domingo, 12 de octubre de 2008

NADA ES COMO NOS HACEN CREER EN MATERIA DE INMIGRACIÓN


Tengo la casi certera sospecha que nada de lo que se dice oficialmente en materia de inmigración es como nos lo cuentan.
Por motivos no graves, esta tarde acompañaba a un familiar al servicio de urgencias de un hospital. Se trata de uno de esos hospitales concertados que ofrecen una atención pública sobre todo a mutualistas de distintos sectores de la función pública española, principalmente.
Resulta que la médica que atendía el servicio de pediatría era extranjera y su acento -y su aspecto- así lo indicaba. No sabría decir si era inglesa o, tal vez, de la Europa del Este porque no fue con ella con la que tuvimos un contacto directo. Sin embargo, si lo tuvimos con un joven doctor argentino, que con su fuerte acento nos atendía. De manera que comencé a reflexionar sobre algunos aspectos relacionados con la inmigración, que no nos suelen contar nuestros políticos o los agentes sociales y empresariales en los medios de comunicación.
Según el gobierno, hay sectores laborales que no admiten a día de hoy la entrada de inmigrantes (legales, claro), tales como la construcción y otros sectores en crisis. Sin embargo, existen sectores en los que se aconseja sean cubiertos con trabajadores de otros países, principalmente, sectores profesionales como la medicina, algo que constaté esta misma tarde.
Sin embargo -y ahí surgen mis dudas-, cada día aparecen datos sobre la necesidad que tienen algunos facultativos españoles recién salidos de la facultad de emigrar a otros países como Portugal, Inglaterra o Irlanda, entre otros, ante la falta de oportunidades en España, luego ¿qué está pasando realmente ? La conclusión a la que llegaba al salir del hospital no era otra que esos dos doctores extranjeros - uno que nos atendió y la otra que vimos llamando a pacientes- cubren plazas que doctores españoles no quieren cubrir por estar mal pagadas y sobrexplotadas en cuanto a horario -de hecho, al doctor argentino el cansancio le era perceptible-.
La realidad no es como la ofrecen en estadísticas oficiales. La realidad en la calle es otra muy distinta. Nuestros gobernantes -presumo- guardan datos que la población debería conocer y mientras eso no ocurra las diferencias entre esa realidad y la mostrada en papel provocarán una fuerte fractura, que probablemente sea social, principalmente, ahora en tiempos de crisis.
Por otra parte, el paro galopante que está sufriendo España ha provocado el aumento de jornaleros españoles que buscan un salario digno en las vides francesas, al tiempo que se sigue insistiendo que es necesaria mano de obra extranjera en el campo español. Lógicamente sin datos no es posible discutir todo este complejo contrasentido. Por tanto, insisto en la idea de que la mayor obligación que tiene el gobernante español es aclarar a la población algo que le confunde.
Hace poco publicaba en Ideal un artículo referente a la cuestión de la inmigración, a raíz de la propuesta del PSOE, partido en el poder central, de posibilitar en las elecciones municipales de 2.011 que extranjeros de determinados países puedan votar y ser elegidos en estas elecciones (es decir, que tengan la posibilidad de optar al sufragio activo y pasivo), algo que claramente choca con el artículo 13 de la Constitución española, que deberá ser reformado si se sigue apostando por esta medida. Y no sé por qué - y así lo decía en el artículo- sospecho que existe una lazo sólido entre los datos no aportados sobre la inmigración y esa medida de carácter electoralista. De hecho, las nacionalidades elegidas para ese sufragio universal coinciden con las más numerosos en nuestro país (marroquíes y muchos países sudamericanos, al parecer, muy inclinadas hacia el partido en el gobierno). Sí ese lazo existe en la realidad, lógicamente, se tendrá que conocer más tarde o más temprano.

23 comentarios:

  1. Esto es de locos. Importamos profesionales porque hay demanda para cubrir determinados puestos. Luego resulta que para dichos puestos tenemos que exportar compatriotas porque no encuentran trabajo.

    ¿No será un modo camuflado de reactivar la economía? De la manera que lo hacen, los aviones tienen trabajo de sobra llevando y trayendo gente que podría estar trabajando en su lugar de origen.

    O tal vez, en España se pague mal y vengan inmigrantes de países menos desarrollados a cubrir puestos encontrándose ellos así acogidos a buenos sueldos (comparando con sus orígenes) y nuestros compatriotas que han estado muchísimos años estudiando tengan que salir a buscar un buen sueldo que compense esos años de sacrificio.

    Que conste que soy un pez en economía, en política y en sociología. Dejo ahí lo que pienso, que seguro que será rebatido por alguien que sí entienda de estos temas.

    ResponderEliminar
  2. Gregorio, a todos no extrañan esos datos, porque resulta que no es lo que se ve en la realidad de la calle.
    Es una secuencia lógica que en España trabaje y viva gente de otros países, igual de lógica que españoles vivan y trabajen fuera. Lo que quizás no cuadre es ese desaguisado al que nos referimos.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta tu entrada y coincido con nuestro amigo Gregorio que esto es de locos.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Paco, creo que en asuntos tan importantes como éste el gobernante debería de ofrece todos los datos. A todos nos afectan estos asuntos tan transcendentales.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo en la inmigración y el mestizaje. Pero digo yo que, entonces, ¿para qué están los sindicatos? Porque yo entiendo que la Patronal siempre quiera ahorrar y haga su especial ingeniería laboral para ello. Pero debería haber sindicatos fuertes que lo impidieran ¿o no? Sin hablar de las Inspecciones de Trabajo...

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo Alter. Los sindicatos han perdido gran parte de su papel y la patronal sólo busca que sus afiliados ganen dinero como sea, ¿ y el Estado ? Cada día más débil y poco vigilante.

    ResponderEliminar
  7. Me parece que en España en general y en Andalucía en particular no sobran licenciados en medicina, más bien todo lo contrario, por lo que, incluso, se aboga por bajar la nota de acceso a medicina. Cosa distinta sucede con las diplomaturas de enfermería, donde si existe sobreoferta de diplomados.
    Lo de las condiciones laborales de los facultativos, es verdad, son en ocasiones draconianas con jornadas y guardias interminables. De los sindicatos, como ya sabeis, están adormecidos, será necesario que el PP gane las elecciones para que hagan de nuevo manifas por los temas más variopintos e insospechados, quién sabe incluso pueden reaparecer movimientos como el nunca mais, o el sindicato de estudiantes.
    En cuanto a lo de la posibilidad de que voten los inmigrantes, es hasta cierto punto muy lógica, trabajan, viven aquí, pagan los impuestos, cómo no se les va a dejar decidir, estaríamos reproduciendo los esquemas medievales con el tercer estado. Ahora bien, la iniciatica del PSOE es electoralista, sabe que en el corto plazo cuenta con esos votos, y digo en el corto plazo porque en muchos estados, como Francia y otros estados europeos, los inmigrantes votan a partidos conservadores e incluso de extrema derecha de los que propugnan lo del bote está lleno. Especialmente las poblaciones magrebies.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Infrecuente pero elocuente tu intervención amigo, jeje.
    Bueno, en serio. Comparto gran parte de lo que dices. Por partes, no seré yo el que niegue que los extranjeros puedan votar en nuestro país, sobre todo si trabajan y pagan impuestos, ahora bien, que esa medida se establezca de forma natural pero no por la vía electoralista, que en circulos del PSOE, ni siquiera se ha negado.
    Y sobre el asunto de los sindicatos. Estamos de acuerdo: están dormidos, o a lo mejor, cómodos con las subvenciones y demás; o es posible que estén totalmente institucionalizados y se comporten como entes dormidos. Que gane el PP y salgan a la calle? Lo dudo. Con el PP estuvieron cómodos y bien atendidos. Es más, las grandes huelgas se las han hecho al PSOE, por ejemplo, la huelga general de 1988 y la gran huelga de la Función Pública, e unos años después, si bien no recuerdo bien el año.
    Gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar
  9. Es siempre un placer José Antonio

    ResponderEliminar
  10. Esa reflexión también me la hice yo este verano cuando acompañé a Nuria al hospital. Todo el personal era extranjero, lo que directamente me llevó a pensar que cubrían plazas, que sustituían.
    Ahora bien, lo más relevante de todo esto es la indiferencia sindicalista, como bien indicáis. Ésos médicos y enfermeros trabajan muchas horas y doblan turnos; lo sé de primera mano.
    La intervención de Antonio es rotunda y convincente, tengo que reconocerlo.

    En otro orden, el Death Magnetic no me ofrece nada, sólo buenos riffs como los de antaño, pero se pierden en temas elaborados de más de 6 minutos que ya no saben hacer; los veo sin frescura, repetitivos, predecibles, y la voz de James Hetfield está ya para echarse a llorar. Es lo peor de Metallica, creo. Antonio tiene el recopilatorio doom que tiene que entregarte.
    Un abrazo (espero que la lesión esté ok)

    ResponderEliminar
  11. Está claro que existe una gran desregulación del mercado laboral. Y cuando afecta a cuestiones tan delicadas como la sanidad es normal que los ciudadanos nos hagamos preguntas. Lo importante, creo yo, no es que los médicos sean extranjeros o no sino que esos horarios que les obligan a desempeñar no acaben por afectar a la sanidad. Pero, claro, se ve que a los facultativos españoles les pagan mejor fuera y trabajan menos horas.
    En cuanto a Metallica, ya digo, es un grupo al que me asomo desde hace poco tiempo, por lo que no gozo del privilegio de comparar con sus trabajos anteriores. Pero, sinceramente, a mí este trabajo me gusta. Me gusta el sonido METALLICA. Gracías Javi, seguro que disfrutaré con ese Domm. Nos vemos el domingo.

    ResponderEliminar
  12. Ahora bien: eso de que gane el PP para que los sindicatos se echen a la calle... jajaja. Afirmar una relación directa entre el Nunca Mais y el gobierno de Aznar...

    ResponderEliminar
  13. La hija de mi compañero de trabajo, con más de 8.5 de nota media entre bachillerato y selectividad, para poder estudiar medicina se ha tenido que ir a Cádis, así no es cierto que esté aumentando el número de plazas en las facultades de Medicina.
    El SAS ya ha comenzado con las restricciones de contratación de facultativos y demás personal, como enfermeros, auxiliares, etc. Y hace tan solo un par de años se les hacía contratos por horas a los médicos, que no tenían derecho ni a subsidio por desempleo.
    Los especialistas que se traen, se les admite sin conocer sus cualidades, pues algunos paises expiden títulos como si fuesen churros, así que ojo en manos de quien nos ponemos para que nos curen.
    Respecto a que los inmigrantes voten si trabajan y cotizan aquí, me parece justo, siempre y cuando nosotros podamos hacerlo de igual modo en sus paises de origen.
    José Antonio, ¿has dicho que al PSOE le han hecho menos huelgas que al PP?....imagino que estás de broma!!....acaso ya has olvidado a los "titiriteros" contra la guerra de Irak, lo del Prestige, etc

    ResponderEliminar
  14. Yo creo que Abel tiene una autorizada opinión sobre el asunto de la medicina porque lo ve día a día. Curiosamente coíncide con lo que yo sospechaba. Por cierto Abel, yo venía a decir que paradójicamente el PSOE ha sido más víctimas de huelgas que el PP. Por ejemplo, aquella salvaje huelga general del 88 y otra enorme en Función Pública. No sé por qué pero el PP siempre ha entendido mejor - o les ha dado más - a los sindicatos. Pero eso sí, el PP siempre ha sido más víctima de movimientos más políticos que sindicales, será porque la izquierda está mejor organizada, no sé.

    ResponderEliminar
  15. Buena entrada Jose Antonio.
    La precariedad a la que se ve sometida el personal del SAS día a día lo vivo en casa. Jornadas interminables por no sustituir la baja de algunos compañeros, teléfonos que suenan en tu día de descanso diciendote si puedes ir a cubrir la noche, etc.. aquí mi santa podría escribir una novela. Respecto a la fuga de profesionales al extranjero es lo mas normal del mundo ¿os haceis una idea de lo que gana un médico en Portugal? el que no lo sepa le aseguro que ni se lo imagina y además no tiene que hacer el MIR para conseguir la plaza por no hablar del respecto que se le tiene allí a los profesionales. Creo que la precariedad laboral a la que se somete al personal sanitario no radica solo en el salario y en los horarios a los que son sometidos sino también en el trato recibido por los usuarios que va intimante ligado con la falta de educación y respecto que recorre hoy día nuestro pais.

    ResponderEliminar
  16. Llego tan tarde a este tema tan interesante que sólo me queda identificarme con alguna de las opiniones. Todas son sabrosas y aunque van en la misma línea, aportan cosas diferentes. Me quedo con la de Abel. Con su denuncia de la espiral de deterioro en que parece haber entrado la situación laboral de los médicos que ¡por supuesto! repercute en la sanidad que nos prestan (son personas de carne y hueso, José Antonio). Con sus recelos razonables hacia la cualificación de los profesionales llegados de otros países. Con su argumento para cuestionar el voto inmigrante (además de que la motivación electoralista ya lo pone bajo sospecha, la reciprocidad me parece también clave en toda esta historia). Hala, un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  17. entiendo por Abel que es lamentable que sea la misma administración quien busque el contrato basura y quizas la poca cualificación, y como siempre de ejemplo a la cabeza la junta de chaves y zarrias, ¿donde estan los sindicatos que sí en la comunidad de madrid se tiran a por deguello por esperanza por un caso de ética médica?.

    ResponderEliminar
  18. Por lo que leo a Onio, a Manolo y Mario, además de lo leído a todos vosotros, me ratifico en el hecho de nada es como nos cuentan tampoco en sanidad.
    A ver, a mi no me preocupa tanto que existan médicos de otras nacionalidades, sino no entender qué está pasando en un país donde tanto papanata político miente que habla. Que se maltrata a los médicos, pues que se diga, que cobran más en otros países, que se diga también, pero por favor, que no nos engañen dándonos a entender que tenemos una medicina ejemplar y resulta que no hay forma de sostener este tínglado. Mario, lo de Chaves y Zarrias es cinimos.

    ResponderEliminar
  19. Impresionante reflexión la de Onio. 100% de acuerdo.

    ResponderEliminar
  20. He pasado por Madrid la semana pasada y, los inmigrantes ocupan todo aquello que desechamos los nativos hispánicos.
    Por supuesto que, los primeros acogedores de "inmigrantes" (quita-empleos) son aquellos que visten de uniforme de temporada, que visitan a diario "el corte inglés" y disPPonen de una cartera de largo recorrido.

    No existen cafeterías, ni restaurantes, ni jardineros, ni empleadas del hogar, ni empresas de limpieza y construcción que no estén repletas y saturadas de esos inmigrantes.

    "Ellos trabajan por 12 (horas) y después, sólo cobran por 4 ó por 6".

    Y encima ¡ nos quejamos !

    Salud. Alfa79

    ResponderEliminar
  21. Hay que acoge a quienes vienen a trabajar y sobre todo a trabajar más horas y cobrar menos. Esa es la realidad. A veces me da la sensación que los españoles nos hemos olvidado de nuestro pasado.

    ResponderEliminar
  22. Supongo que nadie en su sano juicio está en contra de que gente de fuera venga a trabajar desde fuera buscando un futuro mejor. Aunque no deja de ser algo surrealista que mientras las plazas de médicos y enfermeros sean cubiertas por extranjeros, los profesionales españoles tengan que irse a Portugal o Inglaterra.

    Creo que nadie se sorprende porque los hospitales y clínicas privados busquen el máximo beneficio a costa de sueldos mínimos y disposición máxima (otra cosa es que nos parezca bien). Quizá muchos tampoco se extrañen de la apatía de los sindicatos (están muy cómodos pastando en el erario público).

    En cuanto al voto de los emigrantes, creo que la clave de la cuestión no es si los emigrantes (por cierto no todos vienen a limpiarnos la caca y cobrar una miseria y ser explotados por los aviesos y opulentos españoles) tienen derecho a votar o no, sino cual es al verdadera intención de la propuesta. En cuanto a que voten, siempre que paguen sus impuestos estoy de acuerdo pero sin distinciones. ¿Por qué unos sí y en cambio otros?

    Gracias José Antonio por incluir un enlace a mi blog. Un saludo

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...