miércoles, 4 de mayo de 2011

LEY DEL SILENCIO ANDALUZA


Lo que está ocurriendo en Andalucía con los distintos asuntos que están conociéndose en el entorno de la Junta de Andalucía no es más que una rocambolesca versión de aquella excelente novela de Gabriel García Márquez, “Crónica de una muerte anunciada”.

En aquella obra de ficción, toda persona que rodeaba al futuro asesinado sabía de su destino, pero él mismo parecía no enterarse a pesar de las múltiples muestras y evidencias de que el hecho luctuoso ocurriría antes o después. Sin embargo, el protagonista se comportaba con tal despreocupación y ausencia de temor que su osadía y falta de prevención erizaba la piel de cualquier persona sensata.

En los alrededores de la Junta de Andalucía se están acumulando ahora todos esos mensajes que anuncian una muerte política e institucional inminente, pero sus mentores no parecen darse cuenta de algo siniestro que está en la cercanía de sus cabezas. La confianza en las altas torres de la fortaleza es amplia.

Lo que se torna siniestro y cercano no es otra cosa que el descubrimiento de muchos desaguisados llevados a cabo a lo largo de treinta años en los que ha imperado una especie de ley del silencio. Pero esa ley ya está cambiando.

Las causas por las que esa ley del silencio está haciendo aguas son muchas y complejas y no serán suficientes estas cuantas líneas para destriparlas. Es más, ya deberían de ir pidiendo cita los sociólogos y politólogos para ir auscultando con su ciencia social en el qué y en el cómo de lo que ha ocurrido y está ocurriendo por estos lares.

El sistema político democrático, al contrario que el sistema político dictatorial, es denso y de muy difícil estructuración. Éste se basa en un líder omnipotente y una negación de instituciones democráticas y, por tanto, de poderes. Sin embargo aquél es de más difícil calificación porque tanto las instituciones democráticas, los poderes y el derecho son elementos que siempre son menores de edad y pueden ser utilizadas de muy diversas formas. Una utilización correcta provocará unos estímulos positivos y una sociedad libre, pero una mala utilización se acerca mucho más a una dictadura que a la propia democracia, pero con el agravante de venir ésta enmascarada y eso sí que es preocupante.

Poner en marcha un mal gobierno y un alejamiento de los intereses generales utilizando el poder y el derecho es algo nefasto para las sociedades y para la convivencia porque esas prácticas desarrollan nepotismo, corrupción, intereses de partido e intereses particulares, siendo todo esto de difícil captación porque se opera con una ingeniería jurídica y económica muy sofisticada.

El ciudadano vota y se cree los mensajes del partido en el gobierno y el que nada cree es comprado con subvenciones, regalías, concesiones, plazas públicas u otras prebendas de perversidad inimaginable. Se va tejiendo la tela de araña y al cabo de seis lustros ya está la obra acabada. Sin embargo, una sombra crece en el horizonte que observa, anota y denuncia.

Pero como todas las telas de araña, un buen día se resquebrajan y comienzan a deshilacharse y, finalmente, romperse. Y por esa rotura se vacía todo lo conseguido con el paso de los años.

Lo que tuvieron de común los grandes imperios es que ellos mismos se autoinmolaron y lo que tienen de común las grandes castas basadas en los partidos es que finalmente el encubrimiento se debilita y los pactos de silencio se resquebrajan.

Chaves saltó a Madrid, mucho más allá de los límites de su vasto dominio, pero debió de haber leído y no lo hizo el cómo y el porqué de la caída de aquel vasto imperio Omeya que se fue desdibujando para convertirse en decenas de reinos de taifas.

Este personaje andaluz en la Andalucía silente estaba protegido porque controlaba los medios, las instituciones, el poder y el dinero, pero en el Madrid del gran poder no es nadie y va desnudo y boquiabierto. Además, jamás sospechó que algún día Andalucía podría crecer mentalmente y las mentiras de ayer carecen de crédito hoy.

2 comentarios:

  1. quizas ahora tiran de la manta aquellos que ven que se acercan otros y quieren estar cerca a éstos, sino más bien estar, que parece ser ocuparán el poder, medradores. Conforme las encuestas de intención de voto son mas favorables al PP, más mierda sale, mierda que todos conociamos.

    ResponderEliminar
  2. ¿salobreña? creo que no, si cambio de opinión te aviso.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...