martes, 9 de noviembre de 2010

EL NEPOTISMO IMPARABLE O CÓMO ASALTAR LA FUNCIÓN PÚBLICA

Sería interesante hacer un estudio de cómo esta gente de la Junta de Andalucía se ha ido adueñando del sistema profesional de acceso a la función pública. Se trata, sin duda, de un trabajo continuado que copiaron de sus mayores en el gobierno del Estado, que desde su llegada al poder en 1982 -más en concreto, desde que aprobaron la Ley de Medidas Urgentes para la Reforma de la Función Pública de 1984- no han hecho otra cosa que introducir a los suyos en las distintas Administraciones Públicas por la vía de los hechos consumados y utilizando todo tipo de tácticas: desde la designación política de Directores Generales hasta la contratación de personal eventual y, posteriormente, la torticera e interesada utilización de la libre designación, que para colmo es un sistema de provisión de puestos de trabajo. En este último caso, al menos, se exige ser funcionario de carrera, y no dudo de que en algunos supuestos la libre designación haya sido acertada, pero en otros muchos casos ha servido para hacer plazas a la medida del funcionario o funcionaria propuesto. También fueron los iniciadores de las empresas públicas y fundaciones.
No obstante, en la Junta de Andalucía han rizado el rizo de manera bestial, inicialmente, con medidas puntuales que posibilitaron que muchos interinos -los pata negra les llamaban. Muchos de ellos acólitos suyos- pudieran acceder con el paso de los años a la función pública tras sumarles méritos múltiples. Hubo casos en los que el interino llegaba a jubilarse y aún no había sacado su plaza. Plazas que eran interinas, pero jamás cubiertas por personal funcionario que iba accediendo a través de una oposición legal. Lógicamente las opciones para gente de la calle eran menores al tiempo que si incumplía lo que las leyes de función pública establecían para el interino: ocupar la plaza mientras no hubiera titular. En todo caso una solución muy puntual.
Además, en la Junta de Andalucía han utilizado múltiples procesos para ofrecerles trabajo a sus acólitos. Uno de los más jugosos y mejor pagados ha sido la designación de Delegados Provinciales de las distintas Consejerías. En muchos casos, el Delegado propuesto cuenta con un puesto de trabajo -casi siempre peor pagado- y obtiene con su nombramiento unos privilegios jamás soñados en su puesto anterior: coche y chófer, dietas, viajes, comidas, alta productividad y un excelente sueldo...y claro, el cambio siempre es más favorable. Pero en otros casos -muchos- el Delegado o Delegada no posee trabajo alguno y, de la noche a la mañana, se encuentra con una cuantiosa nómina -incluso la productividad que cobra quintuplica a la del empleado público profesional- y todos los privilegios que antes describía. En estos casos el cambio de situación era totalmente espectacular. Incluso proveyeron mecanismos de acceso para que casi todo acólito pudiera ser Delegado Provincial: tener una licenciatura en cualquier disciplina o bien haber sido concejal de algún lugar, por pequeño fuere. Es decir, se atinaba en la mayoría de los casos. Con esta estrategia, al mismo tiempo que se ofrecía un trabajo bien remunerado sin oposición ni problemas de acceso se controlaba la Delegación en cuestión.
Posteriormente, conocedores de que no había suficientes puestos para todos comenzaron a crear las empresas públicas y fundaciones -que sumultaneaban con la contratación de personal eventual y nombramientos de Delegados Provinciales, Directores Generales, Secretarios Generales y un largo etcétera-. Es probable que al principio -muy al principio- algunas cabezas pensantes dentro del seno del PSOE y de la Administración andaluza, planearan la necesidad de crear empresas públicas para fines más o menos lógicos y honestos (por ejemplo si hay que limpiar el margen de un río es defendible que se cree una empresa pública o bien para atender asuntos como la asistencia sanitaria urgente por la dificultad y rigidez del horario, aunque eso no significa que no sea necesario poner en marchar el sistema legal de acceso a la función pública que sigue siéndola), pero una vez advertidas las múltiples ventajas de crear empresas públicas y el poco control de los órganos fiscalizadores existentes, se fueron creando por cientos y ya no con el fin de desarrollar una labor especializada sino con el único fin de que fuera el nicho de nuevo empleo para afiliados, exalcaldes, exconcejales, exdiputados y muchos ex, hasta exmujeres, exmaridos, excuñados, en fin, todos los ex que se le pueda ocurrir al atento lector entraban en las empresas públicas. Ahora a la mayoría de esa gente la quieren hacer fijar por medio del Decreto-Ley 5/2010. E incluso, muchos de ellos ya son fijos porque les han sacado concursos a su medida y ya son laborales fijos. Algunos de ellos están ahora como Delegados Provinciales, ganado aún más.
Hablamos tan sólo del caso de la Junta de Andalucía, pero en Diputaciones y Ayuntamientos la sangría ha sido bestial. Por ejemplo, un chico de mi pueblo, sin formación ni inquietudes, que desde pequeño pertenece a las Juventudes Socialistas y es contratado para trabajar en la sede del PSOE, acaba de empleado público en Diputación como personal laboral. Ahora es asesor de su grupo provincial, además de concejal. Sigue sin haber pisado la universidad pero le han asegurado un puesto de por vida.
Mientras tanto, miles de chicos y chicas andaluces se rompen la crisma a diario para estudiar, agotan los recursos económicos de sus padres haciendo másteres inútiles y, como mucho, acabarán poniendo copas en un bar o archivando legajos en un sucio y oscuro sótano cobrando al mes no más de 600 €, luego ¿no estamos, entonces, ante una dictadura y un nepotismo bestial?
Jóvenes y suficientemente enchufados como es el caso de un conocido político granadino que sin oficio llegó a las más altas cúspides de las instituciones y, finalmente, le buscaron un retiro genialmente retribuido. Ahora es su hijo el que comienza a ocupar cargos.
No sé si hay jóvenes que lean este blog -seguro que sí- pero si lo hacen o lo hacen sus padres les doy un consejo: que estudien inglés, que cojan las maletas y se vayan de esta región enferma. Para no volver o, en todo caso, volver como los turrones, sólo en Navidad. Os aconsejo.

5 comentarios:

  1. No domino mucho el tema de la Administración Andaluza, pero si reconozco todo lo que explica Jose Antonio,pues lo he vivido y comprobado personalmente.
    Soy afiliado y representante de CCOO en la Administración General del Estado (AGE). Ya he leido el acuerdo que ha firmado con la Junta de Andalucía mi sindicato y UGT.
    Creo que a parte de la falta de oportunidad, tenían que haberlo hablado con las bases sindicales (los afiliados y afiliadas), y desde luego con los demás sindicatos en buena lid, para llegar a una plataforma conjunta.
    No creo que esté todo perdido, de hecho el acuerdo reconoce que hay y habrá negociación sobre los reglamentos que desarrollen este Decreto, aqui de nuevo se saltan a los demás sindicatos, a salvo de lo dispuesto en el EBEP, y esto les irrita sobremanera, es normal. También veo que se resalta la voluntariedad en los posibles cambios, tanto de laborales como de funcionarios, pero esto me gusta menos pues todo indica que se va a crear una especie de Administración paralela, que no tiene ningun sentido.
    Dicho esto, creo que esos otros sindicatos a la vista de la situación que tan negramente describen, pueden y deben realizar todo tipo de actuaciones frente a este Decreto, inclusive contra el Acuerdo firmado por CCOO y UGT, incluida la Huelga General en el ámbito andaluz, estan legitimados. Reconozco la metedura de pata de mi sindicato, no obstante me gustaría saber que piensa el funcionariado andaluz, vosotros que os movéis entre ellos y ellas, los funcionarios y laborales. Yo cuando hablo con los míos de la AGE se me caen los palos del sombrajo... La gente sabe mejor la alieación del Barça o del Madrid, que lo que esta pasando en su Ministerio, su Consejería o Autonomía...o en España.
    Esto es una cuestión que me preocupa y mucho, y es la ignorancia supina de todos los funcionarios sobre temas que le competen, y por tanto su "predisposición" a que los manipulen, a formular argumentos a base de frases hechas (me acuerdo de la Huelga General), frases que ven y oyen en la tele a la hora de comer, o despues del partido, el "Salvame", o el "Gran Hermano". Acabo de introducir otro debate, disculpas.

    J.Antonio, gracias por tu blog, me gustan los comentarios de tus seguidores.

    ResponderEliminar
  2. No domino mucho el tema de la Administración Andaluza, pero si reconozco todo lo que explica Jose Antonio,pues lo he vivido y comprobado personalmente.
    Soy afiliado y representante de CCOO en la Administración General del Estado (AGE). Ya he leido el acuerdo que ha firmado con la Junta de Andalucía mi sindicato y UGT.
    Creo que a parte de la falta de oportunidad, tenían que haberlo hablado con las bases sindicales (los afiliados y afiliadas), y desde luego con los demás sindicatos en buena lid, para llegar a una plataforma conjunta.
    No creo que esté todo perdido, de hecho el acuerdo reconoce que hay y habrá negociación sobre los reglamentos que desarrollen este Decreto, aqui de nuevo se saltan a los demás sindicatos, a salvo de lo dispuesto en el EBEP, y esto les irrita sobremanera, es normal. También veo que se resalta la voluntariedad en los posibles cambios, tanto de laborales como de funcionarios, pero esto me gusta menos pues todo indica que se va a crear una especie de Administración paralela, que no tiene ningun sentido.
    Dicho esto, creo que esos otros sindicatos a la vista de la situación que tan negramente describen, pueden y deben realizar todo tipo de actuaciones frente a este Decreto, inclusive contra el Acuerdo firmado por CCOO y UGT, incluida la Huelga General en el ámbito andaluz, estan legitimados. Reconozco la metedura de pata de mi sindicato, no obstante me gustaría saber que piensa el funcionariado andaluz, vosotros que os movéis entre ellos y ellas, los funcionarios y laborales. Yo cuando hablo con los míos de la AGE se me caen los palos del sombrajo... La gente sabe mejor la alieación del Barça o del Madrid, que lo que esta pasando en su Ministerio, su Consejería o Autonomía...o en España.
    Esto es una cuestión que me preocupa y mucho, y es la ignorancia supina de todos los funcionarios sobre temas que le competen, y por tanto su "predisposición" a que los manipulen, a formular argumentos a base de frases hechas (me acuerdo de la Huelga General), frases que ven y oyen en la tele a la hora de comer, o despues del partido, el "Salvame", o el "Gran Hermano". Acabo de introducir otro debate, disculpas.

    J.Antonio, gracias por tu blog, me gustan los comentarios de tus seguidores.

    ResponderEliminar
  3. MARIA DOLORES GUARDIA CALDERÓN9 de noviembre de 2010, 10:43

    Hace muy poquito tiempo descubrí este espacio tan interesante de Jose Antonio y sus seguidores y despertó mucho interés en mí.
    A partir de ahí leo todo pero nunca me atreví a opinar porque no estoy a vuestra altura en conocimiento.
    Hoy he decidido escribir porque estoy impresionada de todo lo que la Junta de Andalucía pretende hacer por medio del Decreto-Ley 5/2010.
    A mí me faltan palabras para ponerle un nombre a esta barbaridad y a la misma vez me desmotiva en mi esfuerzo por conseguir una plaza de funcionaria y sin apadrinamiento.
    Supongo que como yo, mis compañeros de academia y multitud de jóvenes y no tan jóvenes que tenemos esa ilusión; una ilusión que se empeña en convertirnos en ilusos.
    Creo que lo único que puedo aportar es hacer conocedores a todos los que me rodean de lo que intenta hacer la Junta de Andalucía por una parte, y por la otra seguir estudiando y animar a mis compañeros a que también lo hagan, pues como dicen los mayores: "el saber no ocupa lugar".
    Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  4. Yo estoy trabajando en una de estas empresas públicas, de ninguna forma conozco a nadie ni soy ex de nada, he entrado como "empresa privada" (financiada por la Junta) que es (hasta ahora), mediante mi demostración de trabajo, trabajando en ella de externo, y mediante mi currículum y entrevista personal. Soy informático y en mi trabajo NO REALIZO FUNCIONES PUBLICAS. Al pasar a agencia pública, ni mucho menos seré personal laboral fijo, ni siquiera personal laboral de la Junta, seré (si sigue adelante el decreto) personal laboral de la agencia, para todo lo demás tendría que sacarme una oposición.
    Entonces, donde está el truco?. Según mi opinión, mientras en mi "empresa privada" tenemos un convenio con un sueldo estipulado, es intocable, por convenio. Al conjunto de empleados públicos ya se le ha recortado la nómina, a nosotros no, solución, agencia pública, seríamos una especie de empleados públicos.
    No veo el beneficio hacia nosotros, seguiremos siendo prescindibles, en cualquier momento nos pueden echar, y cobraremos menos. Eso si no nos vamos a la calle con la que se está montando.
    Espero que comprendais este punto de vista, el punto de vista de un trabajador.

    ResponderEliminar
  5. que haya politicos en puestos de responsabilidad politica ( delegados etc) es lo correcto y lo democratico, los funcionarios tienen que trabajar, si trabajar, para la administracion , no intentar gobernala. quien gestiona la administracion es el poder politico emanado de las urnas, ergo, la democracia, el gobierno de los notables tan preparados funcionarios se asemeja a antiguas formas no democraticas de gobernanza. Se crean empresas publicas por que con los funcionarios es imposible sacar proyectos adelante, asi de simple. un funcionario es una ineficiencia en un sistema economico, todos dependemos de los resultados menos la casta funcionarial que solo les falta heredar puestos a hijos. eso si , aprobaron un examen, sacrosanta oposicion para luego querer decidir donde va una partida presupuestaria. es curioso la mayoria tienen sanidad privada pagada por todos y hay no les atienden funcionarios sino trabajadores normales y eso no parece molestarles. los que defendemos lo publico no podemos seguir tolerando los privilegios de la casta funcionari. El politico responde antes los ciudadanos en las elecciones , ¿ ante quien responde el funcionario ?

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...