jueves, 4 de marzo de 2010

UN FIEL COMPAÑERO DE VIAJE



Una imagen del programa Sport Track, que es más completo que el de Garmin.

Una imagen del programa de Garmin, algo más incompleto que el Sport Track, pero más completo en cuanto a gráficos. Yo utilizo ambos de forma simultánea.

Quienes no tengáis un GPS para correr, os lo aconsejo abiertamente. Porque todo cambia en la vida del corredor con este aparato, siempre que sea utilizado con la mesura y sensatez conveniente.
Veamos si soy capaz de explicarlo con la palabra escrita.
Yo como corredor he estado la mayor parte del tiempo -hasta hace mes y medio- corriendo sin este aparato y he experimentado las mejores sensaciones y nada he echado de menos.
Sin embargo, adolecía de cierto vacío informativo si en algún tramo me veía con fuerzas y apretaba y no podía saber a qué media corría; o por si el contrario me sorprendía cogiendo las florecillas del borde del camino. Asimismo, si entraba por caminos no explorados o que no hubiera podido medir con el coche, perdía la cuenta de los kilómetros recorridos y los por recorrer. Y, claro, esa falta de datos hacían algo incompleto mi entrenamiento, sin que ello significara que no acabara con la satisfacción placentera de haber corrido con buenas sensaciones.
Ahora que lo tengo, me resultaría casi imposible prescindir del Garmin Forerunner. De ahí que lo aconseje descaradamente.
Y lo aconsejo porque con este aparato programas mucho mejor los entrenamientos.
Si optas por un rodaje rápido, el aparato posibilitará controlar para no subir de los 4,30 el mil, por ejemplo. Pero si lo que queremos es todo lo contrario, es decir, no bajar en ningún momento de 5,00 el mil, gracias al aparato cumplirás el cometido.
Si lo que queremos es hacer fartlek, gracias al GPS podremos hacer intervalos dentro de la carrera al ritmo que nos propongamos (es decir, podamos). E, igualmente, ocurrirá con las series.
Pero de todo, lo más espectacular es poder analizar tu entrenamiento en la pantalla del ordenador recién duchado, mientras te tomas una verde bien fría y vas saboreando los tiempos medios, el kilómetro más rápido, el más lento, dónde te detuviste para abrocharte la zapa..todo eso es posible porque en la pantalla del ordenador -como veis en las fotos- se configura automáticamente el dibujo de la ruta hecha para poder controlar milimétricamente los puntos kilométricos, tiempos, ritmos cardiacos, altitud, latitud. Además se podrá comprobar la temperatura, el tipo de clima durante el entrenamiento, el ritmo medio, el ritmo más bajo, el ritmo cardiaco medio, los kilómetros acumulados por semanas, meses o años y un largo etcétera.Y como opciones configurables, se pueden introducir elementos tan importantes como la zapa utilizada -muy importante para calcular los kilómetros de la misma- el equipo empleado y notas libres para indicar lo que te venga en gana (sensaciones, anécdotas...). En fin, un mundo inagotable de datos.
Particularmente yo he optado por la función de parada automática en carrera. Es decir, si me detengo a abrocharme la zapa o a hacer pis, no tengo que preocuparme por detener el crono, ya que lo hace de forma automática. E igualmente, cuando emprendo la carrera el aparato vuelve a ponerse en marcha.
Muchas ventajas y casi ningún inconveniente, ya que es un aparato de funcionamiento muy intuitivo. Tan sólo hay que estar pendiente de tenerlo bien cargado -se carga en el propio ordenador o en la red eléctrica- para que no se desconecte en mitad de la carrera por mor de la baja carga de la batería -algo que ya he experimentado-. Lo aconsejable es dejarlo conectado al ordenador un buen rato tras descargar el entrenamiento del día. El mismo aparato indica que la carta ya está finalizada.
Yo, casi siempre, salgo a correr sólo, pero desde que cuento con este aparatejo pareciera que fuera acompañado. Un fiel amigo, que se adapta a tu horario y ritmo y no discute la ruta que propongas (por cierto, hoy le he propuesto hacer 16,5 kms y no le he visto ni una mínima mueca de contrariedad: tiene espíritu democrático).
Que s pedir.
¡Ah!, por cierto, no soy delegado comercial de Garmin, aunque en esta entrada lo pareciera.

1 comentario:

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...