lunes, 13 de febrero de 2012

CINE: EL ÁRBOL DE LA VIDA (USA, 2011)

Comenzaré a hablar de esta película con una recomendación que normalmente se deja para el final. Y mi recomendación no será otra que me abstendré de recomendarla o no recomendarla. Ante este tipo de películas no me atrevo a valorar nada, porque tampoco sé si lo que he visto me ha gustado a mi mismo o no. 
No, no estoy perdiendo el juicio. Lo que ocurre es que estamos ante un tipo de película de esas que uno podría ver a regañadientes para luego alardear de cinéfilo; o sencillamente, estamos ante un tipo de película de la que es muy difícil hablar nada y uno prefiere dejarlo al albedrío personal de cada uno y de su forma de entender el cine. También podría darse el caso de tratarse de una película que un espectador podría abandonar en cualquier momento; o, por el contrario, tratarse de un tipo de película que un espectador podría visionar dos y más veces. 
Es todo tan extraño y tan complejo. Me explico. Uno lee el casting, las buenísimas críticas y la avalancha de premios y nominaciones y sugestionado por todo esto no le queda más escapatoria que verla. Ninguna película que protagonicen Brad Pitt y Sean Penn puede ser excesivamente mediocre, así que te lanzas a verla, pero ¿qué te encuentras? No sabría explicarlo. 
Tan sólo puedo decir de lo que opino personalmente al verla, que en absoluto tiene que coincidir con otras opiniones. Hay poesía visual. Hay una excelente fotografía. Hay una asfixiante gravedad en el mensaje. Hay tanta humanidad..., tanta profundidad. Se diseccionan tantos aspectos de nuestra infancia... - de cualquier infancia- Pero no sabría decir nada más.
Verla o no, eso lo dejo al albedrío y a la forma de concebir el cine que tenga cada uno.        

3 comentarios:

  1. Iré a verla , seguro que es una gran peli, y más si la fotografía es excelente. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de terminar de ver la película y mi opinión es.....
    creo que debo volver a verla de nuevo, esta vez con papel y lápiz para tomar notas... eso sí la fotografía y música excelentes.
    SaludoSS.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LA MADUREZ DEL ESCRITOR INDIE

Es común que quienes dedicamos gran parte de nuestro tiempo libre a escribir (porque no somos profesionales y hay que compartirlo con un...