miércoles, 8 de febrero de 2012

CINE: CÓMO ACABAR CON TU JEFE (Horrible bosses, USA, 2011)

Como decía en el lateral derecho de la pantalla, en ocasiones, un nefasto subtítulo en español te puede apartar de ver una interesante película. Y es precisamente lo que ocurre con ésta, en mi opinión, una excelente comedia, que bien podría calificarse de varias formas: género negro, de enredo, de trasfondo laboral... El caso es que nos encontraremos muy a gusto viéndola porque es verdaderamente divertida. De hecho, cuenta con un excelente elenco de actores entre los que se encuentran el versátil Kevin Spacey, el incombustible Donald Sutherland, el muy peculiar Colin Farrel, James Foxx -que ya hizo un papel fantástico en El solista-, y el muy activo Jason Bateman, que hizo una magnífica interpretación en la excelente Hancock -cuya segunda parte podremos ver en 2013-; y que forma un buen lío en compañía de los más desconocidos Jason Sudeikis (Carta blanca) y Charlie Day (Salvando las distancias)   incluso existe una buena interpretación de Jennifer Aniston, bien metida en papel de ninfómana. 
Nos encontramos ante una película que podría ganar mucho si mantuviera el título original en inglés: Horrible bosses, pero es un detalle menor si logramos documentarnos sobre ella, conocer su elenco de actores y finalmente convencernos que con tal casting difícilmente puede salir nada demasiado malo. 
Particularmente brillante -como siempre- el británico Kevin Spacey, que podría hacer creíble su papel aunque hiciera de la hormiga atómica.   

2 comentarios:

  1. Ésta no me ha gustado.
    Pero como es gratis-graciass Sinde-
    no le pongo pegas.
    Un saludo Jose Antonio.

    ResponderEliminar
  2. A mi me atrajo su casting y pasé un buen rato, pero evidentemente no es una obra maestra.
    Saludos Alfredo.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...