viernes, 5 de junio de 2009

UNA CASA REAL SENCILLA Y AUSTERA


Aplaudamos con fuerza a la reina porque ha tomado un vuelo de bajo coste entre Madrid y Londres. Aplaudamos también a "doñaleticiarepublicana" porque en dos actos ha llevado el mismo vestido. Y aplaudamos sobradamente al heredero porque se preocupó por una súbdita que sufrió un mareo mientras esperaba que saliera de la plaza de Las Ventas, donde acababa de asistir a una nueva vergonzosa aniquilación de un animal (que asco de país que sigue pensando que su fiesta nacional es exterminar animales con el beneplácito de la casa real y otras autoridades de lustre). En fin, que hemos de aplaudir esos actos de sencillez, de contacto con el pueblo plebeyo, es decir, todo ese cinismo que brota de los fontaneros de la casa real con el beneplácito de sus titulares.
Toda una maquiavélica serie de acciones que en tiempos de crisis se llevan a cabo para aparentar que la monarquía también es sensible con la crisis y, de camino, poner en solfa el uso de un avión oficial por parte del presidente más republicano de los habidos hasta ahora -algo de lo que discrepo profundamente (a lo del avión me refiero), porque se trata de poner al servicio del miembro de un partido un medio público, por muy presidente que sea ese miembro del partido-.
Y, claro, el español de a pie ha de admitir que los miembros de la casa son gente sencilla, consecuente, solidaria, austera. Dios, qué cinismo.

10 comentarios:

  1. José Antonio:

    Una entrada que nos dejas, con la que coincido al 101 %.

    Está claro que en época de crisis, los "reales" tienen que ejercitar posturas de solidaridad (publicitaria) y nula austeridad.
    Si quieren predicar con el ejemplo, pues lo vuelvo a repetir, que venga Felipe VI y nos muestre su declaración de la renta (me da igual si la X está situada en la opción de la casilla pro-Rouco) y ya de camino (y con un pequeño esfuerzo) nos enseña el último recibo de la hipoteca de su humilde vivienda.
    Seguro que él y la Leti están hasta el cuello de tanto gasto y no llegan a fin de mes.

    Lo del avión que tomó la reina, pues más de lo mismo. Un intento publicitario para hacernos ver que ellos también están en "crisis". Seguro que el próximo mes suspenden las vacaciones a Mallorca y sobre todo, reducen sus participaciones en ese deporte barato y de masas llamado "navegación con veleros".

    Sobre los toros, pues me parece tan patético este tema tan sangrante que, quizás algún día la historia refleje la vergüenza de esta barbarie en una sociedad de lujo y que encima, se cree moderna y evolucionada.
    En Cataluña, están a punto de debatir una proposición popular para derogar las corridas de toros. Ya veremos.

    ¿ En verdad Zapatero es republicano?
    El pasado septiembre estuve en la caseta del PSOE en el Zaidín. Llevaba mi bandera republicana y curiosamente, la mayoría me felicitaba por ello. Eso sí, los militantes socialistas (conozco unos cuantos) decían que ellos, no se atrevían a portarla, por si acaso. Están jugando entre dos aguas.

    Una reflexión:
    Si Aznar tiene 50 escoltas a su disposición, ¿ cuántos escoltas tiene la "casa real" ?
    Haciendo cuentas, a mí me salen más de MIL. Son unos 20 miembros, multiplicados por 50 escoltas (como mínimo) = 1.000
    Por supuesto que, todos estos sueldos y gastos no salen de los presupuestos de la Casa del rey, ya que quien los paga es el Ministerio del Interior.
    Nadie dice nada.

    Saludos republicanos. Toni Sagrel.

    P.D.: el PSOE hablando de medio ambiente y haciendo lo contrario a todo lo que predica. Dice NO a los trasvases (el Ebro, por ejemplo) pero sí se atreve con un río mucho más pequeñito, el río Castril.
    Dice que cerrará las centrales nucleares, pero prorroga durante DIEZ años la de Garoña.
    Mañana, cuando pierdan las pseudo-elecciones europeas, saldrán justificándolo todo.

    ResponderEliminar
  2. Así es Toni. Yo seguiré desde aquí y desde donde puede denunciando este abuso real - en doble sentido -. A mí me gustaría ver una monarquía expuesta a críticas, opinión y debate abierto, a ver cuánto tiempo aguanta esas embestidas, para finalmente llegar a un referéndum sobre la forma de Estado, que es lo que debería de haber habido antes de votar una constitución que nace como monárquica, sin preaviso. Si en ese referéndum libre se opta por la monarquía, seré el primero en respetarlo, pero lo que ocurre ahora es demencial, totalmente contrario a un estado que se autodenomina democrático.
    Con los toros ocurre otro tanto (la próxima entrada será un artículo que escribí en Ideal antitaurino, si es que lo encuentro). Es tanta la hipocresía que existe en este país, que presume de regular derechos animales y al mismo tiempo fomenta el más demoledor trato a un animal, con apoyo de la jefatura de estado. Bien por los catalanes, que siempre van un paso por delante, pese a quien pese.(¡ Dios mio, si lo que debería de hacer es irme de este país de hipócritas ¡)
    Decía lo de Zapatero como el más republicano, no porque esté defendiendo esta opción de gobierno, sino porque es el único que ha hecho alguna alusión a la República y, claro, eso a la casa real no le gusta.
    Lo del Río Castril, si llega a hacerse me parecería la lapidación del PSOE en la provincia de Granada; igual que si hace lo del parque del Milenio.
    Saludos republicanos.

    ResponderEliminar
  3. José Antonio, en lo único que discrepo contigo es respecto a las corridas de toros, pero no creas no soy muy "apretado" con esto del toreo, me pasa como con el fútbol.

    Respecto a esta pasión que compartimos como es el correr, envidio (sano, como siempre) esas buenas sensaciones que tienes después de unos días de parón forzoso. Yo dejo de correr unos días, y se me disparan las pulsaciones.
    Espero que vayas a la Ragüa, suerte amigo.

    ResponderEliminar
  4. ¡ Cachis Paco lo de los toros ! jeje.
    Pues la verdad es que yo mismo me sorprendo cuando dejándolo unos días, vuelvo a correr y compruebo que me encuentro muy bien.
    Creo que comentaste que no ibas a la Ragua..lástima. Yo estoy inscrito y espero ir. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Aunque en el fondo y conciencia estoy de acuerdo contigo, no es un tema el de la Casa Real que me parezca relevante. Son tantas las barbaridades que se cometen en este país...

    Como con los toros. Alguna vez fui a la plaza y la agonía del toro pudo con la emoción del arte (que la hay) Por tanto, no voy a la plaza. Pero nada más.

    Uf. Estoy reblandecido, me temo :-(

    ResponderEliminar
  6. Lo de los toros me produce indignación. Pero en otros países supuestamente civilizados apalean focas y leones marinos como deporte, bañando de sangre los mares. Es un acontecimiento anual en Dinamarca. Y hay más casos. Luego, es un tema de la propia humanidad, creo.Pero, insisto, lo de los toros me asquea y, a diferencia de Jesús, no puedo apreciar el arte si con la muerte de un animal miles de personas rugen y se enfervorizan, por no hablar de los honorarios de esos señores toreros.
    Entre toreros, "empresarios de hostolería" (Gutis, Medinas y Nietos), rapaces políticas, casa real, etc etc... ¿quién dijo crisis?

    Espero que sigas ilusionado con la Ragua!

    ResponderEliminar
  7. Alter, celebro que esa conciencia se sume a la trivialidad de tener una casa real hoy día. Pero respeto las prioridades de cada uno, claro que sí.
    Lo de los toros es un anacronismo más sangrante -sin metáfora alguna-que el anterior. Yo jamás quise ir a una plaza ni creo que vaya nunca, a no ser que sea Metallica quien allí actúe, jeje.

    Javi, espero que los monarcas daneses no asistan al espectáculo de matar focas y leones marinos, como sí acuden aquí al espectáculo de matar toros.
    En cuanto a la Ragua, más que ilusión temor.jeje,pero también algo de ilusión, por supuesto. De lo contrario cómo subir esa pared del final de la prueba.
    Con la suida de ayer al Torreón me muestro algo más optimista. A ver.

    ResponderEliminar
  8. José Antonio:

    Puedes comprobar como tratar el tema sobre la monarquía escuece bastante; sobre todo en los ámbitos más conservadores y rancios de nuestra sociedad, aunque también los hay "progres" que la justifican con excusas un poco pueriles.
    Un amigo me dijo que antes de ver a Aznar como hipotético Presidente de una República, prefería que continuaran los Borbones. Yo le dije que, si queremos ser una verdadera democracia debemos de actuar como tal, y por supuesto elegir a todos nuestros mandatarios, incluído el Jefe del Estado.
    Además, Aznar no estaria más de 4 ó 5 años si fuese elegido. Los "otros", están a perpetuidad, ya sean buenos o malos.

    Quienes justifican la monarquía con países como Reino Unido, Suecia, Holanda, Bélgica, etc., desconocen que allí sus reyes no fueron impuestos por ningún dictador.
    En todo caso, la cuestión básica es la elección democrática. Y no nos vale excusarnos en unos países avanzados (como los ya citados) en contraposición a Repúblicas dictatoriales (que son la antítesis a los ideales que defendemos los republicanos españoles).
    Todavía hay mucha ignorancia sobre el tema. Y sobre todo, y por desgracia, en la gente joven.

    Ya se sabe que la ignorancia es un paso para la felicidad. Y cuantos más ignorantes seamos los españoles, más felices serán "nuestros" borbones.

    Sobre los toros, pues te diré que he visto (en directo) más de una corrida, aunque hace ya muchísimo tiempo de ello. Cuando reflexionaba sobre lo que había presenciado, me daba cuenta de la gran barbarie que se había cometido.
    Si al menos, las corridas de toros se plantearan como en Portugal (sin sangre ni muerte para el animal), pues todavía podríamos (en su caso) plantearnos la cuestión. Pero matar por matar y con muchos millones de por medio, es volver a la época negra de los romanos, con Calígula y Nerón de por medio.

    Saludos republicanos. Toni Sagrel.

    P.D.: muy buenas tus intervenciones en mi último post.
    Cómo anda el patio.

    ResponderEliminar
  9. Gracias Toni. Algunos comentarios escritos en tu última entrada, me parecen de una irracionalidad y demagogia de escándalo y era obligatorio afilar la pluma. El mayor disparate lo he leído de un tal Manuel Ortuz, al que ya he contestado.
    Lo que me molesta de esos comentarios es la hipocresía utilizada para argumentar sentimientos monárquicos. Es como si pretendieran justificarse. Y, al contrario, no hay que justificarse, tan sólo defender las ideas. Si se es monárquico pues se dice y se defiende y si se es republicano, pues igual. Falta sinceridad.
    ¡ Vaya pollo que has líado con la entrada ! jeje.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...