17 agosto 2010

RELATOS DE VERANO



EL JUEZ


Cuando el juez Gonzalbez contempló su pequeño pero coqueto chalet a la luz de aquella impresionante luna llena que decoraba el agua del estanque de su abigarrado jardín se enorgulleció de que esa bonita propiedad a las afueras de la ciudad fuera el fruto de aplicar justicia, si bien hubo de admitir que el espléndido y potente coche aparcado en la puerta, que adquiría una tonalidad muy sofisticada por mor de esa luna llena, era el fruto de dejar de aplicarla.

4 comentarios:

  1. Relato, muy expresivo y actual en los tiempos que corren.
    Por cierto, de leer tus entradas y los comentarios de otros corredores me ha entrado el gusanillo por correr, pero no sé por donde empezar ya que no recuerdo haber corrido más de dos o tres kilómetros seguidos cuando nos obligaba el profe de educación física y además me temo que tengo algo de sobrepeso, ¿ me podrías sugerir por dónde empezar ? Saludos.
    Miguel.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Miguel. En cuanto a correr, me parece muy acertada tu decisión. Piensa que todos empezamos desde cero.
    Yo creo que si no has corrido nunca, deberías alternar andar y correr muy despacio durante no más de cuatro kilómetros tres días a la semana, de manera que inmediatamente que te canses corriendo, vuelvas a andar rápido. En tres o cuatro semanas ya deberías de estar en disposición de correr durante esos cuatro kilómetros a un ritmo despacio.
    Muy importante: bajar la ingesta de calorías y buscar unas zapas técnicas de gama básica con bastante amortiguación.
    A ver cómo te va.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy lograda la paradoja del microrrelato y de máxima actualidad (sólo hay que abrir las páginas de los periódicos), porque esta vez sí que la realidad supera a la ficción.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Vacuit, es cierto por mucha imaginación que le echemos a la ficción, la realidad siempre va un paso por delante.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

NUEVA SELECCIÓN DE RELATOS

 Ante el panorama desolador de la cultura, de la que forman parte los libros, el antídoto es la creatividad ; y seguir publicando lo creado....