domingo, 4 de marzo de 2018

SEVEN SECONDS (ESTADOS UNIDOS, 2018)

Seven Seconds (Serie de TV)
    Cuando acabé de ver la primera temporada de Seven Seconds, me fuí directo a Google Earth y observé con detalle el Liberty Park de Jersey City con formidables vistas al río Hudson, a la Estatua de la Libertad y la ciudad de Nueva York, a Manhattan, más concretamente.  Porque es en ese lugar donde comienza y acaba todo en esta primera temporada de la reciente serie norteamericana que, en la línea de The Killing, va desmenuzando los pormenores de un crimen que se muestra sin tapujos en la primeras escena. Una técnica últimamente bastante utilizada en series y películas y que servirá para ir desmontando estructuras y capas hasta llegar a una averiguación final, haciendo, de camino, protagonista al espectador de esa ardua investigación sin que se pierda un ápice de interés o, incluso, de emoción a lo largo de los diez capítulos, que son los que integran la temporada.

     Me gustan las series. Y me gustan que estén ubicadas en lugares reales. Si ya me ocurrió con The Killing o Bron, la versión original sueca o su versión norteamericana The Bridge (aunque mucho mejor la sueca), ahora con Seven Seconds me ha vuelto a ocurrir, y aunque no diré que ésta última esté a la altura de Bron, aunque sí a la de The Bridge, en mi opinión, sí que cuenta con sus propias características que la hacen distinta y especial.
     New Jersey y su capital Jersey City no es Nueva York ni por asomo. Un poco como si fuera una categoría más ínfima; una categoría de ciudadanos que no pudiendo vivir en la segunda, más rica y mediática, lo hace como puede en la primera. Pero, ojo, nos estamos refiriendo a Estados Unidos, megapaís en el que la riqueza y la pobreza abunda por todas partes, de manera mezclada en muchos casos, sin que exista un patrón determinado, más allá de barrios concretos y no tanto de ciudades concretas. Por lo que será en Jersey City donde "habitaremos" a lo largo de diez capítulos para conocer su policía, corrupta o no, sus investigadores, sus fiscales, megaestrellas o no, su sistema judicial, sus familias, honradas o no, su mucha población negra y, por ende, sus estratos de racismo, y de por medio, un crimen en el Liberty Park, bajo un manto de nieve, que presidiría gran parte de la serie. Siete segundos que podremos contar al final de manera muy sutil. Sí, interesante propuesta.     
      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...