jueves, 29 de octubre de 2009

UNA FRUCTÍFERA VISITA A LA XXVII FERIA DEL LIBRO ANTIGUO Y DE OCASIÓN DE GRANADA



Cómo no. Era obligada la visita a la XXVII Feria del libro antiguo y de ocasión de Granada.
Tiempo de castañas en la granadina Fuente de las Batallas, en el mismo corazón de ciudad. Un tiempo inusual porque, hoy, a la imagen típica de vendedores de castañas asadas otoñales había que unir las mangas cortas y la alta temperatura inadecuada para este evento.
Porque este evento anual de la Feria del libro antiguo y de ocasión granadino se merece un frío en ciernes, que actúe como un aviso leve del invierno granadino, presidido por su magna sierra, que parece presidir en la lejanía la Fuente de las Batallas.
Pero el tiempo o el cambio climático no han posibilitado esa imagen tan típica y tan propia.
Pero aún así había que ir. Y comprar.
Comencé con la adquisición de dos deliciosos libros clásicos: el primer de ellos es un pequeño volumen de cuentos de Chesterton Defoe y otros autores, entre los que se encuentran Tomas Hardy y Arthur Conan Doyle. Autores ingleses del siglo XIX. A algunos les conocía pero no a otros, y precisamente la Feria del libro antiguo y de ocasión es una magnífica oportunidad de descubrir autores, de descubrir libros.
Junto a éste delicioso volumen, dentro de la misma colección opté por una pequeña obra de enorme simbología, casi un opúsculo escrito por el político revolucionario Maximiliano Robespierre, la mano ejecutora del ideario revolucionario francés, inspirado, entre otros, por la obra de autores como Rousseau y Montesquieu.
Su pequeña obra denominada "Libertad, Igualdad, Fraternidad" -tres palabras asumidas como titular ideario de la República francesa- es toda una teoría política del estado de derecho, tal y como ha llegado a nuestras constituciones modernas y que tuvo su origen en aquella Revolución Francesa, que cambió para siempre las manecillas del reloj que marcaba por entonces las horas en la historia del mundo.
El tercer libro adquirido ha sido "La maravillosa vida breve de Óscar Wao" opera prima del escritor norteamericano-dominicano Junot Díaz. Novela que ha sido galardonada con el denominado "nobel" norteamericano de la literatura, el prestigioso premio "Pulitzer" de novela de 2008, además de obtener otros premios como el prestigioso National Book Critics de Circle Award, también en 2008.
Leí la crítica de este libro y una entrevista a su autor y ambas cosas me parecieron fascinantes. Así que era el momento de adquirirlo.


Sin embargo, no esperaba encontrar en la feria excelentes películas en DVD. Y mucho menos editadas algunas de ellas en libro-DVD. Así que no he podido resistir a la tentación de adquirir los libros-DVD de dos de mis más codiciadas: "Centauros del Desierto" y "Con La Muerte en los Talones"; además, había una excelente colección de películas que han sido hitos en la historia del cine, estando entre ellas "Encuentros en la tercera fase", que tampoco dudé en adquirir; existía, además, otra colección de cine europeo del que soy un apasionado. En esta sección he optado por una película que no había visto: Café irlandés. Porque me apasiona el cine británico e irlandés.
Y es que la Feria del libro antiguo y de ocasión de Granada nunca me defrauda. Seguramente volveré.

PODREDUMBRE QUE MUEVE AL MUNDO


Presiento que nos estamos alejando del camino del conocimiento. En la actualidad, poco o nada interesa el saber, el gusto por conocer.
Muchas asuntos reclaman nuestra atención, pero pocos son realmente importantes. Son asuntos vacíos, desdotados de los elementos necesarios que nos hagan mejores personas.
En determinadas acciones que contemplo a diario observo que la deriva del ser humano hacia el animalismo es cada día más preocupante. En los animales existe una razón ontológica de ser. Seres vivos que cumplen su rol en la vida de manera perfecta y sincronizada. Pero en las personas la razón de ser es conocer, dotarse de la cultura necesaria que nos haga comprender mejor el mundo en el que vivimos. Utilizar la mente. Pero mucho me temo que no es el camino que se está andando en la realidad.
Los asuntos frívolos, banales, imbéciles o ridículos están cada día más presentes y no hay marcha atrás. De hecho, el asunto de la mísera corrupción que azota a España en las últimas fechas no es ni más ni menos que la odisea emprendida hacia la putrefacción más absoluta. Individuos que se aprovechan de unas circunstancias favorables para, egoistamente, lucrarse. Es tan ridículo que sería mucho más útil el escarnio público que la propia prisión. Pero, claro, existe la duda de que esa putrefacción no sea propia de unos cuantos sino que esté anidada en el mismo sistema.
Si así fuera -y no hay argumentos para pensar lo contrario- ya nada se podría hacer.
Sin embargo, el problema ya no radica en la corrupción política solamente, sino en esa carrera hacía las cavernas que nos atenaza. Si el hombre tira por la alcantarilla todo lo alcanzado, a través de tantos siglos de sufrimiento y lucha, si abandona la opción de la cultura, de la educación, del conocimiento en general, entonces ya nada se puede hacer. No hay esperanza.
En este mundo actual, a las personas honestas y sensatas sólo les queda encerrarse en su caparazón.

sábado, 24 de octubre de 2009

UN GRAN DÍA


Ese anhelado gran día se ha convertido en realidad. Comentaba en la entrada anterior que incluso, como si de una promesa se tratara, podría incluso reabrir el ya ajeno "Diario de un corredor". Y las promesas hay que cumplirlas.
El entrenamiento ha ido bien, como podréis leer.
Mientras acababa la ruta de hoy, liberado ya de la ansiedad de la recaída, pensaba seriamente en la posibilidad de reabrir aquel famoso blog, pero para nada deseo que éste, Opiniones Intempestivas, desaparezca. Todo lo contrario: en este blog deseo seguir escribiendo hasta que vosotros os canséis. Así que pensé en la bitácora que está a vuestra derecha. Esa bitácora, que ha estado muy activa cuando entrenaba y competía regularmente, en ocasiones se convertía en una herramienta incómoda para escribir y para leer. Así, que encontré la forma de buscar acomodo a los dos blogs, sin que el anterior Diario... reste energía al títular. De manera que la solución vino sóla: Diario de un corredor se va a convertir en esa bitácora, para lo cual tendré más espacio para escribir o poner fotos y vosotros para leer y opinar, si gustáis. Por tanto, será tan asequible como pinchar el enlace de la bitácora o bien el enlace que en alguna entrada de Opiniones...incorporaré de vez en cuando.
Probablemente, no siempre haya cosas que contar sobre correr, pero si las hay éstas serán contadas en esta bitácora, que será la que indique si he estado inspirado para escribir algo sobre correr.
Asimismo, servirá para consultar si se quiere el fondo de entradas que acumuló aquel a lo largo de bastantes meses de actividad. Es posible consultarlas en la sección de etiquetas.
Pero aquel Diario de un corredor, a pesar de que es el nombre por el que fue conocido perdió su nombre en favor de otro, mucho más sugestivo: "Vuelvo a los caminos".
Vuelvo a los caminos. Porque es el resultado de un regreso, de muchos regresos a los caminos, tras enésimas lesiones.
Las razones por las que acabó aquella singladura Diario de un corredor algunos amigos las conocen y otros las intuyen.
Las razones por las que vuelve, transmutado en bitácora, obedecen, tal vez a una razón única: me gusta escribir sobre correr y celebro así poder hacerlo nuevamente. Espero que os guste la idea.

miércoles, 21 de octubre de 2009

EL SÁBADO PUEDE SER UN GRAN DÍA

Reconozco que estoy algo nervioso. Porque el sábado es el día clave para la prueba de fuego, que determinará en gran medida mi puesta en escena de nuevo en los caminos. Nervioso e inseguro de intentar poder completar un recorrido modesto de no más de 10 kilómetros. Hay tantos anhelos reservados para ese momento que es mejor dejar la mente en blanco.
Pero al mismo tiempo también estoy mentalizado, porque es un trabajo picológico que he ido elaborando desde el día 8 de agosto, momento en el que me rompí gravemente, de que me quede en el dique seco. En el intento.
Y sé que existe anhelo y cierta ilusión, porque cuando esta tarde contemplaba toda la ropa deportiva que atesoro en la parte alta de un armario volví a ratificarme en la idea de que muchos aspectos de mi existencia están vinculados al deporte y que desde hace algún tiempo tomé conciencia que correr para mí es mucho más que un estado deportivo, es una forma de vida. Como lo fue en su momento el ciclismo y el fútbol.

Espero poder volver a estos días de vino y rosas (deportivamente hablando)

He abierto ese armario y he rozado con los dedos el tacto de la ropa técnica: de los pantalones, de las camisetas; incluso de los guantes y el casco de MTB. Y todo me ha parecido que está ahí, dormido, a la espera de saber, con la misma incertidumbre que yo poseo, qué ocurrirá el próximo sábado.
Porque sé que si el sábado por la mañana algo falla, significará que las opciones se agotan de forma considerable. Y, a pesar de ello no arrojaré la toalla.
Tanta es la fe que albergo que como si de una promesa se tratara, si todo resulta favorable sería capaz hasta de volver a abrir de nuevo aquel "diario de un corredor", que en el archivo duerme bajo el nombre: "vuelvo a los caminos".

domingo, 18 de octubre de 2009

BLIND GUARDIAN, UN GRUPO DEL HEAVY METAL ALEMÁN QUE DERROCHA POESÍA

¿ Qué sería de nuestras vidas sin la imaginación ? ¿ Qué, sin la poesía ?
En nuestro proceloso mundo cada cual necesita opciones ficticias que ayuden a despegar de tan cruda realidad. Buscamos en la poesía, en la literatura en general; buscamos en la música, en el deporte (de hecho los corredores buscamos escapar en última instancia).
Y es imaginación y poesía lo que existe en estos vídeos que os muestro a continuación. El grupo alemán Blind Guardian lleva lustros introduciéndonos en mundos oníricos a través de sus temas. En éstos dos que muestro nos inunda de épica y poesía. Con su tema Lord of the ring, un merecido homenaje a la obra de Tolkien, introducen una letra deliciosa y música muy en el estilo que nos tiene acostumbrados el grupo teutón, si bien utilizando un ritmo menos potente, en la línea utilizada ya en su mítica "The Bard's Song, que podéis contemplar a continuación subtitulada en español igualmente y de tanta evocación poética también.











sábado, 17 de octubre de 2009

HASTA SIEMPRE, ANDRÉS



Larga vida a Andrés Montes. Porque una persona de sus características, un profesional de su estirpe no puede fallecer jamás. Ocurre que siempre se marchan antes los buenos y quedan aquí los mediocres, medradores y políticamente correctos. Estos últimos pululan por todas la cadenas de televisión, pero no es fácil encontrar a un Andrés Montes a través del tubo catódico o como ahora se denomine en la era de la LCD, Plasma, LED o lo que fuere.
Aún tenemos en nuestro pabellón auditivo sus originales frases (¡la vida puede ser maravillosa!) o sus cariñosos apodos a jugadores de fútbol o basket (como Jugón bautizó a Xavi o Mr. Catering a Calderón), pero de entre todos sus recursos imaginativos ante el micrófono, me quedo con su fina ironía que utilizaba a la perfección con sus invitados, ya fueran Julio Salinas o Iturriaga. Éstos serán ahora los que más le lloren -al margen de su familia-, porque saben que ya los comentarios no podrán ser los mismos.
Aquel hombrecito, medio mulato, con aspecto de presentador de TV americana más que de española nos impactó a todos cuando se asomaba a Canal + y retransmitía partidos de la NBA a altas horas de la madrugada, llevando siempre una pajarita. Nos impactaron sus comentarios, su forma de retransmitir los partidos y su enciclopédico conocimiento de baloncesto.
Años después, aterrizado ya en las cadenas privadas -Cuatro y Sexta, finalmente-, su estilo seguía siendo el mismo. Un estilo, una escuela completamente distinta a lo conocido hasta ese momento. Comentarios que aderezaba con un infinito sentido del humor y una fina ironía, que no siempre era fácil de captar. De hecho, he escuchado a muchos conocidos míos decir que no entendían a "ese tío".
Probablemente no sea el momento de decirlo, pero me parecían especialmente interesantes sus silencios cuando salía algún miembro de nuestra "comprometida" y "deportiva" familiar real o pesebrero político, que evidenciaban perfectamente su forma de ver las cosas, su impostura política, su heterodoxia.
Andrés Montes era único y yo lo admiraba fervientemente. Por eso ayer por la noche cuando conocí la noticia de su muerte sentí que había fallecido un buen amigo.
Descansa en paz, Andrés. Eras el mejor.

viernes, 16 de octubre de 2009

CHAVES, EL MANIRROTO



"El vicepresidente tercero, Manuel Chaves, con 64 años y después de cuatro años como ministro y 19 como presidente de la Junta de Andalucía declara un patrimonio que apenas bordea los 69.000 euros, 46.502 de la valoración de su vivienda y 22.461 en el banco. No tiene créditos pendientes."

Esa es la noticia que hoy ha aparecido en los medios de comunicación, a raíz de la publicación oficial en el Boletín Oficial del Estado del patrimonio del actual gobierno.
¿Y por qué me centro en el patrimonio de Chaves y, no por ejemplo, en el más coherente de Zapatero? ¿Es porque hace tiempo que le tengo manía al anterior presidente andaluz? ¿ Porque siempre lo he considerado un político sin personalidad ni ideas? ¿Porque su gestión ha hundido a Andalucía al lugar que probablemente se merece? No sé, quizá todo esto haya influido, pero lo que más me sorprende -y por eso lo cito aquí y desperdicio una entrada para hablar de correr, música, cine o libros- es porque no me creo que ese sea su patrimonio. Hagamos unas simples operaciones aritméticas.
Chaves lleva de forma ininterrumpida ocupando altos cargos desde 1982, que fue la fecha en la que asumió el poder el primer gobierno socialista presidido por Felipe González. Luego, si no calculo mal, lleva con excelentes sueldos más que decentes 27 años, cuatro como parlamentario nacional, cuatro como Ministro de Trabajo y diecinueve como Presidente de la Junta de Andalucía. Sueldos cuantiosos todos ellos, además de las siempre opacas dietas; luego, con ese patrimonio que declara el honorable Chaves ha ahorrado cada año la friolera cantidad de: 2.554,22 €. O sea, un manirroto, como ya demostró en la presidencia de la Junta. Una especie de hijo pródigo de la política.
Obviamente, desde mi punto de vista, el patrimonio que deberá declarar el vicepresidente tercero del actual gobierno no es lo que posee en la actualidad, sino todo lo que ha invertido, donado a hijos o vendido. Y, claro, como eso no lo ha manifestado el insigne socialista de preclara mente pues seguimos con la duda y con una sensación de que este hombre considera que toda España creerá sus patrañas como ocurrió en Andalucia durante casi cuatro lustros. En fin, ¿qué pensáis?

jueves, 15 de octubre de 2009

Fear of the dark, de Iron Maiden

El concierto que ofrecieron en el mítico Rock in Río en 2001 los chicos de Iron Maiden es de los que crean afición al Heavy Metal ¿Pero quién no ha vibrado con su legendaria "Fear of the dark", uno de los temas puesto en escena en este magno festival por los pupilos de Eddy?:

martes, 13 de octubre de 2009

LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES (LA PELÍCULA)


Reconozco que tenía reticencias para ver la versión cinematográfica del primer tomo de Millennium, "Los hombres que no amaban a las mujeres", si bien podría ser peor el remedio que la enfermedad ya que siempre acabas por leer y escuchar opiniones. De ahí que quisiera tener una idea directa.
Decía que acumulaba reticencias porque es un libro muy gráfico. Un libro en el que es posible imaginar rostros y lugares. Lugares comunes que te atrapan a lo largo de las casi 700 páginas de la novela de Stieg Larsson. Había visto algún trailer, pero no me lanzaba a ver la película. Así, que estando ya en DVD, no he podido sucumbir a la tentación.
Y, finalmente, exclamé de alivio: es la película que yo hubiera hecho si fuera director y supiera dirigir cine.
Una película que no me ha defraudado en absoluto. Es más, al verla resolví una de las ecuaciones que más me inquietaban: ¿cómo introducir en una película de metraje standard un denso libro, con un denso argumento, con densos detalles? Pero el director, Niels Arden Opley, lo ha conseguido, si bien ha debido dejarse importantes en el camino. Es lógico.
A mí, Lisbeth Salander siempre me ha parecido una persona enormemente integra, con una alta dosis de honestidad y un alto sentido de la moral y la ética. Una persona completamente anarquista en sus hábitos más personales y en su concepción del mundo, pero congruente con el mundo que le rodea, aspectos éstos que la hacen más sensata si cabe. Hace lo que tiene que hacer y no escatima esfuerzos. Deja a la gente en paz, pero se venga salvajemente de quien le ha hecho o le hace daño. Pero, lógicamente, hay que tener un enorme arrojo para ello.
Es algo en lo que pensé cuando acabé de leer el libro y es algo que he vuelto a ratificar ahora que he visto la película.
Por su parte el personaje de Mikael Blomkvist me ha tenido que ir convenciendo poco a poco, hasta no tener más remedio que aceptar que es el personaje que yo hubiera creado. Inicialmente no me convenció en absoluto: no era la cara que le suponía, ni los gestos que le imaginaba. Ahora bien, su penetración en la esencia del periodista tenaz y honesto me convenció a lo largo del film.
Sin embargo, algo me ha trastocado mi visión inicial: el patriarca del imperio Vanger, Henrik, que pasa en la película por ser un encantador octogenario, en el libro es una persona que desde la buena intención muestra un lado maquiavélico y manipulador. Manipuló al periodista y eso no era nada fácil. No es una manipulación egoísta, pero es el clásico multimillonario que siempre consigue lo que quiere, previsto de una buena billetera, claro.
Pero nada más cuento de la peli, que seguramente habrá quien habiendo leído el libro, aún no la haya visto. Película que aconsejo encarecidamente ver. Principalmente, para quienes hayan leído el primer volumen de "Millennium".

lunes, 12 de octubre de 2009

ENCRUCIJADA


El Dr. Sheehan fue un corredor por encima de cualquier cosa. Muy admirado por nuestro amigo Paco Montoro y por todos nosotros.

Me siento corredor. A pesar de que apenas piso los caminos y las carreteras y que toda mi ropa técnica y zapatillas están cayendo en la inanición, me sigo sintiendo corredor. Porque quiero seguir creyendo que volveré a los caminos.
Cuando clausuré "Diario de un corredor" y meditaba en hacer realidad este blog que ahora leéis, recuperé del archivo aquel conocido blog y le denominé: "Vuelvo a los caminos", aunque finalmente no lo publiqué. Y, recuerdo que lo hice en un momento en el que me encontraba tocado -probablemente de los gemelos, no falla-, y necesitaba contar que estaba intentando volver. Y ahora, de nuevo, pienso en aquellos momentos.
Me sigo sintiendo corredor pero, también, cada vez más ciclista, con toda la carga de respeto que ha de contener esa denominación y a pesar de que nada he hecho encima de la bici..bueno sí: caerme en tres ocasiones. De hecho, tuvo que pasar mucho tiempo y recorrer muchos kilómetros para que me convenciera a mi mismo que debía llamarme corredor. Creo que comencé a hacerlo tras el Maratón de Madrid de 2007.
Cuando el otro día volvía de hacer una ruta de 54 kilómetros con la bici, sentí que ese deporte me recordaba peligrosamente a los comienzos como corredor. Aquellos días en los que apenas llegaba a 15 kilómetros y llegaba a casa fundido y con alguna hipoglucemia que otra. Sencillamente, mi organismo estaba comenzando a adaptarse. Algo similar a lo que ocurría el pasado sábado, cuando teniendo ya a la vista Granada, miraba el cuentakilómetros y comprobaba que los dígitos no superaban los 16 kilómetros por hora. Entonces fue cuando comencé a comprobar que los miembros inferiores pueden dar todo un recital distinto cada día de dolores y agujetas.
Pero a la mañana siguiente me levanté nuevo. Sin dolor en el Aquiles y sin dolor en el gemelo derecho, circunstancias éstas que me habían retirado de correr transitoriamente. Incluso me miré en el espejo y me pareció que éste despedía un rostro curtido por el sol y afilado por el esfuerzo. De hecho, ese tipo de síntomas son los que hacen que el enamoramiento deportivo se adentré en tu ser. Una suerte de respuestas a aquella pregunta que un día me hice cuando fui a comprar la bicicleta a Semar.
Y, lógicamente, es algo que quería escribir, ya que cuando no consigo explicarme, acudo a la palabra escrita, que es la forma en la que mejor pienso.
Luego, me pregunto: ¿estaré preparando el terreno para colgar las zapatillas en favor de los culotes? Es probable que así actúe mi subconsciente y aún no lo haya transmitido al ser pensante.
Lógicamente, cuando dejas de practicar una actividad -ya sea correr, leer, o comer pasteles-, te vas despegando de ella. Y eso es así a pesar de que esa actividad esté muy adentro de tu ser. Es lógico que así sea. Si no lo fuera, sería muy difícil arrastrar toda esa carga. Dura encrucijada la mía.

sábado, 10 de octubre de 2009

The siren of the woods, de Therion

Si sois fieles a la versión cinematográfica de "El Señor de los anillos", basada en la obra de Tolkien, seguramente también os gustará "The siren of the woods", del grupo sueco Therion, un grupo de heavy metal, aunque no lo parezca en este tema:



lunes, 5 de octubre de 2009

PODREDUMBRE POLÍTICA



Disculpadme si vuelvo a escribir de política. Sé que muchos de vosotros, amables lectores, preferiría leer sobre correr o de literatura o de música. Pero es que la política está de nuevo en nuestras vidas, aunque sea sólo para interesarnos por esa bestial subida de impuestos o comprobar con estupefacción el chorreo diario del caso Gürtel.
Y es que el cinismo de nuestros políticos ya no tiene techo; igual que la desfachatez que demuestran no tiene suelo. Esta noche escuché hablar a Camps, esa especie de hiena política que lanza balones fuera con la habilidad de aquel portero valenciano llamado Sempere y que tanto admiré. Escuchaba preguntar a un periodista sobre sus adláteres Costa y Rambla, cubiertos de mierda hasta el mentón a raíz del caso de supuesta financiación ilegal de su partido, y respondía el crecido Camps con frases de concordia del estilo "todos tenemos que apoyarnos" o desviando cínicamente y sin disimulo la respuesta a la crisis y las meteduras de pata de Zapatero. Lógicamente, me indigné con tanta dosis de cinismo, que el mismo Maquiavelo habría reprobado.
Por otra parte, a raíz de la última encuesta en la que por primera vez en algunos años el PP adelanta en intención de voto al PSOE, decía la lumbreras Pajín, que la verdadera intención de voto se da el día de las elecciones. Y, claro, ante tal respuesta ya no pude soportarlo y me tuve que tapar la nariz. Y es que se mire donde se mire la clase política española, con las lógicas excepciones, está derivando hacia una podredumbre asfixiante. Y me pregunto yo: ¿Qué podemos hacer los ciudadanos para que esta gentuza se vaya a la mierda?
Menos mal (mi gozo en un pozo) que a la monarquía se le congela su presupuesto. Los pobres.

jueves, 1 de octubre de 2009

CONVERSACIÓN A PROPÓSITO DE X

Así finalizaba la entrega anterior:

Luis, totalmente al tanto del pensamiento astuto de Conchi, comprendió que no era oportuno dar rodeos sobre su visita, así que soltó: Vengo a hablarte del asunto X. Entonces, de pronto, la tensión fue el único mobiliario que tenía el comedor, lugar en el que tomaron asiento ambos.

CONVERSACIÓN A PROPÓSITO DE X

La relación entre Conchi y Luis siempre fue excelente. Es más, ambos compartían algo muy importante: ser las dos personas más cercanas a X. Quizá por ese motivo, Luis, puso en escena una de sus mayores cualidades: la intuición. E intuyó que su punto de equilibrio personal podría irse al traste si sus amigos acababan distanciándose por mor de esa manía de X por correr, y así se lo dijo a Conchi.

-Pero no es una mera manía, Luis, es algo más profundo. Esa manía de X como tú señalas es mucho más que eso. Se trata de un cambio sustancial en la vida de mi marido. Es algo que comprendí desde la primera vez que prefirió irse a correr a la salida del trabajo, antes de irse al bar contigo.

- No creo que eso tenga mucha importancia, Conchi...

-¿No tiene importancia? -le interrumpió Conchi sin que apenas cambiara el tono de su conversación-.Tiene mucha más importancia de lo que aparenta.

- Recuerda que a X, cuando eráis novios, también le dio por jugar al baloncesto, un deporte, por cierto, que nadie del pueblo comprendía, y se tiraba horas y horas intentando encestar en la canasta del patio de la escuela.

- Pero aquello no fue igual. Era muy joven y le impresionó no sé que triunfo de la selección española. De hecho, se le pasó pronto. Esto es otra cosa.

- Tampoco hay nada de malo en que tu barrigudo X haga deporte de vez en cuando. Yo mismo lo hago -ironizó vulgarmente Luis- practicando el levantamiento de vidrio en barra fija.

-No estoy para bromas, Luis. ¿No comprendes que la afición de X por correr encierra un cambio más profundo en sus valores y sus convicciones personales?

Ante la grave aseveración de Conchi, Luis se quedó perceptiblemente pensativo. Con esas palabras, su amiga había profundizado hasta una zona lejana de su lenta comprensión, hasta el punto que sintió un pequeño escalofrío y por un momento comprendió todo el infierno que estaba pasando aquella mujer sencilla, pero de convicciones profundas.

Había comprendido de golpe que con su negación a la afición de X, Conchi estaba intentando salvar el matrimonio tal y como estaba configurado hasta ahora. De ahí que se preguntara a sí mismo si algo de su persona también podría estar en juego. Si X, estaba cambiando todo el catalogo de valores de su existencia, ¿no podría estar también en peligro su amistad?

Esa reflexión le hizo cambiar el semblante, algo que no pasó desapercibido para Conchi. Ella, a pesar de la gravedad de la conversación, no pudo esbozar una ligerísima sonrisa, casi un gesto de triunfo. Estaba segura que ahora Luis la comprendía completamente y que su amigo zozobraba nadando hacia su terreno.

Sin embargo Luis reaccionó con habilidad y siguió abonado a la "defensa de X". Tampoco ese gesto pasó desapercibido para Conchi. Volvían de nuevo a estar en tablas. Ella contraatacó:

- Posteriormente, con el suceso de la boda de mi sobrino comprendí que la sospecha se convertía en confirmación. Sabes perfectamente que X nunca hubiera actuado así. Es más, siempre ha sido a él a quienes los amigos les habéis confiado todos los ágapes que os montáis.

- Es cierto, pero tienes que comprender que X ya tenía un compromiso consigo mismo, que había sacrificado horas de descanso para correr en los últimos meses, que había conseguido hacer retroceder hacia la izquierda la aguja de la báscula, que había gastado dinero en ropa y zapatillas caras, que se había inscrito a una carrera oficial.

-Precisamente todo lo que estás comentando es lo que realmente me preocupa. Todos esos preparativos, esfuerzo, gasto. Todo ese nuevo giro ¿No comprendes que está atentando contra el vértice de equilibrio de nuestro matrimonio?

En esa afirmación interrogatoria captó Luis algo de egoísmo de Conchi, y ese atributo humano siempre le había parecido una miseria humana. No obstante, no deseaba echárselo en cara a su interlocutora. No por ahora.

- Pero yo creo que es posible buscar un nuevo equilibrio. Es más, nada tiene de malo que alguno de los cónyuges busque otras formas de ilusionarse. Eso es legítimo.

- Y lo dice quien jamás ha sabido comprometerse con una chica.

Fue un golpe bajo, admitió para sí Conchi. Miró casi de reojo a su amigo pero este hábilmente encajó el golpe o bien lo pasó por alto. Optó por buscar una defensa neutral.

- No es necesario estar comprometido con nadie para comprender que una persona sigue siendo persona incluso en pareja. Lo contrario sería sumisión.

Ante ese inteligente comentario Conchi no tuvo más remedio que abrir otra vía de argumentación.

- Yo pienso que es lógico que dos personas que se quieren y viven juntas deberían hablar antes de poner en peligro la relación.

- Sí, es cierto Conchi, pero X nos comentó a tí y a mí que pensaba dedicarse a correr en su tiempo libre.

- Sí, es cierto. Ahora bien, correr de vez en cuando es una cosa y correr casi a diario, comprar ropa y zapatillas, apuntarse a carreras, comprar revistas, visitar esas cosas que llaman blogs de corredores, es otra. Es más, tampoco es normal que el resto del tiempo esté siempre hablando con el frutero.

-O sea Conchi -resumió duramente Luis- que no estás en absoluto de acuerdo en que X siga corriendo.

- No lo estoy. No, con la dedicación actual.

Luis ya no dijo nada más. No necesitaba seguir hablando. Comprendió perfectamente que Conchi estaba luchando por seguir aferrada al tipo de vida placentera y sin sobresaltos que había tenido hasta ahora en compañía de X. Teniendo a su lado un X sumiso, dedicado al trabajo y a buen recaudo en el bar en su tiempo libre la vida para ella era muy fácil. De esa manera ella podría seguir optando por una vida contemplativa, sin innecesarias miras.

La amenaza de cambio que se vertía sobre su cabeza no estaba dispuesta a asumirla.

Pensando en todo eso, Luis salió de la casa con la desazón de quien fracasa en una empresa noble. Por tanto, ahora tenía otro problema: cómo explicar a X que Conchi continuaba inamovible.

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...