20 octubre 2020

BAILE DE MÁSCARAS (IDEAL, VIERNES 16/10/2020)


 

7 comentarios:

  1. Estimado amigo, agradezco que compartas tu artículo para lo que vivimos en otras provincias. Disfrutar de tu buena pluma y a la vez de ir moviendo mi cabeza con acierto, pues es lo bueno de leer libros y prensa, que ensancha la mente. Enhorabuena por el artículo y me niego rotundamente a llevar mascarillas con pegatinas o tendencias, soy clásico hasta para eso. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado de compartir, amigo. Y que tú puedas leerlo, que sé que lo haces con atención. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  2. Así es tocayo, la "mascarilla", diminutivo de "máscara", contribuye a, como bien dices, "... suprimirle su sentido trágico...". Este "baile de máscaras" creo que nos invita a pensar en que puede que la vida sea puro "teatro". Un escenario en el que cada persona interpreta su "papel". El "papel" que le ha sido dado porque es el que mejor se adapta a su "ser". Sí que el "ser humano" se adapta con facilidad. Pero es algo que ha habido que hacer, "adaptarse" a "mascarilla". Sería una buena señal de responsabilidad que, de alguna forma nos "adaptemos", no sólo en lo referente a llevar "mascarilla", sino en todas las medidas que se sabe que pueden prevenir la infección por este virus que nos azota sin "compasión". Quién sabe, igual el "ser humano" no es digno de "compasión", y está recogiendo lo que ha sembrado. Pero me voy por los cerros de Úbeda, cuando lo que estoy es comentando tu artículo. Pero para mí es irremediable que, en este caso, me vaya por los cerros de Úbeda, o más lejos aún. Como pasa con las camisetas y sudaderas, también las "mascarillas" empezaron a servir pronto de soporte publicitario. E incluso para reivindicar algo. Hablamos de "mascarillas" como si se hubieran implantado desde hace años, cuando llevan siendo obligatorias desde hace pocos meses. Cuando leí tu libro "99 días que podrían cambiar el mundo", que es un diario de esos días de estado de "alarma", leía en tu día 20 ó 21 de mayo, no recuerdo exactamente, que fue cuando entró en vigor su uso forzoso. A más de dos meses desde que entró el estado de "alarma"... Y ahora otra sorpresa, se quiere legislar para especificar qué tipo de "mascarillas" son realmente efectivas... Primero no había que utilizarlas... Ahora no todas las que se utilizan son efectivas... Y todo esto, sabiendo que este virus no se anda con contemplaciones. Iba a decir antes pero no sé si me he ido por los "cerros de Úbeda" que, ser responsables no cosiste sólo en utilizar "mascarilla", para parecer "buenos". Sino en utilizar el resto de armas que tenemos, sino para matar a este virus, sí al menos para contribuir a que se propague menos. Las que deben ser costumbres fundamentales: lavarse las manos, guardar la distancia, la "concienciación" los jóvenes en que pueden pasar unos meses, o lo que dure esto, sin botellón. Y la población en general, como "sociales" que somos, además de tomar las medidas higiénicas, sería una buena medida para controlar el virus, salir menos. Al menos ya se están haciendo ya bastantes pruebas para ver si se esta libre del virus. Y creo que uno de los factores de que los contagios se multipliquen día a día puede ser que antes no se hacían tantas pruebas. Evidentemente no es el único. El frío, y nuestra contribución con nuestro "desmadre" a veces da la sensación de casi total, también contribuye en buena parte a esto desastre que se multiplica día a día. Enhorabuena tocayo por hacerme "pensar" sobre un asunto tan preocupante. Este virus debe hacernos "pensar", y mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tocayo por tus palabras y tu comentario. Son tiempos complicados y todo lo que se pueda reflexionar redundará en beneficio para todos. Ante grandes retos, como son los de esta época que nos ha tocado vivir, hay que buscar grandes soluciones y la reflexión (y por qué no, un poco de sarcasmo) será útil a la larga. Es lo que quería transmitir con mi artículo y tú lo has captado bien. Un abrazo.

      Eliminar
  3. De nada tocayo. Como siempre te digo, sigue haciéndome pensar con tus escritos.Son tiempos difíciles tocayo. Y sí, hay que intentar "vivirlos" de la mejor forma posible, mientras nos llega el ansiado "milagro". Yo a veces casi hasta llego a dudar que llegue. Mientras tanto, nos tomaremos las cosas con "filosofía", es decir con "sabiduría". Y, por qué no, puede ayudarnos a sobrellevarlas, en este caso a sobrellevar el dichoso Covid19, incluso la ironía. Y hasta el sarcasmo. Es una forma de descargar nuestra "energía negativa". Ya que no podemos coger al virus del cuello y estrangularlo. Veo una noticia que dice que hay un peligro mayor que el propio Covid19, que es el de las armas nucleares. Que el presidente de Estados Unidos puede utilizarlas sin incluso pedir permiso a su Congreso. Pero hay países concienciados sobre el tema. La noticia, aunque sólo la he visto por encima, venía a colación de que Honduras había firmado para que se desmantelaran las armas nucleares, teniendo así el número de países requerido para que se pida su desmantelamiento. Lo cual se votará el 22 de enero. Le he echado simplemente una ojeada. Pero algo así decía. Pero ese "latente peligro" sabemos que siempre está al acecho. También me mandan un vídeo, que yo no reenvío, porque en el 99% de los casos no lo hago, en el que critica a la juventud, no sin razón. El hombre que aparece en el vídeo enumera las vicisitudes que hubiera pasado alguien que hubiera nacido en 1900. Y sí que son peores que esta, y a esta, a quienes no hemos vivido en otros "tiempos", nos parece la peor. Pero, tampoco vivimos hoy en el paraíso. Siempre habrá guerras, dictaduras, gente que se muere de hambre, porque la riqueza estará siempre en poder de unos pocos, gente que no recibe educación... Que son "personas" como nosotros. Y, en el primer mundo, al menos quienes tenemos para "vivir", no pensamos en ellos. Yo pienso, o "quiero pensar" que, la juventud no es mala ni buena, es como la han "educado". De todas formas creo que, buena parte de la población, no sólo la juventud, no está, y puede, que no quiera, estar "concienciada". Como siempre me extiendo y, me voy por los "Cerros de Úbeda"... ¿Qué bien me encuentro muchas veces en los "Cerros de Úbeda". Un fuerte abrazo tocayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que se está muy a gusto en los Cerros de Úbeda, que es como significar que podemos darle cuerda a un asunto y reflexionar sobre él. Reflexionar sobre grandes temas como el que nos ocupa actualmente siempre será una buena opción. Por tanto, sigamos reflexionando y yéndonos por esos Cerros tan populares. Un abrazo, tocayo.

      Eliminar
    2. Cómo me gusta "reflexionar" tocayo. Evadirme con frecuencia a esos "Cerros de Úbeda" en los que estoy tan a gusto. Este es una asunto más que importante. Y si es algo que ha venido porque tenga que venir, habrá que aguantar el chaparrón. Quizás hasta sea un grito de nuestra "Madre Tierra", por el maltrato a que la sometemos constantemente. Pero no me gustaría pensar que este dichoso virus sea artificial... Y se quisiera utilizar como arma moderna, o con algunas intenciones no muy buenas. Que, en todo nos modernizamos. Sobre todo en armas. Un fuerte abrazo tocayo.

      Eliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

CUENTO NAVIDEÑO: UN ENCUENTRO MISTERIOSO (AMAZON, 2019)

  Más de setecientas descargas ha obtenido este cuento navideño en Amazon (que lamentablemente no siempre está gratuito, eso depende de la p...