domingo, 29 de marzo de 2009

UNA CARRERA PARA NO OLVIDAR



Son los momentos agónicos -o felices- de llegada
a las instalaciones de Carranque (Foto gentileza de Ana)

Probablemente el título más sensato sería el resultante de eliminar el adverbio de negación. Pero hay que ser optimista.
Hay carreras en las que sacas un par de conclusiones y otras en las que no sacas ninguna. Pero de todas, incluso de las más insulsas y básicas, se aprende algo. Como he aprendido de ésta.
Todos sabemos que un gran sacrificio conlleva un gran descanso. El sacrificio fue palpable durante los meses anteriores al Maratón de Sevilla. Concluí la prueba, aproximadamente, en el tiempo previsto, pero no deseé correr ni en la semana siguiente, ni en posterior, ni tan siquiera en la tercera semana. Tan sólo realicé la prueba de Loja, que es corta y la hice con bastante tranquilidad.
Sin embargo, comencé a correr el día 18 de marzo, a razón de no más de 11 ó 12 kilómetros diarios, una media de tres a cuatro días semanales. Y así ha sido también en la semana inmediatamente anterior a la Media Maratón de Málaga.
No entrenar por encima de los 15 kilómetros en alguna de las salidas sabía que pasaría factura para una prueba de 21 kilómetros, pero hoy he de decir que no han existido consecuencias demasiado nocivas.
He podido hacer esos 21 kilómetros sin demasiados problemas, pero no he podido o no he sabido ir al ritmo de los primeros 1o kilómetros -en torno a los 4,15 el mil-.
Precisamente superados esos iniciales diez kilómetros la fuerza bajó considerablemente, situación ésta que manifiesta claramente el nivel de entrenamiento de los últimos días. De manera que desde ese punto kilométrico hasta el 21 he pretendido vivir de las rentas. Pobres rentas, desde luego, pero suficientes para alcanzar la meta sin demasiados problemas.
Ante la pronunciada falta de ritmo, comprendí inmediatamente que lo más aconsejable era adaptar éste a las circunstancias. Y éstas han consistido en perder en torno a los 6 ó 7 en los restantes 11 kilómetros.
Pero no es algo que me haya importado en absoluto, ya que estaba completamente meditado y razonado.
Decía al principio que es una carrera para no olvidar. Entre otras cosas por la adquisición de una lección, que no por mucho conocer se convierte en menos importante: el correr siempre es menor de edad.
Daremos todo lo que podamos dar en competición, pero no existiendo una base de entrenamientos programados y adecuados, los resultado serán pobres, con independencia de que en el pasado nos sonriera la marca.
Es ésta una gran lección.
La otra consiste en saber encontrar momentos para sufrir y encontrar momentos para renunciar a ese sufrimiento. Y hoy renuncié a ese sufrimiento. Pero he de decir que renuncié a él por el simple hecho de no saber cómo sufrir ante la falta de energía. De manera que te llegas a preguntar si es posible perder forma en un el plazo de un mes.
En principio, cuando sales de la preparación de un maratón adaptas el organismo para asumir una importante carga de kilómetros pero, por lo general, no lo adaptas a la velocidad, a no ser que el plan de entrenamiento incluya series o repeticiones. Así que acabado ese monumental esfuerzo podría ser un momento idóneo para afinar el cuerpo. Y si eso no se hace, acudes a las pruebas con lo puesto, como suelo decir.
No obstante, sabía que mi rendimiento hoy no iba a ser otro. En la anterior entrada dije que no estaba para bajar de 1,37 y me he quedado en 1,37 y unos segundos, aunque con malas sensaciones que sí es algo más inquietante.
La mejora tendrá que llegar a partir de ahora, pero llegará si nos ponemos mano a la obra.

En otro orden de cosas, esta mañana de domingo hemos disfrutado de una idónea climatología en la capital de la Costa del Sol, a pesar de que malos y buenos agoreros pronosticaban lluvia. Sufrimos algunas rachas de aire en la zona de la costa, cerca de la Malagueta, pero nada importante.
Un buen ambiente, desde luego, como es habitual en esta prueba, si bien percibí ausencia de algunos detalles, que omitiéndolos podrían convertir a la Media de Málaga en una de las más importantes del país. En mi opinión, ha faltada una mejor señalización - a excepción de los dos últimos kilómetros-, ausencia de esponjas en los avituallamientos, y algún producto sólido - plátanos, por ejemplo- en la llegada. La camiseta técnica incluida en la bolsa del corredor, excelente.
Y de lo mejor, la buena compañía en la ruta de Mario y Gregorio y poder encontrarnos con un montón de amigos del grupo de Las Verdes: Antonio, Javi, Víctor, José Manuel y compañeros de mi club Esquí Caja Rural de Atletismo. Jesús Lens se encontraba en Segovia corriendo la Media Maratón de esa ciudad, entre cuestas y frío. Además pudimos saludar a amigos de este blog como es el caso de Pedro García Carrasco, que se ha desplazado desde el norte de la provincia de Almería. No corrió, tal y como anunció, Paco Montoro, si bien Mario comentó que le vió entre el público en el Paseo Marítimo.
Con la llegada de la primavera, existe un avispero de pruebas de todos los tipos. Las más inmediatas son cortas, como son el caso de Santa Fé o Huétor Tájar, entre otras, por lo que sería un buen momento para cosechar todo el fondo obtenido y comenzar a adquirir más velocidad que permita acabar estas pruebas con mejores sensaciones. Dicho queda.

13 comentarios:

  1. ¡Pensé que nos veríamos luego para comer! Bueno, hoy ha sido un visto y no visto. En cuanto a la carrera, qué decirte. Yo he sufrido muchísimo y también soy optimista, a pesar de hacer más de 3 minutos sobre mi mejor marca. Hice 1h 28, con malas sensaciones. Pero la parte positiva es que desde el principio (viendo que no era el día, que no tenía fuerzas, que estaba como vacío, y es que ya me voy conociendo) he asumido lo que tocaba: acabar lo más dignamente posible, renunciando desde el comienzo a atacar mi marca, porque simplemente no había más. Sin duda, ya llegarán mejores sensaciones, porque estamos cansados, hemos trabajado duro, hemos corrido un Maratón y debemos respetar nuestro cuerpo.

    Haces bien en verlo así,porque no hay que obsesionarse. Ahora, más que nunca, me gusta correr. Quiero disfrutar, quiero salir a correr porque deseo hacerlo y no porque me tocan series para mejorar un puto minuto.

    SALUDOS

    ResponderEliminar
  2. Es nórmal: salimos de un duro correctivo para el organismo. Pero yo creo que eso es lógico y porque estamos hechos de órganos y músculos no siempre vamos a estar bien. Pero lo importante es continuar en esto.
    Me ha gustado tu forma de ver las cosas: hay que disfrutar con esto.
    No me quedé porque no venía Mati. En otra ocasión lo organizamos mejor. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. La experiencia que tienes te permite en todo momento sacar conclusiones y propósitos de mejora, a pesar de que tu filosofía está en correr por disfrutar y no por ganar.

    Pasaste el gran bache, corriste esa maratón con un tiempo dignísimo y te has presentado a unas oposiciones sin haber estudiado, tan sólo repasando los apuntes.

    Dicen que para competir tras una carrera hay que multiplicar por 10 los kilómetros y realizar ese rodaje. Tendrías que haber entrenado 420 kilómetros para estar en condiciones óptimas. Te has quedado cortísimo en eso pero hoy has dado la talla.

    Un gran día pues compartir contigo tanto un rato de charla como un rato corriendo es todo un placer.

    Ahora a por esas series medio serias, que vienen tanto buen tiempo como buenos encuentros.

    ResponderEliminar
  4. gracias jose antonio por esta cronica tan magnifica, la mañana era agradable para correr, no pude saludarte personalmente pues casi llegamos por los pelos , salude a victor, javi y antonio ya terminada la prueba. yo por cierto bati mi mejor marca en cinco minutos termine en 1:42:13 y con muy buenas sensaciones, esperamos quitarle algun minutillo en la proxima. saludos roberto

    ResponderEliminar
  5. A Roberto: te vi cuando dimos el giro final, allá por el kilómetro 15 ó 16 y comprobé que ibas bastante bien. Mis máximas felicitaciones. Bajar 5 minutos es una auténtica barbaridad.

    ResponderEliminar
  6. Gregorio, lo que te comentaba en el coche: el día que hagas series en serio, jeje. ¡ te has salido hoy !

    Roberto me alegro enormemente de tu progresión. Poca gente conozco tan volcada como tú en este deporte. Estás recogiendo los frutos de tu trabajo. Gracias por tus palabras.

    ResponderEliminar
  7. creo que nuestra base es mantener una forma. Yo estoy contento con esta media, volviendo a repetir tiempo de media sobre el 1.35 a 1.36, pero acabe muy entero, y creo que iba mu bien.

    ResponderEliminar
  8. ¡¡ Ya me gustaría tener a mi malas sensaciones o no haber entrenado lo suficiente y hacer vuestros tiempos!!, el profesionalismo se instala en Las Verdes, jajaja, el ganador hizo tan buen tiempo porque se temía una ofensiva de Las Verdes, jajaja.
    Al final vi a Victor, Javi, Antonio y Mario que ya estaban descansadísimos.
    Yo, Aleandro en mi línea bajando 1h y 45 m., aunque después de leer tú entrada tampoco me agobia (aunque nunca me agobio el tiempo), viendo que no entreno mucho y que lo hago a mi aire.
    La Media, muy buena aunque es verdad que se echa de menos un avituallamiento solido y aquarius, así como un recuerdo que siempre hace (por lo menos a mí)mucho ilusión.
    Ahora ya me toca centrarme en los 101 en mtb, con salidas fuertes el Sábado por la mañana, (unos 60 km.), por si alguien de Las Verdes se quiere apuntar.
    Enhorabuena, porque cada día estais mejor y además es un disfrute encontrarse con vosotros en las carreras.
    Aleandro.

    ResponderEliminar
  9. A mí lo que me sorprende es el daño que hace una Maratón. Ayer, en Segovia, debería haber hecho mucho mejor tiempo. Que no me quejo, pero me faltaba punch.

    No creo que haya perdido la forma, sólo que ésta está camuflada entre cansancio muscular y demás.

    Lo importante es no rendirse y seguir corriendo. Ya llegarán tiempos mejores. Aunque mi carrera segoviana me dejó un sabor de boca excelente, por ser un recorrido duro, pero rpecioso, por mitad de una ciudad monumental volcada con los corredores.

    Lo malo,,, que otro año sin Málaga.

    ResponderEliminar
  10. José Antonio, que claro lo tienes; y que gusto da hablar contigo aunque sólo sea un instante; me alegró, bastante verte, al igual que ver al bueno de Gregorio, y conocer a Javi y Víctor, y sí, esto es sin duda la cosecha y el recuerdo que me va a quedar de la Media de Málaga. En cuanto a la carrera que ha quedado bien aprendido, precisamente eso que haces mención, de que no basta con haber llegado a un nivel de forma para afrontar la larga distancia, si no se entrena en consecuencia. No fuí capaz de cogerle el compás en ningún instante. Cuanto que aprender!

    ResponderEliminar
  11. Opiniones coincidentes entre casi todos los que corrimos Sevilla. En mi caso salí rápido, incluso adelanté al globo del 1:25 y corrí por delante de él hasta el km 7, pero pronto me noté falto de chispa para poder mantener ritmo. Luego pasé unos kms simpáticos acompañado por Antonio y Javi, hasta les apreté cuando me dieron alcance pero en el 14 se me fueron y ya no era capaz de bajar de 4:20 los miles. Al final 1:29, contento aunque sé que tuve al alcance el 1:27. En fin, hay que ir recuperando fuerza poco a poco.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Mario, como te dije, yo te ví muy bien cuando me pasaste raudo a la altura del kilómetro 11. Estuve a punto de decirte que me escribieras cuando llegaras, jeje. Buena progresión la tuya.

    Aleandro, ¡ Qué no nos vimos ! Pero ya te estás acercando peligrosamente ¡ eso está bien ! Saludos.

    Alter: Tu 1,38 en SEgovio es más meritorio que ese tiempo - mi tiempo casi- en Málaga. Las cuestas, el frío.
    Yo creo que ibas dopado de cochinillo, jeje, ¡Enhorabuena a ti y a Rocio por su debut!

    Pedro: Para mí también fue un placer charlar unos minutos. Me hablaste maravillas de la Trail de Cabo de Gata. A ver si el año que viene... Saludos.

    Victor: Para lo que has entrenado hicíste un tiempo magnífico, sobre todo para un triatleta, jeje.
    Lo del dorsal tuvo mala pata, pero lo importante es correr. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

LIBRO: LOS MEJORES POEMAS DEL XXV PREMIOS DE POESÍA DE TARIFA

Hoy al llegar a casa, me encontré en el buzón este pequeño y precioso libro que recoge los mejores poemas de los XXV Premios de Poesía ...