lunes, 14 de marzo de 2011

RAZONES PARA COMPETIR (O NO HACERLO)


Tras el entrenamiento del pasado jueves sabía que podría correr en Loja a ritmo de entrenamiento suave, pero aprendí de Francis Tovar -siempre me lo dice- que en la competición hay que ir a tope, que era una aseveración que no siempre llevaba a la práctica. Es más, en alguna ocasión he corrido con desgana y en otras he corrido con cierto pasotismo que suele ser más o menos igual.
Pero sí, he comprendido que en competición hay que ir a tope. A nuestro tope.
Y es necesario hacerlo porque de lo contrario no la podríamos diferenciar de un buen entrenamiento y porque corriendo a mayor ritmo las emociones son más fuertes y las sensaciones -si se está bien- son mejores. Además, es la única manera de saber si nuestros entrenamientos están siendo adecuados a la vez que hacemos un cualificado entrenamiento de calidad el día de la competición.
Muchas razones para competir bien. Por eso no fui a Loja y preferí seguir mis entrenamientos suaves también el viernes, el sábado y el domingo.
Si el miércoles existían molestias en mi talón izquierdo, el jueves éstas ya eran menores y el viernes, sábado y domingo desaparecieron casi por completo; de hecho, el sábado pude completar diez kilómetros a un ritmo de 5'' el mil sin demasiado esfuerzo y el domingo pude por fin contactar con el terreno duro de la zona del Pantano del río Cubillas. Creo, sinceramente, que he hecho lo correcto.
Ahora ya si puedo decir que estoy recuperado y también casi aseverar que la lesión ha sido producida por el abuso de una zapatilla que ya ha perdido sus más importantes propiedades de amortiguación, además de que es totalmente neutra, siendo yo algo pronador.
Sin embargo, esto último no llega a preocuparme -de hecho he adquirido la Triumph 7- porque me viene bien ir alternando zapatillas neutras con otras levemente pronadoras; de hecho, la saga de las Asics 21... están pensadas para leves pronadores hasta el punto que están construidas sobre una estructura neutra. Sin embargo, es mucho más nocivo correr con unas zapatillas con propiedades ya vencidas que es lo que hice cuando entrené varios días y corrí la Media Maratón de Almería con éstas, que ya forman parte del espacio de las zapatillas con las propiedades técnicas agotadas.
Si todo va correctamente -de hecho, he observado en mis últimos entrenos que no he perdido demasiado la forma- a partir del miércoles comenzaré a trabajar para la Medio Maratón de Baza, incluyendo series en esta ocasión y alternando los rodajes rápidos con los suaves. Asimismo, habrá una día a la semana dedicado a la técnica de carrera y las cuestas y mucho estiramiento y sesiones de masaje con el Compex. También habrá una par de visitas al fisio.
El placer de correr normalmente se alcanza corriendo sin pretensiones, pero no todo puede ser placer en la vida del corredor. Sin duda, las sesiones de calidad son imprescindibles si queremos mejorar y correr con más solvencia.
Espero que contéis algo quienes estuvisteis en Loja, que mañana trataré de localizaros - a quien conozca o reconozca- en el suplemento que viene entregando Ideal cada martes pos competición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...