jueves, 5 de noviembre de 2009

EN LA MUERTE DE UN GRAN LITERATO



Como todos sabemos ha muerto Francisco Ayala. Literato de raza, que siempre estuvo propuesto para el Nobel, pero ya sabemos los caprichos últimos del premio sueco. Cultivaba el teatro, la poesía, la novela y el ensayo.
Francisco Ayala era granadino. De pura cepa. A pesar de que ha estado gran parte de su dilatada vida exiliado exterior e interiormente en distintos lugares del mundo, principalmente, en varios países americanos. Pero finalmente, con la llegada de la democracia, volvió a España.
Siendo, como era, letrado de las Cortes republicanas tuvo que tomar partido y el suyo no era el vencedor. La aniquilación de la intelectualidad por el franquismo no supo distinguir porque de haberlo hecho, hubieran reparado en que Francisco Ayala era un militante de la humanidad, por encima de las ideas políticas.
Yo nunca leí nada de Ayala, más allá de algún artículo aparecido en prensa, pero me gustaban las ideas que exponía en las múltiples entrevista que le hacían.
El día de su muerte pude ver algunas de esas entrevistas hechas unos años antes y volvieron a sorprenderme sus respuestas frescas y honestas. Era proverbial en sus conceptos y muy coherente en sus afirmaciones.
Por tanto, ahora tiene más sentido que nunca leer los libros del granadino, debiendo ser obligatorio comenzar con "Muertes de perro".

4 comentarios:

  1. Una gran pérdida desde que vi que cumplió cien años he seguido de su vida todo lo que he podido, para mí que siempre me ha interesado lo literario era un desconocido.

    La mejor forma de seguir su obra tanto en círculo de lectores como en librería es adquieriendo su obra completa de la que ya se han publicado DOS TOMOS de ocho o nueve que creo que son y aquí en Jaén siguen a la venta, editados por Galaxia Gutenberg.

    Yo esos dos los saqué por el círculo, pero como son editados por Galaxia gutenberg también los tienen las librerías.

    Un saludos.

    ResponderEliminar
  2. Ayala, a pesar de no haber leído nada de el (algunos artículos si)lo admiraba. Lo que habrá visto ese ilustre hombre a lo largo de su vida.
    También era un enamorado del cine, a publicado un libro sobre el septimo arte.
    Aplaudo tu homenaje.

    ResponderEliminar
  3. Desde luego ha sido una gran pérdida para la cultura española. Tan sólo he leído "Historia de macacos". Me gustó aunque creo que no es una obra fundamental en su literatura.

    También puede leer o verlo en alguna entrevista, y me pareció un hombre que transmitía sabiduría y sencillez. Ojalá que su muerte, por lo menos sirva para que conozcamos un poco mejor su obra y su pensamiento.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Sin tu comentario, todo esto tiene mucho menos sentido. Es cómo escribir en el desierto.

EL CUENTO DE NAVIDAD

 Desde que aquel británico de nombre Charles y apellido Dickens nos deleitara con su Canción de Navidad , muchos autores han querido se...