lunes, 18 de abril de 2011

NUEVA SEMANA DE PASIÓN

Bien, ahora que estamos en época de perdón y estamos pocos es hora de revelar que no existe pasión alguna por el padel.

Sin duda ha sido divertido sumergirse virtualmente en un deporte que jamás he practicado. Divertido en el sentido de indagar por la red acerca de materiales, marcas y nociones elementales del juego. Lo que demuestra que una mentira bien construida nunca alcanzará la categoría de verdad.

Muchos de vosotros sospechabais del bulo, pero mucha gente también ha habido que ha confesado su creencia en mi nueva pasión deportiva.

Pero ¿qué sería del mundo de los blog si no cambiamos el registro de vez en cuando? ¿Si no dinamizamos los contenidos, para no caer en el hartazgo mio y vuestro?

Sin duda, hay que dinamizar e intentar no repetirse, algo que cuesta cuando ya llevas más de cinco años administrando un blog y ese blog, a pesar de heterogeneo y asistemático tiene un vínculo directo con un tema, en este caso la carrera, correr.

A lo largo de este último lustro, he visto nacer muchos blogs y he visto caer también muchos. Además, otros muchos tienen etapas de estacionamiento y otros tras abandonar han vuelto a renacer. Incluso está mi caso: liquidar un blog e inmediatamente sustituirlo por otro de contenido más amplio; o incluso, administrar dos blogs de manera simultánea.

De cualquier manera, hay una premisa muy clara: crear un blog es muy fácil, pero mantenerlo no lo es tanto. De ahí que haya que dinamizar, crear, revolucionar, alterar...

Y esa fue la razón de introducir el pádel. Pensé en otro deporte, pero colegí que era demasiado rebuscado y casi desconocido. No recuerdo el nombre, pero se práctica por la carretera, a bordo de una especie de patineta impulsada por una vela. Ese cambio hubiera sido demasiado drástico y, por lo tanto, increíble. Sin embargo, el pádel es mucho más creíble y está extendido por nuestras ciudades y pueblos, sin pocos problemas para encontrar pista y material deportivo.

Curiosamente "me aficioné al pádel" cuando más estaba disfrutando de la carrera, tras dejar atrás con bastante éxito las últimas dolencias en la zona del calcáneo del pie izquierdo. Disfrutando mucho a mi aire, perdiéndome por esos increíbles caminos de la Vega y Caparacena e incluso compitiendo con ilusión en la última prueba del "Memorial Padre Marcelino" a la que acudí -aclaré a muchos corredores que habían leído el bulo en el blog- "porque ya estaba inscrito".

Así que sigo en la rutina, sin dejar de volver a esos caminos que tan buenas sensaciones me ofrecen. De hecho ayer, cuando eran más de las dos de la tarde y con un calor destacado para estas fechas, me perdía por el soleado y primaveral camino que une Caparacena con Pinos Puente, ante muchas muestras de efervescencia humana dando buena cuenta de carnes y chorizos braseados en los numerosos cortijos del recorrido; me perdía, decía, sin más intención de correr sin ataduras y sin crono, dejando que mis piernas me llevaran al ritmo por ellas elegido. Observando todo ese verdor del campo y disfrutando del bienestar que producían los kilómetros a un ritmo fácil de 4'50'' el mil según el Forer. Una prueba más de la feliz unión que existe entre este deporte y este esforzado corredor y una nueva oportunidad para ratificar la alianza que me une a este deporte.

Muchas gracias por vuestra animosa y sincera participación en esta "farsa" de la que espero hayáis disfrutado tanto como yo.

Nos vemos en los caminos.

2 comentarios:

  1. ¡¡Qué cabrito, me tenías preocupado!!
    Me alegra saber que todo esto no era más que una broma. Por cierto, ¿nos vemos en Salobreña?

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Que hay que dinamizar los blogs Javi, ¡que se mueren!
    Sí, yo creo que sí bajaré, excepto que el circuito suba al Castillo, como se les ocurrió un año cuando la prueba aún no era oficial.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...