida pública y sigo sin conocer a los ciudadanos que intento gobernar -dijo el alcalde al director del centro comercial en la reunión urgente que convocaron -.
  -Yo estoy aún más confundido, alcalde, ya que tras muchos años dedicado al comercio, este año he comprendido que hay cosas que no están en venta.
Lógicamente, ante el cariz que habían tomado las circunstancias y con una semana de retraso, tanto el ayuntamiento como el centro comercial llenaron de luces la ciudad.    

lunes, 24 de diciembre de 2012

¡POR SUPUESTO QUE HA HABIDO MAÑANABUENA!

Viene a ser como un día más de entrenamiento, pero con un sabor especial. No sé si sabría explicarlo con palabras, porque es vivencial, pero en esta mañana -¡que ha sido soleada y calurosa!- cada palmo del camino que pisaba parecía teñido de algo distinto; los olivos que se alineaban a derecha e izquierda durante toda la ruta parecían respirar de otra manera; y el silencio de la dócil mañana era otro. 
Además, era muy apreciable que en los numerosos cortijos y casas de labranza que se arremolinan a lo largo de la ruta, entre Caparacena y Pinos Puente, el humo de las chimeneas tenía una actividad más febril que en días convencionales y existía otro tipo de prisa entre las personas que me he ido cruzando. 
Pero lo más singular de todo ha sido el fuerte calor. Sobraba la manga larga y sobraba la malla corta, echando muy en falta la equipación de verano que, como es lógico, duerme en el armario a la espera de la primavera y el estío. 
También he observado que los raros pájaros que se quedan en estos lares fríos -pasando del esfuerzo de tener que emigrar a África y otros lugares más cálidos-, no saben cantar. Lo intentan, pero nada. Se les ve aleteando de un árbol a otro sorprendidos por el buen clima, pero no saben cantar. 
Es eso lo que precisamente ha distinguido hoy a cualquier día de primavera, porque las hormigas, atribuladas y confundidas, iban en fila de hormiga en busca de sus viandas y que algunas madreselvas del camino intentaban enseñar sus recientes capullos. 
De ahí que en la 'Mañabuena' de 2012 me haya decantado por subir y bajar veredas de olivos, algo que no he podido hacer en los años anteriores por la lluvia en estas fechas. Porque subir y bajar veredas -ya lo he escrito en alguna ocasión- es algo muy estimulante  que te inspira confianza, te da fuerza y te sugiere brío. Ahora bien, no he sentido las mejores sensaciones y el cansancio ha aparecido en algunos momentos. Sin duda, en algo han debido influir las series del pasado miércoles y la sesión de MTB de ayer. 
Sin embargo, nada de eso importa. Lo importante es que estamos casi despidiendo el año y seguimos rodando a buen ritmo. 
Sin duda, correr hoy, una vez más, ha sido muy especial.

¡QUÉ TENGÁIS  UNA FELIZ Y PRÓSPERA NAVIDAD! 

jueves, 20 de diciembre de 2012

MÚSICA CLÁSICA: 'EL CASCANUECES'

He encontrado esta interpretación parcial de 'El Cascanueces' de Tchaikowsky y me ha parecido excelente, a pesar de tratarse de una Sinfónica muy desconocida. Pero el virtuosismo no siempre tiene relación con la fama.
Se trata de la Orquesta del Conservatorio Superior de Música de Alicante dirigida por Joan Iborra. Que disfrutéis de estos ochos minutos largos como yo he disfrutado.


miércoles, 19 de diciembre de 2012

HOMBRES EN LA NIEBLA


De esta guisa me encontré las pistas

¿Es posible correr con una niebla sólida como un muro? Sí, es posible. Incluso agradable, más que nada porque es una circunstancia distinta a las que habitualmente te encuentras por estos lares. Para un corredor londinense debe ser algo habitual, pero no para nosotros. 
Saber lo que te ibas a encontrar más adelante, era completamente imposible

Porque un buen bancal de niebla es lo que me he encontrado esta tarde-noche en las pistas del polideportivo de Atarfe, hasta le punto que era imposible vaticinar a quién te ibas a encontrar veinte metros más adelante, tal y como gráficamente muestran las fotos.
Pero ha sido agradable, principalmente, porque me preocupaba haber perdido ese 'puch' que había adquirido las semanas previas la Media Maratón de Córdoba y he comprobado que no ha sido así, si bien hay que decir en honor a la verdad que no me he encontrado tan fresco como en el mes de noviembre. Para colmo, el almuerzo de esta tarde no era más adecuado para hacer series. Un cálculo erróneo. 
Aún así, satisfecho. Finalmente han sido éstas las series llevada a cabo: 

2x2000 a 8'18'' y 8'08'' respectivamente; 2x1000 a 3'57'' y 3'55'' respectivamente y una de 400 de bonus con Antonio y Javi que se encontraban allí haciendo series de una vuelta a la pista. Ésta a 1'22''. Además, las vueltas de calentamiento y enfriamiento; los abdominales y las elongaciones. Acabando con un sudor quizá desmesurado para las bajas temperaturas: la humedad estaba a ras de suelo.
Una tarde-noche en la que lo lógico era estar en la mesa camilla de tu domicilio. Pero no. 
Y todo bajo esa densa capa de niebla que, incluso, al igual que ocurre en algunos países europeos, obligaba a los futbolistas que allí se encontraban entrenando a jugar con un balón rojo. 
  
Juró que en el campo de fútbol había gente entrenando
  
Como decía un grupo de chicas que entrenaban 'marcha': 'con niebla se entrena bien'. A pesar de la mucha humedad, pensé yo.    

martes, 18 de diciembre de 2012

CONOCER A TOLKIEN

'El Señor de los Anillos', 'El Hobbit'. Todos conocemos ya estas obras. Es probable que no las hayamos leído, pero hemos visto o estamos viendo sus versiones cinematográficas. 
Poco puedo decir de 'El Hobbit', tan sólo que me negaré a verla en 3D. Deseo verla como vi 'El Señor de los Anillos', en su versión extendida y con toda la pureza de la pantalla plana.
Recuerdo que en el desaparecido cine Aliatar proyectaron la versión extendida de la Trilogía de 'El Señor de los Anillos' en tres sesiones distintas, después del éxito arrollador en salas convencionales, y a las tres asistí con deleite y satisfacción, mucho más al comprobar que éramos cuatro gatos los que estábamos allí. A partir de ahí, cuando hube de pedir un regalo prometido dije que fuera la versión coleccionista de la Trilogía en DVD; y desde entonces la disfruto una vez al año con toda su pureza, color y sonido. Así que es de esa manera como quiero ver la precuela, conformándome con que tenga la poética narrativa que Jackson le dio a la anterior Trilogía. 
Pero conocer la obra de Tolkien y no conocer el proceso creativo y vida de su autor es un delito. Pero de todo eso hablaré en su momento.

domingo, 16 de diciembre de 2012

DOS NUEVAS PROPUESTA DE 'CINE NAVIDEÑO'

Es común que en el cine de temática navideña existan remakes o versiones como ocurre en el caso del Scrooge del gran Dickens que, probablemente, pasa por ser una de las películas navideñas más versionada o remakeada. 
En ese sentido, resulta curioso comprobar cómo tras muchos años nadie se haya atrevido a remakear 'Qué bello es vivir' ¿Quién será capaz de ponerle ese preciado cascabel a ese gato? Me temo que nadie y hacen bien. 
Sin embargo, sí ha sido remakeada una película de 1947 en blanco y negro, que es de lo que vengo a escribir en esta entrada. Se trata de  una película norteamericana protagonizada por Maureen O'Hara, 'Miracle on 34 th Street', subtitulada al español como 'De ilusión también se vive'. Una película muy decente y de calidad, rodada con la impronta -con juicio incluido- del cine clásico norteamericano de lo años cincuenta y anteriores. Hablamos de fantasía acerca de la figura de Santa Claus, con el que parecen estar muy obsesionados en Estados Unidos grandes y pequeños, dada la cantidad de películas con esta temática. Una película que se deja ver muy bien porque hay un enorme esfuerzo por parte de su director, George Seaton, en que no se frivolice el asunto y en mantener la metáfora navideña. 


Justo 47 años más tarde, en 1994, se hizo su remake. Y aquí hablamos de otra cosa. Volvía a ser su título original el mismo, pero en España optaron por denominarle 'Milagro en la ciudad', una película que se puede ver vistas las bazofias que se han hecho posteriormente de milagro navideño, pero que  en absoluto está al nivel de su original. Lógicamente, hay más sofisticación en las imágenes dado el paso de los años, pero ese elemento no ha servido para hacer un remake decente, principalmente porque se empeñan en cambiar elementos básicos de la primera y acaban haciendo un producto predecible y tópico. Sin embargo, hay que salvar la interpretación del conocido actor Richard Attenborough en el papel de urbano Santa Claus. Pero poco más, al margen de ser entretenida. 

jueves, 13 de diciembre de 2012

MÚSICA CLÁSICA. ROMEO & JULIETA, DE TCHAIKOVSKY (ORQUESTA SINFÓNICA DE LONDRES)

Continuamos adentrándonos en la música clásica. 
Si el otro día pudimos escuchar 'el Val', dentro de la Sinfonía Fantástica, de Berlioz, hoy seguramente acertaré insertando los compases iniciales Romeo & Julieta (Obertura) de Tchaikowsky, inspirada en la famosa obra literaria de Shakespeare; se trata de una composición musical particularmente intimista. 
Ocurre que todo este tipo de vídeos los encontramos fácilmente en YouTube, pero quizá no nos detenemos demasiado a recrearnos en ellos, pero deberíamos, comenzando por mí mismo. De hecho, hay cosas excelentes y con una calidad de imagen y sonido espectacular. 
En esta ocasión, subo esta interpretación de la Orquesta Sinfónica de Londres, dirigida por el director Valery Gergiev . Merece la pena detenerse unos minutos en ella. Palabra. 



   

miércoles, 12 de diciembre de 2012

CINE: PLÁCIDO (ESP, 1961)

Si tratamos de recopilar una buena selección de películas para ver y volver a ver en esta época, no podemos olvidarnos de 'Plácido' la película española de Berlanga. 
Podríamos considerarla nuestra particular 'Qué bello es vivir', si bien con un punto de mayor acidez, qué duda cabe, pero lo que no ha lugar a dudas es la grandiosidad de esta película, a pesar de haber rebasado el medio siglo y realizarse en unas condiciones políticas y sociales muy difíciles para este país. 
Con toda seguridad, los censores del movimiento debieron de mirar con lupa esta cinta, dada la vocación republicana de la familia del director; y si finalmente consideraron que su temática no era perversa, sencillamente, se equivocaron porque Berlanga caricaturiza de manera extraordinaria la hipocresía social de la época, muy patente en fechas navideñas. 
Estamos ante una película navideña, pero también ante una película crítica con un momento histórico concreto, en la que los ricos actúan como ricos y los pobres lo son de solemnidad; sin embargo, siempre  hay una forma fácil de engañar las conciencias: sentando a un pobre a comer en la mesa del rico el día de Nochebuena (la película se desarrolla a lo largo de ese día especial, lo que demuestra la maestría del director), una especie de acción de gracias a la española. 
Pero no debemos perdernos muchos más detalles de la misma. De hecho, se trata de una película con muchas perspectivas. 
Destaco particularmente ese carrusel infinito de personajes y el hecho de que cada uno sostenga su propio discurso desde el principio hasta el final a pesar del caos. Un mérito que hay que atribuir no sólo al director, que también es coguionista, sino a ese proverbial elenco de actores -la mayoría ya desaparecidos- que hacen que este cine coral adquiera una calidad sin igual. Pocas películas a nivel internacional, incluso, consiguen este efecto. 
Otro elemento que el espectador ha de valorar es la perfecta dicción de los actores, que es algo que se echa en falta hoy día en las nuevas generaciones. Una dicción forjada en las tablas de los teatros y que en el cine se agradece.
Por esos motivos y por muchos otros, no podemos dejar de ver 'Plácido' en estas fechas, película que particularmente considero el buque insignia de las películas navideñas patrias.   

martes, 11 de diciembre de 2012

CRÓNICA (GRÁFICA) DE UN POSTENTRENAMIENTO

El entrenamiento de esta mediodía de diciembre ha sido espectacular, pero no sólo por las buenas sensaciones y la fluidez que he sentido en mis piernas, sino por haber entrenado en una majestuosa y fría mediodía de otoño. 
Cuando comencé a correr, la Vega se encontraba brumosa, imperceptible casi en la lejanía, pero en la misma medida que mis piernas avanzaban, esa brumosidad se iba alzando dejando sin ruido, dejando paso a un débil sol de diciembre que aventuraba ya la entrada del invierno.
Correr en esas condiciones climatológicas y acompañando también las físicas es algo especial como sabe quien corre habitualmente, por lo que no pude resistir la tentación de arrancar unas cuantas fotografías para que podáis participar de lo que esta mediodía viví y presencie, aunque sea al terminar el entrenamiento. Qué mejor que unas imágenes para acompañar estas torpes palabras.

Llego de completar la ruta de más de 13 kilómetros y no puedo más que impresionarme ante el tapiz de hojas caídas que pisan mis zapas. Las formas de las hojas son perfectas y noto la suavidad de su textura bajo la suela, casi como si pisara un alfombrado. 

Pero alzo la mirada y me encuentro con un paisaje aún más sobrecogedor.  La pléyade de colores ocres y verdes del otoño y el día claro transforman el paisaje en una especie de cuadro al pastel. Miro el horizonte, el cual acabo de atravesar allende las alamedas y éste se pierde. La quietud es enorme.  

Es tan impresionante el paisaje que me rodea que no encuentro el momento de comenzar los estiramientos. Todo es bellísimo, pero estoy comenzando a enfriarme.

Hay que comenzar a estirar. Descubro que se puedo estirar y seguir contemplando el magno espectáculo de las hojas caídas y el paisaje otoñal de alrededor....,

....como por ejemplo esta verdadera alfombra en que se ha convertido la única calle del Cortijo de Alitaje. En ese momento todo es quietud y puedo escuchar nítidamente el lenguaje de los pájaros. Me concentró en sus sonidos y acabo comprendiendo que se están comunicando.

Esta vista, que ya he reproducido en varias ocasiones -pero que siempre es distinta-, siempre me impresiona. Así de diáfano y luminoso se encontraba esta mediodía el Piorno desde Alitaje. 


lunes, 10 de diciembre de 2012

TIEMPO DE CLÁSICA

Comentaba el otro día en el margen derecho que es tiempo de escuchar clásica; siempre lo es, pero este periodo mágico interestacional otoño-invierno es único. Y si existe una obra adecuada para el otoño y el invierno es la Sinfonía Fantástica, del compositor francés H. Berlioz (1803-1869), que fue la que me inició en la audición de la música clásica, que hasta ese momento no me interesaba gran cosa (todo es escuchar y después juzgar). No sería mala idea subir algo aquí de vez en cuando.   
Es una obra majestuosa que jamás me canso de escuchar y son varias las versiones/interpretaciones que tengo de ella.
Aquí podemos ver el Segundo Movimiento -Un Valse, en Allegro Non Troppo- interpretado por la Orquesta Nacional de Francia, conducida en esta ocasión por Leonard Bernstein en París (1976). A disfrutarla.

sábado, 8 de diciembre de 2012

DOS PROPUESTAS DE CINE NAVIDEÑO

Que el 'cine navideño' nos gusta por esta época es cosa consabida. De hecho, se trata casi de un género, si no lo es ya. 
Todos tenemos en mente el cine que nos gusta ver en esta época ('¡Qué bellos es vivir!', las distintas versiones de 'Canción de Navidad'...), pero cada cual tendrá su lista particular, que puede ser tan variada como variado es el concepto que tengamos de esta época, que vive ahora confundida entre el consumo y la crisis. 
Así que puestos a buscar películas distintas y nuevas para esta época, me he topado con dos de 'género' que llegan desde la parte más septentrional de Europa. No puedo decir que escapen demasiado a los tópicos conocidos (la Nochebuena, el día de Navidad, la nieve, Santa Claus, los sentimientos, la familia...), pero sí que tratan todas estas cosas de una forma distinta; o, al menos, de forma distinta a como las trata Hollywood, sin que eso contenga crítica velada, ya que existen magníficos productos hechos en la meca del cine; otros no tanto. 
Veamos pues que dos películas acabo de ver. 


A casa por Navidad ((Noruega, 2010) 

Se trata de una película noruega que se estructura en torno a historias cortas de gente corriente que tienen el denominador común de vivir en una pequeña ciudad, de nombre Skogli. Película basada en una obra navideña del autor noruego Levi Henriksen. Historias ácidas y muy reales; muy apartadas de los finales felices del ideal 'hollywoodense'. Una película interesante con elementos de calidad para no ver en Nochebuena. 


La Leyenda de Santa Claus (Finlandia, 2007) 

Ésta si la podemos ver en Nochebuena, sin problemas. No se trata de una superproducción, pero sí nos hará pasar un buen rato, sobre todo, si el espíritu navideño ya ha penetrado en nuestros cuerpos. 
Me ha parecido interesante por contarme de una manera muy distinta y humana el mito de San Nicolás o Santa Claus y por sacar a este santón que hace regalos en Nochebuena de la Quinta Avenida; mucho más creíble cerca del Polo Norte, desde luego. Interesante película e interesante fotografía. 
Es la película más taquillera de la historia del cine finlandés. 

viernes, 7 de diciembre de 2012

UNA GENEALOGÍA DE LA CORRUPCIÓN (IDEAL 7/12/2012)

Creedme si os digo que este artículo está hecho con convencimiento. Todos los que escribo en Ideal lo están, pero algunos de ellos tienen un carácter más literario o se hilvanan tejiendo hilos distintos; pero éste publicado hoy en la edición de papel lo escribí con la humilde pretensión de que las cosas cambien por bien de todos. Es una gota en el inmenso mal (no es una falta de ortografía), pero espero que al estar escrito en un medio de comunicación muy leído en esta zona oriental de Andalucía, pueda servir para algo ('a ver si lo leyera algún pájaro' le decía por SMS a mi amigo y Alter, Jesús Lens
Lo intentaré asimismo transcribiéndolo aquí por si no tuvierais ocasión de leerlo en papel: 

UNA GENEALOGÍA DE LA CORRUPCIÓN


Difícil papeleta tendrá el sociólogo que pretenda explicar el cómo y el porqué de la corrupción institucional actual en España, una vez cumplidos los plazos, más o menos consensuados, que se consideraban necesarios para que el nuevo engranaje constitucional comenzara a funcionar como un reloj.
            Pero la realidad es que ese engranaje sigue chirriando y seguramente estamos ya ante otros síntomas, muy alejados de los inicialmente previstos. Y si eso es así, existe una necesidad inmediata de encontrarlos. 
            Así que puestos a teorizar, que sirva este artículo para, al menos, esbozar dos argumentos embrionarios y torpes que pudieran dar luz, aunque sea tenue, a esa lacra social que nos consume y que nos hace cada vez más insignificantes ante Europa, el mundo y nosotros mismos, pero no porque la corrupción sea un producto social endémico propio de nuestro país, sino porque aquí se presenta con otros perfiles distintos y no se libra ninguna institución, administración u órgano del Estado.
            Un argumento podría consistir en pensar que la corrupción es una hiedra favorecida por el mecanismo intrínseco del poder en España. En suma, un poder desaforado que mueve enormes cantidades de dinero e intereses y que no cuenta con los controles mínimos necesarios. Éstos existen, pero no son contundentes. El principal, lo tendría que ejercer el Poder Legislativo, pero éste está demasiado contaminado por las grandes cuitas electoralistas de los partidos políticos y se ha apartado ya definitivamente de su función constitucional. Por su parte, la otra pata de la mesa del Estado de Derecho, el Poder Judicial, es impredecible, lento y, en breve, caro. En cuanto al Poder Ejecutivo, mejor ni citarlo. Además, estos dos últimos cada vez son más deudos de aquél.   
            El otro argumento, mucho más difuso y complejo, podría girar en torno a nuestro particular modelo de sociedad, a nuestra historia y a nuestra propia cultura. Que la corrupción está instalada en nuestra sociedad ordinaria podría ser una afirmación un tanto apresurada, pero sí es cierto que es de esta sociedad de la que surgen nuestros representantes políticos e institucionales. En absoluto vienen de otro planeta, opción ésta que nos podría permitir conciliar mejor el sueño, pero no es así.
            De hecho, cada vez está más asentada la idea de que los ciudadanos en mayor o menor grado ejercemos a diario pequeñas prácticas corruptas como un referente normal de conducta. En ese sentido, ha supuesto todo un hallazgo comprobar cómo una conversación ficticia en una taberna de dos ciudadanos orgullosos de sus corruptelas, escrita en mi bitácora personal, ha recorrido la red con la velocidad del rayo, lo que demuestra que la ciudadanía interpreta correctamente que la corrupción podría surgir desde la base. De hecho, reflexione el hipotético lector y comprobará cómo en los más mínimos centros de poder, por muy insignificantes que estos sean, siempre afloran algunos gramos de corrupción, económica o no. En ese sentido, no me gustaría que en algún momento pudieran ser elegidos para un cargo importante algunos de los vecinos que me he topado en las comunidades en las que he residido.
            Porque es de la base social de la que suelen surgir nuestros dirigentes, a pesar de que cada vez son más los prefabricados o de laboratorio que los partidos se afanan en fomentar, actitud que no sería deplorable si ese fomento consistiera en la fabricación de un producto -futuro dirigente- ético al servicio de la sociedad, pero no es así en absoluto, ya que los partidos políticos solo han sabido entender la democracia desde una óptica unívoca de poder, dinero, negocios y cargos profesionales, alejándose cada vez más de su verdadera dimensión de servicio al pueblo, porque no olvidemos que en la verdadera vocación política existe mucha más onerosidad que gloria y no todo el mundo está dispuesto a guiar sus pasos por esa perspectiva, que es tarea ingrata.   

     

jueves, 6 de diciembre de 2012

UNA HORA DE VEINTICUATRO



Esta tarde -a eso de las tres- he corrido por una Vega fría, solitaria y brumosa, ignorando por completo todo que tuviera que ver con esta Constitución mohosa y acartonada. 
Y huelga decirlo: correr ha sido una delicia. Han sido tan sólo trece kilómetros pero los he disfrutado metro a metro, sencillamente porque me he sentido liviano y ligero en todo momento. De manera que me he dedicado a ir bebiéndome el paisaje a un ritmo tranquilo de 4'46'' de media, que me permitiera beberlo a pequeños sorbos, como un buen brandy. 
Una hora de veinticuatro dedicada al deporte que nos hace mejores personas y nos mantiene sanos. Una hora que reverbera a lo largo y ancho de las otras veintitrés restantes. Es así como lo he sentido. 

Hacía frío como decía e iba abrigado. Con guantes y gorro y con malla larga. Porque quería sentirme cómodo y protegido ante tan magno espectáculo de las hojas en el suelo ya ennegrecidas, anunciando ya la pronta entrada del invierno; porque quería que el disfrute fuera lo más intenso posible. Y así ha sido. 
Si algo me alegra de estos días tan festivos y ociosos es poder dedicarme a correr. Ya no importa que las tardes sean cortas, ni que el despertador sea un artilugio de tortura, porque en esta actividad de correr, en mi caso, no existe obligación, todo lo contrario. De hecho, no hay pensamiento que más me plazca que pensar, cuando acabo de hacer una ruta, en la ruta que haré al día siguiente. 

martes, 4 de diciembre de 2012

RELATOS BREVES DE OTOÑO

SOLILOQUIO DE UN ALCALDE ARREPENTIDO

Preludio 

Nada me podrá hacer disfrutar de estas fiestas venideras tan entrañables. Y aún estoy sorprendido de lo rápido que se ha sucedido todo. Porque parece mentira que haya pasado tan sólo un año desde que yo era razonablemente feliz. 
Conseguí mi sueño. Ser alcalde de mi ciudad; de la ciudad en la que nací y crecí; de la ciudad de mis antepasados. Desde siempre quise ser el Alcalde como ya lo fue mi bisabuelo hace más de un siglo. 

Parte Primera


No paro de preguntarme cómo no he podido evitar todo esto. ¿Por qué no supe ver lo que se estaba tejiendo a mi alrededor? Todas aquellas francachelas excesivas. Esas amistades peligrosas. Esos regalos admitidos, que nunca debieron serlo. Esas adulaciones gratuitas. 

Parte Segunda 

Debí decir no desde el principio al constructor Ramirez. Total, ya todos lo conocíamos en el pueblo. Sus relaciones con el anterior alcalde, mi antecesor, y la caída fulminante de aquél, debieron ser mi mejor lección aprendida. 
Así me lo ha insinuado esta misma mañana el secretario general de la agrupación local de mi partido, el mismo que apostó por mí para sustituir al alcalde dimitido. Pero los hombres jamás aprendemos. Y mucho menos los políticos, que solemos dejarnos embriagar por el elixir del poder y la gloria. Es la vanidad. 

Parte Tercera 

En principio, nada malo había en aceptar aquella invitación a cenar de Ramírez. En realidad, son muchas las cenas a las que voy. Va en el cargo, pero aquella fue la más indigesta. Tampoco interpreté negativamente que viniera a la misma mi concejal de urbanismo, un chico joven bien formado y de mi confianza, que había comenzado trabajando para el constructor como arquitecto técnico. No supe ver la red que me estaban tejiendo. Pero tras la cena vino el viaje con todos los gastos pagados a Estados Unidos para mi mujer y para mí; y después el coche y... esa cuenta, que ha resultado ser mi ruina. Qué paradoja. Me sentía el amo del universo y creí de veras que nada de eso jamás se sabría. Y en mi seguridad acartonada, no me molesté en comprobar que el solar recalificado para construir el centro comercial contenía unos humedales protegidos ¿Cómo pude ser tan idiota, conociendo aquella zona como la palma de mi mano? ¿No era allí dónde me bañaba de niño? ¿No era allí donde crié mi primera cerceta pardilla? ¿Por qué no fui advertido por la Comisión Provincial de Urbanismo? ¿Por qué ignoré el dictamen desfavorable de la arquitecta municipal? ¿Por qué traicioné a mis vecinos, traicionándome yo de camino? Ya no tengo respuestas a esas preguntas.

Desenlace 

El Juez de Instrucción acaba de leerme los cargos, pero el sargento de la policía local me ha tranquilizado. Es un buen hombre. Mañana mismo, sin demora, convocaré el pleno de mi dimisión. He de llamar a la familia. Y al abogado del partido.     


Autor: José Antonio Flores Vera

lunes, 3 de diciembre de 2012

NI MULA NI BUEY Y REYES MAGOS ANDALUCES

Si ya fue duro admitir que el Papa Benedicto XVI dijera a pocas semanas de la Navidad que en el Portal de Belén no había ni mula ni buey, no sé de donde vamos a sacar las fuerzas para admitir ahora su última y santa afirmación: que los Reyes Magos venían de Andalucía. 
Y no es porque yo crea que en Andalucía se exportan cosas malas; Dios me libre, siendo andaluz como soy y residiendo en esta tierra. Todo lo contrario, Andalucía es una tierra rica en recursos naturales y en talento. Lo que realmente me ha preocupado de la última ocurrencia del Papa es que esos Reyes Magos fueran por mala ventura dirigentes de esta tierra en esa ancestral época de hace casi 2.013 años, según el calendario gregoriano. 
Porque de ser así, mucho me temo que estos Reyes Magos no acudieron al nacimiento del Mesías con la intención que nos refleja el Nuevo Testamento. Vale, es probable que eso fuera lo que se escribió, pero para mi barrunto que bajo la excusa de otorgar al Niño mirra, incienso y oro, buscaban una clara intención de medrar y ser favorecidos ante ese nuevo poder terrenal, o no, que se avecinaba. 
Y de camino, si eso fuera posible, meterse entre pecho y espalda un largo viajecito que permitiera cobrar las dietas e indemnizaciones varias adecuadas a la dignidad del cargo. 
Tampoco me extrañaría que otearan la oportunidad de otorgar una subvención a fondo perdido, sin necesidad de reembolso, o bien que, una vez enfocado bien el asunto intentaran introducir a algún intruso en ese portal, ensayando de camino la formula magistral que les permitiera en el futuro amañar algún ERE que otro. 
Pero visto lo cual, todo ha de encajar en esta suposición. El Papa no se ha referido en absoluto a si la mula y el buey estaban en el Portal antes de la llegada de estos hipotéticos Reyes Magos 'andazules', por lo que habría que sospechar de manera muy seria si estos dignos animales desaparecieron por el arte del birlibirloque a cuenta de alguna suculenta comisión del hijo de alguno de ellos. Vaya usted a saber.

domingo, 2 de diciembre de 2012

LA CERVEZA COMO IDENTIDAD

Que la cerveza guarda una estrecha relación con la identidad y el lugar de nacimiento o residencia, no cabe duda. 
La cerveza, más alimento que bebida alcohólica, siempre ha estado ligada al lugar en un sentido amplio. 
En Europa -principalmente, en el centro del continente- la cerveza ha estado y está tan enraizada en las tradiciones nacionales y locales, que hay  pocas ciudades que no sean poseedores de una marca o al menos una factoría de este manjar líquido. Y muchos son los restaurantes y bares de la República Checa, de Alemania, de Bélgica y de otros países del entorno que cuentan con su propio proceso de fabricación de cerveza, una tradición que se remonta más allá de la Edad Media, siendo muchos los monasterios y abadías, de clausura o no, que poseían fórmulas magistrales para la fabricación de este 'zumo' exquisito de cebada  y/o malta. De  hecho, las mejores cervezas son las denominadas 'cervezas de abadía', cuya formula magistral utilizan actualmente varias marcas reconocidas de Europa. De hecho, una marca como 'Legado de Yuste' utiliza como reclamo que el mismísimo Emperador Carlos V, en su retiro en el monasterio cacereño del mismo nombre, reclamó a los maestros cerveceros para que siguieran fabricando para él esta cerveza de abadía. 
En España la tradición no es tan profunda -quizá, porque somos un país vinícola-, pero cada vez existe mayor interés por ésta. 
Viene a cuento esta reflexión -y de ahí deriva- de la sorpresa que me he llevado cuando he descubierto en Internet ese sentido localista de la cerveza a raíz de las múltiples versiones cerveceras de mi entrada 'Conversación en la taberna'
Como sabemos, la conversación que inician esos dos desaprensivos individuos en la taberna tiene como testigo un par de Alhambras especiales. Sin embargo, en la red ya he leído que esa conversación se inicia con estas marcas de cerveza, que se sepa: Cruzcampo, Mahou 5 estrellas y Estrella Galicia. No descarto que haya otras marcas utilizadas, lo que demuestra que en la cerveza se contiene un sentimiento 'nacionalista' o 'localista'. Un rasgo de identidad.         

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...