jueves, 22 de marzo de 2012

ANDALUCES, TENEMOS UN PROBLEMA


En Andalucía nos toca votar el domingo para constituir un nuevo Parlamento andaluz, del que se deducirá un nuevo gobierno autonómico. El factor principal que se baraja en estas elecciones es romper la hegemonía del PSOE en el poder desde siempre, siguiendo la impronta que ya se ha producido en Extramadura y Castilla la Mancha. Jamás ha habido otra opción política en el sur de España. Y desde hace ya tiempo asoma por todas partes ese olor nauseabundo a huevo podrido -que probablemente sea el peor olor del mundo-. Que se sepa y esté siendo investigado o esté siendo revisado por los tribunales: Fraude de ERE's, fraude en los fondos de empleo, fraude en subvenciones de empresas fantasmas o que no aplicaron la subvención, nepotismo en la Administración Pública, creación de una Administración paralela repleta de enchufados del partido y sindicatos afines y pretensión de convertirlos en empleados públicos por la cara, sin cumplir los requísitos constitucionales de igualdad, mérito y capacidad (protocolos de integración), incesante anulación por parte del Tribunal Supremo de decenas de puestos de libre designación (PLD), fondo de reptiles para compra de cocaína y copas en lupanares y otros asuntos que aquí sería muy difícil enumerar. Además existen los inquietantes -y aún no aclarados- casos de los hijos de Chaves, un ser mediocre obsesionado con el dinero y gran cacique con poderes omnímodos en esta ajada tierra. En ambos casos, los hijos presuntamente se han beneficiado de subvenciones y negocios relacionados directamente con la Junta de Andalucía, siendo su padre el Presidente de gobierno de la misma. Y está el caso incunable de Zarrías, implicado en todo pero alejado de todo -es esa su habilidad, similar a la mostrada para votar con los pies en el Senado-. 
Todo eso se podría considerar como "lo confesable", por llamarle de alguna manera. Pero hay mucho más asuntos que están en el subsuelo de los palacios del poder que se presume que existen pero que no se conoce (no sé porqué motivo me viene ahora el asunto del pírrico patrimonio declarado por Manuel Chaves). De hecho, ya hay diversos periodistas -e incluso la oposición política- tirando de hilos para ver si se trata del de Ariadna, que tan lejos llegaba y que posibilitó al joven Teseo salir de la laberintica cueva del Minotauro. 
Ese hilo en un sentido metafórico lo ha usado desde siempre la Junta de Andalucía y gracias a él muchos favorecidos por el régimen se han visto favorecidos por él y sin soltarlo ni un sólo segundo han salido indemnes de la cueva del Minotauro. Pero ahora el hilo se puede romper por primera vez y esa suerte de Teseo podría verse a solas y a oscuras en una cueva laberíntica a expensas del Minotauro, que bien podría ser simbolizado en esta metáfora por el poder judicial y jueces, como es el caso de Alaya que ya está enviando a gente a la cárcel. 
Ese es el panorama que los andaluces tenemos la ocasión de borrar del mapa este próximo domingo. Acabar con un régimen de perfiles mafiosos que ha provocado que esta región sea la más castigada por el paro de toda España en términos porcentuales y la que cuente con menor desarrollo y creación de riqueza, a pesar de tratarse, tal vez, del territorio más rico en recursos naturales de España y una de las regiones europeas que más fondos FEDER y de otro tipo ha recibido. 
 ****

Por tanto, la opción que se baraja es la llegada al gobierno del Partido Popular que con su peculiar color azul está cubriendo todo el territorio nacional. Pero el problema del PP es que se trata del PP, ¿y qué quiero decir con eso? Quiero decir que se trata del partido del caso Gürtel, del partido de Camps, del partido de Matas, del partido de Aznar, del partido del yerno de Aznar, del partido de la Mª Dolores Cóspedal, tan preocupada por su pecunio familiar, del partido de Ana Mato, a la que misteriosamente le prescribió el delito tras toparse por casualidad con un coche de alta gama en el garage de su casa, del partido cercano en algunos sectores al antiguo régimen, del partido de los pelotazos a través de amigos como Correa, del partido que ha dejado las arcas vacías en Valencia, Murcia y Baleares, gastando sin control  -es inconcebible que Valencia siga empleando dinero público para la Fórmula 1, que no olvidemos deja magros beneficios al emprendedor Agag-. Se trata de votar a este partido que también es líder en cuanto a casos de corrupción en España. 
Hay otras opciones pequeñas, siendo la más representativa la de Izquierda Unida. IU tiene luces y sombras, pero tal vez la sombra más alargada sea el seguidismo que demuestran en Andalucía hacia el PSOE. Desde que se fue -o echaron- Julio Anguita -feroz oponente del PSOE- no han sabido desligarse del partido socialista y esa es una idea que existe en el electorado andaluz que entiende que votar a IU sería hacerlo indirectamente al PSOE porque el pacto ya está más que anunciado.      
Por tanto, Andaluces, tenemos un grave problema el próximo domingo. No hay más remedio que seguir reflexionando.      

3 comentarios:

  1. Tenemos un problemón. Asco de panorama político podrido andaluz...

    ResponderEliminar
  2. uy uy... amigo Jose Antonio , detecto en tu entrada , una animadversión manifiesta hacia el Partido Popular... no te culpo por ello.
    Después de más de treinta años, es necesario un cambio en nuestra región, es necesario levantar las alfombras, acabar con el cortijo andalú-socialisto que lleva 30 años gobernando en la región.
    Para ello, la única opción es PP, voto Pepero, guste o no.
    Éstos , han cometido errores y han sirlado en algunas regiones, pero yo lo veo más a nivel particular que a nivel de mafia partido- como er soe-, pero el balance que presentan es mejor que los sociatas.
    Yo que no soy amigo de urnas ni de democracia , ni de inventos semejantes , el domingo con retortijones iré a depositar mi papeleta del PP, pero sólo por evitar el mal mayor, que siga la dictadura sociata.
    Hay que cambiar , ya está bien.
    Antes del acto impuro de votar me tocan 18km a 5``km, acompañados de therion o algún grupo que me desinhiba de la realidad corrupta y sin esperanza. SaludoSS.

    ResponderEliminar
  3. Javi, no hay salida.

    Alfredo, sí la tengo hacia toda la clase política -quizá contribuyó que yo tuviera un cargo un día-, pero valoro tu reflexión, que es sensata y coherente. Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...