sábado, 25 de febrero de 2012

UNA RUTA EN MTB ASEQUIBLE Y AGRADABLE

A continuación os mostraré una amena ruta hecha en MTB en la excelente mañana del sábado. Para quienes frecuentéis los pedales deciros que es una ruta corta de 20 kms., que transcurre entre Pinos Puente y Tiena, para volver a la primera localidad. 
Esta ruta es muy frecuentada por ciclistas de toda clase ya que se trata de una carretera provincial, recién arreglada, además y el tráfico es bajo. No tiene una dificultad muy alta, a excepción de la subida a Tiena de un kilómetro y medio aproximadamente. De hecho, es también fenomenal para ponerse "fino" corriendo y yo la he frecuentado cuando he estado preparando pruebas duras como es la prueba del Veleta. En aquella ocasión la dureza fue mayor porque llegué hasta el Castillo de Moclín, que es otra historia. 
Por tanto, os dejo este reportaje fotográfico, que recoge  algunos motivos de esta bonita ruta que es una transición entre dos comarcas granadinas muy diferentes entre sí: la Vega y los Montes Orientales. 

Estamos al comienzo de la ruta, segundos después de pasar las instalaciones deportivas de Pinos Puente. Al fondo a la izquierda hayamos el Cerro de los Infantes, lugar en el que se hallaron las ruinas de lo que fue la antigua ciudad íberoromana de Ilurco, que también fue escenario de encuentros bélicos entre castellanos y árabes, años antes de la Toma de Granada.
  
Estamos en el lugar más próximo al río Velillos, junto a la antigua ciudad íbero-romana de Ilurco, que está en el otro margen del río. 

Esta fotografía refleja la muy conocida Media Luna de Búcor, una obra civil muy antigua, que data de la etapa musulmana, si bien fue reconstruida posteriormente.   

Este el cruce de caminos que nos conducirá -en función de la dirección que elijamos- a Olivares -que se ve al fondo- Tiena -que es de donde vengo- y Pinos Puente a la izquierda -hacia donde me dirijo-. 

Justo en el cruce que antes señalaba se encuentra el panel informativo de la Ruta del Califato, dentro de "El Legado Andalusí", que indica las direcciones de las localidades integrantes de esta ruta.  

Ya me encuentro en la Fuente de Tiena, donde hay que reponer fuerzas tras subir el duro repecho que conduce a esta localidad. El agua es cristalina y está fresquísima. Realmente Tiena es un remanso de paz y tranquilidad.


Es muy importante tener amigos en todas partes, que te reciban con hospitalidad.

El Cortijo de Enmedio está justo en el límite entre el municipio de Pinos Puente y Moclín, si bien pertenece a este último. Fue muy mediático en su día por ser un paradigma de la fallida reforma agraria de la Junta de Andalucía. De hecho, aún existen algunos programas públicos agrarios que se anuncian a la entrada del Cortijo. 

Tras pasar Búcor en dirección a Pinos Puente, nos encontramos el Cortijo de las Tres Hermanas, que es un recinto bucólico. Al fondo se yergue el Cerro de los Infantes, de pasado tan glorioso.

Se trata del Cortijo de las Tres Hermanas al que me refería en la fotografía anterior.

6 comentarios:

  1. Dilecto amigo, me siento identificado con esta entrada (Correr tiene una fágil memoria), el correr es un deporte desagradecido aveces. A seguir con la bici y sigue regalandonos fotografias de esos paisajes que invita a correr, pasear o ir en bici. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. "Nunca diga nunca jamás"
    Ya las tengo en mi poder, del mimo color y todo. Tras 10 kms de rodaje, es pronto pero te digo que su ligereza, las sensaciones de estar cerca del suelo y una amortiguacion suave me han hecho pensar de otro modo respecto a las grandes marcas. La Hispali de Joma promete. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es una excelente zapa amigo Paco. Yo creo que Joma está destinada a hacer grandes cosas en material técnico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Jose!
    Están muy bien tus paseos en bici o tus carreras con fotos incluidas, así los que somos más perezosos para esos menesteres tenemos la oportunidad de vivirlas un poco y conocer algo las rutas y cómo no, al amigo que te esperaba en la fuente.

    ResponderEliminar
  6. Mari, como has podido apreciar ese buen amigo, estaba lleno de emoción al verme aparecer porque no me esperaba ni tampoco quise yo llamarle para darle una sorpresa.
    Es bueno tener amigos en todas partes.
    Esa ruta, no lejos de Colomera, tiene su encento, sin duda.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EQUIS QUERÍA CORRER (NOVELA CORTA) SERÁ PUBLICADA

Tras muchas horas de dedicación a mi novela corta Equis quería correr  (mi primera novela que verá la luz), será publicada. He valorado ...