jueves, 16 de junio de 2011

¡NO MÁS PENALTIES, POR FAVOR!


Dani Benitez y Geijo, dos símbolos del Granada C.F.

Granada vive en un puño por mor de su equipo de fútbol, que está desatando pasiones a aficionados y a personas ajenas al fútbol. Todo esto nos lo está contando nuestro amigo Manolo Pedreira y sus compañeros de Ideal cada mañana. Y con esa pasión desmedida me desayuno cada día.
Por si hay quien no conozca esta circunstancia -aunque lo dudo ya que está dando la vuelta al país- el Granada, recién ascendido a segunda división, está a punto de tocar la gloria: volver a primera, categoría en la que estuvo durante muchos años. Pero llegaron años de peregrinaje por el desierto. Primero en segunda división, posteriormente en segunda b, e incluso, en tercera, a la que bajó por problemas económicos.
En fin, que está a noventa minutos de retornar a la mejor liga del mundo, a pesar de Canal Sur TV, centrado en sus rocios y semanassantas no está por la labor y no ha retransmitido ni un sólo partido. Mucho me gustaría comprobar qué ocurriría si el ascenso afectara al Sevilla o al Betis.
Pero la ciudad sí está desbordada. Una ciudad bella, peculiar, distinta, atractiva para propios y extraños y sabedora de que su equipo de baloncesto ya no estará en la ACB, una ciudad que sueña con qye lo esté su equipo de fútbol, pero...nos hemos atascado en los penalties.
Contra el Celta -al que al final se le pudo vencer, precisamente, en la tanda de penalties- el bueno de Dani Benitez -que hoy me ha sorprendido gratamente en una entrevista aparecido en Ideal, e incluso, me estoy pensando en hacer un artículo, por su carácter excepcional-, gran jugador, carne de primera división, un zurdo como pocos, falló dos penalties en el partido, ejecutando uno decisivo en la tanda final. Lo que me sorprendió de su acción es ese carácter de encarar un tercer penalty a pesar de haber fallado los dos anteriores. De ahí que la entrevista de hoy y su forma de ver las cosas me hayan aclarado mucho de su peculiar personalidad.
Hoy ha tocado jugar con el Elche, en mi opinión, un equipo con mucho oficio, pero con menor calidad que el Granada. Dos postes y un penalty -¡cómo no!, fallado por partida doble - se hubo de repetir- por el bueno de Abel, con cuyo padre tuve una amena conversación hace unos días acerca de la etapa surrealista del jugador en el Steaua de Bucarest.
Sin duda, el Granada es un gran equipo, con un perfil de primera división, pero no encuentra el camino del gol desde los nueve metros, una metáfora del sufrimiento -doy fe porque he visto a gente llorar en un bar de mi barrio donde suelo ver los partidos-.
Queda el partido del Elche ante un equipo -ya digo- con mucho oficio e historia y con un estadio con más del doble de capacidad que el Nuevo Los Cármenes, con casi cuarenta mil aficionados. Es decir, un infierno.
Sin embargo, el equipo local jugará con más presión y el Granada es capaz de ganar allí sin ningún problema pero, por favor, que no haya penalties.

1 comentario:

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...