jueves, 9 de febrero de 2012

NUESTROS DEPORTISTAS DE ÉLITE Y CANAL PLUS FRANCIA

Acabo de ver los guiñoles de Canal Plus France ridiculizando a algunos de nuestros mejores deportistas a raíz de la polémica e incomprensible sanción a Alberto Contador y, sí, hay que reconocer que no es nada agradable y es denunciable, pero no representa el sentir de la nación francesa, ni de sus dirigentes deportivos y políticos. Si consideráramos que así es la cuestión tendría otros matices bien distintos y serían muchas y contundentes las medidas a adoptar.
Los guiñoles del Plus -que también existieron en España- sólo es posible interpretarlos en un contexto, que no es otro que la misión de caricaturizar y ridiculizar a todo personaje famoso, siendo más ridiculizado quien más famoso es o al que más daño se le quiere hacer. De hecho, en el Reino Unido son pasto de ellos -u otros similares- desde la sagrada monarquía británica hasta el muy popular David Beckham, pero al mismo tiempo estos que ridiculizan son símbolos e iconos de la sociedad británica. En Francia ocurre algo similar y es frecuente que estas caretas de gomaespuma -o de lo que fuere que estén hechos- aticen al mismísimo y todopoderoso primer ministro y otros personajes de las altas esferas políticas. Por tanto, todo este pollo que se ha montado hay que verlo en un contexto y con un prisma determinado. 
Dicho esto, sí hay que afirmar que es muy probable que en nuestro país vecino, en determinados medios de comunicación, reine cierto resentimiento por el éxito continuado de muchos de nuestros deportistas de élite en su propio territorio, porque ¿cuánto tiempo lleva un tenista francés sin ganar el Roland Garros? ¿O desde cuando no se sube un ciclista francés a lo más alto del podio en los Campos Elíseos? Quizá en la respuesta a esas dos preguntas pueda estar la clave de la forma de actuar de los guionistas de los guiñoles de Canal Plus. Dicen en mi pueblo que la envidia es muy mala y en Francia muchos sectores políticos y sociales nos siguen viendo aún como un país inferior; algo parecido a como vemos nosotros, por ejemplo, a Marruecos. Y la envidia cuando surge de una posición de sentimiento superior es mala pócima. 
Ahora bien, de ahí a rasgarse las vestiduras, crear un conflicto con el país vecino, elevar una queja diplomática, insultar a cualquier francés de buena fe que se cruce con nosotros, va un abismo. 
Ya lo dijo Cervantes sabiamente en boca de su personaje universal: "Ladran, luego cabalgamos, Sancho".     
Lo verdaderamente grave no es esta parodia de dudoso humor sino la actuación del TAS contra Alberto Contador. Está claro que la justicia deportiva siempre ha sido un desparrame y sus dudosas resoluciones casi siempre son pantomimas, pero es cierto que jamás ha llegado tan lejos, por lo que podría ser muy razonable sospechar que son otros los intereses y otros los hilos que mueven a estos artistas del Tribunal de Arbitraje Deportivo. También hay que considerar un dato que no se ha de pasar por alto: Francia sigue siendo el país con más influencia en el ciclismo mundial. Esos asuntos son lo verdaderamente graves y preocupantes.

6 comentarios:

  1. Descomunal ha sido el apoyo y los gestos de solidaridad hacia los 3 deportistas españoles señalados en la desafortunada sátira de los guiñoles de Canal Plus-Francia. Hasta el Mº de Exteriores se ha movilizado. Me sumo a ello, pero... No hace mucho, miles de ex-empleados de una aerolínea española, que pagan sus impuestos en en España, han sido objeto de burla por parte de un empresario irlandés. Espero que algún cargo político también salga en defensa de la dignidad de quienes pierden su empleo, y realice alguna declaración de repulsa por tanta insensibilidad. La publicidad gratuita debe tener un límite.

    ResponderEliminar
  2. Los que os queráis engañar sobre el dopaje allá vosotros. Lo único que deja algo perplejo en esas bromas es la suposición que conllevan de que en Francia sus deportistas están libres de polvo y paja.
    ¿Pero una persona que hace y conoce el deporte y sus limites va a ser tan ingenua de pensar que Contador y la mayoría del peloton no se ha dopado?

    ResponderEliminar
  3. Me temo que en el deporte de élite actual dónde priman las marcas y resultados y las "marcas patrocinadoras" lo del dopaje está muy extendido, por no decir que es generalizado. Refieriéndome a nuestro deporte de correr, aquí todos sabemos que se cuece en las carreras populares, quién se mete y quien no, quien ha pegado un bajón de sus tiempos con treinta y muchos cuando antes no pasaba de ser un trotón .. y no sigo hablando por si..
    Algún día te contaré en privado cuando nos tomemos unas birras tras una carrera, lo que se del tema - que dudo que desconozcas- y a lo mejor te sorprendo.
    Nosotros mientras, solomillos y algún complejo multivitamínico.
    SaludoSS

    ResponderEliminar
  4. Sí, como dice el primer Anónimo, nadie se escandalizó de la falta de respeto del directo de Raynair y nos escandalizamos del insulto a quienes, en realidad, gracias a su cuenta corriente no necesitan apenas apoyos. Somos así en este país.
    De acuerdo con la reflexión del segundo anónimo, uno siempre quiere creer que el deportista de élite es limpio, pero probablemente no sea más que una ilusión romántica.
    Alfredo, no conozco ningún caso de gente que se meta cosas en el ámbito popular, pero sí, como bien dices, de gente que de un año a otro evoluciona inexplicablemente. Igual es esa la explicación. Impaciente que me cuentes.
    Desde luego, donde se ponga el solomillo..
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  5. Yo no tengo pruebas, pero casi afirmaría rotundamente que en el mundillo del running popular, la gente se mete a tope. Chismes, rumores, testimonios de farmacéuticos, gente también ligada al ciclismo popular, de primera mano sé que no toman sólo geles...
    Tristísimo, despreciable, absurdo... Hay gente que evoluciona entrenando, que es el único mérito en este mundo popular, y todo lo que no sea llevar una buena alimentación y algún Pharmaton por las mañanas es denunciable.

    El ciclismo está podrido, todos lo sabemos, pero no creo que todo el mundo juegue sucio. Con respecto a lo de Contador, no sabría qué decir.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Javi, en línea con tu pensamiento, comprendo que en el mundo de la élite el profesional busque estímulos -que a veces les exige su patrocinador-, pero es totalmente absurdo en el mundo del popular, pero allá ellos. Como bien dices, el mérito es evolucionar entrenando.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...