21 julio 2020

MÚSICA: FRANCO BATTIATO (ITALIA, 1945)


Mientras repaso mi próxima publicación en Amazon, escucho a Franco Battiato con mis auriculares Grado SR80 y vuelvo a ratificarme en que hay músicos contemporáneos que ya son clásicos.
La gran virtud del grandioso músico italiano es mostrar una esencia intelectual en sus letras compatible con una música atractiva y agradable a todos los oídos, como si se tratara de un juglar moderno que todos los habitantes de la aldea quisieran escuchar siempre que pasa por ella. 
Franco Battiato pertenece a una escuela única y propia. Bebe de influencias musicales universales y no se enclaustra en la melódica canción italiana, de la que tampoco deserta. A lo largo de su carrera le ha interesado desde la musica oriental hasta la africana, pasando por la contemporánea y más europeizada y el rock. 
Este siciliano vegetariano no es un individuo demasiado dado a la vida social, algo bastante extraño en una persona nacida en el sur de Italia, sino más inclinado a la introspección, la cual ocupa con su faceta no solo de músico y cantautor sino también con la de escritor y cineasta.
Su carrera artística es muy dilatada, con una gran creatividad musical y artística. En 2019 anunció el que sería su último disco, no en el sentido de que sea el último que publica sino el último de su amplia carrera: Torneremo ancora.
Eligió nuestra lengua para grabar varios de sus muchos éxitos, pero a servidor le gusta escucharlo en italiano, muy entendible para nosotros, si bien agradezco escuchar algunas de sus letras en español para empaparme de su poesía y sabiduría. 
Sus seguidores que son legión, sobre todo en Europa, siempre han valorado que sepa mantenerlos en sus butacas (normalmente sus conciertos son en lugares cerrados o abiertos pequeños) con deliciosos temas introspectivos e íntimos como La cura, así como hacerlos levantarse con temas tan vitales como Cuccurucucu o Centro de gravedad permanente. 
Me costaría elegir un tema, pero siempre me he sentido muy bien escuchando Mal d'Africa, Prospettiva Newskij o Un'altra vita.
Al principio de esta entrada lo vemos interpretando su hermoso tema La cura acompañado por una orquesta sinfónica.

4 comentarios:

  1. Estimado amigo, desde que tengo uso de razón musical, los vecinos italianos siempre han estado presentes en todas las décadas prodigiosas. De Battiato hay una que destaca, pero más bien por nostalgia y también porque me gusta es Centro di gravèta permanente. He descubierto bastante de él leyendo tu entrada, aunque yo sigo escuchando a Umberto Tozzi, lo tengo en mi amplio abanico de música y canciones en mi móvil. Zíngaro, Caminaré....pero volviendo a Battiato he escuchado bastante veces La cura, en el enlace que has puesto de cabecera y ha sido un hallazgo. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Paco, estoy contigo, la música italiana forma parte de nuestra cultura musical. Battiato es un músico italiano muy peculiar, pero se ve de lejos su impronta musical del país vecino. Yo lo he seguido desde siempre y lo considero un intelectual que canta razonablemente bien. Además es un innovador musical y eso le distingue. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Realmente Franco Battiato es un gran cantante tocayo. Me has hecho volver para atrás en los años. Iba a escuchar un poco Libera mientras escribía un comentario a tu publicación. De hecho ya había empezado a escucharlo. Coro de niños con voces angelicales. Me gusta bastante. Pero no he aguantado la tentación de poner en youtube "Bandera Blanca". Para mí una canción que expresa mucho de lo de "tumbas blanqueadas" que tenemos muchas veces las personas. Esa canción es mi favorita. Aunque supongo que en mis tiempos sólo conocería sobre una docena de canciones suyas Es como un, creo yo, buen escritor, que expresa lo que quiere transmitir a través de la palabra, y de su música, que te entra hasta el tuétano. Yo no lo había escuchado en su lengua vernácula. Y ahora estoy escuchando "Centro di gravità permanente" Hasta ahora siempre lo había escuchado en español. Pero sí que, creo que, al igual que leer los libros en la lengua vernácula del escritor, escuchar cantar a Battiato en italiano tiene más encanto que escucharlo cantar en español Creo que no se pueden calcar los digamos "sentimientos" que se expresan en una lengua al hacer su traducción a otra lengua. No sólo me has hecho volver a lo que "sentía" escuchando a Battiato en español. Sino que me has hecho descubrirlo en italiano. Podría estar escribiendo horas sobre Battiato, sobre su valía al expresar "sentimientos", y verdades, que creo, que muchas veces dejan desnudo al hombre, al igual que se sintió desnudo en el Paraíso Terrenal cuando pecó. Pero creo que me estoy yendo por los cerros de Úbeda. Y es que nuestro Franco Battiato nos hace sentirnos, al menos a mí, un poco filosófico y reflexivo. ¡Enhorabuena tocayo! por gustarte mi querido Franco Battiato. Creo que, como el que elige un buen vino, has hecho una buena elección escuchándolo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te vendrá bien para tu italiano, tocayo. Cuando investigas sobre este artista italiano más sentido ves en sus letras. Se aprecia su forma de ver la vida y las cosas, y es tal y como te lo imaginas: un tipo bastante alejado de farándula y ágapes, que es muy meritorio para el carácter italiano, sobre todo del sur, como es su caso. Gracias por tu ilustrativo comentario, amigo.

      Eliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

NUEVA SELECCIÓN DE RELATOS

 Ante el panorama desolador de la cultura, de la que forman parte los libros, el antídoto es la creatividad ; y seguir publicando lo creado....