lunes, 28 de febrero de 2011

HAY QUE BUSCAR EL CAMBIO


Los diarios de este país se han puesto de acuerdo este fin de semana para publicar sus encuestas electorales, principalmente, para las elecciones generales y las autonómicas andaluzas de 2012. Los resultados son demoledores para el PSOE. Curiosamente, las encuestas encargadas por los periódicos progresistas y proPSOE dan más ventajas al PP que las encuestas encargadas por los diarios conservadores y proPP. Es probable que estas diferencias obedezcan a razones inconfesables (de hecho, es conocida la reacción de electorado cuando la ventaja de un partido es sobradamente suficiente: suelen relajarse a la hora de ir a votar).
Sea lo que fuere, todo el mundo está de acuerdo: el PP parece ser que podría barrer con mayoría absoluta tanto en Madrid como en Andalucía.
Particularmente, no tengo ninguna preferencia por ningún partido (ni estos dos ni cualquier otro, a pesar de que representé a IU como independiente durante ocho años en el Ayuntamiento de mi pueblo, Pinos Puente. De hecho en las últimas elecciones generales y autonómicas he votado al Partido Anti-taurino en Madrid y a Izquierda Republicana en Andalucía, aquel partido que fundó mi admirado Azaña), pero es necesario el cambio, particularmente en Andalucía, región en la que el PSOE no debería de ganar bajo ningún concepto por el bien de toda persona que vive en esta ajada y antigua región. Es más, me atreveré a decir otra cosa: si existiera alguien en el PSOE -que existe y algunos son amigos míos- con un poco de sentido común, ellos mismos deberían proponer un paso atrás y regenerarse ya que tras treinta años en el poder el desaguisado es tan enorme que hasta el propio partido podría ser aún más perjudicado si siguen saliendo más casos de corrupción, que sin duda van a seguir saliendo.
Ocurre que en el PSOE, como en todos los partidos, hay gente honesta y gente deshonesta. En el PSOE -tal vez porque es el que ostenta el gobierno en la Junta y ha gobernado casi desde siempre en la mayoría de los municipios importantes- las gentes del partido de toda la vida han pintado poco (¡cómo echo de menos a esos viejos socialistas,!) existe un ejército de miembros sin ideología socialista que tan sólo buscan el beneficio, el puesto público, la nómina, el parné en definitiva. Personas que jamás se han sentido socialistas, ni tan siquiera de izquierdas que han sabido aprovechar la oportunidad para prosperar en sus vida, ya que de otra forma no lo hubieran conseguido. Personas que viven como auténticos burgueses y que levantan el puño en mítines. Socialistas caviar que se han repartido los cargos públicos y sus cuantiosos emolumentos sin importarles un bledo las siglas que dicen defender. En realidad, tan sólo defienden su bienestar, su bolsillo y sus privilegios. Es la verdad más desnuda.
Lógicamente, el cambio habrá de llegar de la mano del PP porque no existe otra opción política, ya que IU está a años luz en intención de voto, a pesar de que crece un poco.
Lo diré claramente: me repugna la política que PP desarrolla o ha desarrollado en otras regiones como Valencia, Murcia, Baleares e incluso Galicia, pero hay que intentar darles la oportunidad en Andalucía, ya que además de que no existe otra opción, jamás han gobernado en esta región y es prácticamente imposible que el gobierno de la región con ellos en el poder vaya a peor.
Seguramente al leer esto muchos progres caviar del PSOE se revolverán y verán en estas palabras una ideología de derechas. Me dará igual porque la derecha la atesoran quien durante treinta años está desmantelado esta rica tierra. Una derecha peor no me imagino. Por tanto, basta ya de engañar a tantas personas -mayores y amas de casa principalmente- bien intencionadas pero, lamentablemente, manipuladas o, sencillamente, ganadas por la vía del miedo del tipo ¡que viene la derecha de Franco! o bien subvencionadas a través del Plan de Empleo Rural y otras vergonzantes dádivas. Es el discursos de Chaves, fíjense.
Andalucía quiere crecer y necesita cambiar cuanto antes y si no se aprovecha la oportunidad actual probablemente no haya otras oportunidades en el futuro.
Hablo con mucha gente que siempre han votado a la izquierda -muchos de ellos al PSOE- y llegamos a la conclusión que no hay que votar al PSOE y tampoco a IU por aquello de la alianza que seguramente suscribirían; pero tampoco hay que votar al PP, luego ¿qué hacer? nos preguntamos: hay que prestar el voto y apostar por el cambio, con independencias de las siglas ya que no hay otra opción que votar a un partido, y si ese cambio no se produce no volver a prestarlo jamás. Así de desesperada es la situación en Andalucía, créanme. No obstante, el PSOE sigue teniendo esperanzas de ganar gracias a un alto número de indecisos. Esos indecisos -según las encuestas de los periódicos- son los sectores más sensibles al voto oculto: pensionistas, amas de casa, y el voto rural. Sectores muy alejados de la necesidad de cambio ya que con las ramplonas políticas del PSOE estos sectores no han tenido sobresaltos o al menos es lo que le hacen creer, pero qué me dicen de los sectores productivos de este país que son los que realmente contribuyen a la riqueza y bienestar de esta región como son los empresarios, los emprendedores, los autónomos, los trabajadores, los funcionarios que aprueban sus oposiciones legalmente, los estudiantes que se preparan para el día de mañana. Esos colectivos serían la verdadera fuerza del cambio.
Al contrario de lo que cree, el pensionista se encuentra mucho más en peligro con las políticas socialistas si observamos sus últimas medidas en cuanto al retraso de la jubilación y congelación de las pensiones, algo que no había ocurrido jamás en nuestra democracia. Por su parte, las amas de casa deberían de abandonar de una vez por todas aquella promesa demagógica e imposible del PSOE de dar una paga por ser ama de casa, que es una idea que aún circula y que no es más que una tomadura de pelo.
Esos pensionistas y esas amas de casa y personas encerradas en la "Babia" del mundo rural deberían de saber qué hacen sus candidatos con sus votos; deberían de saber en qué se gastan los dineros públicos. Claro, no lo saben porque Canal Sur no se lo cuenta, pero deberían de saber que con sus votos toda esta caterva de supuestos socialistas no se bajan de sus coches oficiales, no les importa el progreso de Andalucía, tan sólo de sus familias, amigos y compañeros de partido; y además, no tienen ni quieren tener ideas. Si después de saber eso siguen votando lo que siempre han votado es que ya no hay remedio.
Por tanto, hay que ser valientes y buscar el cambio. Después, ya se verá.

viernes, 25 de febrero de 2011

AL MENOS QUEDA EL CICLISMO

Cuando esta tarde venía con la bicicleta por uno de los caminos que frecuento cuando corro, no pude evitar pensar que el correr me resultaba extraño, lejano, a pesar de que no hace ni veinte días que calcé unas zapas. Extraño a mí, que llevo ya miles de kilómetros hechos. Fuere por la causa que fuere, correr lo presentí como algo muy distante y difícil, probablemente influenciado aún por la dolencia en la zona del calcáneo del pie izquierdo, que no es más que la reproducción de la tendinitis aquilea.



Por ahora, no estoy echando tan de menos correr porque estoy centrado en la MTB -que insisto me gusta menos que correr-, subiendo cuestas, llaneando, en definitiva, pasándolo bien y de camino intentando no perder demasiado la forma y mantener el peso lo mejor posible para cuando vuelva a correr, que no sé con exactitud cuando será.
Lo que está claro es que mientras persista la dolencia -que va desapareciendo poco a poco- correr para mí estará vetado. Cada vez, soy más prudente. De hecho, hasta ahora no he encontrado el momento para dar el primer paso, pero llegará ya que de las lesiones siempre se sale, a no ser que sea irreversible.

Salir con la MTB obedece a otras leyes distintas. Por lo general, se necesita algo más de tiempo porque utilizamos una máquina, que necesita sus cuidados mínimos. Hablamos de otro tipo de deporte, con lazos comunes con el correr, pero distinto a fin de cuentas.
No obstante, la bicicleta también puede enganchar o, de lo contrario, que se lo pregunten a esos cientos de ciclistas aficionados que se desviven por tener la mejor potencia o los mejores cambios.
Cuando comencé en el ciclismo, lo hice en el de carretera porque la MTB aún no estaba tan introducida en nuestro país. Y, efectivamente, el grupo que nos movíamos con la bici teníamos en este deporte nuestra obsesión. De hecho, comencé a dejar el fútbol - y también porque sabía que no iba a tener más futuro que recorrer equipos modestos- por la bici. Pero hablamos de otros tiempos.
Realmente no sé que ocurrirá con la lesión que arrastro. Probablemente sea la que me retire de correr, pero al menos quedará el ciclismo, que hasta ahora no se ha manifestado incompatible con la lesión.
Seguramente probaré a dar los primeros pasos a principios del mes que viene, no sin antes acudir a un par de sesiones de fisio.

miércoles, 23 de febrero de 2011

NUTRICIÓN Y SALUD


Bajo el subtitulo de "Mitos, peligros y errores de las dietas de adelgazamiento", acabo de terminar a salto de mata (que es como hay que leer los ensayos) el ameno estudio sobre la relación entre la nutrición y la salud escrito por uno de los más conocidos especialistas en nutrición de nuestra ajada piel de toro, Francisco Grande Covián, insigne médico e investigador fallecido en 1995.
Un libro con un marcado carácter científico pero explicado de forma amena y sencilla que debería ser de obligada lectura para los corredores y toda aquella persona que necesite conocer los principios más elementales de la nutrición.
Hoy día, estamos permanentemente bombardeados por noticias diversas sobre alimentos imprescindibles y dietas milagro, pero todas esas noticias tienen más de sensacionalismo que de ciencia.
Con la lectura del libro de Grande Covián aprendemos que, en absoluto, existe la dieta milagro, sino el producto de marketing que gente incauta o confiada consume sin que los resultados sean evidentes en cuanto a la eliminación de esos kilos de más. Es más, en muchos casos esas dietas son contraproducentes.
Los corredores sabemos lo difícil que es bajar de peso o mantenernos en un peso-estado de forma. Lógicamente, me estoy refiriendo a los corredores aficionados que solemos frecuentar con bastante dilección el mundo de la buena mesa y la buena bebida como cualquier mortal, al contrario de lo que suele ocurrir con el corredor de élite, que no suele visitar esos manjares con que tienta la vida.
De ahí que quienes corremos al margen de la profesión, sino en favor de la afición, nos preocupe sobremanera no aumentar un gramo nuestro peso ideal e, incluso, que acariciemos constantemente la idea de perder algún kilo más. En definitiva, necesitamos saber qué comemos y que alimentos nos van bien para devorar kilómetros por esos caminos de Dios. Lógicamente, buscamos mejorar la forma e ingresar en el club de los corredores delgados porque sabemos que el peso se dispara y que haber corrido un maratón no es sinónimo necesariamente de estar delgado.
Por tanto, este libro nos será de mucha utilidad. Conocer el papel de las distintas clases de grasa, el valor de las vitaminas, de las proteínas, los hidratos o los minerales nos ofrecerá una visión real acerca de los muchos mitos que atesoramos en cuanto a los alimentos.
Sin embargo, hay una idea que sobrevuela durante todo el libro que viene a decir más o menos que: comer en exceso necesariamente llevará al sobrepeso o a la obesidad si no ejercemos una actividad que desgaste esa energía -que luego se convertirá en grasa- que ingerimos.
Un libro escrito desde una óptica científica, alejado de especulaciones de mercado y que debería ser de obligada lectura en las escuelas.
Además, es fácil de localizar, ya que es muy común que esté en ferias del libro o mercadillos.

martes, 22 de febrero de 2011

YA COMIENZA TODO

Que existir a veces es una putada, nadie lo duda. Existir no es más que estar. Eso lo saben los políticos menesterosos.
Carlos Castaneda en su saga sobre el indio yaki del desierto de Sonora, D. Juan, escribía acerca de las múltiples enseñanzas que obtuvo de ese "vulgar" indio. Le decía en más de una ocasión -y él, refinado estudiante de Antropología de la Universidad de Los Ángeles, escribía en su cuaderno de notas-, que de nada vale esconderse si todo el mundo sabe dónde estás escondido. Es cierto.
Por tanto, si hemos de escondernos más vale que no digamos ni dónde ni cuándo. Distinta cosa será que nos encuentren que para eso siempre está el azar que para Auster mueve muchos hilos del mundo. Porque nada enfurece más al político que un ciudadano escondido pero alerta, vigilante. Es a lo que se refería D. Juan, probablemente.
Entre las muchas clases de hipocresía, las mejores colecciones siempre la tienen los políticos. Si te cruzas con alguno en alguna ocasión cuando por descuido baja de su coche oficial (Dios te libre) te mostrará toda la gama. Pero entre toda esa gama siempre será su predilecta la que afirma que cuenta con los ciudadanos pero en realidad los ignora o, incluso, los desprecia.
No sólo son los sátrapas musulmanes quienes desprecian a su pueblo (es decir, les irrita que existan o estén escondidos, pero vigilantes), también es despreciado el pueblo en las democracias occidentales, aunque hay distinta gama de desprecios en éstas.
Tráiganme a una sociedad dormida, desinteresada, inculta y mal informada y le diré qué tipo de gobernante le corresponde. Por ejemplo, pongamos el caso de Andalucía.
Andalucía, ancestralmente, ha sido culta como así lo atestiguan las grandes civilizaciones que han echado raíces en estas ajadas tierras, pero es una cultura más práctica que reflexiva. Hemos sido los andaluces permeables a todo lo nuevo y todo lo malo y en ese laboratorio social han sacado siempre ganancia los menesterosos y pícaros. Y, claro, en esos menesteres los políticos "andazules" siempre están prestos y dispuestos. Sin embargo, lo más extraño es que tanta picaresca dure tanto tiempo. Treinta años ha. Igual que Mubarak. Casi medio PRI. Tres cuartos de Gadafi.
Siempre hay unas cuantas docenas de ciudadanos optimistas que piensan que las cosas pueden cambiar; pero también habrá otras cuantas docenas que pensarán que lo que ocurre en Andalucía es un mal endémico. Como Italia tiene el suyo.

YA COMIENZA TODO

Un compañero de trabajo me dice a media mañana, indignado, que la Junta ya está operando con una Agencia -la de Obra Pública- y que esa agencia aún no tiene estatutos y que por eso un sindicato -Safja- ha denunciado. Que esa Agencia ya tiene su propia página web y que ha licitado un tramo de autovía en Granada por valor de doscientos millones de euros (licita tanto la construcción como la explotación, que es algo preocupante). Y es que en verdad toda esta gentuza va a morir matando.
Advierto algo: será un año -hasta marzo de 2012- de muchos sobresaltos. Por tanto, átense bien a sus sillas porque el espectáculo acaba de comenzar, que hasta ahora tan sólo han actuado los teloneros.
A ver. Seguramente veremos en breve los concursos-oposiciones de consolidación "sólo" para el personal contratado de las Agencias; o bien, para todo el mundo "para cumplir con el requisito de la publicidad", pero sólo tendrán los suficientes puntos (mérito) en la fase de concurso: ¿quiénes? Los contratados (0,30 por mes por trabajar en la Agencia X). La oposición -capacidad- será más o menos: dos más dos igual a cuatro, aunque si se contesta cinco tampoco pasará nada. Al tiempo.
Además, si pasan por las sedes del partido en el poder y observan detenidamente verán colas de personas. Seguramente esas personas reclamarán que lo dieron todo por el partido y, ahora, lógicamente, irán a pedir su puesto, su estabilidad. Compañeros, por favor. Al tiempo.
Enumeren, si tienen tiempo, todos los cargos públicos que ostenta el partido en el poder -desde concejalías hasta consejerías- y concluirán que con las plazas públicas convocadas en las Agencias habrá más que de sobra para dar cobertura. Lógicamente, habrá gente honesta que vuelva a su trabajo que, sencillamente, no entre en ese juego. E, incluso, habrá gente de estas nuevas Agencias que vayan a la calle porque no importan un rábano. Al tiempo.
¿Y qué decir de los cuantiosos contratos que se harán en esas ocho agencias? ¿Qué decir sobre la fiscalización del gasto? Ya digo, será un año emocionante, para no olvidar. Al tiempo.
Lo sé, este articulo es raro: parece comenzar de una forma muy distinta a como acaba (aunque si se lee detenidamente tiene su lógica interna), pero me pregunto y pregunto ¿Es que es más normal todo lo que está pasando en la Junta?

domingo, 20 de febrero de 2011

COINCIDENCIAS LITERARIAS (Ideal, 20/2/2011)

Un asunto que siempre me ha apasionado es el mecanismo creador de Tolkien y esa amistad particular con C.S. Lewis, ambos destinados a escribir algunas de las obras más señeras de la literatura fantástica. Me bastó leer la biografía sobre Tolkien escrita por Carpenter y ver la estupenda película Tierras de Penumbra dedicada a C.S. Lewis para saber que había algo extraordinario en la amistad de aquellos dos hombres y el mecanismo de creación de sus respectivas obras.

A todo eso me refiero en este artículo que publico hoy domingo en la edición de papel del diario Ideal. Espero que os apasione esa historia como a mí me apasionó en su día.

En la historia de la literatura, en ocasiones, se dan coincidencias excepcionales. Lees algunas obras y algo de la vida de sus autores, pero te quedan cabos sueltos, interrogantes sin resolver. Así que un buen día, fruto del azar, obtienes alguna información casual sobre esos autores que te brinda la pieza que necesitabas para montar ese puzle literario inacabado. Y fue eso lo que ocurrió cuando vi por primera vez la película “Tierras de Penumbra”, dirigida en 1993 por Richard Attemboroug y protagonizada brillantemente por Anthony Hopkins y Debra Wringler, que narra la extraordinaria relación tardía del escritor C.S. Lewis y la escritora estadounidense Joy Gresham.

Curiosamente, meses antes, había leído la brillante biografía sobre Tolkien escrita por Humphrey Willianm Carpenter y sobre ésta sobrevolaba en todo momento la sincera amistad entre el autor de “El Señor de los Anillos” y el autor de la saga de “Las Crónicas de Narnia”. Una amistad que fue testigo del complejo proceso de creación de estas dos señeras obras de la literatura fantástica universal y que estaba cimentada sobre la base de las muchas coincidencias literarias y personales que compartían estos dos autores, profesores ambos de la Universidad de Oxford. La fascinación por la mitología nórdica y la lingüística medieval europea fueron elementos fundamentales para fomentar esa amistad, así como un material imprescindible para construir sus respectivas obras.

El halo mítico de las grandes obras universales se extiende también a sus autores, de manera que el conocimiento de la vida de éstos nos revela que detrás de su genio literario está la persona que se sumerge en la cotidianidad con las mismas herramientas que cualquier ser humano, aunque provistos de una mente en constante ebullición, una permanente ventana abierta a la creación. Concretamente, en el caso de Tolkien existió a lo largo de su vida una curiosa y rara simbiosis entre su ordinaria y gris vida académica, principalmente en Oxford, y esa luminosa y compleja imaginación que le llevó a crear mundos oníricos e imaginarios que les inspiraban su peculiar concepción del lenguaje. Esta extraña dualidad resulta fascinante.

De aquella película citada se echa en falta –porque no era su fin- la estrecha relación de C.S. Lewis con Tolkien y tampoco existe una recreación expresa del varonil club de “The Inklings” del que ambos eran miembros fundadores, aunque sí es posible ver en cierta secuencia de la película alguna eventual salida de tono de uno de esos exclusivos miembros cuando C.S. Lewis decide romper su pertinaz soltería. Lógicamente tan sólo se trata de una conjetura personal -porque nada de eso se hace explícito en el film-, pero apostaría mi fe a que ese personaje simbolizado no podía ser otro que el que de manera imaginada representa a Tolkien (o al menos es lo que uno quisiera ver), cuya falta de aceptación del emparejamiento tardío de su amigo está más que documentada y así se puede leer abiertamente en la biografía de Carpenter. Lógicamente, no fue éste el motivo del leve alejamiento tardío entre ambos autores porque por encima de todo existía una sincera amistad, simbolizada en el continuo aliento que se ofrecieron mutuamente para culminar sus respectivas obras, pero está claro que entre dos autores amigos siempre existe cierta dosis de rivalidad literaria e, incluso, hasta pueriles celos, a pesar de que Tolkien y Lewis pudieron disfrutar en vida de un enorme reconocimiento literario.

El paso del tiempo, las sucesivas ediciones e, incluso, el cine han contribuido a que las obras de Tolkien y Lewis acrecienten el halo mítico de éstos, pero detrás de toda esa parafernalia que fabrica la idealización de los autores y sus obras, siempre existirá el lado humano de dos personas desbordadamente creativas que pasaban muchas tardes leyéndose uno a otro sus obras inéditas en alguna de esas tabernas inglesas que ofrecen el recogimiento necesario para la conversación, la amistad y la literatura.

jueves, 17 de febrero de 2011

VENGA, PONGAMONOS DE ACUERDO POR UNA VEZ


Me apetece mucho ver pronto una estampa muy concreta. Ver esa estampa de aquí a un año aproximado. Sueño con verla, suspiro con verla. No tengo ningún interés político en ver al PP en el gobierno andaluz, sólo quiero ver a otros, quienes sean me dará igual. Me trae sin cuidado que los que caigan sean del PSOE porque tampoco tengo ningún interés político en eso, tan sólo quiero escuchar el ruido que hacen sus cebados cuerpos cuando caen. Como el que hacen los chopos.

Quiero ver a todos esos carguillos de tres al cuarto con aire de grandeza caer estrepitosamente al suelo. A todos esos concejalillos que han subido como la espuma (advierto que me la juego y me aparto del lenguaje del Instituto Andaluz de la Mujer, porque cuando uso el masculino uso el genérico, como siempre hemos hecho en este país sin necesidad de ser o parecer machistas ¿o es que es necesario reproducir aquí el artículo de Javier Marías?); a todo ese personal de confianza y asesoramiento especial; a todos esos que han entrado o están a punto de entrar por la puerta falsa de la Administración General; a todos esos paniaguados que alzan su pico buscando el maná de las arcas públicas. Me dará igual que sean del partido que son, tan sólo quiero verlos caer y escuchar el ruido que hacen sus suntuosos cuerpos cuan caen. Como el que hacen los olmos.

Deseo ver esa estampa a un año vista porque no soportaría ver más a tanto Delegado Provincial criado en las ubres de su partido paseándose con su coche oficial y pasando la factura de tanto combustible contaminante a los sufridos andaluces. Porque no soportaría ver más a tanto baranda en las Diputaciones cebándose con las plazas públicas tras su cese como concejalillos o alcaldecillos. Porque no quiero saber más de tantos manuales de uso feminista del lenguaje. Porque no admito más que trafiquen con mis impuestos e impongan la golfería institucional como sistema. Porque no deseo como ciudadano una Administración Pública manipulada por cuatro paletos políticos. En definitiva, porque ya estoy harto de ver a tanto sinvergüenza junto.

Y porque quiero que Andalucía despierte, que lleva ya demasiados años dormida.

Y deseo ver esa estampa por encima de cualquier otra cosa porque por el bien de todos no quiero seguir viendo esta tierra necesitada de personas decentes y honestas; de personas que crean en el derecho y en lo público; en la inversión privada y en los emprendedores. Que crean en el esfuerzo y en el trabajo. Porque no quiero que esta tierra me venga más a la mente cuando veo la rabia de las gentes de Egipto o de Grecia.

Porque rezumo impotencia y malaleche por los poros de ver tanto golfo aprovechándose del poder y del dinero público, ocupando plazas bien retribuidas sin mérito ni esfuerzo por el sólo hecho de pertenecer a un partido o que pertenezca al mismo el padre, el tío, el amigo, mientras que miles de jóvenes andaluces se dejan las pestañas en largas noches de estudio, mientras sus padres de desviven y gastan sus cuartos para que accedan a una plaza pública por oposición y mérito y para ello se desviven. Como toda la vida ha sido.

Porque me llevan los demonios comprobar cómo hay tanta gente en paro sin tener un euro que llevarse a la boca mientras que la golfería institucional de la Junta se aprovecha de ERES falsos y prejubilaciones imposibles.

Porque hoy he ido a comprar al pequeño comercio al que voy siempre y me lo he encontrado cerrado porque su modesto y agobiado dueño me dijo que le habían denegado en la Junta una ayuda para emprender e iba a tener que cerrar, mientras que el dinero ha llovido a espuertas sin control ni fiscalización interna y externa.

Porque hoy una persona querida, medio llorando, me ha dicho que el juzgado ha largado a dos vecinos ancianos de su piso -su única propiedad- por no poder pagar una hipoteca mientras que la golfería galopante de este cínico gobierno andaluz y su entorno atesoran parné sin control y probablemente lo envían a paraísos fiscales.

Porque de no ver esa estampa de aquí a un año voy a tener que coger el petate e irme asqueado como tendrían que hacer todas las personas que tengan un mínimo de decencia. Y yo no querría dejar esta bella tierra. Mejor que se vayan ellos que son los que la están prostituyendo.

Por tanto, pongámonos todos de acuerdo por una vez y al margen de colores políticos echémosles el año que viene.

Aunque sea lo último que hagamos juntos.

lunes, 14 de febrero de 2011

SOBRE EL CORRER Y EL TIEMPO


No correr casi a diario ofrece tiempo libre. Estudias más, lees más, ves más películas de tu cartelera sagrada, escribes más, estás más con la familia, no te niegas a esa tercera caña con los amigos, pero también puedes sucumbir y caer en una vida más ordinaria. Porque siempre lo he dicho, los corredores aficionados apenas nos distinguimos de la puesta en escena del corredor profesional, excepto en una aspecto muy prosaico: las victorias y, lógicamente, el nivel.
Y es que correr es algo extraordinario, sin duda. Es algo que configura tus días y casi tus noches. Lo sabes cuando corres de manera habitual, pero lo ratificas más si cabe cuando no lo haces.
Una semana sin correr -que es lo que llevo ahora- para un corredor puede ser un año para cualquier persona que no corra habitualmente y, reconozco, que sea difícil de entender para quien no sea corredor habitual.
Una persona que corre casi a diario configura su vida en torno a esa actividad en proporciones similares a las demás obligaciones que pueblan sus días, aunque correr no sea precisamente una obligación sino un placer.
Configurar tu vida en torno a calzarte unas zapas significa que muchos aspectos de tu día a día están matizados por esa actividad. Por ejemplo, la comida. Por ejemplo. las horas de sueño. Por ejemplo, las copas. Por ejemplo, trasnochar. Por ejemplo, la familia. Por ejemplo, los amigos. Pareciera que todo circulara alrededor de esa función.
Un caso: si tras el trabajo me dispongo a hacer una ruta de quince kilómetros he de tener en cuenta muchas cosas desde que saltas de la cama, ya digo: la comida que vas a ingerir, las obligaciones personales o familiares, lo negativo de irte de cañas con los complacientes colegas del trabajo, etc., etc., Porque no se trata de intentar ir a correr si hubiera tiempo, si no llueve, si no hace frío, si no nieva, si no hace calor, si no me voy de cañas...No, no se trata de eso; es más bien al contrario: todo lo demás cede si la idea es ir a hacer quince kilómetros a las cinco de la tarde. Y a pesar de todas esas prevenciones y precauciones para estar trotando a la hora señalada, siempre habrá circunstancias que den al traste con esos quince kilómetros soñados. A eso se le denomina frustración.
Por tanto, seguiré disfrutando de esas cosas que el correr evita. Así será hasta que persistan las molestias -que van remitiendo a marchas agigantadas- en la zona del calcaneo izquierdo, que según mi médico de cabecera no es más que el eventual empeoramiento de la lastrante tendinitis aquilea.

jueves, 10 de febrero de 2011

LA JUNTA DE ANDALUCIA: ERE QUE ERE


La Junta de Andalucía acaba de inventarse una nueva modalidad jurídica: la autodenuncia. Lo ha hecho en el caso de la falsificación de Expedientes de Regulación de Empleo (ERES), previstos para empresas en crisis y que cuenta ya con treinta y siete casos irregulares y varios altos cargos del PSOE implicados.
Para quien no lo sepa, un ERE es un procedimiento jurídico reglado que sólo lo puede conceder un Administración Pública que es la que cuenta con la potestad administrativa necesaria y en Andalucía quien tiene las competencias es la Junta de Andalucía a través de la Consejería de Empleo. Por tanto, es la Consejería de Empleo, normalmente a través de sus Delegaciones Provinciales, la que concede el ERE y fiscaliza la lista de las personas que pasarían a la jubilación anticipada con ayuda de fondos públicos una vez estudiada la situación económica de la empresa en cuestión. Estos fondos públicos han alcanzado en la Junta de Andalucía en los últimos años unos 700 millones de euros, que es la mitad de lo que costó traer el AVE a Sevilla. De ahí que estemos ante uno de los supuestos casos de corrupción más graves de la historia de España, no sólo por el dinero público utilizado sino por ser un asunto muy sensible que ningunea el drama del paro que viven tantos andaluces. Pero como en la Junta de Andalucía nadie se responsabiliza de nada y nadie suele dimitir optan por la nueva modalidad de la autodenuncia que es algo parecido a denunciarse a sí mismo si se comprueba que ha aparcado el coche en una zona de carga y descarga.
Los informes policiales denuncian que las irregularidades detectadas consistían en falta de fiscalización del dinero público ya que varios ERES los hacían a través de una Empresa Pública denominada IFA -hoy con nuevo nombre: Agencia Idea-, que al no pertenecer a la Administración General de la Junta de Andalucía gestionada por Empleados Públicos imparciales, carecía de los controles jurídicos necesarios basados en actos reglados que han estar instruidos con las suficientes garantías de imparcialidad y la potestad administrativa necesaria, de acuerdo con el procedimiento administrativo general. Además, se rechazaron algunos informes de la Intervención General de la Junta de Andalucía, que es el órgano de fiscalización interno del dinero público en Andalucía. Dijeron que no eran vinculantes.
Este tipo de cosas nos sonrojan a los andaluces y deberían de sonrojar a los dirigentes de la Junta de Andalucía, pero no es el caso. Acostumbrados como están a manejar durante treinta años el poder de Andalucía a su antojo, nada parece importarles ya que todo esto -y lo que no se sabe aún- lo llevan haciendo desde siempre y desde siempre ganan las elecciones, casi siempre sin despeinarse ¿Para qué cambiar de estrategia?
El PSOE de Andalucía me recuerda mucho al Partido Revolucionario Institucional de México que comenzó como un partido creado a partir de los ideales de la Revolución Mexicana de 1910 y que luchaba contra los grandes caciques que ahogaban al país y tras setenta años en el poder ser convirtió en el mayor enemigo de México, en su mayor cacique. En Andalucía han transcurrido treinta años desde que comenzó a gobernar el PSOE y esperemos que por el bien de las instituciones y de la democracia dejen de hacerlo el próximo año.
Luego dirán que lo que queremos es que entre a gobernar la derecha rancia del PP -esa que ha servido como excusa vergonzosa e intemporal a Chaves en sus atropellados discursos o que todos los Empleados Públicos que se manifiestan por toda Andalucía son seguidores del PP o, lo que es peor, batasunos, pero es que la ciudadanía en Andalucía ya está tan desesperada que incluso mucha gente de izquierdas está decidida a prestar el voto al PP sólo para evitar que siga esta gente en el poder.
Pero créanme si les digo que el asunto de los ERES o el atentado contra la Función Pública andaluza podrían no ser más que el principio de cosas que aún no se conocen sobre la forma de actuar de toda esta gente avariciosa y medradora tras treinta años de poder.
Además, se da la circunstancia de que en Andalucía no han existido medios de comunicación libres que denuncien todas las irregularidades de la Junta de Andalucía y los pocos que existen o han existido tienen muy poco seguimiento por el gran público. Con un Canal Sur -radio y televisión- al servicio del poder de la Junta de Andalucía han sabido ir tejiendo una red de clientelismo basado en las subvenciones, puestos de trabajo, prejubilaciones y demás prebendas compradas con el dinero público al tiempo que han ido creando reinos de Taifas por todos los rincones de Andalucía. Además su mensaje de que viene la derecha franquista y rancia ha calado en una ciudadanía, por lo general, poco crítica o a lo mejor desesperanzada. Incluso, han conseguido meter en nómina a los dos principales sindicatos de Andalucía, que son también del resto de España. Con esos ingredientes todo lo demás ha sido coser y cantar.
Sin embargo, en estos momentos las cosas parece que están cambiando. La Función Pública ha salido a la calle harta de tanto nepotismo y clientelismo; el ciudadano -principalmente el que habita en ciudades medianas y grandes- ya está al tanto de todos los tejemanejes; y el trabajador autónomo y por cuenta propia está comprobando cómo las políticas del PSOE le están dejando en la ruina. Además, los pensionistas están comprobando que aquello que les perjuraban no era más que bazofia porque sus pensiones cada vez menguan más y la "derecha franquista" hace tiempo que feneció.
Ahora hemos conocido el caso de las ERES, pero mañana conoceremos otra cosa; y pasado mañana otra. Será una batería incesante de irregularidades, aunque ellos seguirán culpando a la derecha o a los sindicatos fascistas. Pero, en fin, es posible que Andalucía ya esté despertando.

miércoles, 9 de febrero de 2011

IMPRESIONANTE DESPLIEGUE DEL DIARIO IDEAL EN LA PRUEBA DE FONDO DE ARMILLA


El correr vende, sin duda.
Esa actividad, por lo general individual, que cada uno de nosotros -los corredores- desplegamos a lo largo de la semana, ya sea bajo un sol radiante o bajo una lluvia diluviana, despliega un colorido muy atractivo los domingos por la mañana y de ello se están haciendo eco los medios de comunicación. Es el nacimiento del correr social, al que yo prefiero llamar correr afición.
Hasta ahora un periódico de la ciudad de Granada, denominado Granada Hoy, ha ido colocando en sus páginas de los martes la lista clasificatoria más o menos completa de cada una de las pruebas del Circuito de Fondo de Diputación y de la Media Maratón de Granada, pero el periódico más leído y vendido, Ideal, que hasta ahora tan sólo solía hacer alguna referencia breve a las pruebas -excepto al tratamiento de la Medio Maratón de Granada, mucho más profusa- ha dado un giro de ciento ochenta grados y nos ha sorprendido con un despliegue impresionante tanto en su página virtual como en sus páginas escritas. De hecho, hoy miércoles nos ha obsequiado con espectacular especial repleto de fotos de todos los participantes que cruzaron la línea de llegada en la prueba de Armilla del pasado domingo, 6 de febrero. No sé el número de fotos incluidas pero ha sido un número inmenso (tan sólo de quien esto suscribe hay tres; calcular, pues).
Eso me parece una buena noticia, sin duda. No sabemos si ese despliegue será idéntico en cada una de las quince pruebas de que se compone el Circuito, aunque todo parece indicar que la apuesta es decidida.
Bienvenida sea, pues, la iniciativa.

domingo, 6 de febrero de 2011

XXIII PRUEBA DE FONDO "LA INDUSTRIAL" DE ARMILLA (6/2/2011)



La primera prueba del Circuito de Diputación nos ha deparado: mucha gente, buena temperatura y cero camisetas. Supongo que la eliminación de la camiseta frustrará a mucha gente; no a quienes ya atesoramos balas de camisetas sino a quien comienza a correr, que siempre suele mostrar las primeras como un trofeo. Pero, en fin, en eso consiste la crisis: en ser pobre o en parecer pobre, que me inclino mucho más por lo segundo.
Los ayuntamientos han estado durante mucho tiempo atando a los perros con longanizas y han obtenido muchos fondos vía impuestos y vía construcción, que ambas cosas concurren. Y ahora hay que aparentar austeridad porque seguramente que será un valor a tener en cuenta por el electorado en el próximo mes de mayo. Es un poco como la mujer del César..
No obstante, lo importante no estaba en ese aspecto sino en la prueba en sí. Una prueba concurridísima y, como siempre, mal medida, por no hablar de ese cuello de botella en que se convirtió la salida o esa extraña llegada en forma de curva que me hizo pensar en esas inexplicables curvas que sin excusa uno se encuentra en las autovías sin que medie problema orográfico de por medio.

Foto debida a Paqui (gracias).

En el plano personal, cuando atravesé la meta con un tiempo personal de 39'52'' (40'33'' para la organización porque se tardó en salir lo suyo) sabía que había algo que no encajaba: ¡en absoluto me parecía razonable haber bajado de los cuarenta minutos! La explicación vino en seguida cuando consulté el Forerunner: faltaban 490 metros para los diez kilómetros, lo que hubiera supuesto un tiempo de algunos segundos por debajo de los cuarenta y dos minutos, mucho más acorde con mi actual ritmo.
No obstante, he de decir que puse toda la carne en el asador y sufrí, a pesar la frustración de ese primer kilómetro, al que siempre se le puede arañar algunos segundos si se encuentra más despejado, algo que nos ocurre a todos, excepto a los que salen en las primeras filas, que no es mi caso.

Mis pasos según el Forerunner 305 han sido éstos:

Km. 1: 4'29''; Km. 2: 4'12''; Km. 3: 4'17'';Km. 4: 4'05''; Km. 5: 4'01''; Km. 6: 4'09''; km.7: 4'17''; Km. 8: 4'25''; Km. 9: 4'05''. El paso por el 10 no es posible saberlo, pero en la meta (es decir en los primeros 510 metros) el promedio era de 3'45''-que hubiera aumentado si el kilómetro hubiera sido completo-. En fin, un promedio real de 4'12'' el mil, que no el ilusionante 4'04'' que asegura la organización (la organización lo calcula sobre 10 kms).

Por tanto, satisfecho aunque volvió a reproducirse lo que ya se manifestó en Almería: fuerte dolor en la zona del calcaneo hasta el punto de cojear de manera ostensible tras la terminación de la prueba y a medida que se enfría la zona.
Mucho me temo que tendré que parar durante algún tiempo. Una nueva lesión en el horizonte.

sábado, 5 de febrero de 2011

COMENZAMOS EL CIRCUITO DE DIPUTACIÓN


Tras una semana de descanso casi total -tan sólo salí a rodar tranquilo ayer durante 11 kilómetros, con un final muy fuerte-, tras la Media Maratón de Almería, mañana comienza el Circuito de Diputación de 2011 con la tradicional prueba "La Industrial", en Armilla.
La prueba de Armilla es una prueba veterana y simbólica con recorrido fácil y corto, si bien la facilidad o que se haga más o menos largo dependerá siempre del ritmo que se quiera o se pueda imprimir. Una prueba de diez kilómetros puede ser muy dura si se opta por ir a tope desde el principio.
En Almería pasé el kilómetro diez en algo más de 43 minutos y no me encontraba demasiado cansado, pero en una semana cambian muchas y puedes no estar igual de fresco, aunque es una buena opción dar todo lo que se puede en una competición, que siempre compensa física y emocionalmente.
No obstante, estamos a principio de temporada y debería ser lógico tomarse este tipo de pruebas como de rodaje.
De todas formas, si optáis por pasar la mañana del domingo haciendo un saludable ejercicio, allí nos veremos por las calles de Armilla.

jueves, 3 de febrero de 2011

LAS ENMIENDAS DE LA OPOSICIÓN A LOS DECRETOS-LEYES 5 Y 6/2010



El próximo día 16 de febrero se tramitará como Proyecto de Ley en el Parlamento de Andalucía el Decreto-Ley 5/2010, de 27 de julio por el que se aprueban medidas urgentes en materia de reordenación del sector público y el Decreto-Ley 6/2010 que complementa al anterior y que recoge los puntos negociados con UGT y CCOO, que no son los sindicatos más representativos en la Mesa General de la Administración General de la Junta de Andalucía que es el sector público al que afecta esta reordenación.
Estas dos normas legislativas, previstas tan sólo para asuntos que exijan extraordinaria y urgente necesidad (que no era el caso), técnicamente están en vigor porque ya fueron convalidadas por el Parlamento de Andalucía gracias al rodillo absolutista del partido en el gobierno, pero las movilizaciones de los Empleados Públicos de la Administración General de la Junta de Andalucía y el rechazo de los dos partidos de la oposición -PP e IU- han contribuido a que el gobierno andaluz utilice un artilugio legal -probablemente inédito en nuestra democracia- y lo tramite como Proyecto de Ley, algo extraño, ya que para ese fin hubiera bastado una iniciativa legislativa del ejecutivo andaluz (Proyecto de Ley) sin más.
No obstante, de lo que ahora se trata es de ver cómo se tramita este proyecto de ley el próximo día 16.
Lo lógico es que el PSOE, que es el partido en el poder lo maquille con elementos insustanciales e inmediatamente aplique el rodillo de la mayoría absoluta. Pero estaremos muy atentos al papel que interpretan tanto el Partido Popular como Izquierda Unida, principalmente, la coalición de izquierdas por pertenecer -en teoría- al mismo bloque ideológico del partido en el poder.
En consecuencia con sus planteamientos previos, el Partido Popular debería de no entrar en el juego de las enmiendas sino pedir directamente su derogación. No obstante, hace unos días me llegaron las enmiendas que el principal partido de la oposición ha registrado en el Parlamento de Andalucía y, en verdad, son enmiendas tan numerosas y profundas que bien podría considerarse que plantea una normativa totalmente distinta a la aprobada actualmente.
Sin embargo, me interesa mucho la posición de Izquierda Unida, no sólo porque durante ocho años representé a esta coalición en el Ayuntamiento de Pinos Puente como Concejal (cuatro años en el equipo de gobierno y cuatro años en la oposición) y me interesa su coherencia, a veces demostrada, sino también porque desde siempre ha sobrevolado la idea de que existe la posibilidad de que se alíe con el PSOE en un hipotético futuro gobierno en Andalucía si, como dicen las encuestas, el Partido Popular ganara las elecciones andaluzas, pero no por mayoría absoluta.
Podría darse esta situación, pero recordemos que la coalición de izquierdas ya tuvo la oportunidad de fortalecer el gobierno del Partido Socialista y no lo hizo cuando el PSOE no obtuvo mayoría absoluta, optando por la opción de presidir el Parlamento de Andalucía con el apoyo del Partido Popular. Fue la legislatura denominada de "la pinza".
Tras la lectura de las enmiendas propuestas por Izquierda Unida a la normativa de reordenación del sector público, lamento decir que no existe una contundencia acerca de la eliminación de los Decretos-Leyes citados. Es cierto, que otorgan a las Agencias un papel subsidiario a la Administración General, pero no pugnan por su eliminación y tampoco reniegan de que se pueda contratar personal ajeno a la Administración Pública para poder trabajar en dichas Agencias. No ofrecen una versión idéntica al PSOE pero sí similar, a pesar de que es más garantista en cuanto a las potestades públicas. Además, recogen algunas de las posturas de los sindicatos CCOO y UGT y eso siempre es criticable.
La solución en este asunto siempre es más fácil pero está claro que lo que Izquierda Unida pretende evitar es que ese personal contratado, que desea estabilizar el gobierno andaluz, sea despedido cuando, en puridad, debería serlo ya que la única vía para entrar en la Administración Pública es la oposición o el concurso-oposición. Por tanto, considero que con esa aquiescencia se equivocan por no apostar por una aplicación contundente de la normativa de la función pública y, por tanto, por una apuesta por los servicios públicos garantistas, imparciales e independientes del poder político.
En mi opinión, la única opción viable para reordenar el sector público pasa por aplicar la normativa de la función pública asentada en el Estatuto Básico del Empleado Público (que tampoco es la ley que esperábamos los empleados públicos) y en lo que esté aún vigente de la Ley 6/1985, de reordenación de la Función Pública de Andalucía, que es una ley muy limitada por sí garantista en cuanto al acceso a la función pública.
Esa opción pasa por establecer objetivamente sin son necesarias esas plazas públicas que hoy ocupan como personal contratado todas esas personas que prestan servicios en las empresas públicas, fundaciones y entes instrumentales, algo que dudo. Si así fuera, la opción es ofertar esas plazas a través de una Oferta de Empleo Pública gradual que integre tanto plazas libres como de promoción interna para los Empleados Públicos de la Administración General; es decir, como siempre ha sido. Todo ello en el ámbito de la Administración Pública General. Opino que esas plazas libres deben ser ofertadas por el sistema de oposición libre para que tengan las mismas oportunidades los andaluces y andaluzas que actualmente se forman en las universidades o centros de enseñanzas medias y que pretenden acceder a una plaza pública en igualdad de condiciones de acuerdo con los principios constitucionales de publicidad, igualdad, mérito y capacidad establecidos en la Constitución y en las leyes sectoriales de función pública.
Si por el contrario -que es la opción tal vez más razonable- se comprueba que esas más de 20.000 plazas no son necesarias, la opción pasa, inevitablemente, por la supresión de todas las empresas públicas, fundaciones y entes instrumentales y que las funciones vuelvan al lugar en el que siempre debieron estar: la Administración General de la Junta de Andalucía, que se iría configurando con esa Oferta de Empleo Público anual. No entiendo que quepan otras opciones.
No olvidemos que la Administración General es tan sólo una pequeña porción de los servicios públicos de Andalucía, ya que el volumen más amplio de personal la ostenta tanto el sector sanitario y el sector educativo al que no le afecta, por lo pronto, esta torticera reordenación del sector público que pretende el gobierno de la Junta de Andalucía.
Por tanto, si las enmiendas de los partidos políticos en la oposición no van en ese sentido, mucho me temo, que de aceptarse, nada aportarán a este galimatías creado por el ejecutivo andaluz y la función pública será la principal perjudicada.

EN FIN, ESPAÑA

No dejéis de escuchar o leer lo que dice el individuo al final del vídeo
¿ Algún comentario ?

martes, 1 de febrero de 2011

ANGELA MERKEL DE PESCA POR ESPAÑA


Angela Merkel, la primera ministra de la República Federal Alemana, vendrá el próximo jueves a España a pescar. Necesita ingenieros, entre otras profesiones cualificadas, y los quiere encontrar en el sur de Europa. Y España, aunque muy alejada ya de Europa se encuentra -aún- en el sur de este ajado continente.
Por su parte el infame Jesús Caldera sostiene que nuestra demografía va mal y que para poder sostener nuestro actual sistema de pensiones necesitamos más inmigrantes.
En principio, a mi me cuesta comprender este asunto, bien porque no se esté explicando del todo bien o bien porque se quiere ocultar la realidad más cruda, que ambas cosas están de alguna forma relacionadas.
Veamos. España genera cada año un buen número de ingenieros que, al parecer, salen bastante preparados de nuestras facultades técnicas. Ese buen número de ingenieros sale con bastante cualificación pero no encuentran trabajo en nuestro país porque nuestro país es un país que genera muy poco trabajo. Por tanto, el estado español forma a muchos ingenieros con los impuestos de todos pero no pueden ser absorbidos ni aprovechados ni por el sector público ni por el sector privado y necesitan largarse de España para poder trabajar en lo que han estudiado.
Alemania lo sabe (igual que sabe Inglaterra, Portugal e Italia que nuestros futuros médicos y enfermeros salen con buena cualificación de la universidad española) y viene a pescar.
Y pescará lo suficiente para llevarse los barcos llenos. El resultado será que en breve el afanoso país teutón tendrá ingenieros españoles sin necesidad de haber invertido un céntimo de euro en su formación. Además, creará empleo y riqueza porque esos ingenieros cobrarán buenas sumas económicas y el estado alemán obtendrá también buenas sumas vía impuesto de la renta. La jugada es maestra.
Por su parte, los inmigrantes que reclama Caldera no han de aportar especialidad alguna para trabajar en el estado español, suponiendo que exista trabajo. Por tanto, los inmigrantes que vendrán derivarán de Marruecos y otros países del Magreb y de Rumanía básicamente. Vendrá un matrimonio marroquí con tres hijos. El cabeza de familia no tendrá especialización alguna y engrosará las listas del paro, por lo que el estado español habrá de pagar una cantidad económica para el sostenimiento de su familia. Además contará con sanidad gratuita y educación gratuita y todos los beneficios que puedan obtener de nuestro Estado de Bienestar. Al poco, ese matrimonio marroquí tendrá dos o tres hijos más, que es algo también gratuito y hasta hace poco también hubieran tenido derecho a cobrar dos mil quinientos euros por nacimiento. Y, por supuesto, no cotizará a la Seguridad Social porque no trabaja y, por ende, no ayudará a mantener nuestro sistema de pensiones.
A mi me gustaría saber a qué se refiere Jesús Caldera cuando dice que necesitamos más inmigrantes.
El problema de este gobierno - y probablemente de un sector de este país- es que le cuesta decir las cosas como son. Los progres caviar rehúsan decir que España no tiene necesidad de más inmigración social evitando pronunciarse sobre la necesidad de una inmigración ordenada que cubra puestos de trabajo que aquí no se pueden cubrir y que, por tanto, coticen a nuestro sistema de Seguridad Social y tributen por las rentas de su trabajo. Es lo que está pidiendo Alemania ni más ni menos.
Luego si España no puede ofrecer puestos de trabajo a inmigrantes ¿qué sentido tiene la petición de Jesús Caldera? ¿Alguien me lo puede explicar como si fuera un niño de cinco años?

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...