sábado, 29 de septiembre de 2018

ACTUALIZACIÓN DE MI PROCESO CREATIVO

Cada poco tiempo suelo hacer una actualización sobre los proyectos en los que estoy trabajando y el estado de cada uno de ellos. Comienzo por el proyecto más acabado y termino por el más incipiente. Voy a ello: 

PROYECTOS A PLAZO CORTO Y MEDIO

'ME IRÉ CON EL PRIMER VIENTO' (POEMARIO)

Se trata de un proyecto totalmente acabado. Sin embargo, es de difícil publicación, a no ser que opte por la autoedición. Lo envíe a varios editoriales e, incluso, obtuvo un informe de lectura muy favorable, pero solo me ofrecieron coedición, toda vez que la poesía se vende poco y más si tu nombre no suena como poeta (y ni tan siquiera así). He tenido otras opciones y podría publicarlo de manera tradicional, pero no me interesa por tres motivos: 1) No deseo ceder los derechos del poemario ni que pongan un precio imposible a un libro que no llegará ni a las cien páginas, ya que quiero que sea divulgativo y para eso ha de ser muy económico. 2) No llegaría a demasiadas librerías. Sin embargo, publicando en Amazon llegaría a todos los lugares, aunque eso no sea sinónimo de ventas.


X QUERÍA CORRER (NOVELA CORTA)

Se trata de mi primera novela, corta en este caso. En este momento está técnicamente acabada. Los tres lectores 0 a la que se la entregué ya han hecho su trabajo y falta ir viendo sus sugerencias. Dos de ellas ya están asumidas: Equis no será Equis, sino X, con el símbolo, en la línea de algunos de los personajes de Kafka, como bien me sugirió un lector 0 y que era como estaba en la redacción inicial (¡ay el instinto!); y Con no será Con, porque el acortamiento del nombre de Conchi, se podría confundir en ocasiones con la preposición, por lo tanto habrá otro nombre en sus dos versiones también: nombre largo y corto, que se utiliza en distintas fases de la novela. Tras el trabajo de los lectores 0 y el mío posterior, irá a un corrector profesional. Lo que no sé aún es cómo se publicará, pero casi descarto ya la edición tradicional, por varios motivos también: no se trata de una novela con un género que ahora se entienda como muy publicable o publicable y enviadla a una editorial y esperar su respuesta puede ser desesperante. Por tanto, con casi total seguridad también conocerá la vía de la autoedición, en la plataforma de Amazon probablemente. 



REFLEXIONES Y POEMAS NOCTURNOS DE UN CORREDOR    (POEMARIO Y REFLEXIONES EN TORNO A CORRER)   

Es un proyecto que está bastante avanzado, pero detenido por ahora, toda vez que es muy similar al poemario (aunque no igual) y sería saturar demasiado mis publicaciones en la calle. Esperará su momento, sobre todo porque es un producto que es minoritario



TÚ PUEDES CORRER UN MARATÓN (QUÉ HICE PARAR CORRER MI PRIMER MARATON)

Se podría considerar como un libro práctico, pero en absoluto es un manual. Está en la línea de Tú puedes correr, pero enfocado al maratón y basado en mi propia experiencia como maratoniano y, en particular, en la experiencia que me llevó a correr mi primer maratón de Madrid. El trabajo del poemario y, sobre todo, X quería correr, han hecho que lleve algún tiempo sin trabajar en él, pero la idea es retomarlo cuanto antes. Está en un 30 % aproximadamente. Será una publicación solo digital para Amazon. 







PROYECTOS A PLAZO LARGO  

'DONDE LOS HOMBRES ÍNTEGROS' (NOVELA)

Es uno de los proyectos más antiguos, pero es una novela larga (actualmente creo que está ya en las ochenta mil palabras, aproximadamente) y hasta no hace mucho no he sabido qué terminación le daría. Considero que la trama es consistente y la definición de los personajes, aunque hay que trabajarlos mucho aún, está más o menos conseguida, aún queda mucho por pulir en este proyecto. No podría hablar de plazos en absoluto, pero sí que será una realidad algún día porque es un proyecto en el que he trabajado mucho y me ilusiona acabar.

'UN MENSAJE DESCONOCIDO'

A pesar de tratarse de una novela corta también, como el caso de X..., se trata de un proyecto con una trama compleja, sobre todo, por la trama que quiero que posea. Es la continuación de mi relato corto publicado en Conversación en la taberna... de igual título. No sé sí ese título continuará o no. En todo caso, es un proyecto arriesgado y ambicioso, que al necesitar documentación, no estimo que esté terminada en un plazo corto ni mucho menos. He de decir que me divierto mucho escribiendo esta novela, que si no recuerdo mal está ya en cerca de las 30 000 palabras. 

'DOS CIUDADES ÍBERAS'  

Se trata de un proyecto tan indiciario que no me atrevería aún ni a llamarlo proyecto. Está la idea y las primeras páginas y tengo la trama ya más o menos clara, pero se trataría de una novela histórica con datos reales y ficción, por lo que necesita mucha documentación. Lo importante es que conozco bien los enclaves donde se desarrollaría la novela y eso siempre ayuda. 
   


domingo, 23 de septiembre de 2018

PERCEPCIÓN DEL FRACASO

Con ocasión de una reflexión en mi muro de Facebook de Antoine de Flové sobre el fracaso, consideré que es un asunto que da para un buen puñado de palabras, qué digo puñado, una novela río si hiciera falta, porque ¿qué no ha movido al mundo con más dinamismo que el fracaso? O al menos la percepción de él.
Pero, ¿qué es el fracaso? Me pregunto. De Flové dice que debe ser tu amigo, como la muerte. O sea, si es posible, el amigo con el que te vas de cañas y con el que te ríes de cualquier musaraña que pasa cerca, que es lo que hacen los buenos amigos cuando no tienen nada serio de qué hablar. Dicho así no suena tan terrible, pero puede serlo. No obstante, con el tiempo he llegado a considerar muy seriamente que el fracaso no existe sino la idea o percepción que tengamos de él, porque ¿qué es en realidad fracasar? No, no es fácil definir el concepto. 
Es posible que existan tantos conceptos de fracaso como de personas en el mundo. Para una persona que desee atesorar una fortuna antes de morir, fracasar será no atesorarla sino tener tan solo  lo suficiente para vivir, pero para una persona que desee tener lo suficiente para vivir, el fracaso se le representará como no tener lo suficiente. Más ejemplos: 
Resultado de imagen de FRACASO
Para un maratoniano de élite, fracasar será no correr la final olímpica de la especialidad, mientras que para un corredor aficionado, fracasar será no haber corrido jamás un maratón popular. Podríamos escribir aquí sobre millones de ejemplos, pero no creo que sea necesario. Sin embargo, este tipo de fracaso o percepción del mismo es más del tipo exterior, es decir, de algo que queramos conseguir de puertas afuera. Pero hay otro fracaso interior, el que puede llegar a sentir cualquier persona que considere que no ha hecho con su vida lo que deseaba hacer, sin necesidad de atesorar una fortuna o correr un maratón. Ese tipo de fracaso, al ser más interior, es mucho más difícil de captar, sobre todo porque se vive en el fuero interno, si bien podría proyectarse hacia el exterior fácilmente. Y ahí entra otro elemento fundamental: la percepción que tengamos de las cosas, incluso, la percepción que tengamos del fracaso mismo. Triunfar o no hacerlo en lo que sea que se emprenda puede considerarse fracaso o no, todo depende del nivel de autoexigencia que tengamos y de la idea que tengamos del triunfo en sí. 
Dicho todo esto, lo fundamental es cómo interpretemos esa percepción. Una percepción integral de algo, con toda seguridad, nos llevará a sentirnos fracasados. Me explico. Una persona que desee que su libro, su coche, su forma de ser, su físico o lo que sea, guste a todo el mundo, con toda seguridad se sentirá fracasada o parcialmente fracasada si alguien manifiesta que no le gusta; por contra, alguien que considere que es imposible que sus cosas gusten a todo el mundo, jamás se sentirá fracasada, sencillamente, interpretará como es debido, sin que una opinión o varias le hagan sentir fracasado. Si lo pensamos bien, en esta última frase está la clave de todo: en la percepción de las cosas que puedan considerarse fracaso o no. De hecho, yo no me sentiré fracasado si esta entrada no gusta a todo el mundo, diré, tan solo, que a alguien no le ha gustado. Tampoco consideraré que sea un éxito si le ha gustado a alguien. Ahí debe radicar el equilibro. Creo yo.      

viernes, 21 de septiembre de 2018

CINE: FERDINAND (EE.UU, 2017)

Ferdinand El director de la conocida serie Ice Age, Carlos Saldanha, nos regala una película animada magnífica, no tanto porque se trate de una obra maestra, sino por la temática elegida. Se trata de Ferdinand, que rebota de un corto de ocho minutos de Walt Disney producido en 1938, que obviamente por la época que era no se pudo emitir en la España franquista, por lo que había mucho interés en que llegara a este reino tauromaquio que hace del asesinato de animales en una plaza su fiesta grande.  
Ferdinand es una película amable, a pesar de la ardua y polémica temática que trata. Hay tristeza -porque triste es siempre toda temática que tiene como fondo la muerte de una animal-, pero también mucha vitalidad y alegría. La técnica ya más que asentada -no es nada nuevo, desde luego- consistente en la personalización de los animales consigue que el espectador conozca por dentro el antes, el ahora y el después de la fiesta. E, incluso, muestra con maestría, a mi entender, el engaño en el que incurre el toro al considerar que su destino es batirse en duelo en una plaza llena de gente. Está claro que 'engaño' como metáfora que se traslada a lo que el mundo taurino quiere hacer ver al espectador, sobre todo al no taurino. En la vida real no es así, porque el toro, que sepamos, no conoce su destino, pero todos sabemos cuál es su fin y el sufrimiento al que se somete a estos pobres animales.
Sin embargo, Ferdinand, el protagonista, es diferente. De aspecto bravo y criado en el aprecio, el respeto y el amor de una familia, y enamorado como está del campo, cae en una cruel encrucijada en la ciudad de Ronda, de tradición taurina, y eso lo lleva a una odisea junto a sus amigos divertida y emocionante que el espectador disfrutará. 
No obstante, lo importante no es tan solo que la película divierta y emocione sino que haya sabido transmitir bien el mensaje antitaurino, que es uno de sus fines. El cine, la literatura, la televisión y todo lo que sea multimedia hacen mucho en cuanto a hacer ver a la gente la realidad de las cosas, por lo que espero que esta película cumpla bien su misión, entre otras cosas, porque la tauromaquia, además de una salvajada ancestral, es engaño puro y duro. Una práctica oscura y gris de desalmados que no explican jamás el sufrimiento que infligen al toro y también al caballo. Solo cuentan lo que quieren contar. Por suerte, la gran mentira cada vez está más al descubierto y las nuevas generaciones no desean esa violencia y crueldad. Y ahí radica la importancia de películas como Ferdinand, contada con amabilidad y sin morbo, pero bien contada.           

EBOOK: RELATOS Y ARTÍCULOS DE VIAJES: ROTHENBURG

Si nadie le cuenta al hipotético lector nada sobre el pueblo de Rothenburg no habrá forma de imaginarlo a pesar de haber llegado...