domingo, 9 de octubre de 2011

OPTIMISTA DE CARA A MOTRIL

Los últimos rodajes me hacen ser optimista de cara a marcar los noventa y cinco minutos (por ahora descarto los noventa) en la próxima Media de Motril, pero dependerá mucho -como bien dice Alfredo- de la humedad con que nos encontremos en la capital de la costa granadina.
Particularmente, en la tarde del domingo he rodado con facilidad, fuerza y velocidad en los catorce kilómetros de rodaje planificados. Además, a nivel aeróbico me he encontrado fenomenal y no me han pesado las piernas en absoluto, a pesar de haber rodado la tarde anterior otros trece kilómetros por terreno algo más duro.
Los días anteriores, desde la prueba de Almuñecar, me he dedicado a rodar sin más en distancias medias y zonas no cargadas de demasiadas cuestas para ir refrescando las piernas, tan pesadas tras la prueba del Veleta y sus previos entrenamientos en alto. Porque qué duda cabe que un entrenamiento que es válido para una determinada prueba no lo es para otra y resulta que, en mi caso, he acusado mucho esos entrenos en altura, en los que las piernas se endurecen como el acero pero también se ralentizan. Es el momento de sacar provecho de la fuerza ganada en agosto en cuanto se aligeren algo las piernas.
Normalmente, y por la experiencia de años anteriores, en estos últimos meses del año entreno bien sin que me afecte que llegue el frío y la lluvia; de hecho esos buenos entrenos en los últimos meses del año posibilitaron que este pasado enero bajara de los noventa y cinco minutos en la Media de Almería. Busco que se repitan esas circunstancias.
Sigo sin hacer series porque no encuentro el momento ni las ganas para hacerlas (definitivamente, no me gustan) pero sí he incrementado los cambios de ritmos y los ritmos controlados a velocidad más alta, que a todo eso da lugar en un rodaje medio o largo.
Sin embargo, me inquieta no poder llegar al domingo con las piernas tan descansadas como las siento en este momento, por lo que seré prudente en cuanto a kilometraje en esta semana, pero sí incrementaré la elongación, abdominales y flexibilidad. También he llevado a cabo algunos cambios en el aspecto nutritivo, ahora que no hay tantos viajes en el horizonte. Intentaré sacar provecho a este aspecto hasta, al menos, los albores de la navidad, época en la que todos nos solemos desmadrar un poco en cuanto a comida y bebida, aunque, en mi caso, existe bastante control ya que, por lo general, reniego de comidas de empresas y ágapes similares.

3 comentarios:

  1. Ánimo José Antonio y a la Conquista de Motril con esas buenas sensaciones.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Mucha suerte y repito que cuidado con la humedad que va a ser tremenda y ya sabes que afecta mucho.
    He leído en tu calendario de próximas carreras la duda en correr la Media de Granada y hacer una semana antes la de Jaén. Si bien en la carrera de Jaén tratan fantásticamente al corredor popular y en nuestra Granada son muy rácanos, yo me voy a decantar este año por correr la Nocturna de Atarfe el viernes 28 que es una carrera que me encanta y una semana después la media de Granada, saltándome la de Jaen que es de recorrido exigente y ahora no puedo afrontarla con garantías y hacer las dos medias en una semana es jugar con fuego como me dice mi experiencia. Tampoco iré a la Hispanidad a pesar de ser un recorrido fácil y ligero. Un saludo.
    P.D. me tienes que explicar mi relación con Motril que la desconozco.

    ResponderEliminar
  3. Ramón, es una Media idónea para ir rápido, lo negativo la humedad, que la habrá. Saludos.

    Alfredo, perdí el hábito de correr en Atarfe y mira que me gustaba. Este año tampoco podré.
    ¿Lo de Motril? Su buena media, el pescado, el clima...¿no son motivos suficientes?
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...